Está en la página 1de 5

Capítulo 11

(Funciones ejecutivas)

Nini Johanna Medina Claros ID 671618


Mónica Alejandra Carvajal Sanabria ID 668251
Camila Alejandra Rojas ID 636882
Yessica Paola Pimentel Quesada ID 665160

Tutora: Alejandra Ortega Quintero

Ciencias Humanas, piscología III semestre


Florencia, Caquetá
2019
FUNCIONES EJECUTIVAS

Se entienden que los lóbulos prefrontales cumplen una función central en la organización
de la cognición o metacognición o simplemente en la organización de la actividad
dirigida y conscientes, por lo que es común referirse a una función ejecutiva asociada con
la actividad de las regiones prefrontales del cerebro, se enfatiza en la planeación,
organización y control de lenguaje, memoria, la percepción demás formas de actividad
cognitivas.

 Función ejecutiva Definición: Las funciones ejecutivas son


las capacidades cognitivas necesarias para
controlar los pensamientos, emociones y
acciones. Con este tema se pretende
promover la comprensión acerca de cómo
se desarrollan estas funciones, su papel y
su impacto en la vida social, emocional e
intelectual de una persona, desde su
infancia temprana hasta su vida adulta.

 Anatomía -Conexiones intracorticales: La corteza


prefrontal también se conecta con la
El lóbulo frontal incluye: corteza premotora y, a través de ésta, con la
a-) las regiones posteriores de la corteza corteza motora primaria. Algunas
frontal (corteza frontal a granular) proyecciones son unidireccionales (por
relacionadas con la actividad motora. ejemplo, al núcleo caudado y el pujamen),
b) la corteza prefrontal (o corteza frontal y otras parecen ser bidireccionales (por
granular), correspondiente a las áreas 9, 10, ejemplo, al núcleo dorso medial del
11, 12, 13, 14, 15, 45, 46, y 47 de tálamo) (Damásio y Andersen 1993).
Brodmann, la corteza prefrontal se divide Características:
en las regiones dorsolateral, mesial y -se establecen con la corteza visual,
orbital. auditiva y somatosensorial.
-El fascículo occipitofrontal se extiende
posteriormente, desde el lóbulo frontal
hasta el lóbulo temporal y el lóbulo
occipital.

-Conexiones subcorticales: De acuerdo


con Damásio y Andersen (1993), es posible
distinguir los siguientes tipos de
conexiones fronto-subcorticales:

-Proyecciones desde el hipotálamo:


Se han señalado algunas conexiones
indirectas, en especial a través del tálamo.

-Proyecciones desde la amígdala y el


hipocampo:
En particular al giro recto y la porción su
callosa y anterior del cíngulo.

-Proyecciones desde el tálamo:


La proyección desde el núcleo pulvinar
medial al área 8 de Brodmann.
-Proyecciones a la amígdala y el
hipocampo:
Hay conexiones directas y conexiones
indirectas por medio del cíngulo y del
fascículo uncinado.

-Proyecciones al tálamo:
Se dirigen hacia el núcleo dorsal medial,
los núcleos intralaminares y el pulvinar.

-Proyecciones al hipotálamo:
Son proyecciones poco claras,
probablemente por medio del mesencéfalo
y de la sustancia gris periacueductual.

-Proyecciones al cuerpo estriado:


Son importantes en particular las
proyecciones desde el cíngulo y el área
motora suplementaria, relacionadas con el
sistema de control motor del cerebro.

-Proyecciones al claustrum, la región


subtalámica y el mesencéfalo:
Se dirigen por medio del fascículo
uncinado y la cápsula externa.

Los trastornos en las funciones ejecutivas


 Manifestaciones clínicas pueden tener diversas etiologías (tumores,
traumatismos craneoencefálicos, accidentes
vasculares, etc.). Los niños
preadolescentes, tienen poca capacidad
ejecutiva.
En la infancia la maduración cerebral se
relaciona con cambios en las áreas
prefrontales del cerebro, responsables de la
inhibición, la conservación de las
representaciones internas y la organización
temporal de la conducta.
A partir del caso de Phineas Gage, se
considera que los pacientes con lesiones
prefrontales presentan no sólo cambios
cognoscitivos e intelectuales, sino también
variaciones en el estilo de conducta o
simplemente en la personalidad.
No es raro que los pacientes con lesiones
pre frontales, comiencen a realizar actos
que van desde lo mínimamente inapropiado
hasta lo francamente delictivo; es decir no
tiene respeto por los turnos, no los turnos,
no les importa los derechos de los demás,
tienen conductas ilícitas. Blumer y Benson
(1975) Advirtieron que los dos principales
estilos de personalidad típicos de pacientes
con lesiones pro frontales guardan alguna
similitud con los cuadros Psicopatológicos
de depresión y Psicopatía. Por ello, a las
dos principales variantes del síndrome pre
frontal las denominaron seudodepresion y
seudopatia. En el primer caso, el paciente
se muestra apático, retraído, con un nivel
de comunicación verbal notoriamente
disminuido, sin ningún interés aparente en
los eventos externos. En un cuadro
seudopsicopatia el paciente se muestra
eufórico, desinhibido, impulsivo,
irrespetuoso, soez, e impertinente, estos
dos variantes pueden fluctuar en un solo
paciente.

 Variantes del síndrome -Síndrome orbitofrontal: Desinhibición


prefrontal (Explotación del entorno con el tacto),
Las características específicas de este alteraciones emocionales, irritabilidad,
síndrome pueden variar de acuerdo con la cambios de carácter, impulsividad, perdida
localización precisa del daño y su de la autocrítica, alteraciones de la
extensión. conducta sexual y moria.

El daño en las regiones posteriores que -Síndrome frontal mesial:


están al frente de las zonas motoras implica Principal síntoma hay mutismo acinetico,
la aparición de estereotipos motores y apatía, cambios de personalidad, dificultad
desorganización de las formas complejas para mantener la atención, indiferencia
de movimientos (programas motores), pero hacia los demás y hacia sí mismo, deterioro
estos pacientes no muestran trastornos del juicio, bradipsiquia (lentitud de
evidentes de conciencia. Las lesiones en el pensamiento.
área prefrontal izquierda causan defectos
en el pensamiento verbal (Luria, 1980), -Síndrome dorsolateral:
mientras que los cambios emocionales son Es fundamental en las funciones ejecutivas
más notables en lesiones del lado derecho (Cummings,1993)
(Ardila, 1984). En El defecto más frecuente es la incapacidad
de organizar una respuesta comportamental
ante la presencia de estímulos nuevos o
complejos. Las demencias subcorticales se
caracterizan por defectos en las funciones
ejecutivas.

Función ejecutiva: Las funciones ejecutivas son las capacidades cognitivas necesarias
para controlar los pensamientos, emociones y acciones.
Conexiones intracorticales: se establecen con la corteza visual, auditiva y
somatosensorial.
Los trastornos: pueden ser diversas etiologías (tumores, traumatismos craneoencefálicos,
accidentes vasculares, etc.).
Síndrome orbitofrontal: Desinhibición (Explotación del entorno con el tacto),
alteraciones emocionales, irritabilidad, cambios de carácter, impulsividad, perdida de la
autocrítica, alteraciones de la conducta sexual y moria.
Síndrome dorsolateral: El defecto más frecuente es la incapacidad de organizar una
respuesta comportamental ante la presencia de estímulos nuevos o complejos.
Seudodepresion: el paciente se muestra apático, retraído, con un nivel de comunicación
verbal notoriamente disminuido, sin ningún interés aparente en los eventos externos.
Seudopsicopatia: el paciente se muestra eufórico, desinhibido, impulsivo, irrespetuoso,
soez, e impertinente, estas dos variantes pueden fluctuar en un solo paciente.
síndrome prefrontal: . Las lesiones en el área prefrontal izquierda causan defectos en el
pensamiento verbal.