Está en la página 1de 2

Seminario Mayor San José De Zipaquirá

Emerson Camilo Chávez Muñoz


Introducción a la Teología
I Teología
Respuestas, Taller #2
1: Palabras:
Teodicea o Teología Natural: es el conjunto de conocimientos que el hombre puede llegar a tener
de Dios sin ayuda de la Revelación, se limita al ser y a sus atributos.
Sub ratione deitatis: Y bajo la forma de la Trinidad.
Theologia Deum docet, a Deo docetur, ad Deum ducit: La Teología instruye sobre Dios, es
instruida por Dios, y conduce a Dios.
Cogitatio fidei: La idea de la fe.
Deus sive substancia sive natura: “Dios es sustancia es naturaleza”
Kant: Dios como una idea humana, que sirve dentro de la filosofía prática como un presupuesto
de orden moral; se trata de un Dios funcional en el plano inteligible; por ello afirma en su crítica
de la Razón Pura, que solo se puede conocer lo sensible, lo material.
Muerte de Dios: Desde la edad moderna se venía agotando la creencia en Dios, y el número de
fieles fue disminuyendo; por ello, lo que resalta Nietzsche, es el olvido de Dios, nosotros lo
hemos matado, olvidado de Él.
Deus absconditus: Dios Oculto.
Antropología trascendental (Rahner): Se pregunta en qué condiciones resulta posiblemente el
conocimiento de Dios, y sostiene además que las afirmaciones teológicas han de formularse de tal
modo que el hombre pueda apreciar cómo lo que se dice en ellas, se conecta con la compresión
que tiene de sí mismo.
2, Preguntas.
1: Juan 1, 18, La Sagrada Escritura se refiere a Él como el Dios escondido, que habita una luz
inaccesible. Somos seres finitos, que no pueden abarcar ni comprender al Ser infinito; y por ello,
luego Jesús dirá: “el que me ve a mí, ve a aquel que me ha Enviado” (Jn 12, 45)
2. El objeto de la teología es más amplio que el objeto de la fe, ya que, la teología trata también
objetos segundarios de estudio, es decir, verdades que derivan de otras ciencias y pueden
contribuir a iluminar el contenido de la fe. La teología trata de verdades Reveladas, como
también de verdades vinculadas a estas.
3. La secularización, es un proceso que consiste en una paulatina reducción de Dios a una
categoría filosófica, cuyo contenido se determina libremente según sus postulados de cada
sistema o ideología, y Dios, se va convirtiendo en una idea abstracta.
4. Causas de la secularización:
 El hábito humano se ha de «mirar desde abajo», perdiendo el sentido trascendente.
 El abuso especulativo que se le ha hecho a la Revelación.
 Una lectura insuficiente de la Sagrada Escritura.
 Abandono de las fuentes clásicas: la metafísica y la conciencia.
5. No hay, por tanto, lugar para un conocimiento natural de Dios, porque, ya que, no hay dentro
del hombre un conocimiento sobre lo Revelado; esto implica que la actividad del creyente se
reduce a mero sentido; y que la razón se constituye una instancia clarificadora de lo crido.
6. La reducción Antropológica consiste entender a Dios a partir de como es el hombre; por ello
solo la pregunta por el hombre es el medio para plantear la pregunta por Dios, el ser humano
pone las condiciones, estructuras y límites. (Rudolf Bultmann, K. Rahner);
7. Dios inalcanzable, un ser que ni con el lenguaje ni nuestras las fuerzas podemos alcanzar, y
vale la pena estudiar; y nos ayuda a conocer los Misterios, nos ayuda a diferenciar el
conocimiento perfecto y el falso, y por ello, al estudiarlos conocemos al diablo que nos tienta.
8. El hombre ha de reconocer que no conoce a Dios, y nunca lo abarcará, ya que, Dios está fuera
de las dimensiones humanas (Espacio y Tiempo), y siempre encontrará límites.
9. Los hechos que estudian fuera de la Revelación, son verdades que derivan de otras ciencias, y
contribuyen e iluminan el contenido de la fe. La filosofía, ayuda a dar una respuesta racional a la
existencia de Dios, y la Historia, nos deja ver la intervención de Dios en favor de su pueblo.
3. Comentarios:
1, Como lo afirma el Mismo Papa San Juan Pablo II, la fe y la razón, son las dos alas del
conocimiento Humano, no se contraponen, sino que se complementan, conducen a la verdad
conocimiento de Dios, y muestran los caminos de la Salvación.
2. Se nos resalta la importancia de que el plan de Dios siempre fue Revelarse, por tal motivo,
como dice el Evangelio, Jesús nos da a conocer el Padre; por tal motivo, como lo resalta en más
de una ocasión en Relato de San Juan, el que ha visto a Jesús “El enviado”, así mismo ha visto al
Padre, es decir, quien “envió” al Cristo, a su único Hijo, quien nos presentó en su totalidad a Dios
y es así, que quien ve al Hijo, ha visto al Padre; por ello, Jesús es la plenitud de la Revelación.