Está en la página 1de 2

LA VACUNA SOBERANA

Luis Rodríguez /20 de agosto 20202

Cuba viene trabajando en el desarrollo de una vacuna propia para combatir al coronavirus, al mismo
tiempo que negocia con Rusia la fabricación en sus laboratorios de la vacuna Sputnik V.

El jefe de Epidemiología cubano Francisco Durán, anuncio esta semana que científicos cubanos
vienen trabajando el desarrollo de cuatro posibles vacunas, una de ellas muy avanzada en las
pruebas de ensayo.
Por su parte el mandatario Miguel Díaz-Canel, mostró confianza en la respuesta que dará la ciencia
de la isla para prevenir el contagio del coronavirus SARS-CoV-2.

Larga data
Cabe destacar que, desde la creación del Programa Nacional de Inmunización en 1962 hasta los
momentos actuales, se han aplicado más de 230 millones de dosis de 9 vacunas simples o
combinadas dirigidas a la prevención de 10 enfermedades (Poliomielitis, difteria, tétanos, tosferina,
sarampión, rubeola, parotiditis, hepatitis B, meningitis, meningocócica tipo B, y fiebre tifoidea) y
una forma clínica severa de (meningitis tuberculosa en menores de 1 año).
El impacto de la vacunación sobre estas enfermedades prevenibles por vacunas, han alcanzado un
gran éxito en la salud de la población, eliminando enfermedades como Poliomielitis en 1962,
difteria en 1979 y sarampión en 1993. También lograron la interrupción de la transmisión, durante
más de un año, de la tosferina en 1994, la rubeola y parotiditis en 1995.
Otro de sus grandes logros ha sido la eliminación de formas clínicas severas como tétanos neonatal
y meningitis tuberculosa en menores de un año en 1972, así mismo eliminaron las complicaciones
graves del síndrome de la rubeola congénita y meníngeo encefalitipost parotiditis desde 1989.
También la reducción de las tasas de morbilidad a cifras que dejen de constituir un problema de
salud (tasas inferiores a 0,1x100,000 habitantes). Tétanos 0,03.
La enfermedad meningocócica ha reducida su morbilidad en un 93% desde 1988 (periodo post
vacunal), siendo la tasa actual de 0,4 x 100,000 habitantes.
La fiebre tifoidea es la enfermedad que menos impacto ha tenido, aunque su morbilidad ha oscilado
entre 70 y 100 casos anuales en el último decenio (excepto en años de epidemia).

Cuba hoy
En la actualidad, Cuba produce casi el 80% de las vacunas que consume el Programa Nacional de
Inmunización, por ello Rusia ha puesto sus ojos en el centro científico estatal, reconocida por los
organismos mundiales de la salud Instituto Finlay, entidad con experiencia en la investigación,
desarrollo y producción de este tipo de productos, con una infraestructura de primer nivel, una gran
área de innovación tecnológica y un staff de profesionales científicos, capaz de producir la vacuna
masivamente, con el acompañamiento y supervisión de otras instituciones del polo científico
cubano.
"Cuba goza de unas capacidades excelentes para fabricar vacunas. Estamos discutiendo el
lanzamiento de la producción con varias empresas cubanas, creemos que Cuba puede convertirse en
uno de los centros clave de la producción de vacunas", dijo Kirill Dmítriev, director del fondo de
inversión que financió el proyecto del laboratorio Gamaleya de Moscú, según un despacho de la
agencia rusa Sputnik.

La Pandemia en Cuba
Hasta ahora en la isla se han reportado 3.128 contagios y 88 fallecidos por el nuevo coronavirus y
se han realizado más de 300.000 pruebas diagnósticas.
Aunque algunos centros de trabajo se abrieron en junio y julio, las clases en todo el país y el
transporte público en la capital siguen suspendidos y las fronteras cerradas, salvo para los
nacionales. Tampoco hay vuelos comerciales.
La vacuna "SOBERANA"
A pesar del bloqueo económico de EE.UU. y las limitaciones propias del caso, Cuba avanza en los
ensayos clínicos de su vacuna anti Covid-19.
El Dr. Vicente Vérez Bencomo, director del prestigioso instituto nacional de vacunas Finlay que
lleva el nombre del insigne científico, presentó ante el presidente Miguel Díaz Canel Bermúdez y el
Grupo nacional de Expertos para el enfrentamiento a la pandemia, el primer candidato vacunal
específico contra la COVID-19 de la pequeña y asediada Cuba.
La vacuna cubana contra la COVID-19 en la categoría de FR (Front Runner), e identificada por las
siglas FINLAY-FR-1, ha sido bautizada con el nombre de SOBERANA 01, nombre que "recoge el
sentimiento de patriotismo y de compromiso revolucionario y humanista con que se ha trabajado, y
también el compromiso con lo fundacional, y cuando hablamos de fundacional, estamos hablando
del Comandante en Jefe", señalo el científico cubano.

Esta vacuna entrará el lunes 24 de agosto en fase de ensayos clínicos, es decir en seres humanos: 20 de
al menos un grupo etéreo de19 a 59 años. Una semana después, se aplicará el ensayo a igual número de
voluntarios de entre 60 y 80 años.
La segunda fase de estos ensayos clínicos está programada para el 11 de septiembre, cuando se
completarán los 676 voluntarios, incluyendo en esa cifra los 40 de la primera fase.
Este proceso deberá concluir el 11 de enero próximo y los resultados estarían disponibles el 1 de febrero
para ser publicados el 15 de febrero.
El proyecto quedó registrado el pasado 13 de agosto, día en que el Centro para el Control Estatal de
Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed) aprobó someter a ensayos clínicos FaseI/II el
candidato vacunal.

BioCubaFarma
Por otro lado, el presidente del Grupo Empresarial BioCubaFarma, entidad rectora de la industria
biotecnológica cubana, doctor en ciencias Eduardo Martínez Díaz, señalo en su cuenta de twitter: "Lograr
una vacuna efectiva contra la Covid-19 es prioridad para todo nuestro sistema de ciencia e innovación en
BioCubaFarma. Hoy vemos en el Instituto Finlay cómo se ha avanzado con solidez y de forma acelerada en
este proyecto".
Recientemente, BioCubaFarma, entidad que acumula una larga lista de productos de calidad y eficacia
utilizados en el mundo. Unos 20 de ellos han demostrado su efectividad en el tratamiento de la Covid-19,
como es el Interferón Alfa 2B recombinante; estableció una alianza de negocios con la firma SG Innovations
Limited, de origen británico. De esta manera, se dio inicio a la empresa BioCubaFarma Innovations, con el
objetivo de avanzar en el desarrollo de candidatos vacunales.
Las experiencias en el desarrollo de estos medicamentos y de otras vacunas de factura nacional, ha sido
puesta en función del desarrollo del antídoto contra el SARS-Cov-2, según reportan los representantes de la
comunidad científica cubana.
Finalmente, las autoridades médicas cubanas refieren que las medidas de aislamiento social son hasta el
momento, el método más efectivo para el combate a la pandemia. (LR)