Está en la página 1de 8

METODOS DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE

Y EVALUACIÓN PARA MPADS

ACTIVIDAD A-1

Educación ambiental o pedagogía ambiental y la Evaluación

METODOLOGIA PARA LA ENSEÑANZA APRENDIZAJE A TRAVES DEL


HUERTO ESCOLAR COMO ESTRATEGIA DIDACTICA

Trabajo presentado por:

EDWAR TIMANÁ PATIÑO

UNIVERSIDAD POPULAR DEL CESAR

2020
INTRODUCCIÓN

Enseñar a es un reto que implica creatividad e innovación, nuevos ambientes de


aprendizaje que motiven al educando y mejoren las prácticas de enseñanza del docente. El
docente debe proponer metodologías para el aprendizaje inscritas en el contexto,
significativas en toda la comunidad educativa adoptando estrategias que mejoren la calidad
de la educación y donde el rol de cada integrante sea activo, propositivo y transformador.

La implementación de ambientes de aprendizaje como la huerta escolar es una propuesta


didáctica atractiva en los estudiantes, para el mejoramiento académico en el área cuyo
efecto pretende impactar en la conciencia ambiental de la comunidad educativa en un tema
tan neurálgico y darle continuidad en el tiempo.

Implementar estas actividades es muy útil para apoyar proyectos similares en otros
contextos. En este caso el uso del aprendizaje cooperativo en el contexto del paradigma
constructivista social transforma esquemas de conocimiento partiendo del principio “el
mejor maestro de un niño es otro niño” (Ferreiro Gravié, 2007, p. 2).

Para implementar prácticas que lleven a las pautas anteriores se debe recurrir a iniciativas
que mejoren esos procesos a través de espacios de aprendizajes donde se pueden realizar
actividades para la enseñanza de las ciencias y otras áreas, la institución mejora
académicamente y promueve espacios para el aprendizaje, proyecta de manera efectiva el
tema de contenidos en ciencias, conservación y protección del medio ambiente y se
rescatan valores y metodologías que ayudan a la participación y el trabajo colaborativo.
Pregunta de investigación:

¿Cuál es el método de enseñanza que usted considera pertinente aplicar para orientar
la problemática referente a su tema de investigación?

Respecto al cómo trabajar a nivel metodológico en los huertos escolares para poder lograr
el cumplimiento de los máximos objetivos: Encontramos que la investigación escolar, con
propuestas constructivistas, podría ser un marco de referencia en el que transitar en este
sentido. Así líneas básicas a nivel metodológico propuestas por Rivero, Martín del Pozo,
Solís y Porlán (2017) tales como una metodología basada en la investigación del alumnado,
partir de problemas que determinan una secuencia de actividades, y contar con el profesor
como facilitador de esos procesos de investigación, han sido un claro referente en nuestra
investigación.

De esta manera es posible abordar la problemática ambiental al desde el Método inductivo-


deductivo Para lograr un desarrollo determinado de lo que es tener conocimiento de cómo
cuidar el medio ambiente, ya que la mayor parte de estudiantes no han aprendido a apreciar
la naturaleza. Se aplicaría en la educación básica primaria para valorar la importancia de la
vida de ellos.

El huerto como recurso educativo supone un instrumento que permite poner en práctica un
aprendizaje activo y cooperativo basado en la resolución planificada de problemas, así
como un eficaz desarrollo de actitudes y valores encaminados a la conservación y mejora
del medio ambiente. Se presenta así, un programa de actividades seleccionadas,
organizadas y secuenciadas para los diferentes niveles educativos de la enseñanza
secundaria. Las limitaciones de espacio y tiempo, junto a las muchas posibilidades del
huerto ecológico hacen que el programa quede abierto a nuevas incorporaciones que le
vayan enriqueciendo.

Este tipo de propuestas se abordan desde un diseño metodológico de la Investigación


acción con enfoque cualitativo que se inscribe dentro del paradigma crítico social. Este tipo
de investigación beneficia el desarrollo de destrezas, la expansión de la teoría y la
resolución de problemas (Bausela Herreras, 2004).
Como plantea Bausela Herreras (2004) no solo se investiga desde la investigación-
acción -en adelante, IA- sino que es una forma de entender la enseñanza , un
proceso donde se integra la reflexión y la producción intelectual como esencia de la
actividad educativa donde lo más importante es la reflexión que el docente hace de
su propia práctica planificando y mejorando continuamente.

De acuerdo a este autor, la IA- se convierte en un proceso de evolución sistemática donde


cambia tanto el investigador como las situaciones en las que actúa, aumenta la autoestima
del maestro y refuerza su motivación. Adicionalmente se caracteriza

Por ser un proceso que se construye desde y para la práctica, mejora y transforma la
práctica desde la comprensión, los sujetos participan y se exigen en su mejoramiento, es un
proceso de investigación colaborativo en todas las fases de la investigación e implica el
análisis crítico de situaciones estructurada desde la planificación, la acción, la observación
y la reflexión crítica dejando de lado el rol de mediador pasivo entre teoría y práctica del
docente. (2004, p. 2)

En el proceso hay una evolución sistemática tanto en las situaciones en las que se actúa
como en el propio investigador. La IA se desarrolla en ciclos siguiendo unas fases que
incluyen el desarrollo de un plan de acción, la acción y su impacto sobre el contexto y la
reflexión a partir de los efectos producidos por la nueva planificación; todo este proceso
Este trabajo adopta como diseño metodológico la Investigación acción con enfoque
cualitativo que se inscribe dentro del paradigma crítico social. Este tipo de investigación
beneficia el desarrollo de destrezas, la expansión de la teoría y la resolución de problemas
(Bausela Herreras, 2004).

Como plantea Bausela Herreras (2004) no solo se investiga desde la investigación-


acción -en adelante, IA- sino que es una forma de entender la enseñanza , un
proceso donde se integra la reflexión y la producción intelectual como esencia de la
actividad educativa donde lo más importante es la reflexión que el docente hace de
su propia práctica planificando y mejorando continuamente.

De acuerdo a este autor, la IA- se convierte en un proceso de evolución sistemática donde


cambia tanto el investigador como las situaciones en las que actúa, aumenta la autoestima
del maestro y refuerza su motivación. Adicionalmente se caracteriza

Por ser un proceso que se construye desde y para la práctica, mejora y transforma la
práctica desde la comprensión, los sujetos participan y se exigen en su mejoramiento, es un
proceso de investigación colaborativo en todas las fases de la investigación e implica el
análisis crítico de situaciones estructurada desde la planificación, la acción, la observación
y la reflexión crítica dejando de lado el rol de mediador pasivo entre teoría y práctica del
docente. (2004, p. 2)

En el proceso hay una evolución sistemática tanto en las situaciones en las que se actúa
como en el propio investigador. La IA se desarrolla en ciclos siguiendo unas fases que
incluyen el desarrollo de un plan de acción, la acción y su impacto sobre el contexto y la
reflexión a partir de los efectos producidos por la nueva planificación; todo este proceso

Asi mismo El método mas pertinente en esta investigación es de tipo cualitativo donde la
reflexión es el puente que vincula al investigador y los participantes (Hernández Sampieri,
Fernández-Collado y Baptista Lucio, 2006).
Este método se fundamenta en “una perspectiva interpretativa centrada en el entendimiento
del significado de las acciones de sujetos y sus instituciones. En el proceso convergen
realidades que incluye a los participantes, el investigador mediante la interacción”
(Hernández Sampieri et al., 2006, p. 17).

El huerto escolar es multidisciplinar y se integra de diversas formas en las áreas


curriculares, desde el área de ciencias de la naturaleza, ciencias sociales, geografía e
historia, educación física, matemáticas, música, tecnología, etc.

Su gestión participativa refuerza y complementa los contenidos curriculares impartidos en


las clases y permite a los alumnos, la realización de numerosas actividades, tanto en el
propio huerto o entorno él. Las actividades están destinadas a la participación de la
comunidad educativa para transmitir sus conocimientos y experiencias además de mantener
y cuidar las instalaciones del huerto escolar

Los trabajos a realizar se harán de forma individual y grupal, pero compartiendo


informaciones, planteando dudas y reelaborando el proyecto progresivamente. En los
trabajos en grupo el alumnado instaura la organización del trabajo rotando las actividades,
siempre guiados y apoyados por los educadores que desarrollan el programa.

En esta etapa el aprendizaje viene determinado no solo por una metodología globalizadora
o estrategias que favorezcan a los alumnos aprender por ellos mismos, sino que también
viene determinado por el descubrimiento que ayuda a infundir confianza en el aprendiz y en
el carácter sistemático de las capacidades del niño para adquirir el lenguaje, y todo ello está
relacionado con el modo en el que el alumno entabla sus relaciones espaciales, temporales
o de causa-efecto (Aramburo, 2004). De igual manera, el aprendizaje en el huerto se
convierte en un proceso social en el que los alumnos/as, en comunicación con el medio y
con los otros y la gente de alrededor, y a través de iniciativas, riesgos, experiencias y
nuevas ideas van interpretando la realidad y conectado las nuevas experiencias con sus
conocimientos previos (Centro de Educación e Investigación Ambiental. 1998).

Finalmente a manera de conclusión se considera importante la implementación de nuevas e


innovadoras estrategias de enseñanza–aprendizaje que cumplan con el objetivo esencial de
la educación en Colombia como es la formación integral, acorde al contexto y a el currículo
del área y las metodologías adecuadas. Para generar experiencias significativas en las
Instituciones.

Igualmente se requiere dar un giro en la labor del educador que propicie la motivación
hacia el aprendizaje usando los recursos disponibles y nuevas metodologías como el I.A.P
que posibilite la crítica y la reflexión de los conceptos ligados al aprendizaje de las ciencias.
No hay excusa para propiciar un nuevo y revolucionario dinamismo en el aprendizaje
donde el estudiante sea el edificador de su saber y el docente un mediador y guía en el
aprendizaje

Al proponer una estrategia didáctica para la enseñanza de contenidos en el área ambiental


que incluya diferentes ambientes de aprendizaje permite una dinámica más participativa ,
colaborativa y un rendimiento académico más eficaz en el ámbito escolar de los
estudiantes. Las actividades en la huerta escolar posibilitan la participación activa de todos
los estudiantes asumiendo roles que los motivan y comprometen con las temáticas
imperativas del contexto.

BIBLIOGRAFIA

Aramburu, M. (2004).- “Jerome Seymour Bruner: de la percepción al lenguaje”, Revista


ibero-americana de educación. Nº 33/7 OEI

Bausela Herreras, E. (2004). La Docencia a través de la Investigación-acción. Revista


Iberoamericana de Educación, 35(1), 1-9. Recuperado a partir de
https://rieoei.org/RIE/article/view/2871/3815

Centro de Educación e Investigación Ambiental. (1998). Huerto escolar. Dpto. de


Educación, Universidades e Investigación y Dpto. de Ordenación del territorio, vivienda y
medio ambiente del Gobierno Vasco.

Ferreiro Gravié, R. (2007). Una visión de conjunto a una de las alternativas educativas más
impactante de los últimos años: El aprendizaje cooperativo. Revista Electrónica de
Investigación Educativa, 9(2), 1-9. Recuperado a partir de
http://redie.uabc.mx/vol9no2/contenido-ferreiro.html

Hernández Sampieri, R., Fernández-Collado, C., & Baptista Lucio, P. (2006). Metodología
de la investigación (4.a ed.). México: McGraw-Hill. Recuperado a partir de
https://investigar1.files.wordpress.com/2010/05/1033525612-mtis_sampieri_unidad_1-
1.pdf

Rivero, A., Martín del Pozo, R., Solís, E. y Porlán, R. (2017). Didáctica de las Ciencias
Experimentales en Educación Primaria. Madrid: Síntesis

También podría gustarte