Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD DEL ATLANTICO

FACULTAD DE CIENCIAS ECONOMICAS

PROGRAMA:

ADMINISTRACION DE EMPRESAS

MATERIA:

PENSAMIENTO ESTRATEGICO

DOCENTE:

ALEXANDER PERSAND BARNES

ENSAYO SOBRE LAS ESTRATEGIAS CORPORATIVAS

ESTUDIANTE:

DANIEL E. PACHECO GUZMAN

25 DE JUNIO DE 2020
INTRODUCCION

Es importante tener en cuenta que toda entidad sin importar a que se dedique, sea
grande, pequeña o mediana, siempre deberá tener en cuenta en donde está y esto implica
hacer análisis tanto interna como externamente la empresa, haciendo uso de la matriz
DOFA; hacia dónde quiere llegar, queriendo decir con esto que se debe tener una misión,
visión, principios, metas u objetivos; como va a lograr esto, es decir teniendo en cuenta un
plan estratégico que a través de qué medios, es decir todo negocio deberá tener en claro
que servicio o producto aportara a sus clientes, como se hará uso de las tecnologías
existentes beneficiándose de esto y a quienes se dirigirá está teniendo en cuenta los
distintos grupos de consumidores que hacen parte del mercado. Cada persona que hace
parte de la empresa sin importar que cargo ocupe deberá optar por tener un pensamiento
estratégico, ya que día a día se van encontrando con nuevas situaciones que los reta a
buscar soluciones rápidas y siempre se debe hacer lo correcto tomando las decisiones
correctas porque se sabe que sin planes con estructura fuerte o que no estén bien
elaborados, la posibilidad de ganar una buena posición en el mercado, se vuelve algo
escasa, la idea es desarrollar tácticas ya que siempre lo que se quiere lograr es optimizar
recursos y superar a la competencia, y esta responsabilidad de crear estrategias cae
primordialmente sobre las personas de mayor mando en la entidad. La estrategia es en sí
una planificación o pasos, que se debe tener o realizar sea a largo o corto plazo y se hace
con el finde lograr o llevar a cabo objetivos que se tengan en mente sea de manera
individual o colectiva.
ESTRATEGIAS CORPORATIVAS

Para toda empresa es importante el definir hacia donde se quiere llegar a través del
tiempo. Para esto es necesario diseñar estrategias, ya que estas son las acciones que se
llevaran a cabo para lograr los objetivos planeados; el análisis y la selección de estrategia
implican decisiones muy importantes para la empresa que requieren de un análisis
profundo. Cada empresa está comprometida a cumplir sus objetivos, y para llevarlos a
cabo es fundamental la elaboración de una estrategia corporativa.
La estrategia corporativa tiene una gran visión de la empresa, se encarga de estudiar y
analizar la situación de la empresa para tomar decisiones sobre el posicionamiento de la
empresa y hacia donde pretende llegar, cuáles son sus competidores entre muchas otras
cosas.
La estrategia corporativa busca que la compañía pueda crear valor, así como también
busca lograr un mejor desempeño en los recursos financieros, esto es posible a través de
una alta coordinación de los negocios y actividades que la empresa desarrolla en el
mercado.
El principal objetivo de esta estrategia es construir ventajas corporativas para obtener
ganancias mayores de lo normal.
La estrategia corporativa no incluye la elección de metas, ni planes o acciones detallados
para conseguirlas. Se podría decir que la estrategia corporativa es el patrón de los
principales propósitos, objetivos o metas esenciales. Busca ser una guía de las acciones y
decisiones que se llevan a cabo, se pueden utilizar políticas para alcanzar metas más
específicas, una política institucionalizada regularmente se convierte en una acción
rutinaria. Es importante recordar que la elección de metas y la formulación de políticas no
pueden ser separadas.
Tal vez nos estamos preguntando ¿cómo podemos lograr una estrategia corporativa?,
primeramente, es necesario decidir que hay que hacer, ¿Cuál es la necesidad que
buscamos satisfacer, o el problema que queremos resolver?

Debemos saber claramente cuál es nuestro propósito fundamental; determinar si las


estrategias que formularemos serán a corto largo o mediano plazo.
Para poder decidir que hay que hacer es necesario realizar un análisis del entorno ¿cómo
es nuestro mercado, ¿en qué posición nos encontramos?, hacer un análisis de nuestras
oportunidades y amenazas, analizar la competencia, así como también tener claro si
nuestros recursos económicos son estables y si podremos financiar todos los estudios
necesarios para formular las estrategias y es importante considerar el tiempo que esto
implicara.
Ya que tenemos un concepto estructurado de lo que es necesario hacer debemos
determinar con claridad los recursos materiales, técnicos y financieros con los que
contamos, así como también tener un estimado de los recursos económicos que
gastaremos en esta investigación, para contar con un presupuesto determinado y no
afectar la economía de la empresa.
Para tener éxito siempre es bueno trabajar en equipo, es importante considerar las
opiniones de los altos directivos, así como también la de los subordinados, así podremos
tener una visión más amplia; podemos ver diferentes puntos de vista y analizar las
diferentes opiniones desde las diferentes percepciones y departamentos de la empresa.
Con esto también se logrará que todos se sientan parte de las decisiones y estrategias de
la empresa, se fomentara el “espíritu de equipo” y esto es una gran motivación para
muchos de los empleados.
Es necesario planificar anticipadamente las operaciones, ya que las improvisaciones no
son suficientes como única arma. Muchos movimientos no pueden hacerse sin una
planificación previa puesto que necesitan larga preparación. El objetivo tiene que estar
pensado necesariamente con detalle mucho antes de intervenir. Se requiere tiempo y
determinaciones previas.
Es necesario planificar a futuro para tener una visión, aunque con el acelerado ritmo de
los cambios es cada vez más difícil pronosticar el futuro con detalle. Los planes a largo
plazo no pueden detallarse cuantitativamente con mucha fiabilidad.

La estrategia no necesita un conocimiento del futuro, la exactitud es imposible, pero no


está de más planificar a futuro para tener una consideración de las posibles
consecuencias. El nivel de riesgo de cualquier futuro plan debe ser compatible con los
recursos económicos de la empresa.
Una limitación muy grave es la dedicación excesiva a la planificación, esto puede hacernos
perder alguna oportunidad.
Una vez ya formuladas las estrategias es necesario exponerlas claramente ya sea con
palabras o ponerlas en práctica; la estrategia no especificada no puede comprobarse ni
modificarse y por tanto seguramente será débil. Una estrategia debe ser explicita para
que sea efectiva y lo suficientemente especificada para requerir ciertas acciones y excluir
otras. Ser explícitos al explicar las estrategias es muy importante ya que es muy fácil y muy
común la mala interpretación y esto puede llevar al fracaso.
Las estrategias deben ser el centro de esfuerzo de la organización, el origen de las
motivaciones y constructivas para el auto control de la empresa.
Podemos concluir que las estrategias corporativas son un plan de acción destinado a
facilitar las decisiones de la empresa en cualquier ámbito en el que se encuentre.

La estrategia corporativa es la principal acción que mueve la dirección de una


organización, es la habilidad de llevar a la empresa del estado actual al estado deseado.
Es el resultado de una laboriosa investigación de los factores internos y externos que
afectan las decisiones de la empresa. Le da un rumbo a la empresa y le permite mejorar su
posición en el mercado.

Toda empresa busca tener una ventaja competitiva que la diferencie de las demás
empresas del mismo sector y le permita captar nuevos consumidores y retenerlos, esto
solo se logra al desarrollar estrategias corporativas que sean eficientes y enfocadas al
crecimiento y posicionamiento de una marca, es por ello que al momento de decidamos
crear estrategias corporativas nos enfoquemos a estudiar previamente la misión y visión
de una organización y así trabajar y enfocar los procesos con las estrategias corporativas.

La estructura empresarial se ha transformado en los últimos años, los escenarios que


vemos ahora son propicios para que prosperen los grandes grupos empresariales y se
extiendan a un sinnúmero de sectores. Pero ¿cuáles serán las operaciones que han
permitido ese crecimiento tan acelerado de las mismas? Si se entra a evaluar la aplicación
de estrategias corporativas y su efectividad en las organizaciones, se descubrirá que han
sido un gran aporte para que la compañía cree valor en el mercado.
La estrategia corporativa está vinculada directamente a los resultados. Se define entonces
como un método que determina cuales son las metas de la compañía, pero así mismo se
plantea como llegará allá, en qué sector se establecerá, cómo aportará valor al proceso de
crecimiento, etc. Es la forma para crear valor a través de la configuración y la
coordinación.
Y ya que se hace mención al término ´crear valor´, se refiere al último propósito de la
estrategia corporativa que es llevar beneficios a la empresa y lograr su supervivencia
trayendo riqueza.
La estrategia corporativa nace como un plan conjunto, que afecta el todo de la
corporación, por eso lo admirable de esas estrategias corporativas es que crean una
relación entre el todo y las partes de la empresa. Ese plan conjunto inicia a partir de la
observación y el estudio de los mercados (competencia) y la producción (servicios). De ahí
surge el triángulo de la estrategia corporativa.
El modelo denominado triángulo de la estrategia corporativa se concibe a partir de:
recursos, negocios y organización. Esos tres pilares son la base del triángulo, buscan
cumplir la visión de la empresa y son motivados con metas y objetivos a corto plazo. La
visión va enfocada a cómo espera que sea su futuro, lo que se espera que ocurra con la
empresa; la visión se construye a partir de las metas y objetivos que pueden ser a corto o
mediano plazo, que en ocasiones representan obstáculos convertidos en amenazas.
Todos esos elementos (recursos, negocios, organización, visión y metas) son quienes
caracterizan a la empresa, determinan si una corporación es exitosa o simplemente son el
reflejo de sus rivales (el concepto rival en este caso hace alusión a empresas que compitan
buscando obtener un mismo fin). Estas empresas exitosas en la mayoría de casos
emplean estrategias corporativas efectivas que armonizan los elementos ya mencionados
creando sistemas que producen ventajas corporativas.

CONCLUSIÓN

Se puede concluir que las estrategias corporativas establecen los propósitos y el alcance
de la empresa, su definición incluye dos decisiones trascendentales. La primera, tiene que
ver con la Misión de la Empresa y la segunda, con la Definición del Negocio al que la
empresa se dedica. Al decidir la misión de la empresa, el resultado es un enunciado que
las más de las veces parece, además de un sueño inalcanzable, algo a lo que toda empresa
estaría obligada. Al estudiar la importancia de las estrategias para las empresas nos damos
cuenta que la planificación y aplicación de las estrategias son de vital importancia ya que
ayudan al control de gestión de la misma y se pueden obtener beneficios al poder aplicar
correctivos a tiempo y evitar pérdidas, y poder mejorar la gestión y utilidad de la empresa.