Está en la página 1de 8

¿Soy libre de hacer lo que quiera, cuando quiera y como

quiera?

Para poder responder esta pregunta y hablar sobre la “libertad”, debo saber
que la libertad es un problema político, y para poder explicarlo y comenzar con
el tema es necesario ahondar sobre este concepto.

La política es una actividad de las personas que aspiran a gobernar un país o


una sociedad. La política es el arte de lo posible, es una herramienta para
servir. Un instrumento que posibilita, si es bien aplicada, construir, desde un
espacio público hasta las mejoras sociales y culturales.

Para la RAE la política es “la actividad del ciudadano cuando interviene en los
asuntos públicos con su opinión, con su voto, o de cualquier otro modo”.

Es decir que es la actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos


públicos, mediante elecciones, protestas, etc.

Aristóteles “proponía un enfoque científico de la política, donde el análisis


social se hiciera tomando en cuenta elementos psicológicos, culturales y
sociales, estableciendo relaciones de causa y efecto”

Aclarado el concepto de política para seguir con el tema, debo explicar ¿qué es
la libertad?

Libertad es elegir lo que realmente quiero. Es vivir sin ataduras. Es tener la


voluntad de pensar y actuar libremente uno mismo.

Actuar libremente, sin dejarnos llevar por opiniones ajenas, es hacer lo que
quiero. Ejemplo: permanecer a la religión que quiera.

La libertad se puede manifestar de muchas maneras. Libertad de expresión, de


decisión, de religión, etc.

Para Ricardo Yepes Stork (fue un profesor universitario, un ensayista y un


filósofo brillante que dirigió algunos empeños editoriales. Nació en Madrid el 8
de diciembre de 1953 y falleció el 26 de diciembre de 1996 en Huesca)
“es una de las notas definitorias de la persona. Permite al hombre alcanzar su
máxima grandeza, pero también su mayor degradación. Es quizás su don más
valioso porque empapa y define todo su actuar. El hombre es libre desde lo
más profundo de su ser. Por eso los hombres modernos han identificado el
ejercicio de la libertad con la realización de la persona: se trata de un derecho y
de un ideal al que no podemos ni queremos renunciar. No se concibe que se
pueda ser verdaderamente humano sin ser libre de verdad”

A lo que agrega,

“la libertad, en efecto, se identifica muchas veces con poder hacer todo lo que
uno quiera, siempre que no se perjudique a los demás. Este modo de entender
qué significa ser libre concede primacía a la toma de decisiones en presente,
promueve elegir lo que yo quiera cuando yo quiera, y sólo toma la precaución
de no perjudicar a los demás para evitar ser molestado o interrumpido en
aquello que quiero hacer. Se parte del supuesto de que lo que elijo es bueno
por el mero hecho de que lo elijo libremente; los demás deben limitarse a
respetar mis decisiones, no porque sean buenas o malas, sino porque son las
mías, y no las suyas. Entonces respetar la libertad ajena consiste en no
inmiscuirse en las decisiones de los otros, aunque sean demenciales o
erróneas. Cuando se entiende así la libertad, se postula que cada uno debe
poder hacer lo que quiera, sin que los demás se lo impidan. Todas las
relaciones entre los hombres serían entonces fruto de sus decisiones libres, y
del mismo modo en que se establecen vínculos y relaciones voluntarias entre
ellos, del mismo modo esos vínculos y relaciones se disuelven cuando la libre
voluntad de las partes así lo establece. No habría entonces ninguna relación ni
vínculo entre personas humanas que tuviera carácter irrevocable: todo puede y
debe ser cambiado cuando la libre decisión de los afectados así lo decida. No
hay nada sustraído al omnímodo poder humano de decisión.”

Concuerdo con estas palabras de Ricardo Yepes Stork. La libertad es un don


muy valioso que tenemos los seres humanos. A veces nuestra libertad se ve
limitada por otros y no podemos dejar que eso ocurra. Ejemplo: tenes una
pareja y quiere decidir por vos las cosas, o hasta decirte que ropa tenes que
usar. El mundo exterior está constantemente tratando de decirnos que hacer,
cómo actuar, de cómo debemos pensar, cómo debemos vestirnos, lo que está
bien, lo que está mal, etc. Y si uno permite que esto pase, te manejan la vida,
quitándote la libertad. Los seres humanos somos totalmente libres, tengo total
libertad de hacer lo que quiera viviendo en sociedad, hasta de pegarle a
alguien si quiero, pero después tengo que atenderme a las consecuencias.

Si bien hay que ser conscientes que si hago las cosas mal, como por ejemplo:
me tomo la libertad de andar en moto a máxima velocidad contra flecha, es
lógico que a la sociedad le va a afectar ya que alguien puede salir herido y
después de vienen las consecuencias. Pero la libertad de hacerlo lo tengo.

Aristóteles (filósofo y científico griego) tiene un pensamiento parecido al autor


mencionado anteriormente. Ya que los dos opinan que el hombre es libre, y
que cada uno es libre de poder hacer lo que quiera, teniendo independencia,
sin estar sometido a la potestad de alguien más. Tomando sus propias
decisiones, sin que los demás lo impidan.

“Para el filósofo estagirita, la idea de libertad viene ligada a la esencia misma


de ser humano. La libertad aristotélica reconoce a la persona la capacidad para
decidir libremente y de manera racional frente a una amplia gama de opciones
previamente ofrecidas, incluso, la facultad de actuar según la decisión que
haya tomado.”

Es necesario saber que,

“en su obra clásica intitulada La política, planteó que el hombre es político por
naturaleza y, por ende, debe ser libre, es decir, no estar sometido a la potestad
de alguien más, por lo que la persona sujeta a la esclavitud o cautiva no tiene
esa naturaleza por estar impedido para participar en la vida social mediante la
expresión de sus propias ideas y decisiones. La idea de libertad de que parte
Aristóteles es restringida, pues limita su ejercicio al hombre que no es esclavo
o que no está cautivo, sin considerar que ello es circunstancial a la calidad de
vida humana y ajena a la valoración que se da a la libertad como condición
natural de todo hombre pues no debe olvidarse que nacemos libres y, por lo
tanto, capaces de relacionarnos y de vivir en sociedad, sin perder total
autonomía con independencia de que, a la larga, seamos capaces de participar
en la vida política de manera activa.”

Esta política que propone Aristóteles es similar a la hablada al principio, debido


a que nacemos libres, somos capaces de relacionarnos y de vivir en sociedad,
y que a la larga podamos vivir en sociedad, interviniendo en los asuntos
públicos, mediante elecciones, protestas, etc.

Sin embargo, Tomás Moro (político y humanista inglés) “opta por dar un
tratamiento distinto al concepto de libertad y habla de “poder listo para obrar”,
mismo que refiere a la capacidad de elección y a la libertad de ejercer su
voluntad sin coacción alguna. La autonomía de que habla Tomás Moro es
conjunta al uso de la razón en la valoración de si se pretende llegar al bien a
través de “la cultivación del espíritu y el desarrollo de las facultades
intelectuales en el estudio de las ciencias y de las letras”. En pocas palabras,
se trata de una guía para llegar a la felicidad. Lo anterior deviene
completamente acorde con la tesis de Aristóteles solo que Tomás Moro la
plantea desde un punto de vista colectivo, pues a su modo de ver las cosas “la
utopía tiende esencialmente a satisfacer las necesidades del consumo público
para que todos tengan tiempo de liberarse de las servidumbres físicas”. “La
libertad es considerada un don que se adquiere de forma divina y que realza su
significado cuando se traduce en la facultad de elegir sin coacción si desea
obrar o no. La libertad del hombre puede ser tan amplia que permite
indistintamente la posibilidad de pensar, decidir y actuar sobre lo pensado, de
poder expresar lo que se ha pensado, de actuar conforme a las propias
convicciones, pero teniendo en cuenta que su libertad no debe contravenir los
principios de verdad y de justicia y, claro, respetando el o los derechos del
prójimo”

John Locke (1632-1707)(filósofo Inglés de Wrington) “es un contractualista


moderno de corte iusnaturalista, cuyo pensamiento defiende la idea de un
poder estadual limitado y pone a la libertad por encima de todo. A diferencia de
Hobbes, quien planteaba que a través de un contrato social cada uno de los
individuos cedería sus libertades en favor de un soberano que se encargaría de
sacarlos del estado de naturaleza o de guerra de “todos contra todos”, y que
los dejaba sin la posibilidad de decidir, incluso, sobre su propia vida, Locke
propone que se siga la idea del contrato, pero esta vez limitado por el respeto a
los derechos de todos, pues el surgimiento del soberano derivó de la necesidad
de solucionar conflictos en razón de la propiedad, no de decisión sobre la vida
y libertad de los individuos.”

Todos tenemos el derecho de elegir lo que queramos. Y como Locke nos dice
“La libertad por encima de todo. ¿Es difícil? Si que lo es, siempre van a estar
esas personas queriendo opinar y diciendo que hagas y que no hagas en tu
vida.

Locke identifica a la libertad como un valor supremo que está por encima de
cualquier otro derecho.

Para seguir con el tema de la libertad, me parece bueno tocar el tema de la


tecnología, ya que hoy en día en la sociedad se lo discute mucho. Se escucha
decir que la tecnología nos tiene atados, que se ha convertido en una
herramienta indispensable para los seres humanos.

Tenemos una dependencia tecnológica, nos encontramos frente a esta


situación que antes no existía, pero que ahora es habitual. Y esto ya nos
sacaría la libertad.

En un artículo de Vanguardia leí algo que me resultó interesante

“El tecnoestrés es un término que fue utilizado por primera vez en 1997 en el
libro homónimo publicado por Larry Rosen y Michelle Weil. Ahí se habla de una
afección psicológica derivada del uso continuo de la tecnología. Se genera por
no saber usar esta herramienta o por emplearla en exceso, al utilizar
dispositivos móviles u otros gadgets y al conectarse a redes.”

Uno es quien decide si ser libres o si ser dependientes de un artefacto, las


personas son las culpables de que esto ocurra, no se puede decir que la
tecnología nos quita la libertad, nosotros somos libres. Hoy en día es una
ventaja y una comodidad la tecnología, nos agiliza mucho, ya que sin salir de
nuestras casas podemos hacer trámites, revisar nuestras cuentas bancarias sin
tener que estar sacando número y esperando turnos. En si sirve para un
montón de cosas. Ejemplo: comunicarnos con las demás personas,
informarnos sobre cosas que pasan, inscribirnos en sorteos, materias, etc. Pero
no por eso significa que nos vamos a volver dependientes a la tecnología, si
bien es una ventaja pero no tiene que ser una adicción. Somos libres de si
queremos usarla, o de si queremos depender de ella. Se ha hecho muy común
que la gente viva pendiente del celular, pero si están así es porque quieren.

También dicen que al trabajar te volves esclavo, no teniendo la libertad total


que uno tal vez quiere, pero por eso hay gente que opta por no hacerla,
viviendo en la calle.

Los problemas que nos mantiene alejados de la libertad personal pueden ser a
causa de los límites que tiene la sociedad, ya sea por la política, cultura,
religión, o por nuestros pensamientos negativos, inseguridades, miedos. A
causa de estos factores nos podríamos sentir atados. Por miedo a que ser
criticados y avergonzados, como por ejemplo: no vestirme como yo quiero
porque ya el resto me va a mirar mal y por ese hecho no sentirme libre.

Cada quien sabe qué hace de su vida, uno es libre de hacer lo que quiera,
cuando quiera y como quiera, aunque después tenga que cargar con las
consecuencias, pero no hay que dejar que otras opiniones nos hagan cambiar
y nos quite la libertad que queramos. Somos libres de poner elegir.

Soy libre de hacer lo que quiera, cuando quiera y como quiera. Libre de poder
elegir, de pensar, de expresarme. Vivir sin ataduras. La libertad la tenemos,
está en cada persona elegir que quiere hacer con su vida.
Bibliografía:

Aristóteles recuperado de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?


script=sci_arttext&pid=S1405-91932012000200005

Artículo sobre tecnoestrés recuperado de


http://www.vanguardia.com.mx/articulo/atrapados-por-la-tecnologia

Diccionario RAE, definición de política. Recuperado de http://dle.rae.es/?


id=Ta2HMYR

Ricardo Yepes Stork recuperado de


http://www4.tecnun.es/asignaturas/Human1/Antropologia/doc10.htm

Jhon Locke recuperado dehttp://www.scielo.org.mx/scielo.php?


script=sci_arttext&pid=S1405-91932012000200005

Tomas Moro recuperado de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?


script=sci_arttext&pid=S1405-91932012000200005

También podría gustarte