Está en la página 1de 4

LEY DE EQUIPOS TERMINALES MOVILES.

El Decreto Número 8-2013, POR EL ONGRESO DE LA REPÚBLICA fue publicado el día


ocho de octubre del año dos mil trece, entrando en vigencia el día siguiente de su
publicación, decreto  que tiene por objeto crear, regular, administrar, controlar y
contrarrestar los robos de celulares, extorsiones, secuestros, asesinatos, amenazas, entre
otros:

1. Un registro de los importadores, vendedores y distribuidores de equipos de


terminales móviles;
2. Un registro de los distribuidores y comercializadores para la venta y distribución de
tarjetas SIM en el país;
3. La restricción del uso y portación de equipos terminales móviles que sean
denunciados como robados, hurtados o reportados como extraviados, así como
aquellos equipos que hayan sido  alterados;
4. La prohibición del uso y portación de equipos  terminales móviles y cualquier tipo
de tecnología que utilice tarjetas SIM, Micro SIM, o cualquier otro  tipo de equipo
de comunicaciones móviles en todos los centros de privación de libertad,
carcelarios, correccionales y penitenciarios,  tanto para menores de edad como
para mayores de edad;
5. La tipificación de los actos delictivos que se cometan utilizando tecnología de
comunicación o un equipo terminal móvil.

Se exceptúan del ámbito de aplicación de esta ley, los equipos terminales móviles que se
encuentren realizando itinerancia internacional o roaming internacional  en algunas de la
redes y servicios de telecomunicaciones móviles que operan en el país.

En este decreto se tipifican acciones delictivas y como consecuencia de estas acciones se


aplican penas de prisión y/o multa, que tienen un intervalo de entre  Q10, 000.00 hasta
Q250, 000.00 y penas de prisión entre 6 a 10 años.
por lo que creo necesario efectuar un breve análisis sobre algunos aspectos importantes
que se establecen en la misma:

b) Continuando con el cuerpo de la Ley, el artículo 3 se refiere a la obligación que tienen


las compañías operadoras de telefonía de crear y administrar un registro de las líneas
pos-pago, pre-pago, u otras formas contractuales. Sin embargo, establece que los
operadores no serán responsables de la veracidad de la información que sus usuarios les
proporcionen. Siendo así, sabemos muy bien que los delincuentes no registraran sus
celulares con su nombre real, es más, ni siquiera los van a registrar, sino que buscará los
mecanismos para seguir usando sus líneas de telefonía aun sin registrarlos; pero
suponiendo que en algún momento lleguen a hacerlo, éstos podrían presentar
identificaciones falsas para registrar sus celulares a nombre de cualquiera de nosotros y
no habrá ninguna responsabilidad por parte de las operadoras, por lo que al momento de
que un delincuente cometa un robo,  una extorsión, secuestro, asesinato o amenaza, con
el aparato y tarjeta SIM registrada, el responsable será la persona suplantada que
aparecería en el registro, o sea, usted o yo.

c) El artículo 4  se refiere a la obligación que tenemos los usuarios de telefonía móvil, de


registrar nuestros aparatos, tarjetas SIM, IMEI's, cambios que realicemos y demás
información que nos sea requerida, en un plazo de 36 meses (3 años), y el registro
deberá realizarse en forma "ágil y dinámica". Sin embargo, un dato proporcionado en una
de las publicaciones del mes de mayo por Prensa Libre, en nuestro país existen más de
20 millones 787 mil celulares, por lo que habría que registrar 577,416 celulares
mensuales, es decir, 19,247 celulares al día.  Cabe preguntarse: ¿Las operadoras tendrán
la capacidad de atender a tantas personas diariamente? ¿Cuánto tiempo nos tomará
registrar nuestros celulares suponiendo que hayan largas filas de personas esperando
cumplir con su registro?

d) Sabemos que hasta el día de hoy, adquirir un chip (tarjeta SIM) y un celular es bastante
fácil, tanto que hay lugares donde se pueden adquirir en las tiendas ubicadas en cualquier
parte de la ciudad, aunque ahora eso ya no será tan fácil porque el artículo 10, 11 y
14 de la Ley obliga a todos los comerciantes a registrarse ante la Superintendencia de
Telecomunicaciones –SIT– para tener derecho a vender o distribuir celulares y tarjetas
SIM, y además de eso, obliga a estos distribuidores a llevar un control de las personas a
quienes les vendan. Siendo así, no será nada seguro comprar en cualquier lugar, puesto
que ahora si yo compro un “chip”, tengo que dejarle mis datos al señor de la tienda y
fotocopia de mi documento de identificación; y no es que los señores de la tienda sean
delincuentes, pero no hay nada que me garantice la protección de mis datos, así como
tampoco hay algo que me garantice que las operadoras (e incluso la SIT) no van a utilizar
mis datos para otros fines. Y por otro lado, es que tampoco todos los distribuidores o
vendedores que ya existen, van a querer tomarse el tiempo para registrarse ante la SIT.
Yo, en mi caso si fuera distribuidor o vendedor, preferiría dejar de vender estos productos.
Y según el artículo 16, si no se cumple con el debido registro, el operador no activa la
tarjeta SIM.
Ley Contra la Defraudación y el Contrabando Aduanero.

El decreto número 58-90 DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA el cual entro en vigencia


el trece de noviembre de mil novecientos noventa, decreto que tiene por objeto
establecer las conductas delictivas relacionadas a el manejo, transporte, traspaso, y
conducciòn de mercancias a través de el flujo aduanero. Contra de adoptar disposiciones
tendientes a la reestructuración y perfeccionamiento del sistema aduanero del país, y en
ese sentido era indispensable emitir las medidas legales complementaruias que
permitieran el control efectivo del contrabando y defraudación en el ramo aduanero, así
como combatir eficazmente la corrupción, que durante muchos años se ha agudizado en
la internación y egreso de mercancías a efecto de que las mismas ingresen por las vías
legalmente establecidas y se cancelen los tributos correspondientes.

Prohibiciones y limitaciones que hace la Ley Contra la Defraudación y el


Contrabando Aduanero en cuanto a la devolución de mercancías La Ley Contra la
Defraudación y el Contrabando Aduanero regula las

siguientes penas y prohibiciones:

- Pena principal

- Pena accesoria

- Prohibición de disponer de las mercancías

-Embargo

-Prohibicion de salir en el pais.

El Artículo 9 de la Ley regula lo relativo a las penas accesorias y en ese sentido estipula:
De las penas accesorias. En todos los casos de esta Ley la pena de prisión, además de
las indicadas como accesorias para ellas en el Código Penal, lleva consigo y con igual
carácter la de inhabilitación absoluta si se tratare de otra clase de infractores en ambos
casos estas penas se aplicarán, durante el cumplimiento de la prisión y cumplida ella por
un año más. Sin perjuicio de los dispuesto en el párrafo anterior, todas las penas para los
autores y demás partícipes de los hechos punibles que en esta Ley se establecen, llevan
como accesorias el comiso de las mercancías, bienes artículos, vehículos y otros
instrumentos utilizados para el hecho, el que será efectuado por la autoridad aduanera y
depositados en custodia de la Dirección General de Aduanas y puestos a disposición del
juez penal competente, hasta la finalización del proceso. Finalizado éste, se procederá
conforme a lo establecido en el Artículo 16 inciso e) de esta Ley. Las mercancías, bienes,
artículos, vehículos u otros bienes utilizados en la comisión de la infracción,
permanecerán depositados en poder de las autoridades aduaneras, a la orden de la
autoridad judicial que estuviere conociendo de los procedimientos respectivos. En
consecuencia, cualquier autoridad que incaute los objetos, enviará los mismos a la
autoridad aduanera más próxima.

Las mercancías, bienes o artículos incautados, deberán permanecer en los recintos


aduaneros; y sólo podrán devolverse al consignatario vo importador por el juez
competente cuando se hubiere dictado sentencia absolutoria y ésta se encuentre firme.