Está en la página 1de 6

[2015]

Universidad Tecnológica de Tabasco

División Académica de Tecnología


Ambiental
Guía del profesor de Operaciones
Unitarias.

Universidad Tecnológica de Tabasco


[Septiembre 2015]
UNIDAD II

OPERACIONES UNITARIAS DE TRANSFERENCIA DE CALOR Y MASA

INTRODUCCIÓN

 La adsorción y el intercambio iónico son procesos de separación sólido-líquido con características muy
particulares que los diferencian entre sí. Sin embargo, las técnicas utilizadas en ingeniería química para
la adsorción y el intercambio iónico son tan parecidas que se estudian simultáneamente.
La adsorción es un proceso de separación, en el cual algunos de los componentes presentes en una
mezcla gaseosa o líquida son selectivamente transferidos a la superficie de un sólido, donde los
componentes son mantenidos reversiblemente o irreversiblemente. La sustancia en cuya superficie se
produce la adsorción se llama adsorbente, y la sustancia extraída de la mezcla gaseosa o líquida se
llama adsorbato.

TEMA 5

Adsorción e intercambio iónico

2.5.1 Objetivo de Aprendizaje:

Conocer los procesos de adsorción e intercambio iónico, sus características particulares y la


diferencia entre los mismos.

2.5.2 Criterio de aprendizaje:

Factores y conceptos de la adsorción e intercambio iónico

Adsorción e Intercambio Iónico

El término adsorción parece haber sido introducido por Kaiser en 1881, para connotar la
condensación de gases sobre superficies libres, a diferencia de la absorción gaseosa en donde
las moléculas del gas penetran dentro del sólido. La adsorción (estrictamente, adsorción física) ha sido
definida por la IUPAC como el enriquecimiento o el vaciamiento de uno o más componentes en una
interface. En realidad, en 1909, McBain propuso el término sorción para abarcar tres tipos de
fenómenos: la adsorción sobre las superficies, la absorción dentro del sólido y la condensación capilar
que ocurre en el interior de los poros. Pero, quizás por razones de eufonía, el término nunca fue
utilizado ampliamente y la palabra adsorción es frecuentemente utilizada para denotar indistintamente la
condensación capilar o la adsorción en superficies.

La adsorción es un proceso mediante el cual se extrae materia de una fase y se concentra sobre la
superficie de otra fase (generalmente sólida). El proceso inverso a la adsorción se conoce como
desorción. No debe confundirse con la absorción ya que la característica que las distingue es que en un
proceso de adsorción el fluido no se incorpora al volumen del material, sino que es retenido en su
superficie y en la absorción las moléculas o átomos de una fase penetran casi uniformemente en los de
otra fase constituyéndose una "solución" con esta segunda.

Al medio adsorbente sólido = ADSORBENTE

El contaminante o vapor adsorbido =ADSORBATO

En términos generales consiste en la captación de sustancias solubles presentes en la interfase de


una solución. Esta interfase puede hallarse entre un líquido y un gas, un sólido, o entre dos líquidos
diferentes. A pesar de que la adsorción también tiene lugar en la interfase aire-líquido en el proceso de
flotación.

La interfase del proceso puede ser:

Sólido – gas.
Sólido – líquido.
Líquido – gas.
Líquido – líquido.

Seguidamente con lo anterior, el proceso de adsorción se basa en la retención sobre la superficie


de un sólido de las moléculas en disolución, por acción de fuerzas químicas o físicas. Un parámetro
fundamental es este caso será la superficie específica del sólido, dado que el compuesto soluble a
eliminar se ha de concentrar en la superficie del mismo. Las moléculas absorbidas reciben el nombre de

Página 3 de 6
"adsorbato" y el material que las retiene "adsorbente". Cuando la unión es de tipo químico, el proceso
es irreversible; si es física, es reversible. La adsorción se rige por la “Ley de Freundlich y Langmuir”.

Sobre las bases de las ideas expuestas, se tienen los factores que afectan a la adsorción y las
características principales de dicho proceso:

Factores:

Solubilidad: Menor solubilidad, mejor adsorción.


Estructura molecular: Más ramificada, mejor adsorción.
Peso molecular: Grandes moléculas, mejor adsorción.
Problemas de difusión interna: pueden alterar la norma.
Polaridad: Menor polaridad, mejor adsorción.
Grado de saturación: Insaturados, mejor adsorción.

Podemos diferenciar tres tipos de adsorción, dependiendo de qué tipos de fuerzas existan entre el
soluto y el adsorbente. Estas fuerzas pueden ser de tipo eléctrico, de fuerzas de Van der Waals o de
tipo químico.

2.5.3 Resultado de Aprendizaje

2.5.3.1 Explicar las características de la adsorción e intercambio iónico y las 3 fuerzas que intervienen
en los solutos:

Características principales:

Al aumentar la superficie de adsorbente y la concentración de adsorbato, aumenta la


cantidad adsorbida.
La adsorción es altamente selectiva. La cantidad adsorbida depende en gran medida de la
naturaleza y del tratamiento previo al que se haya sometido a la superficie del adsorbente,
así como de la naturaleza de la sustancia adsorbida.

Página 4 de 6
Es un proceso rápido cuya velocidad aumenta cuando aumenta la temperatura, pero
desciende cuando aumenta la cantidad adsorbida.
Dado que los procesos de adsorción son generalmente exotérmicos, al aumentar la
temperatura disminuye la cantidad adsorbida.

1. Adsorción por intercambio (Eléctrica): El intercambio iónico el ejemplo más representativo para este
tipo de adsorción, es por ello que a menudo, se le llama adsorción por intercambio. En este proceso
el soluto y el adsorbente se atraen por fuerzas electrostáticas, los iones de la sustancia se
concentran en una superficie como resultado de la referida atracción. Dicho de otra manera, los
iones del soluto se concentran en la superficie del sorbente, que se encuentra cargada
eléctricamente con signo contrario a los iones del soluto. Si tenemos dos adsorbatos iónicos iguales
en varios factores, pero uno con mayor carga que otro, el de mayor carga será el que se adsorbido.
Para adsorbatos con igual carga, el tamaño molecular (radio de solvatación) es el que determina
cuál será adsorbido, es decir determina el orden de preferencia para la adsorción.

2. Adsorción por fuerzas de Van der Waals (Física): También llamada adsorción física o fisisorción. En
este tipo de adsorción, la molécula adsorbida no está fija en un lugar específico de la superficie,
sino más bien está libre de trasladarse dentro de la interfase. Esta adsorción, en general,
predomina a temperaturas bajas y un ejemplo de la misma, es el de la mayoría de las sustancias
orgánicas en agua con carbón activado considerándose así de naturaleza física y en el caso del
adsorbato, conserva su naturaleza química.

3. Adsorción (Química): Ocurre cuando hay interacción química entre adsorbato y adsorbente.
También llamada adsorción química, adsorción activa o quimisorción. La fuerza de la interacción
entre adsorbato y adsorbente es fuerte, casi como un enlace químico, debido a que el adsorbato
forma unos enlaces fuertes localizados en los centros activos del adsorbente. Esta adsorción suele
estar favorecida a una temperatura elevada. En este tipo de adsorción, el adsorbato sufre una
transformación, más o menos intensa, de su naturaleza química.

Página 5 de 6
Cabe destacar que la mayoría de los fenómenos de adsorción son combinaciones de estos tres
tipos de adsorción, y muchas veces resulta difícil distinguir la fisisorción de la quimisorción. Un papel
fundamental en el estudio de la adsorción, es la selectividad del proceso, en la cual se toma en cuenta
los siguientes aspectos:

Masa o Volumen Molecular Polaridad


Estéricos Químicos
Forma del soluto Carga Electrostática

En el equilibrio de la adsorción e isotermas de adsorción de una especie química presente en la


solución del suelo (adsorbato) por los constituyentes de la fase sólida del suelo (adsorbente) ocurre
debido a la interacciones entre la superficie activa de las partículas sólidas y el adsorbato.

Página 6 de 6

También podría gustarte