Está en la página 1de 1

¿Por qué la PYME cree que es una buena idea exportar a Suiza?

Suponemos que la PYME ha realizado bien el trabajo y ha realizado un estudio de


mercado de los últimos años en Suiza observando lo mismo que el estudio realizado
por el ICEX en el cual podemos observar:

 El 65%-70% del vino consumido en Suiza es importado


 La importación, frente a la oferta nacional, ha crecido en los últimos años por la escasa
producción y altos precios nacionales

 Alta capacidad de consumo de calidad con una renta per cápita de 72.705 €

 En términos relativos, el consumo per cápita en Suiza es cercano al de los principales


países consumidores (Portugal, Italia, Francia). España se encuentra muy alejado.
 Mercado con un consumo en torno a los 270 millones de litros anuales.

 El vino español es conocido y apreciado por un grupo importante de consumidores


suizos por su “buena relación calidad/precio”.

 España ocupa de forma estable el tercer puesto como proveedor de vino en Suiza. Con
una cuota de mercado que ha rondado en los últimos años entre el 14 y el 20%

 La importación de vinos en Suiza está gravada por aranceles. Los aranceles de las
importaciones operadas dentro del contingente son un obstáculo “moderado”: aprox. 0,63
euros/botella de 75cl. para los vinos embotellados.

A la vista de los puntos anteriores podemos pensar que este mercado en particular
ofrece unas características favorables para la exportación de vino.

A la vista de los datos macroeconómicos, ¿es Suiza un mercado atrayente para


la exportación?

Los datos macroeconómicos nos indican que suiza es un mercado muy atractivo para
la exportación de vinos con una alta capacidad de consumo de calidad al tener una
renta per cápita de 70.000 € (España: 25.000 €). El consumo de vino es elevado, la
importación representa una parte importante del consumo total y los vinos españoles
están relativamente bien situados. Cabe tener en cuenta también que la introducción
en Suiza es compleja al tratarse de un mercado muy competitivo al tener una de las
ofertas más amplias a nivel internacional.

En este caso concreto, ¿es más correcto hablar de exportación o más bien de
internacionalización?
Es más correcto hablar de exportación dado que nuestra primera intención es vender
vino en Suiza. La inversión para la empresa es mucho menor y por lo tanto el riesgo
asumido. Nos servirá para evaluar y estudiar si decidimos a posteriori,
internacionalizar la empresa, implantando el negocio y la marca en Suiza,
adaptándonos a su mercado y posicionándonos en él, lo cual, conllevará una inversión
mucho mayor que se traducirá en una mejora de la reputación de la marca y de las
ventas.