Está en la página 1de 34

El Antiguo Egipto

Farid Atiya
EL ANTIGUO EGIPTO
FARID ATIYA
E d ic ió n e n serie

T ex to y fo to g rafías d e F a rid A tiya


P u b licad o p o r la im p ren ta d e F a rid A tiya
T rad u cid o por: E lisa A d ria n a O rtiz H.

P rim era E d ic ió n 2006

C ódigo P ostal 75, C iu d ad Seis d e O ctubre, G iza, E gipto


C o rreo electrónico: a tiya@ link.net

N in g u n a p a rte d e este libro pu e d e se r reim presa, rep ro d u cid a n i utilizad a


de m an e ra alg u n a y a se a p o r m edio electrónico, m ecánico u otro ahora c o ­
n o c id o o inventado en el futuro, inclu y en d o fotocopia, escaneo y la g raba­
ció n , sin el pe rm iso escrito d el autor.

Im preso y encuadernado e n E gip to p o r la im p ren ta de F a rid A tiya.

R e gistro e n D a r el-K uteb 9384/2006


IS B N 977-17-3281-1
Los Dioses
“C om o to d a la gente antigua, e l egipcio vio a su s dioses e n su s alrededores inm ediatos. L o s árb o les y prim a­
ve ras, los acantilados y los pico s de la m ontaña, los pájaro s y los anim ales sa lv ajes aparecieron a él com o c riatu­
ra s viv as racionales, com o él m ism o , o talvez, p oseídos de ex trañ as y m isteriosas en erg ías que e stab an m ás allá
d e su control. C o n algunos, él se sin tió e n tre la m u ch ed u m b re d e espíritus a nim ando alred ed o r d e él donde sus
am igos que p o d ía n se r serenados po d rían oto rg arle ay u d a y protección. O tros, sin em bargo, le p e rsig u ie ro n con
a stu cia y m alevolencia d o n d eq u iera q u e él fuera, só lo esperando una oportunidad de tirarlo abajo c o n enferm edad
o plaga. E stos espíritus fueron todos c onfinados a ciertas localidades y cada uno era conocido solam ente p o r los
hab itan tes de esas regiones; p o r lo tanto los end eav o res de h o m b res p a ra colocarlos fu ero n su ficientem ente lim i­
tad o s y prim itivos. Pero esto n o fue no solam ente p a ra el am b ien te palpable del hom bre sino tam b ién para el fir­
m am en to so b re él y su tierra p o r debajo d e su s p ies que el ho m b re concibió explicacio n es relig io sas.” (J.H.
B reasted, adaptado).
L as antiguas egipcias div in id ad es o deidades fueron divididas en dioses locales y dio ses cósm icos. L o s dioses
locales, a m enudo tam b ién diosas, fueron las divin id ad es tutelares de los nom os (pro v in cias), d e las ciu d ad es y de
las aldeas. S e im aginaron o riginalm ente com o flo res, plantas o árboles: H athor, un sicóm oro; N efertem , u n a flor
d e loto... M ás ad elan te fu ero n id entificados con anim ales: H o ra s, un halcón; Sobek; un cocodrilo; K hnum , un
cam ero ; B astet, u n gato; H arakhte, u n h a lc ó n ...
E n el p rim e r perío d o histó rico los dio ses asu m iero n figuras hum anas; las divin id ad es orig in alm en te adoradas
co m o anim ales fu e ro n rep resen tad as com o pájaro, reptil, o anim al con m em brete de hum anos. L as d ivinidades
có sm ic as fueron v en erad as a trav és d e todo el p aís, co m o G eb, el dio s d e la tierra; N ut, la d io sa del cielo; R a, el
dio s del sol; T hoth, el dios d e la luna; O siris, el dio s de los m u erto s y H athor, la diosa del am o r y la alegría. A d e­
m ás d e éstos, ha b ía ciertos an im ales sag rad o s tales co m o el toro d e A p is venerado en M em fis. P o r o tra p a rte m u­
c h as deid ad es o divin id ad es existieron com o figuras m itológicas solam ente e n la im aginación popular, a través
del folklore y la tradición; no s e c onstruyó ningún tem p lo a ella. E ste h o n o r era reservado p a ra las divinidades su ­
p rem as d e E gipto, aquélla q u e eran veneradas en los no m o s d el país.

La Vida Después de la Muerte


L o s a ntiguos eg ip cio s creyeron m uy p oco e n u n a v id a d espués d e la m uerte, p u e s nunca hubo u n concepto
u n ifo rm e o claro de las n u m ero sas deidades, p o r lo q u e tam bién existieron diversas n o cio n es im puestas en la vida
y en la v id a d esp u és de la m u erte, que variaro n sobre el curso de los siglos. R especto a la creen cia de los egipcios
a n tig u o s, E giptólogos con testan la p regunta “ ¿Q ué sobrevive del hom bre?” d e la sig u ien te m anera :
“E n la v id a d e su cuerpo de h o m b re (kbat) es im pregnado p o r el principio de la v id a, q u e se señ ala com o respi­
ra ció n (nifu). E ste prin cip io de la v id a, en su división individual, es el K a , q u e representa la v id a ideal del hom bre,
la im agen inalcanzable. E l K a es lo q u e sobrevive después de la m u erte p ero q u e co n tin ú a p a ra v iv ir e n conexión
c o n el cuerpo, q u e, p o r lo tan to , tien e q u e se r p reservado. P e ro h a y algo m ás que sobrevive, el B a, el alm a p u ra­
m en te espiritual, la cu al d espués d e la m uerte asciende a planos m ás a lto s in d ependientes d el cuerpo. El Ba, sin
em bargo, es solam ente la form a individual d e una p a rte del kb u , la razón m ás div in a o la luz, que en su form a m ás
p u ra no puede e n tra r en re la ció n con el cuerpo, y p o r lo tanto, en la form a de B a ha realm ente asum ido u n grandio­
so ser. D e estas ideas se presen ta el co n cep to de lo que e n el ho m b re es re alm en te d e rivado del k b u asciende d e s­
p u é s de la m u erte co m o esp íritu de luz a l m ás alto cielo y v u e lv e a la fu en te pu ra del kbu. L a esperanza religiosa
d e u n a v id a futura se refiere al K a y al B a , el cuerpo lim itado y el alm a pu ram en te espiritual” .
L o s viejo s tex to s eg ip cio s dicen que a la b e n d ita m orada fueron a dm itidos solam ente aquéllos q u e fu ero n ju s ­
to s e n la tie rra y q u e hicieron el bien. L os d ifuntos ex p erim entaron el ju ic io a n tes d e q u e la có rte d e los m uertos
p re sid ie ra en cim a p o r O siris, el dios del o tro m undo. E l ju ic io , p ronunciado p o r 42 ju e c e s , dep en d ía so b re el com ­
p o rtam iento du ra n te su v id a en la tierra. D espués de p re g u n ta r so b re los 42 peca d o s m ortales, el co razó n so sten i­
d o p a ra se r el curul d e la co n cien cia era pesado co n tra u n a p lu m a d e a vestruz, e l sím bolo de la ju stic ia y d e la
verdad. S olam ente d espués d e p a sa r esta p ru eb a p odía el a lm a g a n ar se r ad m itid a a la m o rad a del bendecido.

54
Tumba.de roca cortada de Bennentiu en el oasis de Baharia. Bennentiu fue un comerciante que vivió durante la Vigésima
Sexta Dinastía.
Anubis y Horus pesaron el corazón de Bennentiu contra un pluma como Thoth declaró el resultado de Osiris. Al otro lado
de la balanza la diosa Maat sostiene las manos de Bennentiu. La inscripción en frente de Thoth dice: “Thoth, el
Doblemente Grande, Señor de Ashmuneim, el Gran Señor Dios del templo puede el dar Vida”. La inscripción sobre
Anubis dice “Anubis quien llevo a cabo el vendaje del entierro de Osiris, Jefe del oeste, Gran Dios, Señor de Abydos, .
puede el permitir aceptar a Bennentiu, hijo de Zed-Amen-ef-ankh”.

El Culto de la Muerte
E stá en la b a se de los conceptos pro fu ndos-arraigados d e la v id a después d e la m u erte y la creen cia en la in­
m ortalidad del alm a que el culto de la m u erte practicad o p o r los antiguos egipcios puede se r entendido. L a p e rso ­
n a debe c o n tin u a r p a ra v iv ir en ce n d id a en la m o rad a del bendecido. P o r lo tan to la m u erte p o se ía terro r p a ra los
egipcios. P u esto que se c o n tin u aría existiendo solam ente si el cuerpo era preservado, si el cuerpo era em balsam a­
do; la fa m ilia y los am igos q u e sobrevivían tenían que lle v a r ofrendas y p ro p o rcio n a r alim ento y bebida, c o n esto
ve ía n q u e la m uerte n o su friera ni d e h am b re n i d e sed. L as pared es d e las tu m b as fu e ro n adornadas con escenas
d e la v id a del re cién ido.
S e so stu v o la c ree n cia de se r u n a fu erza m ág ica e n estas representaciones, las cuales fu ero n p a ra se rv ir al
m uerto co m o una re fle x ió n de la realid ad de se r terrenal. P o r lo tan to e ncontram os co n frec u e n cia e n las tum bas
q u e eran co n sid erad as las “m oradas eternas” , la h isto ria en te ra d e la v id a d e los difuntos re p resen tad a en las p a re ­
des. L a m o rad a del bendecido e stab a im ag in ad a para e star e n el oeste, “d o n d e el dio s sol descendía cad a tarde a su
sepulcro” . P o r lo tanto los m u erto s fueron conocidos posterio rm en te co m o “lo s occidentales.”

Dioses egipcios
L o s eg ip cio s fu e ro n la p rim era gente que desarrollo un calendario con u n a duració n de u n año divid id o en 12
m eses. T am b ién d efin iero n la sem an a y le diero n 7 días. E l d ía fue dividido p o r o tro lado en 12 ho ra s de lu z y 12
horas de oscuridad. L a h o ra fue la u n id ad de tiem p o m ás pequeña. L o s m in u to s o los segundos eran desconocidos.
L a defin ició n d e 12 dio ses fue tam b ién trab ajo d e los a ntiguos eg ip cio s q u e fue a d optado m ás ad elan te p o r los
griegos. T am b ién los eg ip cio s fu ero n los p rim ero s e n celeb ra r festivales relig io so s y en h a c e r ofrendas. M ás de un
festival se c eleb rab a d u ran te el año. U no d e los sitio s favoritos p a ra estos festiv ales fue la c iu d a d d e B ubastis,
donde a doraban a la d io sa del gato B astet. O tra fu e la ciu d a d de B u silis e n d o n d e u n gran tem p lo fue erigido a la
d io sa Isis, la p rin cip al deid ad o divinidad. E n terc era p o sic ió n se e n co n trab a el p ueblo d e Sais, q u e celeb ra b a el
festival d e la d io sa N eith. L a c u arta celeb ració n e n la lista e ra la celeb ració n d e H elio s en la c iu d a d d e H eliópolis.
L os antiguos eg ip cio s fueron p a rticu larm en te m eticu lo so s e n re aliz a r su s d eb eres religiosos. T am b ién crea­
ro n el co n cep to d e m ajestad d iv in a y pre su m ie ro n que e l esp íritu de los d ifuntos era inm ortal. E sta cree n cia reli­
55
g io sa fu e la p rin cip al fu e rz a im p u lso ra p a ra los lo g ro s culturales y artístico s d e los antiguos egipcios. Los eruditos
p ien san que a lgunos d e los pen sam ien to s’c o n tradictorios en el d o g m a relig io so p ro v ien e n del hech o d e que las
m ig racio n es preh istó ricas o cu rriero n e n tre ge n te c o n una g a m a q u e d iferen ciab a de creencias.
D ado que el sol e ra v isib le a lo larg o y a lo anch o d e to d o el p a ís fue adorado co m o S eñ o r R a en to d o E gipto, y
el cu lto de otros dioses fue localizado. T am b ién debido al h e ch o de que la p u e sta del sol se fijaba en el lado oeste
c ad a tard e se asoció al oeste c o n el m u n d o d e los m uertos. E l A lto E gipto es u n estrecho en una fran ja a n ch a d e 5 a
15 k ilóm etros de tierra fértil ro d ead a p o r el desierto estéril e n am bos lados. S e extiende p o r alre d ed o r d e 1000 k i­
lóm etros q u e s e e stira n d e la p rim e ra catarata en el su r a M e m fis en el norte. E sta característica geo g ráfica lo hizo
u n lu g ar ideal p a ra la ap arición d e d io ses lo cales independientes. A quí y e n el A lto E gipto la p rim e ra escritura y li­
te ra tu ra fueron desarrolladas.
L o s cen tro s u rb an o s d e la p re h isto ria se conv irtiero n en ciu d ad es h istóricas. L o s m ito s y las características lo­
cales de dioses lo cales eran d e in flu en cia lim itada solam ente en su p ro p ia región. P o r ejem p lo M in en C optos fue
co nsiderado el se ñ o r de las cosechas p a ra los ag ricultores y p o rq u e C optos era tam b ién el punto d e salid a d e las
caravanas del d esierto al d esierto del este, M in tam b ién fue c onocido com o el dios pro tecto r. “O siris fue adorado
prin cip alm en te en A b ydos y seg ú n el m ito de la creación de H eliópolis; su herm an o Seth lo h a b ía asesinado. M ás
adelante, H orus el h ijo d e O siris q u e creció bajo el cu id ad o d e su m ad re Isis tom ó v e n g an z a p o r la m u erte d e su
padre. O siris contin u ó v iviendo en el o tro m u n d o co m o el ju e z d e los d ifu n to s y S eñ o r d e aq u éllo s que m oraron en
el oeste.
D e b e o b serv arse que desde la antigüedad lo s egipcios h a b ía n ligado a su s dioses co n anim ales. P rim eram ente
ellos rep resen taro n a su s d io ses e n u n a figura pu ra m e n te anim al. P o r ejem plo, a so ciaro n a B a sse t co n e l gato, a
S obek co n el cocodrilo, a T h o th c o n el ibis, a H a th o r con la v a ca y a A n u b is co n el chacal. C ad a u n o d e estos ani­
m ales ten ía u n a característica distinguida, y que é sta significó s e r la característica d e ese d io s particular. P o r
ejem p lo Sek h m et fue p e n sa d a p a ra se r u n a diosa salv aje y peligrosa. A n u b is desem peñó u n ro l o p a p el im portante
en d e cid ir el destino de los d ifuntos en el otro m undo. L a re la ció n de A n u b is con e l ch ac al v in o a trav és de su o b ­
se rv ac ió n d e q u e los sep u lcro s eran el há b ita t típ ic o del chacal, y tam b ién q u e la d ieta d el chacal co n sistió en p a r­
tes d e h u m an o s y an im ales m uertos.
E l segundo tip o d e rep resen tació n fue e n form a d e u n hum ano. P o r ejem plo, rep resen taro n a A m u n com o
h o m b re, a Isis y a N efth y s co m o m u jeres y a O siris co m o m o m ia hum ana.
L a terc era fo rm a fue u n a m ez cla d e anim al y d e hum ano. P o r ejem p lo H a th o r fue representado co m o m u jer
con lo s c uernos d e u n a va ca , y a veces con la cab eza, B asset com o m u je r c o n c ab eza d e gato, A n u b is co m o un
h o m b re con c ab e za de ch acal, K honsu co m o h o m b re co n cab e za de h a lc ó n , S ek h m et co m o m u je r co n cab eza de
león, S o b ek co m o h o m b re co n c ab e za coco d rilo y T h o th co m o u n ho m b re co n cab e za de ibis. T am b ién m uchos
dio ses u sa ro n las c oronas o u n a cierta c la se d e to cad o s c o n signos jero g lífic o s en ellos.

Los Mitos
L os m ito s se p o d rían d e fin ir com o ev en to s q u e perten ecen al reino de los dio ses o co m o historias que ocurrie­
ro n e n u n tiem p o infinitam ente distante. L as histo ria s d e la creación del m undo fueron u n a p a rte integral d e los
m itos. A n tes de la crea ció n d e l m undo, existió N u n , el ag u a prim itiv a, en la que ocho dio ses prim itivos existieron
e n o rd e n caótico. S im ilar a la retirad a de la inundación del N ilo d esp u és trayendo suelo fértil a la tie rra d e E gipto
y la creación d e p eq u eñ as islas en m ed io d e las aguas del N ilo , entonces tam b ién u n a isla em ergió d e sd e el agua
p rim itiv a m arcando la crea ció n del m undo.
L o s antiguos egipcios definieron a su s deid ad es o d ivinidades de una m an e ra sistem ática d e n tro de los m itos
de la creación. U n ejem p lo d e este siste m a es la c rea ció n d e l m ito d e H eliópolis. L a h istoria es la siguiente: al
p rin cip io estab a N u n , el a g u a p rim itiva, y fu e ra de la oscu rid ad d el a g u a R a, quien se levantó y se creó asim ism o
en u n a colina. E n ese m om ento ni la tie rra ni el cielo ex istían y R a ten ía órganos m ascu lin o s y fem eninos. D e s­
p u é s R a se m asturbò e n O n (a h o ra H eliópolis), y así n aciero n lo s gem elo s S hu y T efiiut. D e hecho, él escu p ió a
sus n iñ o s fu e ra d e su bo ca. S hu se con v irtió en el dio s del aire y T efiiut e n la d io sa d e la niebla. E l resultado aquí
es q u e u n dio s se con v irtió en tres dioses, el cao s term ino y p o r p rim e ra v e z la lu z apareció. S hu y T efh u t se casa­
ron, y G eb el d io s d e la tierra y N u t la d io sa del cielo n aciero n d e ellos. F u e ro n N u t y G eb qu ien es d ieron n aci­
m ien to a los otros dioses y diosas. R a lloró, y de sus lágrim as los ho m b res m ortales y las m u jeres fueron creados.
N u t d io a lu z a O siris, a H orus el m ayor, a Seth, a Isis y a N efthys. A sí el gran E n n ead (g rupo de n u e v e dioses) de
H elió p o lis fue creado.
R a fue representado en varias fo rm as d e pendiendo de su papel. F u e m o strad o con el disco del sol colocado en
la c áb e za y a m en u d o representado co m o h o m b re co n c ab e za d e halcón. E sta representación es equivalente a H o ­
ru s, co n la d iferen cia d e q u e H orus u só u n a corona, m ien tras q u e R a ten ía el disco del sol en su cabeza. E n o tras si­
tuacio n es R a fu e ligado al escarabajo K hepri e n el concepto d e creación. L o s antiguos egipcios no taro n que el
56
ATUM (dios del sol)

SHU (dic s del aire) TEFNUT (diosa de la neblina)

GEB (dios d e la tierra) NUT (dic>sa del cielo)

OSIRIS (dios de ISIS (esposa SETH (enemigo NEPHTYS


la muerte) de Osiris) de Osiris) (esposa de Seth)
i | i

HORUS
(el más joven) HORUS
(el mayor)

El Gran Ennead de Heliópolis.

escarabajo p u so su s huevos en u n pedazo d e estiércol y d esp u és de ro d ad o a lo larg o de la tie rra h asta que se con­
v irtió e n u n a b o la. L o ligaron al sol d ebido a esto y al h e ch o de que em itía calor, y así tam b ién se con v irtió e n la
fu e n te de la vida. M as tard e rep resen taro n el sol q u e era em pujado a trav é s d el cielo p o r un escarabajo gigante.
C o m o el d io s d e la creación, R a fue representado co m o ho m b re co n el escarabajo K h ep ri co m o s u cabeza. É sta
fue su rep resentación de m añana. P o r la tard e R a adquirió el papel de A tú n , u n a d e las p rim eras representaciones.
A q u í la p in tu ra es co m p letam ente h u m an a sin la c ab e za de anim al.

Ei Mito de Osiris
L a h isto ria se ocupa p rin cip alm en te d e la v e n g an z a d e la m u erte d e O siris. D espués de u n perío d o de c ao s y de
agitación O siris se con v irtió e n el re y d e B u siris, u n p u e b lo e n el B ajo E gipto y d esp u és en el re y de to d o E gipto.
C om enzó a re aliz a r refo rm as y cu an d o la estab ilid ad fu e establecida e n el p a ís decidió ir e n una expedición.
M ien tras que estab a ausente su m alv ad o h erm a n o S eth tram ó u n a conspiración co n otros 72 hom bres p a ra m atar­
le.
C uando O siris vo lv ió , Seth p re p aró u n a g ran fiesta y sugirió q u e ju g a ra n un ju e g o . U n a caja d e m ad e ra fue
p u e sta en el g ra n p a sillo y el objeto era v e r qu ién p o d ía c ab e r d entro d e ésta. C uando fue el tu m o de O siris, él con­
siguió en trar e n ella y a q u e era na turalm ente de las d im ensiones correctas y d e hech o fue su ataúd. L os conspira­

57
d o re s cerraron inm ediatam ente la tapa, O siris m u rió y se con v irtió en el S eñ o r de los m u erto s e n la v id a después
d e la m u erte. L a c aja c o n su cuerpo fue lan zad a al N ilo, donde flotó h a sta q u e alcan zó el m a r m ed iterrán eo , conti­
n u ó to d o el cam ino h a sta el Puerto de B yblos en L íbano y even tu alm en te fue a reclin arse so b re u n a ra íz de un ár­
bol. L a caja se convirtió e n p a rte d el tro n co del árbol. C o n el tiem p o fu e c ortada y se convirtió en u n p ila r en el
p a la cio d e un re y de B yblos.
L a re in a Isis, herm ana y e sp o sa d e O siris decidió bu scar su cuerpo p a ra d arle un entierro apropiado. P a ra .con­
c en trar to d o s sus esfu erzo s en su búsqueda, ocu ltó a su h ijo m en o r H o ra s en los p an tan o s d e l D e lta bajo la p ro tec ­
c ión de la diosa co b ra W adjet. Isis v iajó a B yblos y llegó al tem plo. U tilizando sus p o d e res m ág ico s convenció al
re y y a la re in a que le dieran el p ila r especial del p alacio real q u e c o n ten ía el cuerpo de O siris. D e reg reso en E g ip ­
to, ocu ltó el pila r e n lo s p an tan o s del D elta y fue a trae r a su hijo. E sto fue u n gran erro r po rq u e Seth estab a d e caza
e n el área y no p o d ía c ree r su b u e n a suerte c u an d o enco n tró el pilar. C ortó los resto s del cuerpo de O siris en 14 p e ­
d a zo s y los h izo d isp ersar sobre un á re a am plia. L a o b stin ad a Isis rechazó re n d irse y contin u ó su búsqueda. En
c ad a sitio en d o n d e e lla e ncontró una p a rte d el c u erp o hizo u n a cere m o n ia d e entierro, así pues ju stific a la ex p lica­
ción q u e v a rio s tem plos dem andaron se r el lugar d e entierro de O siris. C a d a p a rte del cu erp o fue e n co n trad a a e x ­
cep c ió n d el p e n e q u e fue tragado p o r un pescado. P a ra d arle un e ntierro ap ro p iad o e lla le h izo un p en e artificial.

58
Amun
Fue originalmente el dios local de Tebas, en el Reino Nuevo se unió
con Ra para convertirse en la deidad o divinidad nacional de Egipto,
Amun-Ra: El crecimiento de Amun está directamente relacionado con el
crecimiento de los faraones tebanos comenzando con Mentuhotep en la
Décima Primera Dinastía. Creció en la posición de un dios nacional
después de que los Iíyksos fueran expulsados por los reyes Tebanos.
Como dios del viento y del aire lleva una estrella de plumas. Usualmente
es representado en forma humana vistiendo una corona doble emplumada,
raramente es mostrado como un hombre con una cabeza de camero.
Usualmente sostiene el ankh, signo de la vida en su mano. El forma la
tríada Tebana junto con su esposa Mut y su hijo Khomsu.
Su templo en Kamak excedió al resto de templos en antigüedad. El
sacerdocio de Amun se convirtió en la organización más influyente y
poderosa en el país hasta el quinto siglo a. de J.C. El oráculo de Amun en
el oasis de Siwa fue el sitio curativo más famoso en la antigüedad.
Alejandro El Grande visitó el oráculo y fue declarado el hijo de Amun.
i

Anubis
El escritor griego Plutarch (46 a 126 a. de J.C.) visitó Egipto y fue
inspirado para escribir una narración de la vieja leyenda de Osiris. Anubis
fue un hijo ilegal o indeseado de Osiris y de Nefthys. Isis demandó que
Osiris le hizo el amor a Nefthys pensando que era ella misma. Por lo tanto
ella busco al niño utilizando perros entrenados hasta que lo encontró y lo
adoptó. Lo llamó Anubis. Plutarch escribió que entrenaron al muchacho
para proteger a los dioses como un perro protege a los seres humanos.
Desde el Reino Antiguo, Anubis - fue contado como una de las deidades o
divinidades más importantes relacionadas con el culto de los muertos. Su
principal papel estaba en el proceso de momificación. En numerosos
modelos de sacrificio a Anubis fue requerido para que proporcionara
alimento para aquéllos en el bajo mundo. En la escena del juicio, en el
ciento veinticinco habo hechizo en el libro de los muertos, Anubis pesa el
corazón del difunto contra una pluma. La típica representación de Anubis
es como un chacal negro o marrón muy oscuro, o bien como un hombre con
cabeza de chacal - Los chacales vivieron en cementerios, comían los
cadáveres y cavaban por los huesos y por lo tanto fueron asociados con la
muerte.

Apis
El culto del sagrado bovino que expresaba la fuerza divina era popular
y difundido a través de Egipto, pero especialmente en Memfis en donde el
culto había comenzado alrededor de la época de la Segunda Dinastía. El
toro de Apis podía ser distinguido de otros bovinos sagrados por su color y
signos o señas distintivas. Un collar y una cubierta roja con los puntos
azules adornan al animal sagrado y su cuerpo es totalmente negro. El
látigo colocado sobre su trasero es un signo del vigorizante poder del dios,
pues el animal recuerda simbólicamente a los hombres que adorar;
(cobra), usa la parte superior del pschent como tocado, indica el dominio
de su divinidad sobre las regiones del Bajo Egipto. El disco amarillo del
sol se levanta entre los cuernos del toro; éste era el cuerpo divino cuya
imagen terrenal Apis tenía. Los dos plumas azules que transmontan el
disco, bien conocidos como emblemas de la justicia y de la verdad son
reminiscencia de ciertas funciones funerarias que los egipcios atribuían al
toro Apis.
Cuando un toro de Apis moría había un gran luto y el animal era
acarreado a lo largo de un sagrado camino de Memfis a Saqqara para ser
sepultado en un lugar de entierros ahora llamado el Serapium.

59
Aten
El nombramiento del disco del sol como el de Aten comenzó en
Heliópolis alrededor del Reino Medio. Su único significado único fue el
sol como estrella celestial.
Cuando Akhenatón (1350 a 1333 a. de J.C.) se convirtió en rey
suprimió todos los rastros de las más viejas religiones o creencias.
Comenzando con Amun, después procedió a prohibir la adoración del
resto de dioses como: Isis, Osiris, Hathor, Ptah y el entero panteón de
divinidades o deidades de menor importancia pasó rápidamente al pasado.
La adoración de Aten fue enteramente nueva, pero el acto revolucionario
de Akhenatón era creer solamente en el Aten y prohibir la adoración del
resto de las deidades o divinidades. El Aten fue concebido para ser el dios
absoluto, la verdad absoluta y el amor absoluto. Todo lo que era bueno en
la tierra era una demostración del Aten: amor, música, salud, etc. El
símbolo de la nueva fe era el disco del sol del cual los rayos se estiraban
hacia abajo como los brazos que terminan en manos.

Atum
Atum es una forma del dios del sol Ra como Atum-Ra creador del
mundo. De hecho él era una de las más viejas formas del dios del sol
adorado en el antiguo Egipto. Ra en esta forma se supone que creó el
mundo del caos. En mitología lo asociaron con el dios del sol Ra ya que él
hizo el viaje a través del otro mundo, y navegó en un barco solar en las
últimas horas de luz del día. Lo asociaron siempre con las almas de los
muertos.
Atum es representado como hombre vistiendo la Corona Doble,
constante de la Corona Roja del Bajo Egipto y la Corona Blanca del Alto
Egipto.

Bastet
Bastet fue originalmente una diosa local del amor y felicidad en
Bubastis en el Bajo Egipto. Herodoto escribió: "Si usted viaja a Bubastis
durante el festival usted verá los grandes festivales adonde muchos
ciudadanos viajan en barcos. Las mujeres cantan y los hombres tocan las
flautas, otros participantes danzan y aplauden. Mucho vino también se
consume durante el festival." Él estimó que el número de participantes en
el festival alcanzaba 700 000.
Bastet se representa como mujer con cabeza de gato. En su pecho ella
tiene un escudo con una cara de león o de gato, y en su brazo lleva una
cesta pequeña.

60
B es
Bes es representado como una figura de un enano con piernas cortas en
cuclillas, un estómago redondo, ojos largos como los oídos y melena de un
león. Las garras en sus hombros, sus muslos y la cola en su trasero
pertenecen a un mono. La boca es ancha y abierta mostrando los dientes y
la lengua.
Bes desempeñó un trascendente papel en la vida de los músicos desde
la Décima Octava Dinastía, fue popular durante el Período Ptolemaico.
Egiptólogos creen que Bes fue originalmente una deidad o divinidad
extranjera de Punt o Arabia.

G eb
Geb es el dios de la tierra, Nut, la diosa del cielo es su esposa y
hermana. Ellos son el hijo y la hija de Shu y Tefnut, todos ellos forman
parte de la gran Ennead de Heliópolis. Como dios de la tierra el fue
pintado verde con vegetación. Debajo del suelo era responsable de la
muerte. En muchas ocasiones fue mostrado como el juicio de la muerte.
También se le representó como un hombre coronado por un ganso. En
raras ocasiones fue mostrado vistiendo la Corona Roja del Bajo Egipto.
En eventos funerarios tuvo un mal carácter. Un terremoto fue descrito
como "la risa de Geb".

Ha
Ha es el Señor del desierto. Este cuadro es de la tumba de Bannentiu,
Vigésima Sexta Dinastía, Oasis de Baharia. Ha, la deidad o divinidad del
desierto sostiene una lanza y está caminando hacia adelante. Viste una
falda tipo escocesa blanca y amarilla, en sus inscripciones se lee: "Ha,
señor del oeste, el Gran Dios de Abydos, puede él dar vida". Las
representaciones de esta deidad son raras. Le mencionaron en los Textos
de la Pirámide, así como en algunas de las tumbas del Reino Antiguo. Ha
fue también mencionado en el Libro de los Muertos. Esta deidad tuvo un
lugar distinguido en los oasis. Lo representan en la tumba de Bannentiu y
en el oasis de Kharga lo representan en el templo de Hibis. Tiene el signo
de una montaña sobre su cabeza. Su diadema es el disco del sol entre dos
plumas.

61
Hathor
Originalm ente ella fue la diosa del amor, d e la felicidad y d e la danza. La
miraron com o estrella em inente entre los dioses y las diosas. L a traducción exacta
de su nom bre significa "La C asa d e H oras". Como diosa universal d e Egipto tenía
características m uy especiales. Sim ilar a Isis ella fue tam bién la diosa del cielo,
que actuó com o los ojos del dios del sol y ten ía la capacidad d e v er y destruir
enemigos. En Sinaí ella fiie la diosa d e las "Tierras Lejanas", y en la necrópolis de
Tebas ella fue la d io sa de los muertos. E n D endera ella fue la esposa d e H orus. Los
relieves d e ella en D endera son considerados los m ejor preservados ahora. Hathor
aparece aquí en una d e las form as m ás usuales encontradas en las pinturas y
relieves del antiguo Egipto, en donde está coronada con e l distintivo disco solar
que incluye los cuernos de la vaca. Una diadem a rodea la frente d e esta divinidad
cuyo cabello trenzado es sostenido por u n a cinta roja; acaudalados uraei cuelgan
de sus oídos, y su collar adornado con esm alte tiene u n contrapeso q u e cuelga
debajo d e su cuello; en este ornam ento que term ina en el florecim iento de una flor
está inscrito en el relieve original el nom bre del faraón Usirei seguido por el título
"Amado de Hathor". Ella sostiene u n m enât collar en su m ano derecha y tintinea
sus Cuentas. C om o diosa protectora d e la danza y d e la m úsica, H athor se
representa a m enudo bien con un sistrum o m enât en sus manos. A quí ella viste
ropa entallada. A lgunas veces ella es representada com o vaca, tal y com o aparece
en la capilla de la diosa v aca d e D eir cl-B ahari que ahora está en el M useo Egipcio
en El Cairo.

H o ru s
H oras fue uno d e los dioses m ás poderosos e importantes del antiguo Egipto, fue
un miembro del Gran Ennead d e Heliópolis. Apareció de muchas formas, entre
ellas Ra-Herakhty, H oras el mayor, Horus el m ás joven y H oras el niño. Horus el
m ayor fue hijo de G eb el dios de la tierra y N u t la diosa del cielo, m ientras que
Horus el joven fue hijo de Isis y de Osiris. Ra-Herakhty fue la asociación de Horus y
Ra representando el sol tempranero de la mañana. Horus fue representado en
numerosas formas tales com o u n halcón con alas, un disco solar con alas, un hombre
con cabeza de halcón. "Horus el gran dios, señor del cielo, hijo de Ra, él que lleva
los cielos...". En el Reino A ntiguo Horus fue visto com o "señor de la salida del sol",
por lo tanto "Horas en el horizonte." La leyenda de Horus dice que los seguidores
de Horus celebraban su victoria sobre Seth en Edfu. En este acontecimiento el Ra
pidió que el disco con alas, la form a que Horus había asumido cuando luchó como
Ra-Herakhty, debía guardarse sobre puertas com o símbolo que el dios protegió a
todos que los que se incorporaron. A través de la historia del antiguo Egipto el
centro principal del culto de H oras fue Edito. El templo de Edfu construido por
Ptolem y III es uno de los mejores templos preservados del antiguo Egipto. Una
estatua gris de granito del halcón Horas en la entrada es una de las más magistrales
representaciones d e Horus. Uno d e los papeles m ás im portante de Horus fue el de
protector d e los reyes. Es la asociación del rey con Horus que dio al rey su divinidad.
Se convirtió en una tradición escribir el nombre del rey en un serekh debajo de la
firm a de Horas. El rey fue Horus mientras vivió y cuando se murió Ilegó a ser Osiris,
y el nuevo rey después tomó la forma d e Horas.

Khnum
Khnum fue respetado como el dios de la creación y guardián de las
fuentes del Nilo en la isla colosal de Elefantina. Las tierras más allá de la
Primera Catarata eran desconocidas en ese entonces, y la Primera Catarata
fue vista como la fuente del Nilo. Khnum fue en general considerado
como el Señor del agua, incluyendo el Nilo y sus inundaciones. Según la
Estela del Hambre en Aswan Khnum intervino en nombre del Rey Djoser
cuando la inundación fue baja por varios años en la sucesión. Un templo
dedicado a Khnum fue construido en la isla colosal de Elefantina.
Khnum es representado como un hombre sentado delante de una tabla,
con la cabeza de un carnero y dos cuernos torcidos. Representaciones bien
preservadas de él se pueden ver en Deir-el-Bahari y en los templos de
Luxor y de Esna.

62
Khonsu
Khonsu "El Viajero" es el dios de la luna y fue representado como un
hombre con cabeza de halcón portando el disco de la luna creciente en su
cabeza. Junto con su padre el dios Amun y su madre la diosa Mut
formaron la triada tebana. Su papel fue principalmente ayudar en la
expulsión de demonios y otros espíritus malos. Grabado en una estela en
el templo de Khonsu en Kamak está una anéctoda de cómo él curó
milagrosamente a una princesa extranjera.

Imhotep
El canciller del rey del Bajo Egipto, el primero después del rey en el
Alto Egipto, el encargado del gran palacio, el príncipe, el máximo
sacerdote de Heliópolis, Imhotep, el maestro constructor,........" esta es la
descripción de Imhotep en la base de la estatua de Djoser. Imhotep fue el
arquitecto del rey Djoser que diseñó y construyó la pirámide escalonada
en Saqqara. Este fue el primer edificio de piedra en el mundo. Desde el
Reino Medio en los documentos legalizados de Imhotep su sabiduría fue
mencionada, fue adorado como hijo de Ptah. Durante el Período Tardío
fue adorado como el dios de la medicina. Capillas fueron construidas para
él en muchos templos incluyendo Píale. Imhotep fue representado como
un hombre sentado.

Isis
A través del mito de Osiris, Isis se convirtió en una de las diosas nacionales
más importantes de Egipto. Ella fue la hermana y esposa de Osiris, y la madre
del joven Horus. Su experiencia dolorosa y la lealtad con la cual ella realizó
sus deberes hacia su marido asesinado y su hijo le dieron el título de la "Gran
Madre". Como una diosa universal ella tenía templos, altares y festivales en
todo Egipto. Sus templos principales estaban en la isla de Filae, Memfís y
Busiris. Entre sus otros epítetos estaba el de "madre de la naturaleza, diosa de
elementos, la gran diosa, reina de los muertos, la primer residente de los
cielos........" Está representada como una mujer con una corona similar a la de
Hathor que consta de un par de cuernos de vaca y el disco del sol rodeado por
la cobra. Ella también fue reconocida como un amuleto conocido como "la
sangre de Isis" que fue hecho de piedras rojas semipreciosas. Cuando estaban
colocados los ataúdes interiores dio a los muertos la energía de la diosa que
había resucitado a su propio marido. El amuleto tenía una forma similar al
signo de la vida, ankh. En el Período Ultimo ella estaba representada
amamantando a Horus. De hecho hay una cierta semejanza entre Isis y criatura
con Madonna y criatura. La fama de Isis duró hasta el quinto siglo después de
J.C. El monumento más importante de Isis es el templo de Filae en la isla
colosal Elefantina construido porNectanebo I y Ptolemy II.

63
M aat
La diosa Maat personifica la idea de la verdad, de lo correcto, del orden,
de la justicia, en pocas palabras, todo el orden arraigado del mundo por su
padre Ra durante la creación del mundo. Porque Matt representa "la
verdad absoluta" ella tiene la más alta posición en el veredicto de la corte
del difunto. Ella es usualmente representada como una pluma que se pesa
contra el corazón del difunto. En otras escenas del juicio la representan
sosteniendo las manos del difunto mientras que él mira pesar su corazón
por Anubis y Ilorus contra una pluma y declara los resultados a Osiris. El
símbolo jeroglífico para Maat es una pluma. La representaron como mujer
vistiendo un vestido entallado y con una pluma en la cabeza.

i.i Ife

Min
Min fiie el dios de la fertilidad y de las cosechas. Fue principalmente
adorado en Achmin y Coptos, estas ciudades fueron los puntos de
comienzo de las rutas al desierto oriental y occidental, Min fue llamado
también el Señor del Desierto.
Min está representado con un pene erecto portando la corona doble del
dios Amun y por lo tanto se une con él como Min-Amun. La palabra
moderna "semen" se deriva de la fertilidad del dios Min.

M ontu
Montu fue el dios principal de Tebas en la Décimo Primera Dinastía,
después fixe substituido por la triada Tebana de Amun y su papel principal
cambió y se convirtió en el gran dios de la guerra. Su centro principal de
culto estaba en Karnak. Montu es representado como un hombre con
cabeza de halcón. En su cabeza porta el disco solar, la corona de doble
pluma y la serpiente (ureaus).

64
Mut fue una diosa tebana, esposa de Amun y madre del dios de la luna
Khonsu. Mut fue considerada la reina de los dioses.
Acompañada de los títulos de "la madre; la dama de la región superior"
Mut fue la compañera fiel de Amun-Ra. Los egipcios le dedicaron a ella el
buitre que aquí porta en su cabeza. Este pájaro simboliza tanto la
feminidad de la mujer como la maternidad. Es representada en su aspecto
más usual como una mujer con alas sentada en un trono y portando la
corona llamada pschent, corona real que une los emblemas de la diosa
todopoderosa, colocada sobre el cuerpo de un buitre. Mut fue el símbolo
de la feminidad y de los principios maternales del universo; madurez
divina; inventora de las ciencias y de las artes de la paz; madurez que trae
victoria; la fuerza que mueve y sostiene la naturaleza y más adelante la
protectora divina de los guerreros, apenas como la griega Atenea, cuyo
culto fue traído de los bancos del Nilo a la costa de Attica.

Neith
La aterrorizante diosa de la guerra, de las armas y exorcista de los
malos espíritus. Como fundadora de la tejeduría tenía también algunas
actividades pacíficas. Ella es una de las cuatro diosas en la cubierta y
altares canópicos, tal como en esa de Tutankhamón en el Museo Egipcio
en El Cairo. Como diosa del Bajo Egipto ella está asociada con Osiris y el
dios del cocodrilo Sobek. Neith fue más famosa en el período Sáitico. Los
griegos la relacionaron con la diosa Atenea. Se representa como una mujer
que usa la corona del Bajo Egipto y que lleva en su mano un arco, dos
flechas y algunas veces un escudo.

Nefthys
En el mito de Osiris, Nefthys era la hermana de Osiris y la esposa de
Seth. Ella era también la madre de Anubis. Los egipcios antiguos creyeron
en la dualidad de las cosas. Por consiguiente Osiris y Seth fíieron
retratados como dicotomía (dualidad), Isis y Nefthys fueron otros dos
lados de dualidad. Isis fue el símbolo de luz y del día y Nefthys fue el
símbolo de la oscuridad y de la noche.
Los Textos de la Pirámide describen eso en la lucha entre Isis y Seth;
Nefthys parece haber apoyado y asistido a Isis en recoger el cuerpo de
Osiris después de que Seth lo dispersó. La admiraron como la protectora
de los órganos de los muertos. Nefthys junto con Isis, Selket y Neith
vigilan la capilla canópica de Tutankhamón en el Museo Egipcio en El
Cairo.

65
N ut
N ut es retratada con una extremidad en las cuatro esquinas del cielo. Ella es la
diosa del cielo que trago la puesta del sol po r la tarde y la manana siguiente le dio
nacimiento otra vez. En la Teologia Heliopolitana ella fue la esposa y hermana del
dios de la tierra Geb, y madre de Osiris, de Isis, d e Nefthys, de Seth y de Horus el
mayor. Sus cinco ninos nacieron en cinco dias. Segun los Textos de la Piràmide Nut
era responsable de la protección de los m uertos y de los dioses que navegaban a
través del dia en su barco solar. La representaron a menudo en compartimientos de
entierio, por ejemplo en las tumbas de Seti I y d e Ram sés III. También la
representaron en el Osirón en Abydos. La representación de la diosa N ut es
semicircular para expresar la idea de la bóveda de los cielos. Su cuerpo està
totalmente cubierto con estrellas, Nut fue de hecho la encamación del ciclo. Dos
barcos cruzan el cielo, lo que es representado por el cuerpo d e la diosa: uno se colocó
en sus pies de subida hacia su cabeza simbolizando asi el nacimiento del sol. El otro
en la parte alla de N ut va hacia abajo indicado la puesta del sol. Con la cabeza del
halcón tranSmontada por el disco y cercada por el uraeus, uno no puede errar en la
identificación del personaje principal sentado en el barco, él es Ra, la encamación
del sol. Maat, su hija Io acompana y puede reconocerse po r la cinta y la pium a de
avestruz que adom an su tocado. El disco del nacimiento del sol està pintado en oro y
la puesta del sol està pintada en rojo. Asi, los dos barcos colocados en el cuerpo de
Nut expresan simbòlicamente el curso mitico diario del sol en la inmensa extensión
de los cielos.

Osiris
Segùn la teologia de Heliópolis, Osiris fue el hijo mayor del dios de la
tierra Geb y de la diosa del cielo Nut. A través del famoso mito
(anteriormente citado el mito de Osiris, Isis y Seth ) Osiris se convirtió en
el dios universal en Egipto y con Isis y Horus fueron admirados corno
familia sagrada. Desde el Reino Nuevo, Osiris file adorado a través de
todo Egipto corno el dios de los muertos. Como Senor para los que
estaban en el oeste, él reinó sobre el otro mundo. Desde la Quinta Dinastia
el rey muerto foe reconocido corno Osiris, mientras que el gobernador
viviente era identificado con su hijo Horus. Después de la
democratización de la creencia religiosa en el primer Periodo Intermedio
cada ser humano cuando moria se identificaba corno Osiris para
permanecer en està forma eternamente. El dios del sol Ra, la contraparte
del gobiemo de Osiris sobre el mundo viviente durante las horas del dia y
Osiris sobre nuestra parte mortai en las horas de la noche. Este ciclo que se
alterna entre el dia y la noche simboliza la muerte en las horas de la noche
y la resuirección a la manana siguiente. El centro principal de culto de
Osiris estaba en Abydos.

Ptah
Ptah es el dios universal de la creación del mundo en la Teologia
Memfita. Fue pensado para ser el dios que creò al hombre, a los animales,
a las plantas, a las tierras y a los mares. La triada Memfita està integrada
por Ptah, su esposa Sekhmet y su hijo Nefertem, y todos ellos se
relacionan con Sokar y Osiris, dioses del otro mundo.
El dios Ptah es representado en la forma de una momia completamente
envuelta en una ropa bianca muy apretada desde el cuello hasta los plantas
de los pies y con aberturas solamente en las manos. Està de pie en una
capilla ricamente adomada; se inclina contra un simbolo particular que era
excepcional para él y expresa sus calidades de estabilidad y de
longevidad. Los egipeios querian ligar la creación de la tierra y del cielo y
demandaron que Ptah fue el primero de sus dinastias, pero la duración de
su reinado fue desconocida. Es a él a quien los faraones le dedicaron su
ciudad reai, Memfis. El magnifico tempio de Ptah en Memfis en donde
ocurrió la investidura de los reyes fue descrito por Herodoto y Strabo. Los
faraones màs famosos lo adomaron con atrios y colosos.

66
Ra
Ra desempeñó un papel importante en la creación del mito de
Heliópolis (citado anteriormente). Kefrén fue el primer rey que adoptó el
título de hijo de Ra y todos sus predecesores siguieron esta tradición. Ra es
el dios del sol que navegó en un barco solar a través del cielo. Temprano
por la mañana fue análogo a un hombre joven energético, dinámico, al
mediodía a un hombre de mediana edad, y por la tarde a un hombre mayor
que no tenía ninguna fuerza. En las 12 horas de la noche el sol navegó a
través del otro mundo de vuelta en espacio y tiempo y fue regenerado o
renovado la mañana siguiente como un hombre joven y energético. Si se
asume que la tierra es plana, este concepto podría ser solamente explicado
si imaginamos al sol navegando hacia atrás tanto en espacio y tiempo a
través de la noche. Por lo tanto, ila puesta del sol en el oeste aparecería a la
mañana siguiente en el este solamente si éste viajó al revés durante la
noche. A través del otro mundo, del reino de los muertos, el sol se renueva
a la mañana siguiente y con éste resucitan los muertos.
La diosa Maat, hija de Ra representa la justicia y la verdad. Ra se
representa como un hombre con cabeza de halcón coronado con el disco
del sol rodeado por una cobra. Como una deidad con cabeza de halcón su
representación es similar a la de Horus, la diferencia es que Horus usa una
corona en su cabeza. Ra sostiene en sus manos el ankh y el cetro. En pocas
representaciones Ra se muestra como un hombre sentado con un
escarabajo colocado en su cabeza. Puesto que el dios del escarabajo
Khepri simbolizó renacimiento esta pintura fue realizada para destacarlo
como dios de la creación y de la resurrección. Por lo tanto, este aspecto era
Ra por la mañana. En la tarde tenía la forma totalmente humana de Atum,
que es una de las más viejas figuras dèi sol.: En la forma de Atum, Ra creó
el mundo del caos. En las últimas horas de la luz del día él ayudó a seres
humanos a luchar con los enemigos de la noche.

Serapis
Serapis representa el mito de la creación del mundo en la era
Ptolemaica desarrollada del mito de Osiris. Los egipcios identificaron a
Serapis como Ra, Osiris y Apis, y los griegos identificaron a Serapis
como Zeus, Askleoios y Dionysos. Sus capillas estaban en Saqqara y
Alejandría. Serapis fue también adorado en Grecia y Roma al principio de
la era cristiana. Está representado como el busto de Zeus.

67
Sekhmet
Sekhmet es la poderosa diosa con cabeza de león de Memfis, esposa de
Ptah y madre de Nefertem, que llevó el mito de la destrucción de la
humanidad. El mito trajo la muerte y devastación al mundo, Sekhmet fue
también la diosa de la salud. Sin embargo su emblema principal era como
la fuerza protectora del país. La guerrera femenina apareció para prevenir
la entrada de los profanos y enemigos de leyes civiles y religiosas, por lo
tanto sus estatuas fueron erigidas en las entradas de los palacios y templos.
Sus estatuas son numerosas, generalmente colosales y casi siempre de
granito, se muestra a la diosa en la forma de una mujer con cabeza de león,
una muestra específica que expresa vigilancia y protección. Su tocado
siempre está transmontado por un disco solar adornado con el uraeus real.
Algunas veces ella está de pie pero usualmente aparece sentada en un
trono llevando los emblemas de la divinidad: la llave de la vida y el
sagrado loto. Una estrecha larga túnica la cubre del pecho hasta abajo,
dejando al descubierto sus brazos; sus muñecas y sus pies se adornan con
anillos de mucho o poco valor.

Seth
Seth file originalmente el Señor del desierto y de las tierras extranjeras. Más adelante
en el mito de Osiris él se convirtió en malvado y asesino. Mató a su hemiano Osiris y en
una lucha con Horus le sacó uno de sus ojos. Por otro lado él protegió al dios del sol
viajando con él y sentándose en la proa del barco durante la noche, atacando a la
malvada serpiente del otro mundo Apofis con una flecha. En esíe contexto su naturaleza
violenta fiie puesta a un propósito noble. El rey de la Segunda Dinastía Peribsen eligió
tener el emblema de Seth en lugar del de Horus. Hay mucha evidencia de intranquilidad
civil en esta era, probablemente entre los seguidores de Seth y Horus. El rey siguiente,
Khasekhemuy tenía los emblemas tanto de Seth corno de Horus coronando su serekh.
Este parece haber sido un período de reconciliación entre las dos fés. Posteriormente el
serekh fue solamente asociado con Horus. Durante el Segundo Período Intermedio Seth
fue adorado por los Hyksos en su capital Avaris. Seth fue adorado en la Décimo Novena
Dinastía y algunos reyes fueron nombrados después de él, uno de ellos fue Seti I. El
Museo Egipcio en El Cairo tiene una hermosa estatua de Ramsés III siendo coronado
por Seth y Horus. La estatua de Seth fue dañada en la antigüedad pero ahora h a sido
restaurada. El daño pudo haber sido intencional. Sin embargo, en el último periodo Seth
fue aterrador y se comparó con el diablo, tenía todos los atributos de la maldad, de aquí
viene el nombre moderno de "Satán". Seth se casó con su hermana NefUiys, Anubis fiie
su hijo. Después de que Seth había matado a su hermano Osiris, Nefthys eligió irse al
lado de su hermana Isis y confortarla. Está representado como hombre con cabeza de
animal. No tenemos ninguna taxonomía exacta del animal, la nariz es similar a la nariz
de un camello, su cola recta y en zigzag al final.

Sobek
El dios Sobek aparece aquí con la cabeza de un cocodrilo, feroz,
impresionante, criatura anfibia que habitó en el Nilo en los tiempos del
antiguo Egipto. Sentado en el trono porta los emblemas sagrados de las
grandes divinidades. El tocado del dios es coronado por dos largas
plumas, un disco rojo y dos cuernos de camero. Los cuernos soportan dos
uraei,, se creía en la mitología egipcia que esta divinidad había quizás
gobernado una vez Egipto. Este animal es el mismo emblema del tiempo.
Así, en el sistema jeroglífico varias partes del cocodrilo expresan
fenómenos celestiales que sirvieron como base para la división del
tiempo. Los ojos del animal significan la salida del sol o de otro cuerpo
divino; el cocodrilo con una postura curvada denota su ajuste; y la cola la
oscuridad o la oscuridad de la noche. Adoraban al dios Sobek en varias
ciudades, particularmente en los templos de Kom Ombo en el Alto Egipto
y de Cocodrilópolis en Fayum.
Thoth
Thoth fue originalmente el dios de la luna, se convirtió en el Señor de la
sabiduría, y fue respetado como el fundador de la escritura. En la corte del
juicio de los muertos declaró los resultados del peso del corazón del difunto a
Osiris. Maat y Thoth juntos fueron asociados con los componentes de la
inteligencia. Thoth fue el dios de la ciencia y de la medicina. Se piensa que
inventó la escriturajeroglífica, la aritmética y la astronomía. El culto de Thoth
proviene de las ciudades de Hermópolis en el centro de Egipto. Esta ciudad
nunca fue un centro político o religioso importante. Desafortunadamente no
hay documentos de Hermópolis, pero podemos extrapolar su dogma de su
influencia en otros centros de culto tales como Heliópolis y los Textos de la
Pirámide. El mito de la creación de Hermópolis es abstracto. Nos habla sobre el
caos que fue transformado en cuatro elementos, además del viejo líder que dio
orden al mundo. Este líder fue Thoth y los cuatro elementos no tenían ningún
carácter distinguible como Ra, Atum y Ptah, como en los otros mitos. Entonces
para cada uno de estos cuatro elementos crearon a una diosa consorte femenina,
dando por resultado un número total de ocho. Nun, Señor del océano primitivo,
y a quien ya habíamos encontrado en el mito de Heliopólitan estaba entre el
grupo. Otros miembros ñieron Heh, el dios del infinito, Kek, el dios de la
oscuridad y Amun, el dios del misterio.

Thw aret
Thwaret, la diosa protectora de las mujeres durante el parto. En el
antiguo Egipto el hipopótamo fue comparado siempre con el mal y la
maldad. Consideraban el matar al hipopótamo como sumisión simbólica
del mal. Thwaret se representa como un hipopótamo de pie en forma
vertical con la cabeza de una mujer, con pechos grandes, con manos
humanas, las patas de león, y tina cola de cocodrilo. La frente se adorna
con el uraeus real, símbolo de una gran poderosa soberana. En la parte
superior un tocado sujetado por una cinta y terminado con una peluca
arreglada en capas y formada de granos y esmalte, coloreada en azul
celestial y blanco. La diosa sostiene el emblema de la vida divina en su
mano. Una túnica de luz, de material transparente imperfectamente cubre
el monstruoso cuadrúpedo cuerpo que solía vivir en los límites más bajos
del Nilo. Tal es la representación de Thwaret, la divinidad que simboliza
el espíritu divino que mira excesivamente a las mujeres embarazadas.
Acompañada por la inscripción, "la que preside el agua pura ella
aparece en los relieves de los templos siendo adorada y recibiendo
ofrendas de las princesas egipcias.

Upuaut
Upuaut como el dios de los muertos se relaciona con Anubis. Su
nombre significa "El Abridor de Caminos". En Abydos lo relacionan con
el culto de Osiris y encabeza el viaje del otro mundo de la barca solar. Es
representado como un chacal.
Mastaba de Ptah-hotep
P tah -h o tep era u n ju e z del tribunal superior, w a zir (m inistro) y am igo cercano del re y Isesi d e la Q u in ta D i­
nastía. (1) D esd e la entrada el cam ino v a derecho a u n pasillo (2) c o n un re liev e m ed io acabado, cuyas condicio­
nes n o s dan cierta id ea de la téc n ica de l artista en realizar este tipo d e trabajo. A llí no s d am o s v u elta a la derecha
en el p a sillo cuadrado apilado (3) c o n cuatro colum nas. E n la esq u in a del sudeste, a la izquierda, u n a p u e rta con­
d u ce a trav és de u n a an tecám ara (4) al com partim iento sacrificatorio d e P tah -h o tep (5). E ste cu arto contiene algu­
n o s de los re liev e s m ás h erm o so s q u e todavía sobreviven d e la Q u in ta D inastía, con los colores b ie n conservados.
E n e l techo están p in tu ra s de tro n co s de palm a, y en la pu erta de en tra d a e scen as de los criad o s q u e llevan ofren­
das de p e sc ad o s y pájaro s. E n las cu atro p ared es están rep resen tad as escenas d e la v id a d iaria de cad a dueño de la
tum ba. E n la p a red d el no rte v em o s (a) Ptah-hotep v e stid o frescam ente p a ra el día, sentado en u n a silla y rodeado
p o r su s perro s favoritos, m ien tras que u n asistente sostiene a u n m ono. A n tes d e él h a y arpistas, cantantes y fun­
c ionarios sentados que aguardan sus órdenes; en la fila d e abajo están los m ú sico s, arp istas y flautistas c o n su di­
re cto r que e sté aplaudiendo el ritm o. E n la p a red d el o este (b) a la d e rech a y a la izquierda h a y p u ertas falsas. E n la
d erecha la fa ch a d a del p a la cio se re p resen ta sin n in g u n a inscripción. E n la izquierda e stán d o s re tra to s de
P tah -h o tep ; en u n o de la m an o de rec h a é l e stá e n u n tem p lo y en la izquierda lo están llevando en u n a litera. E ntre
las d o s p u e rta s falsas e stán los sacerdotes que particip an e n escen as sacrificatorias y e n las g rad as m ás bajas es­
clavos que llevan diversas ofrendas. E n la p a red del su r (c) Ptah -h o tep se ve e n u n a com ida y h a y u n a escen a que
m u estra el sacrificio d e anim ales y a criados co n ofrendas. L os cuadros m ás im portantes, perfecto s y artísticos en
la m astab a e stán en las p a red e s d el este (d ), q u e se d iv id en en dos grandes escenas, cada u n a d e las cu ales se m ues­
tra e n siete filas. Izquierda: P tah -h o tep e n u n viaje d e in sp ecció n al cam po. A rriba: los h o m b res q u e lle v a n el re ­
bañ o está n c o nduciendo an im ales a trav és de u n lago e n el cual los co co d rilo s so n visibles, los trab ajad o res están
arrancando las plantas de p a p iro y las e stán lian d o en gavillas. L a segunda fila representa: m uchachos en el ju eg o .
L a tercera: las escen as d e l viñ ed o , c am pesinos e stán reco lectan d o las u v a s, regando las viñas, presio n an d o las
uv as m aduras y p isa n d o fu e ra el ju g o . L a cuarta: escenas de caza e n el desierto. L a quinta: pescad o s que so n d e s­
trip ad o s y separados. L a sexta: trabajo e n redes. L a séptim a: im p o sto r que lucha entre tres eq uipos del barco. D e­
trás e stá u n barco con el artista m ism o q u e esculpió los relieves: él h a in cluido m uchas cosas de la v id a d iaria del
dueño d e la tum ba.
E n la se g u n d a escena a la derecha, P tah -h o tep está contem plando los p resen tes y los diezm o s d e las aldeas del
n o rte y d el sur. A rriba: u n a fila d e jó v e n e s está tray en d o u n p re so jo v e n antes de su am o. S eg u n d a y T erc era filas:
cazadores q u e ex h ib en sus capturas, un león enjaulado, u n leopardo, gacelas, u n a ja u la d e lieb res y erizos. L a
cuarta: pastores co n sus rebaños. L a q u in ta h a c ia adelante: escenas rurales. E n la sexta, los bu ey es están d esfilan ­
do a n tes d e su dueño; debajo d e esto e stá u n a e x hibición d e aves d e corral.
D e l c om partim iento sacrificatorio u n o d eb e v o lv er al
pasillo co n pilares (3) y de allí al com partim iento sacrifica­
to rio d e P tah-hotep, h ijo d e A khet-hotep (6) q u e tam bién
e stá d ecorado co n escenas de la v id a diaria. E n la p a red del
o este está u n a p u e rta fa lsa con u n a tab le ta sacrificatoria.

Mastaba de la tumba de Ptah-Hotep, final de la Quinta


Dinastía, 2380 a. de J.C., Saqqara.
Î! Un pasatiempo favorito entre los pescadores de las balsas de
papiro fue la pelea simulada.
2. el relieve muestra la típica construcción de bote.
3. Este relieve muestra una típica granja de pájaros. La
avicultura fue común en el antiguo Egipto. Ciertas clases de
aves fueron símbolos de deidades particulares. El ibis, por
ejemplo, fue una representación de Thoth, dios de la sabiduría
y del aprendizaje, como su pico sumergido en agua se asemeja
a una pluma en tinta. El ibis está representado en este relieve en
la izquierda y la fila de abajo en la derecha. En el centro hay
bandadas de gansos y patos.

116
Mastaba de la tumba de Ptah-hotep, final de la Quinta arbusto aún retiene su color verde original. La escena en
Dinastía, 2380 a. de J.C., Saqqara. el registro de la parte superior representa un conejo
1. Un excelente alto relieve aún retiene sus colores salvaje.
originales. El hombre en primer plano está llevando
ofrendas de aves de corral en sus hombros y sosteniendo
una planta de papiro. Con su otra mano guía a una gacela
atada a una cuerda. El hombre en la parte trasera lleva un
ganso y papiro, y guía un becerro con una cuerda.
2. Un excelente alto relieve de una escena de cacería. Un
león ataca a una vaca que se orina de miedo. El registro
de la parte superior muestra una escena de gacelas,
incluyendo un cervatillo amamantando. Los arbustos en
el fondo todavía tienen su color verde original. El registro
inferior representa un pez salado.
3. Una típica escena de cacería, muestra dos perros
atacando gacelas, mientras que otras gacelas ven. El

118
Benderà
E l tem p lo de H a th o r en D e n d era n o s p e rm ite lle g a r a se r conocedores con la p lanificación de u n tem p lo egip­
cio , y casi a se r observadores d e la ad oración de esta diosa. E l p rim e r p la n del edificio fu e h e ch o de acuerdo con
K éops, c o n stru cto r d e la g ran p irám id e d e K éops. E l tem p lo c o ntinuó siendo utilizad o h asta e l final del R eino
A ntiguo, y d esp u és e n el rein o m ed io h a sta la D é cim a S egunda D inastía. E n e l R eino N u e v o T u th m o sis III em ­
p re n d ió su restauración. E n to n c es durante el curso de los siglos cayó en ru in a y tu v o que se r reco n stru id o p o r P to ­
lem y X -A le x an d e r I, cu y o no m b re e ncontram os e n alg u n a d e la serie d e jero g lífic o s q u e c u b ren los
co m partim ientos subterráneos. S us sucesores y los em peradores rom anos ju n to co n T rajan contin u aro n agregán­
d o le decoraciones in terio res e inscripciones. E l ed ificio se p u e d e sin em bargo m ira r com o ejem p lo de u n antiguo
tem p lo egipcio. S u p lan de tie rra coincide ex actam en te c o n el q u e fu e adoptado siem pre e n la é p o ca de los farao­
nes. E n lo q u e co n ciern e al interior, no h a y otro tem p lo e n u n a c o n d ició n m ás p e rfe c ta q u e este. L as p ared es deco­
ra d as c o n oro y los co m partim ientos in tern o s c o n colores gloriosos, las p u ertas d e latón, e l re v estim ie n to d e la
ja m b a de las p u ertas y d e los pe rn o s c o n oro y los sagrados floreros h ech o s d e m etales preciosos y de piedras.
L a co n stru cció n d el tem p lo co m en zó en el santuario, el sanctasanctórum , la b ase in te rio r y el cen tro de la es­
tru ctu ra c o m p le ta (I); d espués los com partim ientos, los pasillo s y los c u arto s adyacentes al santuario fueron
construidos. E n fren te del sactasanctorúm , prim ero do s pasillo s p eq u eñ o s (1 y 2) con los co m partim ientos latera­
les, después u n pasillo espacioso (II) co n u n a azo tea so p o rtad a p o r seis pilares; esta ab ie rta e n tres cuartos en cada
lado, y, en fren te d e todo, el p a sillo extenso techado y soportado p o r colum nas (III) co n 2 4 p ilares, fue erig id o p o r
ú ltim o. U n tram o d e escaleras recto y u n a escalera co n dujeron a la azo tea e n la q u e h a b ía se is cuartos. U n a pared
a lta h e ch a de ladrillos del fango ro d e ab a el tem plo. S u p ropósito era ex clu ir no solam en te a la p o b lació n general
d e p o n e r u n pie e n tie rra sagrada, pero siq u iera de co g er u n a ojead a de esto. E s difícil creer, p e ro es confirm ado
p o r m uchas in scripciones q u e los tem p lo s de E gip to estaban ab ierto s solam ente a u n nú m ero p e q u eñ o de la élite,
y fu ero n absolutam ente im p en etrab les al pueblo. T am b ién se p ru e b a q u e los costes de la co n stru cció n y d e m an te ­
n im ien to hicieron dem andas pesa d as en lo s recu rso s d e la gente. P erm itieron a los plebeyos solam ente m ira r las
g ra n d es pro cesio n es desde la carretera del tem plo c u an d o el dio s e ra llevado al exterior. E n cierto s festiv ales los
a d m itie ro n al patio del tem plo p a ra ofrec e r los reg alo s y los rezos. E l interior d e l santuario se p u d o in co rp o rar so­
lam ente p o r tres n iveles d e sacerdocio, e incluso é sto s fu e ro n pro h ib id o s p a ra p e n etrar m ás a llá de la p u e rta que
con d u jo del gran pasillo (III) al m ás p equeño pasillo con colum nas (II). E ste pasillo fue llam ado “ el pasillo de la

Página anterior:
El salón con techo y pilares
(sala hipóstela) tiene 18
columnas cuyos capiteles con la
cabeza de Hathor están
representados en cada uno de
los cuatro lados. Las cabezas
con caras de mujeres y oídos de
vaca llevan la fachada del
templo. Estas dos formas
representan el sistro, el cual fue
un instrumento musical
relacionado con Hathor, ya que
ella era también responsable de
los festivales musicales y de la
calidad de la música. Este salón
con techo y pilares (sala
hipóstela) fue construido por el
emperador Tiberius 14 - 37 a.
de J.C. y fue llamado
wskht-khnt, que significa el
salón delantero.

Izquierda: Plano del Templo de


Dendera.

150
pre sen c ia d e su m ajestad” . L a e statu a d e H ath o r fue m ostra­
d a solam ente a esta élite. E stab a h e ch a d e o ro sólido y de
p ied ras p reciosas. L a p o c a selecció n reco lectad a durante
g randes festiv ales e n la p u e rta que co n d u cía a l segundo pa ­
sillo, p a ra co g er u n a o jea d a d e la p lan ta del tem plo.
L a p la n ta b a ja d el tem p lo c o n te n ía 27 c u arto s y varios
p asillo s que se p u ed en a rre g lar e n cinco grupos: 1) “E l G ran
P asillo del C ielo” (III), 2 ) E l P equeño P asillo con Pilares
de la p re sen c ia d e la d iosa, dos pasillo s detrás de éste ( I I 2 y
1); 3) el sanctasanctórum (I), 4 ) los 22 com p artim ien to s que
ro d e an éste y su an tecám ara; 5) los escalones que conducen
a la azotea (3 y 4). C a d a u n o de e sto s c u arto s fue ded icad o a
u n u so especial; llev an c ie rta referen cia a los d io ses del
tem plo. L o s calen d ario s inscritos n o s inform an d e to d o s los
festiv ales llevados a cabo y de o tro s ex pedientes n o s dicen
q u e e ran lo s p rín cip es que acab aro n c ad a com partim iento
d el santuario. Incluso los pasillo s m ás oscu ro s e stán cu b ier­
to s de arrib a a abajo c o n los cu ad ro s e in scrip cio n es en alto
reliev e. E sto d em u estra que e l sacerdocio dio el m ism o h o ­
n o r a los pto lo m eo s y a los em peradores ro m an o s al que te­
n ían a n tes u n a vez lo s faraones. S in em bargo, las esculturas
en este y o tro s tem p lo s d el m ism o perío d o n o deb en ser
com parados c o n ésos q u e ad m iram o s dem asiado en las
tu m b as d e l R ein o A ntiguo y en el tem p lo d e A bydos p o r su

Parte Superior del Lado Izquierdo: El Gran Patio de los Cielos, Dendera: E gypt, D e sc rip tiv e, H isto ric a l a n d
P ic tu re sq u e, por Georg Ebers Leipzig, 1879.
Parte Superior del Lado Derecho: Cleopatra desde una perspectiva egipcia: E gypt, D e scrip tive, H isto ric a l a n d
P ic tu re sq u e, por Georg Ebers Leipzig, 1879.
Arriba: Cleopatra de una moneda griega: E gypt, D e scrip tive, H isto ric a l a n d P ic tu re sq u e, por Georg Ebers
Leipzig, 1879.
151
sim p licid ad d e estilo. T o d as las p a red e s del tem p lo e stán cu b iertas con ins­
cripciones. E n tre éstas e stán los ex pedientes d e C leopatra, de C esarion su
h ijo y d e C esar. E l lec to r v e aquí el retrato de e sta m u jer fam o sa seg ú n lo
ren d id o p o r u n escu lto r egipcio; y p u e d e c om pararlo con é se dem ostrado
e n u n a m o n ed a d e p lata griega. E n las pared es ex tern as de los tem plos del
perío d o P tolem aico, com o e n el tem p lo en D endera v em o s leones con sus
an te partes resaltan de la pared, p osiblem ente tratan d e lle v a r a lo lejo s el
exceso d e ag u a d e lluvia. F ueron los m ás ciertam ente p rim ero s inventados
en el B ajo E gipto donde eran frecuentes las torm entas, y después introdu­
c idos e n las p rovincias casi sin llu v ia d el su r, D endera pertenece a las p ro ­
v incias del sur. T am b ién se re fie ren a l signo zo d iacal del leó n co m o el que
tra e el exceso d e a g u a d e lluvia.
1. El dios Bes está representado en la forma de un enano. Fue el dios de la
alegría y de la danza pues los enanos fueron traídos desde África para realizar
danzas para los dioses y reyes. Una cita de la antigua literatura egipcia dice:
“las danzas de los enanos alegran los corazones de los dioses”. Bes fue también
un dios protector para las madres embarazadas a la hora de parir; por lo tanto le
muestran a menudo en casas de nacimiento. Debido a su forma extraña también
lo representaron mucho en textos mágicos. Este dios se originó probablemente
de Punt.
2. Relieve de Cleopatra VII, su hijo Cesarion y Ptolemy XIV antes de la diosa
Hathor (no mostrada). Este es el único relieve conocido de Cleopatra y de
Cesarion en un templo egipcio. Ptolemy está usando la corona pschent, que
consiste en la Corona Blanca hdjt y la Corona Roja dshrt. Su cabeza también
está coronada por una corona con cuernos. Cleopatra sostiene un sistro en la
forma de Hathor y de Amun, está ofreciendo incienso. El propósito de este
relieve en la pared externa del templo fue propaganda política para que el hijo
de Cleopatra fuera el futuro rey. Era una tradición en los templos
Greco-Romanos representar al rey y a la reina del mismo tamaño, mientras que
en antiguos templos egipcios generalmente no se mostraba a la reina en las
paredes externas de los templos, y si ella era mostrada, era casi siempre mucho
más pequeña de tamaño.
3. Tefnut, diosa de la humedad, la hija de Geb y Nut, es un miembro de la Gran
Ennead de Heliópolis. Ella es generalmente representada como mujer con la
cabeza de un león. Aquí su papel es proteger el templo contra la lluvia pesada.
Las grandes tormentas fueron vistas como una de las foranas de Seth, dios del
mal. Tefnut tiene la forma como de un canalón del drenaje para recoger el
exceso del agua de la lluvia del techo. La combinación de las cabezas de los
leones en fuentes de agua ha continuado en Europa hasta tiempos modernos.
4. Los restos del lago sagrado rodeado por una cerca. Una escalera conduce
abajo al agua en cada una de las cuatro esquinas del lago. Aquí en esta
fotografía vemos dos de ellos. Las aguas vinieron del agua subterránea debajo
del lago. El propósito del lago sagrado era perm itir a los sacerdotes purificarse
antes de entrar en el templo. La residencia de los sacerdotes está detrás del lago
sagrado. Sus restos todavía se pueden ver hoy. Las aguas del lago sagrado
simbolizaron a Nun el océano primitivo. En el fondo lejano podemos ver un
lugar pequeño (nicho) donde la estatua de Hathor fue guardada. Los festivales
ocurrieron alrededor del lago, y uno de éstos festivales fue el sagrado
matrimonio entre Horus, dios de Edfu y de Hathor, diosa de Dendera.
5. La Casa Romana del Nacimiento.
6. Un relieve afuera de la casa romana del nacimiento representa al emperador
Trajan (98 - 117 a. de J.C.) ofreciendo un espejo a la diosa Hathor y a
Horus-Behdety, quien era el dios del templo de Edfu. Este ritual significa “dar
vida”, ya que un espejo refleja la luz. Esto también simbolizó el ofrecimiento
del sol y de la luna, porque el disco del espejo tenía la forma del sol y estaba
colocado en una base con una forma creciente. Hathor misma fue conectada
con el culto dado que uno de sus títulos fue npt-nbt, dueña o señora del cielo,
de dónde el sol brilla. Su cabeza está coronada por el disco del sol colocado en
el centro de dos cuernos. La primera aparición de este ritual fue en el Período
Tardío.
7. Este registro está también en la pared externa de la casa romana del
nacimiento. El emperador Trajan está haciendo una ofrenda a Hathor, quien
está amamantando a su hijo Hr-Ihy. Trajan usa la dshret. Corona Roja del Bajo
Egipto, y le está ofreciendo un poco de paño. Detrás de Hathor está parada otra
imagen de su hijo Hr-Ihy, que significa el músico; el está representado con un
dedo en su boca para indicar niñez. Este niño dios desempeñó un papel
importante en el concepto del nacimiento divino, pues él conectó la idea de
divinidad con el nacimiento del rey, que fue también un acontecimiento divino.
8. Los restos de una iglesia cóptica del siglo V construida de ladrillos de fango.
Se encuentra al lado de la casa romana del nacimiento. Un buitre está tallado en
el centro de la capilla, el nicho tiene adornos florales con la cruz en el centro.
Al lado de la cruz están las letras griegas alfa y omega y el símbolo de omega
de la creación y resurrección.
La Tumba de Seti I. (1291 - 1278 a. de
J.C.) KV 17
L a tu m b a d e S eti I fue descubierta p o r B elzoni e n 1817. A p a rtir de
la época de su term in ac ió n la tu m b a perm aneció in ta c ta p o r 3000 años
esperando se r a rruinada p o r B elzoni. E s desg arrad o r v e r su estado hoy
y le e r la descripción de B elzoni “ ... con re liev e s p intados tan herm osos
y frescos com o e n el d ía e n que fu ero n term inados...” . S egún lo an te­
rio rm en te m encionado, B elzoni p rep aró u n m odelo de la tu m b a d e Seti
que fue puesto e n e x hibición en L ondres e n el verano d e 1821. E l m é­
todo q u e B e lz o n i u tilizó p a ra c o p ia r los relieves p in ta d o s sacó los colo­
res originales, y a q u e él presionó papel m o jad o so b re ellos dejándolo
h a sta q u e secó y después tiró de la c o p ia d e las paredes. A d em ás quitó
las piedras de la en tra d a y p o r consiguiente n a d a prev in o a las inunda­
c iones d e e n tra r en la tum ba. E sto es ex actam en te lo qué ocurrió; u n a
a bundancia d e agua d e llu v ia en tró en la tu m b a y dañ ó seriam en te los
p rim ero s com partim ientos. T am bién las ve la s y las a ntorchas d e los v i­
sitantes d el siglo X IX e m itieron hum o n e g ro que obscureció los c o lo ­
re s originales. A dem ás a lgunos relieves fueron m artillados p o r
C ham pollion y R osellin i y otros aventureros e n el Siglo X IX .
L as m ejores fotografías d e la tu m b a fueron tom adas p o r H arry
B u rto n entre los años 1921 y 1928. T o m ó 2 2 2 fotos d e 8 p o r 10 pulga­
das e n p lacas d e cristal. A l to m ar éstas no utilizó n inguna clase d e luz
a rtificial, em pleó la lu z del sol natural dirigida con e l uso de va rio s re ­
flectores. ¡Q ué tare a tan m onum ental!. E stas p lacas d e cristal ahora es­
tán e n el M u seo M etro p o litan a de A rte en la C iu d ad de N ueva Y ork.
L a m o m ia d e Seti I fue e ncontrada e n un lugar esco n d id o e n D eir
el-B ahari e n 1881, es la m ás re alista de todas las m o m ias e n e l M useo
E gipcio.
L a tu m b a d e S eti I está d eco ra d a c o n el A m duat, L etanía de R a, El
L ibro d e las P u ertas y E l L ibro d e la V a ca D ivina. A n tes d e Seti I la
d ecoración fue e n co n trad a solam en te e n el com partim iento d e en tie­
rro, co n el e je y el vestíbulo. Seti I cam bió e sta tradición com pletam en-
... te . su tu m b a fue a dornada d e la e ntrada hacia adelante al
Hora deI Ámduat ^ SCgUnda y Tercera com partim iento de entierro. T o d o s los rey es subsecuentes siguieron el
nuevo esquem a. E l c om partim iento d e entierro de S eti fue la prim e ra
tu m b a q u e se ad o rn ó con u n tec h o astronóm ico que m o strab a algunas
d e las constelaciones y un calendario con 36 grupos d e estrellas en las
cuales el cielo d e la noche fue div id id o p o r los a ntiguos egipcios.
R am sés I, fu n d ad o r d e la D é cim a N o v e n a D inastía, ascendió al
trono co m o u n ho m b re viejo y gobernó p o r solam ente u n año m u rie n ­
do a la edad de 70. S u h ijo Seti h e red ó el trono p a ra co n v ertirse en Seti
I. P oco d espués d e su accesión, m archó su ejército a Siria y reestable-
c ió el g obierno egipcio a u n punto no rte d e l actual L íb an o , e n donde
fue p a rad o p o r los h ititas. T o d av ía su v icto ria lim itada regresó la m a­
yo ría del territorio sirio al dom inio egipcio. D e vuelta e n E gip to lo re ­
cibieron victoriosam ente y los egipcios sin tie ro n que la era
catastrófica de A k h en ató n se había ido para siem pre, y que e l p a ís esta­
b a en su cam ino d e reg reso a asu m ir su papel im perial. M uch o s relie­
ves fu e ro n cinceladas en la p a red ex te rn a del g ran p a sillo con pilares
del tem p lo d e K arnak. A quí, p o r prim era vez, el cam p o de batalla fue
ilustrado c o n centenares d e soldados im plicados en com bate.
P o r to d as p artes e n E gipto Seti I restau ró la adoración de A m un.
C onstruyó e n A bydos un g randioso tem plo dedicado a O siris y a los
Arriba y a la vuelta: El techo astronómico del compartimiento de entierro pintado con estrellas y constelaciones. Éste es
el primer techo en forma de cúpula en el Valle de los Reyes. La tumba entera está tallada en altos relieves y pintada
mientras que el techo está pintado únicamente. Los registros superiores son estrellas decanas y constelaciones. Los
dibujos del otro lado son constelaciones de los hipopótamos y de los cocodrilos que pueden referirse al cielo norte. El
propósito del dibujo es ayudar al Ba del difunto a ascender a los cielos. Nuestros conocimientos hoy no pueden dar una
explicación exacta para éstos tipos de dibujos.
1. Cámara de entierro, vista del espíritus d e los re y es anteriores de E gipto q u e fu e ro n enterrados e n el cem en­
norte, con decoración de la Segunda
terio real. T am bién term inó el g ran pasillo de pilares e n K am ak . E s el pasillo
y Tercera Hora del Amduat.
2. Relieve del sacerdote Iwnmutef. m ás g ran d e q u e ha sobrevivido de la antigüedad, c ubre u n área de aproxim a­
3. La Sexta Hora del Libro de las dam ente 6000 m etro s cu ad rad o s y tie n e 134 pilares.
Puertas, con Seti y Horus delante de Su tem p lo m ortu o rio fue c o nstruido en el lado o ccid en tal d e T eb as al lado
Osiris y Hathor. del V a lle de los R eyes. E n el m ism o V a lle de los R e y es construyó u n a tum ba
4. El principio de la Tercera Hora m ag n ífica q u e se extiende sobre 100 m etro s h a cia el in te rio r de la roca.
del Libro de las Puertas.
5. Detalle de la barca solar del dios
del sol.
6. La Sexta Hora del Libro de las
Puertas.
Izquierda: Pasillo con pilares del Ramesseum.
? f reChaJ. Bust0 k reina Merit-Amun, esposa de Ramsés II, encontrada en el Ramesseum, actualmente está en el
Museo Egipcio del Cairo, Merinet - Amun fue la hija de Ramsés II a quien él casó después de que su reina consorte
había muerto.
Página de enfrente: Ostracón de una caricatura política, un gato agrupando gansos; encontrado en Deir el-Medina
Decima Novena-Vigésima Dinastía, piedra caliza, 10.5 x 12.8 cms. Museo Egipcio del Cairo.
Los antiguos artistas egipcios utilizaron la ostraca (cerám ica rota y hojuelas de piedra caliza) para dibujar
fotografías. En esta ostraca un gato actúa como el ganso, de pie en sus patas traseras guía a un grupo de gansos a lo
lejos. Tem as como este en el que los anim ales actúan fuera los roles de hum anos debieron ser los prim eros y más
seguros caminos para criticar la situación política y el crecim iento de la corrupción al final del Tardío Reino
Nuevo. Ellos m uestran la ausencia de la gente honesta que existía en sus gobiernos, como el rol de anim ales está
puesto al reves con gatos sirviendo a los ratones. Epigram a equivalente podría ser por ejem plo “ Si el mismo guardia
es el je te ¿que pasa? °

La Aldea de Deir el-Medina


L a aldea de D eir el-M ed in a fue co n o cid a en el antiguo E g ip to com o T a S et M a ’a t, “E l L u g ar de la V erdad” .
L a a ld e a cubre u n o s 5100 m etros cuadrados. L as casas fueron construidas de ladrillos de fango y de piedra. L a al­
d e a tem a solam en te u n a entrada. D urante los cin c o sig lo s del R ein o N u e v o éste era ei h o g a r d e escultores, d e al­
e l e s , d e proyectistas, d e carpinteros, d e pintores, d e orfebres y d e arquitectos. É stos fueron los constructores
del V alle d e los R e y es y d e los tem plos m ortuorios. L a a ld e a fue a bandonada d espués del d errum bam iento del
R em o N uevo y lentam ente se fue en terrando deb ajo d e la aren a ha sta q u e fu e descu b ierta 2000 añ o s m ás tarde,
t n el siglo X IX m uchos n ativ o s d e Q u m a h iciero n excavaciones ilegales, y m ile s d e artefactos fueron robados.
S olam ente e n la seg u n d a m ita d del siglo X X el D epartam ento d e A ntigüedades hizo ex ca v ar el sitio. M u ch a os-
tracca fue descu b ierta e n la aldea incluyendo ésos q u e se m o strab an en caricatu ras políticas así co m o las activida-
des diarias d e los artistas, ta l co m o notas d e am or, con trato s d e m atrim onio y q uejas. E sto s hallazg o s so n m u y
precio so s p u e s n o s dan u n en tendim iento h a cia el interior d e las actividades diarias y la corru p ció n ex istente hace
3000 m il años.