Está en la página 1de 5

CANGA LAREQUI, Jesús. (1994) El diseño periodístico en la prensa diaria. Normas básicas. Ed.

Casa Bosch,
Barcelona. Capítulo 4

Conceptos Sobre Diseño Periodístico

A
ntes de seguir hablando de diseño periodístico, lo lógico es definir el objeto de este estudio. Sin
embargo, y antes de dar una definición de lo que entiendo por diseño periodístico, será
conveniente que intente organizar de una forma sistematizada los diferentes conceptos que se
asocian con esta disciplina.

4.1. Aclaraciones terminológicas

Cuando se habla de diseño periodístico es frecuente la utilización de algunos términos con los cuales
se quiere identificar un mismo concepto, el de diseño periodístico, aunque no todos ellos, en mi
opinión, definan la misma cosa.
En realidad, esta organización terminológica que aquí se propone se refiere a seis conceptos que a
veces se confunden o utilizan indebidamente y cuya aclaración me permitirá seguidamente definir de
manera inequívoca que entiendo por diseño periodístico.
Estos términos a los que me refiero son: diseño, diagramación, maquetación, confección, paginación,
y compaginación.

1. Diseño

En primer lugar, he de aclarar que, en mi opinión y en contra de lo que defienden algunos


autores, no debe utilizarse nunca el término “diseño gráfico”. En este sentido, estoy de acuerdo con J.M.
Gómez y Méndez cuando afirma que “decir diseño gráfico es repetitivo. Añadir gráfico al vocablo diseño
es reiterar dos veces el mismo significado pues las dos voces se refieren a la delineación o representación
por medio de figuras o dibujos”.
En la definición de diseño en general, estaría de acuerdo con Satué para quien el diseño es:
“un lenguaje de figuras o signos mínimamente convencionales al servicio de una necesidad informativa
intencionada”

Sin embargo, esta definición, demasiado genérica, puede ser aplicada a cualquier proceso de
diseño y no solo al diseño periodístico.
Martín Aguado nos aproxima más al concepto de diseño periodísti co propiamente dicho. Para
este autor, se puede entender por diseño de un periódico, en su concepción global, «la ordenación de todo
el material redaccional que conforma la morfología de un diario, mediante la utilización de determinados
recursos tipográficos y gráficos, y que hacen del periódico un producto moderno, expresivo y visual».

2. Diagramación
El siguiente término que se utiliza para referirse al concepto de diseño periodístico es el de
diagramación. Por diagramación puede entenderse la distribución armónica de todos los elementos que
componen la página de un diario.

Para J. M. Gómez y Méndez, diagramar es «dar forma estética a la información, ilustración y


publicidad antes de pasar al proceso de impresión».
CANGA LAREQUI, Jesús. (1994) El diseño periodístico en la prensa diaria. Normas básicas. Ed. Casa Bosch,
Barcelona. Capítulo 4

Este mismo autor define al diagramador (o diagramadora) como “el (o la) periodista que, a través
de los diagramas, da estructura tipográfica o compugráfica a las páginas de una publicación».
Martin Aguado, por su parte, afirma que diagramar consiste en «definir los elementos
fundamentales de presentación que configuran la personalidad de una publicación. La diagramación es la
ordenación y valoración de todo el material redaccional -textos, ilustraciones y anuncios- que
conforman la estructura de un diario». O también, en «dibujar, en tamaño natural o reducido, el orden de
los elementos de una página, indicando la medida de las columnas, el cuerpo de los titulares y textos, el
tamaño de las ilustraciones, los colores, etc».

3. Maquetación y Confección

Otros dos términos que se asocian al de diseño periodístico son los de “maquetación” y
“confección”. La maquetación también se relaciona con la disposición de cada uno de los artículos y
elementos gráficos en la página. Para algunos autores, la diferencia entre los términos “maquetación” y
“diseño” es puramente semántica. Esta es la opinión de Rehe, que se pregunta “¿Cuál es la diferencia entre
maqueta y diseño? En parte es la naturaleza semántica; Diseño es el bosquejo fundamental, gráfico-
tipográfico del periódico; maqueta se refiere, sobre todo, a la estructuración diaria de las páginas”
es decir, para Rehe el diseño se refiere a la estructura básica de todos los elementos que definen a
un periódico (familias de letras, series, cuerpos a utilizar, uso de antetítulos o sumarios, caja alta o baja
para sus titulares, etc.); en otras palabras, su libro de estilo que resulta básicamente inamovible. Sin
embargo, la maqueta puede variar día a día., dependiendo de las necesidades concretas de esas páginas,
aunque siempre respetando el estilo general: el diseño.
En cuanto al término “confección”, son también muchos los autores y profesionales de los medios
impresos que lo emplean como sinónimo de “diseño periodístico”.
Así, para Mario García la confección se entiende como “La suma de conocimientos tipográficos y
capacidad para hacer que una serie de elementos aparentemente desconectados entre sí, aparezcan
unificados y sean de fácil lectura” Mientras que para Martín Aguado es “El cálculo concreto y distribución
exacta, dentro del periódico, de todas y cada una de las informaciones, con arreglo al plan general de
diagramación”

A pesar de estas y otras opiniones, no puedo mostrarme de acuerdo. En mi opinión, la


confección define un proceso de montaje o ajuste del material gráfico sobre la página de acuerdo a unos
bocetos o instrucciones previamente realizados. Y son estas normas las que constituyen el diseño
propiamente dicho y no la confección como tal, que queda reducida a la tarea puramente material de juntar
sobre una página todos los materiales.

4. Paginación y Compaginación
Es bastante habitual el confundir el término paginación con el de compaginación, principalmente
debido a la incorrecta traducción del vocablo inglés «pagination».
Sin embargo, con el primero de ellos, paginación, estamos definiendo la numeración o foliación de
las páginas de un medio impreso. La paginación incluye también la división ordenada por secciones de las
páginas de un diario, el número total de páginas que va a llevar el diario ese día y el número de páginas que
ha de asignarse a cada sección, dependiendo de la cantidad deinformación que se prevé va a llegar y de la
cantidad de publicidad que vaya a insertarse en cada página. Es un proceso que debe realizarse diariamente
y no tiene una estructura rígida.
CANGA LAREQUI, Jesús. (1994) El diseño periodístico en la prensa diaria. Normas básicas. Ed. Casa Bosch,
Barcelona. Capítulo 4

Por su parte, compaginar «es un verbo activo y existe un significado concreto en imprenta:
“Ajustar” a secas para Casares; la Real Academia amplía diciendo que es “ajustar las plana de un
periódico” y María Moliner precisa que es "Combinar las galeradas para formar las planas de un periódico".
Y es aquí donde radica, en mi opinión, la confusión de identificar el significado de “ compaginación”
con el de “diseño periodístico”. Son numerosos los autores que asocian ambos términos con un mismo
significado.
Así, para Armentía, que cita a De Fusco y Barbieri, el concepto de compaginación se refiere a la
adecuada distribución de los distintos elementos (texto, ilustraciones, recursos tipográficos) que dan
forma a la obra - impresa.
Pérez Escudero, a su vez, la define como “la armonización en una página de todos los elementos que
forman parte de un impreso, y que pueden ser, entre otros, los titulares, las fotografías, el texto, etcétera, o
en un sentido más técnico, la armonización de los grafismos (zonas negras o impresas) y contragrafismos
(zonas blancas o no impresas)”.Y Martín Aguado dice que “es la distribución armónica,- dentro de la página de
un diario, del material redaccional, ilustrativo y publicitario. En este sentido, la estética y la creatividad tienen
una gran importancia en la compaginación, como puede comprobarse en el análisis histórico de la
elaboración de los diarios».
Por su parte, Mario García habla de la compaginación como “el arte de confeccionar una página”. Y
Fioravanti la define como la “sistematización de la ordenación de la página o de las partes de un impreso,
coordinando la situación de los diferentes elementos que la integran: textos, imágenes, titulares, etc.,
según un concepto de composición conocido como "arquitectura grafica”

Rehe la asocia también con la distribución de elementos gráficos sobre las páginas del diario cuando
dice que “tradicionalmente, la compaginación era el resultado de una disposición más o menos
imprevista de los artículos en una página. ¿Las causas? En parte se suponía que con ello resultaba una
apariencia interesante; en parte, procedía del método de compaginación empezando en la cabecera del
molde, que se realizaba por el redactor y el compaginador con el lema "vamos a ver lo que sale"».

Queda claro pues que es frecuente identificar compaginación» única y exclusivamente con la tarea
de diseño, quizá por la concepción que se tenía del término en las redacciones tradicionales. En mi opinión, el
concepto de compaginación abarca algo más que el diseño o diagramación, es decir algo más que la
distribución armónica de todos los elementos que componen la pagina de una publicación impresa. Es
evidente que en la actualidad, y desde la entrada de los ordenadores en el proceso de producción
redaccional de un diario, el término «compaginación» abarca más funciones que las referidas meramente
al diseño. En el proceso tradicional de elaboración de la página de un periódico, después de la diagramación
se procedía a la composición y, por último, al montaje de textos y gráficos. Hoy en día, la gran novedad que
incorporan los sistemas informatizados es que las tres operaciones se llevan a cabo simultáneamente. Es
decir, desde su video terminal el redactor diagrama o diseña; monta todos los elementos sobre la pagina
(confecciona); y, pulsando una tecla, manda a componer, no información a información sino todo el conjunto
gráfico que ha ordenado en su pantalla. Además, hay que hacer notar que con la elaboración completa de
una página sobre un video-terminal dos de las tres funciones, montaje (confección) y composición, invierten
su orden dentro del proceso. Es decir, ahora se «monta» la pagina sobre la pantalla antes de componerla,
mientras que anteriormente se hacía al revés, primero se componía y luego se montaba. Y es todo este
proceso, el conjunto de las tres tareas (diagramación, montaje/confección y composición), el que recite el
nombre de «compaginación» o «compaginación electrónica» en el caso de realizarse todo el proceso sobre
una pantalla de video-terminal.
CANGA LAREQUI, Jesús. (1994) El diseño periodístico en la prensa diaria. Normas básicas. Ed. Casa Bosch,
Barcelona. Capítulo 4

De todo lo expuesto se desprende que los términos «diagramación», «diseño» y «maquetación»


definen un mismo concepto. Por su parte, el término «compaginación» define un concepto más amplio, ya
que incluiría, además de las tareas propias del diseño periodístico, labores de confección y composición.
Lo que ya no puede confundirse con concepto de diseño periodístico son los términos «paginación»
y «confección». En ninguno de estos casos su significado se corresponde con las funciones atribuidas al
diseño periodístico, con lo cual, en mi opinión, su utilización como sinónimo, aunque habitual, no es
correcta.

4.2. Definición de diseño periodístico

Una vez aclarados los diferentes términos que pueden llevar a equívoco, definamos que se entiende
por diseño periodístico.
En mi opinión, se entiende por diseño periodístico «la técnica que permite determinar la situación
de un conjunto de elementos impresos (textos e ilustraciones) y no impresos (blancos) sobre la superficie
de un espacio gráfico (pagina) con el fin de estructurar, jerarquizar y facilitar la legibilidad de las
informaciones periodísticas».
Quiero hacer hincapié en que el diseño periodístico no solo distribuye formalmente las
informaciones sobre una página, sino que sirve para jerarquizarlas, colocarlas por su orden de importancia y
dejar constancia de cuáles son las prioridades de la redacción a la hora de valorar una determinada
noticia. Y esto conlleva otras dos realidades de las que hablaré más adelante: por un lado, que el
diseño es parte intrínseca de la tarea de comunicación; y por otro, que el diseño debe estar en función del
contenido. En este sentido, y como principio, debe aplicarse la norma de que la información, que es el
fin último del periodismo, debe primar sobre la estética.

Y para lograr esa estructura y jerarquización se emplean determinados recursos y elementos de los
que trataré en los siguientes capítulos (fotografías, textos, formatos, etc.).

4.3. Requisitos básicos del diseño periodístico

En este punto convendría establecer claramente cuáles son las diferencias entre diseño
periodístico y fisonomía gráfica.
Por fisonomía gráfica de un diario se entiende: el aspecto externo, meramente formal, que el
periódico da a sus lectores, con independencia de sus contenidos y tendencias ideológicas, y que responde a
unas especificaciones de diseño previamente elaboradas. Por ejemplo, si tiene un formato adecuado, el
número de columnas, si está bien impreso, si las secciones mantienen un cierto orden en el conjunto general
del diario, si utiliza habitualmente las mismas familias y tipos de letras, etc. Si el diseño es una técnica, la
fisonomía grafica es el resultado de la correcta aplicación de esa técnica.
Y para poder aplicar correctamente esa técnica de la que hablamos, todo diseño periodístico debe
cumplir, según Evans, al menos, con los siguientes requisitos básicos:

1. Comunicar clara y económicamente, es decir, con una legibilidad máxima, que sea acorde con el
uso efectivo de un espacio limitado.
2. Comunicar con un sentido de la proporción, guiado periodísticamente por el contexto de las
noticias del día y de la época, guiado gráficamente por un sentido de escala.
3. Comunicar en un estilo reconocible, y con una coherencia que sea útil para su lector (dando por
CANGA LAREQUI, Jesús. (1994) El diseño periodístico en la prensa diaria. Normas básicas. Ed. Casa Bosch,
Barcelona. Capítulo 4

ejemplo un sitio habitual al programa de la televisión, a las cotizaciones bursátiles, etc.).


4. Utilizar medios que sean económicos de tiempo, tanto en las secciones de redacción como en
las tareas de impresión.
5. Utilizar medios que permitan cambios rápidos, en respuesta a noticias también cambiantes.

4.4. Objetivos del diseño periodístico

En realidad, estos cinco puntos de Evans podrán resumirse en dos, que definirán los dos pilares
fundamentales en que se basa el diseño moderno de un periódico: la claridad y la funcionalidad de las formas.
Claridad
Se consigue distribuyendo mejor las informaciones sobre el espacio de la pagina, utilizando
más blancos para diferenciar los diferentes bloques informativos, jerarquizando las noticias, facilitando
la legibilidad, comprimiendo elementos sueltos mediante recuadros para separarlos de otros artículos, etc.
Funcionalidad
Suprimiendo todo lo superfluo, haciendo que cada elemento de la página cumpla una función
determinada dentro del conjunto y logrando una coherencia a lo largo de todo el periódico. Solo se
deben utilizar los elementos esenciales, suprimiendo todo lo innecesario, lo cual permite un ahorro de
tiempo y adaptarse en cada momento a los cambios necesarios de una forma rápida.

Sobre el uso de estos dos aspectos se basan los 4 objetivos que cumple el diseño en un
periódico:
— Hacerlo atractivo e interesante
— Facilitar su lectura y comprensión
— Jerarquizar las informaciones
— Conservar un estilo de continuidad a lo largo del periódico.