Está en la página 1de 14

Bogotá, Agosto 26 de 2020

Señora
CLAUDIA LOPEZ
Alcadesa de Bogotá
Ciudad

Respetada Señora,

Con sorpresa hemos visto el borrador del decreto de la nueva realidad en Bogotá, donde son
excluidos de reapertura los gimnasios, ya que con la Secretaría de Desarrollo Económico y la de
Reactivación de la Ciudad habíamos venido teniendo mesas de trabajo para lograr comenzar con
una prueba piloto en todas las localidades de una manera inclusiva para los gimnasios pequeños
(menos de 500 M2), medianos (de 500 a 1.500 M2) y Grandes (mayores a 1.500 M2) y
esperábamos comenzar el lunes 31 de agosto, previa aprobación del Ministerio del Interior tal
como lo indicaba el Decreto 1076 donde se autorizaban los pilotos en ciudades de alta afectación
de Covid.

Los gimnasios no son parte del problema, al contrario somos parte de la solución ya que no
existe ningún estudio científico que demuestre que sean sitios de contagio, al contrario existen
varios estudios que demuestran lo contrario como por ejemplo:

- Estudio de la Universidad de Oslo en Noruega con 3,800 usuarios que fueron a gimnasios
durante un mes con las medidas de bioseguridad y demostró que sólo una persona dio
resultado positivo para Covid pero se contagió en su oficina, mostrando que los
gimnasios no tienen mayor riesgo de contagio que cualquier otro ambiente
- Estudio Inglaterra, Los gimnasios ingleses son espacios muy bajo riesgo de contagio de
Covid-19, con un estimado de 0,020 casos positivos por cada 10 mil visitas, un número
estadísticamente insignificante. Este dato se desprende de un estudio realizado por la
entidad británica ukactive, que recopiló datos de 1300 gimnasios. Por otro lado, a
principio de mes, el Primer Ministro Boris Johnson visitó de sorpresa una sede de la
cadena The Gym Group en el marco de una campaña gubernamental contra la obesidad
a raíz de un informe de Salud Públicaque indica que el exceso de peso puede aumentar
el riesgo de agravamiento y mortalidad por COVID-19.
- Estudio Ciudad de Campogrande en Brasil, con 1 millón de habitantes, En la ciudad
brasileña de Campo Grande, Mato Grosso Del Sur, en Brasil, datos oficiales confirman
que la reapertura de gimnasios, concretada el 17 de abril pasado, no generó una
alteración en la curva de contagios de COVID-19. El aumento más significativo de casos
se produjo un mes después, cuando se eliminaron algunas restricciones en bares,
restaurantes y otros locales de entretenimiento. Este relevamiento indicó que entre el
primero y el 25 de mayo, se registraron 512 casos positivos de Covid-19 entre miembros
y empleados de esos gimnasios, pero ningún contagio confirmado dentro de las
instalaciones. “Esto significa que la tasa de infectados en gimnasios fue del 0,005%, o
sea nada”
- Estudio de California, Desde su reapertura el 12 de junio pasado, ningún gimnasio
miembro de la Califor nia Fitness Alliance (CFA) reportó casos de COVID-19 dentro de
sus instalaciones, según comunicó esta entidad desde Sacramento, California. La CFA
encuestó a 150 operadores de gimnasios, que representan 785 ubicaciones en
California, para demostrar que la implementación de las pautas y estándares de
seguridad de esta agrupación han mantenido a sus comunidades seguras, mientras
proporcionan un servicio esencial a sus miembros y trabajo a sus empleados. «Los
resultados de nuestra encuesta muestran que los gimnasios son seguros debido a los
estándares que estamos implementando», dijo Randy Karr, socio fundador de CFA y
presidente y CEO de California Family Fitness, en un comunicado de prensa de CFA.
«Los operadores encuestados recibieron más de 5,5 millones de miembros en sus
instalaciones entre el 12 de junio y el 13 de julio pasado, y solo el 0,002 por ciento de
esos miembros resultó positivo en un test COVID-19, pero sin que se reportaran casos
como resultado de visitas a gimnasios». Este relevamiento se realizó durante las
primeras tres semanas de reapertura -del 25 de julio al 16 de agosto- de
gimnasios en ese país, durante las cuales se contabilizaron más de ocho
millones de visitas a esos gimnasios. Del total de visitas, resultaron positivos en
el test de Coronavirus solamente diecisiete usuarios y nueve empleados de
gimnasios.

El Ministerio de Salud publicó de Resolución 1313 de Agosto 3 de 2020 en donde están los
protocolos de bioseguridad de los gimnasios, cuyos puntos mas relevantes son:

- Una persona cada 10 M2 y máximo 50 personas al mismo tiempo por gimnasio, esto
quiere decir que un gimnasio mediano o grande el distanciamiento entre usuarios sería
infintamente superior a las remcomendaciones de la OMS de 2 metros entre cada
persona.
- Agendamiento previo, con cuestionario de salud
- Toma de temperatura al ingreso
- Lavado de manos
- Aseo y desinfección permanente
- No clases grupales, ni duchas, ni zonas húmedas
- No contacto físico, no lectores biométricos
- Uso obligatorio de tapabocas para empleados y afiliados
- Máximo 60 minutos de entrenamiento por persona

De acuerdo a documentos médicos especializados, en los que se basa la Organización Mundial


de la Salud, hay una serie de conclusiones que apuntan a que hacer ejercicio contribuye a disipar
y aliviar algunas de las problemáticas que se viven hoy: desde lo más evidente como es la
prevención de sobrepeso y obesidad, hasta enfermedades como la diabetes e hipertensión, que
se pueden controlar y combatir desde la práctica del ejercicio físico.

Por mencionar algunas de las ventajas del ejercicio regular, los médicos coinciden en que
prácticas continuadas y sistemáticas (más de tres veces por semana o 150 minutos en adultos y
niños, también por semana), generan rutinas que contribuyen en puntos concretos como:
aumento en la productividad; contrarresta males crónicos como diabetes, enfermedades
cardiovasculares e hipertensión arterial; así mismo, aporta a mejorar la calidad del sueño,
combate directamente estrés, depresión, y claramente mejora el sistema inmune,
particularmente ayuda a consolidar un sistema respiratorio fuerte, que es justamente lo que se
necesita hoy para enfrentar con éxito el Coronavirus.

Evidentemente, no se trata de dar la espalda a la realidad del mundo en general y del país en
particular, creando una falsa expectativa de un funcionamiento regular acelerado de estos sitios.
Pero se aboga por una apertura ordenada, regida estrictamente por los protocolos de
bioseguridad no solo del gobierno nacional y local, sino también las recomendaciones de
profesionales de la salud, quienes en un buen porcentaje apoyan un plan ceñido a unos
lineamientos que se cumplirán con apoyo, colaboración y compromiso.

En este gran paso es necesario una corresponsabilidad de todas las partes: los prestadores de
servicio son los más interesados en hacer cumplir las normas, y así como exigen el mismo nivel
de responsabilidad de los trabajadores, de la misma manera solo podrán garantizar la seguridad
de todos, si se cuenta al mismo tiempo con el compromiso de clientes y usuarios, quienes deben
seguir estas nuevas reglas, en aras de llevar a buen término pruebas piloto que den paso a un
funcionamiento regular.

Además de los evidentes beneficios para la salud pública, existen factores adicionales que hay
que tener en cuenta. Aunque no existen cifras oficiales, según la IHRSA –International Health,
Racquet & Sportsclub Association-, al menos un 3,7 % de la población asiste a centros para hacer
ejercicio, y la cifra traduce en 1.750.000 de colombianos. Según el mismo informe, el sector
económico al cual pertenecen los gimnasios, se estima que puede generar US$391,5 millones al
año, lo que también se puede indicar en un 0,34% del PIB, cifra nada desdeñable para la
economía nacional. En la ciudad existen mas de 700 gimnasios que llevamos mas de cinco meses
cerrados con un detrimento total para nuestra economía, ya el 30% anuncio el cierre definitivo
y los demás están en situaciones muy difíciles.

Se calcula que el gremio puede generar empleo directo e indirecto para alrededor de 50.000
personas, de estas 20.000 están en Bogotá, en sus distintas modalidades, desde médicos
deportólogos, hasta nutricionistas, entrenadores, personal de servicios administrativos, y
médicos generales que participan en el día a día de cualquiera de estos centros.

Otro tema a resaltar es que el gimnasio es una actividad localizada, de acuerdo con las
georreferenciaciones de las distintas marcas, el 85% de los usuarios vive o trabaja a menos de
1,5 Km de distancia del gimnasio, lo que significa que no hay uso de transporte público y en el
caso de los empleados el 50% va en bicicleta o en moto y el 50% restante no usa el transporte
público en horas pico ya que los horarios de funcionamiento de 5:00 am. A 11:00 pm. están por
fuera de estos rangos.

Como alianza, nos comprometemos a seguir y hacer cumplir los protocolos que se establecieron
conjuntamente, con el ánimo de dar apertura a nuestros servicios de manera segura y le
pedimos comenzar con los pilotos de los gimnasios. EJERCICIO ES SALUD.

La salud mental de los bogotanos se ha visto afectada por la pandemia y el encierro, el ejercicio
es un servicio esencial para lograr recuperar dicha salud, por el bienestar de la comunidad le
pedimos volver a funcionar.

Cordialmente,

Representante de Gimnasios Unidos por Colombia


Layla Fayad, Innova Retail SAS (Cyglo)
Fit For All S.A.S César Casallas,
Spinning Center Gym
Andrea Paola Esquivia Báez, Juan Pablo Cabrera,
MY CLUB GYM. Somos Active SAS, Active Bodytech Wilder Zapata Torres,
Action Fitness S.A.S
Mauricio Jaramillo,
AF GYM SERVICE KO Urban Detox Center Mauricio Andres Gonzalez,
AnimalX LifeStyle
Diana Medina, Mauricio Jaramillo,
Ángeles Sort Gym SLI SAS Freddy Beltran,
Stark Gym SAS
Oscar Giraldo Molina,
Óscar Mauricio Gonzales,
AFE GYM CMD SAS
Asogym Valle del Cauca, Ana María Arango
Julián Salamanca, Sporty City SAS
Juliana Vergara, Pilates Functional Gym
Need My Rush SAS Nicolas Loaiza
Bodytech S.A
Alexander Arroyave,
David Raya
Animal X
Smartfit
Sophie Azout Javier Alejandro Hurtado,
Fitness 24 Seven,
ANEXOS

Basado en artículo de la Sports Medicine and Health Science reviews

Impacto del COVID-19 y la inactividad física en el sistema inmunológico

El SARS-CoV-2 causa COVID-19 que se caracteriza por los principales síntomas de fiebre, tos
seca, mialgia y fatiga. Actualmente, no existen vacunas ni tratamientos eficaces clínicamente
probados. El plasma de convalecencia y los fármacos antivirales (p. Ej., Remdesivir) se han
mostrado prometedores en el tratamiento de pacientes con COVID-19, 7pero su uso
generalizado aguarda el rigor estadístico. Las estrategias conductuales de distanciamiento social
e higiene son actualmente los mejores y únicos métodos para limitar la propagación y reducir la
morbilidad y la mortalidad. Como esta cepa de virus es nueva para el sistema inmunológico
humano, dependemos de aspectos de nuestra inmunidad innata para hacer frente a la infección
inicial. Como la mayoría de las infecciones virales, si sobrevivimos a la infección, en el transcurso
de semanas desarrollamos respuestas inmunes mediadas por anticuerpos y células específicas
al virus. En la mayoría de los casos, este "entrenamiento" de nuestro sistema inmunológico
relacionado con la exposición nos ofrece una protección duradera contra la reinfección o, si nos
reinfectamos, los síntomas de la enfermedad son mucho más leves. Sin embargo, actualmente
no sabemos si nuestra respuesta al SARS-CoV-2 es suficiente para ser protectora y duradera.

Las recomendaciones de salud pública (es decir, órdenes de quedarse en casa, cierre de
parques, gimnasios y centros de fitness) para prevenir la propagación del SARS-CoV-2 tienen el
potencial de reducir la actividad física diaria (AF). Estas recomendaciones son desafortunadas
porque el ejercicio diario puede ayudar a combatir la enfermedad al estimular nuestro sistema
inmunológico y contrarrestar algunas de las comorbilidades como la obesidad, la diabetes, la
hipertensión y las afecciones cardíacas graves que nos hacen más susceptibles a la enfermedad
grave del COVID-19. 8

El ejercicio afecta el sistema inmunológico y sus defensas antivirales. Los experimentos con
animales que administran los virus de la influenza y del herpes simple 1 (HSV-1) en el tracto
respiratorio han demostrado que el ejercicio moderado, realizado antes (es decir, el
entrenamiento) o después de la infección (durante unos días antes de la aparición de los
síntomas), mejora la morbilidad y mortalidad a la infección.

La actividad física y el ejercicio regulares promueven la aptitud cardiorrespiratoria y la


longevidad. Nuestra recomendación para las personas sanas durante y después de la pandemia
de COVID-19 es que se mantengan físicamente activos y hagan ejercicio mientras estén
socialmente distanciados cuando se sientan bien, dejen de hacer ejercicio cuando desarrollen
síntomas o signos de una infección y vuelvan a la AF y hagan ejercicio lentamente después de la
recuperación. El distanciamiento social requiere algunos cambios de perspectiva durante el
ejercicio.

Actividad física, trastornos psicológicos y la cuarentena


Una de las protecciones más comunes contra las infecciones por virus es la cuarentena. Sin
embargo, el aislamiento social a menudo causa trastornos psicológicos y mentales que incluyen
trastorno de estrés agudo, agotamiento, desapego de los demás, irritabilidad, insomnio, falta de
concentración, indecisión, miedo y ansiedad. Los datos sugieren que la depresión, la ansiedad y
los trastornos postraumáticos tienen efectos significativos sobre el sistema inmunológico, lo
que resulta en la activación de los mastocitos, una mayor generación de citocinas como IL-1, IL-
37, TNFα, y proteína C reactiva. Los eventos traumáticos activan el eje hipotalámico-pituitario-
suprarrenal (HPA) y la inflamación aguda a través de la activación de la producción de NFkB y
citocinas. Aparentemente, los trastornos mentales y psicológicos asociados a la cuarentena
debilitan la capacidad protectora del sistema inmunológico contra enfermedades que hacen
que las personas sean más vulnerables. En general, se sugiere que el virus SARS-CoV-2
directamente o, con afecciones asociadas como trastornos mentales y psicológicos inducidos
por la cuarentena, puede dañar o afectar negativamente al SNC.

Sin embargo, el deterioro del sistema inmunológico asociado a la cuarentena como resultado
del desarrollo de depresión o trastornos traumáticos se puede prevenir y / o atenuar. De hecho,
el proceso inflamatorio generado por ROS se puede desintoxicar de manera más eficaz
mediante sistemas antioxidantes en varios órganos, incluido el cerebro de individuos bien
entrenados, desde las adaptaciones hasta el entrenamiento físico. Además, el entrenamiento
con ejercicios puede disminuir de manera eficiente la depresión y es uno de los moduladores de
potencia de los efectos neuroprotectores y antidepresivos de la AF y el ejercicio es el factor
neurotrófico derivado del cerebro (BDNF). Los datos actuales sugieren que la depresión está
estrechamente relacionada con anomalías estructurales y desregulación de algunos
mecanismos neuroplásticos. Muchas regiones del cerebro se ven afectadas por la depresión,
pero el área más afectada en las personas con depresión es el hipocampo, que está implicado
en la memoria, el procesamiento de las emociones y la regulación del estrés.
El efecto del ejercicio en el cerebro puede provocar influencias sistémicas en todo el cuerpo, ya
que la euforia inducida por el ejercicio está asociada con la liberación de opioides endógenos
(endorfinas). Las endorfinas se identifican como tres péptidos distintos denominados alfa-
endorfinas, beta-endorfinas y gamma-endorfinas.
Por lo tanto, el ejercicio regular puede atenuar los síntomas y las consecuencias de la depresión
inducida por la cuarentena y los trastornos traumáticos con efectos neuroprotectores
sistémicos, complejos y potentes.

Dado que la vacunación no es una opción disponible contra la infección por SARS-CoCV-2 en la
actualidad, una opción alternativa factible es aumentar la eficacia del sistema inmunológico. Los
datos de investigación sugieren que un mayor nivel de aptitud física mejora la respuesta
inmunitaria a la vacunación, reduce la inflamación crónica de bajo grado y mejora varios
marcadores inmunitarios en varios estados de enfermedad, incluido el cáncer, el síndrome de
inmunodeficiencia humana adquirida, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, las
deficiencias cognitivas y obesidad. 74Los efectos adaptativos del ejercicio dependen de la
intensidad y duración de las sesiones de ejercicio. La información disponible sugiere que para
estimular el poder del sistema inmunológico, lo mejor es el ejercicio de intensidad moderada de
hasta 45 minutos.
Figura 1
. El SARS-CoV-2 puede atacar directamente el sistema nervioso central. La cuarentena que se
usa para prevenir la propagación del SARS-CoV-2 fácilmente puede causar depresión, lo que
tiene efectos negativos sobre el SNC y el sistema inmunológico. El ejercicio regular con
intensidad moderada frena los efectos dañinos asociados a la cuarentena en el cerebro.

Programación de actividad física y ejercicio durante una pandemia

Desafortunadamente, los comportamientos del estilo de vida moderno promueven la


inactividad física y el sedentarismo. Estos comportamientos deficientes en el estilo de vida se
intensifican por el distanciamiento social y las medidas de cuarentena autoimpuestas o
impuestas por el gobierno destinadas a reducir la propagación del COVID-19. Estas
circunstancias plantean desafíos importantes para mantenerse físicamente activo. Durante los
períodos de aislamiento, todos los grupos socioeconómicos, etnias y edades deben mantener
una buena salud siguiendo las recomendaciones de AF de la OMS de 150 minutos de AF de
intensidad moderada o 75 minutos de AF de intensidad vigorosa por semana, o una
combinación de ambos. Se recomiendan las actividades de fortalecimiento muscular que
involucran a los principales grupos de músculos dos o más días a la semana. En niños /
adolescentes las recomendaciones incluyen al menos 60 minutos al día de AF vigorosa o de
intensidad moderada.

Situación Gimnasios en el Mundo ante el Covid-19

China: Cierre de establecimientos Enero 23, reapertura Marzo 16, (65 días). Condiciones de
reapertura (aforo del 50%, toma de temperatura, mascarilla empleados y usuarios, declaración
de salud a través del app china que les da un semáforo para poder moverse, no zonas húmedas,
no clases grupales por dos semanas hasta fase 2, no duchas por dos semanas hasta fase 2, no
clases de alta intensidad después de esto, ventilación natural no mecánica, espacio entre
máquinas, protocolos de limpieza y disponibilidad de alcohol o gel antibacterial en equipos).

Hong Kong como provincia China, decidió que para no tener equipos sin uso podían instalar
divisiones acrílicas entre máquinas y así tener el 100% en funcionamiento.

De acuerdo con estudios de la Universidad de Pekín los contagios mas altos son en los hogares
con el 79,9%, transporte público 27%, después en orden de magnitud establecimientos de
restauración, comercios 8,7% y en los últimos lugares peluquerías, gimnasios y otros.
Corea del Sur: No tuvo cierre de establecimientos, se pide a los usuarios estar 6 pies aparte (1,8
metros), hubo un brote por cercanía en clases grupales de alta intensidad en un gimnasio, lo que
hizo cancelar este tipo de clases. Se tienen los mismos protocolos del resto del país donde se
pide aislamiento, uso de alcohol y mascarilla si la persona quiere pero no es obligatorio.

Suecia: No tuvo cierre de establecimientos, se pide a la población mantener higiene personal,


distanciamiento de 2 metros entre personas, la salud y seguridad es responsabilidad de cada
uno.

España: Cierre de establecimientos Marzo 15, reapertura Mayo 25, (70 días). Los protocolos
establecidos van en tres fases, la primera hasta Mayo 31, sólo con espacios al aire libre. La
segunda fase hasta junio 7 con aforo del 33%, no duchas, no zonas húmedas, equipos separados
2 metros o inhabilitados, no clases grupales. Tercera fase aforo del 50%, duchas funcionando,
zonas húmedas cerradas, aforo del 50%, clases grupales que den la separación mínima de 2
metros entre usuarios, control de temperatura a la entrada, disponibilidad de alcohol o gel
antibacterial.

Italia: Inicio de cuarentena el 3 de marzo, apertura de gimnasios el 25 de mayo, excepto en


Lombardía donde fue el 1 de junio. Condiciones 50% del aforo de clientes, toma de temperatura,
no duchas, si uso de lockers, no zonas húmedas, disponibilidad de alcohol y limpieza permanente
de equipos.

República Checa: Cierre Marzo 16, reapertura gimnasios Mayo 4, no clases grupales, aforo 50%,
limpieza permanente, declaración de salud, agendamiento previo, uso voluntario de mascarillas,
restricciones de fase 1 hasta mayo 25, a partir de fase 2 se usan las clases grupales y las piscinas.

Reino Unido: Cierre de gimnasios desde el 21 de marzo, reapertura autorizada desde 4 de julio
con 50% de aforo, no duchas, no zonas húmedas, distanciamiento social y 60 días después todo
volverá a la normalidad.

Estados Unidos: Cierre de establecimientos Marzo 16, autorización de reapertura en fase 1 a


partir de mayo 4. En esa fecha abrieron 10 estados donde se ha autorizado la apertura de los
gimnasios: Arkansas, Georgia, Iowa, Missouri, North Dakota, Oklahoma, South Dakota,
Tennessee, Utah y Wyoming. Las Carolinas y Texas abrieron los gimnasios a partir de mayo 18
por presión de los usuarios. Hoy hay mas de 30 estado con los gimnasios abiertos. Las
condiciones dependen del estado pero la generalidad es no zonas húmedas, no clases grupales
o límite de 10-15 personas por clase, distanciamiento de 3 pies (1.8 metros), unos permiten
duchas otros no, unos permiten piscinas, otros no, declaración de salud para poder entrar, unos
exigen toma de temperatura, otros no, limpieza y desinfección permanente, algunos piden
sanitización cada 90 minutos, otros dos veces al día, uso de mascarillas no obligatorio para
usuarios pero si para empleados.

Uruguay: Cierre de gimnasios 24 de Marzo, reapertura 27 de Abril (35 días cerrados).


Condiciones de reapertura: turnos agendados, 50% de aforo en la capacidad instalada, no
piscinas, no zonas húmedas ni spa, vestuarios y duchas cerradas, limpieza por turnos de acceso
y uso, tapete con hipoclorito a la entrada para limpieza de zapatos.

Argentina: Cierre por cuarentena desde el 14 de Marzo, autorización de reapertura en


provincias intermedias y pequeñas a partir del lunes 25 de mayo con horarios entre las 8 am. y
7 pm., con aforo del 30% inicial en esta primera fase, clases grupales con una persona cada 6
metros cuadrados, clases de 45 minutos y 15 minutos de limpieza y desinfección entre clase y
clase, no ventilación mecánica, limpieza de zapatos y manos a la entrada, no baños ni vestuarios,
uso de mascarilla obligatoria, alcohol disponible para limpiar los equipos cada 6 metros
cuadrados

México: Cierre voluntario de las cadenas de gimnasios el 16 de marzo. Los establecimientos


estuvieron cerrados 90 días y se hizo reapertura gradual comenzando con aforos del 30%, uso
de tapabocas, mascarillas para los empleados, sistema de reservas, distanciamiento social y uso
de gel antibacterial. DF ya abrió los gimnasios que era la última ciudad pendiente.

Perú: Cuarentena obligatoria a partir de Marzo 16, aparece en fase 4 de reapertura, aún no hay
fecha definida.

Chile: Cierre voluntario de las cadenas desde Marzo 16, reapertura en fase 2 a partir de
septiembre según expectativas.

Costa Rica: Cierre de gimnasios a partir de Marzo 14, reapertura Mayo 1 (45 días de cierre).
Medidas tomadas: horario de funcionamiento de 5 am. A 7 pm., turnos con cita previa, medidas
de limpieza y desinfección, aforo entre el 25% y el 50% según el tamaño del gimnasio.

Brasil: Cierre establecimientos a partir del 24 de Marzo, apertura dada por el gobierno en Fase
1 a partir del 18 de Mayo, a hoy han abierto ciudades intermedias y pequeñas. Medidas de uso
obligatorio de tapabocas, sistema de turnos para el control de acceso con tiempos de 90 minutos
por turno, clases grupales de 40 minutos y 20 minutos para limpieza y desinfección, no se
permite el ingreso de personas de riesgo, distancia mínima de 2 metros entre equipos, aforo
entre el 25 y 50% según el estado.

Se hizo cierre de los gimnasios nuevamente entre el 15 y el 1 de junio y se volvió a reabrir en


todo el país desde el 1 de julio.

En ninguno de los países que han dado reapertura al sector de gimnasios se ha presentado
ningún brote de Covid.

La trazabilidad de las personas ya sean afiliados o empleados se puede llevar al 100%, sabiendo
quien entra, a que horas entra y a que horas sale y con cuantas personas ha tenido contacto por
estar en los mismos horarios.

Referencias
1. Pan A., Liu L., Wang C. Asociación de intervenciones de salud pública con la epidemiología del
brote de COVID-19 en Wuhan, China. J Am Med Assoc. 2020; 323 (19): 1915–1923. doi: 10.1001
/ jama.2020.6130. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
2. Lake MA Lo que sabemos hasta ahora: conocimiento e investigación clínica actual de COVID-
19. Clin Med (Lond). 2020; 20 (2): 124-127. doi: 10.7861 / clinmed.2019-coron. [ Artículo
gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
3. Gabutti G., d'Anchera E., Sandri F. Coronavirus: actualización relacionada con el brote actual
de COVID-19. Infectar Dis Ther. 2020; 8 : 1-13. doi: 10.1007 / s40121-020-00295-5. [ Artículo
gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
4. Mousavizadeh L., Ghasemi S. Genotipo y fenotipo de COVID-19: sus roles en la patogenia. J
Microbiol Immunol Infect. 2020 doi: 10.1016 / j.jmii.2020.03.022. Publicado en línea. [ Artículo
gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
5. Gasmi A., Noor S., Tippairote T., Dadar M. Estrategia de gestión de riesgos individuales y
posibles opciones terapéuticas para la pandemia COVID-19. Clin Immunol. 2020; 7 :
108409. doi: 10.1016 / j.clim.2020.108409. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
6. Yuki K., Fujiogi M., Patofisiología de Koutsogiannaki S. COVID-19: una revisión. Clin
Immunol. 2020: 108427. doi: 10.1016 / j.clim.2020.108427. [ Artículo gratuito de
PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
7. Scavone C., Brusco S., Bertini M. Tratamientos farmacológicos actuales para COVID-19: ¿qué
sigue? Br J Pharmacol. 2020 doi: 10.1111 / bph.15072. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
8. Siordia JA, Jr. Epidemiología y características clínicas de COVID-19: una revisión de la
literatura actual. J Clin Virol. 2020; 127 : 104357. doi: 10.1016 / j.jcv.2020.104357. [ Artículo
gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
9. Walsh NP, Gleeson M., Shephard RJ Declaración de posición. Primera parte: función
inmunológica y ejercicio. Exerc Immunol Rev. 2011; 17 : 6-63. doi: 10.1002 /
eji.201040296. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
10. Martin SA, Pence BD, Woods JA Ejercicio e infecciones virales del tracto respiratorio. Exerc
Sport Sci Rev. 2009; 37 (4): 157-164. doi: 10.1097 / JES.0b013e3181b7b57b. [ Artículo gratuito
de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
11. Lowder T., Padgett DA, Woods JA El ejercicio moderado protege a los ratones de la muerte
debido al virus de la influenza. Brain Behav Immun. 2005; 19 (5): 377–380. doi: 10.1016 /
j.bbi.2005.04.002. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
12. Warren KJ, Olson MM, Thompson NJ El ejercicio mejora la respuesta del huésped a la
infección viral de la influenza en ratones obesos y no obesos a través de diferentes
mecanismos. Más uno. 2015; 10 (6) doi: 10.1371 / journal.pone.0129713. [ Artículo gratuito de
PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
13. Sim YJ, Yu S., Yoon KJ, Loiacono CM El ejercicio crónico reduce la gravedad de la
enfermedad, disminuye la carga viral y produce mayores efectos antiinflamatorios que el
ejercicio agudo durante la infección por influenza. J Infect Dis. 2009; 200 (9): 1434–1442. doi:
10.1086 / 606014. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
14. Davis JM, Kohut ML, Colbert LH Ejercicio, función de los macrófagos alveolares y
susceptibilidad a infecciones respiratorias. J Appl Physiol. 1985; 83 (5): 1461–1466. doi: 10.1152
/ jappl.1997.83.5.1461. 1997. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
15. Murphy EA, Davis JM, Carmichael MD El estrés del ejercicio aumenta la susceptibilidad a la
infección por influenza. Brain Behav Immun. 2008; 22 (8): 1152-1155. doi: 10.1016 /
j.bbi.2008.06.004. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
16. Lowder T., Padgett DA, Woods JA El ejercicio moderado poco después de la infección por el
virus de la influenza reduce la respuesta inflamatoria Th1 en los pulmones de los ratones. Exerc
Immunol Rev. 2006; 12 : 97-111. doi: 10.1016 / j.bbi.2005.04.002. [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
17. Murphy EA, Davis JM, Brown AS Papel de los macrófagos pulmonares en la susceptibilidad a
las infecciones respiratorias después de un entrenamiento de ejercicio moderado a corto
plazo. Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol. 2004; 287 (6): R1354 – R1358. doi: 10.1016 /
j.bbi.2008.06.004. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
18. Kohut ML, Davis JM, Jackson DA El papel de las hormonas del estrés en la supresión inducida
por el ejercicio de la función antiviral de los macrófagos alveolares. J
Neuroimmunol. 1998; 81 (1-2): 193-200. doi: 10.1016 / s0165-5728 (97) 00179-3. [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
19. Kohut ML, Martin AE, Senchina DS, Lee W. Los glucocorticoides producidos durante el
ejercicio pueden ser necesarios para una óptima proliferación celular y de IL-2 inducida por
virus, mientras que tanto las catecolaminas como los glucocorticoides pueden ser necesarios
para una defensa inmunitaria adecuada frente a la infección viral. Brain Behav
Immun. 2005; 19 (5): 423–435. doi: 10.1016 / j.bbi.2005.04.006. [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
20. Nieman DC, Johanssen LM, Lee JW, Arabatzis K. Episodios infecciosos en corredores antes y
después del maratón de Los Ángeles. J Sports Med Phys Fit. 1990; 30 (3): 316–328. doi: 10.1249
/ 00005768-199402000-00002. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
21. Nieman DC Ejercicio, infección del tracto respiratorio superior y sistema
inmunológico. Ejercicio deportivo Med Sci. 1994; 26 (2): 128-139. doi: 10.1249 / 00005768-
199402000-00002. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
22. Svendsen IS, Hem E., Gleeson M. Efecto del ejercicio agudo y la hipoxia sobre los
marcadores de inmunidad sistémica y mucosa. Eur J Appl Physiol. 2016; 116 (6): 1219-1229. doi:
10.1007 / s00421-016-3380-4. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google
Scholar ]
23. Gleeson M., Bishop N., Oliveira M., McCauley T., Tauler P., Muhamad AS Riesgo de infección
respiratoria en atletas: asociación con la producción de IL-10 estimulada por antígeno y la
secreción salival de IgA. Scand J Med Sci Sports. 2012; 22 (3): 410–417. doi: 10.1111 / j.1600-
0838.2010.01272.x. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
24. Rooney BV, Bigley AB, LaVoy EC Los linfocitos y los monocitos salen de la sangre periférica
minutos después del cese del ejercicio en estado estable: un análisis temporal detallado de la
extravasación de leucocitos. Physiol Behav. 2018; 194 : 260-267. doi: 10.1016 /
j.physbeh.2018.06.008. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
25. Simpson RJ, Campbell JP, Gleeson M. ¿Puede el ejercicio afectar la función inmunológica
para aumentar la susceptibilidad a las infecciones? Ejercicio Immunol Rev.2020 ; 26 : 8-
22. [ PubMed ] [ Google Académico ]
26. Weidner TG, Cranston T., Schurr T. El efecto del entrenamiento físico sobre la gravedad y
duración de una enfermedad viral de las vías respiratorias superiores. Ejercicio deportivo Med
Sci. 1998; 30 (11): 1578-1583. doi: 10.1097 / 00005768-199811000-00004. [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
27. Zhou F., Yu T., Du R. Curso clínico y factores de riesgo de mortalidad de pacientes adultos
hospitalizados con COVID-19 en Wuhan, China: un estudio de cohorte
retrospectivo. Lanceta. 2020; 395 (10229): 1054–1062. doi: 10.1016 / S0140-6736 (20) 30566-
3. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
28. Dres M., Demoule Disfunción del diafragma durante el destete de la ventilación mecánica:
un fenómeno subestimado con implicaciones clínicas. Crit Care. 2018; 22 (1): 73. doi: 10.1186 /
s13054-018-1992-2. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
29. Vassilakopoulos T., Petrof BJ Disfunción diafragmática inducida por el ventilador. Am J Respir
Crit Care Med.2004; 169 (3): 336–341. doi: 10.1164 / rccm.200304-489CP. [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
30. McKenzie DC Fisiología respiratoria: adaptaciones al ejercicio de alto nivel. Br J Sports
Med.2012; 46 (6): 381–384. doi: 10.1136 / bjsports-2011-090824. [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
31. Powers SK, Bomkamp M., Ozdemir M. Mecanismos de preacondicionamiento inducido por
ejercicio en músculos esqueléticos. Redox Biol. 2020: 101462. doi: 10.1016 /
j.redox.2020.101462. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
32. Morton AB, Smuder AJ, Wiggs MP El aumento de SOD2 en el diafragma contribuye a la
protección inducida por el ejercicio contra la disfunción del diafragma inducida por el
ventilador. Redox Biol. 2019; 20 : 402–413. doi: 10.1016 /
j.redox.2018.10.005. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google
Scholar ]
33. Smuder AJ, Min K., Hudson MB El ejercicio de resistencia atenúa la disfunción del
diafragma inducida por el ventilador. J Appl Physiol. 2012; 112 (3): 501–510. doi:
10.1152 / japplphysiol.01086.2011. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
34. Smuder AJ, Morton AB, Hall SE Efectos del preacondicionamiento del ejercicio y
HSP72 en la función del músculo del diafragma durante la ventilación mecánica. J
Caquexia Sarcopenia Músculo. 2019; 10 (4): 767–781. doi: 10.1002 /
jcsm.12427. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
35. Sollanek KJ, Burniston JG, Kavazis AN Cambios globales del proteoma en el
diafragma de rata inducidos por el entrenamiento con ejercicios de resistencia. Más
uno. 2017; 12 (1) doi: 10.1371 / journal.pone.0171007. [ Artículo gratuito de
PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
36. Powers SK, Hudson MB, Nelson WB Los antioxidantes dirigidos a las mitocondrias
protegen contra la debilidad del diafragma inducida por la ventilación mecánica. Crit
Care Med. 2011; 39 (7): 1749-1759. doi: 10.1097 /
CCM.0b013e3182190b62. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
37. Booth FW, Gordon SE, Carlson CJ En guerra contra las enfermedades crónicas
modernas: prevención primaria a través de la biología del ejercicio. J Appl
Physiol. 2000; 88 : 774–787. doi: 10.1111 / j.1600-0838.2000.100509.x. [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
38. Lightfoot actual. Comprensión de la base genética de la actividad física. J
Nutr. 2011; 141 (3): 526–530. doi: 10.3945 / jn.110.127290. [ Artículo gratuito de
PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
39. Norman LG La salud de los conductores de autobús un estudio en el transporte de
Londres. Lanceta. 1958; 272 (7051): 807–812. doi: 10.1016 / S0140-6736 (58) 90373-
8. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
40. Morris JN, Crawford MD Enfermedad coronaria del corazón y actividad física del
trabajo: evidencia de una encuesta nacional de necropsia. Br Med J. 1958; 20 (12):
1445–1496. doi: 10.1136 / bmj.2.5111.1485. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
41. Mandsager K., Harb S., Cremer P. Asociación de aptitud cardiorrespiratoria con
mortalidad a largo plazo entre adultos sometidos a pruebas de ejercicio en cinta
rodante. JAMA Netw Open. 2018; 1 (6) doi: 10.1001 /
jamanetworkopen.2018.3605. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
42. Lee IM, Shiroma EJ, Kamada M. Asociación del volumen y la intensidad del paso
con la mortalidad por todas las causas en mujeres mayores. JAMA Int
Med. 2019; 179 (8): 1105. doi: 10.1001 / jamanetworkopen.2018.3605. [ Artículo
gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
43. Inciardi RM, Lupi L., Zaccone G. Afectación cardíaca en un paciente con
enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) JAMA Cardiol. 2020 doi: 10.1001 /
jamacardio.2020.1096. Publicado en línea el 27 de marzo. [ Artículo gratuito de
PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
44. Bonow RO, Fonarow GC, O'Gara PT, et al. Asociación de la enfermedad por
coronavirus 2019 (COVID-19) con lesión miocárdica y mortalidad. JAMA
Cardiol. Publicado en línea el 27 de marzo. DOI: 10.1001 /
jamacardio.2020.1105. [ PubMed ]
45. Yang C., Jin Z. Una infección respiratoria aguda se convierte en la epidemia no
transmisible más común: COVID-19 y enfermedades cardiovasculares. JAMA
Cardiol. 2020 doi: 10.1001 / jamacardio.2020.0934. Publicado en línea el 25 de marzo.
[ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
46. Sribhutorn A., Phrommintikul A., Wongcharoen W. El efecto de modificación de la
vacuna contra la influenza en los indicadores de pronóstico de eventos cardiovasculares
después del síndrome coronario agudo: observaciones de un ensayo de vacunación
contra la influenza. Cardiol Res Pract. 2016; 2016 : 4097471. doi: 10.1155 /
2016/4097471. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
47. Thompson PD, Dec GW Necesitamos mejores datos sobre cómo manejar la
miocarditis en atletas. Eur J Prev Cardiol. 2020: 1–3. doi: 10.1177 /
2047487320915545. 0 (0) [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Académico ]
48. Blocken B., Malizia F., van Druenen T. Hacia un COVID19 aerodinámicamente
equivalente Distancia social de 1,5 m para caminar y
correr. 2020. http://www.urbanphysics.net/Social%20Distancing%20v20_White_Paper.
pdf Preimpresión en.
49. Hawley JA, Hargreaves M., Joyner MJ Biología integradora del
ejercicio. Célula. 2014; 159 : 738–749. doi: 10.1016 / j.cell.2014.10.029. [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
50. Hamilton MT El papel de la duración contráctil del músculo esquelético a lo largo
de todo el día: reducir el tiempo de sedentarismo y promover la actividad física
universal en todas las personas. J Physiol. 2018; 596 : 1331-1340. doi: 10.1113 /
JP273284. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
51. Pette D. Perspectivas históricas: plasticidad del músculo esquelético de los
mamíferos. J Appl Physiol. 2001; 90 : 1119–1124. doi: 10.1152 /
jappl.2001.90.3.1119. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
52. Vina J., Sanchis-Gomar F., Martinez-Bello V. El ejercicio actúa como una
droga; los beneficios farmacológicos del ejercicio. Br J Pharmacol. 2012; 167 (1): 1–
12. doi: 10.1111 / j.1476-5381.2012.01970.x. [ Artículo gratuito de PMC ] [ PubMed ]
[ CrossRef ] [ Google Scholar ]
53. Bowden Davies KA, Pickles S., Sprung VS Actividad física reducida en adultos
jóvenes y mayores: implicaciones metabólicas y musculoesqueléticas. Ther Adv
Endocrinol Metab. 2019; 10 doi:
10.1177/2042018819888824. 2042018819888824. [ Artículo gratuito de
PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
54. Rabøl R., Petersen KF, Dufour S., Flannery C., Shulman GI La reversión de la
resistencia a la insulina muscular con el ejercicio reduce la lipogénesis de novo hepática
posprandial en individuos resistentes a la insulina. Proc Natl Acad Sci US
A. 2011; 108 : 13705-13709. doi: 10.1073 / pnas.1110105108. [ Artículo gratuito de
PMC ] [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
55. Nascimento CM, Inglés M., Salvador-Pascual A. Sarcopenia, fragilidad y su
prevención mediante el ejercicio. Free Radic Biol Med. 2019; 132 : 42–49. doi: 10.1016
/ j.freeradbiomed.2018.08.035. [ PubMed ] [ CrossRef ] [ Google Scholar ]
56. Arc-Chagnaud C., Py G., Fovet T., Roumanille R. Evaluación de un cóctel
antioxidante y

También podría gustarte