Está en la página 1de 10

EL PADRE PAISIOS; SABIDURÍA Y ENSEÑANZAS CON MIRAS

AL JUICIO FINAL

En una remota península, en el Mar Egeo se encuentra la república monástica del monte Athos,
centro espiritual del mundo cristiano ortodoxo. Durante siglos, los monjes han vivido y orado aquí
para la salvación de sus almas y del mundo, es el lugar donde cada devoto cristiano ortodoxo
hombre se esfuerza por hacer la peregrinación al menos una vez en su vida. El padre Paisios
(1924-1994) es considerado por muchos como el mayor asceta del Monte Santo del siglo 20. A lo
largo de su vida, las palabras de este humilde monje griego, que llegó a ser honrado por los
creyentes como un "anciano santo"1, fueron registradas por los miles de personas que viajaron en
busca de su consejo y profecías.

En las siguientes citas, el padre Paisios advierte de los grandes cataclismos que nos esperan en
nuestros tiempos apocalípticos. Su consejo es la preparación espiritual y de cómo lograr que sea
de utilidad para todos aquellos que se esfuerzan por hacer el bien, manteniendo el equilibrio
espiritual en un mundo cada vez más hostil a nuestra salvación. El padre Paisios parece haber
previsto todo: las guerras cada vez más frecuentes y sin sentido y el totalitarismo creciente de
"Schengen Europa" y "Patria secularizada" de E.U.A., la tendencia a la baja de nuestro mundo
moderno y globalizado en libertinaje y locura.

Padre Paisios del monte Athos:

«Si los metropolitanos están en silencio, entonces, ¿quién va a hablar?»

Lo que me inquieta es el estado de ánimo reinante de tranquilidad. Algo está en proceso. Todavía
no hemos entendido bien lo que está pasando ni el hecho de que moriremos. No sé qué saldrá de
esto. La situación es muy complicada. El destino del mundo depende de unas pocas personas, pero
Dios todavía lo está frenando. Tenemos que rezar mucho, y con dolor en el corazón, para que Dios
intervenga: nuestros tiempos son muy difíciles de entender. Una gran cantidad de cenizas,
basuras, y la indiferencia se ha acumulado, y un viento fuerte se necesita para hacerlo estallar
todo. ¡Es aterrador!. ¡La Torre de Babel está sobre nosotros!. La intervención divina se necesita:
grandes trastornos están sucediendo. ¡Qué alboroto! Las mentes de naciones enteras se
encuentran en la confusión. Pero a pesar de la agitación, siento dentro un cierto consuelo, un
determinado nivel de confianza. Dios todavía vive en una parte de los cristianos. El pueblo de Dios,
personas de oración, son fieles todavía, y Dios en su infinita bondad aún nos tolera y pondrá todo
en orden. ¡No tengas miedo! Hemos pasado por muchas tormentas, y todavía no hemos perecido.
Así que ¿debemos tener miedo a la tormenta que se avecina ahora? ¡No, esta vez tampoco! Dios
nos ama. En el hombre hay un poder oculto que sale cuando es necesario. Los años difíciles serán
pocos. Solo muchos truenos. No te enojes en lo más mínimo, porque Dios está por encima de

1
Geronta en griego, starets en ruso
todo. Él gobierna a todos y llevará a todos al banquillo de los acusados para responder por lo que
han hecho, según lo cual cada uno recibirá justicia de parte de Dios. Aquellos que de alguna
manera hayan ayudado a la causa del bien serán recompensados y los que hagan el mal serán
castigados. Dios pondrá a todos en su lugar al final, pero cada uno de nosotros responderá por lo
que hicieron en estos años difíciles, tanto en oración como en hechos. Hoy están tratando de
destruir la fe, y para que el edificio de la fe caiga, silenciosamente sacan una piedra y luego otra.
Pero todos somos responsables de la destrucción; no solo los que destruyen, sino nosotros que
vemos cómo la fe se está socavando y no hacemos ningún esfuerzo por fortalecerla. Como
resultado, los seductores se animan a crearnos dificultades aún mayores, y su rabia contra la
Iglesia y la vida monástica aumenta. La situación actual solo puede resistirse espiritualmente, no
por medios mundanos. La tormenta seguirá rugiendo un poco, arrojará a la orilla todos los restos,
todo lo innecesario, y luego la situación se aclarará. Algunos recibirán su recompensa, mientras
que otros tendrán que pagar sus deudas. Hoy son muchos los que se esfuerzan por corromperlo
todo: la familia, la juventud, la Iglesia. En nuestros días es un verdadero testimonio hablar por el
pueblo, porque el estado está librando una guerra contra la ley divina. Sus leyes están dirigidas
contra la Ley de Dios. Pero somos responsables de no dejar que los enemigos de la Iglesia
corrompan todo. Aunque he escuchado incluso a los sacerdotes decir: «No te involucres en eso.
¡No es asunto tuyo!». Si hubieran alcanzado tal condición de no esforzarse a través de la oración,
les besaría los pies. ¡Pero no!. Son indiferentes porque quieren complacer a todos y vivir
cómodamente. La indiferencia es inaceptable incluso para los laicos, y más aún para el clero. Un
hombre honesto y espiritual no hace nada con indiferencia. «Maldito el que hace la obra del
Señor con engaño», dice el profeta Jeremías (Jer. 48:10). Hoy hay una guerra, una guerra santa.
Debemos estar en primera línea. ¡Hay tantos marxistas, tantos masones, tantos satanistas y otros
tantos! ¡Tantos poseídos, anarquistas y seducidos! Veo lo que nos espera y es doloroso para mí. El
sabor amargo del dolor humano está en mi boca.

~~~~†~~~~

El espíritu de la tibieza reina. ¡No hay hombría en absoluto!. ¡Nos han echado a perder para
siempre!: ¿Cómo Dios nos sigue tolerando?. La generación actual es la generación de la
indiferencia. No hay guerreros. La mayoría son aptos únicamente para los desfiles. La Impiedad y
la blasfemia son permitidas en la televisión. Y la Iglesia guarda silencio y no excomulga a los
blasfemos. Y necesitan ser excomulgados. ¿Qué están esperando? No esperemos a que alguien
más saque la serpiente de su agujero para que podamos vivir en paz. Guardan silencio por
indiferencia. Lo malo es que incluso las personas que tienen algo adentro han comenzado a
enfriarse, diciendo: «¿Realmente puedo hacer algo para cambiar la situación?».

- Tenemos que ser testigos de nuestra fe con valentía, porque si seguimos en silencio vamos a
tener que responder al final.

En estos tiempos difíciles, cada uno debe hacer lo que está en su poder. Y dejar lo que está fuera
de su poder a la voluntad de Dios. De esta manera, nuestra conciencia estará limpia. Si no
resistimos, entonces nuestros antepasados se levantarán de sus tumbas. Ellos sufrieron mucho por
la patria, y lo que nosotros estamos haciendo ... Si los cristianos no empiezan a ser testigo de su fe,
para resistir el mal, entonces los destructores serán cada vez más insolentes. Pero entre los
cristianos de hoy en día no hay guerreros. Si la Iglesia se mantiene en silencio, para evitar
conflictos con el gobierno, si los metropolitanos están en silencio, si los monjes mantienen su paz,
entonces ¿quién va a hablar?

~~~~†~~~~

Dar gracias a Dios por todo. Tratad de ser varoniles. Contrólense un poco. ¿Saben lo que los
cristianos sufren en otros países? ¡Hay dificultades de este tipo en Rusia! Pero aquí prevalece la
indiferencia. No hay suficiente disposición a la bondad, al amor de la devoción.

- Usted cree, que si no empezamos a hacer la guerra contra el mal, para desenmascarar a los que
tientan a los creyentes, entonces el mal se extenderá.

Si echamos a un lado el miedo y luego los fieles se envalentonan un poco, los que hacen la guerra
contra la Iglesia tendrá un momento difícil. En el pasado, nuestro país vivía espiritualmente, así
que Dios lo bendijo, y los santos nos ayudaron de una manera milagrosa. Y salimos victoriosos
contra nuestros enemigos, que siempre nos superaron en número. Hoy seguimos llamándonos
cristianos ortodoxos, pero no vivimos vidas ortodoxas.

~~~~†~~~~

Un clero tibio y adormecido conduce a la gente a dormir, los deja en una condición tal que les
insta a no molestarse. «Mira», dicen. «Por todos los medios no dicen que habrá una guerra, o la
Segunda Venida, que hay que prepararse para la muerte. No debemos hacer que la gente se
alarme». Y otros hablan con una falsa bondad, diciendo: «¡No debemos exponer a los herejes y a
sus delirios, para mostrar nuestro amor por ellos». La gente hoy en día es soluble en agua. No hay
levadura en ellas. Si evito enojarme para proteger mi confort carnal, ¡entonces soy indiferente a la
santidad!. La mansedumbre espiritual es una cosa, y la suavidad y la indiferencia son otras muy
distintas. Algunos dicen: «Yo soy cristiano y por lo tanto tengo que estar alegre y tranquilo». Pero
ellos no son cristianos. Son simplemente indiferentes. Y su alegría es una alegría mundana. Aquel
en quien estas semillas mundanas están presentes no es una persona espiritual. Una persona
espiritual no siente nada más que dolor. En otras palabras, le duele lo que está pasando, siente
dolor por la condición de las personas. Y el consuelo divino es conferido a quien siente dolor.
Nuestro objetivo es vivir una vida ortodoxa, no sólo para hablar o escribir sobre ortodoxia. Si el
predicador no tiene experiencia personal entonces sus sermones no llegarán al corazón, no van a
cambiar a las personas. Pensar como un ortodoxo es fácil, pero vivir una vida ortodoxa requiere
esfuerzo. Hoy Dios tolera lo que está pasando. Lo tolera, para que la gente mala no pueda
justificarse. Dios espera de nosotros, la paciencia, la oración y la lucha.

Si siente ira cuando le ofenden, su ira es inmunda. Pero si alguien se ofende al servicio de la
santidad, significa que el celo de Dios está en él. La indignación puede ser justa cuando está
indignación es por el amor de Dios. Esa es la única clase de indignación justificable en una persona.
Es impropio enojarse en defensa propia. Resistir a los malhechores es otra cosa, sin embargo,
cuando se trata de la defensa de los asuntos espirituales, cuando a nuestra santa fe, la ortodoxia,
se refiere. Entonces, es tu deber. Pensar en los demás, para luchar contra los blasfemos con el fin
de defender al prójimo - es pura, porque se lleva a cabo en el amor

~~~~†~~~~

El mal está dentro de nosotros. No hay amor en nosotros, por lo que no todas las personas se
sienten que son hermanos y son tentados por [el conocimiento de] sus caminos pecaminosos.
Pero no es correcto cuando las fallas morales son conocidos por todos. El mandato de los
evangelios «dilo a la iglesia» (Mateo 18:17) no significa que todo tiene que ser conocido por
todos. Al exponer los defectos morales de nuestro hermano, armamos a los enemigos de la Iglesia,
les damos un pretexto para intensificar la guerra contra ella. Y la fe de los débiles se agita de esta
manera también. Si quieres ayudar a la Iglesia, a continuación, trate de arreglar tus propios
caminos, en lugar del de los demás. Enderézate a ti mismo para resolver una partícula de la Iglesia.
Si todo el mundo hiciera esto, entonces la Iglesia estaría en perfecto orden. Pero la gente de hoy
en día atiende todo bajo el sol, no sólo sus asuntos, porque es más fácil enseñar los de otros,
mientras que enmendar los propios caminos requiere esfuerzo.

~~~~†~~~~

Si exponemos a alguien por amor, con dolor en el corazón, entonces se producirá un cambio en su
corazón si nos entiende o no. Pero si lo hacemos sin amor, con parcialidad, sólo enfureceremos a
la persona que buscamos ayudar. Nuestra hostilidad golpeará contra su egoísmo, produciendo
chispas como pedernal contra el acero. Si toleramos a nuestro hermano por amor, él lo sentirá.
Pero también sentirá nuestra hostilidad, incluso si la guardamos dentro y no la expresamos.
Nuestra hostilidad provocará alarma en él. Siempre debemos preguntarnos: «¿Por qué quiero decir
lo que voy a decir?. Lo que me motiva?. ¿Realmente importa a mi vecino o solo quiero demostrarle
lo maravilloso que soy? ». Si alguien trata supuestamente de resolver los problemas eclesiásticos
fuera de la fe, pero en realidad lo hace pensando en su propio beneficio, entonces ¿cómo puede
una persona ganar la bendición de Dios?

~~~~†~~~~

Palabras dulces y grandes verdades tienen valor cuando son pronunciadas por labios rectos. Pues
ellas echan raíces sólo en las personas de buena voluntad y de conciencia limpia. La verdad,
cuando se usa sin juicio, puede terminar en un crimen. Y el que tiene sinceridad sin razón comete
un doble mal, primero contra sí mismo, y luego contra los demás. Porque no hay empatía en su
sinceridad. Un cristiano no debe ser un fanático, pues tiene amor en su corazón por todos. El que
lanza palabras sin cuidado, incluso aunque sean verdaderas, está haciendo un mal. La veneración
es algo bueno, y la predisposición para el bien también es buena, pero se necesita juicio y
amplitud espiritual para protegerse del fanatismo, ese falso compañero de la reverencia.

~~~~†~~~~

La vigilia y la sobriedad son necesarias. Todo lo que una persona hace, debería ser por el bien de
Dios. Cristo debe estar en el origen de todo movimiento. Mucha atención se requiere, ya que
cuando hacemos algo con el fin de agradar a los demás, no se obtiene ningún beneficio.
Ascendemos a los cielos, no por un esfuerzo terrenal sino por humillarnos espiritualmente. Quién
avanza lentamente va seguro y nunca se cae. La nuestra es una época de sensacionalismo y
algarabía. Pero la vida espiritual no es ruidosa. La iluminación divina es necesaria y cuando no está
allí mora la persona en la oscuridad. Puede actuar con buenas intenciones, pero creará muchos
problemas en su confusión, tanto para la Iglesia como para la sociedad. Hubo un tiempo en que el
Espíritu Santo nos ilumino y nos mostró el camino. Hoy en día no encuentra ninguna razón para
descender a nosotros. Se nos vienen años difíciles por delante. La Torre de Babel del Antiguo
Testamento era un juego de niños comparado con nuestra época. El sello del Anticristo se
convierte en realidad ... Es posible que ustedes vivan durante gran parte del tiempo el cual se
describe en el Libro de las Revelaciones. Mucho está saliendo a la superficie, poco a poco. La
situación es espantosa. La locura ha ido más allá de todos los límites. La apostasía está sobre
nosotros, y ahora lo único que queda es que venga el «hijo de perdición» (2 Tes. 2: 3). El mundo se
ha convertido en un manicomio. Reinará una gran confusión, en la que cada gobierno comenzará a
hacer lo que se le ocurra. Veremos cómo sucederán los eventos más inverosímiles, más locos. Lo
único bueno es que estos eventos sucederán en una sucesión muy rápida. Ecumenismo, mercados
comunes, un gobierno mundial, una sola religión hecha a medida: tal es el plan de estos demonios.

~~~~†~~~~

Los sionistas ya están preparando su mesías. Para ellos el falso mesías será rey, gobernará aquí, en
la tierra. Surgirá una gran discordia. En esta discordia, todos clamarán por un rey que los salve. En
ese momento ofrecerán a su hombre, quien dirá: «Soy el Imam, soy el quinto Buda, soy el Cristo
que los cristianos esperan. Soy a quien los testigos de Jehová han estado esperando. Soy el mesías
judío».

~~~~†~~~~

Los tiempos difíciles están por venir. Grandes pruebas nos esperan. Los cristianos sufrirán grandes
persecuciones. Mientras tanto, es obvio que la gente no entiende que estamos al borde de los
últimos tiempos, que el sello del Anticristo se está convirtiendo en una realidad. Vivimos como si
no pasará nada. Es por eso que la Sagrada Escritura dice que aun los escogidos serán engañados.

Los sionistas quieren gobernar la tierra. Para lograr sus fines usan la magia negra y el satanismo.
Ellos consideran el culto a Satanás como un medio para obtener la fuerza necesaria para llevar a
cabo sus planes. Ellos quieren gobernar la tierra con poder satánico.
Dios no es algo que ellos tengan en cuenta. Una señal de que el cumplimiento de la profecía está
cerca será la destrucción de la mezquita de Omar en Jerusalén. La van a destruir con el fin de
restaurar el Templo de Salomón, que solía estar en dicho lugar.

Al final, los judíos declararán que el mesías es el anticristo por el cual dicho templo fue
reconstruido. Los rabinos saben que el verdadero Mesías ya ha venido y que lo crucificaron. Ellos
lo saben, y sin embargo, ellos están cegados por el egoísmo y el fanatismo.

Hace dos mil años que fue escrito en el Libro de las Revelaciones que la gente estará marcado con
el número '666'. Como dice la Sagrada Escritura, los antiguos hebreos establecieron un impuesto
sobre los pueblos conquistados en sucesivas guerras. El impuesto anual fue igual a 666 talentos de
oro. (3 Reyes 10:14, 2 Crónicas 9:13.) Hoy en día, con el fin de someter a todo el mundo, se va a
introducir de nuevo el número de la vieja identificación fiscal vinculada a su pasado glorioso. Es
decir, '666 'es el número de las riquezas. Todo va según lo previsto. Ellos pusieron el número hace
mucho tiempo en las tarjetas de crédito. Como resultado, el que no está marcado con el número
'666 'no podrán comprar, vender, obtener un préstamo o buscar trabajo.

~~~~†~~~~

La Providencia nos dice que el Anticristo quiere subyugar el mundo a través de este sistema. Será
impuesta sobre la gente con la ayuda de los mecanismos que controlan la economía mundial,
porque sólo los que reciben dicha marca, una imagen con el número '666 ', será capaces de
participar en la vida económica. La marca será una imagen que primero se colocará en todos los
productos, y luego la gente se verá obligada a llevarla en la mano o en la frente. Poco a poco,
después de la introducción de las tarjetas de identidad con tres seis, después de la creación de un
expediente personal, van a usar la astucia para introducir la marca. En Bruselas, un palacio entero
con tres seis se ha construido para albergar a un ordenador central. Este equipo puede realizar un
seguimiento de miles de millones de personas. Los ortodoxos se resisten a esto porque no
queremos al Anticristo y no queremos tampoco una dictadura. «Lo más que podemos sufrir es el
martirio». Habrá tres años y medio muy duros. Los que no están de acuerdo con el sistema vivirán
momentos difíciles. Siempre tratarán de encarcelarlos, utilizando cualquier pretexto que puedan
encontrar. No van a torturar a nadie, pero sin la marca será simplemente imposible para una
persona sobrevivir. «Estás sufriendo sin la marca», dirán. «Y si la aceptarás no tendrías ninguna
dificultad». Por esta razón, al aprender a vivir una vida simple, moderada aquí y ahora, vas a ser
capaz de sobrevivir a través de dichos años. Al obtener un poco de tierra, plantando un poco de
trigo y luego patatas, plantando algunos árboles de olivo, y criando animales de varias especies,
una cabra o pollos, el cristiano será capaz de alimentar a su familia. El almacenamiento es de poca
utilidad: Los alimentos no se mantienen por mucho tiempo antes de que echen a perder. Pero
estas opresiones no va a durar por mucho tiempo: tres años y medio. Por el bien de los elegidos
los días se acelerarán. Dios no va a dejar a las personas sin ayuda. Mañana vendrán los truenos y
con ellos la breve dictadura del Anticristo-satán. Entonces Cristo va a intervenir, le dará a todo el
sistema anticristiano una buena sacudida. Él va a pisotear el mal y convertirlo todo al bien en el
final. - ¿Y si alguien recibe la marca sin saberlo?. Sería mejor decir «lo hice sin pensar». ¿Cómo se
puede ser ignorante, cuando todo está claro como el cristal?. Y si una persona no sabe, entonces
debe interesarse e investigar. Cuando se acepta la marca, aun sin saberlo, una persona pierde la
gracia divina y se entrega a la influencia demoníaca. Cuando un sacerdote sumerge al niño en la
pila bautismal, el bebé recibe el Espíritu Santo sin saberlo, y la Gracia Divina comienza a morar en
él. Algunas personas dicen: «Lo que está destinado por Dios a ser, será. ¿Acaso es algo que nos
incumbe? ». Pueden decir lo que quieran, pero en realidad no es así!. Desafortunadamente,
algunos sacerdotes modernos cambian los pañales a sus rebaños como si fueran bebés para evitar
que se enojen. «Lo que está pasando hoy no es importante», dicen. "No se alarmen. Todo lo que
necesitan es tener fe en sus corazones». O regañan: «No hables de ese tema, de las tarjetas de
identificación o de la marca de la bestia. Simplemente molestarás a la gente». Si en cambio
dijeran: «Intentemos vivir más espiritualmente, estar más cerca de Cristo y no tener miedo de
nada. Verán, lo máximo que podemos sufrir es el martirio», entonces al menos estarían
preparando su rebaño para las tribulaciones venideras. Sabiendo la verdad, una persona
comenzará a reflexionar sobre las cosas y a despertar de su sueño. Lo que está sucediendo
comenzará a causarle dolor. Empezará a rezar y a estar en guardia para no caer en esa trampa.

~~~~†~~~~

¿Qué vemos ahora?, Ya es bastante malo que los astutos «intérpretes de la Escritura» estén
comentando las profecías a su manera. Son los representantes del clero, pero son más cobardes
que los laicos. Y les convendría mostrar un malestar espiritual saludable y ayudar a los cristianos
sembrando una preocupación beneficiosa para que se fortalezcan en su fe y reciban el consuelo
divino. Estoy sorprendido: ¿No les preocupa lo que está sucediendo?. ¿Y por qué no agregan al
menos un signo de interrogación a las interpretaciones que se les ocurren?. ¿Y si ayudan al
Anticristo y a la marca, llevan a otras almas a la perdición?. No, detrás del “sistema de tarjetas de
crédito perfeccionado”, detrás de la “seguridad computarizada” se esconde la dictadura mundial y
el yugo del Anticristo. «Y hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos,
reciban una marca en la mano derecha o en la frente». Y que nadie pudiera comprar ni vender,
excepto el que tuviera la marca, o el nombre de la bestia, o el número en su nombre. «Aquí hay
sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de
hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis». (Apocalipsis 13: 16-18) «Debes estar listo
para la muerte». El mundo ha perdido el control de sí mismo. El honor y la abnegación han
abandonado a la gente. El sabor de la alegría del sacrificio es desconocido para la gente de hoy, y
es por eso que están tan torturados. Porque sólo cuando coparticipas en el dolor de otro ocurren
milagros. Si una persona no cultiva en sí misma el espíritu de auto sacrificio, entonces piensa solo
en sí mismo y no recibe la Gracia Divina. Cuanto más se olvida una persona de sí misma, más Dios
la recuerda. Los que mueren heroicamente no mueren realmente. Y donde no hay heroísmo, no se
puede esperar nada que valga la pena. Nuestro tiempo es como un caldero burbujeante y
humeante. Se necesita temperamento, audacia, coraje. Tenga cuidado de no ser sorprendido, si
algo va a suceder. Empiece a prepararse ahora para que pueda resistir las dificultades. Cristo
mismo nos dice: «Por tanto, estad también vosotros preparados» (Mat. 24:44), ¿no es así?. Hoy,
viviendo en tiempos tan complicados, tenemos que estar no solo listos, sino triplemente
preparados, como mínimo. Es posible que nos encontremos no solo con la muerte súbita, sino con
otros peligros. ¡Así que alejemos el deseo de organizar nuestras vidas cómodamente! Que el amor
al honor y el espíritu de abnegación vivan en nosotros.

~~~~†~~~~

Veo que algo está en proceso, que algo está a la vuelta de la esquina, pero que se pospone
constantemente. Pequeños retrasos todo el tiempo. ¿Quién está creando los retrasos? ¿Dios?
¡Pasa otro mes, luego otro par de meses! Así es como va todo. Pero como sabemos lo que nos
espera, desarrollemos el amor en nosotros mismos, en la medida en que podamos. Eso es lo
principal: que exista verdadero amor fraternal entre nosotros. Bondad, amor, ¡eso es fuerza!
Guarden el secreto lo mejor que puedan y no se entreguen a la franqueza excesiva. Si “él, yo y el
campanero” estamos enterados del secreto, ¿qué saldrá de eso?. La muerte en la batalla aumenta
enormemente la misericordia de Dios, porque una persona que muere la muerte de un valiente se
sacrifica para defender a los demás. Aquellos que entregan su vida por puro amor para defender al
prójimo, están imitando a Cristo. Estas personas son héroes supremos. Atemorizan a nuestros
enemigos. La muerte misma tiembla ante ellos, porque la desprecian por su gran amor, y así
alcanzan la inmortalidad, encontrando la llave de la eternidad bajo la lápida. Entran en la
bienaventuranza eterna sin dificultad. Por eso les digo: cultiven la abnegación, el amor fraternal.
Que cada uno de ustedes alcance una condición espiritual que les permita salir de situaciones
difíciles. Sin una condición espiritual, la persona pierde el valor porque se ama a sí misma. Puede
renunciar a Cristo, traicionarlo. Debes estar listo para la muerte. Creemos que nada es en vano,
que nuestro sacrificio tiene sentido.

~~~~†~~~~

Elimine su "yo" de todo lo que haga. La persona que sale de su "yo" se eleva por encima de la
tierra, se mueve en otra atmósfera. Mientras él que permanece dentro de sí mismo no puede
convertirse en un ser celestial. No hay vida espiritual sin sacrificio. Tratad de recordar, por lo
menos un poco, que la muerte existe. Y ya que vamos a morir de todos modos, no debemos
cuidarnos demasiado. Cuida tu salud, pero no al grado en el que comiences a inclinarte ante su paz
y bienestar. No estoy pidiendo a nadie que se lanzan de cabeza en aventuras peligrosas, pero hay
que tener por lo menos un poco de heroísmo, mi hermano! . Las proezas no se miden por su
grandeza, sino por la audacia, el Corazón, y el abnegamiento. No hay barbarie en la audacia
espiritual. Tales personas no disparan contra el enemigo, pero le obligan a rendirse. Un hombre
amable prefiere morir que matar. La persona armoniosa se prepara para la aceptación de los
poderes divinos. El mezquino, el cobarde y el pequeño de espíritu, por otro lado, usan la insolencia
para ocultar su miedo. Tienen miedo de sí mismos y de los demás y disparan sin parar. El coraje y
la audacia son una cosa; la criminalidad y la malicia son otra muy distinta. Para tener éxito en
cualquier cosa, se necesita una racha salvaje, en el sentido positivo. Quien carece de esta racha
salvaje no puede convertirse ni en héroe ni en santo. El corazón debe volverse incalculable.

~~~~†~~~~
En nuestra época la audacia se ha convertido en una rareza. Agua, no sangre, fluye en las venas de
la gente. Así que si una guerra estallara, Dios no lo quiera, muchos simplemente se moriría del
susto mientras que otros perderían el corazón, porque están acostumbrados a una vida fácil. El
miedo es necesario cuando ayuda a una persona a acercase a Dios. El miedo de la falta de fe, a la
falta de confianza en Dios, en cambio, es ruinoso. Este temor es expulsado por la audacia.
Debemos recordar: Cuando más miedos tiene una persona, más se ve tentado por el enemigo. Si
una persona se niega a tratar de ser valiente y no lucha por el verdadero amor, ante una situación
difícil se convertirá en un hazme reír. El guerrero se alegra en el hecho de que se está muriendo
para que otros no tengan que hacerlo. Si usted se prepara de esta manera, entonces nada va a ser
aterrador. El coraje nace de un enorme amor, bondad y abnegación. Hoy la gente ni siquiera
quiere oír hablar de la muerte. Sin embargo, no se acuerdan que la muerte es vivir fuera de la
realidad. Los que temen a la muerte y aman esta vida de vanidades, se encuentran en un estado
de estancamiento espiritual. Las personas audaces, que siempre mantienen la muerte delante de
ellas y piensan en ello constantemente, por otro lado, conquistan la vanidad y comienzan a vivir en
la eternidad y en la alegría celestial al mismo tiempo aquí en la tierra. Aquel que peleó en la guerra
por la Fe y la Patria no tema, porque Dios es su ayudante!. Dios mismo lo decidirá si ha de morir o
vivir. Uno tiene que confiar en Dios y no en sí mismo. Los rusos tomarán Turquía. Los chinos
cruzarán el Éufrates. La Providencia me dice que sucederán muchos eventos: los rusos tomarán
Turquía y esta desaparecerá del mapa mundial porque un tercio de los turcos se convertirán en
cristianos, otro tercio morirá en la guerra y otro tercio se irá a Mesopotamia. El Medio Oriente se
convertirá en el escenario de una guerra que llevarán a cabo los rusos. Se derramará mucha
sangre. Los chinos, con un ejército de 200 millones, cruzarán el Éufrates y que los llevara hasta
Jerusalén. La señal de que se acerca este evento será la destrucción de la Mezquita de Omar, pues
su destrucción marcará el inicio de las obras de los judíos para reconstruir el Templo de Salomón,
que fue construido en el mismo lugar. Habrá una gran guerra entre rusos y europeos, y se
derramará mucha sangre. Grecia no jugará un papel protagónico en esa guerra, pero le darán
Constantinopla. No porque los rusos adoren a los griegos, sino porque no se encontrará una
solución mejor. La ciudad será entregada al ejército griego incluso antes de que tengan la
oportunidad de llegar allí. Los judíos, en la medida en que tengan un gran poder y la ayuda de los
líderes europeos, se volverán orgullosos e insolentes sin medida y se comportarán sin vergüenza.
Intentarán gobernar Europa. Jugarán todo tipo de trucos, pero las persecuciones resultantes
llevarán a los cristianos a unirse por completo. Sin embargo, no se unirán de la manera deseada
por aquellos que ahora están participando en varias maquinaciones para crear una sola iglesia
unida bajo un solo liderazgo religioso. Los cristianos se unirán porque la situación que se desarrolla
separará naturalmente a las ovejas de las cabras. Entonces se cumplirá la profecía: «un rebaño y
un pastor».

~~~~†~~~~

No cedan al pánico. Los cobardes no son de utilidad para nadie. Dios mira la situación de una
persona y le ayuda. Tenemos que estar tener sangre fría y usar nuestro cerebro. No importa lo que
pase, debemos continuar orando, pensar y actuar. Lo mejor es estar siempre presto a afrontar las
dificultades por medios espirituales. Sin embargo, esa audacia espiritual que nace de la santidad y
del esfuerzo por Dios no se encuentra hoy en día, como es natural, esa es la audacia necesaria
para no convertirse en un cobarde ante el peligro. Con el fin de contener un gran mal, se necesita
una gran santidad. Una persona espiritual puede detener el mal y ayudar a otros. En la vida
espiritual el mayor cobarde puede alcanzar un gran coraje al confiar a sí mismo a Cristo y a su
ayuda divina. Él puede ir al frente de batalla, pelear con el enemigo, y ganar! El temor de Dios hace
que cualquier cobarde sea héroe! Una persona se vuelve audaz en la medida en que se une con
Dios.

Fuente: Christconquers
Traducción: Yerko Isasmendi

Pido disculpas por posibles inexactitudes en la traducción, pues esta ha sido realizada de una
traducción al inglés del ruso, y esta del griego, por ende, el texto que tienen ante ustedes ha sido
traducido tres veces, siendo dable que en dicho proceso algunos conceptos, ideas o palabras hayan
sufrido malas interpretaciones.

También podría gustarte