Está en la página 1de 6

U.D.

1
ADMINISTRACIÓN
DE CARGADORES Y
TRABAJADORES
ASIMILADOS.
FUNCIONES.
Cuando alguien quiere enviar algo, recurre a una empresa de transportes. Las empresas de
transportes se caracterizan por tener secciones que se encargan de la atención de los clientes que
van a realizar los envíos, efectuando la recepción, otras donde se clasifican y almacenan estas
mercancías hasta su embarque, donde se prepararan para su envío, donde se organiza dicho
envío...También disponen de un departamento administrativo en el que se realizan las tareas de
preparación de los documentos necesarios para el envío de mercancías, donde se realiza la
contabilidad de la empresa, donde se organizan las tareas del personal…

Personal que interviene en el almacenaje y transporte de mercancías.

Llamamos transportista a toda persona, física o jurídica, titular de una empresa


especialmente concebida y equipada para la realización material de transportes de mercancías
por carretera por cuenta ajena con sus propios medios materiales, y que, al efecto, dispone de
uno o más vehículos adecuados con capacidad de tracción propia, bien en propiedad, o en virtud
de cualquier título permitido por la legislación vigente.

No se considera transportista, a la empresa que realiza transportes para atender


necesidades complementarias de su actividad principal, cuando ésta sea distinta al transporte de
mercancías, y por ello de precisar igualmente de autorización administrativa de transporte
privado complementario referida a cada uno de los vehículos que utilice.

Porteador será el transportista en concreto que, en virtud del contrato, asume, en nombre
propio, la obligación de transportar las mercancías de un lugar a otro.

Cargador o remitente es la persona, física o jurídica, que, ya sea por cuenta propia o
como operador de transporte, solicita la realización del transporte en nombre propio y frente a la
cual el porteador asume, en virtud del contrato, la obligación de efectuarlo.

Esta definición no condiciona en absoluto el régimen de disposición sobre las mercancías


de quien aparece como cargador, las cuales podrán ser de su propiedad o no, sin que ello resulte
trascendente a los efectos del contrato de transporte.

El expedidor es la persona, física o jurídica, que materialmente hace la entrega de las


mercancías al porteador para su transporte. Podrá ser expedidor el propio cargador o una
persona distinta que actúe por cuenta de aquel.

Se distingue así a esta figura de la del cargador en los transportes de carga completa –
aunque normalmente cargador y expedidor serán la misma persona, que al a vez contrata el
transporte y efectúa la entrega de las mercancías- ya que en ocasiones podrá ser otra persona
distinta del cargador la que efectúe la entrega por cuenta de éste, realizando las operaciones
necesarias para la carga y estiba, de las cuales será responsable el cargador, no resultando en
ningún caso vinculado al expedidor por el contrato de transporte que se hubiera convenido entre
el cargador y el porteador, sino por aquel otro, de diferente naturaleza, que haya podido
subscribir con el cargador.

Como vemos, el significado de los conceptos se encuentra invertido y así el cargador


mercantil, quien contrata el transporte, se le domina expedidor, y al expedidor mercantil, quien
realiza materialmente las operaciones de carga, se le denomina cargador, lo cual deberá de
tenerse muy en cuenta cuando nos encontremos en presencia de este tipo de transportes, a fin de
evitar interpretaciones erróneas, sobre todo teniendo en cuenta que la normativa administrativa
atribuye diferentes obligaciones a cada una de las partes intervinientes en los transportes de
mercancías peligrosas.

El consignatario o destinatario es la persona física o jurídica, a la que el porteador ha de


entregar las mercancías objeto del transporte una vez finalizado éste.
Podrá ser consignatario el propio cargador o cualquier persona distinta, sin que tenga que
acreditar en ningún caso ningún título de disposición sobre las mercancías para poder recibirlas,
salvo supuestos especiales como cuando el envío vaya dirigido al porteador de la carta de porte,
muy poco habituales en la práctica.

Por idénticos motivos a los expuestos en ocasión de la explicación del concepto de


cargador o remitente, las condiciones generales reservan el término consignatario para la carga
completa y utilizan el de destinatario para la carga fraccionada.

Operador de transporte de mercancías.

Llamamos operador de transporte de mercancías a aquella persona, física o jurídica,


titular de una empresa que se encuentra habilitada para intermediar en los términos legalmente
establecidos en la contratación del transporte de mercancías, actuando como organización
interpuesta entre los cargadores y los porteadores, que contrata en nombre propio tanto con unos
como con los otros.

Como se ve, pues, el intermediario de transportes ocupa, siempre que interviene en el


contrato, la disposición del porteador en su relación con cargador y consignatario.

Los operadores que actúen como agencias de transporte serán empresas, individuales o
colectivas, dedicadas a intervenir en la contratación del transporte público por carretera de
mercancías, como organizaciones auxiliares interpuestas entre los usuarios y los transportistas,
pudiendo realizar dicha intervención en relación con la totalidad de los modos de transporte.

Actuarán como comisionistas y contratarán en nombre propio tanto con el transportista


como con el usuario o cargador, ocupando la posición de usuario o cargador frente al
transportista, y de transportista frente al usuario o cargador, tal como se ha comentado.

Será sus funciones propias todas las actuaciones previas de gestión, información, oferta y
organización de cargas o servicios necesarios para llevar a cabo la contratación de los
transportes que dichos operadores realicen o procuren realizar en nombre propio.

Los operadores de transporte que actúen como agencias podrán realizar funciones de
carga completa y de carga fraccionada, pudiendo la misma empresa ejercer simultáneamente
ambas actividades.

Los que realicen actividades de carga fraccionada deberán de disponer de un local de


almacenaje con la superficie y acondicionamiento necesarios, y realizarán sus funciones de
consolidación, desconsolidación y clasificación de mercancías y demás que le sean propias,
mediante trabajadores integrados en su plantilla, llevando a cabo el transporte y distribución de
las mercancías mediante la contratación del mismo con empresas de transporte público
debidamente autorizadas.

Los operadores de transporte pueden actuar como transitarios, se llama así a las
personas, físicas o jurídicas, encargadas de la organización de los transportes internacionales y
en todo caso de aquéllos que se efectúen en régimen de tránsito aduanero, realizando en relación
a los mismos las siguientes actividades:

-Contratación en nombre propio con el transportista, como cargadores, de un transporte


que a su vez hayan contratado, asimismo en nombre propio, con el cargador efectivo, ocupando
frente a éste la posición de transportistas.

-Recepción y puesta en disposición del transportista designado por el cargador de las


mercancías a ellos remitidas como consignatarios.
Estas funciones podrán realizarlas en relación a transportes internos, pero solo cuando los
mismos supongan la continuación de un transporte internacional cuya gestión se les haya
encomendado

Los operadores de transporte también pueden actuar como almacenistas-distribuidores.


En este caso funcionarán como personas físicas o jurídicas que recibirán en depósito en sus
almacenes o locales mercancías o bienes ajenos, realizarán en relación a los mismos las
funciones de almacenaje, ruptura de cargas, u otras complementarias que resulten necesarias, y
llevarán a cabo o gestionarán la distribución de los mismos de acuerdo con las instrucciones de
los depositantes.

 Podrán llevar a cabo la distribución de las mercancías de acuerdo con las dos siguientes
modalidades:

 Con vehículos propios amparados por autorizaciones de transporte público de las que
sean titulares.

Contratando la realización del transporte en nombre propio con transportistas


debidamente autorizados para llevarlo a cabo.

Los operadores de transporte que realicen funciones de almacenista-distribuidor deberán:

 Disponer de locales adecuados en superficie y los medios técnicos necesarios para el


ejercicio de la actividad.

 Constituir un seguro que cubra los posibles daños que puedan sufrir las mercancías.

 Cumplir los requisitos exigidos para la legislación vigente en materia de Sanidad y


Seguridad e Higiene.

RELACIONES HUMANAS.
El departamento de relaciones humanas se establece cuando en su proceso normal de
crecimiento, los gerentes y administradores de la empresa empiezan a sentir la necesidad de
contar con un área especializada en ciertas funciones que se van haciendo progresivamente
complicadas.

Un departamento de relaciones humanas contiene una jerarquía de funciones


especializadas, que varía dependiendo de la empresa.

Los departamentos de personal proporcionan servicios. Existen para ayudar a los


empleados, y al resto de personas que intervienen en la empresa a lograr sus metas. Los
directivos de recursos humanos no ejercen la autoridad (ni tienen la responsabilidad) de dirigir
otros departamentos.

Pueden ejercer tres tipos de autoridad:

 Autoridad de staff. Que consiste en la posibilidad de asesorar a los responsables de


otros departamentos

 Autoridad directa o de línea. Consiste en el derecho y la responsabilidad de dirigir las


operaciones de los departamentos productivos de la empresa. A quienes ejercen esta autoridad
se les designa con el nombre de responsables de línea u operativos. Éstos toman decisiones
respecto al desempeño del trabajo y el personal a cargo. Son ellos quienes deciden las
asignaciones de los puestos, las promociones o cuándo es necesario separar a una persona de la
organización.
 Autoridad funcional. Consiste en el derecho que se concede al departamento de
personal para que adopte decisiones que podrían haber correspondido originalmente a los
responsables de línea.

El papel del departamento de personal en el mejoramiento de la calidad en el entorno


laboral varía de una organización a otra.

Definición de la calidad del entorno laboral.

La calidad del entorno laboral se ve determinada por la manera en el que el personal


juzga su actividad en la organización. Para lograr mejorar a largo plazo la productividad es
indispensable mejorar la calidad del entorno laboral.

A corto plazo, la administración autocrática puede conducir a mejores niveles de


productividad, incluso si lo hace a costa de las condiciones de trabajo. A largo plazo sin
embargo, los dirigentes autocráticos no pueden mantener progresos significativos, porque el
deterioro en el entorno laboral lleva al personal a perder el entusiasmo por su trabajo. El
personal se retira psicológicamente de sus labores, predomina la actitud de cumplir exactamente
con el mínimo requerido.

La mayor parte de las personas considera que disfruta de un entorno laboral de alto nivel
cuando contribuye al éxito de la compañía de alguna forma significativa. El mero hecho de
cumplir con su trabajo es con frecuencia insuficiente, si su labor no les permite influir en las
decisiones que les afectan.

El departamento de relaciones humanas ejerce tanto efectos directos como indirectos en


los niveles de motivación y satisfacción del empleado.

Cuando los dirigentes de una empresa descubren que sus integrantes desean contribuir al
éxito común y se empeñan en buscar y utilizar métodos que permitan esa contribución, lo más
probable es que se obtengan mejores decisiones, más alta productividad y calidad muy superior
del entorno laboral.

Un punto de interés fundamental es determinar si la satisfacción laboral conduce a un


mejor desempeño, o si por el contrario es el mejor desempeño lo que conduce a mayores niveles
de satisfacción. La razón que hace difícil determinar cuál de estos dos factores se origina
primero radica en que la relación entre el desempeño y la satisfacción es de naturaleza circular.
La posibilidad de elevar el nivel de satisfacción depende de las compensaciones y los estímulos
más altos, y en la opinión de los empleados si la compensación y los estímulos son justos y
racionales, subirá el nivel de satisfacción.

Por otra parte, una política inadecuada de estímulos puede conducir a insatisfacción. En
cualquiera de los dos casos, la satisfacción se convierte en retroalimentación que afecta a la
imagen propia y a la motivación de continuar desempeñándose mejor.

DIRECCIÓN DE PERSONAL.
La misión del Área de Dirección de Personal es desarrollar habilidades de sus
participantes en la dirección de personas.

La efectividad de la jefatura para motivar, evaluar y comunicarse adecuadamente con su


equipo de trabajo es fundamental para lograr resultados. Estas habilidades de dirección son las
que permiten que las personas desarrollen una buena disposición hacia el trabajo, lo ejecuten
con dedicación y se produzca un ambiente de colaboración mutua. El desarrollo de estas
habilidades de dirección en general se basa en la experiencia personal y pocas veces los
ejecutivos tienen la ocasión de conocer e incorporar en su desempeño los fundamentos
conceptuales de las “mejores prácticas” en este ámbito.
Funciones de la dirección de personal.

1. Elaborar, organizar, coordinar, supervisar y evaluar el sistema de administración de


personal.

2. Planificar, dirigir, coordinar, supervisar y evaluar las actividades inherentes a la


administración de personal.

3. Proponer las políticas de administración de personal.

4. Participar en la elaboración de las normas y procedimientos destinados a regir la


administración de personal de la empresa.

5. Proponer los nombramientos de ingresos, ascensos, retiros y demás movimientos de


personal que correspondan.

6. Velar por el cabal cumplimiento de las normas y procedimientos que rigen en materia
de personal y evaluar permanentemente los resultados de su aplicación.

7. Velar porque las creaciones de cargo correspondan a necesidades reales de la empresa.

8. Realizar estudios en el cargo de la administración de recursos humanos.