Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD DE LAS FUERZAS ARMADAS – ESPE

INGENIERÍA EN BIOTECNOLOGÍA
BIOFÍSICA

Nombre: Karen Silva


Fecha: 2019-11-11

Teléfonos celulares y tumores cerebrales


15 razones para preocuparse

Teléfonos celulares y tumores cerebrales: 15 razones para la preocupación se ha


preparado para permitir un equilibrio informar sobre este importante tema. Proporciona
información sobre los hallazgos científicos de los estudios sobre el riesgo de tumores
cerebrales por el uso de teléfonos celulares. Incluye estudios independientes de la
industria financiación y estudios de telecomunicaciones financiados por la industria.
Además, incluye información de antecedentes sobre el estudio Interphone financiado
por Telecom que pronto se publicará

Preocupación 1: la propia investigación de la industria mostró que los teléfonos


celulares causaron tumores cerebrales.

Dr. George Carlo, líder de la Asociación de la Industria de Telecomunicaciones


Celulares (CTIA) El proyecto de investigación de $25 millones celebró 3 reuniones
sucesivas en febrero de 1999: primero con los ejecutivos del CTIA, segundo con el
trabajo interagencial de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Grupo
fletado con la determinación de la seguridad de los teléfonos celulares, y tercero con la
Junta de CTIA de directores En cada reunión, el Dr. Carlo presentó los resultados de los
propios estudios de CTIA, que encontraron que el uso del teléfono celular estaba
causando tumores cerebrales.
Entre los hallazgos que presentó el Dr. Carlo fueron:
 una duplicación estadísticamente significativa del riesgo de cáncer cerebral;
 un riesgo estadísticamente significativo de dosis-respuesta 4 de neuroma
acústico con más de 6 años de uso de teléfonos celulares y;
 hallazgos de daño genético en la sangre humana cuando se expone a la radiación
del teléfono celular.

Preocupación 2: Investigaciones posteriores financiadas por la industria también


mostraron que usar el teléfono celular aumentó el riesgo de tumores cerebrales (2000-
2002).

Tres de los cinco estudios posteriores sobre tumores cerebrales publicados entre 2000 y
2002 tuvieron financiación de la industria de telecomunicaciones. Los 5 estudios
encontraron "5 riesgos no significativos" para tumores cerebrales (del 64% al 94.7% de
confianza en que el resultado no se debió al azar) incluyendo un "Significativo" 20%
más de riesgo de tumor cerebral por cada año de uso de teléfonos celulares.

Preocupación 3: Los estudios de Interphone, publicados hasta la fecha, muestran


consistentemente que el uso del teléfono celular por menos de 10 años protege al
usuario de un tumor cerebral.

Los 14 estudios de Interphone publicados hasta la fecha han encontrado el uso de un


teléfono celular por menos de 10 años protege a un usuario de teléfono celular de un
tumor cerebral. Como dijo el profesor Armstrong, comentando sobre el hallazgo de
protección de su estudio australiano Interphone, "Entonces, inmediatamente te dice que
hay que algo está mal aquí". Como se señaló anteriormente, o esto se debe a un
verdadero efecto protector del uso del teléfono celular, o es porque el estudio Interphone
está plagado de fallas de diseño que subestiman el riesgo de tumores cerebrales.

Preocupación 4: la investigación independiente muestra que existe riesgo de tumores


cerebrales por uso del celular.

Los estudios dirigidos por el profesor Lennart Hardell en Suecia encontraron un riesgo
significativamente mayor de cerebro tumores de 10 o más años de uso de teléfonos
celulares o inalámbricos. Entre sus muchos, los hallazgos significativos son los
siguientes:

 Por cada 100 horas de uso de teléfonos celulares, el riesgo de cáncer cerebral
aumenta en un 5%.
 Por cada año de uso de teléfonos celulares, el riesgo de cáncer cerebral aumenta
en un 8%.
 Después de 10 años o más de uso de teléfonos celulares digitales, hubo un
aumento del 280% en el riesgo de cerebro cáncer.
 Para usuarios de teléfonos celulares digitales que eran adolescentes o menores
cuando comenzaron usando un teléfono celular, hubo un riesgo 420% mayor de
cáncer cerebral

Preocupación 5: A pesar del sesgo sistémico-protector de todos los resultados en el


estudio de interfono, el riesgo significativo de tumores cerebrales por el uso del
teléfono celular todavía se encontró.

El sesgo de protección sistémica permanece, el riesgo real es mayor que el riesgo


informado.
Esto sugiere que cuando se combinan los 2 riesgos más altos:
1) 10 años o más de uso de teléfonos celulares, y
2) el teléfono celular se mantuvo en el mismo lado de la cabeza donde se diagnosticó el
tumor, entonces el verdadero riesgo abruma el sesgo de protección sistémica de tal
manera que un aumento significativo se informa el riesgo, sin embargo, incluso en este
caso, el verdadero riesgo es aún mayor que el reportado.

Preocupación 6: Los estudios independientes de la financiación de la industria


muestran lo que sería esperado si los teléfonos inalámbricos causan tumores
cerebrales.
Esperaríamos:
 Cuanto mayores sean las horas acumuladas de uso del teléfono inalámbrico,
mayor será el riesgo.
 Cuanto mayor sea el número de años transcurridos desde el primer uso del
teléfono inalámbrico, mayor es el riesgo.
 Cuanto mayor es la potencia radiada por el uso del teléfono celular, mayor es el
riesgo.
 Cuanto mayor sea la exposición (uso en el mismo lado de la cabeza que el tumor
cerebral), mayor será el riesgo, y;
 Cuanto más joven es el usuario, mayor es el riesgo. 
Preocupación 7: el peligro de tumores cerebrales por el uso del teléfono celular es
mayor en
Niños y cuanto más pequeño es un niño cuando comienza a usar un teléfono celular.

Desde que los "mensajes de texto" se hicieron populares, es común que los niños
duerman con sus teléfonos celulares debajo de sus almohadas. Los teléfonos celulares
están en modo de vibración para que sus padres no escuchen tono de llamada. Cuando
llega un mensaje, el niño se despierta y envía una respuesta de mensaje de texto
(entonces los padres no los oirán hablar). Porque los teléfonos celulares se irradian con
frecuencia a menos que apagado e independientemente de la falta de sueño, a pesar de
que el teléfono celular debajo de la almohada irradia mucha menos energía promedio
que cuando se realiza una llamada telefónica, durmiendo con un teléfono celular debajo
de una almohada resulta en una exposición nocturna, todas las noches. Un estudio
israelí de tumores cerebrales resultantes de la irradiación del cuero cabelludo de niños
(promedio de 7 años de edad) con radiografías encontradas 40 años después , que los
niños que estuvieron expuestos cuando estaban menores de 5 años tenían el mayor
riesgo (un aumento del 356% en el riesgo de un tumor cerebral), los niños quienes
fueron irradiados entre 5 y 10 años de edad tuvieron un riesgo 224% mayor, y aquellos
que fueron irradiados a más de 10 años de edad, tenían un riesgo 47% mayor de un
tumor cerebral. El riesgo de tumor cerebral aumenta a medida que disminuye la edad de
un niño expuesto. Pero la edad a la exposición no tiene efecto sobre el tiempo de
latencia. Ya sean niños o adultos, el tiempo de latencia entre el primero la exposición y
el diagnóstico de tumor cerebral sigue siendo el mismo (~ 30 años).

Preocupación 8: han habido numerosas advertencias gubernamentales sobre los niños


uso de teléfonos celulares.

"Francia se está acercando al punto en que será ilegal comercializar teléfonos celulares
para niños y teléfonos celulares recientemente prohibidos en las escuelas primarias. Los
funcionarios rusos han recomendado que los niños menores de 18 años no usan
teléfonos celulares en absoluto. Del mismo modo, el Reino Unido, Israel, Bélgica,
Alemania e India han desalentado el uso de teléfonos celulares por parte de los
niños. En Finlandia, la Autoridad de Radiación y Energía Nuclear ha instado a los
padres a estar del lado de precaución.

Preocupación 9: los límites de exposición para teléfonos celulares se basan solo en el


peligro de calefacción.

Los teléfonos celulares irradian microondas, al igual que los hornos de microondas. Los
límites de exposición establecidos por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC)
en los Estados Unidos y por la Internacional Comisión de Protección Radiológica No
Ionizante (ICNIRP) para la mayoría de los países del Unión Europea, suponga que el
único peligro de la radiación de microondas vendría de aumentos de temperatura en
nuestros cerebros, o de aumentos de temperatura a cualquier otra parte de nuestro
cuerpos. No se consideran los efectos no térmicos a corto y largo plazo.

Preocupación 10: una abrumadora mayoría del Parlamento Europeo ha votado para


un conjunto de cambios basados en "problemas de salud asociados con campos
electromagnéticos."
Preocupación 11: la radiación de los teléfonos celulares daña el ADN, una causa
indiscutible de cáncer.

La preocupación 11 no solo describe estudios que han demostrado que los campos
electromagnéticos causan daño del ADN, pero también describe el papel de los estudios
financiados por la industria de telecomunicaciones que repetidamente contradicen
estudios independientes. Lo que sigue es una especie de "llamada y respuesta" utilizada
para ilustrar tanto las preocupaciones planteadas por un periódico independiente como
el intento de la industria de anular la preocupación (papel con preocupación y respuesta
de la industria).

Preocupación 12: se ha demostrado que la radiación de los teléfonos celulares causa


el flujo sanguíneo barrera a la fuga.

Estrictamente hablando, esta preocupación no se trata de teléfonos celulares y tumores


cerebrales, sino de un problema con consecuencias conocidas y desconocidas de la fuga
de la barrera hematoencefálica (BBB) resultante por el uso del teléfono celular, incluida
la posibilidad de tumores cerebrales. El BBB protege al cerebro de muchas moléculas
que son tóxicas para el cerebro (p. Ej., Albúmina). Profesor Leif Salford, del
Departamento de Neurocirugía, de la Universidad de Lund en Suecia ha demostrado que
los resultados de la radiación del teléfono celular provocan fugas del BBB. Se produce
la mayor fuga de BBB a niveles de exposición más bajos y disminuye para niveles de
exposición más altos.

Preocupación 13: los manuales de usuario del teléfono celular advierten a los clientes
que mantengan el teléfono celular lejos del cuerpo incluso cuando el teléfono celular
no está en uso.

Para asegurar una operación "segura", muchos manuales de usuario de teléfonos


celulares establecen que el teléfono debe estar a una cierta distancia del cuerpo del
usuario para asegurar una operación "segura". Por ejemplo, El iPhone de Apple advierte
al usuario: "Probado para su uso en el oído y para la operación con el cuerpo puesto
(con iPhone colocado a 15 mm (5/8 pulg.) del cuerpo). Esto significa que incluso el
existente los límites de exposición (basados en una premisa falsa) se violarán si el
teléfono celular mide menos de 15 mm del cuerpo (p. ej., sujetado a la oreja, en el
bolsillo de una camisa, en el bolsillo de un pantalón / pantalón, etc.)

Preocupación 14: advertencia de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) para


dispositivos inalámbricos

La etiqueta de advertencia de la FCC adjunta a la tecnología de teléfonos inalámbricos


más común, tecnología inalámbrica mejorada (DECT) advierte: “Este equipo debe
instalarse y operado con una distancia mínima de 20 centímetros [casi 8 pulgadas] entre
el radiador y su cuerpo ". A diferencia de la tecnología de teléfonos inalámbricos
anterior, las estaciones base DECT son irradiando continuamente las 24 horas del día,
los 7 días de la semana

Preocupación 15: la fertilidad masculina se daña por la radiación del teléfono celular.
Esta preocupación tampoco se refiere a los tumores cerebrales per se, sino que tiene una
consecuencia tan potencial que se discute aquí.
Los hombres, y especialmente los adolescentes, colocan su teléfono celular en los
bolsillos de los pantalones / pantalones cuando no se lo llevan a la cabeza en una
conversación. Hay múltiples estudios que muestran efectos nocivos sobre los
espermatozoides, incluidos la disminución de los conteos de espermatozoides y la
motilidad reducida de los espermatozoides. Un estudio encontró una disminución
altamente significativa (99.99% de confianza) 59% en el conteo de esperma en hombres
que usaron teléfonos celulares durante 4 o más horas por día en comparación con
aquellos que no lo hicieron use teléfonos celulares en absoluto