Está en la página 1de 65

CONTENIDO

PRESENTACIÓN ......................................................................................................... 2

1. MAYOR Y MEJOR COORDINACIÓN INSTITUCIONAL .................................... 5

Mesa 1A. Moderador: Lic. Víctor Ramírez, Facultad de Arquitectura, UNAM .......... 5

Mesa 1B. Moderadora: Dra. Alicia Ziccardi, Programa Universitario de Estudios


sobre la Ciudad e Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM ................................ 11
2. HACIA UN MODELO DE DESARROLLO URBANO SUSTENTABLE ................... 15

Mesa 2A. Moderador: Arq. Francisco Covarrubias, Academia Nacional de


Arquitectura y Facultad de Arquitectura, UNAM. ........................................................ 15

Mesa 2B. Moderador: Arq. Alberto Ramos, Facultad de Arquitectura, UNAM. ...... 21
3. REDUCCIÓN DEL REZAGO HABITACIONAL ................................................. 26

Mesa 3A. Moderador: Arq. José María Gutiérrez, Facultad de Arquitectura, UNAM
............................................................................................................................................. 26

Mesa 3B. Moderador: Arq. Arturo Mier y Terán, Facultad de Arquitectura, UNAM 29
4. PROCURAR UNA VIVIENDA DIGNA PARA TODOS ...................................... 35

Mesa 4A. Moderador: Arq. Enrique Ortiz, Coalición Internacional para el Hábitat-
América Latina .................................................................................................................. 35

Mesa 4B. Moderadores: Arq. Gustavo Romero y Arq. Lourdes García, Facultad de
Arquitectura, UNAM .......................................................................................................... 41
PROPUESTAS E INSTRUMENTOS ORGANIZADOS DE ACUERDO A LA ESTRUCTURA DEL
PNDU .................................................................................................................................. 47

Eje 1. Nuevo Modelo de Desarrollo Urbano y Metropolitano ..................................... 48

Eje 2. Vivienda digna y sustentable................................................................................ 51

Eje 3. Movilidad Sustentable ............................................................................................ 54

Eje 4. Gestión del Suelo .................................................................................................... 54

Eje 5. Desarrollo Regional Sustentable. y Ordenamiento Territorial ........................... 55

Instrumentos Transversales ............................................................................................... 56

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 1


PRESENTACIÓN

La Universidad Nacional Autónoma de México, a través del Programa Universitario


de Estudios sobre la Ciudad de la Coordinación de Humanidades, la Facultad de
Arquitectura y la Facultad de Economía y en coordinación con la Subsecretaría de
Desarrollo Urbano y Vivienda de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y
Urbano, la Academia Nacional de Arquitectura, Habitat International Coalition y la
Asociación Mexicana de Urbanistas convocaron al Debate sobre las Nuevas
Estrategias de la Política Nacional de Vivienda con la intención de contribuir a
reflexionar de manera colectiva, crítica y propositiva, sobre la instrumentación de
las cuatro estrategias incluidas en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018: lograr
una mayor y mejor coordinación interinstitucional; transitar hacia un modelo de
desarrollo urbano sustentable e inteligente; reducir de manera responsable el
rezago en vivienda y procurar una vivienda digna para los mexicanos.

En este encuentro participaron académicos, funcionarios de los tres ámbitos de


gobierno, legisladores y miembros de las organizaciones de la sociedad civil
quienes a partir de los diagnósticos realizados recientemente sobre la situación de
la vivienda en nuestro país coinciden en la necesidad de realizar un profundo
cambio en las política pública recuperando su carácter de política social. Esto fue
expresado ampliamente en el Congreso Nacional de Vivienda, celebrado el mes
de marzo del presente año, co-convocado por 31 dependencias de la UNAM, 14
universidades públicas e instituciones de investigación del país y organizaciones
sociales y civiles. La Memoria de este Congreso fue editada y difundida de maenra
virtual por el PUEC, la Facultad de Arquitectura y la Facultad de Economía de la
UNAM.

Los temas abordados en el Debate sobre las Nuevas Estrategias de la Política


Nacional de Vivienda, cuya síntesis se publica en este documento, son:

En el tema 1 “Mayor y mejor coordinación institucional” fue abordada la necesidad


de avanzar en la reglamentación de la Ley de Vivienda que especifique
responsables y recursos. Se debatió sobre la importancia de definir los objetivos de

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 2


la coordinación institucional, desde los distintos ámbitos de gobierno: municipal,
estatal y federal. Se analizaron las posibles formas de apoyar, fortalecer y controlar
la acción del municipio para que tenga los programas y recursos necesarios para
realizarlos. Se indagó sobre el rol de las organizaciones de la sociedad civil y los
espacios, instrumentos, así como estructuras de participación y de vinculación
deben desarrollarse.

En el tema 2 “Hacia un modelo de desarrollo urbano sustentable” los participantes


se preguntaron: ¿Cómo evitar la expansión urbana? ¿Qué hacer para garantizar la
oferta de tierra en la ciudad? ¿Qué normas deben revisarse para que la
verticalidad se adecue a cada contexto y se aborde con una visión de desarrollo
urbano integral? ¿Cómo vincular la creación, recuperación o mejora de espacios
dignos de convivencia y encuentro en los desarrollos habitacionales, y en la mejora
de la vivienda existente?

Se debatió sobre los mecanismos para garantizar que todos los desarrollos de
vivienda respondan a los criterios de certificación y estén previstos en los planes y
programas municipales. Se reflexionó sobre la manera más adecuada de vincular
las leyes en la materia ambiental con las de desarrollo urbano y vivienda. Se
dialogó sobre los controles y normas que deben establecerse para impulsar
proyectos intra-urbanos sustentables y hacer accesibles las viviendas a los sectores
de la población con mayores carencias y menor capacidad adquisitiva.

En el tema 3 “Reducción del rezago habitacional”, se planteó la necesidad de


ampliar el apoyo a la producción social de vivienda y se respondió a las siguientes
preguntas: ¿Cómo incorporar a los profesionales de la vivienda en apoyo a esta
forma de producción? ¿Cómo hacer para que se atienda proporcionalmente a la
dimensión de la demanda por su capacidad adquisitiva? ¿Cómo atender las
necesidades crecientes tanto de la vivienda existente como de las nuevas
necesidades? ¿Cómo hacer que los diagnósticos expresen las necesidades locales
específicas? ¿Cómo hacer para atender la diversidad de la demanda en los
distintos sub-mercados de vivienda nueva y mejorada?

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 3


En el tema 4 “Procurar una vivienda digna para todos”, se reflexionó
colectivamente sobre cómo impulsar el desarrollo de alternativas, tanto en la
producción privada como en la social. El debate giró en torno a las siguientes
preguntas: ¿Cómo capacitar a empresas y organizaciones sociales para desarrollar
mejores opciones? ¿Qué papel juega la vivienda progresiva? ¿Cómo mejorar la
calidad de la vivienda y su entorno: el barrio, colonia, pueblo o conjunto
habitacional? ¿Cómo vincular los programas de vivienda con el mejoramiento del
barrio para mejora la calidad del espacio público? ¿Cómo vincular los programas
de vivienda con los de atención a la pobreza? ¿Cómo incorporar en los programas
de vivienda las temáticas centrales de la convivencia social y la integración
comunitaria? ¿Cómo establecer un programa para recuperar las condiciones de
vida digna en los desarrollos lejanos y desarticulados de la ciudad? ¿Pueden
identificarse las unidades con problemas de abandono y vandalismo con ayuda
de colegios y universidades?

Sin duda es una prioridad nacional avanzar en el rediseño institucional de esta


política y contribuir a elaborar instrumentos eficaces que permita su aplicación.
Quienes participamos en este Debate creemos firmemente que no sólo hay que
construir más viviendas sino mejores viviendas en entornos urbanos, ambientales,
sociales y culturales adecuados. Se trata de generar mejores condiciones de
habitabilidad y hacer efectivos el derecho a la vivienda y el derecho a la ciudad
para el conjunto de la ciudadanía.

Dra. Alicia Ziccardi


Directora del Programa Universitario
de Estudios sobre la Ciudad, UNAM

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 4


1. MAYOR Y MEJOR COORDINACIÓN INSTITUCIONAL

Mesa 1A. Moderador: Lic. Víctor Ramírez, Facultad de


Arquitectura, UNAM

La Mesa se inició con una mención en relación a que es afortunado integrar la


visión de desarrollo urbano y vivienda, además de incluir otros temas
fundamentales, como la construcción de una política de suelo definida y concreta,
de la cual adolece nuestro país desde hace varios años

Otros elementos que se abordaron en el análisis inicial, son la revisión y


reestructuración del modelo de producción habitacional de los últimos años, el
cual ha tenido un impacto profundo a nivel nacional, generando una serie de
impactos sociales, económicos, ambientales y urbanos negativos.

En igual sentido se mencionó la necesidad de evaluar si el Marco Legislativo


actual debe o no modificarse. Se mencionó que buena parte de los problemas
provienen de la carencia de aplicación de los instrumentos existentes.

Ante el planteamiento del Gobierno Federal de una nueva Secretaria que


integra desarrollo territorial y vivienda se reconoce que es muy positiva, y se
propuso la necesidad de revisar el diseño institucional del ordenamiento territorial,
el desarrollo urbano y la vivienda, así como el esquema de orientaciones y
prioridades de los recursos existentes. Es conveniente referir claramente qué debe
hacer cada ámbito de gobierno.

El sistema de planeación regional, metropolitano, urbano y de vivienda, en


sus diferentes niveles, debe ser simplificado y armonizado, evitando la sobre-
regulación y la desorganización de propósitos.

Otro tema es el nuevo fenómeno metropolitano que consiste en grandes


ciudades que hoy día concentran buena parte de la población, la producción y
los servicios de todo tipo del país; pese a su importancia no encuentran un
esquema de administración adecuada en las instituciones vigentes. La cuestión es
cómo coordinar los poderes en estos territorios, superando los rígidos y viejos moldes
administrativos que no tienen que ver con la realidad actual.

Otro de los temas se refirió a la necesidad de utilizar los escasos Instrumentos


financieros, de gestión y de administración urbana que existen disponibles y que se
encuentran subutilizados, tales como las contribuciones por mejoras o los derechos
por cooperación.

Se propuso que el punto de partida sobre la planeación y legislación, sea el


tema del Ordenamiento del Territorio, previo a los temas del desarrollo urbano y la
vivienda, mediante planteamientos estratégicos en la utilización del suelo.

Otra cuestión fundamental que se mencionó fue el tema Ecológico y


Ambiental. El transito del ordenamiento ecológico al ordenamiento territorial, desde

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 5


su origen ha sido difícil. La importancia del ordenamiento ecológico radica en que
es la base que debe condicionar la ocupación del territorio, entre otros elementos
para la prevención de riesgos y el adecuado aprovechamiento de los recursos
naturales y limitados con que contamos. En su origen, el ordenamiento territorial
debe estar sujeto al ordenamiento ecológico, para que considerar los valores
ambientales y así poder conservar los recursos naturales primarios esenciales, como
activos para la calidad de vida y las actividades económicas de las ciudades.

Otra opinión expresó que el tema del suelo está sobredimensionado a nivel
urbano y el tema del agua está siendo menospreciado: el principal problema de
sustentabilidad urbana es el agua y la autoridad en el tema –CONAGUA- no da
información en materia de disponibilidad, capacidades, cuotas asignadas y
derechos en relación ciudad-campo, a partir de lo cual se propone alinear los
instrumentos del agua en términos de desarrollo urbano, de sustentabilidad urbana
y reasignar el agua de la agricultura, hoy con grandes desperdicios por la falta de
tecnificación, a las áreas urbanas.

Reconociendo entre los distintos motores de desarrollo modernos, como la


globalización, la información y la movilidad, se mencionó una nueva fuerza que es
la lucha por el agua, en referencia a las posibilidades del crecimiento urbano y
habitacional. Un principio para el desarrollo de grandes ciudades es el abasto de
agua y de sustentabilidad para evitar problemas como el que ocurre actualmente
en la ciudad de Hermosillo, Son. Se mencionó la urgente necesidad de sistemas
eficientes de administración, uso y ahorro del agua, en vez de continuar con la
búsqueda de nuevas fuentes y transporte del líquido de lugares remotos.

En materia de Organización institucional, se propuso la formulación de


nuevas normas jurídicas a partir de las cuales se tendrían que plantear las nuevas
políticas públicas y de planeación. La norma jurídica fundamental (la constitución)
fue modificada en 2011 con el tema de los derechos humanos y, en particular el
derecho a la vivienda, pasó a ser el eje fundamental para la estructura de la
organización jurídica en las materias a que se refiere este debate. Con ello se tiene
la ventaja de que coloca en el ámbito de lo jurídico “La vida digna” sobre la
operación financiera y la especulación. Asimismo, destaca la existencia de normas
que tutelan el derecho fundamental al agua (art. 4to) a partir de la
interdependencia con derecho a la vivienda. Estas normas deben ser la base y
regir el planteamiento de las nuevas normativas en materia de desarrollo,
planeación y vivienda a futuro.

Se requiere revitalizar la visión y papel de la CORETT o un organismo similar


que gestione e integre todas las políticas federales del suelo, de las reservas y de la
gestoría de los proyectos, incluyendo elementos como los que hoy desarrollo el
Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN) y el Registro
Agrario Nacional (RAN), entre otros.

Otra necesidad creciente es la falta de instrumentos para evitar la expulsión


de la población originaria y/o de menores recursos económicos de las zonas
centrales de las planteadas “ciudades compactas”, en manos del mercado
inmobiliario, evitando la gentrificación de las futuras zonas a potenciar. También se

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 6


habló de evitar el crecimiento de las zonas con asentamientos irregulares, en las
cuales termina una parte de la población expulsada de las zonas céntricas.

Se habla de Producción social del hábitat, pero se necesita igualmente


discutir y trabajar sobre el denominado “derecho a la ciudad”, el cual define y
congrega todos los elementos necesarios para una mínima y equilibrada condición
de habitabilidad de las urbes.

Por otra parte, se planteó que la falta de visión integral en la planificación


parte del hecho que desde los años noventa se tiene una inadecuada Ley de
Planeación que establece una visión sectorizada de las políticas de planeación del
ordenamiento del territorio, desarrollo urbano y vivienda. Se propone una urgente
revisión de fondo y modificación de la Ley de Planeación para que se puedan
establecer, con base en las condiciones del presente, hacia dónde se deben dirigir
estas políticas públicas y en qué sentido se debe planear con una visión de
ordenamiento del territorio, para dar lineamientos congruentes al desarrollo urbano,
metropolitano, de la vivienda y del territorio rural. Además, hay que revisar y
revalorar la permanencia y continuidad de las políticas públicas que superan sus
periodos administrativos, así como realizar una modificación en las políticas locales,
para que estén obligadas a regirse además, por normativas con una visión de
carácter nacional. Se necesita promover una Ley “general” de planeación, con
una visión nacional “multisectorial”, con una estrategia sobre la ocupación y
aprovechamiento del territorio (que incluya agua, educación, equipamientos, etc.)
y un diseño institucional, en donde el ejercicio de competencias entre los distintos
poderes se ajuste a los grandes objetivos de la planeación nacional.

Se refirió que el INFONAVIT está desarrollando nuevos modelos


habitacionales acordes a las limitaciones y problemas del suelo urbano, y para
evitar que se entre en un proceso de especulación del suelo, tal que no permita el
desarrollo de vivienda de interés social en el ámbito intra-urbano, que provoque un
proceso de gentrificación y segregación socio espacial. Se informó que se están
elaborando mecanismos que eviten este fenómeno y que vayan alineados con las
nuevas políticas en esta materia, además de buscar establecer modelos
adecuados para cada lugar. También se está tratando de afrontar el gran
problema de los asentamientos sin infraestructura o servicios mediante diferentes
estrategias.

Es compartido el temor de los asistentes a la mesa por el futuro de las clases


populares, en vista de la política de la “ciudad compacta” y del alza natural del
precio del suelo urbano en las áreas seleccionadas para la densificación. Esta
podría generar una dispersión mayor de los asentamientos irregulares, castigados
aún más por encontrarse en zonas sin ningún tipo de ayudas ni subsidios.
Consecuentemente se propone la creación de programas de apoyo y ampliación
de vivienda para densificar zonas específicas, pero realizados a partir de estudios
de las necesidades del usuario, dirigido a familias que crecen, personas con
capacidades diferentes o a familias jóvenes, buscando evitar con esto el
fenómeno de la gentrificación.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 7


Se planteó la necesidad de definir en términos concretos el término de
“vivienda digna”, pues el mayor problema del abandono de la vivienda social es la
falta de calidad en las edificaciones, por lo cual se deben establecer mecanismos
de control de calidad y normas establecidos en metros cuadrados y cúbicos, por
ejemplo.

El representante del movimiento urbano popular declaró que su movimiento


desde hace algún tiempo desarrolla un modelo construido de vivienda
densificada, en el que por su dinámica progresiva, hoy en día viven hasta tres
generaciones seguidas de la misma familia. Por otra parte, propone derogar
algunas leyes que generan especulación e impiden la posibilidad de adquirir
crédito de vivienda sin un intermediario definido, fenómeno acentuado en la última
década, sobre todo en comparación con los años ochenta. Con base en esta
propuesta agrega que se debe terminar con la norma que creó la SHF, por sus
inapropiados programas de vivienda social y la cantidad de casas abandonadas a
causa de la cartera de créditos vencida y de consecuente vandalización de los
desarrollos. Además propone la disposición ordenada de suelo por parte del
gobierno para agrupaciones populares organizadas, con base en una experiencia
comprobada exitosa en desarrollos populares de vivienda.

En relación a los organismos de vivienda como FOVISSSTE e INFONAVIT, se


resaltó el abandono de algunos programas y estrategias de financiamiento y
recuperación, que eran aptos para aplicarse tanto en centros urbanos, como en
los nuevos desarrollos, por haberse convertido en organismos de “segundo piso”. Se
propuso una revisión de fondo sobre los términos y propiedades con que operan y
sus perspectivas a futuro en materia de la vivienda social más económica.

Existe unanimidad en que son acertadas la política y las estrategias que


ponen límites al crecimiento urbano, pero que pueden generar grandes riesgos si
no vienen acompañadas de una necesario y detallada política de suelo que
permita la disposición de suelo servido a bajo costo para los distintos usos y los
diferentes sectores sociales.

Instrumentos propuestos

- Atender y regular el nuevo fenómeno metropolitano en aspectos como:


coordinación de las acciones en este territorio, superando los rígidos y viejos
moldes administrativos que no tienen que ver con la realidad actual.

- Creación de una política detallada de acceso al suelo, que permita la


disposición de suelo servido a bajo costo para los distintos sectores sociales, que
acompañe las estrategias que ponen límites al crecimiento urbano.

- Revisar el diseño institucional en materia de ordenamiento territorial, desarrollo


urbano y vivienda. Es conveniente y necesario referir claramente lo que debe
hacer cada ámbito de gobierno.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 8


- Disposición ordenada de suelo por parte del gobierno para agrupaciones
populares organizadas, con base en una experiencia comprobada exitosa en
desarrollos populares de vivienda.

- La Ley de vivienda debe ser de aplicación general y no solo federal.

- Estudiar y utilizar los escasos Instrumentos financieros, de gestión y de


administración que estén disponibles y subutilizados.

- Instauración de Normas e instrumentos para evitar la expulsión de la población


originaria de menores recursos al interior de las futuras zonas o perímetros de
“ciudad compacta”, para evitar fenómenos como el crecimiento de los
asentamientos irregulares y la “gentrificación”

- Revitalizar la visión y papel de la CORETT o un organismo similar que gestione e


integre todas las políticas Federales del suelo, de las reservas y de la gestoría de
los proyectos, incluyendo elementos como los que hoy desarrolló el INDAVIN y el
RAN, entre otros.

- Urgente revisión de fondo y modificación de la Ley de Planeación con una visión


de ordenamiento del territorio, para establecer políticas congruentes al
desarrollo urbano, metropolitano, de la vivienda y de las áreas rurales.

- Modificar e instituir una Ley de Planeación “General”, con una visión nacional en
términos de planeación, una estrategia de ocupación “multisectorial” del
territorio (que incluya agua, educación, equipamientos, vivienda, desarrollo
urbano).

- Evaluar si el Marco Legislativo actual debe o no modificarse, Se parte de la


observación que buena parte de los problemas provienen de la carencia de
aplicación de los instrumentos existentes.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 9


Lista de asistentes

Nombre Cargo / Dependencia

Azuela de la Cueva, Antonio Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM

Cervantes Borja, Jorge Facultad de Arquitectura, UNAM

Chávez Murguía, Margarita Consultor Independiente

De la Cruz M., Alberto FENAMVP

Gutiérrez, Rodrigo Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM

Gutiérrez T., José María Facultad de Arquitectura, UNAM

Hashimoto Hongo, Armando Gerente de Calidad de Vivienda, INFONAVIT


Centro Universitario de Ciencias Económico
Jiménez Huerta, Edith Rosario
Administrativas Universidad de Guadalajara
Luna Díaz, Job Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM

Monroy, Reyna Unidad de Planeación, SEDATU

Paipilla, Álvaro PUEC-UNAM

Ramírez, Víctor Facultad de Arquitectura, UNAM – Moderador

Ramírez Rivera, Rodolfo SEDATU

Rello Gómez Jaime Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ)


Consultor Privado. Programa de Estudios Metropolitanos
Stolarski Rosenthal, Noemí
de la UAM-Xochimilco

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 10


Mesa 1B. Moderadora: Dra. Alicia Ziccardi, Programa
Universitario de Estudios sobre la Ciudad e Instituto
de Investigaciones Sociales, UNAM

En esta mesa se abordó la importancia de definir los objetivos de la coordinación


institucional, desde los distintos ámbitos de gobierno: municipal, estatal y federal. Se
debatió sobre las posibles formas de apoyar, fortalecer y controlar la acción del
municipio para que tenga los programas y recursos necesarios para realizarlos.
También se discutió sobre el rol de las organizaciones de la sociedad civil y los
espacios, instrumentos, estructuras de participación y de vinculación.

Los participantes en esta mesa coincidieron en que:

- Es necesario cambiar las relaciones entre los tres ámbitos de gobierno. No son
relaciones intergubernamentales de equilibrio como el Federalismo requiere.

- El Gobierno Federal debe considerar al Municipio como un aliado estratégico y


tener una mayor sensibilidad con respecto a las funciones y recursos del nivel
municipal.

- Es indispensable definir con claridad las responsabilidades de los distintos ámbitos


de gobierno, así como definir una autoridad con capacidad de hacer rendir
cuentas a quien no cumpla con su responsabilidad. Tiene que ser la Cámara de
Diputados o La Secretaría de Hacienda y Crédito Público la instancia que
cumpla esta función.

- Debe desarrollarse una visión integral y de largo plazo en materia de planeación


municipal.

- Un problema es el desfase entre lo que marca la legislación y lo que realmente


se hace. Los IMPLANES, por ejemplo, son perfectos en el papel, pero en la
realidad sólo unas excepciones funcionan en apego a su definición legal.

Instrumentos propuestos

Legales
- Es necesario revisar la legislación y resolver las inconsistencias, vacíos y
contradicciones que hay en la legislación y normatividad federal, estatal y
municipal.

Burocráticos
- El Programa Nacional de Desarrollo Urbano debe crear las condiciones para que
los municipios gestionen adecuadamente su desarrollo urbano.

- Hay que fortalecer el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo


Municipal (INAFED) para que cumpla principalmente con las funciones de
capacitación para las que fue creado.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 11


- En el federalismo hay el principio de subsidiaridad en el que el nivel superior
resuelve los problemas que el nivel inferior no puede asumir.

- Para dar un soporte técnico al desarrollo urbano, es necesario generar un


cuerpo de profesionales con capacidades técnicas y aislados de las presiones
políticas. Este cuerpo de profesionales, representantes de la ciudadanía, deben
garantizar los principios del desarrollo urbano más allá de los cambios de
administración trianuales.

- Es necesario institucionalizar una relación de cooperación y colaboración entre


los gobiernos municipales y el sistema educativo local (en el que se incluyan
universidades y otras instituciones públicas) para generar información estratégica
que sirva para tomar decisiones.

Metropolitanos
- Es indispensable crear e innovar en materia de instrumentos de coordinación y
desarrollo metropolitano específicos.

- Hay que impulsar el federalismo cooperativo a través de la cooperación


intermunicipal, avanzando en mecanismos horizontales para coordinar funciones
municipales como la gestión del agua, basura, panteones, etc.

Sociales
- Se ha avanzado en Contraloría Social, en Observatorios Urbanos y en IMPLANES.
Es hora de realizar un balance y evaluar las funciones y resultados logrados.

- La participación social debe ser inclusión de ciudadanía en cada etapa del


proceso decisorio desde la planeación a la gestión y evaluación.

- La planeación debe ser participativa y estratégica y convertirse en un


instrumento de gobierno, no en un ejercicio vertical.

- Hay que continuar ampliando el apoyo a la Producción Social de Vivienda


involucrando en este esquema a más organizaciones sociales, las cajas de
ahorro y los gremios municipales.

- Es necesario reglamentar la participación ciudadana en los conjuntos


habitacionales.

Institucionales
- El primer instrumento debe ser el Programa Nacional de Desarrollo Urbano y
Ordenamiento Territorial, como plan rector que defina los lineamientos para
realizar la planeación del desarrollo urbano a escala municipal y regional.

- Las reglas de operación de los programas sectoriales deben tener muy bien
definidas las relaciones entre los distintos ámbitos del gobierno y la sociedad y
una perspectiva territorial.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 12


- En la implementación del Programa Nacional de Desarrollo Urbano y
Ordenamiento un instrumento fundamental son los recursos que el Gobierno
Federal destina al territorio, no sólo para desarrollo urbano, sino todo lo que es
construcción de infraestructura y equipamiento. El Gobierno Federal asigna
recursos, por lo que puede auditar el ejercicio y los resultados. En caso de
incumplimiento, deberían generarse mecanismos de compensación o
regulación para que esto se corrija.

- La estructura institucional autoritaria y vertical se encuentra en crisis. Es necesario


impulsar nuevas estructuras institucionales más horizontales, en las que la política
pública se construya más a nivel local involucrando a los gobiernos municipales,
la academia, los empresarios y las organizaciones sociales y civiles.

- Una normatividad que defina los nuevos métodos de planeación para elaborar
planes de desarrollo urbano, integrales y participativos.

- Establecer formas institucionalizadas de coordinación e integración a escala


municipal en los diferentes planes sectoriales. Cada municipio tiene que integrar
las acciones por lo menos ocho planes sectoriales federales. Es necesario que
este proceso esté bien definido e institucionalizado.

- Hay que fortalecer los IMPLANES y exigir que su existencia y perdurabilidad esté
asegurada más allá del periodo del gobierno municipal.

- Una de las oportunidades para ejercer la coordinación intergubernamental es a


partir de proyectos específicos de desarrollo urbano.

- Hay que definir mecanismos que incentiven la municipalización de los conjuntos


habitacionales.

Lista de asistentes

Nombre Cargo / Dependencia

Anaya, Mariana FONHAPO

Brindis, Gabriela SEDATU

Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO


Carrión Mena, Fernando
(Sede Ecuador)

Chávez de Ortega, Estefanía Licenciatura en Urbanismo, UNAM

Contreras, Juan B.O.S.

Díaz, Juan Ricardo Bloque de Organizaciones Sociales

Eibenschutz Hartman, Roberto Universidad Autónoma Metropolitana UAM-Xochimilco

Escalera Morfín, José Luis SEDATU

Ferniza Pacheco, Magdalena PRODESA, S.A.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 13


Flores Peña, Sergio Licenciatura en Urbanismo, UNAM

Garrido, Ernesto GARMAL Edificaciones

González, Arsenio PUEC-UNAM

Coordinador del Programa de Estudios Urbanos y


Iracheta Cenecorta, Alfonso
Ambientales, Colegio Mexiquense.

Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del Gobierno del


Janka Zires, Laura
Distrito Federal

Jiménez, Tania INFONAVIT

Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y


López Paniagua, Rosalía
Humanidades, UNAM.

Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del Gobierno del


Martínez Flores, Alberto
Distrito Federal.

Moro, Bianca Posgrado en Urbanismo

Ordóñez, Juan Felipe ISOCARP

Orozco Ortíz, Jorge UIA

Ramírez, Edgar CIDE-DAP

Sandoval, Georgina Universidad Autónoma Metropolitana, UAM-Azcapotzalco

Santín del Río, Leticia FCPyS, UNAM – El Colegio Mexiquense

Ziccardi, Alicia PUEC, IISUNAM – Moderadora

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 14


2. HACIA UN MODELO DE DESARROLLO URBANO SUSTENTABLE

Mesa 2A. Moderador: Arq. Francisco Covarrubias,


Academia Nacional de Arquitectura y Facultad de
Arquitectura, UNAM.

Para implementar el modelo de desarrollo sustentable en lo urbano y rural se


tendrá que definir una nueva normatividad y mecanismos de planeación desde
diversos ejes: en lo urbano, considerando las áreas no urbanizables y los
mecanismos de control que establezca la autoridad; en lo rural, alentando la
producción agrícola y en su caso, estableciendo con claridad las restricciones a las
áreas naturales protegidas, áreas de riesgo, zonas inundables o áreas de infiltración
a acuíferos.

Considerando el marco jurídico e institucional que permita que la


producción humana del entorno físico (creación o mejoras de los espacios
públicos, infraestructuras, equipamientos, etc.); y como construcción socio-cultural:
redensificación, valor y uso social del suelo, responda y atienda al ambiente natural
sostenible: metabolismo urbano – rural mediante la dotación, proceso de cambio y
desecho de agua, aire, productos perecederos / no perecederos y la inclusión de
la participación social.

Estos ejes (producción humana del entorno físico y ambiente natural, como
construcción socio cultural), requieren la realización de estudios en tres escalas: lo
nacional (ordenamiento territorial), regional (desarrollo urbano y rural, usos de suelo,
distribución de equipamiento) y el ámbito local (transportes, edificios sustentables,
entre otros).

El modelo de ciudad propuesto por la Secretaria de Desarrollo Agrario


Territorial y Urbano (SEDATU), en el Programa Nacional de Desarrollo Urbano y
Vivienda (PNDUV) 2013 – 2018, es la ciudad compacta; que debe adecuarse a las
características y dinámicas que se presentan en las ciudades mexicanas,
atendiendo en su caso a las dinámicas de conservación patrimonial,
consolidación, mejoramiento y crecimiento de los centros de población.

Hablar de un modelo para la construcción de ciudad sería acotar diferentes


formas y posibilidades de producirla. No se desecha la idea de ciudad compacta,
simplemente se tendrá que trabajar bajo modelos urbanos existentes, requiriendo
potencializarlos hacia un sistema urbano integral de poli-centralidades.

Así en las zonas de conservación patrimonial la densificación debe ser


cuidadosa y limitada, tendiendo más a la conservación y rehabilitación de
inmuebles y de infraestructuras que permitan revivir y hacer atractivos los centros
de valor patrimonial, incrementando su población y densidades. En las zonas
consolidadas y con servicios se deberá densificar a través del aprovechamiento de
baldíos, manteniendo las normas existentes, entendiendo a la densidad como
fenómeno cultural, a partir de los patrones existentes y de las capacidades de la
infraestructura, la movilidad, el espacio público y la convivencia, determinando
una mayor intensidad en la utilización del suelo, dependiendo de factores

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 15


culturales e infraestructurales y de su impacto en el valor de la tierra, las dinámicas
sociales, la convivencia, la generación de empleo y la posibilidad del uso mixto, es
decir consolidar el desarrollo urbano en forma sustentable con densidades
socialmente aceptables, enfatizar el diseño y su integración a la estructura urbana,
buscando instrumentos que apoyen la densificación como el impuesto base-suelo.

La dinámica de mejoramiento implica la atención de colonias populares y


barrios, debe plantearse a través de esquemas como el condominio familiar, que
permitan en un mismo terreno contar con varias viviendas en que exista certeza
jurídica, considerando además que en la densificación se encuentra presente la
variable socio-cultural relacionado con la manera en que se vive el espacio
público y se habita en el lote familiar. La primera se relaciona con la economía del
sitio junto con las diversas actividades que proporcionan a los sujetos diversas
habitabilidades (la manera en que se desarrolla la vida en las colonias). La segunda
se encuentra en el desenvolvimiento familiar dentro de un lote, teniendo familia
extensa dentro de una vivienda en proceso de crecimiento o bien un lote con
condominios para la misma familia.

La problemática de la expansión urbana (considerada ciudad extensiva o


difusa), que se ha producido en las ciudades mexicanas, se ha traducido en
desequilibrios ecológicos, económicos, energéticos, etc. Una manera de revertir
ese proceso es adecuar el marco legal para la integración de polígonos de
crecimiento que incorporen la tierra proveniente del régimen social al régimen
urbano.

La integración de procesos de crecimiento debe partir de aspectos como la


técnica de umbrales, que implica establecer los menores costos iniciales y de
operación, identificando secuencias y condicionantes para el desarrollo urbano y
estableciendo mecanismos para la incorporación del suelo proveniente del
régimen ejidal en un ejercicio del derecho de preferencia, que permita contar con
recursos de fondos o de un fondo específico para suelo, que provenga de los
programas de financiamiento de vivienda, que permita integrar dichas reservas y
utilizar instrumentos como: programas parciales, polígonos de actuación,
reagrupamiento parcelario, urbanización concertada y fideicomisos, que en su
conjunto establezcan alternativas de ordenamiento e integración de usos para
fines urbanos de carácter público y de carácter privado, incorporando la atención
a los diversos estratos y la mezcla de usos.

Considerando el fortalecimiento de las económicas locales junto con formas


de sustentabilidad como la producción agrícola rural y urbana, que permitan
simultáneamente el contínuum rural-urbano, que integra suelo y atiende ambas
dinámicas; evitando la suburbanización en áreas con vocación agrícola, así como
los conjuntos aislados fuera del área urbanizable, con una normatividad clara y
contundente, acompañado de estrategias de conservación y aprovechamiento
sustentable de áreas agrícolas y forestales, considerando el pago de servicios
ambientales como mecanismo de compensación por estos usos.

La integración del suelo social, debe responder a un proceso en el que se


mantenga su condición social y permita que con los mecanismos establecidos por

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 16


la legislación pueda pasar de tierra social agraria a tierra social urbana, generando
alternativas de uso y tenencia para los grupos de menores ingresos.

La expansión de las ciudades en su caso deber ser en zonas aptas con


secuencias y condicionantes de crecimiento, generando ofertas para los diversos
grupos, y en polígonos planeadas y estructuradas, atendiendo a las diversas
capacidades de ingreso y con espacios y equipamientos equilibrados y usos de
suelo y densidades adecuadas a la vocación de las zonas.

Considerar la función social del suelo, y establecer su reconocimiento a nivel


constitucional para incidir en lo urbano y rural, permitiendo asentar créditos así
como subsidios tendientes a reforzar la economía local, en otras palabras, se
debería cubrir de manera paralela a los planes de vivienda el reforzamiento y
creación de espacios públicos, equipamientos, infraestructuras que respondan a
dichas economías.

Por lo que resulta fundamental la vinculación entre niveles de gobierno y en


el ámbito federal la participación de SEDATU, (particularmente la interrelación entre
CORETT y FONHAPO), SAGARPA Y SEMARNAT en forma coordinada, tanto para
establecer la regularización de la tenencia, la creación de reservas y oferta de
tierra, en particular para los grupos de bajo ingreso, la conservación de las áreas
productivas y de valor ambiental, impulsando y adecuando los instrumentos
jurídicos para otorgar la certeza legal, ya sea para impulsar la producción agrícola,
como la contención de las ciudades y los mecanismos para certificar la tenencia
en coordinación con los registros públicos de la propiedad, tanto para los procesos
intraurbanos de densificación, como para los procesos de crecimiento y
preservación de la productividad agrícola, deben ser incorporados estudios y
diagnósticos de participación, consulta, evaluación y decisión ciudadana para
establecer programas que responda a los intereses locales y apoyarlos con
instrumentos particularmente con facilidades administrativas, instrumentos de
fomento y subsidios tendientes a reforzar la economía local.

En particular los procesos de densificación requieren de un proceso paralelo


de reforzamiento y creación de espacios públicos, equipamientos e infraestructuras
que permitan la capacidad de densificar, estableciendo la correlación entre la
situación económica de la zona y las modalidades de ahorro, densificación y uso
del espacio público, para el establecimiento de créditos y subsidios hacia
poblaciones diversas en un mismo espacio, con distintas modalidades de vivienda.

La densificación y re-densificación va más allá de la vivienda; implica la


capacidad y soporte físico del espacio público urbano, equipamiento,
infraestructura, movilidad y el metabolismo urbano (redes y servicios).

El soporte físico debe considerar tanto la infraestructura como el


equipamiento, pero también es necesario establecer límites de crecimiento en las
localidades, evitando su desbordamiento hacia otras áreas.

Debe haber procesos que atiendan al metabolismo urbano, siendo la


dotación de insumos a la ciudad –agua, energía, alimentos, bienes-, que esta
procesa y desecha, en que es necesario establecer normativas y aplicar las

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 17


existentes para el reciclaje y tratamiento de los diversos procesos que se realizan en
la sinergia.

Instrumentos propuestos
- Establecer una nueva normatividad y mecanismo de planeación para
establecer el nuevo modelo de desarrollo urbano sustentable.

- Definir el marco jurídico e institucional que haga compatible las normas entre los
niveles de gobierno y los sectores de la administración, que tome en cuenta el
desarrollo urbano y rural y el desarrollo ambiental.

- Enfatizar el ordenamiento territorial, el desarrollo regional, el desarrollo urbano y


rural, en el ámbito local.

- Considerar que la ciudad compacta debe adecuarse a las características que


se presentan en las ciudades mexicanas, atendiendo a las dinámicas de
conservación patrimonial, consolidación, mejoramiento y crecimiento de los
centros de población.

- Canalizar acciones de vivienda y recursos a las dinámicas planteadas.

- Establecer en los procesos de crecimiento la utilización de la técnica de


umbrales para reducir los costos iniciales y de operación.

- Ampliar las condiciones para la aplicación del derecho de preferencia, al


ámbito federal y a los fondos de vivienda.

- Constituir un fondo específico para suelo urbano.

- Determinar en la legislación federal y homologar en los instrumentos estatales, los


relativos a instrumentos de programas parciales, polígonos de actuación,
reagrupamiento parcelario, urbanización concertada y fideicomisos.

- Establecer mecanismos que integren la sustentabilidad en la relación urbano-


rural, con una normatividad clara y contundente, que evite la suburbanización
en áreas con vocación agrícola, así como el establecimiento en conjuntos
aislados fuera del área urbanizable, al mismo tiempo que se determinen
estrategias de conservación y aprovechamiento sustentable de áreas agrícolas
y forestales, considerando el pago de servicios ambientales como mecanismo
de compensación por estos usos.

- Establecer el marco jurídico para que la tierra social agraria, se transforme en


tierra social urbana, lo que implica tanto beneficiar a os ejidos y comunidades
del proceso, a través de la adquisición de su tierra o de mecanismos de
asociación con los gobiernos locales y generando alternativas de uso y tenencia
para los grupos urbanos de menores ingresos, en polígonos planeados y
estructurados.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 18


- Considerar la función social del suelo en la constitución y en las normas
reglamentarias.

- Retomar el concepto de destinos y fortalecerlo, para crear espacios públicos,


equipamientos e infraestructuras.

- Establecer mecanismos de vinculación entre niveles de gobierno y la


congruencia en la aplicación de las normas de SEDATU, SAGARPA y SEMARNAT,
en forma coordinada y respondiendo a un ordenamiento territorial integral.

- Establecer o integrar CORETT y FONHAPO para el establecimiento de procesos


integrales de aprovechamiento de la tierra proveniente del régimen social, que
establezcan la certeza jurídica a pobladores e integren los mecanismos para
certificarla, al mismo tiempo que generar oferta de tierra para los grupos de bajo
ingreso.

- Establecer normas para los procesos de densificación que tomen en cuenta la


participación ciudadana y que respondan a los intereses locales y al
reforzamiento de espacios públicos, equipamientos e infraestructuras, que
permitan la capacidad de densificar.

- Vincular los programas de desarrollo social y económico con los programas de


desarrollo urbano y vivienda, controlando el valor de suelo a través de subsidios
dirigidos a población de bajos ingresos para evitar su desplazamiento por
actividades especulativas.

- Regular el valor de suelo para evitar la exclusión social y desplazamiento hacia


las periferias por parte de población residente en las zonas centrales.

- Crear asociaciones vecinales vinculadas con el Observatorio Nacional para el


Desarrollo Urbano, Ordenamiento Territorial y Producción de Vivienda para incidir
en la creación de programas adecuados a las localidades, ciudades y regiones.

- Incentivar la organización de los pobladores para que puedan controlar su


propio desarrollo evaluando diseños arquitectónicos y urbanos (equipamiento,
infraestructura y servicios) junto con subsidios y posibilidades de crédito, evitando
desplazamientos poblacionales.

- Impulsar el reconocimiento legislativo en dos tipos de uso de suelo: el social y


ambiental.

- Generar y aplicar normas junto con estímulos para la ciudadanía respecto a


tratamiento de agua, reciclamiento de residuos sólidos y contaminación
atmosférica.

- Densificar de manera acorde con patrones socio-culturales.

- Generar programas de rescate, aprovechamiento y conservación de espacios


públicos.

- Fomentar programas verdes en las ciudades incluyendo la horticultura urbana.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 19


Lista de asistentes

Nombre Cargo / Dependencia

Aguirre Rugama, Everardo


Casa y Ciudad A.C., Colectivo de Asesores Productores
Alfaro González, Fernando
Sociales de Vivienda
Laboratorio de Sustentabilidad del CIEP, Posgrado en
Arzate, Miguel
Arquitectura, UNAM.
Bramlett Cortés, Rolando Posgrado, UNAM

Brañas García, Cecilia Posgrado en Urbanismo, UNAM

Castañeda, Eric PUEC-UNAM


Academia Nacional de Arquitectura y profesor de la UNAM
Covarrubias, Francisco
– Moderador
García Coll, Julio Asesor
Gaytan Cervantes, Mario Ex - Presidente de la Sociedad Mexicana de Arquitectos
Alejandro, Arq Especializados en Salud (SMAES)
Gómez Carbajal, Omar A. Posgrado de Urbanismo, Facultad de Arquitectura UNAM

Gómez Rocha, Salvador SEDATU

Greene, Fernando Facultad de Arquitectura, UNAM

Gutiérrez, Felipe de Jesús Asesor del Jefe de Gobierno del Distrito Federal

Islas, Fernando Asociación Mexicana de Urbanistas

Kochen, Juan José Subdirección de Sustentabilidad, INFONAVIT

Maya Pérez, Esther Programa de Maestría y Doctorado en Urbanismo, UNAM

Mazari, Marisa Instituto de Ecología, UNAM


Centro de Investigación y Estudios Avanzados de Mérida
Pérez Medina, Susana (CINVESTAV), Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias
Sociales, CEPHCIS-UNAM
Ramírez Kuri, Patricia Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM

Reyes Ayala, Claudia Posgrado en Urbanismo, UNAM

Romero, Gustavo Posgrado Urbanismo y Arquitectura, UNAM

Rubalcava, Luis Facultad de Arquitectura, UNAM

Soto Alva, Enrique Licenciatura en Urbanismo, UNAM

Suárez Pareyón, Alejandro Programa de Posgrado en Arquitectura y Urbanismo, UNAM.

Torres Arroyo, Oscar Doctorado en Urbanismo

Vázquez del Mercado Jorge Vázquez del Mercado, Arquitectos

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 20


Mesa 2B. Moderador: Arq. Alberto Ramos, Facultad
de Arquitectura, UNAM.
Para dar inicio al debate en esta mesa, se tomaron en cuenta cuatro aspectos
como marco de referencia:

1.- Los proyectos certificados, sus características y su importancia como


instrumentos de planeación.

2.- La sustentabilidad, su marco normativo y su vinculación con el desarrollo urbano


y la vivienda.

3.- Los estímulos financieros y los subsidios para el desarrollo urbano y la vivienda.

4.- La responsabilidad ética y profesional de aquellos que participan en el desarrollo


de proyectos urbanos y de vivienda que impactan la ciudad.

La Mesa dio inició haciendo referencia a la conveniencia de revisar el


concepto de la certificación, lo que hoy es, lo que debe ser, su utilidad real y su
validez, ya que existen proyectos certificados que no contribuyen al sano desarrollo
de las localidades en las que se enclavan y no han cumplido con las expectativas y
principios con los que fueron concebidos.

Se reconoció la necesidad de redefinir el concepto de certificación y su


objetivo fundamental, promover el diseño y el establecimiento de Normas Oficiales
para el Desarrollo Urbano y la Vivienda acordes a las diferentes zonas del país, que
sean referentes para la normatividad local y que contribuyan al logro de mejores
niveles en la calidad de vida de la población y al desarrollo urbano integral y
equilibrado de las ciudades.

Para este propósito se reconoció necesario revisar el Sistema Nacional de


Planeación así como sus instrumentos de regulación, en sus diferentes niveles, con
esquemas más eficientes de coordinación, aplicación y operación, evitando la
inconsistencia e incompatibilidad que en algunos casos existe entre las
normatividad federal y las regulaciones locales, así como, el desorden
administrativo que hoy en día se observa en los diferentes niveles de gobierno.

Se requiere revisar la conveniencia de contar con la figura de “Proyectos


Certificados” que hoy en día no tienen validez juridca y que por lo tanto hoy son
simples acuerdos de voluntades, tanto de dependencias oficiales como de
entidades de gobierno estatales o municioales que tienen que hechar mano de los
programas parciales para hacerlos juridicamente validos.

Actualmente, la certificación de un proyecto se enmarca en el


cumplimiento de un cuerpo normativo, que por principio todo proyecto debe
cumplir, debiendo ser, la certificación, una clasificación especial para aquellos
proyectos que sobrepasan las normas minimas establecidas en la normatividad
aplicable y aseguran altos niveles de bienestar para la población.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 21


Por otra parte, al ser la sustentabilidad un tema de prioridad nacional de
impacto directo sobre el desarrollo urbano y la vivienda, hizo necesario poner
énfasis en la revisión del Sistema Nacional de Planeación vinculado al
ordenamiento territorial y su integración con el ordenamiento ambiental y su
regulación. Se hizo evidente, la falta de congruencia y coordinación efectiva que
existe actualmente entre estos dos ámbitos de acción, que impactan el desarrollo
de las ciudades, se refrendó la necesidad de restablecer el Sistema Nacional de
Ciudades, para instaurar una política nacional de desarrollo regional, que
identifique la vocación económica de las distintas zonas del país.

Del mismo modo se analizaron los obstáculos que enfrentan las zonas de
preservación y de recarga acuífera, que por su valor ambiental, impide a sus
tenedores y propietarios intervenir en ellas, promoviendo la venta de las tierras y
estimulando la expansión urbana de las ciudades. Esta situación hace necesario el
establecer una Política Nacional que implante esquemas integrales gestión que
estimulen y promuevan la preservación de las zonas de conservación y producción
agrícola que beneficie a sus propietarios y garanticen la sustentabilidad social,
económica y ambiental del territorio nacional.

Otro tema analizado fue el del financiamiento y los subsidios para el


desarrollo urbano y la vivienda. Se identificó que los mecanismos financieros y de
subsidios que se han planteado actualmente poner en operación están enfocados,
principalmente a estimular a las empresas constructoras de vivienda a desarrollar
proyectos intraurbanos sustentables y hacer accesibles las viviendas a los sectores
de la población con mayores carencias y menor capacidad adquisitiva. Sin
embargo, hoy en día nos existen mecanismos específicos y adecuados que
garanticen que con estas acciones se reorienten el desarrollo urbano de las
ciudades en forma integral y equilibrada.

Se llegó al acuerdo general de que es necesario precisar los controles y


normas que debe establecer a corto plazo la SEDATU para canalizar estos recursos;
asimismo se consideró necesario que su distribución se debe hacer conforme a una
política nacional de desarrollo regional que estimule el desarrollo económico de las
distintas zonas del país de acuerdo al Sistema Nacional de Ciudades, promueva la
inversión en infraestructura y servicios y no solo beneficie la construcción de
vivienda.

Es por ello que se considera indispensable fomentar esquemas de


financiamiento para el desarrollo urbano, la infraestructura y los servicios públicos
con la participación del sector público, privado y social, asi como, promover,
estimular y capacitar a las entidades públicas para el uso y aprovechamiento de
los fondos federales e internacionales que existen para el desarrollo de
infraestructura y servicios urbanos.

Igualmente se requiere establecer mecanismos de administración urbana


que aseguren la cooperación, coordinación y obligación entre las entidades
federales estatales y municipales para el cumplimiento y seguimiento de los planes
de desarrollo urbano.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 22


Respecto a la responsabilidad ética y profesional de aquellos que participan
en el desarrollo de proyectos urbanos y de vivienda que impactan la ciudad, se
consideró necesario la revisión de los contenidos y enfoques de los programas
académicos de la universidades, tanto públicas como privadas. Los programas
deben de responder al compromiso que asegure el ejercicio profesional ético y
con responsabilidad social.

Del mismo modo, es necesario promover la participación activa y


comprometida de los gremios profesionales que colaboran en los procesos de
planeación, gestión y desarrollo de los planes y programas urbanos y de vivienda,
que aseguren la calidad ética de los proyectos que desarrollan.

Se propuso establecer acuerdos y convenios de colaboración


interinstitucional para la formación de recursos humanos capacitados que
colaboren en los tres niveles de la administración pública, así como, promover la
creación de órganos independientes de verificación, seguimiento y control para el
desarrollo urbano (observatorios, procuraduría, etc.),

Instrumentos propuestos
- Revisar la conveniencia de contar con la figura de “Proyectos Certificados” que
hoy en día no tienen validez juridca.

- Redefinir el concepto de certificación de proyectos y su objetivo fundamental.

- La certificación debe ser una clasificación especial solo para aquellos proyectos
que sobrepasan las normas minimas establecidas en la normatividad aplicable y
aseguran altos niveles de bienestar para la población.

- Promover el diseño y establecimiento de las Normas Oficiales Mexicanas para el


Desarrollo Urbano y la Vivienda como criterios básicos de referencia para la
normatividad local, acordes a las diferentes zonas del país.

- Revisar el Sistema Nacional de Planeación y sus instrumentos de regulación, en


sus diferentes niveles, con el fin de hacer más eficientes los esquemas de
coordinación, aplicación y operación.

- Revisar el Sistema Nacional de Planeación vinculado al ordenamiento territorial y


su integración con el ordenamiento ambiental y su regulación.

- Restablecer el Sistema Nacional de Ciudades, para instaurar una política


nacional de desarrollo regional, que identifique la vocación económica de las
distintas zonas del país.

- Establecer una Política Nacional que garanticen la sustentabilidad social,


económica y ambiental del territorio nacional.

- Distribuir en las distintas zonas del país los recursos financieros y subsidios,
conforme a una Política Nacional de Desarrollo Económico Regional, que

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 23


promueva la inversión en infraestructura y servicios para el desarrollo urbano
integral y equilibrado.

- Fomentar esquemas de financiamiento para el desarrollo urbano, con la


participación del sector público, privado y social.

- Regular el costo de la tierra, tanto agrícola como urbana, mediante mecanismos


de estímulo y control (tasas impositivas diferenciales del impuesto predial,
traslados de dominio, derechos y licencias, etc) que disminuyan la especulación
del suelo.

- Promover, estimular y capacitar a las entidades públicas para el uso y


aprovechamiento de los fondos federales e internacionales para el desarrollo de
infraestructura y servicios urbanos.

- Establecer mecanismos de administración urbana que aseguren la cooperación,


coordinación y obligación entre las entidades federales estatales y municipales
para el cumplimiento y seguimiento de los planes de desarrollo urbano.

- Revisar los contenidos y enfoques de los programas académicos de las


universidades, tanto públicas como privadas, con el fin de que cumplan
formando cuadros profesionales comprometidos con el ejercicio profesional
ético y con responsabilidad social.

- Impulsar un Sistema de Gestión Urbana, a través de Agencias de Desarrollo e


Institutos de Planeación independientes y autónomos.

- Crear la Procuraduría para el Desarrollo Urbano y la Vivienda a nivel nacional,


que dé seguimiento y evalúe la coordinación entre las entidades federales
estatales y municipales y el cumplimiento de los planes y programas de
desarrollo urbano.

- Desarrollar indicadores de desarrollo urbano sustentable, que permitan vigilar y


controlar los impactos del desarrollo urbano y el equilibrio ecológico.

- Establecer un esquema adecuado y eficiente de administración y gestión que


coordine a las instancias públicas de las entidades que integran la Zonas
Metropolitanas independientemente de sus límites político-administrativos.

- Crear el Consejo Consultivo para el Desarrollo Urbano y el Ordenamiento


Territorial, como órgano de consulta, opinión y deliberación.

- Promover el Observatorio Nacional para el Desarrollo Urbano y el Ordenamiento


Territorial, como instancia de información, seguimiento en la evolución de los
fenómenos territoriales y acompañamiento de las políticas y proyectos de
desarrollo urbano y ordenamiento territorial.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 24


Lista de asistentes

Nombre Cargo / Dependencia

Anaya, Elizabeth Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, GDF

Facultad de Economía, UNAM, Coordinador, Centro de


Asuad Sanén, Normand Estudios de Desarrollo Regional y Urbano Sustentable
(CEDRUS).

Bautista Vergara, Jessica Licenciatura en Urbanismo, UNAM


Benlliure Bilbao, Pablo Programa Universitario de Estudios Metropolitanos
Chávez Ocampo, Víctor Facultad de Arquitectura, UNAM
Cortés Rocha, Xavier Facultad de Arquitetura, UNAM

Gutiérrez, Luis Programa Universitario del Medio Ambiente, UNAM

Mier y Terán, Arturo Facultad de Arquitectura, UNAM


Ramos, Alberto Facultad de Arquitectura - Moderador
Soto, Luis Armando PUEC-UNAM

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 25


3. REDUCCIÓN DEL REZAGO HABITACIONAL

Mesa 3A. Moderador: Arq. José María Gutiérrez,


Facultad de Arquitectura, UNAM

Abrió el debate a partir del siguiente planteamiento:

a) El número de viviendas en México es de 28 millones y de ellas 17 millones han


sido auto-producidas por sus ocupantes sin participación de Arquitectos,
Ingenieros, constructores ni desarrolladores.

La mayoría de estas viviendas pertenecientes a la población con menores


ingresos (tres veces el salario mínimo, VSM) y en su mayoría no asalariada, se ubican
en barrios populares que representan más del 60% del área urbana de nuestras
ciudades. Estas viviendas, sin embargo, cuentan con Suelo Urbano, servicios
públicos, equipamiento y cercanía a los principales centros de trabajo, comerciales
y de enseñanza. Cuentan, además, con uno o dos pisos en su construcción. La
densificación de estas áreas se deberá basar en el respeto de la familia ampliada.

b) La política Nacional de Vivienda indica que se deberá actuar en los municipios


con mayor pobreza.

c) ¿Cómo debemos actuar?: Estructurando Programas de Producción Social de la


Vivienda y del Barrio en forma organizada con siete metas a lograr:

- Seguridad.

- Desarrollo Socio-económico.

- Participación familiar y ciudadana.

- Seguridad Jurídica del Patrimonio Familiar.

- Identidad considerando su historia, clima y cultura local.

- Mejoramiento de Vivienda y Barrio.

- Coordinación Institucional.

d) Existe un desconocimiento general de la Producción Social del Hábitat tanto en


Universidades, Colegios de Profesionales, Organismos Públicos y especialmente en
las escuelas de Arquitectura en las que no se analiza ni se proponen acciones para
el mejoramiento del espacio habitable del 65% de nuestra población.

Naciones Unidas ha declarado, desde hace más de 40 años que el medio


más adecuado para atender el hábitat de la población de menores recursos es a
través de la Producción Social, siempre y cuando se cuente con los instrumentos
jurídicos, técnicos y administrativos adecuados.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 26


Asimismo, la Ley de Vivienda vigente marca los principios y las bases para
aplicar y mejorar la Producción Social de Vivienda; sin embargo, ésta no ha sido
reglamentada desde el año 2006.

Instrumentos propuestos
- Hacer un plan piloto de vivienda en las 60 ciudades definidas como prioritarias
para que sus resultados estimulen al resto de las ciudades. En ese plan piloto, las
autoridades deben actuar como facilitadores, dar lineamientos generales para
lograr un conjunto urbano coherente.

- Mediante la colaboración de las universidades de los estados, efectuar un censo


de vivienda deshabitada y diseñar e implementar un esquema de ocupación de
dicha vivienda con criterios sociales.

- Tomando como ejemplo el caso de los países escandinavos, se podría plantear


una corporación pública que administre el stock de vivienda y lo ordene y
distribuya de manera estratégica con visión urbana, regional y social.

- Se argumentó que en las universidades existen teorías sobre los modelos más
adecuados de expansión territorial, sin embargo éstos no son aplicados por las
autoridades municipales. Vincular a las universidades e incorporar las teorías y
modelos de expansión territorial en los planes de desarrollo urbano.

- Reforzar los programas de mejoramiento y ampliación de la vivienda. Para ello,


es recomendable retomar el ejemplo del Programa de Vivienda del Distrito
Federal.

- Diseñar un programa nacional de mejoramiento de vivienda vinculado al


mejoramiento del barrio (y sus espacios públicos).

- Revisar el ejemplo de Bogotá donde el municipio identificó los predios


desocupados y los adquirió. El desarrollador inmobiliario hace la construcción,
pero no se puede apropiar de esa plusvalía.

- No se puede seguir hablando de vivienda como una unidad aislada de su


entorno, como si estuviera en un espacio no valorizado ni jerarquizado de
acuerdo a los bienes públicos. Hay que empezar a hablar del Hábitat en lugar
de la vivienda y darle sentido.

- Apoyar la re-densificación de estas áreas que fueron irregulares, es decir, apoyar


el mejoramiento y la ampliación mediante esquemas de producción social de
vivienda.1

1
Los Asentamientos Humanos Irregulares de hace 20 o 30 años, actualmente se han regularizado, han consolidado
su urbanización, tienen servicios, están cerca de sus fuentes de trabajo y por lo general tienen transporte público.
Estas colonias populares, sin ayuda y a veces a pesar de reglamentos, se siguen densificando. De esta manera las
personas pobres están resolviendo ellas mismas el problema de la vivienda.
Estas áreas también dan alojamiento a muchos enfermos mentales y físicos. La población pobre se hace cargo de
sus propios viejos, de sus propios jóvenes y de sus madres solteras. En estos asentamientos hay una concentración

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 27


- Generar pactos de convivencia por barrio para consolidar los programas de
producción social de vivienda.

- Promover usos mixtos del suelo, en vez de zonas monofuncionales.

Lista de asistentes

Nombre Cargo / Dependencia

Bounazou Marcou, Eftychia Licenciatura y Posgrado en Urbanismo, UNAM

Cruz y Serrano, Roberto ARKTUAL, S.A. DE C.V.

González, Arsenio PUEC-UNAM

Gutiérrez, José María Facultad de Arquitectura, UNAM – Moderador

Centro Universitario de Ciencias Económico


Jiménez Huerta, Edith Rosario
Administrativas Universidad de Guadalajara

Ledón Macías, Marco Antonio. Facultad de Economía, UNAM

López Yañez, Cristóbal Comunicación Social UNAM

Universidad Autónoma de la Ciudad de México, UACM, y


Puebla Cadena, Claudia
Licenciatura en Urbanismo, UNAM

Salazar, Clara El Colegio de México

Towle Wachenheim, Eugene


Softec, S.C.
Christopher

de población vulnerable que no tiene respuestas por parte del Estado. Al apoyar a estas áreas, se apoya a los
sectores pobres de la población que no tienen posibilidad de acceder a la vivienda mediante el mercado.
Se recomienda, además que cuando se entreguen escrituras en estos asentamientos populares, se considere a la
pareja y no sólo al hombre

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 28


Mesa 3B. Moderador: Arq. Arturo Mier y Terán,
Facultad de Arquitectura, UNAM

REDUCCIÓN DEL REZAGO HABITACIONAL

Para entender el rezago habitacional se requiere vincular los indicadores


cuantitativos y los análisis cualitativos que permitan un acercamiento a las
diferentes realidades sociales del país. Mientras los datos cuantitativos ofrecen
información socio-demográfico y sobre los ingresos familiares que permiten
establecer índices para condiciones crediticias, los factores cualitativos muestran
patrones de vida familiar, uso del suelo social, modalidades de consolidación en
vivienda (terminada, en proceso de conclusión, solicitud de crédito o ahorros). Por
ejemplo las densidades por lote pueden ser observadas desde las condiciones
culturales (donde en un lote puede existir vivienda unifamiliar o plurifamiliar con
familia extensa). Asimismo el espacio público puede incorporarse como soporte
social de la vivienda.

Las políticas de vivienda, a pesar de tomar como referencia los datos


censales que ofrecen panoramas para decidir hacia qué población dirigir sus
acciones, han favorecido a un sector pequeño de la población con posibilidades
de comprar vivienda a través de créditos hipotecarios con una visión estrecha de
mercado. Con el mismo enfoque ha rescatado a grandes empresas inmobiliarias,
comprando las viviendas para no cotizarlas, revenderlas o alquilarlas. Por otra
parte, se ha dejado de lado la producción social de vivienda sin apoyo técnico ni
económico aunque representa la mayor parte de la demanda.

En ambos tipos de producción de vivienda se ha dejado actuar al mercado


formal o informal sin regulación, situación que ha generado la problemática actual
en la construcción de Ciudad, teniendo periferias segregadas, exclusión social,
altos costos, tiempos excesivos de movilidad o deficiencias de recaudación
hacendaria, entre otros.

Los análisis cualitativos en los ámbitos locales, permitirían conocer los


procesos de consolidación urbana en sus diversas modalidades sociales,
correspondientes a las formas de vivienda, tipología y densidades y plantear
propuestas para el fortalecimiento de la poli-centralidad de las Ciudades,
fortalecer barrios, pueblos y colonias y los mismos conjuntos habitacionales
existentes.

Ante estas perspectivas es necesario considerar que las normatividades


resultantes de la política de vivienda, deberán flexibilizarse en correspondencia con
la sociedad y la inclusión de sus actores en la toma de decisiones.

Para establecer diagnósticos más precisos, técnicamente fundados y


socialmente validados, que permita establecer estrategias e instrumentos dirigidos
a atender el rezago habitacional, es necesario conocer sus características
cuantitativas y cualitativas.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 29


Como se ha manifestado, la vivienda no es un ente aislado, sino
dependiente de complejidades sociales. En consecuencia, los indicadores censales
tendrán que reconstruirse a partir de las situaciones estructurales de la vivienda, los
riesgos ambientales, la ubicación, la composición familiar, las formas de habitar y la
disposición de las viviendas en lote familiar, etc.

De acuerdo a la información del censo sobre las condiciones socio-


económicas actuales se tienen los siguientes datos: Un 85% de la población no
cuenta con ingresos superiores a 5 salarios mínimos por lo que se ve obligada a vivir
en condiciones precarias, representando un total de 53 millones de personas que
requieren mejorar su vivienda, dividida en vivienda nueva y mejoramiento de la
existente, Sin embargo el régimen crediticio inmobiliario de la producción privada
sólo es capaz de atender aquellas personas con ingresos mayores a 5 salarios
mínimos, bajo un esquema laboral de tipo formal.

Por otra parte, en la producción social se cuenta con modalidades de


ahorro “informal” para vivienda. Esta informalidad representa para la construcción
de vivienda, un porcentaje del 60%. Los organismos dirigidos a esta población son
en el ámbito federal el FONHAPO, la SEDUVI, la CONAVI y en el ámbito local, los
organismos estatales y municipales como el INVI. El FONHAPO cuenta con el 1% del
monto total de los subsidios para la construcción o renovación de vivienda
(traduciéndose en $ 28,000 millones frente a empresas inmobiliarias con capacidad
de manejar $ 250,000 millones) sumando recursos públicos y privados.

Siguiendo esta consideración, los aspectos políticos referentes a normativas,


instrumentos y créditos, tendrán que ajustarse a las realidades sociales, tomando en
cuenta que un 60% de la producción del hábitat urbano es asumida directamente
por la población con una inversión aproximada de $ 6,625 mil millones, hacia la
cual las industrias de insumos dirigen mayoritariamente su mercado.

Si se compara la producción formal de vivienda con la informal se puede


reconocer que los procesos de construcción inmobiliaria han sido igualmente
nocivos que en la producción individual y espontánea, ya que han construido
grandes conjuntos habitacionales sin servicios, equipamientos o infraestructura que
responda a la movilidad urbana y a las formas de socialización locales.

Ante estos hechos, se puede observar que la política financiera habitacional


de la última década produjo situaciones negativas debido a que los municipios
fueron rebasados por los promotores, al no contar con herramientas de control
urbano, regulación y financiamiento de terrenos o planes de desarrollo urbano.

La desarticulación de la vida urbana en dichos conjuntos habitacionales, fue


ocasionada por los estrechos criterios del sistema financiero, a la vez que se fue
desatendiendo la producción social sin generar instrumentos, reglamentos ni
apoyos financieros para que se regulara y resolviera de manera ordenada.

Se deben señalar dos deficiencias en las políticas nacionales respecto al


poblamiento popular: i) dejar que la demanda de escasos recursos se encarguen
de obtener el suelo y urbanizarlo por vías informales, y ii) la oferta de vivienda

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 30


prototipo en conjuntos masivos no obedecen a la mayoría de las realidades
sociales.

Como conclusión, las medidas de la política de vivienda, tendrán que


desplazarse hacia el apoyo e instrumentación de la producción social de vivienda
de corte participativo que han presentado resultados masivos y adecuados a la
realidad.

Asimismo, el sector inmobiliario deberá tener más regulación, evitando la


construcción de ciudades dormitorio o la reinversión de recursos públicos y privados
para incorporar al mercado nuevamente una vivienda no aceptada por la
sociedad. Basta revisa las cifras censadas de vivienda desocupada

Una institución adecuada para apoyar la producción social asistida, es el


FONHAPO, que durante su renovación en la década de los 80 generó un sistema
de apoyos que se movían desde el crédito para la adquisición de suelo, vivienda
nueva, mejoramientos e inclusive materiales.

Dicho sistema flexible identificaba grupos de menores ingresos para


proporcionar recursos en varias formas: de gasto a fondo perdido, crédito y ahorros
(individuales o colectivos), los gobiernos locales incluyeron el recurso del suelo. Por
tanto, se tendrá que analizar estos esquemas para integrarlos y potencializarlos
dentro de la nueva política de vivienda.

Al tratar, dentro de los asentamientos humanos, las condiciones cualitativas


de la vivienda, nos acercamos a formas de habitabilidad, las cuales tienen un
rango muy amplio. Se tendría que reconocer la diversidad de familias: el uso de
suelo vinculado a los tipos de familia (extensa, nuclear, monoparental, con
diversidad sexual, con capacidades distintas, etc.), que representarían nuevas
figuras jurídicas. Habrá que incluir modalidades de autoempleo (comercio en casa
con permeabilidad a la calle o interno, vendimia en mercados cercanos y lejanos
al domicilio, etc.) que son parte del sistema de ahorro familiar. Los esquemas de
composición familiar con usos de suelo y sistemas de ahorro familiar se pueden
vincular con los créditos de mejoramiento o vivienda nueva en un lote familiar.

La densificación espontánea de lotes familiares es y ha sido una modalidad


por la que un mismo lote es subdividido en más vivienda y construye
progresivamente en condominio familiar o copropiedad, Los grandes conjuntos
habitacionales en realidad tienden a expandir la ciudad.

El inconveniente actual de los subsidios es su monto limitado. Por lo tanto, los


fondos de vivienda tendrán que orientarse por medio de créditos mixtos con el
principio de solidaridad que tuvo la Ley del INFONAVIT, para que se pueda atender
el rezago con recursos de los fondos a población no derechohabiente.

Los recursos de crédito tienen un papel importante, para poder llegar a una
tasa promedio accesible, debe establecerse un subsidio a la tasa, a través del
Banco de México (con elementos de subsidio cruzado o directo, como se realizó
con FOVI). En lo que se refiere a la inversión en los lotes y servicios, para que los
municipios logren contar con apoyo deben considerar una nueva visión del

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 31


impuesto predial, que actualmente representa el 0.6% del PIB, y podría elevarse a
un 1.5%, simplemente cobrando con mayor eficiencia lo establecido, sin
aumentarlo.

Respecto al subsidio, la solidaridad entre los fondos, el crédito, la inversión y


el ahorro pueden dar una serie de mixturas dirigidas a poblaciones de menores
ingresos.

Con relación a la oferta de tierra accesible, es necesario realizar una alianza


FONHAPO y CORETT para la adquisición de tierra y financiamiento, además de un
sistema general de fondeo, vinculándose a la planeación urbana de los gobiernos
locales, para establecer polígonos de actuación (como reagrupamiento
parcelario) hacia aquellas áreas de crecimiento, donde se pueda integrar
programas de vivienda de los diferentes estratos con diferentes subsidios,
incluyendo equipamientos.

Respecto a la tierra proveniente del régimen social ejidal se puede


incorporar al régimen urbano, liquidando a los ejidatarios o asociándolos bajo la
modalidad de inmobiliarias ejidales, de acuerdo con los planes y regulados por los
municipios.

Instrumentos propuestos
- Evaluar transferencia de potencialidades acorde con patrones de densidad
para establecer límites de crecimiento.

- Impulsar una alianza FONHAPO y CORETT para crear polígonos de actuación con
los municipios, integrando programas urbanos, de vivienda y ejidales,
permitiéndoles una planeación de recursos crediticios, subsidios y control del
valor de suelo.

- Permitir actuación de CORETT, FONHAPO, PROCODES y Hacienda para


regularizar la tenencia, ofreciendo certeza jurídica urbana y ejidal, en los
procesos de las viviendas (intestadas, condominios en lote unifamiliar, etc.),
aprobando la intervención de programas y subsidios, tanto municipales como
federales para dicho efecto.

- Restructurar el sistema de planeación y reordenamiento territorial y los programas


de desarrollo urbano para que contengan programa de vivienda (FONHAPO,
INVI, INFONAVIT y FOVISSSTE), acorde con tipos de poblamiento y modalidades
de producción.

- Vincular programas municipales de desarrollo urbano con densidades


habitacionales reales (INEGI) y valor del suelo (Hacienda) a través de la inclusión
de los propietarios (Participación Ciudadana) para generar un ordenamiento
territorial capaz de adecuarse a los patrones de asentamiento y vivienda
correspondientes a cada zona urbana.

- Establecer programas de vivienda acordes a los tipos de poblamiento y


modalidades de producción.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 32


- Promover procesos participativos de diseño arquitectónico en la producción
social urbana y rural de vivienda.

- Rediseñar los espacios auto-producidos a través de una producción asistida y


participativa para responder a las modalidades sociales de cada asentamiento
a través de organizaciones civiles, universidades y organismos profesionales.

- Creación de un programa piloto para replantear la condición urbana en


distintas Ciudades y ruralidades de la República Mexicana, que incluya
redensificación, vivienda de diferentes estratos sociales con créditos y subsidios
diversos, uso de suelo mixto, etc.

- Generar una instancia de evaluación local con la participación de las


instituciones públicas y las organizaciones de la sociedad para visualizar la
continuación de los programas.

- Actualización de los reglamentos con nuevos criterios para que los gobiernos
estatales y municipales puedan controlar el crecimiento de la Ciudad.

- Implementación de financiamiento revolvente, escalable, subsidios directos,


créditos sin garantía hipotecaria para la población no derechohabiente.

- Vincular sistemas de financiamiento: FONAHPO, Crédito Hipotecario Federal y


Fondo de Subsidio.

- Crear fondos de vivienda integrados para soportar créditos mixtos con el antiguo
principio de solidaridad de la ley del INFONAVIT, atendiendo recursos de los
fondos de población no derechohabiente.

- Generar una tasa promedio para subsidios, a través del Banco de México con el
apoyo de municipios y estados.

- Permitir la solidaridad entre los fondos, créditos, inversión y el ahorro, otorgando


una visión apropiada para la población de menores recursos.

- Reorientar la asignación de recursos y subsidios hacia la producción social de la


vivienda, incluyendo modalidades de asistencia técnica y participación real y
efectiva.

- Garantizar créditos para vivienda de segunda mano.

- Generar un mercado de vivienda en renta.

- Creación de fondos habitacionales con bancas de segundo piso para


financiamiento de tierra.

- Desvincular el crédito de la vivienda y el suelo, evitando que el crédito de la


garantía hipotecaria disponible, se convierta en plusvalía del suelo.

- Crear mediante el FONHAPO y la CORETT acceso a reservas de tierra para


financiar el suelo hacia sectores populares y controlar la oferta de vivienda.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 33


- Generar programas para el acceso del suelo acorde con las diversas
modalidades de familias en los asentamientos populares.

- Ordenar una nueva visión del impuesto predial para fortalecer subsidios, sin
aumento del mismo para incidir en subsidios de lotes y servicios.

Lista de asistentes

Nombre Cargo / Dependencia

Anaya, Mariana FONHAPO

Castañeda, Eric PUEC-UNAM

Posgrado y Licenciatura en Urbanismo, Facultad de


Castro Suárez, Pamela
Arquitectura, UNAM

Connolly Dietrichsen, Priscilla Universidad Autónoma Metropolitana, UAM-Azcapotzalco

Cortés P., Santiago FONHAPO

Covarrubias, Francisco Academia Nacional de Arquitectura y profesor de la UNAM

Gómez Gallardo Latapí, Ernesto Aconsa Consultores

Director General del Fideicomiso Fondo Nacional de


Islava Tamayo, Ángel
Habitaciones Populares

Mier y Terán, Arturo Facultad de Arquitectura, UNAM - Moderador

Quijano, Jorge Facultad de Arquitectura, UNAM

Revah Lacouture, José Antonio Consultor

Ruiz Durán, Clemente Posgrado de Economía, UNAM

Sánchez de Carmona, Luis Academia Nacional de Arquitectos

Suárez Pareyón, Alejandro Programa de Posgrado en Arquitectura y Urbanismo, UNAM.

Velasco, Jesús Colegio de Arquitectos Alarife, Guadalajara

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 34


4. PROCURAR UNA VIVIENDA DIGNA PARA TODOS

Mesa 4A. Moderador: Arq. Enrique Ortiz, Coalición


Internacional para el Hábitat-América Latina

El primer concepto integral a considerar es el de la “Vivienda Adecuada”


propuesto por la ONU en todos sus aspectos: seguridad de tenencia, servicios,
accesibilidad, asequibilidad, habitabilidad, lugar adecuado y adecuación cultural.

Hacer efectivo este derecho humano no puede limitarse a la producción de


viviendas-objeto-mercancía, sino que implica considerar el hábitat en su
integralidad y el suelo en el que este se desarrolla, mismo que, por sus
características de bien común limitado, no puede dejarse al libre juego del
mercado.

Se reconoció unánimemente que el Estado debe recuperar la rectoría del


suelo, generando políticas concretas y articuladas en materia de planificación y
conservación territorial, con base en la recuperación de suelo urbano sub-utilizado
o en especulación, con un mayoritario destino social y en línea con la política de
densificación de las ciudades.

Se concluyó que en el documento del PNDUV, se tendría que incluir y


desarrollar entre las premisas iniciales, el concepto que define que hay un
continuum Rural-Urbano, con un eje articulador que es el ordenamiento del
territorio y no el desarrollo urbano.

Se concluyó que es necesario desde la perspectiva jurídica, revisar el término


“Propiedad” para redefinirlo y restaurar su función social y la capacidad de
intervención y regulación por parte del Estado.

Conjuntamente, en materia de control y regulación, se propuso proveer al


Estado de una “caja de herramientas” o de instrumentos mínimos esenciales y
operativos, con los que pueda intervenir de manera óptima en los diferentes
ámbitos.

La regulación de la tierra debe tener una reglamentación muy precisa, para


evitar la sobre-legislación.

En relación al sistema de catastros, es necesaria una profunda revisión de los


esquemas de operación que están en la base de los programas públicos que rigen
en esta materia –por ejemplo: el modelo de registro y catastro o el modelo de
registro público de la propiedad-

Se planteó la posibilidad de volver a “desamortizar” grandes porciones de


tierra urbana, en especial la que está en manos de los especuladores, con el
objetivo de desarrollar y consolidar una estrategia de contenido y uso social, que
sirva además como instrumento de control de la especulación del suelo y de
densificación de las ciudades. Por otra parte, se deben definir polígonos de

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 35


actuación de interés social, pero de acuerdo a la situación y necesidades
específicas de sus habitantes.

Las reservas de suelo intra-urbanas creadas como parte de la estrategia de


“ciudad compacta e incluyente” deben de ser destinadas en su mayoría a la
población de bajos ingresos. Se planteó a partir de las experiencias y problemas de
los desarrollos urbanos integrales certificados –DUIS-, establecer nuevos métodos de
generación de suelo urbano con una metodología similar a la de los DUIS no solo
enfocada a los desarrolladores privados sino también a los productores sociales. Es
importante, al respecto, estimular la integración social. Las Zonas Especiales de
Interés Social de Brasil (Zeis) son un buen referente para el diseño de los instrumentos
necesarios a estos propósitos. En materia de planes e instrumentos generales de
desarrollo, se deben plantear de manera que articulen y respeten las
“especificidades” locales, para que tengan referencia, consenso y posibilidades de
aplicación efectivas. (Se parte del concepto que define que es importante que las
leyes sean lo que pueden ser, lo que la gente acepta que se haga, porque esto, en
muchos casos, garantiza su respeto y aplicación.)

Otro aspecto fundamental es la inexistencia de mecanismos de


financiamiento que garanticen el acceso al suelo por parte de los grupos sociales
de menores recursos, con planes a fondo perdido o con sistemas de pago
apropiados a las diferentes condiciones y niveles de ingreso.

Se debe estructurar una política con planes específicos para el rescate de


asentamientos irregulares en las periferias urbanas y en las zonas de suelo de
conservación y reservas de diferente tipo.

Como parte de una estrategia que haga efectiva la “función social del
suelo”, se propone la determinación de zonas o polígonos de actuación, que
ayuden a concretar la estrategia de densificación de las ciudades, pero con
destino predominante de uso para vivienda social y con normas claras que
establezcan y regulen el precio del suelo, y eviten la especulación con el mismo.

Se propone la creación de instrumentos de protección, así como


mecanismos de regulación del suelo, que acompañen programas de vivienda
social, para evitar que con el tiempo y las presiones del mercado se produzca la
gentrificación y la expulsión hacia las periferias urbanas de la población más
necesitada u originaria de dichos polígonos.

Producción Social de Vivienda

En el PNDUV se requiere una detallada definición de las diferentes formas de


producción de vivienda (pública, privada y social) –ausencia que siempre actúa
en detrimento de la posibilidad de atención a la población de bajos ingresos-, por
tratarse de sistemas completamente diferentes en sus procesos de producción y
distribución. Por esto cada una necesita instrumentos y estrategias específicos que
apoyen sus lógicas productivas.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 36


Se necesita la revaloración del papel de la producción social de vivienda
por parte de la administración y su clara inclusión en el PNDUV como política
pública. Lo primero es que el Estado reconozca que existen otros tipos de
producción de vivienda, que son diferentes a los sistemas legitimados (institucional
y comercial). Sin embargo no son marginales y son igualmente importantes, con
sistemas y procesos diferentes de producción y que por lo tanto requieren de
instrumentos y estrategias específicas de gestión y financiamiento para hacerlos
eficientes y viables. Además, se resaltó que en el PNDUV, paradójicamente, la
producción social de vivienda está eminentemente relacionada con la parte rural
antes que con la intra-urbana, siendo que en ésta se han producido, sin apoyos,
dos terceras partes de las viviendas existentes.

Para consolidar el sistema de producción social de la vivienda, se necesita


evolucionar en muchos aspectos, como por ejemplo la necesidad de políticas e
instrumentos de recuperación de suelo urbano para la vivienda social, con
métodos de desarrollo y/o venta obligados, expropiación y captación de
plusvalías destinadas a la población en desventaja. Otro aspecto importante es la
generación de capacidades, a partir de las universidades, mediante la formación
de profesionistas capaces de operar las políticas y enfrentar las problemáticas en
materia de planeación y desarrollo urbano y vivienda, así como con capacidad de
trabajar en conjunto con otros actores de la producción y en especial con los
pobladores y los actores que deciden. Por otra parte se necesitan recursos para
ampliar la capacidad de los grupos técnicos ya existentes y la incubación de
nuevos.

Se señaló la conveniencia de instituir una “Procuraduría” nacional del suelo


urbano–rural, desarrollo territorial y de cambio de uso de suelo, que tutele los
intereses del bien común y social en este tema.

Se resaltó que es muy importante la seguridad jurídica de tenencia,


componente básico del derecho a la vivienda, la cual se traduce en sentido de
apropiación, identidad y cuidado.

Asimismo, hay que incentivar otras modalidades de producción habitacional


como son los “conjuntos auto-gestionados urbanos”, experimentados desde hace
varias décadas en el país, ya que hacen ciudad y construyen ciudadanía al
producir, mejorar y gestionar en el tiempo sus viviendas y equipamientos y generar
programas sociales, culturales y de fortalecimiento económico.

Se deben generar políticas adecuadas que apunten al mejoramiento


económico de las familias y reducción de la pobreza, construyendo ciudadanía
que con el tiempo generará un tejido social de base.

En relación a los diferentes programas de producción social de vivienda se


propuso partir de las experiencias ya probadas por los desarrolladores sociales,
acreditados por CONAVI, y otros actores. Además se propuso la revisión y
fortalecimiento de algunos programas de vivienda como son: la autoproducción
asistida integralmente, el mejoramiento, las cooperativas de vivienda, los
condominios familiares y los lotes con servicios, desarrollando un sistema de
instrumentos de apoyo específicos.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 37


Dentro de la estrategia de “Ciudad Compacta” no se ha definido cómo se
logrará materializar en términos de acceso a suelo asequible, subvenciones,
infraestructura, transporte, vialidad, y cómo será la repartición proporcional de
recursos para implementar la estrategia que conduzca a la consolidación de la
producción social a nivel nacional.

Instrumentos propuestos
- En materia de planes e instrumentos generales de desarrollo, se recomendó
plantearlos de manera que se articulen respetando las “especificidades”
locales, para que tengan referencia, consenso y aplicación a este nivel.

- El ámbito de aplicación de la Ley de Vivienda debe ser general, e implicar a


los diferentes niveles de gobierno.

- Retomar y fortalecer el Consejo Nacional de Vivienda y los diferentes


Comités en la materia, aprovechando su experiencia.

- Fortalecer el Comité de Producción Social de Vivienda.

- Incorporar la vivienda y sus diferentes formas de producción y tipos en la Ley


de Desarrollo Social.

- Especificar en la ley el reconocimiento, reglamentación y fortalecimiento del


condominio familiar.

- Ampliar los contenidos referidos a las cooperativas al interior de la Ley de


Vivienda e incorporarlas en la Ley General de Sociedades Cooperativas
para facilitar su constitución y operación, definir sus variantes, formas posibles
de tenencia y tipos de organización y asistencia técnica adecuados.

- Instituir una normatividad adecuada a las diferentes formas de producción


de vivienda.

- Consolidar un sistema de instrumentos jurídicos, financieros, administrativos,


de inducción y fomento en apoyo de la producción social de vivienda.

- Operar nuevos métodos de generación de suelo urbano, por ejemplo, con


una metodología similar a los DUIS pero para uso y financiamiento de
vivienda popular comunitaria, y sin la gestión de una institución financiera
comercial.

- Establecer mecanismos para la recuperación de suelo urbano sub-utilizado o


en especulación, con un mayoritario destino social y en línea con la política
de densificación de las ciudades.

- Revisar el término “Propiedad” para redefinirlo y restaurar la capacidad de


intervención y regulación por parte del Estado.

- Actualizar los mecanismos de reducción y simplificación de costos y tiempos


en los procesos de regularización.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 38


- Impulsar un programa de escrituración para quienes tienen la posesión
legítima pero no documentada del suelo.

- Instaurar mecanismos de coordinación y control en los procesos de


lotificación.

- Revisar los esquemas de operación del catastro que están en la base de los
programas públicos que rigen en esta materia.

- Crear instrumentos de protección, así como mecanismos de regulación del


suelo, que acompañen los programas de producción social de vivienda,
para evitar que con el tiempo y las presiones del mercado se produzca la
gentrificación y expulsión hacia las periferias urbanas de la población más
necesitada.

- Instituir una “Procuraduría” nacional del suelo urbano–rural, desarrollo


territorial y de cambio de uso de suelo, que tutele los intereses del bien
común y social en este tema.

- Promulgar instrumentos que garanticen la seguridad jurídica para la


población en la tenencia del suelo.

- Construir zonas o polígonos de actuación, que ayuden a concretar la


estrategia de densificación de las ciudades, pero con destino predominante
de uso para vivienda social, que contenga normas claras que establezcan y
regulen el precio del suelo y eviten el alza del valor y la especulación con el
mismo.

- Generar capacidades específicas a partir de las universidades, en la


formación de profesionistas con capacidad de trabajar en conjunto con
otros sectores de la producción y con los actores gubernamentales, sociales
y empresariales. Por otra parte, se necesitan recursos para ampliar la
capacidad de los grupos técnicos ya existentes.

- Posicionar la producción social de vivienda asistida en diversas Instituciones


de Educación Superior.

- Generar un mecanismo de certificación para los colaboradores de las


instituciones que asisten la Producción Social de Vivienda.

- Establecer periodos más cortos de financiamiento, con base en aplicación


de subsidios y mecanismos de estímulos sociales por condonamiento o
reducción progresiva de deuda.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 39


Lista de asistentes

Nombre Cargo / Dependencia

Bramlett Cortés, Rolando Posgrado, UNAM

Cabrera Rodríguez, Gustavo Autoridad de la Zona de Conservación del D.F.

Chávez Murguía, Margarita Consultor Independiente

Coalición Internacional del Hábitat-América Latina


Ortiz, Enrique
Moderador

Paipilla, Álvaro PUEC-UNAM

Centro de Investigación y Estudios Avanzados de Mérida


Pérez Medina, Susana (CINVESTAV), Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias
Sociales, CEPHCIS-UNAM

Ramírez, Víctor Facultad de Arquitectura, UNAM

Rubalcava, Luis CIDE / UNAM DTS

Sandoval, Georgina Universidad Autónoma Metropolitana, UAM-Azcapotzalco

Santos, Clemencia Instituto de Geografía, UNAM

Consultor Privado. Programa de Estudios Metropolitanos de


Stolarski Rosenthal, Noemí
la UAM-Xochimilco

Zamorano Villarreal, Claudia


CIESAS
Carolina

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 40


Mesa 4B. Moderadores: Arq. Gustavo Romero y Arq.
Lourdes García, Facultad de Arquitectura, UNAM

“La vivienda es ese peculiar lugar tan lleno de significados, sentidos, importancia
para todos los seres humanos, espacios donde vamos construyendo y viviendo
parte fundamental de nuestra historia, por lo tanto se convierten en un hecho y una
percepción indisoluble de lo simbólico, lo físico y lo material”

En la historia de las políticas de vivienda, en México, nunca se ha atendido


más que marginalmente al 50% de la población más pobre, pero esta atención es
para los “ricos” de los pobres, ya que no existen posibilidades reales de atender a
los verdaderamente pobres.

Uno de los principales problemas de la vivienda es que no se vea fusionada


al desarrollo urbano, ya que el desarrollo urbano no son solo los edificios y los
fraccionamientos y ambos no son la ciudad; la ciudad es la gente que la habita.
Aun cuando en el urbanismo tradicional es obligado se complementen de manera
sumatoria pero no se conciben integralmente y deben tratarse de manera
específica.

Se debe evitar el crecimiento de la ciudad sin sustentos ambientales,


sociales, económicos y culturales, ya que el abuso de los desarrolladores bajo las
autorizaciones de los funcionarios. Generan espacios de vivienda que no son
aceptados por las personas, ya sea por las condiciones físicas que ofrecen o por la
mala ubicación y carencia de los servicios básicos así como los pocos espacios
públicos que puedan generan cohesión social, pero especialmente por no
corresponder a los patrones de habitar de los grupos sociales a los que van dirigidos

Se llegó al acuerdo de que se debe discutir, participativamente por los


diferentes actores y aclarar lo que es una vivienda apropiada y apropiable, así
como sus características propias y del entorno y contorno donde está inmersa, ya
que la vivienda es el punto de encuentro familiar y el entorno el punto de
encuentro vecinal que propicia la cohesión social (Durante todo en proceso de
producción, adjudicación, habitación y mantenimiento de la vivienda debe
considerarse la construcción o reconstrucción del tejido social). Cuando los
desarrollos habitacionales no cuentan con la participación de sus futuros
habitantes debe diseñarse un sistema y organización social que permita y alcance
la convivencia adecuada. Es ingenuo pensar que los proyectos habitacionales
funcionan por obra y gracia de alguna fuerza desconocida o por las buenas
intenciones de sus proyectistas y normatividades, generalmente desconocedoras
de las realidades sociales. Los desarrollos de vivienda no deben ser tan grandes,
más bien pequeños con precios justos o con planes financieros accesibles, para
que se conformen comunidades y no queden viviendas sin vender o desocupadas.

Los desarrollos de vivienda solo se han visto como negocio de los


desarrolladores y no como una solución de vivienda al problema real de las
personas y mucho menos de las de bajos ingresos. Buscar diseñar comunidades

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 41


(conjuntos de viviendas) más pequeñas donde se logre un tejido social, derivado
de la tipología de viviendas y del espacio público al interior, también es claro que
entre más grande es un conjunto de viviendas es más difícil lograr consensos, esto
principalmente por la lucha de poder y control del espacio. Se planteó la vivienda
vertical no solo en edificios departamentales sino también como desdoblamiento
de la vivienda unifamiliar, ya que existe la posibilidad de crecer horizontalmente y
en más pisos, tal como se ha demostrado en infinitud de casos tanto en viviendas
populares como de clase media. En esta última modalidad es posible alcanzar
densidades de hasta 1000habitantes/hectárea2 similar a la del Conjunto “Nonoalco
Tlatelolco” en la Ciudad de México.

El derecho a la ciudad tema importante a ser discutido a fondo y que tenga


como resultado sustento legal que beneficie tanto a los ciudadanos como a la
ciudad de manera equitativa y sustentable. El impacto económico que tienen los
grandes desarrollos no se ven reflejados en la zona o municipio donde se
implantan, no hay derrama, solo ganancias entre desarrolladores, mismos que
dejan al gobierno los problemas de servicios urbanos, movilidad e infraestructura,
cuando estos generalmente carecen de presupuesto necesario para satisfacerlos.
La generalidad de las constructoras tienen ya sus equipos conformados, sin recurrir
a mano de obra ni materiales del lugar, mismos que podrían generar economías
locales.

En los conjuntos habitacionales se ha observado una desocupación del 40%


a nivel nacional, y en muchos de estos conjuntos, se está presentando la venta de
vivienda (no vendida o desocupada al mismo costo traído a pesos reales, sabiendo
que una vivienda después de un tiempo pierde al menos la mitad de su valor por el
deterioro que sufre por su abandono. Se han registrado y presentado con más
frecuencia los problemas de salud como estrés e infartos por la problemática de los
pagos de las viviendas que los conduce a su desalojo. Las viviendas se venden a un
precio muy bajo nuevamente a desarrolladoras que las rehabilitan y las venden
como si fueran nuevas y no aceptan que las vuelvan a adquirir los antiguos dueños
u organizaciones sociales que estarían dispuestas a comprarlas y ellas mismas
rehabilitarlas.

Los estudios y evaluaciones de los conjuntos habitacionales presentan


grandes problemas de la vida social además de deterioro material, especialmente
entre menor es el ingreso de los pobladores que no pueden pagar los costos de
mantenimiento y la carencia de organización social. Delincuencia, prostitución de
las amas de casa, apropiación de espacios, abandono de viviendas que se
vuelven peligrosas. Ante ello los propios habitantes buscan familias que las
“resguarden” ocupándolas irregularmente para evitar que se deterioren y utilicen
por la delincuencia.

Desgraciadamente se actuado represivamente ante la defensa que los


habitantes hacen de sus lugares y muchos detenidos, especialmente mujeres, por
estas cuestiones. Se habló de un número aproximado de 60 mujeres en ciudades

2Ver: León R. “ La vivienda Progresiva, una experiencia de las ONGs HabitaT. El Caso de Canal Nacional (Primer
Premio, Concurso “Habitat, Popular, Progresivo). En Mesías R. Tapia R. “Habitat Popular Progresivo”. Red XIV “B”
CYTED. Fac de Arquitectura, Universidad de Chile. CHILE, 2002

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 42


del norte del país. En cambio no hay ningún desarrollador que haya sido
penalizado de las múltiples violaciones que han llevado a cabo.

Existe una desarticulación no solo entre la política de vivienda y el desarrollo


urbano sino también con las cuestiones ambientales, sociales y económicas, un
caso que se ha estudiado es el impacto por el traslado de horas hombre y el
deterioro, no solo de la economía, sino también de la familia y de la salud.

Hay que desideologizar las políticas y poner en práctica las buenas


experiencias tomadas por los diferentes gobiernos, como es el caso del programa
de mejoramiento barrial y de vivienda de los gobiernos del D.F. Se mencionó el
aprovechamiento del programa “hábitat” promovido por el Banco Interamericano
de Desarrollo (BID) y articularlo a los programas de vivienda.

Se debe revisar todo el sistema de planeación ya que todas las inquietudes


que deben tomarse en cuenta en relación a las viviendas están dentro de las
mismas ciudades, por lo cual se propone construir bajo normas nacionales con sus
ajustes pertinentes según la zona, región, estado o localidad, pero siempre bajo el
concepto de mejorar las condiciones de vida y sustentabilidad. En el caso de las
unidades o conjuntos habitacionales deben incorporarse los diagnósticos que los
propios habitantes construyan conjuntamente con los gobiernos, las entidades de
vivienda, los profesionales y demás actores.

Se visualizan dos niveles de análisis de la vivienda, primero la política de


vivienda nueva y la recuperación de la vivienda usada tanto en buen estado o
deteriorada y/o abandonada para incorporarla al mercado. Debe generarse un
diseño de metodología de reapropiación de la vivienda, permitiendo la
recomposición del tejido social. Se pueden planear acciones, pero lo que se
requiere ahora es coordinarlas, logrando la cercanía con la gente, creando
programas y metodologías para trabajar con la comunidad, como se va
acercando a las distintas comunidades. Los programa sociales de unidades
habitacionales que promueven el mejoramiento de barrios, van perdiendo recursos
cada año.

La “producción social de vivienda” que es la otra alternativa a la


producción mercantil para la venta, que se basa, principalmente, en procesos de
autoproducción asistida con la participación decisoria y de control de los futuros
habitantes, especialmente en organización social en asociaciones civiles y
cooperativas construye viviendas con costos de hasta un 50% de la que se vende
en el mercado y además es más apropiada y apropiable que la anterior. Esta
modalidad funciona para todos los niveles sociales, pero es especialmente
adecuado para los de bajo ingreso.

La vivienda es algo multifactorial, que deben resolverse en los programas de


DU y Vivienda, con la participación ciudadana. Existe la tendencia de asignar al
gobierno local todo lo que ha pasado, el problema de vivienda es una cadena de
responsabilidad. Donde se debe promover el carácter social de las políticas de
vivienda.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 43


Los programas básicos (municipal), no cuentan con técnicas y bases de
información que les permita tomar mejores decisiones. Los programas de acciones
climáticas solo hay 22 municipios de todos los 345 municipios metropolitanos, dando
un rezago importante en materia de riesgos y protección civil.

Debe plantearse como poder avanzar a otras escalas en la gestión,


organizar comités por manzanas o cierto número de viviendas, que permita una
mayor y mejor gestión.

Hay predios ociosos al interior de la ciudad, detectados y analizados por


organizaciones sociales pero que no reciben apoyo para la compra de dichos
predios y que los propietarios al no recibir respuesta a su propuesta siguen
dejándolos a la espera de que “alguien” los compre, destruyendo la poca
planificación delegacional o municipal, que pueda existir.

Instrumentos propuestos
- Realizar una evaluación a los desarrollos (no solo los certificados) a lo largo de su
proceso administrativo y constructivo, aplicando la normativa y sanciones
correspondientes en su caso.

- Permitir la venta de viviendas abandonadas a la gente que lo necesite en los


términos del bajo costo que se les da a las desarrolladoras, y apoyarlas con un
crédito y/o subsidio para que ellos las rehabiliten

- Acordar, definir y lo que es la vivienda apropiada y apropiables, según las


demandas posibles y reales de los pobladores por zonas geográficas, clima y
factores sociales y que permitan su evolución futura para lo cual deberán
construirse los apoyos necesarios para alcanzar los desarrollos adecuados
futuros.

- Retomar el concepto del código nacional de vivienda, que ayude a homologar


la normativa a nivel nacional pero con características particulares según la zona
y clima donde se desarrollen. Dichas normas deberán ser planteadas en forma
flexible y no suceder como en el pasado que se volvían obstáculo para los
grupos de menores ingresos y de patrones culturales diferentes.

- Planear el desarrollo urbano de manera transversal, donde se consideren los


factores económicos, culturales y sociales, etc.

- Restablecer el Sistema Nacional de Ciudades identificando zonas y su vocación


económica que les den sustentabilidad.

- Promover una Política Ordenamiento Territorial Nacional que asegure la


sustentabilidad económica, social y ambiental del Desarrollo Urbano y la
vivienda

- Generar polígonos de actuación específicos para vivienda apropiada y


apropiable así como sustentable, bajo normas oficiales, estatales y locales.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 44


- Fortalecer el uso de la arquitectura bioclimática en viviendas y espacios
públicos, utilizando de manera eficiente el medio ambiente, sin impactar de
manera negativa los ecosistemas del entorno, el uso de focos ahorradores,
captación de agua pluvial y los calentadores solares no representan la
sustentabilidad, contribuyen a ella, pero no solo por su utilización deben
otorgarse subsidios, el subsidio debe darse a quien no impacta el entorno
negativamente y maximiza el aprovechamiento del recurso ambiental.

- Contar con el sustento jurídico donde la ley vincule de manera directa a la


vivienda con el desarrollo urbano. Crear la Procuraduría a nivel nacional que
evalúe la aplicación de las normas oficiales y en su caso las estatales y locales.

- Vincular la planeación urbana a la dinámica financiera y social, es el reto para


construir la ciudad, evitando generar un desequilibrio.

- Promover la definición y establecimiento de las Normas Oficiales Mexicana para


el Ordenamiento Territorial y el Desarrollo Urbano y la Vivienda con criterios
diferenciados para la vivienda mercantil y la producción social de vivienda

- Revisar el Sistema Nacional de Planeación y su vinculación con la gobernanza


para el Desarrollo Urbano.

- Impulsar un Sistema de Gestión Urbana, a través de Agencias de Desarrollo


(independientes y autónomas).

- Contar con el sustento jurídico donde la ley vincule de manera directa a la


vivienda con el desarrollo urbano y al ordenamiento territorial.

- Promover una Política Nacional que asegure la sustentabilidad económica,


social y ambiental del Desarrollo Urbano y la vivienda.

- Establecer con precisión la diferencia de los conceptos y aplicación entre


estimulo financiero y subsidio económico.

- Canalizar los recursos financieros y subsidios de acuerdo a la regionalización del


Sistema Urbano Nacional.

- Otorgar subsidios a las zonas y no a la vivienda. Establecer una política y


mecanismos de control que asegure su disposición, principalmente, a los
sectores de menores ingresos (por debajo de 2 vsm). Estos no deberán aplicarse
a la compra de vivienda.

- No otorgar créditos de vivienda a las familias que no residan en las localidades,


Evitar que con los recursos de los fondos de vivienda se utilicen para viviendas de
vacaciones o una segunda vivienda, como sucedió en el gobierno anterior

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 45


Lista de asistentes

Nombre Cargo / Dependencia

Beristain Aguirre, Ana G. PUMA-UNAM

Brañas García, Cecilia Posgrado en Urbanismo, UNAM

Posgrado y Licenciatura en Urbanismo, Facultad de


Castro Suárez, Pamela
Arquitectura, UNAM

Cervantes Borja, Jorge Facultad de Arquitectura, UNAM

Ferniza Pacheco, Magdalena PRODESA, S.A.

García, Lourdes Facultad de Arquitectura, UNAM - Moderadora

Garrido, Ernesto GARMAL Edificaciones

Lacouture, Magdalena PRODESA, S.A.

Mena-Abraham, Josefina Grupo de Tecnología Alternativa, S.C.

Rello, Jaime Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ)

Romero, Gustavo Facultad de Arquitectura, UNAM - Moderador

Soto, Luis Armando PUEC-UNAM

Ziccardi Contigiani, Alicia Directora PUEC-UNAM

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 46


PROPUESTAS E INSTRUMENTOS ORGANIZADOS DE ACUERDO A LA
ESTRUCTURA DEL PNDU

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 47


Eje 1. Nuevo Modelo de Desarrollo Urbano y Metropolitano

1.1. Controlar la expansión de las manchas urbanas

Objetivos Propuestas

Controlar la expansión de las - Regular el valor de suelo para evitar la exclusión social y desplazamiento hacia las periferias por parte de la
manchas urbanas, promoviendo que población residente en las zonas centrales.
el crecimiento y reemplazo del - Promover la definición y establecimiento de las Normas Oficiales Mexicanas para el Ordenmaiento Territorial
parque habitacional se concentre y el Desarrollo Urbano y la Vivienda con criterios diferenciados para la vivienda mercantil y la producción
hacia el interior de los centros urbanos social de vivienda.
existentes y estableciendo criterios - Sistema de Gestión Urbana, a través de Agencias de Desarrollo (independientes y autónomas).
claros para el crecimiento ordenado
- Restablecer el Sistema Nacional de Ciudades identificando zonas y su vocación económica que les den
de las ciudades que así lo requieran.
sustentabilidad.
- Establecer instrumentos de planeación que impliquen definir el crecimiento urbano, a través de técnicas de
umbrales, que implican establecer los menores costos inciales y de operación, identificando secuencias y
condicionantes para el desarrollo urbano.
- Establecer mecanismos para la incorporación del suelo proveniente del régimen ejidal, ampliando el
ejercicio del derecho de preferencia.
- Integrar reservas e instrumentos como los programas parciales, los polígonos de actuación, el
reagrupamiento parcelario, que en su conjunto establezcan alternativas de ordenamiento e integración de
usos para fines urbanos, de carácter público y privado.
- Considerar el fortalecimiento de la sustentabilidad a traves de la atención a la producción agricola rural y al
desarrollo urbano, evitando la suburbanización de areas con vocación agrícola, así como conjuntos
aislados fuera del área urbanizable, con una normatividad clara, acompañada de estratégias de
conservación y aprovechamiento de áreas agricolas y forestales, considerando el pago de servicios
ambientales como mecanismo de compensación por estos usos.
1.2. Consolidar las Ciudades

Objetivos Propuestas

Consolidar las ciudades mediante la - Densificar de manera acorde con patrones socio-culturales, evitando soluciones departamentales en
vertical.
utilización de la superficie intraurbana
disponible (predios baldíos y - Generar en la ciudad una mezcla de estratos sociales, mediante un control del valor de suelo y subsidios de
subutilizados), el crecimiento ‘hacia vivienda social en zonas centrales.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 48


Eje 1. Nuevo Modelo de Desarrollo Urbano y Metropolitano

adentro’ y la densificación, así como - Mejorar indicadores del INEGI respecto a la vivienda, espacio público y estructuras familiares para que
la adecuación y ampliación de la puedan vincularse con programas urbanos y de vivienda.
infraestructura urbana. - Establecer indicadores del INEGI vinculados con densidades demográficas, empleo y de construcción para
planear y potenciar zonas urbanas que se re-densificarán.
- Es necesario instituir un programa de recuperación de la vivienda deshabitada con criterios sociales.
- Densificar a traves del aprovechamiento de baldíos, a partir de patrones existentes considerando aspectos
sociales y capacidades de infraestructura, movilidad y espacio público.

1.3. Consolidar las Ciudades

Objetivos Propuestas

Hacer de las áreas conurbadas y las - Vincular planeación urbana, agraria y de vivienda con créditos, subsidios y programas sociales con datos de
zonas metropolitanas unidades INEGI para establecer reglamentaciones de crecimiento en las regiones.
territoriales funciona-les, a través del - Vincular programas urbanos, territoriales y de vivienda con subsidios y créditos en zonas centrales para
alineamiento de instrumentos sectores de ingresos bajos y medios, evitando diminución de la población y crecimiento de la periferia.
financieros, de planeación y de - Diseñar herramientas administrativas que permitan a los municipios regular el crecimiento, financiamiento de
ejecución de políticas públicas, en un lotes, estableciendo a su vez, créditos y subsidios hacia los sectores mayoritarios.
contexto de coordinación - Propiciar la gestión de planes de desarrollo urbano y de vivienda por municipio y localidad para establecer
interguberna-mental e intersectorial. regulaciones territoriales.
- Otorgar certificación sólo a aquellos proyectos que cumplan con las normas.

1.4. Promover el desarrollo urbano sustentable

Objetivos Propuestas

Incorporar un enfoque amplio de - Definir qué es el desarrollo urbano sustentable, qué son los desarrollos sustentables, qué finalidad tienen y
cómo se norman.
sustentabilidad en las acciones,
proyectos e inversiones que se - Definir el concepto y alcances de los desarrollos certificados (que no sólo es cubrir las “normas mínimas”).
realicen en zonas urbanas, - Incluir normas oficiales para todas las escalas de desarrollos, ya que los impactos son diferentes.
garantizando la protección de las - Capacitar a los funcionarios en los conceptos de sustentabilidad y su normativa, ayudando a la mejor toma
condiciones ambientales y los de decisiones dentro del desarrollo urbano.
recursos naturales. - Incorporar formas de densificación social con mejoramiento del espacio público, hacia actividades
económicas y recreativas con valor y uso del suelo social, apuntalando el manejo de una movilidad urbana
eficiente.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 49


Eje 1. Nuevo Modelo de Desarrollo Urbano y Metropolitano

- Aplicar normatividades en el manejo de desechos y reservas territoriales.


- Considerar la conservación del entorno urbano, agricola-rural, evitando la suburbanización en áreas con
vocación agrícola, asi como los conjuntos aislados fuera del área urbanizable, con una normatividad clara
y contundente, acompañada de estratégias de conservación y aprovechamiento sustentable, de áreas
agrícolas y forestales.
- Promover que la tierra social agraria se constituya en tierra social urbana, generando alternativas de uso y
tenencia para los grupos de menores ingresos.
- Considerar la función social del suelo y establecer su reconocimiento a nivel Constitucional, para incidir en
lo urbano y rural.
- Establecer mecanismos de vinculación entre niveles de gobierno y la congruencia en la aplicación de las
normas de SEDATU, SAGARPA y SEMARNAT, en forma coordinada y respondiendo a un ordenamiento
territorial integral.

Propiciar condiciones de • Otorgar subsidios sólo a desarrollos que cumplan no sólo con las normas oficiales sino la reglamentación
federal, estatal y local, en términos urbanos y ambientales.
sustentabilidad social y económica
con énfasis en la población urbana • Realizar una evaluación a los desarrollos (no solo los certificados) a lo largo de su proceso administrativo y
constructivo, aplicando la normativa y sanciones correspondientes en su caso.
de menores ingresos.
• Destinación y uso efectivo de recursos provenientes del crédito y/o de los subsidios, y la incorporación de
tecnologías adecuadas para generar actividades que, gracias a la identificación de habilidades y a la
capacitación de los participantes de la comunidad, pueden implicar su incorporación remunerada en la
fase de construcción, en la de uso y de consolidación progresiva de sus viviendas y conjuntos
habitacionales. Actividades remuneradas como la producción in situ de algunos materiales y componentes
de la vivienda como en los procesos de construcción e introducción de servicios, lo cual implican ahorros
sustanciales, lo que permite atender a sectores de ingreso bajo y/o producir mejores viviendas.
Este Programa de PSV debe focalizarse prioritariamente en los 400 municipios incluidos en la Cruzada
Nacional contra el Hambre, el cual contribuirá significativamente a la (re)construcción del tejido social, a
mejorar las condiciones de seguridad y convivencia al atender población que ha quedado al margen de
los programas de mercado y a la integración de sectores marginados dando prioridad a las mujeres jefas
de hogar, que han demostrado en diversas ocasiones un papel relevante en la conducción de estos
procesos. Es necesario invertir recursos públicos apostando en este caso al desarrollo humano y social tan
necesario en el actual contexto nacional
• Apoyo a la re-densificación de ex-asentamientos humanos irregulares, mediante esquemas de producción
social de vivienda y mejoramiento de vivienda. Considerando que cuando se entreguen escrituras en estos
asentamientos populares se considere a la pareja y no sólo al hombre.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 50


Eje 2. Vivienda digna y sustentable

2.1. Atender el rezago habitacional

Objetivos Propuestas

Otorgar financiamiento a la vivienda - Acordar, definir y lo que es la vivienda apropiada y apropiables, según las demandas posibles y reales de
los pobladores por zonas geográficas, clima y factores sociales y que permitan su evolución futura para lo
bajo estrictos criterios de
cual debera construirse los apoyos necesarios para alcanzar los desarrollos adecuados futuros.
ordenamiento urbano, promoviendo
- Retomar el concepto del código nacional de vivienda, que ayude a homologar la normativa a nivel
el uso intensivo del suelo intraurbano y
nacional pero con características particulares según la zona y clima donde se desarrollen. Dichas normas
el aprovecha-miento del parque deberán ser planteadas en forma flexible y no suceder como en el pasado que se volvían obstáculo para
habitacional existente. los grupos de menores ingresos y de patrones culturales diferentes.
- Apoyar la autoproducción de vivienda impulsada por ejecutores sociales, desarrolladores sociales de
vivienda, agencias productoras de vivienda y otras organizaciones que brindan asesoría integral a los
ciudadanos, con una participación activa entre los beneficiarios y los promotores sociales de vivienda.
- Continuar con los programas de mejoramiento barrial y de vivienda, vinculados con programas urbanos
delegacionales y/o parciales apoyados con subsidios y créditos.
- Establecer reglamentaciones con respecto al valor del suelo con créditos y subsidios dirigidos a vivienda
social en las centralidades urbanas.
- Contar con el sustento jurídico donde la ley vincule de manera directa a la vivienda con el desarrollo
urbano y al ordenamiento territorial.
- Planear el desarrollo urbano de manera transversal, donde se consideren los factores económicos,
culturales y sociales, etc.
- Restablecer el Sistema Nacional de Ciudades identificando zonas y su vocación económica que les den
sustentabilidad.
- Promover una Política Nacional que asegure la sustentabilidad económica, social y ambiental del Desarrollo
Urbano y la vivienda
- Para consolidar el sistema Producción Social de la Vivienda, es necesario acompañar la creación de
políticas de recuperación de suelo urbano para la vivienda social, con la generación de capacidades, a
partir de las universidades en la formación de profesionistas que estén en grado de operar las políticas y
enfrentar las problemáticas en materia de planeación y desarrollo del suelo y la vivienda.
- Dentro de las potencialidades del impulso a la producción social de vivienda, destaca el mejoramiento de
la competitividad ya que al mejorar ésta, la vivienda de mercado debe mejorar.
- Incentivar algunas modalidades de la PSV, como generación de viviendas adicionales en los predios
familiares de las colonias populares del país, pueden ampliar el parque habitacional y las densidades
urbanas sin recurrir a la expansión del territorio ocupado y de la infraestructura existente. Este Programas ha

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 51


Eje 2. Vivienda digna y sustentable

demostrado que una buena parte de la reserva de suelo destinable a vivienda en las grandes áreas
urbanas se encuentra en las azoteas de los barrios en proceso de consolidación.
- Re-densificación de zonas bien ubicadas y servidas que se encuentran actualmente en proceso de
despoblamiento y deterioro, mediante procesos de producción social organizada que trabaja a mayor
escala, con base en la experiencia de las organizaciones sociales y ONG (desde los años 60)
- Generación de mayores subsidios y de mecanismos que posibiliten la PSV a mayor escala, como la
generación de suficiente suelo legal, servido y seguro destinado a estos sectores mediante la
desincorporación de terrenos públicos o la generación de instrumentos que obliguen a incorporar predios
abandonados o en especulación a este tipo de emprendimientos sociales
- Hacer un plan piloto de vivienda en las 60 ciudades definidas como prioritarias para que sus resultados
estimulen al resto de las ciudades. Las autoridades deben actuar como facilitadores y dar lineamientos
generales para lograr un conjunto urbano coherente.

Diversificar el mercado de soluciones - Desvincular crédito de vivienda y crédito de suelo para evitar que los créditos de la vivienda se vean
estancados en el pago de suelo, aumentando su valor.
de vivienda, de manera que
responda eficaz-mente a las - Generar polígonos de actuación específicos para vivienda digna y sustentable, bajo normas oficiales,
estatales y locales.
necesidades de los diferentes sectores
de la sociedad y las regiones del país, - Aclarar y desarrollar en el PNDUV, el concepto de la “Vivienda Adecuada”: definida en términos más
actuales, integrales y concretos (ONU): pertenencia, servicios, accesibilidad, habitabilidad, lugar adecuado
priorizando los apoyos a las familias
y adecuación cultural
de menores ingresos.
- Realizar una detallada definición en el PNDUV, de los diferentes sistemas de producción de vivienda
(publica, social y privado) por tratarse de sistemas completamente diferentes en sus procesos de
producción y distribución, por esto cada uno necesita instrumentos y estrategias específicos que apoyen sus
lógicas productivas; logrando con esto, dar a la producción social de vivienda asistida y organizada las
bases institucionales que requiere para desarrollar plenamente su potencial productivo y su contribución a
las demás estrategias en que se fundamenta la actual política de vivienda.

Generar una oferta óptima de


créditos y subsidios para la - Impulsar créditos para adquisición de vivienda sin hipoteca y sin ser derechohabiente, para los sectores de
adquisición, mejoramiento, menores ingresos.
ampliación, rehabilitación o auto- - Abatimiento del rezago habitacional Rural, indígena y Urbano mediante estímulos al procesos de
producción de vivienda, que producción social de vivienda con asistencia integral (social, técnica, financiera, legal, administrativa), con
acceso principalmente a recursos financieros de crédito y subsidio, así como con la participación activa de
incorpore estrategias para atender las
sus habitantes, al control que estos ejercen sobre su propio proceso habitacional y a realizarlo sin fines de
necesidades habitacionales lucro. Para elevar la cobertura social de esta forma de producción, requiere, en primer término,
mediante instrumentos financieros considerarla como complemento estratégico de la política de vivienda, complementario y convergente
acordes a la diversidad de la con la producción privada de mercado. Implica también fortalecer sus capacidades productivas, los
demanda. apoyos específicos y adecuados a su lógica productiva en términos económicos y técnicos.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 52


Eje 2. Vivienda digna y sustentable

Abatir el rezago de vivienda en el


sector rural.

Objetivos Propuestas

Generar información de calidad para


una mejor toma de decisiones de - Crear la Procuraduría a nivel nacional que evalúe la aplicación de las normas oficiales y en su caso las
actores públicos, empresas privadas, estatales y locales.
organizaciones sociales y - Incentivar las zonas de bosques donde se recargan los acuíferos, evitando que se vendan, ya que los pagos
consumidores de vivienda. por mantenerlos son muy bajos, lo que orilla a los propietarios a venderlas.

2.2. Mejorar la calidad de la vivienda y su entorno

Objetivos Propuestas

Mejorar las condiciones - Hay que empezar a hablar del Hábitat en lugar de la vivienda y darle un sentido integral. No se puede
seguir hablando de vivienda como una unidad aislada de su entorno, como si estuviera en un espacio no
habitacionales y del entorno urbano
valorizado ni jerarquizado de acuerdo a los bienes públicos.
como condición para avanzar hacia
- Vincular la planeación urbana a la dinámica financiera y social, es el reto para construir la ciudad.
la ciudad igualitaria, competitiva y
sustentable. - Desarrollar indicadores de desarrollo sustentable que vigilen que no se rompan los equilibrios ecológicos y
que los impactos sean mínimos.
- Fortalecer el uso de la arquitectura bioclimática en viviendas y espacios públicos, utilizando de manera
eficiente el medio ambiente, sin impactar de manera negativa los ecosistemas del entorno, el uso de focos
ahorradores, captación de agua pluvial y los calentadores solares no representan la sustentabilidad,
contribuyen a ella, pero no solo por su utilización deben otorgarse subsidios, el subsidio debe darse a quien
no impacta el entorno negativamente y maximiza el aprovechamiento del recurso ambiental.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 53


Eje 3. Movilidad Sustentable

Objetivos Propuestas

Impulsar la movilidad sustentable en


las ciudades y metrópolis en
coordinación con la política de
desarrollo urbano, mediante la
reducción de las necesidades de
movilidad de la población por la - Incluir uso de suelo mixto con subsidios cruzados tanto en vivienda como en servicios para reducir movilidad
proximidad de los usos del suelo, el y población flotante.
fomento del transporte público
masivo y sustentable y del no
motorizado, así como con meno-res
incentivos para el transporte en
automóvil individual

Eje 4. Gestión del Suelo

Objetivos Propuestas

Generar oferta de suelo para atender - Promover usos mixtos del suelo, en vez de zonas monofuncionales.
las necesidades habitacionales y de - Incentivar el desarrollo de terrenos intraurbanos baldíos y subutilizados, con miras a que se integren a la
infra-estructura, especialmente de la oferta de suelo. (visto en la mesa)
población de menores ingresos. - Incentivar actividades de agricultura urbana en lotes de reservas ecológicas, los cuales forman un cinturón
verde para la ciudad.
- Agrarios en el mercado de oferta de suelo o de lotes urbanos, a través del uso de figuras asociativas
provechosas (sociedades cooperativas, empresas mixtas, fideicomisos, etc.) con otros entes económicos,
para la creación de proyectos inmobiliarios destinados a la población de más bajos ingresos. (visto en mesa)
- Como parte de una estrategia de “función social del suelo”, se propone la reconstrucción de zonas o
polígonos de actuación, que ayude a concretar la estrategia de densificación de las ciudades, pero con
destino predominante de uso para vivienda social.
Diseñar nuevos instrumentos jurídicos, - Contar con el sustento jurídico donde la ley vincule de manera directa a la vivienda con el desarrollo
urbano y al ordenamiento territorial.
así como mejorar los ya existentes
para brindar certidumbre al uso de - Promover una Política Nacional que asegure la sustentabilidad económica, social y ambiental del Desarrollo
Urbano y la vivienda.
suelo y evitar la especulación y
- El Estado debe recuperar la rectoría del suelo, generando políticas concretas y articuladas en materia de

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 54


Eje 3. Movilidad Sustentable

subutilización del mismo. planificación y conservación territorial


- La regulación de la tierra debe tener una reglamentación muy precisa, para evitar la sobre-legislación,
buscando un sistema de regulación abierto, con base en un margen de flexibilidad y de acción responsable
-evitando procesos jurídicos y de regulación, complejos e interminables- en donde el instrumento principal
es el Poder Jurídico para los diferentes mercados del suelo.
- El sistema de planeación en sus diferentes niveles y materias debe ser simplificado y flexible, evitando su
desarticulación y desorganización.

Eje 5. Desarrollo Regional Sustentable. y Ordenamiento Territorial

Objetivos Propuestas

Promover un sistema de planeación


- En el documento del PNDUV, se tendría que incluir entre las premisas iniciales el concepto que define, que
nacional, en el cual la política los ámbitos Rural y Urbano son continuos, con un eje articulador que es el ordenamiento del territorio y no el
nacional de desarrollo regional desarrollo urbano.
anteceda a la planeación local, de - Generar Políticas adecuadas que apunten al mejoramiento económico de las familias y reducción de la
modo que los elementos que se pobreza, construyendo ciudadanía y tejido social de base.
definan en el primer instrumento - La importancia del ordenamiento ecológico radica en que es la base según la ley para la prevención de
constituyan la base de la planeación riesgos y de gestión de cuencas de abasto naturales, entre otras cosas. Por esto el ordenamiento territorial
de las entidades federativas. debe estar sujeto al ordenamiento ecológico, para que se previera y poder conservar los recursos natural
primarios esenciales, como activos para la calidad de vida y las actividades económicas de las ciudades.

Dar un enfoque territorial al desarrollo


nacional y a las políticas sectoriales, - Comprender que la planeación urbana y sustentable no tiene límites políticos administrativos, ya que el
consolidando la dimensión de “lo entorno y medio natural es uno mismo y desborda cualquier límite, por lo que debe contemplarse el entorno
y las dinámicas fuera de los límites establecidos políticamente.
regional” dentro del sistema nacional
de planeación, y promoviendo la - Promover que los planes y programas de desarrollo urbano y vivienda incluyan las siguientes dimensiones
temáticas:
asociación de gobiernos estatales en
el nivel de las meso-regiones, y de los - Potencializar vocaciones económicas en zonas consolidadas, incluyendo subsidios dedicados a vivienda
social para crear unidades territoriales con mayor homogeneidad.
gobiernos municipales en el nivel de
- Revisar el Sistema Nacional de Planeación y su vinculación con la gobernanza para el Desarrollo Urbano.
regiones intermunicipales, con el
respaldo del Gobierno Federal.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 55


Instrumentos Transversales

1. Reestructura del Sistema de - Reconstrucción de los indicadores del INEGI respecto a vivienda y servicios urbanos para que concedan
patrones poblacionales respecto a densificaciones, creando pre-diagnósticos utilizables en ordenamiento
Planeación Territorial
territorial, vivienda y equipamientos con la participación de la sociedad.
- Incorporen una perspectiva de largo plazo e integralidad, en el sentido de orientar el desarrollo social y
económico en el territorio, definiendo los usos e intensidades de suelo y densidades; asociando el espacio
público, social y económico con la generación de vivienda de diferentes estratos sociales, incluyendo
modalidades de crédito y subsidios para evitar disminución de población residente por actividades
comerciales.
- Vincular los programas de desarrollo social y económico con los programas de vivienda, solventando el
valor de suelo a través de subsidios dirigidos a población de bajos ingresos para evitar su desplazamiento
por actividades comerciales.
- Evaluar transferencia de potencialidades acorde con patrones de densidad para establecer límites de
crecimiento.
- Atender y regular el nuevo fenómeno metropolitano en aspectos como: organización del poder en este
territorio, superando los rígidos y viejos moldes administrativos que no tienen que ver con la realidad actual.
- Generar subsidios y créditos de aprovechamiento en áreas verdes para agricultura urbana mediante una
vinculación entre la CORETT, el FONHAPO, la CORENA y la CONANP.
- Promover la definición y establecimiento de las Normas Oficiales Mexicana para el Desarrollo Urbano y la
Vivienda con criterios básicos de referencia.
- Impulsar un Sistema de Gestión Urbana, a través de Agencias de Desarrollo (independientes y autónomas).
- El primer instrumento debe ser el Programa Nacional de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, como
plan rector que defina los lineamientos para realizar la planeación del desarrollo urbano a escala municipal
y regional.
- Las reglas de operación de los programas sectoriales deben tener muy bien definidas las relaciones entre los
distintos ámbitos del gobierno y la sociedad.
- El Programa Nacional de Desarrollo Urbano debe crear las condiciones para que los municipios gestionen
adecuadamente su desarrollo urbano.
- Para dar un soporte técnico al desarrollo urbano, es necesario generar un cuerpo de profesionales con
capacidades técnicas y aislados de las presiones políticas. Este cuerpo de profesionales, representantes de
la ciudadanía, deben garantizar los principios del desarrollo urbano más allá de los cambios de
administración trianuales.
- En la implementación del Programa Nacional de Desarrollo Urbano y Ordenamiento el instrumento
fundamental es el dinero que el Gobierno Federal destina al territorio (no sólo para desarrollo urbano, sino
todo lo que es construcción de infraestructura y equipamiento). Esta es una bolsa significativa. Si el Gobierno
Federal pone recursos, puede auditar su ejercicio y el resultado de la inversión de dicho recurso. En caso de

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 56


Instrumentos Transversales

incumplimiento, deberían generarse mecanismos de compensación o regulación para que esto se corrija.
- La estructura institucional autoritaria y vertical se encuentra en crisis. Es necesario impulsar nuevas estructuras
institucionales más horizontales, en las que la política pública se construya a nivel local involucrando
gobiernos, academia, empresarios y organizaciones sociales y civiles.
- Es recomendable establecer una normatividad que defina los nuevos métodos para elaborar planes de
desarrollo urbano, integrales y participativos.
- Se recomienda establecer formas institucionalizadas de coordinación e integración a escala municipal de
los diferentes planes sectoriales. Cada municipio tiene que integrar las acciones de al menos ocho planes
sectoriales federales. Es necesario que este proceso esté bien definido e institucionalizado.
- Hay que fortalecer los IMPLANES y exigir que las reglas de su revocación no sean las del juego político.
- Una de las oportunidades para ejercer la coordinación intergubernamental es a partir de proyectos
específicos de desarrollo urbano.
- Hay que definir mecanismos que incentiven la municipalización de los conjuntos habitacionales.
- Considerar la creación de una corporación pública de vivienda, que administre el stock de vivienda, lo
ordene y distribuya de manera estratégica con visión urbana, regional y social.
- Re-proponer un Modelo de Expansión Territorial, incorporándolo a los planes de desarrollo urbano, que sirva
como instrumento para las autoridades municipales.
- Creación de una política detallada de acceso al suelo, que permita la disposición de suelo servido a bajo
costo en tiempo y condición para los distintos sectores sociales, que acompañe las estrategias que ponen
límites al crecimiento urbano.
- En materia de planes e instrumentos generales de desarrollo, se recomendó plantearlos de manera que se
articulen, repetando las “especificidades” locales, para que tengan referencia, consenso y aplicación a
este nivel.
- Operar nuevos métodos de generación de suelo urbano, por ejemplo, con una metodología similar a los
DUIS pero para uso y financiamiento de vivienda popular comunitaria, y sin la gestión de una institución
financiera comercial.

2. Coordinación Interinstitucional - Es necesario institucionalizar una relación de colaboración entre los gobiernos municipales y el sistema
educativo local (en el que se incluyan universidades y otras instituciones públicas) para generar información
estratégica que sirva para tomar decisiones.
- Establecer un mecanismo para fortalecer el principio de subsidiaridad en el federalismo, en el que el nivel
superior entra a resolver problemas que el nivel inferior no puede.
- Hay que recuperar el INAFED y capacitar a todos los ámbitos de gobierno de acuerdo al criterio de
subsidiaridad.
- Es indispensable crear instrumentos de coordinación y desarrollo metropolitano específicos.
- Hay que impulsar el Federalismo Cooperativo a través de la Cooperación Intermunicipal, en la que se ha

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 57


Instrumentos Transversales

avanzado en mecanismos horizontales para coordinar funciones municipales como la gestión del agua,
basura, panteones, etc.
- Integrar en la SEDATU, la CONAVI, FONHAPO y CORETT, reuniendo en una sola entidad facultades para
establecer en forma coherente las políticas de ordenamiento territorial, manejo del suelo y financiamiento a
la vivienda, y de operar, gracias a la experiencia, una gama más amplia de programas habitacionales
tanto en áreas rurales como urbanas.
• Impulsar alianza FONHAPO y CORETT para crear polígonos de actuación con los municipios, integrando
programas urbanos, de vivienda y ejidales, permitiéndoles una planeación de recursos crediticios, subsidios
y control del valor de suelo.
- Integración de las diversas formas de producción de vivienda –pública, social y privada- dentro de un
Sistema Nacional de Vivienda, capaz de distinguirlas como partes diferenciadas de la política nacional de
vivienda y de operarlas e instrumentarlas de acuerdo a su diferente lógica productiva.
- Permitir actuación de CORETT, FONHAPO, PROCODES y Hacienda para regularizar la tenencia, ofreciendo
certeza jurídica urbana y ejidal, en los procesos de las viviendas (intestadas, condominios en lote unifamiliar,
etc.), aprobando la intervención de programas y subsidios, tanto municipales como federales para dicho
efecto.
- Restructurar el sistema de reordenamiento territorial y los programas de desarrollo urbano para que
contengan un complemento de planeación y programa de vivienda (FONHAPO, INVI, INFONAVIT y
FOVISSSTE), acorde con tipos de poblamiento y modalidades de producción.
- Vincular programas municipales con densidades habitacionales reales (INEGI) y valor del suelo (Hacienda) a
través de la inclusión de los propietarios (Participación Ciudadana) para generar un ordenamiento territorial
capaz de adecuarse a los patrones de asentamiento y vivienda correspondientes a cada zona urbana.
- Vincular programas CORETT / CORENA para impulsar programas de agricultura urbana.
- Crear una Procuraduría a nivel nacional que evalúe la aplicación de las normas oficiales y en su caso las
estatales y locales
- Desarrollar indicadores de desarrollo sustentable, que vigilen no se rompan los equilibrios ecológicos y que
los impactos sean mínimos, por lo que hay que reforzar las relaciones institucionales.
- Restablecer el Sistema Nacional de Ciudades identificando zonas y su vocación económica que les den
sustentabilidad.
- Revisar el diseño institucional en materia de ordenamiento territorial, el desarrollo urbano y la vivienda. Es
conveniente y necesario el referir claramente que debe hacer cada ámbito de gobierno
- Hay que estudiar y utilizar los escasos Instrumentos financieros, de gestión y de administración que estén
disponibles y subutilizados.

3. Participación Social efectiva - Ampliar la participación de las diferentes instancias de gobierno y de la sociedad, considerando:
- La reinstalación del Consejo Nacional de Vivienda, con programas y planes de vivienda, ampliando su
área de injerencia al desarrollo urbano y el ordenamiento del territorio, acorde con los tipos de poblamiento

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 58


Instrumentos Transversales

y sus modalidades de producción.


- Crear el Consejo Consultivo para el Desarrollo Urbano y el Ordenamiento Territorial, como órgano de
consulta, opinión y deliberación. (visto en Mesa)
- Crear el Observatorio Nacional para el Desarrollo Urbano y el Ordenamiento Territorial, como instancia de
información, seguimiento en la evolución de los fenómenos territoriales y acompañamiento de las políticas y
proyectos de desarrollo urbano y ordenamiento territorial. (visto en Mesa)
- Crear asociaciones vecinales vinculadas con el Observatorio Nacional para el Desarrollo Urbano,
Ordenamiento Territorial y Producción de Vivienda para incidir en la creación de programas adecuados a
las localidades, ciudades y regiones.
- Incentivar la organización de los pobladores para que puedan controlar su propio desarrollo evaluando
diseños arquitectónicos y urbanos (equipamiento, infraestructura y servicios) junto con subsidios y
posibilidades de crédito, evitando desplazamientos poblacionales.
- Se ha avanzado en Contraloría Social, en Observatorios Urbanos y en IMPLANES. Es hora de realizar un
balance y evaluar qué es conveniente mejorar.
- La participación social debe ser inclusión de ciudadanía en decisiones.
- La planeación debe ser participativa y convertirse en un instrumento de gobierno, no en un ejercicio
vertical.
- Hay que continuar ampliando el apoyo a la Producción Social de Vivienda involucrando en este esquema
a las organizaciones sociales, las cajas de ahorro y a los gremios municipales.
- Es necesario reglamentar la participación ciudadana en los conjuntos habitacionales y encontrar los
mecanismos para que sean municipalizados de manera efectiva a pesar de los problemas actuales que lo
impiden.
- Establecer metas mínimas para estructurar Programas de Producción Social de la Vivienda y del Barrio en
forma organizada: Seguridad; Desarrollo Socio-económico; Participación familiar y ciudadana; Seguridad
Jurídica del Patrimonio Familiar; Identidad (historia, clima y cultura local); Mejoramiento de Vivienda y Barrio;
Coordinación Institucional.
- Realizar un censo de vivienda deshabitada, elaborado en colaboración entre las universidades de los
estados y diseñar e implementar un esquema de ocupación de dicha vivienda
- Evitar en la producción social modalidades de vivienda masiva o tipo, si no es acompañada de procesos
participativos de diseño arquitectónico.
- Promover procesos participativos de diseño arquitectónico en la producción social urbana y rural de
vivienda.
- Rediseñar los espacios auto-producidos a través de una producción asistida y participativa para responder
a las modalidades sociales de cada asentamiento a través de organizaciones civiles, ONG´s.
- -Generar capacidades específicas a partir de las universidades, en la formación de profesionistas con
capacidad de trabajar en conjunto con otros sectores de la producción y con los actores
gubernamentales, sociales y empresariales. Por otra parte, se necesitan recursos para ampliar la capacidad

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 59


Instrumentos Transversales

de los grupos técnicos ya existentes.


- Posicionar la producción social de vivienda asistida en diversas Instituciones de Educación Superior.
- Disposición ordenada de suelo por parte del gobierno para agrupaciones populares organizadas, con base
en una experiencia comprobada exitosa en desarrollos populares de vivienda.
- Incentivar algunas modalidades de la PSV, como generación de viviendas adicionales en los predios
familiares de las colonias populares del país, ampliando el parque habitacional y las densidades urbanas sin
recurrir a la expansión del territorio ocupado y de la infraestructura existente. Ejemplo: uso para vivienda en
las azoteas de los barrios en proceso de consolidación, por ampliación asistida.

4. Modernización del marco jurídico - Desarrollar Normas Oficiales Mexicanas, Normas Mexicanas y/o lineamientos necesarios para estandarizar
las acciones de desarrollo urbano, vivienda y ordenamiento territorial, dándoles sustento jurídico a través de
la nueva legislación. (Visto en mesa)
- Es necesario revisar la legislación y resolver las incongruencias y contradicciones que hay en la legislación y
normatividad federal, estatal y municipal.
- Impulsar instrumentos de reconocimiento legislativo en dos tipos de uso de suelo: el social y ambiental.
- Generar normativas junto con estímulos para la ciudadanía respecto a tratamiento de agua, reciclamiento
de residuos sólidos y contaminación atmosférica.
- Creación de reglamentos para que los gobiernos estatales y municipales puedan controlar el crecimiento
de la ciudad.
- Aplicar normatividades en el manejo de desechos, agricultura urbana y reservas territoriales mediante una
vinculación entre la CORETT, el FONHAPO, la CORENA y la CONANP.
- Contar con el sustento jurídico donde la ley vincule de manera directa a la vivienda con el desarrollo
urbano y al ordenamiento territorial.
- Promover una Política Nacional que asegure la sustentabilidad económica, social y ambiental del Desarrollo
Urbano y la vivienda.
- Ley de Vivienda:
◦ La Ley de vivienda debe ser de aplicación General y Federal
◦ Aclarar algunas definiciones y conceptos de la Ley de vivienda, pues se han generado algunas
confusiones y manejos poco claros a partir de la interpretación de algunos términos.
◦ Incluir y fortalecer en la Ley de Vivienda, el Consejo Nacional de Vivienda y los diferentes Comités en
materia.
◦ Reconocimiento, reglamentación y fortalecimiento al Condominio familiar.
◦ Incorporar y definir las cooperativas al interior de la Ley de vivienda, pues apenas las menciona,
generándose muchos problemas para poder trabajar con ellas (en aspectos -como por ejemplo- la forma

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 60


Instrumentos Transversales

de tenencia, incidiendo en la permanencia de la población más desprotegida).


- Ley General de Sociedades Cooperativas: Incorporar las cooperativas de vivienda.
- -Incorporar la vivienda y sus diferentes formas de producción y tipos en la Ley de Desarrollo Social.
- -Establecer periodos más cortos de financiamiento, con base en aplicación de subsidios y mecanismos de
estímulos sociales por condonamiento o reducción progresiva de deuda.
- Revitalizar la visión y papel de la CORET o un organismo similar que gestione e integre todas las políticas
Federales del suelo, de las reservas y de la gestoría de los proyectos, incluyendo elementos como los que
hoy desarrollo el INDAVIN y el RAN, entre otros.
- -Establecer mecanismos para la recuperación de suelo urbano sub-utilizado o en especulación, con un
mayoritario destino social y en línea con la política de densificación de las ciudades.
- -Revisar el término “Propiedad” para redefinirlo y restaurar la capacidad de intervención y regulación por
parte del Estado.
- -Reducción y simplificación de costos en regularización.
- -Impulsar un programa de escrituración para quienes tienen la posesión legítima pero no documentada del
suelo.
- Instaurar mecanismos de coordinación y control en los procesos de lotificación.
- -Revisar los esquemas de operación del catastro que están en la base de los programas públicos que rigen
en esta materia.
- Instituir una normatividad adecuada a las diferentes formas de producción de vivienda
- -Crear instrumentos de protección, así como mecanismos de regulación del suelo, que acompañen los
programas de producción social de vivienda, para evitar que con el tiempo y las presiones del mercado se
produzca la gentrificación y expulsión hacia las periferias urbanas de la población más necesitada.
- -Instituir una “Procuraduría” nacional del suelo urbano–rural, desarrollo territorial y de cambio de uso de
suelo, que tutele los intereses del bien común y social en este tema.
- -Promulgar instrumentos que garanticen la seguridad jurídica para la población en la tenencia del suelo.
- -Construir zonas o polígonos de actuación, que ayuden a concretar la estrategia de densificación de las
ciudades, pero con destino predominante de uso para vivienda social, que contenga normas claras que
establezcan y regulen el precio del suelo y eviten el alza del valor y la especulación con el mismo.
- -Generación de un mecanismo de certificación para los colaboradores de las instituciones que asisten la
Producción Social de Vivienda
- -Urgente revisión de fondo y modificación de la Ley de Planeación para que se puedan establecer, con
base en las condiciones del presente, en qué sentido se debe planear con una visión de ordenamiento del
territorio, para establecer políticas congruentes al desarrollo urbano, metropolitano, de la vivienda y de la
parte rural.
- -Revisar y revalorar las facultades que pertenecen a consejos y comités, en relación a la permanencia y
continuidad de políticas públicas que superan sus periodos administrativos; así como hay que realizar una

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 61


Instrumentos Transversales

modificación en las políticas locales, para que estén obligadas a regirse además, por normativas con una
visión de carácter nacional.
- -Promover y provocar una Ley “General” de Planeación, con una visión nacional en términos de
planeación, una estrategia acorde de ocupación “multisectorial” del territorio (que incluya agua,
educación, equipamientos, etc.) y un diseño institucional, en donde el reparto de competencias este
regido por una gran coherencia entre los distintos poderes.
- -Evaluar si el Marco Legislativo actual debe o no modificarse, (sin asumir acríticamente que es malo o
insuficiente). Se parte de la observación que buena parte de los problemas provienen de la carencia de
aplicación de los instrumentos existentes.
- -El principal problema de sustentabilidad urbana es el agua, a partir de lo cual se propone, una
reasignación de los derechos del agua, “alinear” los instrumentos del agua en términos de desarrollo
urbano, de sustentabilidad urbana y quitarle un poco de suministro a la agricultura para reasignarlos a las
áreas urbanas más densas.
- -Revisar y adecuar la normativa del INAH (Ley nacional de monumentos históricos) que han propiciado en
buena medida la desocupación de los centros de las ciudades.

5. Financiamiento - Plantear instrumentos creativos para el financiamiento de los proyectos a ejecutar, considerando entre las
alternativas de financiamiento:
- Establecer mecanismos de Estímulo al Financiamiento revolvente.
- Establecer mecanismos de Estímulo al Financiamiento Escalable.
- Fomentar a la generación de Subsidios Directos.
- Re-establecimiento de instrumentos e impulso para Créditos sin garantía hipotecaria.
- Decretar mecanismos de financiamiento público y/o privado para Créditos a población no
derechohabiente.
- Vincular sistemas de financiamiento: FONAHPO, INVI y Crédito Hipotecario Federal.
- Crear fondos de vivienda integrados para soportar créditos mixtos con el antiguo principio de solidaridad de
la ley del INFONAVIT, atendiendo recursos de los fondos de población no derechohabiente.
- Generar una tasa promedio para subsidios, a través del Banco de México con el apoyo de municipios y
estados.
- Permitir la solidaridad entre los fondos, créditos, inversión y el ahorro, otorgando una visión apropiada para
la población de menores recursos.
- Reorientar la asignación de recursos y subsidios hacia la producción de ciudad y vivienda social, incluyendo
modalidades de asistencia técnica y participación real y efectiva.
- Garantizar créditos para vivienda de segunda mano.
- Generar un mercado de vivienda en renta.
- Desvincular el crédito de la vivienda y el suelo, evitando que el crédito de la garantía hipotecaria

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 62


Instrumentos Transversales

disponible, se convierta en plusvalía del suelo.


- Crear mediante el FONHAPO y la CORETT acceso a reservas de tierra para financiar el suelo hacia sectores
populares y controlar la oferta de vivienda.
- Creación de fondos habitacionales con bancas de segundo piso para financiamiento de tierra.
- Generar programas para el acceso del suelo acordes con las diversas modalidades de familias en los
asentamientos populares.
- Ordenar una nueva visión del impuesto predial para fortalecer subsidios, sin aumento del mismo para incidir
en subsidios de lotes y servicios.
- Establecer con precisión la diferencia de los conceptos y aplicación entre estimulo financiero y subsidio
económico.
- Canalizar los recursos financieros y subsidios de acuerdo a la regionalización del Sistema Urbano Nacional.
- Otorgar subsidios a las zonas y no a la vivienda.
- Establecer una política y mecanismos de control que asegure su disposición, principalmente, a los sectores
de menores ingresos (por debajo de 2 vsm.)
- Reforzar y financiar los programas de mejoramiento y ampliación de la vivienda, así como los de espacio
público
- Crear mecanismos de control de plusvalía, para evitar que los desarrolladores inmobiliarios se apropien de
las mismas
- Asignación presupuestal a programas de fortalecimiento para la Producción Social de Vivienda Asistida:
Profesionalización instituciones
- Desarrollo de esquema de financiamiento para la Producción Social de Vivienda Asistida: Instituciones y
personas. Se deben producir mecanismos y sistemas de financiamiento para el acceso al suelo por parte
de los grupos sociales de menores recursos, con sistemas de pago apropiados y específicos para esta
realidad social o con planes a “fondo perdido” con base en subsidios y/o fondos internacionales de
colaboración.
- Se planteó la posibilidad de volver a “desamortizar” grandes porciones de tierra urbana, en especial la que
está en manos de los especuladores, en limbo jurídico o en inoperancia, con el objetivo de contenido y uso
social, que sirva además como instrumento de control de la especulación del suelo y de densificación de
las ciudades. Por otra parte, se deben definir polígonos de actuación de interés social, pero de acuerdo a la
situación y necesidades específicas de cada grupo social para el que va dirigido.
- Las reservas de suelo intra-urbanas creadas como parte de la estrategia de “ciudad compacta”, deben de
ser destinadas en su gran mayoría para la gente que no tiene recursos y/o viviendas de interés social.
- Estructurar planes de financiamiento y legalización específicos para el rescate de asentamientos irregulares
–con posibilidades de adecuada habitabilidad-en las periferias urbanas y en las zonas de suelo de
conservación y reservas de diferente tipo
- En el PNDUV, se necesita la instauración de instrumentos y estrategias específicos de apoyo y financiamiento
diferenciados, entre los diferentes sistemas de producción de vivienda (privado y social) por tratarse de

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 63


Instrumentos Transversales

sistemas completamente diferentes en sus lógicas productivas y distribución.


- Generación de instrumentos de recuperación de suelo urbano para la vivienda social, con métodos de
expropiación y de generación de plusvalías para la población en desventaja.
- Incentivar otros sistemas de producción como son los “conjuntos auto-gestionados urbanos” de
construcción de vivienda, existente desde hace varias décadas en el país.
- Revisión y reestructuración del modelo de producción habitacional de los últimos años, el cual ha tenido un
impacto profundo a nivel nacional.
- Revisar y fortalecer algunos de los programas de vivienda como son: los sistemas de autoconstrucción y
producción asistida integralmente; el programa de lotes con servicios pero al interior de un sistema de
producción de vivienda integral y asistida; etc.
- Atender a la progresividad del suelo, servicios y vivienda.
- Urgente necesidad de pensar y planificar en términos de cuencas a nivel gubernamental y administrativo,
como principio para el desarrollo de grandes ciudades, de abasto y de sustentabilidad
- Creación urgente de sistemas eficientes de administración del agua, antes que continuar con la búsqueda
y transporte del líquido.

6. Seguimiento y Evaluación - Es importante contar con mecanismos de seguimiento y evaluación, orientados con base en:
- Creación de un programa piloto para replantear la condición urbana en distintas ciudades y ruralidades de
la República Mexicana, que incluya re-densificación, vivienda para diferentes estratos sociales con créditos
y subsidios diversos, uso de suelo mixto, etc.
- Generar una instancia de evaluación local con la participación de las instituciones y la sociedad, para
visualizar la continuación del programa piloto o realizar modificaciones antes de reproducirlo a nivel
nacional.
- Vincular la planeación urbana a la dinámica financiera y social, es el reto para construir la ciudad, evitando
generar un desequilibrio.
- Desarrollar indicadores de desarrollo sustentable, que vigilen no se rompan los equilibrios ecológicos y que
los impactos sean mínimos, por lo que hay que reforzar las relaciones institucionales.
- Profundizar y multiplicar los estudios de habitabilidad a nivel nacional.

Debate sobre las nuevas estrategias de la Política Nacional de Vivienda Página 64

También podría gustarte