Está en la página 1de 6

INTRODUCCIÓN

Las mitocondrias son orgánulos que aparecen en prácticamente todas las células eucariotas. Una excepción
son los arqueozoos, eucariotas que no poseen mitocondrias, probablemente porque las perdieron durante la
evolución. Las mitocondrias se reconocieron como una parte elemental de las células a finales del siglo XIX.
Altmann (1890) descubrió unas estructuras celulares que denominó bioblastos, que se podían teñir con
fucsina, y que se observaban en todas las células eucariotas.
En el siguiente trabajo se desarrollará la importancia de las mitocondrias dentro de la célula, y su
comportamiento mitocondrial por medio de un cuadro comparativo, al final hare una breve conclusión sobre el
tema abordado, así como la bibliografía consultada.

DESARROLLO

1. Menciona brevemente cuál es la importancia de las mitocondrias dentro de la célula.

Las Mitocondrias son de gran importancia para la célula; ya que estas son las que producen la energía para la
célula en el proceso de respiración celular. Las mitocondrias pueden aumentar o disminuir su número según
las necesidades de la célula, gracias a su condición de reproducción por fisión o gemación; o disminuir por
autofagia. Estos organelos sintetizan ATP por cuenta de los carburantes metabólicos como la glucosa, ácidos
grasos y aminoácidos. La mitocondria ha sido identificada como un organelo clave en el proceso
fisiopatológico de viarios trastornos clínicos, en especial los involucran procesos metabólicos

Musculo Persona sedentaria y Persona atlética y sana


fumadora
Musculo esquelético La nicotina interfiere con los El contenido mitocondrial del
procesos celulares que ocurren músculo esquelético aumenta como
en las células mesenquimales. Su consecuencia del entrenamiento
efecto reduce la formación de aeróbico. Cuando hace ejercicio, el
osteoblastos y afecta el cuerpo responde a través de
metabolismo óseo. Fumar producir una mayor cantidad de
también tiene un efecto negativo mitocondrias (biogénesis
en la reparación del tejido blando mitocondrial), para mantenerse al
incluyendo daños a la producción día con un mayor requerimiento
del colágeno. energético. Asimismo, el ejercicio
estimula la autofagia, al ayudar a
eliminar las mitocondrias dañadas.
Musculo cardiaco Células incapaces de producir la El ejercicio aeróbico tradicional
energía necesaria para la aumenta las mitocondrias, pero
contracción y relajación del este efecto se magnifica si
miocardio, vinculada con un mal añadimos trabajo de fuerza. Los
funcionamiento mitocondrial. intervalos de alta intensidad (HIIT)
La pérdida de los mecanismos de son también muy efectivos para
control mitocondrial junto con la generar nuevas mitocondrias y
inhibición de la mitofagia optimizar su funcionamiento.
ocasionada por el Al someterse a entrenamientos
envejecimiento, estrés diarios e intensos, los atletas
hemodinámico o diversos desarrollan un mejor metabolismo
inductores externos, conllevan, al de las células musculares, que a su
aumento del estrés oxidativo y a vez son ricas en mitocondrias.
la acumulación de mitocondrias “Los orgánulos celulares (partes de
disfuncionales, las cuales, la célula) son los responsables de
presentan una serie de suministrar la mayor parte de la
anormalidades funcionales y energía; actúan como centrales
estructurales, que disminuyen la energéticas de la célula y sintetizan
eficiencia del proceso de ATP (producen explosiones de
respiración celular y, por ende, la energía) a través de la glucosa,
síntesis de ATP, influyendo así; ácidos grasos y aminoácidos.
en la generación de diferentes La CoQ10 es una molécula
afecciones cardíacas esencial para la salud mitocondrial;
mientras que ácido alfa lipóico es
un antioxidante especialmente
relevante para frenar el deterioro
causado por los radicales libres
resultantes de la producción de
energía.

Células del riñón Las células musculares no El ejercicio origina cambios en la


obtienen suficiente energía a hemodinámica renal causando una
través de la respiración celular disminución en el flujo plasmático
tienen que hacerlo sin oxígeno. renal, como en la filtración
Esta producción “anaeróbica” de glomerular, siendo ésta última de
energía genera ácido láctico mucha menor cuantía. Con todo
como producto de deshecho. esto se origina un aumento de la
Se producen mutaciones, que fracción de filtración, que intenta
afectan la sincronización del preservar la transferencia de
órgano. Como los túbulos renales metabolismo y sustancias a través
proximales, los cuales son muy de los glomérulos renales; los
vulnerables, debido a que tienen parámetros hemodinámicos sufren
una capacidad aerobia limitada y profundas modificaciones debido al
es dependiente de un aumento del gasto cardíaco en
metabolismo aerobio para unas 5-6 veces respecto a su valor
generar ATP basal, en función de un mayor
retorno venoso y del incremento de
la frecuencia cardíaca. Por otra
parte, se produce un gran aumento
del gasto cardíaco que se dirige al
músculo, hasta un 85% más que en
reposo, debido a la vasodilatación
arteriolar que acontece durante el
ejercicio. Estos beneficios se
producen en detrimento de otros
órganos, como el riñón, que ve muy
disminuido el flujo plasmático.
Células del hígado Las mitocondrias pueden sufrir Con el ejercicio físico se incrementa
múltiples alteraciones la respiración y la frecuencia
morfológicas como el aumento o cardiaca, hay más oxígeno
disminución del tamaño, aumento disponible y el metabolismo
del número, aparición de aeróbico comienza a activarse. El
inclusiones intramito condriales y exceso de glucosa en el hígado y la
destrucción. Se presenta una grasa abdominal son sustancias
disminución de tamaño; células que el organismo las oxida durante
con escasa función como en los el ejercicio físico planificado
tejidos atróficos o (herrera).
involucionados; también en El lactato es transportado desde el
algunos tumores malignos poco musculo activo hasta el hígado en
diferenciados, especialmente en el ciclo de Cori y la alanina en el
mama y en hígado ciclo de la alanina. El incrementado
contenido mitocondrial inducido por
entrenamiento no solo lleva a una
disminución de la producción de
lactato, sino que también
incrementa la eliminación de este
metabolito.
Células del páncreas Las mitocondrias pueden sufrir El ejercicio físico ha demostrado
patologías adquiridas debido, a la ampliamente su efecto favorable
exposición a agentes tóxicos sobre el metabolismo de los
como el tabaco; que produce carbohidratos.
afecciones como debilidad El entrenamiento regular de tipo
muscular, inflamación del aeróbico es capaz de inducir
páncreas. además una multitud de
El incremento de Ca+2 conlleva la adaptaciones metabólicas que
despolarización de la membrana facilitan la oxidación de las grasas a
mitocondrial por lo que se nivel mitocondrial
produce un fallo de la bomba de
ATP sintasa lo que altera la
producción de ATP mitocondrial.
Células del sistema nervioso Las neuronas son células que componen los
central particularmente sensibles a la músculos y tienen la habilidad de
disfunción mitocondrial porque, contraerse y relajarse en respuesta
de hecho, la fosforilación a los mensajes de nuestro sistema
oxidativa las provee de ATP y la nervioso central. La cantidad de
mitocondria, al participar en la mitocondrias de cada célula no es
homeostasis celular del Ca2+, fija. Algunas células pueden tener
interviene decisivamente en la 200 mitocondrias, otras 2000. El
modulación de la excitabilidad ejercicio físico regular provoca una
neural y la transmisión sináptica. remodelación de la red mitocondrial
La disfunción de las mitocondrias a través de la fusión y la fisión y la
por estrés oxidativo puede eliminación de las mitocondrias
generar convulsiones epilépticas. dañadas.
El síndrome de Leigh, que no se
manifiesta hasta después del
primer año de vida, cuando se
produce una regresión con
hipotonía y aparecen alteraciones
del sistema nervioso central.
Los metabolitos tóxicos
producidos paralelamente al ATP
pueden generar modificaciones
en el material genético que
desemboquen enfermedades o
disfunciones mitocondriales.

2. Integra una breve conclusión del tema de las células (como mínimo media cuartilla)

Las mitocondrias son esenciales para la vida; estas estructuras contienen energía y su propio ADN;
desempeñan una función importante en la longevidad y en el envejecimiento, no sólo porque constituyen el
lugar más cercano a la acción de los radicales libres, sino también, porque intervienen en la regulación de la
respuesta al estrés y a la apoptosis.
Si consideramos que la vida promedio de una mitocondria es de una semana, y esta se deja de estimular más
de ese tiempo la siguiente replica será de peor calidad y así sucesivamente. Llegará el momento en que
aparecerán enfermedades mitocondriales que afectaran a más de un sistema en nuestro cuerpo; tales como
el corazón, musculo, esquelético, riñón, páncreas, hígado y el sistema nervioso central; que son sistemas que
requieren una cantidad de energía.
En la vida sedentaria o de un fumador, por ejemplo; sus mitocondrias se ven afectadas de manera que sus
mitocondrias pueden sufrir alteraciones morfológicas como el aumento o disminución del tamaño, aumento del
número, aparición de inclusiones intramito condriales y destrucción. Es decir, que mientras las mitocondrias se
mantengan inactivas durante más tiempo puede producir que se deterioren y al hacerlo, además de ser
menos eficientes energéticamente, generarán mayor cantidad de radicales libres y esto puede llegar a
producir diferentes enfermedades.
La pérdida de los mecanismos de control mitocondrial junto con la inhibición de la mitofagia ocasionada por el
envejecimiento, estrés hemodinámico o diversos inductores externos, conllevan, al aumento del estrés
oxidativo y a la acumulación de mitocondrias disfuncionales, las cuales, presentan una serie de anormalidades
funcionales y estructurales, que disminuyen la eficiencia del proceso de respiración celular y, por ende, la
síntesis de ATP. Las mitocondrias pueden sufrir patologías adquiridas debido, a la exposición a agentes
tóxicos como el tabaco; que produce afecciones como debilidad muscular, inflamación del páncreas, entre
otros.
Las mitocondrias son la fuente de energía de las células, y producen alrededor del 90 % de la energía que se
genera en el cuerpo; actúan como moléculas de señalización para la apoptosis, o muerte celular programada--
un proceso importante que asegura la muerte de las células que funcionan mal y afectar diferentes órganos
del cuerpo y convertirse en enfermedades, por lo que, para evitarlo deben ser eliminadas.
En la vida de un atleta sus mitocondrias pueden ser del doble que las de una persona sedentaria; el contar
con mayor volumen de mitocondrias no solo significa tener un mayor consumo de oxígeno, también implica
que se reduce la velocidad de trabajo de cada una de ellas y se optimiza la producción de energía. Esto
supone un ahorro de hidratos de carbono y una menor producción de radicales libres, que son
extremadamente dañinos.
El ejercicio nos otorga una menor reducción en el metabolismo basal, mejor oxidación de las grasas, un
balance energético favorable, gracias a algunas adaptaciones del músculo esquelético, como el aumento de la
cantidad y el tamaño de las mitocondrias, que es muy importante; a mayor tamaño, mayor capacidad de
generar energía.

BIBLIOGRAFÍA

Becerro, M. (2002). MITOCONDRIAS, ENVEJECIMIENTO, MÚSCULO Y EJERCICIO. Archivos de


medicina del deporte revista medica vol IXX num 89, 231-244. Obtenido de
http://archivosdemedicinadeldeporte.com/articulos/upload/Mitocondrias_231_89.pdf
contributors, E. (13 de abril de 2018). Mitocondrias. Obtenido de https://www.ecured.cu/index.php?
title=Mitocondrias&oldid=3106488
Espino de la Fuente Muñoz, C. (s.f.). Mitocondrias: más allá de la producción de energía celular. Obtenido de
http://www.cienciorama.unam.mx/a/pdf/555_cienciorama.pdf
UNADM, U. (21 de febrero de 2018). Biología Celular. Obtenido de
https://csba.unadmexico.mx/contenidos/DCSBA/BLOQUE2/NA/02/BNU/U1/descargable/U1_BNU_21
0218.pdf