Está en la página 1de 6

INVESTIGACIÓN PSICOSOCIAL EN SALUD: TEMAS EMERGENTES Y CONTEMPORÁNEOS

MSc. Olga E. Infante Pedreira


Dr. Jorge A. Grau Abalo

“El chiste de la ciencia no es otra cosa que el refinamiento del pensamiento cotidiano”
Albert Einstein

Antes de identificar los temas emergentes y contemporáneos de la investigación psicosocial en salud, deben
previamente revisarse nociones teóricas, metodológicas y contextuales relacionadas con el desarrollo de la
investigación y el propio desarrollo de la Psicología de la Salud.
La investigación en Psicología de la Salud, como en muchos otros campos, es a todas luces un recurso estratégico
que sigue determinados criterios: permanente actualización de la proyección estratégica del sector salud y de las
instituciones asistenciales y académicas, en base a los principales temas enlistados en “bancos de problemas”, la
organización de programas de investigación según una actividad normativa y evaluadora a diferentes niveles, la
participación activa de las universidades tanto en la investigación como en la formación de investigadores, el
fortalecimiento de la cooperación y los proyectos internacionales de desarrollo y el seguimiento de todos los proyectos
de investigación hasta su introducción en la práctica y generalización (sistematización) de los nuevos productos y
conocimientos de ellos derivados.
Algunas peculiaridades del trabajo en salud han fortalecido el desarrollo científico en los últimos años: en primer lugar,
la estrecha interrelación entre asistencia, docencia e investigación que también es inherente a la Psicología de la
Salud; en segundo lugar, la interdisciplinariedad en la búsqueda de soluciones para mejorar la calidad de vida de los
usuarios del sistema de salud y la propia calidad de la atención. El perfil epidemiológico actual, centrado en
enfermedades crónicas y problemas amenazantes como VIH/SIDA, violencia, adicciones, suicidio, accidentabilidad, es
otro factor que ha impulsado el desarrollo de proyectos por nuevos derroteros. En salud sale a flote una ingente
necesidad de dominio de métodos de investigación procedentes de diferentes ciencias sociales y pedagógicas, para la
formación de recursos humanos de elevado nivel científico, capaces de afrontar complejas situaciones actuales,
especialmente en la Atención Primaria de Salud (Infante, 2008; Díaz J, 2008; Díaz, Casal, 1997). La formación
académica de postgrado ha devenido también eslabón fundamental en el desarrollo científico y tecnológico (Louro,
Casal, Martín et al, 2009; Grau, 2011).
Por otra parte, algunas especificidades de la Psicología de la Salud han matizado este desarrollo de la investigación
psicosocial. Una de ellas es que la Psicología de la Salud no es una disciplina “de mesa”, su desarrollo en los últimos
50 años no puede separarse de los problemas económicos, políticos y sociales generales de cada país (Grau, 1993,
1996, 1997). Por otra parte, ha existido un fuerte compromiso social de la Psicología y una tendencia a la integración
en los más diversos campos de actuación en un sistema de salud; las investigaciones han surgido de demandas
nacidas en una práctica diversa e intensa y de la permanente búsqueda de los mejores recursos del conocimiento para
contribuir al mejoramiento humano (Morales, 2011; Grau, 2011).
A su vez, la complejidad de la investigación en el campo de la Psicología de la Salud es evidente (Llanes, 2005;
Morales, 2011; Grau, 2011), tal complejidad está determinada, entre otros factores, por
 La diversidad de ámbitos y acciones en un sistema de salud.
 La coexistencia de marcos teóricos disímiles y la necesidad de “anclaje” en conceptos específicos.
 La necesaria interdisciplinariedad e interrelación con otras disciplinas (Ciencias Sociales, Ciencias Médicas,
Ciencias Naturales y Exactas) en un paradigma salubrista (Ciencias de la Salud).
 La interpenetración manifiesta de enfoques psicológicos, psicosociales, socioculturales y psicofisiológicos.
 La orientación a sujetos (individuos), grupos, familias y comunidades.
 El desarrollo vertiginoso de nuevas líneas y proyecciones de trabajo.
 El abordaje de “lo subjetivo” que debe incorporar los nuevos aportes de la Bioética.
 La naturaleza de la investigación psicosocial es dinámica, requiere mejor coherencia de los diseños con los
objetivos
 Se observa una tendencia hacia un enfoque holístico integrando diferentes paradigmas (positivista, que busca la
realidad simple en el dato, tal cual es; post-positivista, que busca con realismo crítico la realidad imperfectamente
cognoscible; paradigma crítico-histórico, constructivista-relativista, que busca la interacción y el intercambio de
factores).
 La combinación de metodologías cuantitativas y cualitativas, con propósitos bien definidos, a pesar del frecuente
trabajo con muestreos probabilísticas y no probabilísticas y el relevante peso que tiene el paradigma positivista y la
metodología cuantitativa en las investigaciones en salud.
 La propia complejidad de los problemas de salud, como expresión de la globalización, la contaminación del
ambiente, las políticas neoliberales, que también obligan a diseños de investigación más complejos, por la propia
naturaleza complicada, cambiante y diversa de lo que se estudia.
A esta complejidad, se añade la tendencia a estudios con programas de intervención y los problemas generales que se
derivan de la evaluación de estas intervenciones (Andrasik, Otis, Turner, Simón, 1999; Buela-Casal y Arco-Tirado,
1999; Grau, 2007). En muchas ocasiones, en Psicología de la Salud el modelo experimental clásico es inviable: no
siempre puede haber asignación aleatoria de sujetos a grupos, la definición de variables y relaciones entre variables es
difícil de encontrar en situaciones aplicadas con una gran diversidad de factores contextuales interactuando, la
medición de gradientes de los sujetos en variables relevantes con frecuencia son inexactas e incompletas y la
manipulación simultánea de variables y de cambios producidos es difícil por la complejidad de los programas, los
objetivos compuestos, la indefinición de las intervenciones y la falta de datos que reflejen como se conducen esas
variables durante los procesos de intervención. Todo esto ha generado un debate donde se enfrentan los niveles
teóricos y aplicados.
Así, el mejoramiento de los diseños tiene que tener en cuenta la evaluación de los datos que acumulan ciencias afines
con procedimientos de encuesta y entrevista y variables de difícil control y seguimiento, autoinformes de escasa
fiabilidad y validez para esferas personales e íntimas y frecuente intra o sobre inclusión de sujetos en muestras, lo que
unido a la rigidez de modelos experimentales es difícil de llevar a situaciones aplicadas de corte social donde abunda
el error tipo III de inespecificidad en programas y a la complejidad de las situaciones por presencia masiva de variables
intervinientes, que amenazan la fiabilidad y la validez de los datos (sin considerar aquí a veces la carencia o
insuficiencia de instrumentos) lleva a una considerable relatividad de las conclusiones en los estudios psicosociales
(Andrasik, Otis, Turner, Simón, 1999; Buela-Casal y Arco-Tirado, 1999; Grau, 2007; Valdés, 1998).
Ante el bipartidismo polarizado entre Campbell, que plantea como irrenunciable aplicar el método experimental,
cumpliendo los rigurosos requisitos de cientificidad que establece la comunidad internacional, y Crombach, que
propone una aplicación pragmática al evaluar, diseñando la investigación de forma que satisfaga intereses globales del
programa y de sus responsables, sin posturas extremas, los trabajos de intervención psicosocial tienden a alinearse en
esta segunda concepción (de Crombach), que procurar respetar la lógica científica investigadora, pero haciendo
traslación de esta lógica en dependencia del contexto, propósito y resultados esperados, ya que nunca podrían
controlarse exquisitamente todas las variables que puedan resultar “confusotas” en un laboratorio natural como puede
ser el domicilio de un paciente o una institución comunitaria (Valdés, 1998; Buela-Casal y Arco-Tirado, 1999; Grau,
2007).
Si se parte de la definición más conocida de Psicología de la Salud (Matarazzo, 1980) como “El conjunto de
contribuciones educativas, científicas y profesionales de la Psicología a la promoción y mantenimiento de la salud, la
prevención y el tratamiento de la enfermedad, la identificación de los correlatos etiológicos y diagnósticos de
la salud, la enfermedad y las disfunciones relacionadas y al análisis y mejora del sistema sanitario y formación de
políticas sanitarias”, habría que distinguir algunos conceptos claves con los cuales se trabaja en investigaciones
psicosociales a lo largo del proceso salud-enfermedad:
• Conductas y creencias de salud (protectoras)
• Estilos de vida salutogénicos
• Calidad de vida y bienestar subjetivo en personas supuestamente sanas
• Tiempos subjetivos de espera y sufrimiento
• Creencias y atribuciones en la búsqueda de atención
• Costos psicosociales de pesquisajes no pertinentes
• Adherencia a estudios diagnósticos y tratamientos
• Comunicación en salud y conocimiento del diagnóstico y el pronóstico
• Conductas de enfermedad, rol de enfermo
• Representación individual de la enfermedad (dolencia o cuadro interno)
• Ajuste adaptativo a la enfermedad y los tratamientos
• Rehabilitación psicosocial de deficiencias, discapacidades y minusvalías
• Vulnerabilidad psicosocial
• Apoyo social en estado de salud y ante la enfermedad
• Afrontamientos y actitudes ante los padecimientos y al final de la vida
• Factores subjetivos en la salud familiar
• Componentes subjetivos de la satisfacción y la calidad de la atención
• Estrés laboral y desgaste (burnout) en profesionales de la salud
La investigación de estos fenómenos subjetivos drena a 4 vertientes fundamentales en la búsqueda del conocimiento
científico en Psicología de la Salud (Grau, 1999, 2011; Grau, Hernández, 2005):
1. Factores relacionados con la conservación de la salud y el mantenimiento del bienestar
2. Factores relacionados con el riesgo y la propensión a enfermar
3. Factores y modelos asociados al ajuste o adaptación a la enfermedad
4. Optimización de los servicios de salud, prevención de riesgo en proveedores y manejo de estrés
En estas 4 vertientes se conducen investigaciones en las siguientes líneas principales (Grau, 2011):
• Identificación de estilos de vida saludables y de riesgo, asociados a la adopción de precauciones
• Conductas, creencias y emociones relacionadas con el mantenimiento y protección de la salud (salutogénesis)
• Metodologías de intervención para modificar estilos de vida insanos
• Factores psicosociales relacionados con detección de enfermedad (pesquisajes) y tiempos de decisión en
búsqueda de ayuda médica (creencias, atribuciones, estereotipos, estigmas, representaciones sociales)
• Diagnóstico e intervención sobre el sufrimiento en cualquier etapa del proceso salud-enfermedad
• Estudios sobre conductas de enfermedad
• Papel del estrés y las emociones en el proceso de enfermar
• Determinantes personales relacionados con el riesgo (patrones funcionales de la personalidad, entre otros)
• Ajuste a la enfermedad en pacientes y familiares
• Información del diagnóstico y pronóstico a pacientes y familiares
• Adherencia terapéutica: determinantes e intervención
• Apoyo social y sus efectos ante el estrés
• Calidad de vida en la salud y ante diversas enfermedades
• Intervenciones psicosociales con fines de rehabilitación y disminución de discapacidades
• Diagnóstico e intervención para disminuir impacto de métodos cruentos de diagnóstico y tratamiento
• Preparación para la etapa final de la vida: intervenciones psicosociales
• Seguimiento y manejo del duelo en familiares
• Estudios en instituciones de salud en relación con organización de los servicios y satisfacción e incremento de la
calidad y búsqueda de excelencia
• Optimización de habilidades comunicativas en proveedores de salud
• Prevención y manejo del estrés laboral y el desgaste profesional (burnout)

En los últimos años se ha tratado de identificar aquellos temas contemporáneos que han adquirido particular desarrollo
en Psicología de la Salud y en los cuales se han hecho significativos aportes (Morales, 2011; Grau, 2011; Grau,
Infante, Díaz, 2013):
• Atención a damnificados por desastres y catástrofes
• Aspectos relacionados con el envejecimiento, la Psicooncología y los cuidados paliativos en enfermos avanzados
• Nuevas metodologías para mantener estilos de vida sanos
• Estudios sobre familia
• Estudios sobre calidad de vida y bienestar subjetivo
• Adaptación a secuelas de enfermedades crónicas
• Atención a personas con VIH/SIDA
• Atención psicológica en unidades de atención a pacientes graves
• Estudios sobre adherencia terapéutica
• Estudios sobre violencia y maltrato
• Estrés laboral y desgaste profesional o burnout: diagnóstico e intervención
Se han señalado grandes áreas temáticas con resultados de investigaciones psicosociales en salud, al menos en Cuba
(Grau, 2011):
• PRODUCCIÓN TECNOLÓGICA:
-Técnicas evaluativas (confección y validación de pruebas e instrumentos psicológicos)
-Técnicas de producción mediática (materiales educativos como manuales, videos, etc.)
-Diferentes metodologías de intervención
• INVESTIGACIONES EN SERVICIOS Y SISTEMAS DE SALUD
-Evaluación de la satisfacción de la población con diferentes modalidades de atención y en distintos escenarios
-Evaluación al personal de salud, en especial, del estrés y el desgaste profesional, con propuestas
generalizables de metodologías de intervención
-Evaluación de currículos y planes de estudio de carreras en Ciencias Médicas
• CALIDAD DE VIDA
-Estudios con diversos diseños en sujetos sanos y con enfermedades
• RIESGO PSICOLÓGICO DE ENFERMAR
-Evaluación de modelos de vulnerabilidad psicosocial en embarazadas, adolescentes, adultos mayores, mujeres,
pacientes deprimidos y con intentos suicidas
-Estudios de estrés y moduladores psicológicos en sujetos sanos y enfermos
• SALUD MENTAL
-Estudios en niños, adolescentes, adultos y senescentes, priorizando modelos explicativos e instrumentos para
evaluar depresión, violencia intra-familiar en el ámbito comunitario, alcoholismo, suicidalidad
Las potencialidades de desarrollo de la investigación psicosocial en Salud en cualquier país se basan esencialmente
en la participación de los psicólogos en instituciones académicas y de servicios, así como en la formación en
competencias de investigación de un creciente número de psicólogos. La búsqueda de oportunidades de colaboración
y de recursos externos a través de proyectos que tributen al conocimiento científico y no sólo a la aplicación o
reproducción de tecnologías sanitarias, requiere ser asumida con toda responsabilidad como una prioridad, así como la
cultura de publicación en revistas de impacto para aumentar la visibilidad de la producción científica actual y esto
favorezca los vínculos con otras instituciones para el desarrollo de proyectos cooperados. La identificación de puntos
focales y potenciales de desarrollo científico (institutos, universidades, hospitales, centros de salud de diverso tipo) es
fundamental para adquirir una visión global de lo que se ha hecho, de lo que se hace y de lo que aún se puede hacer.

BIBLIOGRAFÍA
Andrasik F, Otis J, Turner B, Simón MA. (1999). Estrategias de investigación en Psicología de la Salud. En: Simón MA
(Ed) Manual de Psicología de la Salud: fundamentos, metodología y aplicaciones (pp. 264-306). Madrid: Biblioteca
Nueva.
Buela-Casal G, Arco-Tirado JL. (1999). Metodología en evaluación de programas. En: Simón MA (Ed) Manual de
Psicología de la Salud: fundamentos, metodología y aplicaciones (pp. 383-397). Madrid: Biblioteca Nueva.
Díaz J. (2008, octubre). Factores psicosociales para el diagnóstico integral de pacientes con enfermedades crónicas no
transmisibles en la APS. Conferencia Magistral dictada en la V Conferencia Internacional de Psicología de la Salud
(PSICOSALUD 2008). La Habana, Cuba: Palacio de Convenciones.
Díaz J, Casal, A. (1997). Health psychology in the primary health care system in Cuba. The Canadian Health Psychologist, 5, 11-
13.
Grau J. (1993). La Psicología en la solución de los problemas de la salud pública contemporánea . Revista Avances de
la CISAM, 2: 7-15.
Grau J. (1996). La Psicología de la Salud y las enfermedades crónicas: un paradigma del trabajo futuro. En: Rodríguez,
G, Rojas, M. (Eds.) La Psicología de la Salud en América Latina (pp. 47-60). México, DF: UNAM.
Grau J (1997). La Psicología de la Salud: una perspectiva latinoamericana. En: Boletín de Psicología de la Salud de
ALAPSA. Bogotá, Colombia: ALAPSA, 1: 5-12.
Grau J. (1999). Líneas de investigación en Psicología de la Salud. Conferencia impartida en la Maestría de Psicología
de la Salud, Escuela Nacional de Salud Pública, Universidad de Ciencias Médicas de la Habana (documento inédito)
Grau J, Hernández E. (2005). Psicología de la salud: aspectos históricos y conceptuales. En E Hernández y J Grau
(Eds), Psicología de la salud: fundamentos y aplicaciones (pp. 33-84). Guadalajara, México: Editorial del Centro
Universitario de Ciencias de la Salud.
Grau J (2007). La evaluación de programas de intervención en Psicología de la Salud. Conferencia impartida en la
asignatura Psicología de la Salud III, Carrera de Psicología, Facultad “Manuel Fajardo” de la Universidad de Ciencias
Médicas de La Habana (documento inédito).
Grau J (2011). La investigación en Psicología de la Salud. Conferencia impartida en el Encuentro de Psicología Cuba-
Uruguay, en el Hotel Palco, en enero de 2011 (documento inédito).
Grau J, Infante O, Díaz JA. (2013). Psicología de la Salud cubana: apuntes históricos y proyecciones para los inicios
del siglo XXI. Capítulo de un número monográfico sobre Psicología de la Salud en varios países, Revista Pensamiento
Psicológico, Calí, Colombia.
Infante O. (2008, octubre). A 30 años de la Conferencia de Alma Ata: perspectivas de la psicología de la salud en la
APS en Cuba. Conferencia Magistral dictada en la V Conferencia Internacional de Psicología de la Salud
(PSICOSALUD 2008). La Habana, Cuba: Palacio de Convenciones.
Louro I, Casal A, Martín L, Hernández L y Aguilar I. (2009). Formación de recursos humanos en Psicología de la Salud
a partir de 1059 en Cuba. Revista Cubana de Salud Pública, 35. Disponible en Internet:
http://bvs.sld.cu/revistas/spu/vol35_1_09/spusu109.html .
Morales F. (2011). La investigación en Psicología de la Salud en Cuba: experiencias y potencialidades. En : Estudos
em Psicología 16(1), janeiro-abril, 23-30.
Valdés M. (1998). Evaluación de Impacto de proyectos: Gestión de procesos organizacionales en jóvenes Mapuche de
las Unidades Vecinales Nº 12 y 13,Comuna de Cerro Navia. Serie de estudios sociales Documento. Nº2. FUNCASE.

También podría gustarte