Está en la página 1de 1

Deportes

alto que fue a pegarle mi batazo al poste que delimita si es foul o es


bueno, la pelota le pegó al poste y se fue del lado de foul, creyendo era
foul me regresé y los ampayers me gritaban ‘cuatro, dale la vuelta’. Yo
super emocionado no la podía creer, mi primer tablazo de vuelta completa
en liga mexicana así fue”.
“Otra de mis anécdotas fue en la liga del Noroeste como segunda base,
se me cayó un elevado y el corredor hizo jonrón de campo, ese fly que se
me cayó y ya ni quería salir a cenar de abajo de la cama pues se perdió ese
día por mi culpa, pero lo interesante aquí es que el beisbol da revanchas
ya que al día siguiente vine con la casa llena, mandé ladrando a doña
blanca del otro lado de la barda y ganamos. Hicimos historia dándole su
primer campeonato a los pureros de Compostela en la liga del noroeste”.
“Una sola vez me le paré a batear a mi hermano en la liga norte de
Sonora. Mi hermano con Tecate y un servidor con Rojos de Caborca, y me
dominó con elevadito al campo corto”, cuenta.
¿Dónde le gustaba más comer a Joel Canales? Por toda la República
Mexicana galopó. Nos cuenta que las tlayudas de Oaxaca y las carnes de
Sonora era de lo mejor.
“Otra de las experiencias vividas fue cuando jugué con Sultanes de
Monterrey, visitamos la capital y conocí a Niurka Marcos, la madrina de
Diablos; la nuestra fue Priscila. ¡Mucha gente que conoce uno galopando
en los diamantes!”, exclamó.
“En otra ocasión estábamos de gira en Veracruz y como el roomie de
Isidro Márquez (compañero de cuarto) era Manuel Cazarín, él ahí vivía
pues obvio no estaba con el equipo en el hotel, poniéndome a mí con tan
tremendo pitcher en ambas ligas fuimos a cenar y a la hora de pagar la
cuenta el Sr. Márquez no encontraba su cartera y sonriendo, creo era para
ver como reaccionaba, le pagué la cuenta y la carrilla al día siguiente no
se hizo esperar que un novato le pagó la cuenta a tan tremendo caballón”.
“También recuerda que cuando lo cambiaron de Piratas de Campeche a
Sultanes de Monterrey llegó un lunes temprano y había como 70 peloteros
entrenando. ‘Chin, ¿qué voy hacer ahora, mostrar mis armas desde ya derecho, y creo en lo personal fue algo que me llevó a liga mexicana ya
para que los coachs vean mis cualidades y mostrar las ganas que tenía que siempre me ayudó mi padre a entrenar y disciplinarme para hacer
de quedarme en el equipo? Gracias a Dios toda la temporada me quedé caso a lo que dice el manager, ya que lo que ordene hay que obedecerlo”.
ese año en Monterrey”. “Recuerdo en una ocasión mi padre un día antes me dijo ‘no canses
tu brazo, mañana pitcharás’. No obedecí y así fue, perdimos y mi padre
Volviendo a la liga regional le comentamos nos dijera sus vivencias: “El me recalcó que fue por mi culpa. Muy claro fue esa vez y es algo que le
beisbol es para hacer amigos, hice tremendas amistades en San Miguel, agradezco, ya que no me anduvo con rodeos, me habló con la verdad y
la Capilla y San Ignacio”. Sigue en contacto con ellos y le entra la nostalgia no porque fuera un infantil en ese momento me la pasaría diciendo ‘no
al saber que la liga regional no acepta refuerzos de ninguna índole, pues pasa nada’. Claro que pasa, no hablar con la verdad cuando el peloterito
recuerda los 10 años que la jugó: “Cada que estaba en Guadalajara y no obedece está muy mal, quien así lo hace para no hacerlos sentir mal
venía fueron grandes e interesantes momentos pues la final que jugamos crecerán con la mentalidad que si están haciendo bien la cosas. Aquella
Capilla contra Pegueros fue fantástica, con Capilla éramos Danny de León vez recibí un castigo por no hacer caso a mi manager, que en ese momento
y un servidor y con Pegueros era el Yiyo y Carlos Nuñez, los refuerzos que era mi padre.”
valía la pena asistir a esos juegos de finales”.
Y nos comenta por qué la liga regional no la hacen como en Coahuila, Le dijimos nos diera su mensaje para la juventud: “Hacer caso, ser
puro pelotero de Coahuila, acá así pueden hacerla puro pelotero de humilde, hay mucha gente con mucho potencial, sigan a sus entrenadores
Jalisco: “Allá en Coahuila la gente va al estadio te aplaude y si no te salen y tienen que ser profesionistas, primero el estudio y hay que entrenar,
las cosas te agitan, pero es muy motivante cuando remolcas carrera o mucho entrenar, es la base del éxito”.
estás en segunda base y quieres anotar la del empate o la ventaja y llegas
al pentágono a chocar con el catcher, a anotar a como se pueda, el chiste
es llegar. Ojalá y la mesa directiva de la liga regional acepte otra vez
refuerzos y poder terminar en esa liga lo que me queda”, dijo. “El torneo
de fiestas patrias en San Ignacio me gustaría volverlo a jugar”.
Del campeonato logrado con el equipo Dodgers la temporada pasada
ganándole a Purísima, ¿nos contará algo Joel Canales?
Y todavía se emocionó: “Fueron cuatro juegos que a pesar del marcador,
buen rato estuvieron en el alambre y no se sabía para dónde se inclinaría
la balanza. A final de cuentas nos tocó campeonar sin menospreciar al
equipo de Purísima, que lástima ya no nos quisieron este año, es un
tremendo ambiente que se vive en la liga regional alteña.”

¿Qué consejos para los que quieran llegar al profesionalismo das?

“Hay que tener mucha disciplina, si te dice el manager hay que estar a
las, 4 tienes que llegar a las 3 y media por que si llegas a la hora que te
citó el manager ya vas tarde. Además tienes que entrenar mucho antes
y después del juego. Batear de los dos lados es algo que siempre he
recomendado ya que tienes mucha ventaja, infinidad de veces escuché
‘mañana tira pitcher zurdo’ y me iba bien y al día siguiente pitcharía un

7 días Sábado 30 de mayo de 2020 15