Está en la página 1de 11

ARRANQUE POR DEVANADO PARTIDO Y ARRANCADORES SUAVES

MARGGY LIZETH SILVA ABRIL

2142952

Presentado a: Ing. Omar Gelves

REFRIGERACION Y AIRE ACONDICIONADO

UNIVERSIDAD INDUSTRIAL DE SANTANDER


ESCUELA DE INGENIERIA MECANICA
2020
INTRODUCCION

Dentro de los motores eléctricos, de los aspectos fundamentales para tener en


cuenta es el tipo de arranque. Dependiendo de las condiciones de operación, cada
método de arranque para el motor brinda sus propias características que servirán
para cada tipo de contexto. Los dos tipos más comunes de arranque para motor de
inducción son los de tensión plena y tensión reducida.
El arranque a tensión plena es llamado también arranque directo, se emplea cuando
la corriente demandada, no produce perturbaciones en la red y cuando la carga
puede soportar el par de arranque; sus ventajas son de costo reducido, no tiene
límite en el número de arranques y los componentes ocupan poco espacio; sus
desventajas son motor que arranca a media o plena carga puede absorber entre 5
y 8 veces la corriente nominal, exceso de par aplicado: durante el arranque del
motor se producen una serie de oscilaciones bruscas del par a medida que la
velocidad aumenta. Este exceso puede ocasionar shocks mecánicos y golpes de
ariete en la bomba que repercutan en un arranque brusco del ascensor, enorme
sobrecalentamiento del motor: La sobre corriente puede ocasionar caídas bruscas
de la tensión en líneas de poca capacidad y obliga a dimensionar los contactores y
fusibles adecuados para evitar daños, calentamiento adicional del motor: provoca
un desgaste prematuro del motor, coste del dimensionamiento de la línea y no existe
control del motor.
Los arranques a tensión reducida son los que desean disminuir la corriente de
arranque demandada por el motor, o bien, acelerar suavemente la carga, esto es
disminuir el par. Existen varias formas o métodos para lograr el arranque a tensión
reducida. Entre los principales se tienen: Resistencias primarias, reactancias,
autotransformador, estrella-Delta y devanado partido. A continuación, se presenta
la explicación del arranque a tensión reducida de devanado partido y arranques
suaves.
ARRANQUE POR DEVANADO PARTIDO
Frecuentemente los motores trifásicos jaula de ardilla, son construidos para operar
a dos tensiones; por ejemplo, 220 y 440 V. Esto se logra embobinando el estator en
dos secciones idénticas. Cuando estas secciones son dos estrellas, figura 1 y se
conectan en paralelo durante la operación normal del motor, el arranque por
devanado partido puede ser empleado para limitar la corriente y el par de arranque.

Figura 1. Conexión doble estrella de los devanados estatóricos de un motor jaula


de ardilla.

Inicialmente se conecta a la alimentación una mitad del devanado estatórico y luego,


cuando el motor marcha cerca de su velocidad de régimen, se conecta la segunda
mitad en paralelo con la sección ya excitada. Generalmente se utiliza para motores
conectados en estrella, pero puede realizarse en motores con conexión delta,
siempre y cuando ninguna de las terminales de la conexión se abra durante la
operación. En el diagrama mostrado en la figura 2 se puede observar la operación
de un arrancador por devanado partido. Para arrancar basta pulsar el botón de
arranque, que permite se energicen las bobinas del contactor 1M y del relevador de
tiempo a bobina energizada T; al energizarse 1M cierra sus contactos conectando
medio devanado del motor a la línea. Un tiempo después de energizarse T sus
contactos operan, excitándose la bobina 2M del contactor que conecta al segundo
devanado.
Figura 2. Diagrama simplificado de un arrancador a tensión reducida por
devanado partido.

La secuencia descrita corresponde al arrancador denominado de dos pasos. Una


secuencia de tres pasos se realiza cuando se usan resistencias que se conectan en
serie con el devanado sencillo. Este es el primer paso. El segundo deja fuera las
resistencias conectando a la red solamente el devanado y el tercer paso conecta el
segundo devanado en paralelo con el primero. Este método es usado cuando la
capacidad térmica del motor limita la aceleración; entonces el tercer paso, si bien
disminuye aún más el par inicial, reduce el efecto de calentamiento permitiendo una
aceleración más uniforme. En el arranque por devanado partido, se hace necesaria
la protección contra sobrecarga en los dos devanados, ya que se encuentran en
paralelo demandando cada uno de ellos la misma cantidad de corriente. Los
arrancadores de devanado partido de dos pasos, al igual que el arrancador estrella-
delta, no necesitan de medios externos para reducir las corrientes de arranque como
resistencias y autotransformadores y en general utilizan menos elementos, por lo
que su tamaño y sus costos son reducidos. Sin embargo, tienen la desventaja de
no poder realizar ajustes que se hacen en los otros tipos de arrancadores y que les
permiten ser flexibles en su aplicación.

Figura 3. Circuito de potencia de arranque de devanado partido.


Figura 4. Circuito de control de motor con arranque de devanado partido.
ARRANCADORES SUAVES

Un arrancador suave es un dispositivo electrónico que permite controlar el arranque


y parada de motores de inducción, ayudando a proteger el motor y contribuyendo al
ahorro de energía. El arranque a plena tensión, conlleva picos de tensión que
pueden generar costes por sobrecarga de la red eléctrica y por los esfuerzos en los
accionamientos mecánicos.
Figura 5. Arrancadores suaves.

Los arrancadores suaves limitan la corriente y el par de arranque permitiendo


ejercer un control de la tensión desde 0 hasta la nominal para el arranque y al revés
para la parada. Regula el voltaje de modo que el motor recibe primero una oleada
de baja tensión, que va ascendiendo hasta que el motor empieza a girar, ahorrando
en el desgaste y a menudo colaborando a que los componentes electrónicos duren
más tiempo mediante el control progresivo de la tensión de alimentación, se logra
la adaptación del motor al comportamiento de la carga de la máquina accionada. El
arranque y parada suave cuida de los dispositivos y máquinas acopladas y
proporciona un proceso productivo sin incidencias.
Figura 6. Comparativo entre métodos de arranque y arrancador suave.
Ventajas de los arrancadores suaves

 Alta reducción de los esfuerzos mecánicos sobre los acoples y dispositivos


de transmisión (reductores, poleas, engranajes, correas, etc.) durante el
arranque.
 Eliminación de golpes mecánicos.
 Aumento de la vida útil del motor y de los sistemas mecánicos accionados.
 Facilidad de operación, ajuste y mantenimiento.
 Instalación eléctrica sencilla.
 Operación en ambientes hasta 55°C (sin reducción de corriente para todos
los modelos).
 Protección electrónica integral del motor.
 Relé térmico electrónico incorporado.
 Función “Kick-Start” para el arranque de cargas con elevado atrito estático.
 Evita el “Golpe de Ariete” en bombas.
 Limita las caídas de tensión en el arranque.
 Tensión universal desde 220 hasta 575 Vca.
 Monitoreo de la tensión de la electrónica, posibilitando hacer el backup de los
valores de i x t (imagen térmica)
Figura 7. Circuito de potencia de un arrancador suave.
Figura 8. Circuito de control de un arrancador suave.
BIBLIOGRAFIA
(1) Métodos disponibles para arranque de motor. Disponible en:
http://todoproductividad.blogspot.com/2013/01/metodosdisponibles-para-el-
arranque-de_24.html.
(2) Arrancador de motor. Disponible en:
https://coparoman.blogspot.com/2016/10/arrancador-para-motor-de-
bobinado.html
(3) ¿Cómo funciona un arrancador suave? Disponible en:
https://iguren.es/blog/como-funciona-un-arrancador-suave/
(4) Arrancadores suaves. SSW. WEG. Catalogo. Disponible en:
https://www.disai.net/wp-content/uploads/catalogos_pdf/SSW07200AMP.pdf
(5) Clase 100: ¿Cómo utilizar un arrancador suave para compresores frigoríficos
trifásicos? Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=Lf8IrJtg4OI

También podría gustarte