Está en la página 1de 7

REPÚBLICA DE PANAMÁ

ISAE UNIVERSIDAD
SEDE DE DAVID

LICENCIATURA EN DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS


Grupo: DER-72

DERECHO ADMINISTRATIVO I

Tema: No. 8
Ley Actual de Contrataciones Publicas

Facilitador:
Mgter. Arnoldo Candanedo M.

Participantes:
Melissa Bonilla, C.I.P. 4-750-1538
Dalila Pinzón, C.I.P. 4-789-1026

Sábado, 18 de julio de 2020


LEY ACTUAL DE CONTRATACIONES PUBLICA
La Contratación Pública es un proceso establecido para la concertación entre el
particular y la entidad pública, para la prestación de un servicio o el suministro de
bien, en el que se involucran diversos aspectos, técnicos, presupuestarios y
jurídicos, así como: el cumplimiento de los planes y programas de gobierno; la
atención de las necesidades públicas, nacionales o locales; la debida utilización de
los dineros, bienes y recursos públicos, sin dejar de tener en cuenta el deber de e -
ficiencia y eficacia de la actuación de la Administración Pública.
La ley actual de contrataciones públicas se modifica con la promesa de reforzar la
transparencia y modernizar los procesos de compras y contrataciones del Estado,
en 2019, el Órgano Ejecutivo inició el proceso de enmienda a la legislación
panameña en materia de contrataciones públicas, que después de un amplio de
debate, concluyó con la aprobación de la Ley 153 de 8 de mayo de 2020, por
medio de la cual se reformó el Texto Único de la Ley 22 de 27 de junio de 2006,
que regula la contratación pública y dicta otras disposiciones (en adelante “Ley
153”). En la Ley 153 se incorporaron modificaciones importantes como la
regulación de los tiempos para los reclamos, la garantía de seguridad jurídica y la
prevalencia del interés común en toda contratación pública.
La Ley 153, fue publicada en la Gaceta Oficial N° 29020-A del del 8 de mayo de
2020, sin embargo, entrará en vigor 4 meses después de su publicación, por
consiguiente, es a partir del 8 de septiembre de 2020 que será aplicable. Esta ley
cuenta con 77 artículos, de los cuales, 73 son modificaciones y nuevas
regulaciones, lo que representa modificaciones al 40% de los artículos del Texto
Único de la Ley 22 de 27 de junio de 2006.
Las reformas contenidas en la Ley 153, modifican en gran medida el
procedimiento y las normas atinentes a la etapa de la Licitación, incluyendo
cláusulas innovadoras como la presentación electrónica de las propuestas a partir
del 1 de enero de 2021 y desburocratización de ciertos requisitos. No obstante, la
complicada etapa de la contratación y la ejecución del contrato permanece
bastante inalterada, salvo por ciertas modificaciones como la posibilidad
manifiesta de incluir (y por tanto acudir) al arbitraje como método de solución de
diferencias, y la reducción del porcentaje permitido (ahora 25%) para la
modificación del precio de un contrato.
En suma, las modificaciones contenidas en la Ley 153 parecen ser positivas y
tendientes a la transparencia, capacitación y rendición de cuentas de los
funcionarios públicos otro muy criticados por sonados casos de malos manejos
que han opacado las gestiones gubernamentales en todo el continente. No
obstante, si dichas reformas son suficientes y/ prácticas en su ejecución, será un
asunto para monitorear por los usuarios del sistema y los entendidos en la
materia.
Entre las novedades más relevantes, de la nueva legislación, podemos destacar
tres (3) grandes bloques.
PRIMER BLOQUE
Las modificaciones más relevantes relacionadas con principios rectores y normas
de aplicación horizontal en materia de contrataciones públicas incluyen:
Desburocratización: Implementa un importante principio
de desburocratización pues habilita, a partir del 1 de enero de 2021, la
presentación de propuestas en línea. Además, impone como función de la
Dirección General de Contrataciones Públicas (en adelante “DGCP”) estandarizar
los aspectos generales de los Pliegos de cargos, lo que brindaría más certeza
jurídica a los proponentes, así como crear un Manual de Guía de Contrataciones
Públicas, esfuerzo que ya la institución está llevando a cabo, limitación para
imponer excesivos requisitos burocráticos, y elimina la obligación de presentar
documentos de carácter general emitidos por las propias autoridades nacionales y
que pueden ser verificados electrónicamente (Principio de Economía).
Transparencia: Incluyen como requisito para efectuar procedimiento excepcional
que se realice un estudio de mercado con por lo menos 3 propuestas, esto en los
casos de contratos que excedan los B/.300,000.00, entre otros; la obligación de la
DGCP de establecer el Observatorio Digital con la finalidad de que la ciudadanía
pueda monitorear los datos generados de todas las etapas del proceso de
selección de contratistas, así como para realizar denuncias.
Promueve compras social y ambientalmente responsables: se promoverá la
contratación de las compras socialmente responsable sostenibles y sustentables,
asunto que debería ser reglamentado por la DGCP para darle vida a este principio.
Responsabilidad legal del contratista por ofertas artificialmente
subvaluadas: Tras la eliminación de los márgenes de riesgosidad, que buscaba
proteger al Estado de las ofertas artificialmente bajas, la reforma intenta
responsabilizar al contratista de ofertar con precios artificialmente bajos con la
intención de posteriormente modificar. No obstante, en contenido del artículo no es
claro y la responsabilidad resulta difusa. Esto debería ser reglamentado para
clarificar su alcance.
Modelamiento digital de la información: se deberá fomentar el uso y aplicación
de modelamiento digital de la información en los procedimientos de selección de
contratista que involucren el diseño, construcción, operación y/o mantenimiento de
obras públicas. Esta disposición no parce imponer la adopción tecnologías
específicas, sino de metodologías de trabajo, por lo que requerirá reglamentación
de la DCGP para darle contenido.
Preferencia para cierto tipo de empresas: se podrán establecer preferencias
para micro y pequeñas empresas en contrataciones menores siempre que,
cumpliendo con los requisitos del Pliego de Cargos, el precio propuesto por este
tipo de empresas no esté por encima del 5% en relación a la propuesta de menor
precio,el Estado procurará que en las subcontrataciones se dé prioridad a las
micro y pequeñas empresas, se crean oportunidades de contratación privilegiando
empresas nacionales o locales, se crean oportunidades de contratación
privilegiando a los bienes y servicios nacionales.
Anticorrupción: se prevé mayor profesionalización y capacitación de los
miembros de las comisiones que evalúan las propuestas, que no pueden ser
miembros de la institución; profundiza la responsabilidad legal del funcionario
público por malas prácticas al contemplar multas por de hasta por el 30% de su
salario la destitución del servidor público por malas prácticas, así como la
posibilidad de destitución e inhabilitación por 5 años para ejercer cargos públicos;
establece normas para inhabilitación de personas naturales o jurídicas que hayan
incurrido en ciertos delitos (ver Tercer Bloque).
SEGUNDO BLOQUE
Las modificaciones más relevantes relacionadas a las etapas precontractuales y
los distintos tipos de procedimiento de contratación incluyen:
Precalificación: Agrega la posibilidad de llevará acabo procesos de
precalificación para licitaciones que tengan como objetivo casos de pobreza
multidimensional.
Reunión de Homologación: Establece la obligatoriedad de que la entidad adopte
las decisiones acordadas por la mayoría de los participantes en las reuniones de
homologación.
Tienda virtual: Licitaciones por Convenio Marco: Elimina el término Catalogó
Electrónico y lo reemplaza por Tienda Virtual; Elimina la posibilidad de ejecución
de obras con tope de B/.250,000.00 bajo esta modalidad de contratación, se
admiten incluir en la tienda virtual ofertas temporales que luego de finalizar
regresarán los precios a su monto original.
Licitaciones por Mejor Valor: Aumentan el valor de las Licitaciones por Mejor
Valor para servicios u obras que sean superiores de B/.500,000.00.
Licitaciones por Mejor Valor con Evaluación Separada: Derogadas
Fianzas de Propuesta: Las fianzas de propuestas sólo serán obligatorias para
procesos de licitación que superen los B/.500,000.00. Además, habilitan la
posibilidad de la presentación electrónica de la fianza de propuesta cuando exista
un método de validación por parte de quien la emite.
Margen de riesgosidad: Se elimina el margen de riesgosidad que solían
aplicarse a las licitaciones públicas y licitaciones por mejor valor, que tendía a
llevar a los proponentes a un empate.
Licitaciones en materia de defensa: establece la confidencialidad del Pliego de
Cargos, mas no queda claro si las ofertas y la historia de la Licitación quedarían
en el Observatorio de Contrataciones Públicas, establece la posibilidad de recurrir
al procedimiento excepcional de contratación para la adquisición de sistemas y
equipos para la seguridad y defensa del Estado, aclarando que los bienes
consumibles que utilizan los estamentos de seguridad quedan fuera de esta
posibilidad, para los contratos en materia de seguridad y defensa del Estado se
deberá presentarse un informe fundado por parte de la entidad contratante.
Acciones de Reclamo: Antes del Acto Público, solo podrán interponer Acciones
de Reclamo contra el Pliego de Cargos aquellos por parte de participantes que
hayan firmado el acta de la reunión previa y de homologación, cuando la hubiere.
Con posterioridad al Acto Público los proponentes podrán interponer Acción de
Reclamo solo: en caso de que se hayan presentado observaciones al primer
informe de la comisión verificadora/evaluadora y la entidad no haya atendido las
mismas (y siempre antes de la adjudicación); o en contra el segundo informe de la
comisión, previa presentación de la Fianza de Acción de Reclamo
correspondiente. Contra el primer informe de la comisión verificadora/evaluadora
no cabe Acción de Reclamo, sino únicamente es posible presentar observaciones
a dicho informe. Se limita el término para la presentación de Acciones de Reclamo
contra el Pliego de Cargos.
Fianza para Acciones de Reclamo: Se instituyó la fianza para la Acción de
Reclamo, que se exigirá a partir del segundo informe de la comisión
verificadora/evaluadora. Esta fianza se presentará por un monto del 10% del
precio de referencia y por un monto no menor de B/.500,000.00 para casos de
Licitación por Convenio Marco.
Pacto de Integridad: cada licitación deberá tener un pacto de integridad que será
obligatorio para las partes contratantes y deberá incluir a los subcontratistas. La
DGCP deberá emitir un modelo de este tipo de Pactos de Integridad que
probablemente incluirá sanciones por su incumplimiento.
Control indirecto de pagos municipales: para ser adjudicatario de la licitación
en que se participe el proponente deberá estar paz y salvo con el Municipio que
corresponda, para lo cual el proponente tendrá 5 días luego del informe para
realizar los pagos y estar en paz y salvo. Para ello la DGCP contará con una lista
de morosos. Este requisito puede representar un reto para los proponentes en la
medida en que tenga sucursales en varios municipios.
Subsanación: ya no es posible subsanar documentos no presentados como fuera
permitido en la última reforma a la Ley de Contrataciones Públicas.
Tribunal de Contrataciones Públicas: ya no podrá ordenar la adjudicación de
manera directa reemplazando las funciones de las comisiones
evaluadoras/verificadoras, como solía ser el caso.
 TERCER BLOQUE
Entre las modificaciones que tienen incidencia en la etapa contractual, se
encuentran: 
Firma del Contrato: Imponen un término de 15 días luego de adjudicado para
firmar el Contrato, transcurrido el cual la falta de firma conlleva la ejecución de la
fianza y la inhabilitación.
Arbitraje: Las entidades licitantes podrán incluir en los Pliegos de cargos y en los
contratos, clausulas arbitrales, para resolver controversias sobre el objeto y
ejecución de los contratos con el Estado, que no puedan resolverse de común
acuerdo entre las partes. El arbitraje estará regido por la Ley 131 de 2013, que
regula el arbitraje nacional e internacional, con sede en Panamá y en idioma
español.
Recurso de Apelación: Se podrá presentar recurso de apelación ante el Tribunal
Administrativo de Contrataciones Públicas cuando se trate de resoluciones que
inhabiliten al adjudicatario por negarse a firmar el contrato.
Modificaciones a contratos: Se podrán modificar los contratos por interés social,
pero cuando las modificaciones superen el 25%, la entidad contratante deberá
justificar técnica y económicamente este aumento de costos, para lo cual requerirá
la aprobación del Consejo Económico Nacional.
Inhabilitación: inhabilita hasta por 5 años para contratar a empresas locales o
extranjeras que hubiesen sido condenadas en Panamá o en el extranjero por
ciertos delitos, inhabilita hasta por 3 años para contratar a quienes hubiesen
firmado acuerdos de colaboración judicial reconociendo ciertos delitos salvo en
casos en que la colaboración haya sido efectiva para evitar la continuación del
delito inhabilita para contratar con el Estado hasta por el término de 5 años a
quienes hubiesen dejado una obra en estado de abandono imputable al
contratista; ser accionistas, director, dignatario o representante legal  de personas
jurídicas inhabilitadas para contratar con el Estado, mientras dure la inhabilitación.
Liquidación de los contratos: incluye la obligación de liquidar los contratos ya
que en la actualidad la mayoría los contratos no son liquidados, quedando una
indefinición sobre las sumas que las partes se deben entre sí.

Algunos asuntos pendientes de abordar que dejó la Ley 153 y que merecían
atención podrían ser: la posibilidad de presentar propuestas obviando estrictos
requisitos de legalización o apostilla para documentos emitidos en el extranjero, y
que los mismos sean presentados debidamente al ser adjudicado el proponente,
incluir la obligatoriedad del Plan Anual de Compras a nivel legal para enviar
señales tempranas al mercado sobre las licitaciones futuras que le permite a los
potenciales proponentes prepararse con tiempo, extender términos para
convocatorias ya que son demasiado cortos para permitir la debida preparación y
competencia de empresas nacionales y extranjeras, aclarar la responsabilidad de
las empresas que incurren en propuestas artificialmente bajas (más allá de cumplir
bajo los parámetros contratados), y la aclaración de que el pago de intereses por
demora injustificadas en la cancelación de las facturas a los contratistas debe ser
automática y no a requerimiento.

También podría gustarte