Está en la página 1de 5

FINANCIACIÓN DE SERVICIOS NO POS EN EL RÉGIMEN SUBSIDIADO Y

CONTRIBUTIVO

La Nación y las entidades territoriales, a través de las instituciones hospitalarias


públicas o privadas en todos los niveles de atención que tengan contrato de
prestación de servicios con él para este efecto, garantizarán el acceso al
servicio que ellas prestan a quienes no estén amparados por el Sistema
General de Seguridad Social en Salud, hasta cuando éste logre la cobertura
universal, de conformidad con la capacidad de oferta de estas instituciones y
de acuerdo con las normas sobre cuotas de recuperación vigentes, según lo
establecido por el literal p) del artículo 156 de la Ley 100 de 1993 y el articulo
33 del Decreto 806 de 1998.

No obstante lo anterior, debe tenerse en cuenta que de acuerdo con lo definido


por el literal b) del articulo 156 de la Ley 100 de 1993, todos los habitantes en
Colombia deberán estar afiliados al Sistema General de Seguridad Social en
Salud, previo el pago de la cotización reglamentaria o a través del subsidio que
se financiará con recursos fiscales, de solidaridad y los ingresos propios de los
entes territoriales.

La Ley 100 de 1993 en su artículo 157 y el artículo 25 del decreto 806 de 1998,
establece entonces, los tipos de participantes en el Sistema Genera] de
Seguridad Social en Salud, esto es, los afiliados a este, manifestando que a
partir de la sanción de la Ley 100 de 1993, todo colombiano participará en el
servicio esencial de salud que permite el Sistema General de Seguridad Social
en Salud, Unos lo harán en su condición de afiliados al régimen contributivo o
subsidiado y otros lo harán en forma temporal como participantes vinculados
hoy población pobre en lo no cubierto por subsidios a la demanda.

La prestación de los servicios de salud a la población pobre en lo no cubierto


con subsidios a la demanda, o prestación de servicios de salud de oferta, se
refiere, a los servicios que requieran aquellas personas sin capacidad de pago,
pobres y vulnerables, no afiliadas al Régimen Subsidiado (antiguos
participantes vinculados al Sistema General de Seguridad Social en Salud), a
los servicios no cubiertos por el POSS que requieran las personas afiliadas al
Régimen Subsidiado, a los servicios no cubiertos por el POS que requieran las
personas afiliadas al Régimen Contributivo , y a los servicios cubiertos por el
POS sujetos a periodos mínimos de cotización que requieran las personas
afiliadas al Régimen Contributivo antes del cumplimiento de estos periodos de
cotización, siempre que para los eventos enunciados en el Régimen
Contributivo, esta población demuestre la no capacidad de pago para costear
un Plan Adicional de Salud (PAS) que le permita la atención de los servicios no
incluidos en el POS, o costear el valor proporcional del valor total los servicios
que se suministren con anticipación al cumplimiento de las semanas mínimas
de cotización.

Estos servicios, deberán ser suministrados por el ente territorial competente, a


través de la red pública o privada que contrate para el efecto, en los diferentes
niveles de complejidad y especialidad, con cada una de sus acciones,
procedimientos, intervenciones y medicamentos, entre otros servicios, que se
requieran.

La población pobre en lo no cubierto con subsidios a la demanda.

Son pobres y vulnerables no cubiertos con subsidios a la demanda:

1. La población pobre y, vulnerable no afiliada al Régimen Subsidiado


(antiguos participantes vinculados al Sistema General de Seguridad Social en
Salud) de conformidad con lo establecido en el literal (p) del artículo 156 y el
literal (B) del articulo 15 7 de la Ley 100 de 1993, y los artículos 32 y 33 del
Decreto 806 de 1998;

2. La población pobre y vulnerable afiliada al Régimen Subsidiado en los


servicios no incluidos en el POSS de conformidad con lo establecido en el
parágrafo 1" del artículo 162 de la Ley 100 de 1993, el artículo 31 del Decreto
806 de 1998, y el artículo 4° del Acuerdo 72 del CNSSS;

3. La población pobre y vulnerable afiliada al Régimen Contributivo:


- En los servicios no incluidos en el POS de conformidad con lo establecido en
el parágrafo del articulo 28 del Decreto 806 de 1998
- En los servicios que sujetos a períodos mínimos de cotización requieran de su
atención antes del cumplimiento de estos períodos de cotización, de
conformidad con lo establecido en el inciso 2° del parágrafo del artículo 61 del
Decreto 806 de 1998.

Las personas aquí mencionadas, serán atendidas en las instituciones públicas


y privadas que tengan contrato con el estado, esto es, el ente territorial
competente, en los diferentes niveles de complejidad y especialidad, con
cargo a los recursos de oferta que para el evento el ente territorial debe
destinar, y que harán parte integral del contrato de prestación de servicios de
salud que sea firmado por el ente territorial con la institución. Así mismo, estas
personas, pagarán cuota de recuperación por los servicios que les sean
suministrados, de acuerdo con las normas vigentes y a lo establecido en el
contrato que firme el ente territorial competente con el prestador de servicios de
salud.

Los servicios de salud a la población pobre en lo no cubierto con subsidios a la


demanda, son entonces los servicios que requieran aquellas personas sin
capacidad de pago, que no se encuentran afiliadas al Régimen subsidiado, o
que estando afiliadas al Régimen Contributivo o al Régimen Subsidiado del
Sistema General de Seguridad Social en Salud, su plan de beneficios no los
cubra por no contemplarse en alguno de estos o por que aún no cumplen el
mínimo de semanas requerido para su atención, que deberán entonces ser
suministrados por el ente territorial competente, a través de la red pública o
privada que contrate para el efecto ; servicios y atención que, como se observa
no se encuentran limitados por conceptos de servicios, poblaciones especiales,
edades o presupuesto alguno.

Los servicios de salud a la población pobre en lo no cubierto con subsidios a la


demanda, serán cubiertos con LOS RECURSOS DEL SUBSIDIO A LA
OFERTA, DEL FONDO DEPARTAMENTAL, DISTRITAL O MUNICIPAL DE
SALUD, según sea el caso, esto es, con cargo a los recursos de la cuenta o
subcuenta del subsidio a la oferta del respectivo fondo de salud, destinados
para la prestación del servicio de salud a la población pobre en lo no cubierto
con subsidios a la demanda.

Quiero esto decir, que el ente territorial competente de conformidad con lo


dispuesto en los artículos 44,43 y 45 de la Ley 715 de 201 pagará al prestador
de servicios de salud contratado, la atención a la población pobre y vulnerable
en lo no cubierto con subsidios a la demanda, CON LOS RECURSOS DEL
SUBSIDIO A LA OFERTA DEL FONDO DEPARTAMENTAL, DISTRITAL O
MUNICIPAL DE SALUD, según sea el caso, esto es, con cargo a los recursos
de la cuenta o subcuenta del subsidio a la oferta del respectivo fondo de salud,
ya que la población afiliada al régimen subsidiado en salud que requiera de la
atención de estos servicios, se entenderá como pobre y vulnerable en lo no
cubierto con subsidios a la demanda,

De esta manera, los servicios no cubiertos con el subsidio a la demanda no


tienen la obligación de ser suministrados ni entregados por parte del Fondo de
Solidaridad y Garantía y menos por el Ministerio de la Protección Social y
deben ser garantizados por los Departamentos, los Distritos y Municipios
descentralizados a 31 de Julio de 2001, a través de los Fondos
Departamentales, Distritales de Salud o Municipales de Salud, con los recursos
destinados a la prestación del servicio de salud de la población pobre no
cubierta con subsidios a la demanda, acorde con las competencias
establecidas por la Ley 10 de 1990 y la Ley 715 de 2001

Por lo tanto, mal podría señalarse que al Ente Territorial Competente o a la


ARS le asiste el derecho a reclamar al Ministerio de Protección Social a través
del FOSYGA, por los costos que deba asumir para el cumplimiento de servicios
de salud NO POS, toda vez que como ya se manifestó, la atención integral de
la persona en los servicios no cubiertos con el subsidio a la demanda, es del
Departamento, Distrito, y Municipio descentralizado a 31 de Julio de 2001, a
quien le corresponde asumirlos, con las condiciones ya descritas sin acudir en
recobro ante el FOSYGA, cancelando a la red prestadora de servicios de salud
pública o privada que contrate para el suministro de estos servicios, con cargo
a los recursos de la cuenta o subcuenta del subsidio a la oferta del Fondo
Departamental, Distrital o Municipal de Salud.

El ente territorial competente es responsable de la atención de los servicios no


cubiertos con el subsidio a la demanda, que sean requeridos por la población
que resida en su jurisdicción, a través de la red prestadora de servicios de
salud pública o privada contratada, con cargo a los recursos de la cuenta o
subcuenta del subsidio a la oferta del Fondo Territorial de Salud, ya que la
población que requiera de la atención de estos servicios, se entenderá como
pobre y vulnerable en lo no cubierto con subsidios a la demanda, por ende,
estas entidades están obligadas a cancelar a la red prestadora de servicios de
salud pública o privada que contrate, el suministro de estos servicios.
Conforme, a los principios de la administración pública de la moralidad
administrativa, de la transparencia, de la racionalidad del recurso, de la
eficiencia y de acuerdo con el marco de las normas que rigen el estatuto
orgánico de presupuesto, no es posible la financiación de un mismo evento por
dos fuentes provenientes del estado, es decir, la doble financiación con
recursos provenientes del tesoro público.

Por lo que, al exigir a la Nación al pago de estos servicios a través de la cuenta


del FOSYGA, implicaría con las posibles consecuencias de orden
administrativo, disciplinario, fiscal y penal, la violación de los principios
generales que rigen el estatuto orgánico de presupuesto, ya que se
establecería una doble financiación con recursos provenientes del tesoro
público, con recursos de la cuenta o subcuenta del subsidio a la oferta de los
fondos territoriales de salud de los entes territoriales competentes, y con
recursos del Fondo de Solidaridad y Garantía, por un mismo evento, esto es,
por los servicios no cubiertos con los subsidios a la demanda, cuya
competencia se encuentra establecida en los entes territoriales competentes,
en este evento, en el Departamento, Distrito y Municipio descentralizado a 31
de julio de 2001, y cuyos recursos encargados de financiar el valor de éstos,
son reconocidos por el Gobierno Nacional a las entidades territoriales, y
girados a los Fondos de Salud correspondientes, esto es, al Departamento,
Distrito y Municipio descentralizado a 31 de julio de 2001, a sus Fondos
Departamentales, Distritales o Municipales de Salud,

Causando un posible detrimento del patrimonio público de la Nación a través


del FOSYGA, y un posible enriquecimiento sin justa causa de las entidades
responsables y competentes del suministro y financiación de estos servicios,
quienes poseen la obligación y los recursos para la organización y garantía de
estos servicios.

Debiendo aclarar que conformidad lo establecido en la Resolución 3797 de


2004, en los únicos casos en los cuales es posible efectuar recobro ante el
Fosyga, es cuando se trate de medicamentos no pos ordenados por los
Comités Técnico Científicos y Fallos de Tutela en los cuales se haya ordenado
expresamente por el juez de tutela el correspondiente recobro,

Por lo que, la instrucción deberá darse de acuerdo con lo aquí consignado, en


aras de establecer claridad en las competencias de los servicios no cubiertos
con el subsidio a la demanda; entendiendo para estos eventos por ESTADO,
LA ENTIDAD TERRITORIAL COMPETENTE conforme a las competencias
definidas hoy por la Ley 715 de 2001.

Si la Entidad Territorial se niega al reconocimiento de la atención, y al


suministro de los servicios aquí mencionados, los organismos de control esto
es, la Superintendencia Nacional de Salud, la Contraloría General de la
República y de la Procuraduría General de la Nación, adelantarán las
investigaciones" correspondiente a fin de aplicar las sanciones a que haya
lugar.

Sin perjuicio de la responsabilidad fiscal, disciplinaria y penal, la


Superintendencia Nacional de Salud, conforme a lo establecido por el inciso 7°
del articulo 68 de la Ley 715 de 2001, en ejercicio de sus atribuciones y
competencias, y previa solicitud de explicaciones, impondrá a los
representantes legales de los departamentos, distritos y municipios, directores
de salud, jefes de presupuesto, tesoreros y demás funcionarios responsables
de la administración y manejo de los recursos sector salud en las
entidades territoriales, multas hasta de 2.000 salarios mínimos legales
mensuales vigentes a la fecha de la expedición del acto administrativo, a favor
del Fondo de Solidaridad y Garantía, por incumplimiento de las instrucciones y
órdenes impartidas por la Superintendencia, así como por la violación de la
normatividad vidente sobre la prestación del servicio publico de salud y el
Sistema General de Seguridad Social en Salud. El pago de las multas debe
hacerse con recursos de su propio peculio, y en consecuencia no se puede
imputar al presupuesto de la entidad de la cual dependen.

De igual manera, debemos recordarle que según lo dispuesto en el artículo 172


de la Ley 100 de 1993, el competente para definir los contenidos del Plan
Obligatorio de Salud para los afiliados según las normas de los regímenes
contributivo y subsidiado, es el Consejo Nacional de Seguridad Social en Salud
de acuerdo con los criterios establecidos en el capítulo tercero del primer título
del libro II de la citada ley.

División Jurídica Nacional