Está en la página 1de 6

TEMA XII

PLANIFICACIÓN EMPRESARIAL Y PRESUPUESTO

1.- CONCEPTO Y FASES DE LA PLANIFICACIÓN EMPRESARIAL:


PROGRAMACIÓN, PRESUPUESTACIÓN Y CONTROL.

2.- PRESUPUESTO RÍGIDO Y FLEXIBLE.

3.- INTEGRACIÓN DE PRESUPUESTOS:

3.1.- PRESUPUESTO DE VENTAS.

3.2.- PRESUPUESTO DE PRODUCCIÓN:


COMPRAS, MANO DE OBRA Y OTROS COSTES.

3.3.- EL COSTE PREVISTO (ESTÁNDAR) DE LA UNIDAD A


PRODUCIR.
TEMA XII

PLANIFICACIÓN EMPRESARIAL Y PRESUPUESTO

1.- CONCEPTO Y FASES DE LA PLANIFICACIÓN EMPRESARIAL:


PROGRAMACIÓN, PRESUPUESTACIÓN Y CONTROL.

La planificación es un proceso de adopción de decisiones, entre un


conjunto de cursos de acción alternativos, que le permite a la empresa
adoptar aquel que sea mas adecuado para el logro de los objetivos
prefijados.

Los presupuestos se confeccionan para cuantificar lo que cree que va


a suceder en el futuro, de esta forma, la empresa puede tomar decisiones a
tiempo para intentar incidir sobre el futuro y hacerlo más favorable.

AECA (Doc.4 serie PCG), define el presupuesto como: “un plan


integrado y coordinado que se expresa en términos financieros, respecto de
las operaciones y recursos que forman parte de una empresa para un
periodo determinado, a fin de lograr los objetivos fijados por la dirección”

Los objetivos básicos de la planificación los podríamos concretar en


los siguientes:

1. Posibilita la coordinación de las actividades empresariales,


puesto que combina los inputs (recursos técnicos, humanos y
financieros) con los outputs (ventas de productos y servicios),
tratando de obtener la mayor rentabilidad de las inversiones y
beneficio. (T-3)
2. Cuantifica los objetivos fijados para el ejercicio en las distintas
divisiones operativas. Estos, vienen determinados por los
planes estratégicos a largo plazo, es decir, los presupuestos
anuales deben configurar, por adición, el objetivo de la
empresa a largo plazo.
3. Motiva a los responsables en relación con los planes
predefinidos. Dependiendo del sentido tomado a la hora de
confeccionar el mismo. Así podemos optar por:
• De arriba – abajo – presupuesto establecido por la
gerencia.
• De abajo – arriba – prepuesto determinado por los
responsables de cada departamento, bajo la supervisión
de gerencia. (Presupuesto participativo).
Así, un presupuesto participativo permite que:

• Los gestores de las operaciones desarrollen un mayor sentido


de la responsabilidad.
• Los objetivos generales se asumen como propios, al haber
participado en la formación de los mismos.
• Permite evaluar las ejecuciones “performances” desarrolladas
en cada área especifica.

2.- TIPOLOGÍA DE PRESUPUESTOS. (RÍGIDO Y FLEXIBLE).

Los presupuestos pueden clasificarse en función de diferentes


perspectivas: (T-4)

1. Según los elementos o componentes que lo integren.


2. En función del área afectada.
3. En función de la técnica que se haya utilizado.

Atendiendo a la técnica empleada:

• Presupuestos incrementales: En este caso, las estimaciones para un


determinado periodo se basan en un análisis de los ejercicios
anteriores. Así, el nuevo presupuesto solo reflejará las
modificaciones que se deriven de las variaciones esperadas para el
próximo periodo.

Dentro de esta técnica de presupuestación cabe destacar dos tipos:

1. Presupuestos Fijos o Rígidos. Son los que establecen las


estimaciones presupuestarias como cantidades globales para el
periodo considerado, independientemente del nivel de
actividad esperado; este tipo de presupuestos resulta
especialmente útil para evaluar si una área alcanza o logra los
objetivos incorporados en su presupuesto, pero por contra no
permite llevar a cabo un control de las actividades cuando se
originan cambios en los niveles de actividad, dado que en
estos casos no son fácilmente separables aquellas diferencias
que se pueden derivar de la mayor o menor eficiencia con la
que se han acometido las distintas operaciones, de las que son
consecuencia únicamente de un cambio en el nivel de
actividad.
2. Presupuestos Variables o Flexibles. Son los que permiten
efectuar ajustes en los presupuestos fijados para un periodo,
cuando se produzca un cambio, bien en el nivel de actividad
previsto, o bien en cualquier otra variable que pueda afectar al
presupuesto inicialmente fijado.

• Presupuesto por Programas. Son los que permiten establecer ciertos


mecanismos que posibilitan el seguimiento de los recursos utilizados
en los diferentes programas planteados por la empresa (como
productos, clientes o mercados), para los que necesita información
particularizada.
• Presupuesto Base Cero. Esta técnica es la más compleja y
sofisticada, puesto que asigna los presupuestos correspondientes a
cada área de la empresa, no-solo en función de los recursos que van a
precisar, sino también sobre la base de los beneficios esperados en
cada una de ellas. Así, la asignación presupuestaria se destinará a
aquellas áreas que aporten un beneficio superior al coste que vayan a
generar. Es decir, se debe justificar desde el primer euro gastado, no
se puede partir de las cantidades obtenidas en ejercicios anteriores,
como ocurría en el resto de topologías estudiadas.

3.- INTEGRACIÓN DE PRESUPUESTOS:

El proceso de elaboración de los presupuestos se inicia con el


presupuesto de ventas, para obtenerlo se precisa conocer previamente los
objetivos de la empresa y los medios de los que dispone. Con el
presupuesto de ventas, ya se pueden establecer los sucesivos presupuestos
parciales hasta llegar al resultado previsional. (T-5).

3.1.- PRESUPUESTO DE VENTAS.

Este presupuesto contiene las ventas anuales detalladas por


meses y por productos en unidades físicas y monetarias. Para su
elaboración se precisa determinar las unidades a vender y el precio
de venta, a través de los datos históricos de años anteriores y de los
estudios de mercado pertinentes. Este es confeccionado por el
departamento comercial.

3.2.- PRESUPUESTO DE PRODUCCIÓN:


COMPRAS, MANO DE OBRA Y OTROS COSTES.

El presupuesto de producción contiene el número de unidades


que se van a producir en el periodo, mes a mes; para elaborarlo es
necesario conocer el número de unidades que se van a vender, las
existencias iniciales de PT y el nivel de existencias de PT deseado a
fin de mes para mantener un cierto stock de seguridad.

Conocida la producción prevista se puede determinar el


consumo de materiales, para posteriormente y sobre la base de las
cantidades correspondientes a Existencias Iniciales y según los
stocks de seguridad de existencias finales de Materiales fijadas para
cada mes, poder determinar el importe de las Compras a realizar.

El coste de la mano de obra directa se determina a partir del


presupuesto de producción. Sobre la base de años anteriores se puede
estimar las necesidades de mano de obra en tiempo, para conocer el
coste hay que multiplicar el tiempo (horas necesarias para producir)
por la tarifa horaria.

A partir del presupuesto de producción, se puede elaborar


también el presupuesto de otros gastos de producción, para ello, se
ha de multiplicar el número de unidades a producir de cada producto
por el coste previsto unitario de los restantes costes de producción
(energía, amortizaciones o seguros).

3.3.- EL COSTE PREVISTO (ESTÁNDAR) DE LA UNIDAD A


PRODUCIR.

El coste previsto (estándar) de la unidad a producir es la


estimación de coste determinada y utilizada para desarrollar todo el
proceso de presupuestación. Es decir, las fases en el cálculo del coste
estándar están necesariamente vinculadas al proceso de elaboración
del presupuesto anual de la empresa.
P. VENTAS

P. PRODUCCIÓN

COSTE ESTÁNDAR
UNITARIO

P. INVERSIONES

P. COMPRAS

P. TESORERÍA
P. MOD

P. CIP CTA RDOS PREVISONAL

P. C. COMERCIAL

P. C. ADMON

BALANCE PREVISIONAL