Está en la página 1de 9

Expediente C-593-2010 Of. 2º. Not. 1. Apelación Especial.

De la Sala Tercera de la Corte de


Apelaciones del Ramo Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente

Expediente 01159-2006-02041 Tribunal Primero de Sentencia penal, Narcoactividad y Delitos


Contra el Ambiente, LIQUIDADOR.

CASACION No. 142589-2011

HONORABLES MAGISTRADOS DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, CAMARA PENAL.

LUIS FELIPE CAMEY CAMEY, soltero, guatemalteco, Maestro de Educación Primaria, me identifico
con el Documento Personal de Identificación dos mil doscientos sesenta – cincuenta y dos mil
quinientos veintitrés cero uno cero uno, extendida por el Registro Nacional de las Personas.
DE LA DEFENSA TECNICA
Actúo bajo la dirección y procuración del abogado defensor MARCO JOSE PEREZ
DEL LUGAR PARA RECIBIR NOTIFICACIONES
Señalo como lugar para recibir notificaciones, la doce calle uno guion veinticinco de la zona diez,
Torre Norte Edificio Géminis Diez oficina seiscientos diez, lugar donde igualmente puede ser
notificado mi abogado defensor propuesto.
MOTIVO DE LA COMPARECENCIA
Ante los Honorables Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, Cámara Penal, comparezco
respetuosamente a interponer RECURSO DE CASACION POR MOTIVO DE FONDO.
LEGITIMIDAD
En mi calidad de acusado, la ley me faculta para impugnar la sentencia de segundo grado que
posteriormente describiré, conforme al artículo 438 del Código Procesal Penal.
FUNDAMENTACIÓN LEGAL DE PROCEDENCIA PARA LA INTERPOSICION DEL RECURSO DE
CASACION
Artículo 437 del Código Procesal Penal. El recurso de casación procede contra las sentencias o
autos definitivos dictados por las Salas de Apelaciones que resuelvan: 1. Los recursos de apelación
especial de los fallos emitidos por los Tribunales de Sentencia…
MOTIVOS
De conformidad con el artículo 439 del Código Procesal Penal, el recurso de casación puede ser de
forma o de fondo. Es de forma cuando versa sobre violaciones esenciales del procedimiento. Es
de fondo cuando se refiere a infracciones de la ley que influyeron decisivamente en la parte
resolutiva de la sentencia o auto recurrido.
SENTENCIA QUE ME CAUSA AGRAVIO Y EN CONTRA DE LA CUAL VA DIRIGIDA MI IMPUGNACION
La emitida con fecha trece de mayo de dos mil once, dictada por la Sala Tercera de la Corte de
Apelaciones del Ramo Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente.
IDENTIFICACION DE LOS EXPEDIENTES TANTO DE PRIMERA COMO DE SEGUNDA INSTANCIA
Expediente C-593-2010 Of. 2º. Not. 1. Apelación Especial. De la Sala Tercera de la Corte de
Apelaciones del Ramo Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente.
Expediente 01159-2006-02041 Tribunal Primero de Sentencia penal, Narcoactividad y Delitos
Contra el Ambiente, LIQUIDADOR.
ANTECEDENTES
Fui condenado por el Tribunal Primero de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el
Ambiente, Liquidador, el cinco de octubre de dos mil diez, por los delitos de FALSEDAD MATERIAL
EN FORMA CONTINUADA Y FALSEDAD IDEOLOGICA EN FORMA CONTINUADA. Por estar en
desacuerdo con la decisión, interpuse recurso de Apelación Especial por motivos de FONDO,
mismo que fue declarado sin lugar el trece de mayo de dos mil once, por la Sala Tercera de la
Corte de Apelaciones del Ramo Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, en total
violación de norma sustantiva.

HECHOS Y CIRCUNSTANCIAS OBJETO DE LA ACUSACIÓN


Fui imputado de los siguientes hechos: “1) “ A usted Luis Felipe Camey Camey que el quince de
marzo del año dos mil cinco, en el interior del Edificio Sede del Registro General de la Propiedad
de la zona central, ubicado en la novena avenida número catorce – veinticinco de la zona uno de la
ciudad de Guatemala, le fue asignado por el reparto automático de documentos el Batch numero
un mil ciento millones doscientos cuarenta y cinco mil cuatrocientos siete (1050245407), que
contenía el documento número cero cinco R número cien millones veintiocho mil trescientos
setenta y cinco (05R100028375), consistente en el primer testimonio de la escritura pública
numero ciento veintiséis (126) actualizada en la ciudad por el Notario Walfre Alberto Heredia
Barrios, con fecha cuatro de noviembre de dos mil cuatro, referente a una desmembración de un
bien inmueble ubicado en el departamento de El Peten, otorgado por el Fondo de Tierras
(FONTIERRAS), a favor del señor Florencio Senté Raymundo, inmueble que se identifica como
finca doscientos noventa y dos (292), folio veintinueve (29) del libro tres de El Peten. Con la
presentación de ese instrumento público se creó la finca nueva número nueve mil ciento ochenta
y cuatro (9,184), folio ciento ochenta y cuatro (184) del libro cincuenta y nueve E (59E) de El Petén,
el documento fue operado y devuelto al interesado. Empero, según consta en la bitácora
electrónica (que graba todo el movimiento y tiene un documento que ingresa al Registro General
de la Propiedad), el Batch asignado a usted (quien se identifica dentro del sistema con la clave I
quince) que contenía el documento identificado con anterioridad, fue aprovechado por usted,
para crear electrónicamente y en forma anómala una “nueva finca”, misma que quedó inscrita al
número nueve mil doscientos sesenta, folio doscientos del libro ciento nueve E (109E), de El Petén
a favor de una persona de nombre Waldemar Lorenzana (único apellido). Tal operación fue
realizada por usted, sin tener ningún respaldo documental, es decir no ingresó al registro ninguna
escritura pública que justificara la creación de la segunda finca mencionada, a la cual usted,
voluntariamente le anotó un área de cincuenta y dos millones novecientos tres mil metros
cuadrados (52,903,000.00 mts2) ciento veinte caballerías aproximadamente, esta operación la
realizó haciendo uso del campo “N” (en este campo los datos deben ser ingresados presionando
tecla por tecla por cada operador incluyendo nombres, apellidos, área de las fincas, y sus linderos,
esta operación no es automática). A la finca creada en forma fraudulenta alterando el sistema
electrónico del Registro General de la Propiedad, es decir la finca nueve mil doscientos sesenta
(9,260) folio doscientos sesenta (260) del libro cincuenta y nueve E (59E) de El Petén a favor de
una persona Waldemar Lorenzana (único apellido) le aparecen como documentos base el mismo
que ampara la legítima desmembración hecha y que dio origen a la finca nueve mil ciento ochenta
y cuatro, (9184), folio ciento ochenta y cuatro (184) del libro cincuenta y nueve E (59E) de El Petén
siendo este el documento cero cinco R número cien millones veintiocho mil doscientos trescientos
setenta y cinco (05R100028375), siendo este un numero único e irrepetible por el sistema de
cómputo del Registro General de la Propiedad y que contiene una desmembración a favor de
Florencio Senté Raymundo. Es importante hacer notar que a la finca matriz doscientos noventa y
dos (292) folio veintinueve (29) del libro tres de El Peten no le aparece inscrita la desmembración
que usted afirma con su anotación, haber realizado para crear la nueva finca fraudulenta a
nombre de Waldemar Lorenzana, pero si le aparece la creación de la finca nueve mil ciento
ochenta y cuatro (9184) folio ciento ochenta y cuatro (184) del libro cincuenta y nueve E (59E) de
El Peten, que es legítima. En el archivo de duplicados en el Registro General de la Propiedad, se
guardan los duplicados de todos los documentos que ingresan para operaciones registrales,
encontrándose en el mismo el documento cero cinco R número cien millones veintiocho mil
trescientos setenta y cinco (05R100028375), que ampara la creación de la finca a favor del señor
Florencio Senté Raymundo, no así el duplicado de la finca a favor de Waldemar Lorenzana. La
creación de la finca sin respaldo documental, trascendió, toda vez que mediante escritura pública
número once, (11), autorizada en la ciudad, el once de enero de dos mil seis por el Notario Héctor
Amado Ramírez, comparece ante sus oficios notariales el propietario creado por usted (Waldemar
Lorenzana), a vender el inmueble real y propiedad legítima del Estado de Guatemala, a su hija
Marta Julia Lorenzana Cordón solicitud que no fue inscrita en el Registro de la Propiedad, por
haberse detectado la anomalía realizada por usted”. (sic) 2) “Que usted Luis Felipe Camey Camey,
autor y responsable de los delitos de “Falsedad Material, regulado en el artículo trescientos
veintiuno del Código Penal, debido a que con la inscripción anómala que realizó al crear la finca a
favor del señor José Edgar Pozuelo Leiva, creó un registro informático luego de él se imprimió una
consulta electrónica, sin respaldo documental; Falsedad Ideológica regulado en el artículo
trescientos veintidós del Código Penal, debido a que en la inscripción que realizó insertó
declaración falsa concerniente a un hecho que el documento debe probar como lo fue el inscribir a
José Eduardo Pozuelos Leiva como beneficiario de Fontierras, que el negocio se hizo por medio de
escritura número ciento veintiséis autorizada por el notario Saúl Perdomo Sánchez, el mismo caso
cuando beneficio a los señores Ramiro Fajardo, Gregorio de Jesús Cardona Pascual, Tomás Vinicio
López Rivas, José Antonio Escobar Gutiérrez, a estos cuatro, indicó que la escritura pública número
ciento veintiséis autorizada por el Notario Walfre Alberto Heredia Barrios; Abuso de Autoridad,
regulado en el artículo número 418 del Código Penal pues el señor Camey Camey, como
empleado del Registro General de la Propiedad, en su calidad de operador registral abusó de su
cargo y función, realizando arbitrariamente la inscripción sin respaldo documental de las cinco
fincas mencionadas”. (sic)”
HECHOS QUE EL TRIBUNAL TUVO POR ACREDITADOS
El Tribunal Primero de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente, LIQUIDADOR
tuvo por acreditado:
“a) El acusado Luis Felipe Camey Camey, en marzo de dos mil cinco, el Registro General de la
Propiedad de la zona central ubicado en la novena avenida número catorce – veinticinco de la
zona uno de la ciudad de Guatemala, que fue asignado por el reparto automático de documentos
del Batch numero un mil cincuenta millones doscientos cuarenta y cinco cinco mil cuatrocientos
seis (1050245407), que contenía en el documento cero cinco R cien millones veintiocho mil
trescientos setenta y cinco (05R100028375), consistente en el primero testimonio de la escritura
pública numero ciento veintiséis (26), autorizada por el notario Walfre Alberto Heredia Barrios,
con fecha cuatro de noviembre del dos mil cuatro, referente a una desmembración de un bien
inmueble ubicado en el departamento de El Petén otorgado por el Fondo de Tierras
(FONTIERRAS), a favor del señor Florencio Senté Raymundo, inmueble que se identifica como finca
doscientos noventa y dos (292), folio veintinueve (29), del libro tres (3), de El Peten. Con la
presentación de ese instrumento público se creó la finca nueve numero ciento ochenta y cuatro
(9184), folio ciento ochenta y cuatro (184), del libro cincuenta y nueve E (59E), de Petén, el
documento fue operado. Empero, según consta en la bitácora electrónica que graba todo el
movimiento que tiene un documento que ingresa al Registro General de la Propiedad, el Batch
signado al acusado (quien se identifica dentro del sistema con la clave I quince), que contenía el
documento indicado con anterioridad, fue aprovechado por el acusado para crear
electrónicamente y en forma anómala una “nueva finca”, misma que quedó inscrita al número
nueve mil doscientos sesenta (9260), folio doscientos sesenta (260) del libro cincuenta y nueve E
(59E) de Petén, a favor de una persona de nombre Waldemar Lorenzana (único apellido). Tal
operación fue realizada por el acusado, sin tener ningún respaldo documental, es decir no ingresó
al registro ninguna escritura pública que justificara la creación de la segunda finca mencionada a la
cual el acusado, voluntariamente le anotó un área de cincuenta y dos millones novecientos tres
mil metros cuadrados mts2 (52,903,000.00 mts2), ciento veinte caballerías aproximadamente,
esta operación la realizó haciendo uso del campo “N”. A la finca creada en forma fraudulenta,
alterando el sistema electrónico del Registro General de la Propiedad, es decir la finca nueve mil
doscientos sesenta (9260), folio doscientos (260) del libro cincuenta y nueve E (59E), de Petén a
favor de una persona de nombre Waldemar Lorenzana (único apellido), le aparece como
documento base el mismo que ampara la legitima desmembración hecha y que dio origen a la
finca nueve mil ciento ochenta y cuatro (9,184), folio ciento ochenta y cuatro (184), del libro
cincuenta y nueve E (59E) de Petén, siendo este el documento cero cinco R número cien millones
veintiocho mil trescientos setenta y cinco (05R100028375), numero único e irrepetible por el
sistema de cómputo del Registro General de la Propiedad, y que contiene una desmembración a
favor de Florencio Senté Raymundo. Es importante hacer notar que la finca matriz doscientos
noventa y dos (292) folio veintinueve (29), del libro tres (3) de Petén no le aparece inscrita la
desmembración que el acusado afirma con su anotación, haber realizado para crear la nueva finca
fraudulenta a nombre de Waldemar Lorenzana, pero si le aparece la creación de la finca nueve mil
ciento ochenta y cuatro (9,184), folio ciento ochenta y cuatro (184) del libro cincuenta y nueve E
(59E) de Petén, que es legítima. En el archivo de duplicados del Registro General de la Propiedad
se guardan los duplicados de todos los documentos que ingresan para operaciones registrales,
encontrándose en el mismo el documento cero cinco R número cien millones veintiocho mil
trescientos setenta y cinco (05R100028375), que ampara la creación de la finca a favor del señor
Florencio Senté Raymundo, no así el duplicado a favor de Waldemar Lorenzana. La creación de la
finca sin respaldo documental, trascendió, toda vez que mediante escritura pública número once
(11), autorizada en la ciudad, el once de enero del dos mil seis, por el Notario Héctor Amado
Ramírez, comparece ante sus oficios notariales, el propietario creado por el acusado (Waldemar
Lorenzana) a vender el inmueble real y propiedad legítima del Estado de Guatemala, a su hija
Marta Julia Lorenzana Cordón, solicitud que no fue inscrita en el Registro de la Propiedad, por
haberse detectado la anomalía realizada por el acusado. b) El acusado Luis Felipe Camey Camey
es responsable de inscripción anómala, al crear finca a favor del señor José Edgar Pozuelos Leiva
creando un registro informático sin respaldo documental; c) En esa inscripción que realizó insertó
información falsa, concerniente a un hecho que el documento debe probar, al inscribir a José
Edgar Pozuelos Leiva como beneficiario de Fontierra y que el negocio se hizo por medio de
escritura pública número ciento veintiséis autorizada por el Notario Saúl Perdomo Sánchez; el
mismo caso cuando benefició a los señores Alfonso Ramírez Fajardo, Gregorio de Jesús Cardona
Pascual, Tomás Vinicio López Rivas y José Antonio Escobar Gutiérrez; para estas cuatro personas,
indicó que la escritura pública era numero ciento veintiséis autorizada por el Notario Walfre
Alberto Heredia Barrios; d) El acusado Camey Camey como empleado del Registro General de la
Propiedad, en su calidad de operador registral, abusó de su cargo y función, realizando
arbitrariamente la inscripción sin respaldo documental de las fincas mencionadas”.
MOTIVO DE FONDO
En cuanto al motivo de FONDO planteado, invocó como caso de procedencia el contenido en el
artículo 441 inciso 5) del Código Procesal Penal, y como sub caso denunció la errónea aplicación
de la ley, y como violado el artículo 71 del mismo cuerpo legal.

Con todo respeto, me permito manifestar en primer lugar;


Según los tratadistas Jorge R. González Novilla y Federico G Figueroa “La errónea aplicación de la
ley sustantiva consiste en la inexacta valoración jurídica del caso”. El contralor de la incorrecta
aplicación de la ley sustantiva por los tribunales ordinarios corresponde el tribunal de casación.
Para el Doctor Gustavo Vivas Ussher “La errónea aplicación significa el actuar de más o sobre
interpretar la norma; el forzar la interpretación de una norma queriendo que subsuma los hechos
fijados en la causa o directamente se utiliza una norma que no corresponde, cuando en el sistema
normativo no se verifica la adecuación de la conducta fijada en concreto en la causa con la
conducta descrita en abstracto por la norma, la que pasa así a ser mal utilizada”.
AGRAVIO
Argumentó al respecto que el Órgano de Alzada al igual que el Tribunal de Sentencia incurrieron
en la errónea aplicación de la ley al tipificar equivocadamente como delito continuado los hechos
atribuidos al procesado, pues si bien es cierto fue el Tribunal de Sentencia quien realizó el
encuadramiento penal correspondiente, la Sala Tercera de la Corte de Apelaciones del Ramo
Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente igualmente se pronunciaron al respecto
arribando a la conclusión que en el presente caso concurren todos los elementos para tipificar la
continuidad del delito por los cuales fui condenado, interpretando una norma y queriendo a su
antojo que esta se subsuma a los hechos, lo cual me causa evidente agravio, al ser condenado por
los delitos de forma continuada que no realicé, me explico: en el presente caso se aplicaron los
tipos penales de FALSEDAD MATERIAL EN FORMA CONTINUADA Y FALSEDAD IDEOLOGICA EN
FORMA CONTINUADA, no obstante no darse los requisitos o elementos que dan lugar a que sean
delitos de forma continuada, sino por el contrario el Tribunal de Apelación queriendo a su antojo
encuadrar los hechos con los delitos referidos, realiza análisis para establecer si la ley sustantiva ha
sido aplicada correctamente, tomando como base el apartado de la sentencia de primera instancia
que se refiere a: “DE LA CALIFICACIÓN LEGAL DEL DELITO Y DE LA RESPONSABILIDAD PENAL DEL
ACUSADO”, entonces señores honorables magistrados podemos preguntarnos ¿Cómo estableció
el Tribunal de Segundo Grado, el delito continuado en los tipos penales que se le imputan al
condenado? si en el apartado al que hago referencia de la sentencia de primera instancia,
únicamente se concluyó la existencia de un hecho antijurídico y que fui el partícipe del mismo,
entonces el Tribunal de Apelación como puede considerar que se configuran la continuidad del
delito por los cuales fui condenado, razón por la cual el análisis realizado por el Tribunal de
Apelación carece de valor, pues es importante señalar que en todo caso para que un Tribunal de
Apelación proceda a examinar, si la ley sustantiva ha sido aplicada correctamente o no, debe
realizar el análisis en base a los hechos que el Tribunal de Sentencia tenga por probados y no de
los razonamientos que el Tribunal de Juicio utilice para la calificación legal del delito y la
responsabilidad penal de un acusado, como erróneamente lo realiza la Sala Tercera de la Corte de
Apelaciones del Ramo Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, y esto se debió a que las
que se dicen que cometí no se pueden valorar como delitos continuados, cuando del análisis que
realizó la Sala de Apelaciones no se puede evidenciar que realizara varias acciones con un mismo
propósito o resolución criminal.
APLICACIÓN QUE SE PRETENDE PARA EL MOTIVO DE FONDO
Con el presente Recurso de Casación por motivo de FONDO, se pretende que la Honorable Cámara
Penal de la Corte Suprema de Justicia, constituida en Tribunal de Casación y como máximo
tribunal, que interpreta y aplica la ley, haga un análisis comparado y legal entre la sentencia
impugnada y las leyes que se citan como violadas y erróneamente aplicadas y los argumentos que
se mencionan para evidenciar tales situaciones y al emitir su resolución determine efectivamente
las infracciones legales descritas, y el Honorable Tribunal de Casación emita la sentencia que en
derecho corresponda y se DICTE UNA NUEVA SENTENCIA EN LA CUAL SE ANULE LO QUE
CORRESPONDE A “CONTINUIDAD DE LOS DELITOS IMPUTADOS”.
FUNDAMENTO DE DERECHO
Artículo 12 de la Constitución de la República de Guatemala. Derecho de Defensa: la defensa de la
persona y sus derechos son inviolables. Nadie podrá ser condenado, ni privado de sus derechos
sin haber sido citado, oído y vencido en proceso legal, ante juez o tribunal competente y
preestablecido. Ninguna persona puede ser juzgada por Tribunales Especiales o secretos ni por
procedimientos que no estén preestablecidos legalmente.
Artículo 28. Derecho de petición: los habitantes de la República de Guatemala tienen derecho a
dirigir, individual y colectivamente, peticiones a la autoridad, que está obligada a trasladarlas y
deberá resolverlas conforme a la ley.
Artículo 50 del Código Procesal Penal. Corte Suprema de Justicia. La Corte Suprema de Justicia
conocerá del recurso de Casación que proceda contra las sentencias emitidas por las Salas de la
Corte de Apelaciones y de los procesos de revisión. También conocerá de los casos señalados por
este Código.
Artículo 79 inciso a) de la Ley del Organismo Judicial. Son atribuciones de la Corte Suprema de
Justicia o de la Cámara respectiva: conocer de los recursos de casación, en los casos que procedan
según la ley.
PETICIÓN.
1. Que se tenga por presentado y admitido para su trámite el presente memorial y se inicie con el
mismo la pieza de Casación correspondiente.
2. Que se tome nota del abogado defensor que actúa en mi defensa técnica.
3. Que se tenga como lugar para recibir notificaciones el señalado
4. Que se tenga por interpuesto RECURSO DE CASACION POR MOTIVO DE FONDO en contra de la
sentencia de fecha trece de mayo de dos mil once, dictada por la Sala Tercera de la Corte de
Apelaciones del Ramo Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente.
5. Que sean solicitados los antecedentes tanto de primera como de segunda instancia a los
tribunales indicados en el apartado respectivo del presente memorial.
6. Que recibidos los antecedentes y estando el recurso conforme a derecho, se señale día y hora
para la audiencia de la vista pública.
7. Que en su oportunidad al dictar sentencia se declare la procedencia del recurso de casación por
el motivo de FONDO que se dicte la sentencia en que en derecho corresponde.
Cita de leyes: Artículos 28 de la Constitución Política de la República de Guatemala; 3, 5, 7, 8, 11,
11 bis, 12, 13, 19, 24, 399, 437, 438, 439, 440, 441, 442, 443, 444, 446, 447 y 448 del Código
Procesal Penal; 79 de la Ley del Organismo Judicial.
Acompaño diez copias del presente escrito.
Guatemala, 08 de julio de 2011.
A RUEGO DEL PRESENTADO QUE SÍ SABE FIRMAR, PERO POR EL MOMENTO NO PUEDE HACERLO
Y EN SU AUXILIO:

También podría gustarte