Está en la página 1de 2

Parasito

Todos estaríamos dispuestos hacer lo que sea por nuestras familias pero creemos
quizás que hay un límite hasta donde se llegaría, pero para la familia de los Ki quizás
todo se vale, una historia diferente que nos muestra las distintas facetas que esta
familia tiene al adquirir un nuevo trabado en donde todos son compañeros, se ven
reflejadas las distintas clases sociales y como cada quien llega a tener un olor
característico que se lograra identificar, esta no es una película que se enfoca en el
sufrimiento de una familia pobre, ni la opresión o la moral que se tienen, aquí es
donde se le da un vuelco total, la frase conocida “los pobres son buenos por humildes
y los ricos malos por abusivos”, la forma en como los Park se dejan engañar de una
manera fácil que muestran la forma en la cual llegan a ser algo y nocentes, por otro
lado está la familia quien que busca distintas estrategias para engañar a esa familia,
lo que logra de esa situación es volver a sus protagonistas más interesantes con
particularidades que el espectador no se esperaría, ahí es donde vemos hasta donde
se llegaría por alcanzar la comodidad, sentir lo que un rico tiene, vivir un poco de su
propia vida, pero saber que al final todo tienen un precio y no es todo color de rosa
como lo pensaban al inicio. Con un toque de humor y sus cambios contradictorios que
en el transcurso de la película se van volviendo, capta la atención del espectador con
las ganas de conocer que el límite, los alcances que la familia Kim tendrá para tratar
de tener una mejor vida.