Está en la página 1de 13

dossier

dossier
nº 105 • gener - juny • pàgines 29-41
Juan Carlos Meléndez Moral, Alicia Sales Galán, Teresa Mayordomo Rodríguez

Reserva cognitiva, compensación y


potencial de aprendizaje: relación entre
medidas
Juan Carlos Meléndez Moral
Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, Facultad de Psicologia, Universidad de Valencia
Alicia Sales Galán
Departamento de metodología de las Ciencias del comportamiento, Facultad de Psicologia, Universidad de
Valencia
Teresa Mayordomo Rodríguez
Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, Facultad de Psicologia, Universidad de Valencia

resumen/abstract:
Frente a las pérdidas cognitivas que pueden acompañar al envejecimiento, surgen tres conceptos: la
compensación, la reserva cognitiva y el potencial de aprendizaje, los cuales se presentan como formas
adaptativas de frenar el deterioro. El objetivo de esta investigación es analizar las características de sus
medidas, estudiar la relación entre éstas variables y comprobar la existencia de diferencias en el potencial de
aprendizaje y las estrategias de compensación en función de dos grupos: alta y baja reserva cognitiva. En el
estudio participaron 96 sujetos, con una media de edad de 73,23, los cuales fueron evaluados con una extensa
batería de pruebas neuropsicológicas. Se confirmó la estructura del Memory Compensation Questionnaire
(MCQ), se desarrollo una medida de reserva cognitiva y se estimo el potencial de aprendizaje de los
participantes. Se obtuvieron relaciones significativas y positivas entre las medidas estudiadas, y se hallaron
diferencias entre los grupos de alta y baja reserva. Se concluye que existe relación entre las variables, en
base a las medidas utilizadas y que los sujetos con alta reserva cognitiva aplican estrategias alternativas
y eficaces de compensación que les proporciona un mayor potencial de aprendizaje permitiendo una mayor
capacidad de adaptación.

Facing the cognitive losses that can accompany aging, three concepts emerge: compensation, cognitive
reserve and learning potential which are presented as adaptive forms to halt the deterioration. The objective
of this research is to analyze the characteristics of their measures, study the relationship between these
variables and check for potential differences in learning and compensation strategies based on two
groups: high and low cognitive reserve. The study included 96 subjects with a mean age of 73,23, which
were assessed with an extensive battery of neuropsychological tests. We confirmed the structure of MCQ,
developed a measure of cognitive reserve and was estimated the learning potential of the participants.
We obtained significant and positive relationships between the measures studied, and differences were
found between the groups with high and low reserves. We conclude that there is a relationship between
the variables and that subjects with high cognitive reserve apply alternative strategies and effective of
compensation that provide a greater learning potential permitting greater adaptability.

palabras clave/keywords:
Compensación; reserva cognitiva; potencial de aprendizaje; envejecimiento; adaptación.
Compensation; cognitive reserve; learning potential; aging; adaptation.

nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41 29


dossier RESERVA COGNITIVA, COMPENSACIÓN Y POTENCIAL DE APRENDIZAJE: RELACIÓN ENTRE MEDIDAS

Introducción con deterioro cognitivo leve. Hasta ahora,


los resultados del análisis de estas variables
El envejecimiento va acompañado de dife-
han sido desarrollados desde una perspec-
rentes pérdidas de la capacidad funcional,
tiva de carácter neurológico, pero pocos
física y cognitiva, siendo una etapa del de-
estudios han analizado estos tres términos
sarrollo marcada por importantes cambios
desde el plano psicológico, y a través de as-
de entre los cuales destacan los relaciona-
pectos cognitivo-conductuales.
dos con el funcionamiento cognitivo. De
forma paralela a esta situación de deterioro, Tal y como señalan Dixon y Frias (2004),
y desde la perspectiva de las teorías del ci- el concepto de compensación plantea uno
clo vital según la cual en el envejecimien- de los posibles mecanismos que pueden ex-
to puede existir desarrollo, el sujeto tiene plicar la adaptación cognitiva desarrollada
la capacidad de poner en marcha toda una por los sujetos para mantener su eficacia,
serie de procesos de optimización que tra- convirtiéndose en un intento de maximizar
tan de aminorar las consecuencias de las el rendimiento frente al deterioro cogniti-
pérdidas, pudiéndose producir una demora vo a partir de la aplicación de estrategias
en la aparición de déficits y consiguiendo implícitas o explícitas. Esta forma de adap-
que dicha función se mantenga a partir de tación cognitiva, diferencia entre una pers-
recursos personales que facilitan la adapta- pectiva de carácter neurológico que plan-
ción al entorno. tea un modelo de compensación cerebral,
En relación a las perdidas cognitivas, tres y una perspectiva psicológica en la que la
conceptos presentan cada vez mayor rele- compensación es evaluada a partir de estra-
vancia en la investigación en envejecimien- tegias de tipo comportamental y cognitivo.
to, dado que parecen ofrecer respuesta a es- Las estrategias implícitas, hacen referencia
tas necesidades adaptativas que pretenden a la modificación de estructuras cerebrales
frenar el posible deterioro: la compensa- o redes que se ponen en marcha frente al
ción, la reserva cognitiva y el potencial de daño cerebral; mientras que las explícitas,
aprendizaje. son entendidas como un proceso de reor-
Basándose en la característica de plastici- ganización en el que el deterioro es com-
dad cerebral que mantiene el sistema ner- pensado por medio de la adquisición o la
vioso, y pese a los cambios cerebrales que puesta en marcha de estrategias alternativas
conlleva el aumento de edad, el cerebro de carácter conductual y cognitivo (Díaz-
puede reorganizarse y así permitir, tanto Orueta, Buiza y Yanguas, 2009). Por lo
mantener las funciones cognitivas de la que respecta a las explicitas, los trabajos
persona a través de la reserva cognitiva y desarrollados por Frías, Dixon y Bäckman
la compensación, como el desarrollo de (2003), señalan que cuando hacemos re-
nuevas habilidades a través del potencial de ferencia expresa a la memoria, compensar
aprendizaje. De este modo, el presente tra- implica el uso de estrategias o mecanismos
bajo pretende analizar si existe algún tipo que ayudan a superar o mitigar la disminu-
de relación entre estas variables partiendo ción del funcionamiento de ésta, integrando
de medidas adecuadas para su evaluación los principales componentes que se pueden
dada su repercusión en el ámbito clínico identificar para la reducción de los déficits
para la diferenciación de sujetos sanos y y su compensación en cuatro tipos de ac-

30 nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41


Juan Carlos Meléndez Moral, Alicia Sales Galán, Teresa Mayordomo Rodríguez dossier

tuaciones compensatorias: la remediación náptica (reserva cerebral, Katzman, 1993;


(investigar más tiempo en algo para com- reserva neuronal, Mortimer, Schuman y
pensar), la sustitución (desarrollar o poner French, 1981); y otra definida como acti-
en marcha herramientas latentes que com- va, en la que la conducta actual y previa del
pensen), la acomodación (ajuste de metas y sujeto son determinantes en la capacidad
criterio de forma más consonantes con las de adaptación, y que queda operacionali-
capacidades) y la asimilación (modificar zada mediante una medida que permite la
las demandas o requisitos exigidos por el diferenciación de sujetos con alta y baja
entorno). A partir de éstas, Dixon, Frias y reserva. Este concepto de reserva cognitiva
Bäckman (2001) desarrollan un instrumen- (RC) fundamentado en variables persona-
to para su análisis, el Memory Compensa- les del sujeto, proporciona resultados en
tion Questionnaire (MCQ), cuya estructura relación a las variables que podrían estar
factorial ha sido confirmada en diversas en la base del efecto protector y que facili-
poblaciones (Frias y Dixon, 2005; Melén- tan el uso de la red cerebral de manera más
dez, Mayordomo, Sales, Cantero y Víguer, eficiente. Educación y ocupación, nivel de
2013; Van der Elst, Hoogenhout, Dixon, inteligencia premórbida, o actividades de
De Groot y Jolles, 2011). ocio, físicas, mentales y sociales, han sido
Por otra parte, y a partir de estudios cere- algunas de las variables más empleadas
brales postmortem, se ha podido observar para la operacionalización de la medida de
que, sujetos que estructuralmente deberían RC, siendo el análisis factorial exploratorio
haber desarrollado una demencia, no ma- el procedimiento más empleado para la ob-
nifestaron sus síntomas cognitivo-conduc- tención de una medida combinada a través
tuales, surgiendo la denominada hipótesis de éstas variables (León, García y Roldán-
de la reserva cognitiva (Stern, 2002). Para Tapia, 2011; Meléndez, Mayordomo y Sa-
Stern (2009), el concepto de reserva, impli- les, en prensa; Rami et al., 2011; Solé-Pa-
ca la capacidad de demorar el posible dete- dullés et al., 2009; Stern, 2009; Stern et al.,
rioro cognitivo manteniéndose clínicamen- 2005; Valenzuela y Sachdev, 2006).
te poco afectado a pesar de que los datos Por último, el término potencial de apren-
de neuroimagen o neuropatológicos mues- dizaje hace referencia a la diferencia entre
tren un proceso avanzado de la enferme- el rendimiento o capacidad inicial de un su-
dad (Rami et al., 2011). De este modo, el jeto y la ejecución o nivel de desempeño
sujeto es capaz de soportar mayor cantidad tras una fase de entrenamiento o tras la ob-
de neuropatología antes de llegar al umbral tención de ayudas (Baltes y Willis, 1982).
donde la sintomatología clínica comienza Según autores como Baltes (1987), este tér-
a manifestarse (Stern, 2002, 2003; Manly, mino cercano a conceptos como el de plas-
Schupf, Tang, Weissm y Stern, 2007). ticidad, es entendido como la capacidad
Partiendo de esta hipótesis, se han desarro- o potencial global de aprendizaje que la
llado dos vías paralelas de investigación, persona puede alcanzar, siendo según Löv-
una definida como reserva pasiva, y que dén, Bäckman, Lindenberger, Schaefer y
depende de características constitucionales Schmiedek (2010), un tipo respuesta adap-
del individuo tales como volumen del ce- tativa que se realiza cuando las demandas
rebro, número de neuronas o densidad si- exceden los recursos de los sujetos.

nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41 31


dossier RESERVA COGNITIVA, COMPENSACIÓN Y POTENCIAL DE APRENDIZAJE: RELACIÓN ENTRE MEDIDAS

Para valorar el potencial de aprendizaje, rios de inclusión/exclusión, está compuesta


autores como Baltes (1987), Baltes, Ditt- por un total de 96 sujetos, todos ellos con
man-Kohli y Dixon (1984) o Kliegl, Smith edad superior a 60 años de un Centro de
y Baltes (1989), ponen en marcha el pro- atención a mayores de la ciudad de Valen-
cedimiento testing-the-limits o evaluación cia. La edad media del total de participan-
potencial de aprendizaje, en el cual se toma tes fue de 73,23 (DT=6,98) de los cuales el
una primera medida definida como línea 72,9% eran mujeres. En relación al estado
base de ejecución (prestest), a continuación civil un 53,1% eran casados, un 7,3% de
se aplica un entrenamiento y finalmente solteros y un 39,6% de viudos; la media de
se toma una nueva medida de rendimiento años de estudio fue de 9,14 (DT=5,11); en
(postest), siendo la diferencia entre el pre- relación al trabajo desempeñado en la vida
test y el postest definida como una puntua- activa un 66,7% era manual no cualificado,
ción de ganancia que indicaría el potencial un 15,6% manual cualificado, un 11,5% no
de aprendizaje o nivel de plasticidad cogni- manual cualificado, un 5,2% profesionales
tiva en el desarrollo de la tarea. con titulación y un 1% directivos con o sin
De este modo se propone, en primer lugar titulación. Finalmente la autovaloración de
analizar las características de las medidas su salud fue de 7,07 (DT=2,11) sobre 10.
utilizadas en este trabajo, para ello se es- Como criterios de inclusión se tuvo en
tudiará el MCQ mediante análisis factorial cuenta que los participantes fueran mayo-
confirmatorio, se desarrollara una medida res de 60 años y no existiera deterioro de
de RC a partir del análisis factorial explo- sus actividades de la vida diaria ni sinto-
ratorio y se estimara una puntuación de ga- matología depresiva. En relación a los cri-
nancia o potencial de aprendizaje basada en terios de exclusión, fueron desestimados
el procedimiento testing-the-limits. Poste- aquellos sujetos que presentaran historial
riormente y como segundo objetivo, se pre- de enfermedad neurológica grave, trastorno
tende estudiar la existencia de relaciones psiquiátrico o enfermedad sistémica grave,
entre el tipo de estrategias de compensa- historia de abuso de sustancias o uso cróni-
ción empleadas, el nivel de reserva cogni- co de medicación psicoactiva o hipnótica,
tiva y el potencial de aprendizaje estimado. así como la existencia de deterioro cogniti-
Finalmente y a partir de la diferenciación vo a partir de la aplicación de los criterios
de dos grupos (alta y baja RC), se pretende diagnósticos especificados por Petersen
estudiar si existen diferencias en la puntua- (2004).
ción de ganancia o potencial de aprendizaje
y en las dimensiones de compensación del La obtención de los datos fue de carácter
MCQ. individual, cada sesión tuvo una duración
aproximada de 60 minutos y fueron diri-
Método gidas por dos psicólogas. Las sesiones co-
menzaban con una pequeña introducción
Participantes donde se explicaba el objetivo de la inves-
El diseño de investigación fue correlacional tigación y se obtenía el consentimiento in-
y de encuesta. La muestra, obtenida de for- formado; posteriormente los participantes
ma incidental y una vez aplicados los crite- contestaban el protocolo de pruebas.

32 nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41


Juan Carlos Meléndez Moral, Alicia Sales Galán, Teresa Mayordomo Rodríguez dossier

Instrumentos perceptiva (gnosias), y en la de memoria el


Todos los sujetos realizaron una breve en- recuerdo episódico en la modalidad visual;
trevista estructurada donde se recogieron y la subprueba de vocabulario de la Escala
algunos datos sociodemográficos: edad, de Inteligencia Wechsler para Adultos-III
sexo, estado civil, nivel educativo, tipo de (WAIS-III; Wechsler, 2001) para analizar
profesión y actividades cognitivamente es- el nivel de inteligencia premórbida.
timulantes que realiza y otros datos clínicos Finalmente se aplicó el Memory Compen-
de interés. A continuación, los sujetos se sation Questionnaire (Dixon, Frias y Bäc-
sometieron a la siguiente evaluación neu- kman, 2001) en su adaptación a población
ropsicológica: Mini Examen Cognoscitivo española con adultos mayores (Meléndez
(MEC; Lobo, Saz y Marcos, 2002), diseña- et al., 2013). El cuestionario MCQ se com-
do para estimar cuantitativamente la exis- pone de 33 ítems agrupados en siete es-
tencia y severidad del deterioro cognitivo, calas. De éstas, cinco representan formas
no proporcionando diagnóstico de ninguna principales de conductas compensatorias
entidad nosológica específica; escala de relevantes en el día a día y dos son deno-
depresión geriátrica de Yesavage (GDS, minadas complementarias; todas ellas pre-
Yesavage et al., 1983) para valorar el esta- sentan ítems inversos y el formato de res-
do emocional del sujeto, evaluando el nivel puesta es de tipo Likert (1 a 5). Las cinco
de depresión del anciano; las subpruebas de escalas principales, así como su definición
evocación categorial y fluencia verbal de y un ejemplo de ítem se señalan a conti-
la prueba Test Barcelona revisado (Peña- nuación: externo, hace referencia a todo lo
Casanova, 2005) que evalúan la capacidad concerniente a apoyos como notas, calen-
de acceder y evocar elementos del almacén darios, etc. (“Cuando va de compras al su-
léxico y semántico; el test de Aprendiza- permercado, ¿lleva una lista anotada con lo
je Verbal España-Complutense (TAVEC) que tiene que comprar?”); interna, hace re-
(Benedet y Alejandre, 1998), basado en el ferencia al uso de estrategias nemotécnicas
aprendizaje de una lista de dieciséis pala- para la promoción de las funciones memo-
bras que se repite a lo largo de cinco en- rísticas (“¿Se repite usted los números de
sayos consecutivos, del cual se obtiene la teléfono para recordarlos mejor?”); tiempo,
puntuación de recuerdo libre inmediato to- analiza en qué medida las personas investi-
tal y de la repetición de la lista de palabras gan más tiempo para la ejecución de ciertas
y la puntuación diferida; la prueba de dígi- tareas (“Cuando lee algo que le interesa, y
tos directos e inversos de la Wechsler Me- quiere recordar, ¿lo lee más lentamente?”);
mory Scale III (Wechsler, 2004) para eva- esfuerzo, implica el desarrollo de esfuer-
luar el aprendizaje, la memoria episódica y zos de cara a la ejecución de las tareas de
la memoria de trabajo; el Test de copia y re- memoria, de manera que el sujeto se con-
producción de memoria de figuras geomé- centre más y se esfuerce más duramente
tricas complejas (Figura compleja de Rey) (“¿Se tiene que esforzar en recordar cuándo
(Rey, 1999), prueba en que primero se co- tiene reuniones importantes?”); confianza,
pia y después se reproduce de memoria una hace referencia a en qué medida los suje-
figura geométrica compleja, así en la for- tos cuentan con otras personas como apo-
ma de copia se puede analizar la actividad yo para preguntar o hacer que les recuer-

nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41 33


dossier RESERVA COGNITIVA, COMPENSACIÓN Y POTENCIAL DE APRENDIZAJE: RELACIÓN ENTRE MEDIDAS

den elementos concretos (“Cuando tiene modelo son nulos; (b) el estadístico χ2 rela-
que recordar una cita o algo importante tivo, que es el valor de χ2 dividido por los
que tiene que hacer, ¿le pide a alguien (por grados de libertad, menos sensible al tama-
ejemplo su mujer o marido o a algún ami- ño de la muestra o a la complejidad del mo-
go) que se lo recuerde?”). Las dos escalas delo y que debería moverse entre 1 y 2 o 1
complementarias y su definición son: éxito, y 3; (c) comparative fit index (CFI) de más
la cual refleja en qué medida los sujetos es- de 0,90 (e idealmente más de ,95); (d) root
tán comprometidos con la obtención de alto mean square error of approximation (RM-
nivel de consecución en tareas relacionadas SEA) como medida de la cuantía del error
con las funciones de memoria, lo cual pue- que debe oscilar entre de ,05 y ,08, siendo
de reflejar motivación hacia la compensa- lo óptimo un error menor de ,05.
ción de las pérdidas producidas por la edad
(“Cuando quiere recordar una conversa- Resultados
ción, ¿es importante para usted recordarla
perfectamente?”); y cambio, la cual refleja Análisis y desarrollo de las medidas
la percepción de cambios en el uso de las En este apartado se plantea el análisis de
anteriores estrategias de compensación en las medidas utilizadas en este trabajo; se
los últimos 5-10 años (“¿Emplea más tiem- presenta el análisis factorial confirmatorio
po hoy en recordar cosas importantes, que del MCQ, el desarrollo de la medida de re-
hace 5 o 10 años”). serva cognitiva y la estimación del poten-
cial de aprendizaje.
Análisis Para el análisis factorial confirmatorio y
Para el estudio de la relación entre las me- siguiendo los trabajos de Frias y Dixon
didas se aplicaron correlaciones de Pear- (2005), Van der Elst et. al. (2010) y Me-
son, además para el análisis de las diferen- léndez et. al. (2013), se optó por estimar
cias entre los grupos se utilizaron pruebas de forma independiente dos modelos de
t para muestras independientes; estos aná- primer orden. En primer lugar se seleccio-
lisis estadísticos se realizaron mediante naron los 23 ítems de las cinco principales
SPSS 19. También se emplearon modelos dimensiones del MCQ poniéndose a prue-
de ecuaciones estructurales, en concreto, ba un modelo de primer orden que mostró
análisis factorial confirmatorio, evaluándo- índices de bondad de ajuste adecuados que
se los modelos mediante el programa EQS confirman la estructura factorial del MCQ
6.1 (Bentler, 1992), con el método de esti- (χ2= 291,94, p> ,05; /gl= 1,30; CFI= ,932;
mación de máxima verosimilitud (ML) con GFI= ,877 RMSEA= ,063 (90% CI= ,040-
estimadores robustos que permiten con- ,081)). Posteriormente, se evaluó un mode-
trolar el incumplimiento del supuesto de lo de primer orden con las dos dimensiones
normalidad de algunas de las variables. El complementarias del MCQ (éxito y cam-
ajuste del análisis factorial confirmatorio bio) obteniéndose índices de ajuste adecua-
se evaluó utilizando los criterios señalados dos (χ2= 53,80, p> ,05; χ2/gl= 1,58; CFI=
por Hu y Bentler (1999) utilizándose los ,905; GFI= ,914, RMSEA= ,072 (90% CI=
,032-,110)).
principales estadísticos e índices de ajuste:
(a) estadístico χ2 que permite contrastar la A continuación, se desarrolló una medi-
hipótesis nula de que todos los errores del da combinada de RC siguiendo las pautas

34 nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41


Juan Carlos Meléndez Moral, Alicia Sales Galán, Teresa Mayordomo Rodríguez dossier

establecidas en otros trabajos (Scarmeas, Finalmente, y para el estudio y estimación


2007; Solé-Padullés et al., 2009; Stern, del potencial de aprendizaje se aplicó el
2009; Stern et al., 2005). De este modo, se Test de Aprendizaje Verbal España-Com-
incluyó el WAIS-III, subprueba vocabula- plutense (TAVEC) (Benedet y Alejandre,
rio aplicándose los baremos de conversión 1998), utilizándose la prueba de recuerdo
en función de la edad, con un rango de pun- libre inmediato (Lista A) que se basa en el
tuaciones entre 1 y 19. Una segunda me- aprendizaje de una lista de dieciséis pala-
dida, definida como educación-ocupación, bras repetidas a lo largo de cinco ensayos
fue codificada usando valores ordinales que consecutivos. Para el establecimiento de
en el caso de educación fueron: 1= no edu- una línea base se utilizó la primera aplica-
cación formal, 2= primaria, 3= secundaria, ción de la lista de recuerdo libre inmediato;
4= universitaria; y en ocupación: 1= ma- las tres siguientes aplicaciones fueron plan-
nual no cualificado, 2= manual cualificado, teadas como entrenamiento; y a partir de la
3= no manual cualificado o técnico, 4= pro- última aplicación se obtuvo la puntuación
fesional (título universitario requerido), 5= final o postest. La diferencia obtenida entre
manager o director. El valor final se obtuvo la primera y última puntuación ofrece una
sumando los valores educativos y ocupa- puntuación que indica la capacidad poten-
cionales (rango 2-9). Como tercera medida cial del individuo para mejorar su rendi-
se tuvieron en cuenta actividades de ocio
miento cognitivo cuando se le administra
que fueran cognitivamente estimulantes,
un entrenamiento intermedio. Esta dife-
que implicaran algún tipo de actividad físi-
rencia representa la cantidad de ganancia,
ca y que tuviesen en cuenta la participación
la cual, es planteada por diversos autores
social o en grupo evaluadas por los sujetos
(Calero y Navarro, 2004; Calero y Galia-
mediante una respuesta dicotómica de si la
no, 2009) como una medida de plasticidad
realizaban o no y estableciéndose un rango
de puntuaciones entre 0 y 14. Para cono- cognitiva.
cer el peso factorial de estas tres medidas,
Análisis univariados
se realizó un análisis factorial exploratorio
con método de componentes principales La relación entre las variables fue evaluada
(Solé-Padullés et al., 2009; Stern et al., mediante correlaciones de Pearson. La ma-
2005) obteniendo una varianza explicada triz de correlaciones confirmó la existen-
del 54,5%. Las saturaciones factoriales de cia de relaciones significativas al nivel ,01
cada variable (actividad= ,761; estudios y entre el potencial de aprendizaje y la me-
trabajo= ,723; WAIS vocabulario= ,731) dida combinada de RC (r=,338) y con las
fueron multiplicadas por la puntuación de dimensiones del MCQ de externo (r=,277),
cada sujeto en cada variable obteniéndose interno (r=,324) y tiempo (r=,229). Por lo
mediante su sumatorio una medida combi- que respecta a la medida de RC, se obtu-
nada de RC. La medida de RC obtuvo una vieron relaciones significativas y positivas
media de 11,98 (DT = 3,68) con un rango al nivel ,01 con las dimensiones del MCQ
entre 2,17 y 22,05. Para posteriores aná- de externo (r=,364) e interno (r=,445). Tal
lisis, los sujetos fueron divididos en dos y como se desprende de estos resultados,
grupos cada uno de 48 sujetos, el grupo de las dimensiones de confianza y esfuerzo no
alta RC obtuvo una media de 14,87 (DT = muestran relaciones significativas en nin-
2,47), y el de baja RC de 9,09 (DT = 2,07). gún caso.

nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41 35


dossier RESERVA COGNITIVA, COMPENSACIÓN Y POTENCIAL DE APRENDIZAJE: RELACIÓN ENTRE MEDIDAS

Posteriormente, se estudió la existencia de externo (t(83)= 2,59, p= ,011), interno


de diferencias entre los grupos de ARC y t(82)= 4,93, p< ,000) y confianza (t(83)=
BRC mediante pruebas t para muestras in- 1,89, p= ,042), siendo las medias del grupo
dependiente obteniéndose diferencias en de ARC, tal y como se puede observar en la
el potencial de aprendizaje (t(94)= 2,13, Figura 1, superiores en todas las variables
p= ,036) y para las dimensiones del MCQ excepto en confianza.

Figura 1. Medias de los grupos de ARC y BRC en las variables significativas

Discusión En este trabajo, y en relación con los objeti-


Frente al declive cognitivo que acompaña vos previstos, en primer lugar se ha confir-
al envejecimiento, el ser humano posee la mado la estructura de la versión adaptada y
habilidad conductual y neural de mejorar reducida al español del MCQ mediante los
su ejecución. Tanto la compensación de modelos de cinco factores y de dos factores
funciones que se han deteriorado o son me- de primer orden; si bien los índices de ajus-
nos eficaces como el desarrollo de nuevos te obtenidos son adecuados, éstos son algo
aprendizaje, son mecanismos intrínsecos al inferiores a los obtenidos en muestras esta-
sujeto que puede facilitar la adaptación a dounidenses, españolas y holandesas (Frias
los cambios y demandas del contexto. y Dixon, 2005; Meléndez et al., 2013; Van

36 nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41


Juan Carlos Meléndez Moral, Alicia Sales Galán, Teresa Mayordomo Rodríguez dossier

der Elst et al., 2010). Estos resultados re- En relación al segundo objetivo, se preten-
fuerzan la hipótesis de la existencia de dos día conocer las relaciones existentes entre
procesos generales de compensación medi- las variables estudiadas. En primer lugar, se
dos por el MCQ, uno de ellos con una cla- ha señalado la relación significativa y po-
ra orientación al compromiso de la tarea y sitiva de la puntuación de ganancia con la
otro centrado en las propias tareas de com- medida de RC. Tal y como plantean Jones,
pensación. Manly, Glymour, Rentz, Jefferson y Stern
Por lo que respecta al desarrollo de la me- (2011) o Willis, Schaie y Martin (2009)
dida de RC, ésta ha sido obtenida mediante la presencia de variables coincidentes se
variables que han mostrado ser relevantes encuentra en la base de ambos conceptos,
en la RC. Concretamente Richards y Deary siendo por tanto ésta una posible explica-
(2005), en su trabajo muestran como edu- ción de la relación obtenida. De esta forma,
cación y ocupación mejoran la capacidad determinadas variables psicológicas tales
cognitiva. En cuanto a las actividades de como nivel educativo, inteligencia, estilo
tiempo libre y mentalmente estimulantes de vida o de relaciones sociales, juegan un
existe evidencia de sus beneficios, ejercien- papel determinante en el funcionamiento
do un efecto protector frente al deterioro cognitivo así como en la presencia de plas-
y retrasando la aparición del Alzheimer ticidad, situando a la persona como una
(Scarmeas y Stern, 2003; Valenzuela y Sa- agente activo de su propio nivel de rendi-
chdev, 2006). Por último, Solé-Padullés et miento cognitivo (Calero y Navarro, 2006).
al. (2009), muestran la relación positiva Por lo que se refiere a las relaciones obte-
entre la inteligencia premórbida y el incre- nidas con las estrategias de compensación,
mento del volumen de la materia gris. De se han observado relaciones significati-
esta forma, se ha obtenido una medida ade- vas entre la puntuación de ganancia y las
cuada para el análisis de la reserva cogniti- dimensiones del MCQ externo, interno y
va en la que se han incluido diferentes cri- tiempo, y entre la medida de RC y las di-
terios que hasta ahora de forma mayoritaria mensiones externo y tiempo. Según Dixon,
eran utilizados de forma independiente.
Frias y Bäckman (2001) los mecanismos
En cuanto a la estimación de la puntuación de compensación que más se utilizan, en
de ganancia basada en el procedimiento función de la edad y el género, son los de
testing the limit, esta medida se ha plantea- sustitución (tiempo) y remediación (exter-
do como una herramienta eficaz para valo- nas e internas). En este sentido, las corre-
rar el potencial de aprendizaje y así estimar laciones obtenidas, señalan como plastici-
el posible potencial de rehabilitación en los dad y RC están relacionadas directamente
tratamiento de estimulación cognitiva (Za- con ambos tipos de mecanismos, lo cual
marrón, Tárraga y Fernández-Ballesteros, es indicativo de que los adultos mayores
2008). Además, también se ha propuesto son conscientes de los beneficios de in-
como una medida de plasticidad cognitiva vertir tiempo en la práctica (tiempo para
útil en el diagnóstico y detección temprana la planificación y análisis en la ejecución
del deterioro cognitivo leve (Baltes, Kuhl, de una tarea compleja), y de utilizar estra-
Gutzman y Sowarka, 1995; Calero y Ga- tegias, bien externas o internas como base
liano, 2009; Singer, Lindenberger y Baltes, para desarrollar nuevos aprendizajes des-
2003).

nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41 37


dossier RESERVA COGNITIVA, COMPENSACIÓN Y POTENCIAL DE APRENDIZAJE: RELACIÓN ENTRE MEDIDAS

tinados a la adquisición (codificación) de cas mnemónicas en el envejecimiento nor-


nueva información. Trabajos anteriores han mal, facilita el rendimiento de memoria así
observado que el uso de ayudas externas como un mayor potencial de aprendizaje.
es una de las estrategias preferidas por las Tal y como señala Stern (2002), los indivi-
personas mayores, dado que es un meca- duos con ARC pueden presentar un menor
nismo efectivo para soportar el enlenteci- deterioro cognitivo con el tiempo debido a
miento en el rendimiento de la memoria en que aplican estrategias alternativas y efica-
la vida cotidiana, y que además, es genera- ces para la realización de tareas cuando los
lizable a través de diversas situaciones de métodos que empleaban anteriormente ya
memoria (Cavanaugh y Poon, 1989; Dixon no son válidos. En este sentido, habría una
y Hultsch, 1983); de hecho, constituye una mayor capacidad de adaptación, plastici-
de las estrategias más eficaz para la reha- dad y aplicación de estrategias alternativas
bilitación de la memoria (Wilson, 1999). por parte de los sujetos con ARC, ya que
Por lo que respecta a las dimensiones de al haber mayor cantidad de recursos dis-
confianza y esfuerzo, éstas no mostraron ponibles se dispone de un cierto rango de
relaciones significativas en ningún caso. La maniobra, un potencial de flexibilidad. Esta
estrategia compensatoria menos frecuente capacidad plástica se concreta en el modelo
es la confianza, que implica el apoyo en los de Optimización Selectiva con Compensa-
demás (cónyuge, amigos, cuidadores, etc.) ción (Baltes, 1997), en la que el sujeto se-
para la obtención de ayudas en la actividad lecciona determinadas metas o dominios de
cotidiana, y aunque el apoyo estratégico en comportamiento en función de los desafíos,
los demás puede ocurrir regularmente en la amenazas y demandas potenciales que se
va a encontrar, y pone en funcionamiento
vida de los adultos normales (Dixon, Gag-
lo más eficientemente posible sus medios y
non y Crow, 1998), se puede ver como un
recursos para alcanzar esas metas y obte-
mecanismo de compensación sólo en los
ner un mejor ajuste (Lövdén, et al. 2010).
casos en los que el deterioro ya es presente
Y ante la ausencia o pérdida de un medio
o va en aumento. o recurso que es relevante para la consecu-
Por último, se estudió la existencia de dife- ción del ajuste, se generan respuestas com-
rencias entre los grupos de ARC y BRC. El pensatorias en las que o bien se adquieren
grupo con ARC obtuvo medias superiores nuevos medios para sustituir a los que se
en la puntuación de ganancia evaluada me- han perdido o se cambian las propias metas
diante el TAVEC y en las dimensiones de del desarrollo como respuesta a esa caren-
externo e interno del MCQ. Por el contra- cia. Estas respuestas compensatorias, están
rio el grupo con BRC obtuvo puntuaciones en los sujetos con BRC fundamentadas en
superiores en la dimensiones de confianza el uso de la confianza en otros sujetos como
del MCQ. Los resultados obtenidos mues- principal mecanismo o estrategias aponer
tran en los sujetos con ARC un uso signifi- en marcha.
cativamente mayor de las estrategias com- Finalmente, destacar la relevancia que la
pensatorias de remediación, que tal y como evaluación estas medidas tiene en pobla-
se señalaba están asociadas con el nuevo ción anciana, no solo por ser útil como
aprendizaje. De manera que tanto el utili- diagnóstico para la detección temprana del
zar ayudas externas como el uso de técni- deterioro cognitivo leve sino también por

38 nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41


Juan Carlos Meléndez Moral, Alicia Sales Galán, Teresa Mayordomo Rodríguez dossier

ser una herramienta válida para valorar el Benedet, M.J. y Alejandre, M.A. (1998). Test de Aprendi-
zaje Verbal España Complutense. Madrid: Tea Ediciones.
posible potencial de rehabilitación para la
puesta en marcha del tratamiento de esti- Bentler, P.M. (1992). On the fit of models to covariances
and methodology to the Bulletin. Psychological Bulletin,
mulación cognitiva. Por otra parte, este tra- 112, 400-404
bajo tiene una serie de limitaciones; así, se
Calero, M.D. y Galiano, P. (2009). Utilidad de la evaluación
hace necesario aumentar el tamaño muestra de la plasticidad cognitiva en el diagnóstico diferencial
para mejorar la potencia de los resultados del deterioro cognitivo y la pseudodemencia por depre-
obtenidos y utilizar muestreos que faciliten sión. Revista Española de Geriatría y Gerontología, 44,
323-330
la generalización de resultados; además,
Calero, M.D. y Navarro, E. (2006). La plasticidad cognitiva
podría ser interesante ampliar el rango de
en la vejez. Octaedro, Barcelona
edad de los sujetos, dado que los problemas
Calero, M.D. y Navarro, E. (2004). Relationship between
de memoria aumentan significativamente plasticity, mild cognitive impairment and cognitive decli-
con la edad. También señalar que existen ne. Archives of Clinical Neuropsychology, 19, 653-660.
diversas vías para investigaciones futuras, Cavanaugh, J.C. y Poon, L.W. (1989). Metamemorial
así, aplicar estudios longitudinales en los predictors of memory performance in young and older
que se estudie la evolución de estas me- adults. Psychology and Aging, 4, 365-368
didas a lo largo del tiempo podría facilitar Diaz, U., Buiza, C. y Yanguas, J. (2009). Reserva cognitiva:
información no solo de los posibles cam- Evidencias, limitaciones y líneas de investigación futura.
Revista Española de Geriatría y Gerontología, 45, 150-155.
bios en estas variables sino también de su
Dixon, R.A. y de Frias, C.M. (2004). The Victoria Longitudi-
influencia en la función cognitiva y su re- nal Study: From characterizing cognitive aging to illustra-
percusión en tareas de la vida cotidiana. ting changes in memory compensation. Aging, Neuropsy-
chology, & Cognition, 11, 346-376.

Referencias Dixon, R.A. y Hultsch, D.F. (1983). Structure and develop-


ment of metamemory in adulthood. Journal of Gerontolo-
gy, 38, 682-688.
Dixon, R.A., de Frias, C.M. y Bäckman, L. (2001). Cha-
Baltes, P. (1987). Theoretical propositions of life-span
racteristics of self-reported memory compensation in
developmental psychology: On the dynamics between
older adults. Journal of Clinical and Experimental Neuro-
growth and decline. Developmental Psychology, 23, 611-
626. psychology, 23, 650-661.

Baltes, P.B. y Willis, S. (1982). Plasticity and enhancement Dixon, R.A., Gagnon, L.M. y Crow, C.B. (1998). Collabo-
of intellectual function in gin old age. Pennstage’s adult rative memory accuracy and distortion: Performance
development and enrichment project (ADEPT). En F.I.M. and beliefs. En M.J. Intons-Peterson y D.L. Best (Eds.),
Craik y S.E. Treudse, (Eds.), Aging and cognitive proces- Memory distortions and their prevention (pp. 63-88). Ma-
ses (pp. 353-389). Nueva York: Plenum Press. hwah, NJ: Erlbaum.

Baltes, P.B. (1997). On the incomplete architecture of hu- Frias, C.M. y Dixon, R.A. (2005). Confirmatory factor struc-
man ontogeny. American Psychologist, 52, 366-380. ture and measurement invariance of the Memory Com-
pensation Questionnaire. Psychological Assessment, 17,
Baltes, P.B., Dittman-Kohli, F. y Dixon, R. (1984). New 168-178.
perspectives on the development of intelligence in adult
hood: toward a dual process conception and a model of Frias, C.M., Dixon, R.A. y Bäckman, L. (2003). Use of me-
selective optimization with compensation. En P.B. Baltes mory compensation strategies is related to psychosocial
y O.G. Brim (Ed.), Life-span development and behavior and health indicators. Journals of Gerontology Series B:
(pp. 33-76). Nueva York: Academic Press. Psychological Sciences and Social Sciences, 58, 12-22.
Baltes, M.M., Kühl, K., Gutzmann, H. y Sowarka, D. (1995). Hu, L. y Bentler, P.M. (1999). Cut-off criteria for fit indexes
Potential of cognitive plasticity as a diagnostic instru- in covariance structure analysis: Conventional criteria
ment: A cross-validation and extension. Psychology and versus new alternatives. Structural Equation Modeling,
Aging, 10, 167-172. 6, 1-55.

nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41 39


dossier RESERVA COGNITIVA, COMPENSACIÓN Y POTENCIAL DE APRENDIZAJE: RELACIÓN ENTRE MEDIDAS

Jones, R.N., Manly, J., Glymour, M.M., Rentz, D.M., Je- Richards, M. y Deary, I.J. (2005). A life course approach
fferson, A.L. y Stern, Y. (2011). Conceptual and measure- to cognitive reserve: A model for cognitive aging and de-
ment challenges in research on cognitive reserve. Jour- velopment? Annals of Neurology, 58, 617-622.
nal of the International Neuropsychological Society, 17,
Scarmeas, N. (2007). Life style patterns and cognitive
593-601.
reserve. En Y. Stern (Ed.): Cognitive reserve: Theory and
Katzman, R. (1993). Education and the prevalence of de- applications (pp. 187-206). New York: Taylor & Francis.
mentia and Alzheimer’s. Neurology, 43, 13-20
Scarmeas, N. y Stern, Y. (2003). Cognitive reserve and
Kliegl, R., Smith, J. y Baltes, P.B. (1989). Testing-the-limits lifestyle. Journal of Clinical and Experimental Neuropsy-
and the study of adult age differences in cognitive plas- chology , 25, 625-633.
ticity of a mnemonic skill. Developmental Psychology, 25,
247-256. Singer, T., Lindenberger, U. y Baltes, P. (2003). Plasticity of
memory for new learning in very old age: a story of major
León, I., García, J. y Roldán-Tapia, L. (2011). Construcción
loss? Psychology & Aging, 2, 306-317.
de la escala de reserva cognitiva en población española:
Estudio piloto. Revista de Neurología, 52, 653-660. Solé-Padullés, C., Bartrés-Faz, D., Junqué, C., Vendrell,
P., Rami, L., Clemente, I., et al. (2009). Brain structure and
Lobo, A., Saz, P. y Marcos, G. (2002). Adaptación del Exa-
function related to cognitive reserve variables in normal
men Cognoscitivo Mini-Metal. Madrid: Tea Ediciones.
aging, mild cognitive impairment and Alzheimer’s disea-
Lövdén, M., Bäckman, L., Lindenberger, U., Schaefer, S. se. Neurobiology of Aging, 30, 1114-1124.
y Schmiedek, F. (2010). A theoretical framework for the
study of adult cognitive plasticity. Psychological Bulletin, Stern, Y. (2002). What is cognitive reserve? Theory and
136, 659-676. research application of the reserve concept. Journal of
the International Neuropsychological Society, 8, 448-460.
Manly, J. J., Schupf, N., Tang, M. X., Weissm, C.C. y Stern.
Y. (2007). Literacy and cognitive decline among ethnically Stern, Y. (2003). The concept of cognitive reserve. A ca-
diverse elders. En Y. Stern (Ed.), Cognitive reserve theory talyst for research. Journal of Clinical and Experimental
and applications (pp. 219-236). New York: Taylor & Francis. Neuropsychology, 25, 589-593.
Meléndez, J.C., Mayordomo, T. y Sales, A. (en prensa). Stern, Y. (2009). Cognitive reserve. Neuropsychologia, 47,
Comparación entre ancianos sanos con alta y baja reser- 2015-2028.
va cognitiva y ancianos con deterioro cognitivo. Univer-
Stern, Y., Habeck, C., Moeller, J., Scarmeas, N., Ander-
sitas Psychologica.
son, K. E., Hilton, H. J., et al. (2005). Brain networks as-
Meléndez, J.C., Mayordomo, T., Sales, A., Cantero, M.J. y sociated with cognitive reserve in healthy young and old
Viguer, P. (2013). How we compensate for memory loss in adults. Cerebral Cortex, 15, 394-402.
old age: Adapting and validating the Memory Compensa-
tion Questionnaire (MCQ) for Spanish populations. Archi- Valenzuela, M. y Sachdev, P. (2006). Brain reserve and
ves of Gerontology and Geriatrics, 56, 32-37. dementia: A systematic review. Psychological Medicine,
36, 441-454.
Mortimer, J.A., Schuman, L. y French, L. (1981). Epidemio-
logy of dementing illness. En J.A. Mortimer y L.M. Schu- Van der Elst, W., Hoogenhout, E., Dixon, R., De Groot,
man (Eds.), The epidemiology of dementia: Monographs R. y Jolles, J. (2011). The Dutch Memory Compensation
in epidemiology and biostatistics (pp. 323-333). New York: Questionnaire: Psychometric properties and regression-
Oxford University Press. based norms. Assessment, 18, 517-529.
Petersen, R.C. (2004). Mild cognitive impairment as a Wechsler, D. (2001). Wechsler Intelligence Scale for
diagnostic entity. Journal of Internal Medicine, 256, 183- Adults-III (WAIS-III). Madrid: TEA ediciones.
194.
Wechsler, D. (2004). Wechsler Memory Scale III. Madrid:
Peña-Casanova, J. (2005). Test Barcelona revisado. Bar- TEA ediciones.
celona: Masson.
Willis, S.L. Schaie, K.W. y Martin, M. (2009). Cognitive
Rami, L., Valls-Pedret, C., Bartrés-Faz, D., Caprile, C., plasticity. En V. Bengtson, D. Gans, N. Putney y M. Sil-
Solé-Padullés, C., Castellví, M., et al. (2011). Cuestiona- verstein (Eds.), Handbook of theories of aging (pp. 295-
rio de reserva cognitiva. Valores obtenidos en población 322). Nueva York: Springer Publishing Co.
anciana sana y con enfermedad de Alzheimer. Revista de
Neurología, 52, 195-201. Wilson, B.A. (1999). Memory rehabilitation in brain inju-
red people. En D.T. Stuss, G. Winocur y I. H. Robertson
Rey, A. (1999). Test de copia y reproducción de memoria (Eds.), Cognitive neurorehabilitation (pp. 333-346). Cam-
de figuras geométricas complejas. Madrid: TEA edicio- bridge: Cambridge University Press.
nes.

40 nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41


Juan Carlos Meléndez Moral, Alicia Sales Galán, Teresa Mayordomo Rodríguez dossier

Yessavage, J.A., Bink, T.L., Rose T.L., Lum, O., Huang, V.,
Adey, M., et al. (1983). Development and validation of a
geriatric depression screening scale: A preliminary re-
port. Journal of Psychiatric Research, 17, 37-39.
Zamarrón, M.D., Tárraga, L. y Fernández-Ballesteros, R.
(2008). Plasticidad cognitiva en personas con la enfer-
medad de Alzheimer que reciben programas de estimu-
lación cognitiva. Psicothema, 20, 432-437.

Fecha de recepción: 01/02/2013


Fecha de aceptación: 18/02/2013

nº 105 • gener-juny • pàgines 29-41 41