Está en la página 1de 7

Ecología

La ecología es la ciencia que estudia la relación de los seres vivos con el medio que
habitan. La definición de la ecología es sencilla pero el objeto de su estudio es muy complejo.
En particular, estudia, cómo influye el medio en su distribución, abundancia, biodiversidad,
comportamiento, las interacciones entre diferentes especies y las modificaciones que pueden
ocasionar en el medio. Sus niveles de estudio son a nivel de organismos, poblaciones y
comunidades de poblaciones que conforman los ecosistemas y la biosfera en general.

A diferencia de las otras ramas de la biología con las que se relaciona directamente (genética,
evolución, fisiología, etología…), la ecología como disciplina central de la biología se
diferencia del resto en que su enfoque se centra en la natalidad, mortalidad y migración y
cómo afectan a la distribución de las especies, poblaciones y evolución de las comunidades.
El primer investigador en darle este nombre fue Haeckel en 1869. Algunos eminentes ecólogos
han sido Ramón Margalef el más importante ecólogo español y Eugene P. Odum considerado
el padre de la ecología moderna.

Sin embargo, antes de que la ecología tuviera su propio espacio existieron naturalistas que han
aportado grandes descubrimientos y observaciones como son el Conde de Buffon, Alexander
von Humboldt (del que se ha escrito una maravillosa biografía), Darwin, Lamarck… la historia
está llena de grandes naturalistas y ecólogos.

la ecología estudia la relación de los seres vivos con el medio físico que habitan y las propias
interacciones entre las diversas especies. Dentro del medio que habita una especie se
distinguen factores abióticos o físicos como pueden ser la
humedad, temperatura, iluminación solar (aquí puedes ver todos los artículos sobre este
tema) y los factores biológicos que son la relación con otras especies que habitan el mismo
medio (por ejemplo, relación depredador-presa).
Los intercambios y flujos de materia y energía en los ecosistemas y entre las especies son
objeto de estudio de la ecología. Otros aspectos que estudia son los ciclos biogeoquímicos, la
cadena trófica o la producción y productividad de un ecosistema.
Niveles de estudio de la ecología
Si el párrafo anterior lo ponemos en concepto de acuerdo a los niveles de estudio de los que
hablábamos al principio del artículo, según los niveles, la ecología estudia:

 A nivel de organismo, estudia cómo los individuos se ven afectados por su medio
abiótico y biótico, y cómo influyen sobre éste.
 A nivel de población, la ecología se ocupa de la presencia o ausencia de ciertas
especies, de su abundancia o escasez y cómo oscila el número de individuos de una
especie. Las poblaciones pueden estudiarse observando organismos individuales para luego
aplicar sus características a las poblaciones o pueden estudiarse observando directamente
las características de dichas poblaciones.
 A nivel de comunidad, estudia la composición o estructura de las comunidades y su
funcionamiento: cómo se mueve la energía, los nutrientes y otros productos químicos a
través de las comunidades. Al igual que al nivel de la población, las comunidades pueden
estudiarse observando poblaciones y aplicando sus características al nivel de la comunidad u
observando directamente las comunidades.
Así mismo, la ecología se está revelando como una ciencia fundamental para intentar predecir
los cambios que se están dando en los ecosistemas como respuesta a las alteraciones
humanas y por tanto conocer qué estudia la ecología y qué es, es muy importante para divulgar
la importancia de esta ciencia y de sus conclusiones.

Principales ramas de la ecología


Las principales ramas de estudio y de investigación en las que se divide la ecología son las
siguientes:

 Autoecología: rama de la ecología que estudia cómo son las adaptaciones de las


especies a determinadas condiciones de los factores abióticos.
 Demoecología (dinámica de la población): rama que estudia, desde la ecología y la
demografía, las principales características de las comunidades o población que ocupan un
determinado hábitat.
 Sinecología (ecología comunitaria): rama de la ecología que estudia la interacción
entre las comunidades biológicas y los ecosistemas.
 Agroecología: rama que parte de los conocimientos de la ecología y de la agronomía
para desarrollar modelos de producción de alimentos en los que se toman en cuenta tanto el
ecosistema como el entorno social.
 Ecofisiología (ecología ambiental): rama de la ecología que estudia los fenómenos
fisiológicos en el medio ambiente, el cual puede experimentar alteraciones debido a diversos
fenómenos naturales o a la actividad humana.
 Macroecología: rama de la ecología que estudia los patrones ecológicos que se repiten
a gran escala.
Interacciones ecológicas
En ecología, se estudian los procesos, la dinámica y las interacciones entre todos los seres
vivos de una población, de una comunidad, de un ecosistema o de la biosfera.

Las interacciones ecológicas se caracterizan por el beneficio de dos seres vivos (armónicas) o
por el perjuicio de uno de ellos (inarmónicas), y puede ocurrir entre seres de la misma especie
(intraespecíficas) o de diferentes especies (interespecíficas).

 Relaciones intraespecíficas armónicas: la sociedad (organización de individuos de la


misma especie) y la colonia (grupo de individuos de la misma especie con diferentes grados de
dependencia entre sí).
 Relaciones intraespecíficas inarmónicas: el canibalismo y las competiciones
intraespecíficas e interespecíficas. Son relaciones entre especies iguales, pero hay un perjuicio
en al menos uno de los lados.
 Relaciones interespecíficas armónicas: el mutualismo (o simbiosis), la
protocooperación, el inquilinismo (o epibiosis) y el comensalismo.
 Relaciones interespecíficas inarmónicas: el amensalismo (o antibiosis), el
herbivorismo, la depredación, el parasitismo y la esclavitud.

Historia de la Ecología
La historia de la ecología es bastante reciente, no tiene ni siquiera 200 años de antigüedad.
La historia de la ecología nos remonta al siglo XIX, y más específicamente al año 1869, año en
el cual el alemán Ernst Haeckel introdujo el término Ökologie, el cual deriva del griego oikos
(hogar, casa) y logos (estudio), entendiéndose por ecología el «estudio del hogar» y de un
mejor modo para gestionarlo.
Actualmente, el señor Haeckel es considerado el padre de la ecología y por supuesto el
fundador del término, aunque la historia de la ecología se remota a la antigua grecia en
realidad, veamos un breve resumen de como comenzó todo.
Desde tiempos inmemoriales, el hombre siempre se ha visto interesado en conocer el medio
que lo rodea, las extrañas y poderosas fuerzas de la naturaleza, los diferentes animales y
especies de plantas que habitan junto a él.
Los inicios de la ecología se crearon allí, con las primeras tribus del mundo, que dependían
100% de su entorno natural para lograr sobrevivir. Ellos cazaban, recolectaban frutos,
pescaban, entre otras cosas. Y para hacer todo esto, necesitaban conocer los animales,
plantas y el medio que los rodeaba.
Más tarde también a medida que la raza humana avanzaba, desarrollaron la agricultura, así
como la ganadería, tareas que llevaron a que el hombre tuviera que aprender cada vez más
sobre los animales, plantas, el clima, entre muchas otras cosas.
Sin embargo, esto no puede considerarse ecología, sino una mera necesidad de comprender y
conocer el mundo que los rodeaba en la antiguedad.

Los primeros estudios ecológicos surgieron sobre 325 a 285 A.C, cuando el


filósofo Teofrastro comenzó a estudiar la forma en que diferentes organismos vivos
interactuaban con sus medios.
Más tarde, ya en la época de la Revolución Industrial de comienzos de 1800, Lamarck
comenzó a hacer un claro relacionamiento entre los organismos y sus mecanismos de
supervivencia de acuerdo a la adaptación que tenían en el ambiente cambiante donde vivían.
St. George Jackson más tarde, sobre 1811 fue el primero en utilizar la palabra «Hexicologia«.
La cual definía lo que hoy sería el estudio entre los organismos y su medio, teniendo en cuenta
importantes factores como naturaleza del lugar donde viven, temperaturas promedio,
iluminación del ambiente, así como la interacción que tenían con otros organismos del
ambiente.
Siguiendo con el estudio de los organismos, Mendel posteriormente observó que las
características que eran heredadas no se mezclaban en los organismos, sino que
permanecían totalmente distintas. Esta observación y descubrimiento dió pie a que luego se
observara como algunos organismos lograban sobrevivir, adaptarse y resistir los cambios,
mientras que otros no evolucionaban tanto, o perecían en el intento.
Darwin, el famoso naturalista británico propuso más tarde su «selección natural«, según la
cual ciertos organismos logran tener mejores habilidades (evolución) que otros para sobrevivir y
reproducirse posteriormente.
Isidoro Geoffrey más adelante fue el encargado de acuñar el término «Etologia», definiendo así
el estudio de las relaciones de cada organismo en la familia y la sociedad en que habitan. Fue
un paso más para llegar a la moderna definición de ecología que conocemos hoy.

Todavía no se sabe a ciencia cierta si fue Henry Walter Bates quien usó la palabra «Ecología»,
o si fue Ernst Haeckal en 1870 quien comenzó a usar este término para referirse al estudio de
los organismos y su medio ambiente.
Lo que si sabemos, es que la historia y definición de la palabra ecología cambiaron muchísimo
desde aquel entonces.

Luego de comenzada la revolución industrial también se comenzó a notar como las industrias y
la mano del hombre afectaban al medio ambiente de forma significativa, comenzaron las
contaminaciones masivas en ríos, suelos y el aire.

Más adelante se trasladó toda esta revolución a la industria automovilística, con la invención
del coche moderno por Henry Ford, quien se propuso llevarlo en masa a cada lugar del mundo,
cosa que logró. Con ello aumentó aún más la emisión de CO2, y la contaminación tal como la
conocemos hoy en día.
Desde la década de 1950 y 1960 recién se ha comenzado a considerar a la Ecología como una
de las ciencias más fundamentales del mundo moderno, esto es debido a la masiva destrucción
y daño que realiza el ser humano en su medio de vida.

El incremento en la contaminación, la super población humana, y como esto afecta al planeta


tierra han dado a la ecología moderna un gran protagonismo, algo que la hace presente en casi
todos los lugares. Desde ese entonces, el reciclaje, así como el desarrollo sostenible y el
favorecimiento del uso de energías renovables son cosas que se han vuelto cada vez más
comunes en nuestras vidas.

Ciencias relacionadas a la Ecología

Biología
La biología es la ciencia que estudia el origen, la evolución y las características de los
seres vivos, así como sus procesos vitales, su comportamiento y su interacción entre sí y con
el medio ambiente.
Uno de los objetivos fundamentales de la biología es establecer las leyes que rigen la vida
de los organismos. Es decir, abarca el estudio del origen de la vida y su evolución a lo largo
de nuestra existencia.

Geografía
La geografía es la disciplina que trata de la descripción o de la representación gráfica de
la Tierra.12 En sentido amplio es la ciencia que estudia la superficie terrestre,
las sociedades que la habitan y los territorios, paisajes, lugares o regiones que la forman al
relacionarse entre sí.3

La geografía moderna es una disciplina cuyo objetivo primordial es la explicación de toda una
serie de fenómenos naturales y sociales y no se refiere solo a la localización de esos
fenómenos, sino que también estudia cómo son y cómo han cambiado para llegar a ser lo que
son.

Geología

La geología es la ciencia natural que estudia la composición y estructura tanto interna como


superficial del planeta Tierra, y los procesos por los cuales ha ido evolucionando a lo largo
del tiempo geológico.3

La misma comprende un conjunto de geociencias, así conocidas actualmente desde el punto


de vista de su pedagogía, desarrollo y aplicación profesional. Ofrece testimonios esenciales
para comprender la tectónica de placas, la historia de la vida a través de la paleontología, y
cómo fue la evolución de ésta, además de los climas del pasado. En la actualidad la geología
tiene una importancia fundamental en la exploración de yacimientos minerales (minería) y de
hidrocarburos (petróleo y gas natural), y la evaluación de recursos hídricos subterráneos
(hidrogeología). También tiene importancia fundamental en la prevención y entendimiento
de fenómenos naturales como remoción de masas en general, terremotos, tsunamis,
erupciones volcánicas, entre otros. Aporta conocimientos clave en la solución de problemas de
contaminación medioambiental, y provee información sobre los cambios climáticos del pasado.
Juega también un rol importante en la geotecnia y la ingeniería civil.