Está en la página 1de 1

Opinión

Reflexiones amorosas
“Y el Señor Jesús, después de hablarles, fue arrebatado al cielo, y se sentó a la diestra Su pasión Santísima, podemos decir, la fe y se será salvo.
inició al derramar su preciosísima sangre Jesús reprende la incredulidad

La gloriosa ascensión
de Dios.” Mc. 16, 19)
al ser circuncidado, en la oración del manifestada por los apóstoles al ser
huerto, durante el juicio en casa de Caifás, avisados por otros de su resurrección
al ser abofeteado aflora su divina sangre como fue su promesa, ellos dudaron

del Señor a los cielos


de su rostro, el injusto maltrato con azotes como Tomás, que no creyó. No es
sobre su divina espalda y el desborde de ninguna manera que dejo para el
de sangre en cada latigazo, cuando le último momento regañarlos por haber
Por Antonio Fernández
fue impuesta burlonamente sobre su dudado de su resurrección. Bien puedo
divina cabeza una corona de espinas preguntarte, estimado lector, cuando
Jesucristo Nuestro Señor, al final de su del mundo es gigantesca, hoy más que puntiagudas, la inmisericorde actitud del hay algo que te molesto y enfado de
vida terrena, sube triunfante a los cielos, nunca hundida entre el materialismo y ser humano contra la misericordia infinita alguien en quien tenías confianza en tu
refiriéndose a ello nos ilustra San León: la cobardía de perder la vida terrena, sin de Dios su Creador clava sus divinos pies vida, sea el hogar, el trabajo o amistades,
“Porque el Hijo de Dios, después de importar la muerte eterna del alma la cual y manos al madero de la cruz y al instante se presentó un problema que te hace
haberse incorporado a los que la envidia no lo entiende, no lo quiere creer como se esparció su sangre por sus brazos y modificar lo que pensabas bien de un
del diablo había arrojado del paraíso tampoco aprecia el valor trascendente de pies hasta el suelo siendo pisoteada por buen amigo, pariente o jefatura, a lo que
terrenal, los lleva consigo al subir a su lo que significa salvar su alma y tampoco esos hombres, así continuó el suplicio va la pregunta: ¿recelas de esa persona,
Padre”. le da el valor de ganar la gloria eterna. hasta que cesó salir de su divino cuerpo la sacas conclusiones temerarias, haces
Pasamos al clamoroso triunfo El triunfo de la Ascensión del Señor preciosísima sangre, concluyó su pasión, critica e intriga áspera y hasta falsa con
profetizado por David, la victoria de es el cumplimiento de la promesa hecha a crucifixión y muerte, más las cosas no amistades, tu familia y más? ¿Es mucho
Cristo: “Pueblos todos, batid palmas, sus discípulos: resucitar al tercer día según quedaron ahí. Cuando el soldado da la aceptar para vencer el “yo” herido poder
aclamad a Dios con cantos de júbilo, las escrituras. El triunfo de su resurrección lanzada sobre el costado en un cuerpo sin perdonar, recuperar la amistad, dejar las
porque el Señor Altísimo, terrible y fue sentar las bases sobre las que instituyó vida es entender, Nuestro Señor dio por su cosas aclaradas y olvidarlas. Esto, bien lo
sublime es el gran Rey sobre toda la Nuestra Santa Madre Iglesia la victoria de misericordia infinita mensaje a los siglos, sabes, es poco comparado con la realidad
tierra” ¡Cierto! Es Justo y misericordioso. Cristo Nuestro Señor, la perfección de su al retirar esa lanza brotaron las últimas buena o mala que cada quien ha vivido en
He aquí que el conocimiento de la victoria obra divina es su gloriosa Ascensión a los gotas de sangre porque ya no había más, su relación con otras personas, pudiendo
final de Dios por intermedio de su divino cielos. El cristiano católico jubiloso de la con ella los pecados de la humanidad de más la inquina se termina en odio,
Hijo es la ascensión gloriosa de Cristo divinidad de Cristo con pleno gozo de las todos los tiempos hasta el final del mundo resentimientos, venganzas y rencores
Nuestro Señor a los cielos. facultades del alma atrae a su corazón la están pagados; la gloriosa ascensión del de toda la vida. Pero ¿sabes una cosa,
¿Que es gloriosa la Ascensión del palabra del Señor: “Soy Yo el camino, y triunfo de Nuestro Señor Jesucristo es estimado lector? Cristo Nuestro Señor es
Señor? ¡Claro que lo es! Es el triunfo de la verdad y la vida: nadie va al Padre, sino la redención de la humanidad pecadora nuestro Padre, en nada tiene de semejanza
Cristo Nuestro Señor sobre el demonio. por Mí”. la consoladora promesa de salvación; la a nosotros los seres humanos, porque una
Triunfo por el que la humanidad tiene No es una exageración afirmar que ascensión de Cristo Nuestro Señor puso cosa es haberse revestido de las miserias
asegurada la salvación eterna, desde Nuestro Señor anuncia su ascensión fin a su permanencia en los seres humanos del cuerpo humano y otra ser pecadores
luego, porque toda persona al pasar por con tiempo de anticipación. Entender el uno de los artículos fundamentales de como nosotros. Él jamás cometió
este mundo superándolo hasta hacer suya señalamiento, claro y sencillo, no es ni nuestra fe anunciado con anterioridad por pecado alguno. Jesucristo Nuestro Señor
la gloria por la que Nuestro Señor vivió, parece cosa fácil cumplirlo, pero cuando Él mismo. Padre indulgente y tolerante, paciente,
padeció y murió, es el triunfo por el que se está acostumbrado a las cosas del El Reverendo Padre Federico Faber benevolente y todo misericordioso,
culmina su primera venida al mundo mundo, el incrédulo lo convierte en una expone: “Jesús se nos muestra en todo cuando pecamos perdona, no solo una
cumpliendo el anhelo del Padre, para ficción que ha hecho de ella un hábito. Un lugar y a toda hora hermoso, ora cuando vez sino las veces que caemos, Él con su
ello derramó su preciosísima sangre de escape para él son las críticas vanas como lo vemos desfigurado por los tormentos perdón nos levanta de la misma forma en
la que una sola gota hubiera bastado para todo comentario irónico e insidioso que no de la pasión, ora en los esplendores de que fue comprensivo con sus discípulos
salvar al mundo del pecado, fue necesario merece Padre tan amoroso. Cristo Nuestro su resurrección gloriosa, y lo mismo lo es con nosotros, miserables pecadores
derramarla toda porque sí de salvar la Señor es el Pastor de las ovejas por las que al mirar sus miembros dilacerados por
de los siglos por los que se pasa. Padre
humanidad del pecado se trata, necesario nunca cesará de luchar por conducirlas los azotes, que al contemplarle en las
responsable en la corrección, dio la
es derramar toda por la causa de la al redil de sus pastos espirituales, tan inefables dulzuras de Belén. Jesús es
enseñanza que espera de sus ovejas, no
humanidad que vive en gravedad extrema, cierto es que antes de morir dijo: “Todo hermoso en su Madre.” Ello explica la
dejó de corregir el error, no dejó pasarlo
porque es ese mismo nivel de gravedad en está cumplido” para salvar al mundo del alegría de los Apóstoles al verle ascender,
por alto, no dejó nada al olvido, era
las almas pecadoras, así se requería fuera pecado, para eso hubo de peregrinar en comprendieron y entendieron la obra que
obligada la llamada de atención en punto
el pago, por ello llevó sobre sus hombros la el mundo anunciando la buena nueva por su Divino Maestro hizo en ellos, por eso
tan importante de la fe y confianza en
cruz del oprobio y la afrenta de los pecados el camino inmerecido de la persecución e es también gozo en el cristiano católico
su palabra, tenía que dejar el precedente
de cuanto ser humano ha estado, está y incomprensión, de los ultrajes y blasfemias de la posteridad de los siglos conocer el
sobre todo por la obra que habrán de
estará en el mundo. La afrenta vergonzosa y la negación repulsa a su enseñanza. testimonio de los primeros, vivir en su
realizar, y como Dios es justo, obró como
corazón y sus sentidos su participación
Padre compresivo y bondadoso, y lo dio a
del glorioso momento en que ascendió
saber al cristiano católico.
a los cielos, motivados los ya apóstoles
Por último, se les apareció a los once
y discípulos comparten adelantándose
mientras comían y les echó en cara su
a los tiempos al cristiano católico de
la posteridad el esplendor de su divina
falta de fe y dureza de corazón porque
majestad, no deseaban dejar de fijar sus ojos no habían creído a los que lo habían visto
en su divina persona, gozosos miraban al a Él resucitado entre los muertos. Ahora
cielo y conforme asciende se va perdiendo creen en su Señor que ha resucitado.
de su vista, concentrado su pensamiento Aprendamos de las sublimes palabras
en lo que vivieron fueron sorprendidos al de Santo Tomás de Aquino: “Quede la
ver y escuchar a dos varones vestidos de enseñanza, Nuestro Señor ha dejado a
blanco que significa: los cielos viven la la humanidad de todos los siglos que
fiesta de la Ascensión del Señor, les dan no reconoce aquellos incrédulos que se
a conocer la palabra del Padre: “Varones aferran a la necedad obcecada de negar
de Galilea, ¿Por qué quedáis aquí mirando y despreciar los bienes de la palabra
al cielo? Esté Jesús que de en medio de verdadera del Señor y no mantenerse en
vosotros ha sido recogido en el cielo, la fe, obvio que de arrepentirse venciendo
vendrá de la misma manera que lo habéis las nubes negativas de la cabeza con
visto ir al cielo”. Conclusión, vivir según sinceridad, Él perdona.”

7 días Sábado 30 de mayo de 2020 11