Está en la página 1de 7

U.

D 2
CONOCIMIENTO
GENERAL DE LA
MERCANCÍA.
CARACTERÍSTICAS.
Definiciones:

Llamamos envoltorio a aquel que envuelve a la unidad de producto. Su presentación


debe de ser llamativa y debe de estar identificado con la idea general del producto.

El envase es el que contiene varios productos para su distribución y venta. El envase


cumple una doble función: constituir la unidad de compra del punto de venta y es el expositor
de los envoltorios que ha de adquirir el consumidor.

El embalaje es el módulo que agrupa varios envases para su transporte, almacenaje y


más económica distribución. Su presentación no es tan llamativa como los envoltorios o los
envases. Deben de ser fuertes y baratos, debido a su utilidad. Igualmente deben ser fáciles de
manejar y de estibar.

Existe una gran diversidad de tipos de envasados, es posible realizar una primera
clasificación de los envases según se dirija el transporte, a la exhibición en el punto de venta o
al consumo.

 Para su transporte: Deberán de ser diseñados de acuerdo con el medio y condiciones


del transporte que hayan de sufrir, y el sistema de carga de dichos medios.

 Para su almacenaje: Deben de ser embalajes que ocupen poco sitio, que sean apilables
y tengan buen equilibrio. Adaptados a los sistemas de paletización, es decir, que los modelos y
dimensiones se adapten al tamaño de los palets.

ENVASADOS USUALES.
Los criterios de selección para un envase dependen ya de la naturaleza del producto a
envasar, de las medidas a tomar en el transporte de los mismos y del sistema de almacenamiento
elegido para cada uno de ellos.

Madera.

La madera ha sido uno de los materiales tradicionales en la fabricación de envases,


debido a su resistencia ha sido utilizado desde siempre, y durante mucho tiempo ha sido el
material por excelencia en la fabricación de envases.

Presenta la ventaja de su durabilidad por su gran resistencia y facilita y asegura el


estibaje, con este tipo de envases es posible de alcanzar estibas de una altura considerable, sin
peligrar su equilibrio.

Es resistente al agua y no es buena conductora de la electricidad.

Otra de las ventajas que presenta es su gran resistencia a los golpes, lo que garantiza,
hasta cierto punto, la seguridad de los materiales contenidos en ellos.

Los inconvenientes que pueden presentar los envases de madera es que son altamente
inflamables, lo que supone un serio peligro para la propagación de incendios. Son difíciles de
limpiar, lo que no garantiza la higiene en el envasado y resultan pesados a la hora de
manejarlos.

Otro de los inconvenientes que pueden presentar los envases de madera frente a otros
tipos de materiales, es el gran espacio que ocupan en el almacén una vez que se ha vaciado su
contenido, lo que hace plantearse en diseñar un espacio especialmente dedicado a recoger los
envases vacíos.
La forma y modelos que pueden presentar los envases de madera están limitados por la
misma naturaleza del material, debido a su rigidez, suelen ser siempre en forma de caja:
rectangular o cuadrada. No es un material del cual se pueden derivar muchas formas y modelos.

Papel y cartón.

El papel y el cartón son los materiales más utilizados, y actualmente, debido a los avances
tecnológicos en el terreno de la recuperación de papel usado, es de los materiales más utilizados
en la fabricación de envases.

Las ventajas que presentan el papel y el cartón sobre otros materiales es la facilidad de
poder trabajar con ellos y la diversidad de gamas que se pueden encontrar en el mercado de
estos materiales.

Las propiedades que presentan estos materiales es que son aislantes de la electricidad,
facilitan enormente el estibaje de los materiales contenidos en ellos y son fáciles de manejar
debido a su poco peso.

Es un material recuperable, lo que le da la ventaja de volver a utilizarlos después de un


proceso de preparación y su producción es relativamente barata.

Otra de las ventajas que pueden presentar el papel y el cartón es que cuando se
desembalan las mercancías, son fáciles de estibar, debido a que se pueden plegar, con lo cual
facilita un mejor aprovechamiento del almacén al ocupar poco espacio una vez doblados.

Los inconvenientes que presentan estos materiales son la gran facilidad de combustión y
no son resistentes a la humedad.

Dependiendo de la dureza del material empleado, son poco resistentes a los golpes, lo que
podría, en un momento dado, contribuir al deterioro de los géneros.

Uno de los mayores avances en técnicas de envasado, ha sido la combinación de cartón,


aluminio y plástico dando lugar al “Tetra-brik”.

Materias plásticas.

Si existe un material que haya evolucionado a pasos agigantados dentro de las materias
primas para la fabricación de envases, sin duda alguna se trata de las materias plásticas. Hoy en
día, vivimos rodeados de objetos de plástico. Esta materia ha venido a sustituir a productos
como el vidrio, la madera, los metales, las fibras naturales.

Debido a su resistencia, a su elasticidad, a su ligero peso, a su impermeabilidad y sobre


todo a su economía. Otra ventaja es su gran variedad de formas, diseños e incluso su naturaleza
física: pueden ser plásticos duros, blandos, transparentes, opacos, elásticos, etc.

Las propiedades más ventajosas de los plásticos son: poco peso, lo cual facilita su
manejo; resistencia a la corrosión, a los agente químicos y al roce, lo que les da un carácter de
durabilidad; buen aislamiento contra el calor, la humedad y la electricidad, lo que contribuye a
una mejor conservación de las mercancías; estabilidad en el estibaje, contribuyendo así a la
seguridad del almacenaje y son fáciles de limpiar, lo que garantiza una higiene en la
conservación de los productos.

El inconveniente que presentan estos materiales es su difícil destrucción, pues no se


reciclan.

Son ilimitadas las formas y los modelos que pueden presentar los envases de plástico.

Metales.
El metal ha sido otra de las materias primas para la elaboración de envases.

Las características que presentan estos envases es su gran resistencia. Se pueden deformar
por los golpes, pero es difícil que se lleguen a romper o que presenten fisuras que puedan
afectar a su contenido. Aíslan perfectamente de los agentes externos (luz, calor, olores, sabores,
pequeños roedores, etc.) lo que garantiza su perfecta conservación.

Son conductores de la electricidad, pero presentan la ventaja de que son impermeables.

Una de las características que deben de presentar estos materiales es que deben garantizar
la conservación de los productos que contienen, evitado con materiales de recubrimiento ante la
posible oxidación de los envases.

Otra de las ventajas es su posterior reciclaje mediante procesos industriales de


readaptación de materias primas. Y su fácil decoración lo que hace más llamativo al producto en
cuestión.

SELECCIÓN, CLASIFICACIÓN Y MANIPULACIÓN PARA NO


DETERIORO DE LAS MERCANCÍAS.

Elección del embalaje y del etiquetado según el producto, medio de


transporte y destino.

El tema de la selección del embalaje es ineludible. En la industria logística, al existir


diversas compañías con similares características, destinadas a un mismo segmento consumidor,
se requieren envases diferenciales que distingan su producto, su marca y den respuestas a la
totalidad de las expectativas del cliente.

Para la selección de un material de envase se precisan aspectos de gran significado, como


son la resistencia y el peso de los materiales.

La elección del envase a utilizar viene determinada por el producto. El medio de


transporte y el destino son menos importantes, ya que al disponerse en palets las mercancías,
éstos se adaptan a casi todos los medios de transporte.

El cierre del embalaje es un aspecto importante del mismo. Debe garantizar una apertura
fácil y un cierre hermético durante todo el transporte, así como hacer evidente la condición de
inviolabilidad que demuestre que el embalaje no ha sido abierto.

Los embalajes persiguen, además de proteger adecuadamente el producto, ser llamativos,


de aspecto moderno, ofrecer una imagen equilibrada con todos los productos de la empresa y
que permita distinguir a simple vista la empresa a la que pertenecen, además de dar una imagen
de calidad y funcionalidad que se mantenga durante el almacenamiento, transporte y entrega del
paquete.

No es lo mismo enviar unas mercancías que otras. Cada producto exige su propio tipo de
embalaje, que asegure su llegada al punto de destino en perfectas condiciones. De igual modo,
no todos los embalajes son adecuados para su envío en todos los medios de transporte. Sin
embargo, se tiende a una uniformización en este aspecto.

Todas las mercancías deberán de ir embaladas de tal forma que, a simple vista, los
envoltorios usados al efecto aparenten proteger completamente su contenido y que éste no sea
visible en ninguna de sus partes o componentes desde el exterior (excepto aquellas mercancías
que, por sus características, sea inevitable su visualización en alguna de sus partes).

Material complementario para el no deterioro de mercancías.


Existen numerosos materiales para ayudar a conservar en perfecto estado las mercancías
hasta su destino, los más utilizados en el almacén de transporte son:

 Dunnage bags: Estos elementos, están diseñados para prevenir el movimiento de los
artículos, evitando daños y perjuicios durante su transporte. Se emplean en el transporte de
muchos artículos, tanto de bajo peso o frágiles como de elevado peso y resistencia. Se coloca la
bolsa en los espacios entre la carga y se infla rápidamente, bloqueando la carga.

Este elemento presenta muchas ventajas sobre otros sistemas de sustentamiento de cargas,
como son la madera, los palets reutilizados y la espuma de poliestireno:

 Fácil de usar.

 Rápido de inflar y de desinflar, debido a su válvula especial y sistemas de autoinflado.

 Reducción del trabajo y el tiempo de carga.

 Económico.

 Muy eficaz en el bloqueo de las cargas.

 Maximiza la distribución del espacio en el contenedor.

 Reutilizable.

 Fácil retirada en el punto de destino.

 No requiere ninguna otra forma de sujeción.

 Bolsas rellenas de espuma: Este producto se utiliza para proteger la mercancía de los
golpes y vibraciones producidos en el transporte y carga.

Tienen una amplia gama de productos con variedad de formas, de tamaños y pesos.

 Desecantes (Gel de sílice): El gel de sílice tiene como finalidad evitar el efecto de
condensación en los embalajes y cajas de transporte. Este producto esta especialmente indicado
cuando los envíos se van a hacer por mar, o bien cuando se esperan cambios extremos de
humedad y temperatura. Éstos tienen como resultado la aparición de condensación en los
contenedores.

Este fenómeno puede producir moho, humedad y otros problemas que causan daños al
embalaje, el etiquetaje y los bienes contenidos en su interior.

El gel de sílice reduce la humedad relativa con eficacia, bajando el punto de rocío, lo que
impide la formación de condensación.

Se emplea para el transporte de multitud de productos y presenta una larga eficacia y


duración. Se presenta en bolsas de tamaño variable y generalmente absorben hasta un 80-85%
de su peso en humedad.

Sus ventajas son las siguientes:

 Previene la condensación, la corrosión y el moho.

 No daña el medio ambiente.

 Desechable junto con los residuos normales.

 Rápido comienzo de absorción.


 No escurre ni gotea.

 Cumple las normas internacionales.

 Mantiene sus propiedades.

 Larga duración.

 Cantoneras: Las cantoneras o protectores de borde están diseñadas para proteger los
bordes vulnerables del paquete durante el transporte. Las cantoneras suelen estar realizadas en
distintos materiales:

 Cartón reciclado Kraft.

 PE recubierto (resistente al agua).

 Madera.

 Plástico.

Dependiendo del fabricante, las cantoneras pueden encontrarse con bandas adhesivas en
su interior, lo que les permite adherirse a las esquinas a proteger antes de proceder a su flejado
de la caja o a su paletizado. Asimismo, se pueden encontrar en diversas longitudes y grosores,
existiendo en dimensiones estándar o en tiras para su corte a la longitud necesaria.

 Flejes: Los flejes se emplean para la sujeción de todos los elementos que conforman un
palet, o bien para asegurar el correcto cerrado de un paquete. Se fabrican en plástico o acero,
dependiendo del uso a que vayan a destinarse.

 Acolchados de burbujas: Los acolchados de burbujas proporcionan un mejor


acolchado, una protección más duradera, un menos coste de embalaje, reducción de materiales y
un mayor rendimiento. Se presentan con distintos gruesos de burbuja.

 Embalajes de acolchado: Los embalajes de acolchado presentan un alto rendimiento, al


tiempo que proporcionan igual o mejor protección que muchos materiales de embalaje
alternativos.

Reducen los costes de embalaje, son muy elásticos y mejora la estética del paquete.
Presentan un excelente rendimiento de material y se encuentran disponibles en diversos
espesores, siendo además reciclable y reutilizable. Dependiendo del fabricante, se encuentran
disponibles en clases de retardo de llama, en diversos colores, con tratamiento antiestático y
varias densidades

 Laminados de espuma: Los laminados de espuma de polietileno son unos materiales


elásticos, limpios, inabrasivos y de poco peso, resistentes a los daños causados por la humedad,
que presentan un aislamiento térmico excelente. Por su especial construcción están libres de
polvo, son completamente reciclables y reutilizables.

 Espuma de embalaje: La espuma de embalaje se puede utilizar proyectada (in situ),


premoldeada y en bolsa. Esta espuma, al expandirse se adapta a todos los objetos y proporciona
una mejor protección frente a los golpes y agresiones durante el transporte.

 Void filler: Otro producto empleado en los transportes y en la elaboración de paquetes


son las láminas “void filler” de corrugado empleadas para la reparación entre paquetes o
mercancías. Estas láminas consisten en elementos paralelepipédicos que cuentan en su interior
con una estructura en forma de panal.
 Láminas de acolchado: También pueden utilizarse láminas de espesor variable para la
protección contra el contacto con las paredes del medio de transporte. Esta función también
pueden desarrollarla las mantas y elementos similares, si bien no con tanta eficiencia.

 Elementos de relleno: Los elementos “de relleno” que pueden utilizarse para el
embalaje de mercancías pueden ser por ejemplo, virutas (de madera o de plástico), serrín, trozos
de poliestireno expandido (de diversas formas y tamaños), etc.

 Bolsas de seguridad: Las bolsas de seguridad están fabricadas de polietileno para un


solo viaje, con un sello hermético fácil de usar, que ofrece seguridad patente de manipulación
indebida contra todos los métodos de ataque conocidos.

Las características patentes de manipulación indebida son fáciles de ver y entender. Una
vez cerrado, los intentos no autorizados de violar el sello de seguridad harán que aparezca el
mensaje universal de STOP.

El diseño de las bolsas de seguridad las hace excepcionalmente fáciles de rellenar y de


sellar. Además, una cinta de apertura de colores incorpora instrucciones multilingües para el
sellado de la bolsa y facilita la identificación rápida de las bolsas sin sellar. Están fabricadas a
partir de partículas de polietileno diseñadas especialmente para producir productos de seguridad
patente de manipulación indebida más durable y segura.

 Los sobres de seguridad: Están elaborados con una capa exterior de papel y una
interior de burbujas cada una de ellas pegadas individualmente. Los sobres permiten escribir en
ellos y no necesitan bolígrafos especiales, su cierre es mediante etiqueta autoadhesiva y pueden
presentar un área de código de barras para su lectura mediante ordenador facilitando su registro
de entrada y salida en el almacén de transportes. Su sistema de apertura es mediante pestaña
troquelada.

Existe una amplia gama de sobres para la protección de la mercancía.