Está en la página 1de 15

Norma Griselda Miotto

Simulacion – Sobresimulacion- Metasimulacion – Disimulacion

Dentro del proceso diagnostico forense un factor fundamental a considerar es


el de la posibilidad de. simulación, disimulación, sobresimulacion o
metasimulacion.

La simulación es la producción o presentación voluntaria de síntomas psíquicos


asociados o no a los de índole física, falsos o exagerados desmesuradamente.

Pueden señalarse como rasgos fundamentales:

a- Voluntariedad conciente del fraude


b- Imitacion de trastornos patológicos o no y/o de sus síntomas
c- Finalidad utilitaria: beneficio o provecho utilitario para el simulador.

El hablar de simulación no supone aludir a una entidad nosológica concreta ni a


un síndrome psicopatológico, sino a un tipo de conducta humana encaminada a
la obtención de un determinado beneficio. Se simulan síntomas o sindromes:
amnesia, síndrome psicomotriz, accesos convulsivos, delirios, alucinaciones,
etc.

Como elementos básicos para sospechar simulación deben considerarse:

a- La presentación del cortejo sintomatológico en un contexto psicológico o


medico legal.
b- La notable discrepancia entre los hallazgos clínico-semiologicos a través
de un paciente, seguimiento del caso y los aportados por las técnicas
psicodiagnosticas con lo exhibido o pretendido por el sujeto.
c- La falta de cooperación en la evaluación diagnostica y, eventualmente
con el régimen terapéutico prescripto.
d- La presencia de un trastorno antisocial de la personalidad.

La sobresimulacion es aquella efectuada por una `persona con trastornos


mentales, soliendo observarse indicadores incongruentes con la patología de
base.

La metasimulacion o perseveracion, alude a un nivel de simulación en la que se


tiende a prolongar los síntomas de una afeccion ya superada.
En el caso de la disimulación, el enfermo mental o la persona con un trastorno
antisocial de la personalidad disimula su afeccion o pretende atenuar u ocultar
sus síntomas, con el fin de obtener un beneficio.

Deteccion de la simulación

A tales efectos, es menester conocer el contenido de las actuaciones


procesales (expediente), el tipo de delito, el estado y la conducta del sujeto:
antes, durante y después del hecho.

Es importante atender a través de una evaluación profunda de carácter clínico


semiológico a la consideración de diagnósticos diferenciales centrados en:

a- Los trastornos facticios: definibles desde la necesidad intrapsiquica de


mantener el rol de enfermo más allá de las circunstancias especificas.
b- Los trastornos somatomorfes: en los que la aparición de síntomas se da
en un contexto de conflicto personal subyacente. En este tipo de
trastornos, la `producciones de sus síntomas no se encuentra bajo el
control voluntario.

Peligrosidad: Evaluación del riesgo de violencia

Es necesario conceptualizar las diferencias entre agresividad y


violencia.

Con un arraigo profundo en la estructura psicobiologica del


organismo humano y entroncada con la evolución psicogenética de la
especie la agresividad es una respuesta adaptativa y forma parte de las
estrategias de afrontamiento de que disponen los seres humanos.

Por su parte, la violencia tiene un carácter destructivo sobre las


personas y los objetos , supone una profunda disfunción social.

La violencia puede en algunos casos desencadenarse en forma


impulsiva o ante situacones especificas y en otros presentarse fría,
calculada y psicopáticamente. La delincuencia no ncesariamente lleva
implícita la violencia.
Los protagonistas de la violencia social no suelen ser enfermos
mentales, sino mas bien personaslidades con rasgos antisociales, no
exentas de un bagaje histórico de abuso infantil, de problemas económicos,
de castigo físico sistematico, de desestructuración familiar.

La enfermedad mental no es en si misma, ni necesaria ni suficiente


causa de violencia.

No es inusual encontrar que el acto de violencia de un esquizofrénico


no pueda ser explicado directamente por la psicopatología en curso. Sin
negar por ello la relevancia de la enfermedad, las variables sociales y
psicopatológicas deben ponderarse juntas

Es importante analizar la confluencia d factores que actua como


elemento de incentivación de la violencia en personas con trastornos
mentales.

En el abordaje pericial psicológico forense el tema de la violencia


entronca con el concepto jurídico de peligrosidad, que exige de visiones
distintas ya se lo tome desde el ámbito de lo civil o desde lo penal.

Peligrosidad significa calidad de peligroso y, estimando el concepto


desde un enfoque mas restrictivo, la peligrosodad criminal es definible como
“ la tendencia de una persona a cometer un delito (probabilidad de comisión
de actos delictivos futuros), evidenciada generalmente por su conducta
antisocial.

En síntesis, se trata de un juicio de probabilidad, una valoración del


riesgo. La peligrosidad es traducible desde un criterio psicológico forense
como la posibilidad de que el sujeto actue contra si o contra terceros las
pulsiones agresivas, al tornarse inefectivos los mecanismos defensivos y
adaptativos compensatorios.

Aproximarse a cuan acertadas pueden llegar a ser las valoraciones


de peligrosidad implicaría “saber cuando y bajo que condiciones podría
ocurrir un incidente violento y cuan acertadamente los profesionales en
salud mental pueden valorar que sujetos presentan un riesgo bajo aquellas
condiciones relacionadas con la violencia”.
Como puntos importantes a considerar en cuanto a la peligrosidad
encontramos los siguientes:

a. La impulsividad
b. La excitabilidad, hipersensibilidad o propensión a la reactividad
paranoide
c. El bajo nivel de tolerancia a la frustración y a la angustia
d. La compulsión a la repetición de la conducta agresiva, marcada por una
historia de violencia en general enlazable a la internalización de una
modalidad violenta de resolución de conflictos
e. El de la necesidad de sobrecompensación por medio de la acttuacion de
vivencias de vulnerabilidad ligadas a una baja autoestima
f. Una afectividad egocéntrica
g. La exacerbación de los componentes narcisistas de la personalidad
h. El predominio de una modalidad fallida para comunicarse.
i. El consumo de alcoholo y, en general de sustancias toxicomanigenas
j. La vigencia de situaciones de elevado nivel de conflicto

El estudio Mac Arthur ha delimitado la investigación en cuatro dominios


específicos:

1- Claves disposicionales: las que se vinculan con las variables


demográficas, cognitivas y de la personalidad (estas dos ultimas con la
instrumentación de técnicas psicodiagnosticas).
2- Factores históricos: que implican la información general sobre la historia
social de la persona especifica e información sobre la historia de
violencia de la misma.
3- Dominio contextual: analiza los factores de la situación en la que se
encuentra el individuo en cuestión, que pueden llegar a potenciar o
incrementar el riesgo de violencia o disminuirlo.
4- Factores clínicos: son aquellos que aumentan el riesgo de violencia,
como por ejemplo el abuso de sustancias psicotoxicas o los diagnosticos
de trastorno de la personalidad.
5- Con ello entronca un árbol de decisiones multidisciplinar para la
delimitación de los niveles de riesgo.
Medidas clínicas estructuradas

Adquiriendo especial significación el estudio de la psicopatía como trastorno


de la personalidad my relacionado con la propensión a la violencia
depredadora, como asi también ligado a algunos posibles factores
neurobiológicos correlacionados con esa tendencia, estimo relevante
atender a aquellos estudios que procuran sustentar bases para una
aproximación diagnostica adecuada.

Previamente es importante destacar que el concepto de psicopatía ha


surgido como resultado de la integración de varias ideas oportunamente
vigentes en las comunidades científicas francesas, alemanas y
angloamericanas. En la actualidad, prevalecen tres categorías diagnosticas
relacionadas: 1, el trastorno antisocial de lapersonalidad, 2- el trastorno de
personalidad disocial, y 3- la psicopatía evaluable a través de la
denominada Hare Psichopathy Checklist.

Imputabilidad

La imputabilidad es entendida como el presupuesto psicológico de la


culpabilidad en la que entra en juego la intencionalidad implica: a,la
capacidad para comprender la criminalidad del acto y, b- la capacidad para
dirigir la actuación conforme a dicho entendimiento.

Inimputable resulta aquella personaque no puede responder


penalmente porque ha actuado sin libertad.

El articulo 34, inciso 1ro del Codigo Penal argentino expresa: “el que
no haya podido en el momento del hecho, ya sea por insuficiencia de sus
facultades, por alteraciones morbosas de las mismas o por su estado de
inconscienca, error o ignorancia de hecho no imputable, comprender la
criminalidad del acto o dirigir sus acciones”.

Tomando como parámetro común el acento puesto en la severidad


del compromiso psíquico en el momento del hecho como punto nodal en la
ponderación jurídica de una posible inimputabilidad; es que nos toca a los
psicólogos forenses focalizar la atención en: los aspectos estructurales y
dinamicos de la personalidad del imputado, el análisis de la motivación
delictiva, la posibilidad de simulación, disimulación o ssobresimulacion y, la
peligrosidad.

En su quehacer, el psicólogo forense debe establecer los objetivos


de la evaluación, las mayoría de las veces no claramente inferibles de la
demanda, y esforzarse en traducir los conceptos psicológicos para que
sean utiles desde el punto de vista legal, Asi, en la construcción de los
aspectos ligados a la capacidad para comprender la criminalidad de los
actos, atenderá a variables tales como:

- Estado de las funciones sintetizadoras del yo atención,


memoria, juicio critico, análisis y sintesis), y por consiguiente, grado de
efectividad del control lógico y discriinativo sobre la realidad.
- Nivel de operatividad de las construcciones racionales,
rendimiento y capacidad intelectual.
- Calidad del cortejo defensivo
- Manejo de las ansiedades paranoides y depresivas
- Modalidad vincular
- Capacidad de empatía
- Organización narcisista
- Identificación psicosexual
- Otras variables consientes e inconscientes

En la evaluación de lo relativo al control sobre los actos atenderá


a los siguientes ítems:
- Po sibilidad de control racional sobre los impulsos
- Tendencia a las impulsiones y compulsiones
- Nivel de tolerancia a la frustración y a la angustia
- Modalidad de descarga de la tensión interna
- Grado de efectividad de los factores de freno (autocritica,
sistema de valores, contacto con la realidad, etc)
- Movilización emocional, etc
Capacidad psicofísica para estar en juicio: “Incapacidad
sobreviniente”: Prision domiciliaria

La incapacidad según nuestro código procesal: incapacidad

Art 76.- Si se presumiere que el imputado, en el momento de


cometer el hecho, padecía de alguna enfermedad mental que lo hacia
inimputable, podrá disponerse provisionalmente su internación en un
establecimiento especial, si su estado lo tornare peligroso para si o para
terceros.
Incapacidad sobreviniente
Art 77.- Si durante el proceso sobreviniere la incapacidad mental
del imputado, el tribunal suspenderà la tramitación de la casa y, si su
estado lo tornare peligroso para si o para los terceros, ordenara la
internación de aquel en un establecimiento adecuado, cuyo director le
informara trimestralmente sobre el estado del enfermo.
Examen mental obligatorio
Art 78.- El imputado será sometido a examen mental, siemre que
el delito que se le atribuya este reprimido con pena no menor de diez
(10) años de prsion, o cuanod fuere sordomudo, o menor de dieciocho
(18) años o mayor de setenta (70), o si fuera probable la aplicación de
una medida de seguridad.

Situacion jurisprudencial argentina: notas comunes


En lo que hace a nuestro medio argentino, se ha expuesto que se
entiende por capacidad para estar en juicio, aquel estado de salud psico
corporal en el cual el imputado es:
 Capaz de comprender razonablemente aquello que se le enrostra
y
 Capaz de defenderse de manera razonable-en conjunto con sus
letrados- de aquello que se le enrostra.
En otras palabras, estar en el uso y gozo de un estado de salud
psicocorporal que permita la comprensión y la comunicación plenas de su
“estar en juicio”.

Ello implica capacidad de atención, de memoria (recuerdo suficiente de los


hechos), identificación, comparación, relación y valoración de las ideas, de
interpretación de las mismas y elaboración de juicios, asi como la de
comunicación al entorno de sus resultados.

Consideraciones periciales

Toda evaluación pericial de naturaleza psiquiátrica debe contar con los


siguientes pasos:

 Examen Psicosemiologico
 Estudio psicodiagnostico de ser necesario
 Estudios complementarios en casos dudosos
 Elementos a tener en cuenta
1. Claridad de la conciencia
2. Orientación general
3. Capacidad mnesica
4. Juicio
5. Dimensión afectiva

Capacidad psicofísica para estar en juicio

Es un principio cardinal en la ley criminal que ningún hombre pueda ser


sometido a juicio a no ser que se encuentre capaz mentalmente de participar
activamente en el procedimiento del mismo.

Ello remite a la necesidad de que el imputado al momento de ser juzgado:

1. Cuente con la capacidad necesaria para comprender los alcances y la


dimensión del proceso judicial (hechos imputados, diferencias
sustantivas entre culpabilidad e inocencia, etc);
2. Pueda ejercer en forma eficaz su defensa
Protocolo de evaluación pericial

Se detallan a continuación los ítems fundamentales a considerar

Antecedentes integrales de interés a los efectos del acto pericial.

1. Evolucion histórica abarcativa del desarrollo integral con el detalle de los


hechos significativos de la historia vital. Inclusiva de referencias acerca
de:
a- Constelacion familiar originaria, acervo cultural, nivel educativo,
redes de contención afectiva y efectiva, antecedentes
psicopatológicos en la familia nuclear y extensa,
b- Exposición a violencia familiar o instituacional;
c- Trastornos conductuales y del aprendizaje
d- Afecciones organicas significativas y tipo de enfoque terapéutico;
e- Exposición a torturas u otro tipo de situaciones limites
f- Reactividad general frente al stress;
g- Modalidad vincular prevalente,
h- Descompensaciones psíquicas y tratamientos instituidos;
i- Actuaciones autoliticas
j- Consumo de sustancias psicotoxicas;
k- Todo otro dato de interés
2. Patologias organicas vigentes que pueden afectar la capacidad para
estar en juicio
3. Patologias psíquicas: incluyen tanto alteraciones permanentes como
temporarias
4. Resultados de estudios neurológicos y por neuroimagenes, en el caso
que proceda
 Estado psíquico actual

Su consideración exige la poneracion clínico semiológica psicológica


forense y la administración de técnicas diagnosticas especificas tanto
proyectivas como psiconeurocognitivas, a efectos de evaluar
esencialmente:

a- Las funciones yoicas lógicas y discriminativas sobre la realidad.


b- La orientación auto y alopsiquica
c- La sensopercepcion
d- El nivel de operatividad intelectual
e- La evaluación integral e integrada de la cognición
f- La volición
g- Los aspectos emocionales y afectivos
h- La modalidad vincular
i- La posibilidad de: simulación, disimulación, sobresimulacion y
metasimulacion.
j- El riesgo de compromiso en actuaciones auto o heterodestructivas.

Homicidios

Al respecto debe tenerse presente que el objetivo pericial psicológico forense


deberá centrarse en el estado de las funciones psíquicas superiores en el
momento del hecho, previa delimitación de las características estructurales y
psicodinamicas de la personalidad del imputado, del análisis de la motivación
delictiva (no siempre delimitable), de la posibilidad de simulación, disimulación,
sobresimulacion o metasimulacion y, del riesgo de compromiso en actuaciones
violentas.

Del libro: “Psiquiaria forense en el derecho penal”

Dr Vicente Cabello

Naturaleza de la emocion

Concepto de emoción desde el punto de vista de la psicología medica

Las emociones:

a. Son procesos vividos subjetivamente, fundidos al estado de ánimo y con


nuestro propio estado de conciencia.
b. Poseen una referencia intencional en relación con las múltiples
situaciones estimables de nuestra vida y de los objetos que nos rodean,
asignándoles un valor; las cualidades valiosas son vividas afectivamente
a través de la participación intima del objeto con nuestro ser.
c. Los procesos afectivos incluyen siempre una situación total de la
conciencia; es como un fluido energético que impregna toda otra
actividad psíquica.
d. La afectividad es el motor que mueve la inteligencia y la voluntad.
e. Intensidad variable: pueden señalarse tres modalidades especiale de
intensidad creciente: los sentimientos simples, las emociones y las
pasiones.
f. Los afectos oscilan en estremo bipolar: alegría – tristeza, dolor – placer,
depresión – excitación, placidez – angustia.

Estructura psicodinamica de las emociones

Desde el punto de vista de vista psicodinamico la emoción no es otra cosa que


la acumulación de energía psíquica anterior y concomitante a su descarga.

Calificamos de violenta a una emoción, cuando el movimiento afectivo provisto


de una fuerte carga tensional, altera el equilibrio psicodinamico y por ende la
conducta.

La emoción violenta debe considerarse como una variedad adaptativa de que


se vale el organismo para prever, evitar y suprimir las causas deletéreas que
afectan su integridad corporal y espiritual, pero que adquieren cierto carácter
de apremio o de urgencia. Es un llamado a las armas, a las fuerzas defensivas,
sin rehuir desde luego el ataque o la huida.

Se hace necesario advertir que la irrupción de un factor exógeno imprevisto


origina una contienda entre los potenciales instintivos y su represión
consciente, conflicto del cual no surgirá casi nunca una respuesta adecuada: se
pierde el tino, la seguridad, la reflexión y el sentido de las proporciones, bajo el
dominio de la impulsividad. Por eso algunos autores hablan de emoción como
un fracaso del instinto

Los cuatro momentos psicológicos fundamentales de la emoción violenta

Los componentes psicológicos de la emoción se conciben dispuestos no solo


en un diseño estatico-espacial sino en un trayecto dinamico-temperamental:
desplazamiento de las vivencias a través de las organizaciones cerebrales
constituyendo dos tipos de reacción, acordes con la conducta humana, que es
a la vez sustancia y movimiento.

La elaboración de las vivencias se integran en cuatro instancias fundamentales:

1- Impresionabilidad
2- Capacidad de retención
3- Actividad intrapsiquica
4- Capacidad ejecutiva

En la emoción violenta, la reacción armonica de estos elementos psicológicos


se altera a consecuencia de tres factores.

Los tres son entes psicológicos fundamentales en la emoción violenta.

a- Representacion mental súbita, sorpresiva de una situación disvaliosa o


valiosa.
b- Conmocion afectiva intensa
c- Respuesta psicomotora

En el reverso de este esquema debe leerse

a. Marcada exaltación de los afectos


b. Inhibicion de las funciones intelectuales superiores.
c. Predominio de la actividad automática y neurovegetativa.

Registro somatico-neurologico; registro psíquico

Se inscriben en dos registros fundamentales:

Somaticos: Inhibición-aquinesia, excitación-hiperquinesia, desorden-


disquinesia, temblor-palabra entrecortada, impulsividad-mutismo, automatismo.

Psíquicos: desorden asociativo, confusión mental, turbación-ofuscación,


perplejidad, disminución de la atención, excitación o inercia psíquica,
dismnesia, dificultad evocativa.

Neurovegetativos: palidez o congestión facial, sudoración, lividez, algidez,


sequedad de la mucosa bucal, taquicardia, opresión precordial, polipnea, llanto
espasmódico, defectuosa ubicación mnémica de los acontecimientos, amnesia
excepcional, automatismo mental.

Hemos dicho que los síntomas de la emoción violenta constituyen la expresión


del dinamismo de los componentes integrantes del complejo emocional que
dependen radicalmente de una marcada exaltación de los afectos, de la
inhibición de las funciones intelectuales superiores y del predominio de la
actividad pulsional.

Así el desorden asociativo, la turbación del ánimo y la confusión ideativa,


sobrevienen a raíz de la suspensión, desorden o desequilibrio del pensamiento
engendrados por la brusca irrupción de un factor perturbador cual es el impacto
emotivo

Comportamiento de la memoria: Dismnesia y amnesia

En la dismnesia (trastorno cualitativo de la memoria) existe dificultad para


reproducir los recuerdos, evocándolos parcialmente en forma retaceada o
discontinua.

Lo que importa retener es que la función mnémica en la emoción violenta no


está suspendida ni anulada por eso hemos tenido cuidado de rotularla de
trastorno cualitativo.

La amnesia, implica la incapacidad total de reproducir los acontecimientos


pretéritos, si la dismnesia turba la lucidez mental, la amnesia la suprime.

Estados de emoción violenta. Art 81 del Codigo Penal Argentino

El apartado a) del art. 81 de nuestro CP dispone: “Se impondrá reclusión de


tres a sies años, o prisión de uno a tres años al que matare a otro,
encontrándose en un estado de emoción violenta y que las circunstancias
hicieren excusable.”

Se entiende que un sujeto actua bajo el estado de una emoción violenta


cuando responde bajo un estado de ira, furor, irritación, excitación, dolor o
miedo. La causa para generar esta respuesta tiene que actuar por si misma
como un estimulo brusco, inesperado, imprevisto y amenazante. Asimismo,
tiene que representar necesariamente un riesgo físico para la persona, o una
amenaza para la estabilidad del sistema de valores del individuos, generando
la imposibilidad de mantener el control de los frenos inhibitorios.

La conmocion afectiva bajo la que sucumbe el sujeto, es tan brusca e intensa


que perturba la actividad superior critica. Esta conmocion imprime tal velocidad
al proceso psíquico que dificulta al sujeto la capacidad de síntesis del
pensamiento y precipita la acción en “cortocircuito”.

El “huracán psicologico” o “cortocircuito” que se produce bajo este estado,


desborda el normal funcionamiento de las funciones del “yo”, siendo imposible
para el sujeto tener un autodominio pleno de sus conductas.

Vicente Cabello refiere que el estado de emoción violenta posee tres entes
psicológicos fundamentales:

1. Presencia de una representación mental súbita, sorpresiva, de una


situación disvaliosa, que implica una marcada exaltación de los afectos.
2. Se produce una conmocion afectiva intensa, que lleva a la inhibición de
las funciones intelectuales superiores.
3. Finalmente, surge la respuesta psicomotora, con predominio de las
respuestas automaticas y neurovegetativas.

Entre las causas desencadenantes, incluye cuqluier estimulo que implique una
lsion sorpresiva o no de los bienes morales, materiales de una persona, de tal
grado que no da tiempo a la reflexión y por lo tanto, a tomar decisiones
apropiadas y prudentes. Entre estas causas hallamos:

 Ofensa al honor
 Pasión amorosa
 Defensa de la propia integridad física y de familiares
 Lesiones de afecto familiar
 Defensa de sentimientos morales

Graciela Gardiner

Daño Psiquico

Se entiende por daño psíquico a la perturbación, de carácter patológico y


permanente del equilibrio psíquico preexistente, producida por un hecho
súbito, inesperado, ilícito que, limitando su quehacer vital, genera en quien
la padece la posibilidad de reclamar la indemnización por tal concepo a
quien la haya ocasionado o deba responder por ella, teniendo el objeto de la
obligación siempre un contenido patrimonial, aunque el interes del actor o
litigante pueda ser extrapatrimonial.

Reune tres condiciones básicas:

1. Tener por condición de existencia la conformación de un orden


patológico;
2. Debe existir un nexo entre el hecho generador y el daño producido, y
3. Es indispensable la existencia de un tercero responsable.

¿Cómo probar el daño psiquico?

Para poder probar adecuadamente la presencia de daño psíquico se debe


evaluar:

1- Si el sujeto padece alguna patología;


2- Si esta es atribuible al hecho ventilado en autos determinando
causalidad y concausalidad;
3- Si produce incapacidad, parcial o total;
4- Si esta tiene la condición de actual o futura;
5- Si se solicita se deberá determinar grado o porcentaje de la misma. Para
este ultimo se utilizaran baremos
6- Si existe la posibilidad de realizar tratamiento y la eficacia del mismo, o
si en su defecto reviste carácter de irrecuperable (verdadero daño
psiquico). Se nos puede solicitar, en función de este puntoi, el costo del
tratamiento y su duración.