Está en la página 1de 8

1

[
Características
del Estudiante Universitario

Alicia Torre# M u/foz •

En este artículo se ptesenran las caracrerlsrlcas de los estudian/es


universitarios y las bases para una exploración de grupos universi-
tarios.

SI el euudtanre es el pl'imero y más importare objeto de estudio de


fa Unlvers/dod, /JÓ/o p11ed~ dirigírsv conociéndolo JI para conocetlo
hay 11eceaídad de estudiarlo 1•

JNTRODUCCION Se pretende hacer una sencilla eva·


luación oomprensiva del estudiante u:-!
Al mencionar caraeterIsricas de los versítario colombiano actual, a la luz de
estudian res, se hace referencia a los rasgos la realidad observada directamente du-
personales, individuales y académicos, rante 20 ailos en el diario quehacer de la
indicando con ei!o el modo de compor- docencia universilaria; y por supueslo
tarse frente a una situación concreta, tan fundamentada en los conceptos de respe-
impottante en este nivel oomo es la for- tables "pensadores y maestros" del mun-
mación proresional, do universitario entre los cuales se desta-
.. UccnCÍllóa "" C\~tllU <lt ~ Eó"~>..t ibn = c.poclaBó~\1 '"' l'•ieo!Q&\a. Ml\¡\\Wn en im~ti·
gacl6n y docencia unlvctsit.ll.ri.a, proteso.ra asoc!adu y a;¡osora de proyectos de grado do la
P~ultcd de lngeníeria Civil de ta Universidad Militar ··Nuev6 Gtanada",

l. SAl'ITO TOMAS. Suma Teolópca. T.X.Q., 166, p. 401.
lnvestigaclón y Desarrollo Social, Bogotá{Col.} V. 1 No. 4 Enero • Abril- 1990
can prioritariamente los certeros plan tea· para lomar apuntes, la astucia djaJéc tica
mientos del Sociólogo colombiano, in- de convencimiento a los profesores, es-
~esti¡ador y profe<JOr universitario, Dr. q uivarse anr" Jos trabajos de p ráclicas,
Fabio Herndndez Dlaz, los cuales con- presentar como propios trabajos ajenos,
cuerdan totalmente con la ,1a 1ural~za y memorizar para salir del paso. frecu entar
necesidades del estudiante. el aula sólo e n la época de exámenes, etc.,
aún a sabiendas de que obrar en tal for·
ma está en desacuerdo con la ética.

1. ¿QUE SIGNIFICA SER ESTUDIAN- Todo lo amerio1, significa que una


T E UNIVERSITARIO? carrera profGSio nal muy pocas veces se
esrudia desptoé~ de haber hecho un análi-
Ser estudiame universitario. en nues- sis de la silu~cíón real en cll8nto a voca-
tro medio es u n privilegio sOcial que la- ción, limitaciones, objetivos, posíbiHda-
men tablemen te, no siempre comprenden des, etc. Quitás, ésta sea una de las prin-
y a veces ni advierten quienes Jo disfru· cipales causas d e los fracasos durante el
tan ·por cuan to ni siquieu loman con· esludio y después en el ejercicio profe-
ciencia de las rcsponsabllidades que la sional.
sociedad exige de cualquier élite· enten·
diendo por elite esa minorla privl\eg.\ada Frente a esta situación, un tanto pe-
que lo¡¡ra ingresar a la unive~idad, según simista, son muchos los aspectos positl·
nos consta después d e cada periodo de vos y los valores que se destacan. Cuando
admisiones y a través de Jos alannantes consideramos al estullianle en coJtiunto.
dato s que, al tespecto, publica anualrnen· es evidente ta d inámica que lo acred1t3
le la prensa . como poder de estamento principal de la
universidad.
Ser estudiante universitario y disfru-
tar de las prerrogativas de la educación En la situación real de los grupos que
superlo1 en nuestro pafs, es y seguirá acrualmenle in¡¡resan a la universidad,
siendo pTivilegio sólo de quiene~ perle· existe una personalidad de elementos in·
nezcan o en alguna fonna pue!lao teneT maduros, inseguros, desconcertados, aun·
conexión con las clases pudienres econó- que animicamenlc dispuestos para el na-
mica, social y polfticamente, factores cu· wral proceso de maduración en el cual
ya primacfa se h ace cada ve:l. más notoria ha de sentirse comprometido el docenle.
;obre el aspeclo académico.
La cucunscancia ambiental desempe·
La un iversidad se constituye e n puen- ña un papel especialmente significacl~o
le propicio para conseguJT un ''status" <Je en la exploración de las características .
5Upe rioridad que un día ser~ respa ldado
por un lltulo a como cueste, n o ~nporla Es elemental subrayar que el med io
mucho la eficiencia o calidad profesionaL ambiente -ilen tro de un enfoque d e sis·
temas- para un estudiante universitario
El estudiante común y corriente 2 , no sólo está limitado a la simple aula d e
está acostumbrado a ver la culmmació n clase, sino a parámetros vaiiables que
de u na carrera como única y e xcluSiva com prend en , e ntre o tros, los cstracos
posibilidad de éxito y pretend e lleaar u la
meta por los medios que más se ucoono- •
den a su pereza mental Y a la tendencia a 2. HERNANDEZ DJAZ, Fabio. Métodos y
minimizar el esfuerzo inleleclual; tales tecnicu d• estudio •n la Univ<rsidad. Do·
son, la copia en Jos ~x~mene~, la pereza golá, Edicion.a falñer, 1972, p. 40.
l68 Investigación y ~llo Social. Bogotá (Col.) V. 1 No. 4 Enero ·Abril - 1990
r socio-económico, geográfico y ps!quico
del cstudian¡e, Este mismo medlo am-
bierate va a determinar cómo opera el
cación y emp leo de la objetivtdad y la ra-
cionalidad y cerciorarse de que Jos cono·
cimientos que tra11smHc y las aptitudes
t. sistema. que procura desarroUar son las más im-
portantes al ''habital~ de los estudiantes.
"Si el estudiante, según Santo To- A esta re:1lidad sólo Uegará el docente
1
mas, es e l primero y m~s importante que tiene d~cisloa~s fundamentadas en la
obje to de e studio de la universidad , sólo información razonable y fiel que aporta
puede dirigirse conociéndolo y para co- la investigación ed ucativa.
no cerlo hay necesidad de e sludlad o" :¡.
La estrategia del conocimienlo racio-
Al realiz.ar la exploración prelimi- nal y objetiVo de los estudiantes, su; ca·
nar de los grupos. el docen~ procurará racterfsdcas fundamen lales dentro y ruc-
conocer con la ma yo r riqueza posible, ra !le! cl<lusaro universitario, como tam·
los pormenores significat ivos, los antece· bién el fluJO cntJ e profesor y escudiante
dentes, el pe rru psicosocial y académico para el logro de lln resultado más posili·
d e los alumnos. vo, son objeto de estudio que implemen ·
la lo que pQdr!a denominarse una ecolo-
U no de los problemas más gra ves de gía escolar.
la o)nseflanza es el del ajuste reciproco
entre alumnos y pcofesores: la! l\ius¡e
2. LAS CARACTERISTICAS DE LOS

l
sólo es posible cu ando por interrr~lación
se h o logrado un amplio collo cimi.,nlo ESTUDJANTES Y SU TRASCEJII·
de ros amecedentcs, 03racterJsticss y DENCIA EN EL DESARROLLO DE
conducta$ individuales que estnlCIUran la LA LABOR DOCENTE
personalldad de los estudíall tcs. Para desarrollar este aspeclo básico
de la nueva tecnología educativa, es ne-
Hoy más que nunca, corresponde a cesario que los d occrHcs en general y de
los profesores universitarios considerar manera muy especial los del mundo uni·
retiamente la~ deficiencia~ y errores de versitario nos hagamos esta pregunta:
que se les acusa y mostrarse d ecididos a
renovar sus mérodos de acuerdo con la ¿Qué factores s" conocen del llJUI>O
nawraleza y las neces1dades de los eslu· csludiantíl, o sea de c ada uno de los es·
1
1 d iarues cuyo descon ocimiento engendrn cudiantes, que puedan afectar a los pla-
gra ,l parte de los preocupan tes problemas nes de ensellanza~ Parn contestarla. e! a-
q u e se plantean a la ed u cación su perior. penas natur~l que nos ubiquemos en ls
Ru sell Cooper, citado po r MoiTls, desla - realidad del profesor universi!ario que al
ca la necesid ad de adoptar nuevos estilos iniciar un periodo académico se dispoi\C
y 1écn icas para enseñar a un número ca- a desarrollar el programa de su msa ería
da vez mayor de estudiantes con clistin· con un yupo de esludi.a.ntes, para lo cual
tos niveles tle preparación y d iferentes ha sido contratado por el respectivo De·
expectativas; y· d e considerar la Influ en- caJlo de la F'acultad o el Jefe d el DepjlT·
cia rea l y potencial d e la ed ucación en la meMo.
Jos problemas sociales.
De esta situacióat, surge ouo cues1 io-
Cua lquiera que sean sus do!es o lim i· namien!o : $e ha preocupado la institución
• taciones, e l profesor que se sien!a com -
prometido con la educación superior de·
he es!ar saempre ale na para la auto crltica,
por informar al profesor sobre la calidad
humana del grllpO que se le entrega, de
descubrir los mejores canales de comuni· 3. SANTO rOMAS. Op. cíl. p. 401.
Investigación y De.:.urollo Socilli,IIOCOIÁ (Col.) V. 1 No. 4 Enero • Abril · 1990 269'
1
sus capacidades y limitaciones, de Jos an- cuanto sea posible, solución a las inquie-
tecedentes académicos, <iel nivel ~ eda- \\lde?. que $in ~:auce apropiado., pueoan l
des, del nivel de madurez, de las condí·
ciones socíoeconómic~s. de las limi tacio-
nes ambientales, del C.l. u otras medidas
afectar el desarrollo académico de un
curso. Se trata de utili:l.ar pautas o patro-
nes con los cuales puedan avanzar en el
!
l
de inteligencia rcsullantes de las pruebas aprendizaje a un ritmo propio y de con·
de admisión a que han sido sometidos los ronnidad con un programa encajado a
estudiantes en el caso de los primeros se· sus necesidades y adaptable a su tiempo.
mestrcs, de tos hábitos de estudio, del
grado de capaciua(J de los alumnos para "En algunos casos los alumnos pue·
trabajar solos o eo grupos. etc., etc.? den tomar parle en la selección de sus
experiencias de aprendizaje y de los ma-
Si hubiera oportunidad de hacer es· teriales instruccionales" 4. Conociendo
ras preguntas a un buen número de do· claramente las caracterfslicas del grupo,
centes y dada la atmósfera que se respira es posible presentarles dos, tres o más
en la mayor fa de lns aulas universicarias, caminos para que cada uno seleccione el
no seria precipitado suponer, que las q,ue mas le convenga de acuerdo con SI.IS
contestarían negativamen[e. En estas conocimientos previos, sus capacidades y
condiciones y teniendo en cuenta que las sus limitaciones acreditad as en la prueba
características ue los estudian res. en una de exploración.
u otra forma, afectarán las decisiones del
profe!>Or relativas a la s~lccción de objeci- Cualquiera que sea el tipo de instruc·
vos, al nivel en que se debe empezar un ción disei'l.atla por el doceme, es esencial
tema, ~ la profundid:~d del cscudio, a la que se infonne a(lte)S de la naturaleza del
vari~da<l de las actividades didácticas pro· grupo de estudian les y, cspecCficannente,
gramadas o que vayan a planearse, etc., de las necesidades de cada uno, en fun·
es a él a quien corresponde detectar las ción de las cuales debe fonnular los ob·
características de cada uno de los gwpos jctivos didácticos. Por esto se comprende
con los cuales ha de realizar su labor do- que deban aplicarse una variedad de mé-
cente. todos, recursos y procedimientos para el
logro de los mismos. Recuérdese que el
Gran parte de la información rdaliva objetivo didáctico Ideal es aqud qoe de-
a los estudiantes, puede ser extraída de [ermina los cambios que se oesean en la
sus expedientes personales que se encuen· clase a través de preguntas que el eslu·
eran en los archivos de las respectivas de- diante pueda contestar. los problemas
canal u ras, t.ajo la dertominación de Ho· que pueue resolver, Jos procedimientos
jas de Vida y preguntando a otros profe- que puede ejecutar, las actitudes que
sores. consejeros y asesores estudiantiles. manifiesta en su comportamiento y los
Si la universidad no está en condiciones valores a que aspira.
de suministrar al docente a través del De·
partamento de Orientación y Consejería, El conocimiento de las caracterlsti·
o de la Oficina de Admisiones y Regís· cas de los esi udiantes ayudará en la diff·
ero Académico, la información al menos cil tarea de fonnular objetivos didácticos
general de este tipo, tste, por su propia precisos que respondan a las necesídades
cuenta, debe explorar los grupos valién· y expectativas del estudiante univenlca-
dose para ello de procedimientos a los rio.
cuales se hará referencia n1ás adelante.
4. l{E'M,P, )eJTDld 'E:. I'láne amfento~dldai::tico.
Es necesario conocer el pensamiento Plan de desaaoilo pllra unidades y cursos.
de los estudiantes para encontrar, en Méltico: Diana, 1974, p. 27.
270 Ilwe;,1ipci6n y v-trolb Socál, Bo¡¡oü (Col,) V.l No. 4 f.nero • Abril-1990
• Por ejemplo, ¡.cómo pueden ajustarse !liante universitario para interpretarlo
la instrucción y la evaluación pata inlegralmence y ayudarlo en la búsqueda
1
que abarquen los sutiles objetivos de de su realización persoosl, misión que
\ la motivación para aprender, el pensa-
miento crítico, el juicio de los valores,
corresponde cum plír a la universidad a
través de sus estameJHos y de manera
1
las actitudes favorables de la disciplina. muy especial a trav~s del cuerpo <.locent~.
la aptitud p~ra organizar la información Se 11onen de manifiesto a continua·
perlinen te y para utilizar los conccp tos. ción las caracterlscicas de ese conjunto
la ha bilídad para resolver problemas, que ayudan a identificar al estudiante
ele.? Seguramente esas son algunas de las universitario tfpico, las cuales han sido
cuestiones más apremiantes y complejas ex traídas como productos directos de la
a que tiene que hacer frente el maestro observación sistemática efectuada en el
de una materia de estullio S. medio amhieme universitario y en un or-
den lógico ~e prese.ntao a.~í:
3. IDENTIDAD DEL ESTUDIANTE a. fl estudiantado universitario es un
UNlVERSITARIO COLOMBIANO rroducto social estratificado. Quiere
Y SUS CARACTERlSTlCAS decir, es extractado de nuestro me·
tlio socioeconómico, cuyas mayores
El estudiante universitario se puede proporciones proceden de las clases
identificar como individuo y como con· media y media alta. Por eon•ecucucí~
)un\o socia' teniendo como e=ario m u y poca es la representación de los
las circunstancias socioculturales de otros estratos, distribución que no
nuestro medio 6 • corresponde al esqu~:ma de una socie-
Consideudo individualmente es la dad democrática.Jiamatla a perfeccio-
persona que ha logrado ingresar a la edu- nar los medios para que más ind ivi-
cación superior, previa aprobadón de los duos y familias con miembros en la
estudios de enscilanza me<.lia y certil'ica· universidad asciendan en la escala so·
cióll de la solvencia económica requerida cial mediante una participacióo
para tal efecto, especialmente cuando se equilibrada y armónica de Lodos los
IJ'ata de \a universidad privada. Y en el estraws, en forma cal que se habiliten
caso de la universidad p(l btica, una buena pata disfrutar de los beneficios que
cuota tle eficiencia acadétllica y relacio- emergen de la actividad universitaria,
nes poHtieas L¡ue le permitall competir Jo cual significaria un avance concrc-
en los lisiados de la suerte que dan dere- IO en el proceso Je desarrollo inte-
cho a los cupos. gral del país.
Consider3do como conjunto, se cons- b. ~~ estudiantado universitario es ur1
fenómeno social masivo y cocurrente.
tituye en un ente social con múltiples y
diversas vivencias humanas que se pro- Como La!, ca<.l a serne slre y cada ano
st renueva y aumenta en los recintos
yectan a la sociedad global. Es desde es-
universitario~, pero pese a este creci-
¡, uunto de visra que se pueden captar y
OlÍento sigue siendo un número pro-
oom1.re•\d<:( las carac\eflstic:&'> uel eslu·
porcionalmente reducido si se com-
para con la población estudiantil to-
s. MORRIS, William. Erueñanza universitaria. t~l del pafs.
Refonna de •us métodos. Méxioo. Pax·Mé· c. :bl estudiantado universitario presen-
xico, 1971, P· 23. ta una baja productividad en el estu-
ó. HERNANIYEZ DIAl, f'abJo. Métodos y dio. En las circunstancias actuales
• \tct~i<:as .se. e!l>\l<llo ~"la l>t.hetSl<l•d. ~.,.
li, McGraw Hill, 1988, p. 49.
son muchos. los prob\cn\as, (\\loe C<Jns-
cien te o inconscitmtemente afec1a11
Itwe:ilisació!YY DesatroUo Social, Bogotá (Col.) V. 1 No._. Enero· Abril- 1990 Z71
1
el rendimiento académico d e los
alumnos restringiendo la calidad y
cantidad d~ Jos conocimien tos q u e
son necesarios para gmntilar la cul-
les y en la dinamica que acredita a es-
te estudiantado como una ruerza so-
cial importan Le que trasciende a ls
l
sociedad.
minación exitosa de las carreras y e l f. El estudiantado univetsitario vive ''
normal ejercicio de ls profesión. Se tensionado. Lo demuestran las for-
citan como relevantes los siguientes: mas de protesta que asume ante su
-La falta tle una adecuada orient3ción inconformidad provocada por facto·
profesional. res de onlen poJIÜCO, socioeconómí-
· El subdesarrollo del esp!ricu lnvesti· co, académico y personal. El estu-
gativo. diantado, conserva vivo aunque la·
• La desorientación en cuan to a mé· tcnre su poder d~ expresión ante di·
todos, técnicas y hábito s de e~tudio. c ha circunsta.n cia y busca &in cesar
• Las d eficiencias de p reparación bá· u na respuest a a sus problemas de ro·
sica (prlmana y secundaria). da í ndole dentro y fuera de los claus-
· La ausencia de objetivos instruccio- tros.
nalcs acordes con las neceSidades del g. El estudiantado universitario, salvo
estudiante y de la sociedad en que se contadas excepciones, no sabe leer,
d esenvuelve. escribir, ni redactar; como conse·
- La fslla de capacid:ttl para a tender cuencia de ésto, no sal>e concepluali·
y e scuchar. zar: es decir, no puede hacer abslrac-
• La ma rcada tendencia a minlsnl7.ar ción de la realidad , en estas condiclo-
el esfuerzo inlelcctual. ncs no sabe para dónde va y menos
• La ausencia de capacidad ana lítica si va para dónde es.
para enfrentar la vida aQcJ~ mica.
• La incapaculad para realizar o pe ra-
ciones matemáticas básicas e n a usen·
cía de la calculadora, e ce.
4. BASES PARA Uf\/ A EXPLORACION
DE GRUPOS UNIVERSITARIOS
Si en el "concepto moderno" ensenar

d. El estudiantado universilario se con-
figura como w1a élite. Es decir, como consiste esencialmente en dirigir de mo-
una minoría privile&illda pertenecien· do eficaz un grupo de alumnos en el a-
te a una ~lite eronómico-acadésnlca. prendizaje Sistemátíc" J~J sector cultural
Son muy pocos los colombianos que con<.lensado en UM aai~nalura, en o tras
logran ingresar a la universidad y me· palabras, darles la opOrtunidad para ma-
nos los que logran sostenerse y sallr nejar en forma dírecta e inteligente los
avanres despues de h~ber pasado por datos de las distmt95 disciplinas del sa-
los fil tros del embudo en que se ha ber, organizando, dirigiendo y controlan·
convertido la universidad y por el do sus propias experiencias encaminadas
c ual sólo pasa una minoría privilegia· a la formación de h>l.bitos d ~ aprendizaje
da, cuyos miembros lament ablemen- que les sirvan para e11frentar con eficien-
te no siempre comprend en las res- cia las realidades y problemas de la vida
en sociedad , este aprendizaje sislem~· :co
ponsabilidades que tienen con ellos
mismos, con la universidad y con la cuyo desarrollo corresponde ar 'doceme
planear, orientar, incen tivar y controlar,
sociedad.
e. El e stud ian tado un(Yen.i lario po see oo se puede procesru- de improviso ni
a isladamente. Requiet1! un anállsis o exa-
una conciencia social. Esta concien·
cia social se reconoce a través de uoa
laten le pero efectiva organización in·
terna, demostrada en los mültiples
men de la situaciOn demro de la cual se
'!. M~.TTO&, 1..u1r. A.. eom9 =~ ~ lll<I~<.H·
ca genotal. Buono• Aires. Kapelu~. 1974,

movimientos estudiantiles tradiciona- p. 296.
112 lnvestiglUlión y De,;mollo Soclal , Bogotá (Col.) V. 1 No. 4 Enero · AbrD • 1990
L va a desarrollar la labor, como sucede en birles un tratamiento, deberá manejar

1 cualquier sector de la accividad hu mana


que pretenda <lesenvolverse con éxito.
Presupone un determinado niv<:l de capa-
discípulos quienes en vez de dolencias,
presentarán fallas de preparación básica
en 13 asignatura, inmadurez, limitaciones
cidad de los alumnos en relación con la académicas y culturales, etc. Estas son
asignatura de que se ua ta y abarca su las realidades que marcan a un profesor
pencmalidao 1o\al con ~us poS-ibüitlades e\ p-un\o de ).>ar\ioa paTa la otganír21cíón
y limitaciones, su motivación interior, de sus planes <.le enseñanza, válidos y e·
sus bloqueos y frustraciones, sus ímpetus fectivos sólo en la medida en que están
y vacilaciones. estructurados en función de las necesida·
El doce ni e al actuar sobre ]¡¡ persona· des y deficiencias de los csmdiamcs.
lidad de los ,¡Ju m nos a 1ravés de la ense- La primera y fundamental preocupa·
ilanza, está actuando sobre su 3prendiza- ción Jel profesor ha de ser en tonces, la
je tot&l y nc- sólo ais\adamen¡c wbte su de familiarizarse, como mejor pueda, con
intelecto. Sélo por este medio logrará Jos alumnos. ''Es la sut:Jfase de exploro·
modificaciones positivas en su n1anera de ción preliminar, sondeo o análisis, a la
ver, sentir, pensar, expresarse y obrar en que concede tanta imporlancia la mo-
todo cuamo se relaciona con las áreas de derna técnica docente" 6 •
la cultura humana. A través de los datos recogidos en tli·
Ahora bien, como la persortalídad de cha c!(plora~ión, se podrán formular con
los alumnos que l\()gan a la universidad ac1erto los objetivos, contenidos, expe-
no se produce en un modo único sino ri~ncias de aprendízaje, mttodo y recur-
1 que diverge M su configuración y len- sos que demanda una asignatura para su
b dencias de un individuo a olro, de un normal desarrollo. Ui formulación de
medio a otro y dentro del mismo indivi· objelívos, etapa preliminar de lodo pla-

• duo se desenruelve y se transforma de un


ai\o a otro, en ritmo desigual -presentan·
dG alteracioi\C% sensibles que e1ügen un
neamieolo, lleva impllcito el pronóstico
del aptendilaje. por cuanto permite ver
clarameme los rcsultaóo~. que ei profe-
trato adecuado en favor de su desarrollo, sor aspira oblener de sus alumnos.
para que la enseí'ianza corresponda real· En esta fase <.le exploración y pronós-
mente a un proceso de lransformadlln- tico, Hpica de los primeros contaclos
es necesario entonces, conocer a los con sus alumnos nuevos y tlesconociclos,
alumnos. el profesor procura responder con bas·
Conocer a los alumnos sigrufica tanle objelividad las sigiuiente~reguntas:
íó~ntificar\os pot $\l~ Ta~gos caracleThh· GC:on qul'; material humano 'iO)' a uatm·
cos, sus diferencias individuales, sus cua· jar'? ¿Cuáles son sus capacidades y su
Jidades, defectos y límítacíones. Para ello, preparación académica? ¿En qué aspec-
es preciso que el profesor analice cuída- tos se detectan sus principales limitacio·
dosameme las condiciones reales en que nes? ¿Hasta dónde podré llegar'? ¿Qué
aquellos se encuentran desde el punto alc-anzaré a realizar en este semestre con
de vista ambiental, psicológico, académi· este tipo de alumnos? etc., etc.
co, etc., tanlo al \niciar el C'llt>O como La conciencia de la necesidad de
durance su desarrollo, sondeando su prc· este análisis es uns constanre a Jo
parací6n básica y las experiencias con largo de Jos siglos.
que cuenta para emprender la vida uni· Siendo como es una norma <.licta<.la
versitaria. por el sentido común más elemental,
El profe.s or universitario a seme- seria de esperar que lodos los pro·
• janza del médico que examina me ticulo-
samente e. sus enfermos anbas de ptescrl-
- -
s. J&¡~,.'fTO\;, L'l>l~ A.. UJ>. ci\. p. >lll
lnvesrisaci6o y DesatroUo Social, Bogo!& (CoL) V. 1 No. 4 &ero· Abtil· 1990 27l
fesores se atuvieran a ella , Infeliz- mico, Jos problema.s pedagógicos, Ju J
men te, no ocurre asl. Por este moli· diversiones preferidas, ele., etc.
~o, los grandes i!OOa~&Qs moderno~
vienen insistiendo sot>re este pun to, Si bien es cierto que el conocinúento 1
desde Comenio en el siglo XVII . de los alumnos es un paso fundamental
en todo planeamitnlo educalivo, tarn·
En los albores del siglo XIX, Federi- bién no menos cierto es que los mayores
co Herbar! se apoya en la apercep· éxitos se logran en la enseftanza, indirec-
ci6n de los alumnos para toda su tamente, cuando el profeaor con actilud
técnica docente y la hace re~har discrela sabe guardar para si mismo gran
corno en el paso formal de la " pre-
paración" Lange, Barth , Rein, Ziller.
parle de la.& necesi<lades que ha podido
derectar en el estudiante a t:ravts de la
,,
1
Charles McMu rry, Edward Thom· ex ploraciOn. evllando un demasiado con· 1
d ike, H. Witheringcon y otros, la tacro con él y dedidndose de preferen-
consjderan como ls llave para el cia 110 si alumno ~ino al estudio de su
t xil o de toda la en~ñanza. Henry problema, es decir, a la bús.queda de so-
Morrison, en 1926 la destaca en su lucione& efectivas.
ciclo docente como fase autónorna
bajo el rótulo de fase de "explora· A estas soluciones sólo puede llegar
ción',. el docente que exploró oportunamente
las condiciones del grtJpo y en función
El sondeo amplio y c;uidadoso de la <le sus características fijO melas y objeti-
personalidad del alumno, d~ su ca· vos no simplelnenre para instruir sino
pacidaú general( y de sus ap titudes educar, cuyo sentido esrricto significa
especffícas de su preparación y de extraer, sacar a no~e los ta len tos y capa-
9JS deficiencias, es pvnto de parliúa
pa ra enseñanza apropiad a y eficaz.
cidades del alumno, para ayudarlo a de-
~rrollar su propio espíritu, su indepen-
dencia de criterio y a crear según su con-

cepto de la vida y sus anhelos, su propio
En cuan to al procedhniento para ex- mundo, de ideas y de vivencias, sin olvi-
plorar !lrupos universitarios el profesor dar que "el mejor maestro, es el que más
procurará conocer el mayor numero de hace para que el alunmo se inde-pendice
pormenores significativos, Jos an Leceden- de é l y Jo supere" g .
tes, el pernJ académico y psicosocial de
lm alumnos que le son confiados. Eslo Escas son las rulidades que marcará n
puede realizarlo po r medio de un cues- al profesor el punto de partida para ens&
tionario sencillo, elaborado por él mis- llar, estructurando planes y programas y
mo y de acuerdo con las circunstunclas dosificando su materia para suplir defi·
ambientales para que los alumnos lo re· ciencias a través <le contenidos funciona·
9Jclvan lndivitl.u:llmente al iniciar el les, teniendo muy t n cuenta el concepto
curso. académico moderno, segun el cual, se
conoce que es más bien el estudlan~e
De las ~xperiencias realwulas en ral quien o rientado por su profesor descubre
sentido, son índices significativos los si- y aprende y menos importante, lo qtle
guien tes: la iden tincaciórt personal, los éste trata de imponer y transmitir como
antecedentes familiares, tas condiciones enseil anza.
\le '!ahl!l, ro e:.colw\dad de lo!> alumnos,
la actlrud a nte Jos métodos de estud io, 9. SMITH, Ralpb. Objetivo• de la educeción (
las relaciones humanas, los problemas univenltaria. Ert Euginnering ·as a carrer.
relacionados con el rendimiento acadé- Mc¡raw Hill. "•.1." "s.I.'' p. t,
l74 ln~ción v DewroUo Soda!, Bogotá (Col.) V. 1 No. 4 Enero- Abril - 1990