Está en la página 1de 68

Las casas astrológicas

y sus derivadas

Ciclo de Seminarios Avanzados


2005
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

LAS DOCE CASAS ASTROLÓGICAS Y SUS DERIVADAS


Clasificación, significado e interpretación

Son en realidad, científicamente, las doceavas partes de la esfera terrestre,


proyectadas al cielo desde un sitio determinado, por latitud, longitud y un
instante dado.
Las casas se relacionan específicamente con la rotación diaria de la tierra sobre
su eje. No es factible intentar representar las casas como en movimiento y
crear un diagrama, pues la tierra permanece quieta como pivote de la carta
natal. Así, como nuestra visión de los cielos muestra el aparente movimiento
del sol, también se puede hacer con la banda zodiacal de forma que gire de
acuerdo con aquel que sea el Ascendente.
El Ascendente o la línea del horizonte y su continuación hasta el Descendente,
lo dividen en los seis sectores o casas diurnas, que son: la 7-8-9-10-11 y 12.
Por debajo del mismo, quedan también divididas en 6 sectores o casas
nocturnas, que son la 1-2-3-4-5 y 6.

Las casas son iguales únicamente para los temas de nacimiento de la zona
ecuatorial terrestre y en algunas latitudes en los equinoccios. Los más
numerosos y comunes, tienen esa división en forma desigual, y es de tener en
cuenta, que cuanto más extenso es un sector o casa, más diversa será la
importancia de los asuntos concernientes a ella.
La línea de comienzo de cada casa se denomina “cúspide” y tiene marcado
valor en la interpretación del tema natal.
Por ejemplo: La cúspide de la casa 1, es la del propio Ascendente.
La cúspide de la casa 10, es el Medio Cielo.

Página 2 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

SU INCIDENCIA SOBRE LOS SUCESOS EN LA VIDA DEL SER HUMANO

Las Casas Astrológicas determinan los “campos de acción”, por medio de los
cuales, el hombre toma contacto con su ambiente. En esencia, las casas
forman una trinidad con los planetas y con los signos. Si los planetas
representan la fuerza de la vida y los signos del zodíaco permiten la
visualización de las fuerzas de la vida en sus formas de expresión, las casas
proporcionan el vínculo que indica cómo puede ser experimentada esa
energía vital de una forma tangible expresada aquí en la tierra como
actividad humana.
Se le atribuye a cada casa, una relación o circunstancia para cada estado,
asunto o acontecimiento en la vida de ese ser humano.
En nuestro tránsito desde el nacer hasta el fin, llevamos esa división con
nosotros.
Cada una de ellas, contiene una parte de las “lecciones” que debemos
aprender, algo de nuestros deberes que nos falta cumplir y perfeccionar, o que
hemos eludido en vidas anteriores, y las que hemos resuelto en el paso de
nuestra evolución.
En suma, se da el dicho: “Cosecharás lo que sembrares...”; si tenemos
problemas en una casa determinada, quiere decir que, anteriormente no
hemos cumplido con ella y debemos entonces pasar estas experiencias
concentradas allí, para pulir ese campo.
Mantienen las casas una relación o analogía con los propios signos.

Por ejemplo: la casa 1, con el signo de Aries, la casa 2, con el de Tauro y así
sucesivamente, lo que debe tenerse muy en cuenta para un buen análisis.

DIVISION DE CASAS
Las triplicidades (elementos) y cuadruplicidades (cualidades) se pueden aplicar
tanto a los signos como a las casas. Toda la carta astral contiene las doce
casas indicando que todo ser humano tiene acceso a todo el conocimiento

Página 3 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

disponible en este plano terrestre. Las divisiones de las casas por 3 y por 4
permiten al astrólogo relacionar la experiencia del mundo en conexión con el
hombre individual.

División por tres:


La división de las 12 casas por el número 3 crea un medio de entender como
nos relacionamos con la vida, pues la vida es vista en los términos de nuestras
relaciones con los demás:

Casas 1 a 4: Uno a Uno


Casas 5 a 8: Uno a otro
Casas 9 a 12: Uno a muchos

Las cuatro primeras casas se refieren a la relación del uno con uno. Estas se
refieren específicamente al acopio de autococimiento y autoconciencia, pues el
saber primordial que tiene todo ser humano es el de “conócete a tí mismo”.
En la segunda secuencia de las cuatro casas, de la 5 a la 8, el objetivo es
aprender a enfrentarse con las relaciones personales, el uno con el otro.
Compartir todo lo que uno es y tiene con otro ser humano significa el darse
libremente a sí mismo.
La tercera secuencia, casas 9 a 12, reconoce la necesidad de la relación del
uno con muchos y la necesidad de aprender a compartir el mismo espacio con
las grandes multitudes que pueblan el planeta.

Así, si agrupamos las 12 casas de a tres, tenemos (como cuando vemos


interpretación por hemisferios y cuadrantes) que las primeras 3 casas (1 a 3)
indican el conocimiento íntimo de nosotros mismos que debe obtenerse
mediante la experiencia de la vida a fin de saber quiénes somos.
Las siguientes, segundo cuadrante, muestran nuestra capacidad de procrear,
de darnos a nosotros mismos, de cuidar de aquellos con quienes estamos
estrechamente relacionados.

Página 4 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Las casas 7 a 9, tercer cuadrante, expresan al adulto responsable, pues


nuestra conducta afecta directamente a los demás. Y por último la cuarta
secuencia 10 a 12, concierne a nuestra responsabilidad ante la sociedad como
individuos y en un mundo donde todos somos responsables del devenir del
mismo.

División por cualidad:


Agrupando las casas por la influencia e intensidad que ejercen en nuestra vida
podemos dividirlas en:

Casas Angulares: 1-10-7-4


Los planetas ubicados en casas angulares, actúan de manera más
determinante e intensamente que los que se encuentran situados en las otras.
Determinan nuestra propia personalidad (1), las condiciones de nuestro hogar
básico (4). La persona que está más cercana, como nuestro complemento (7)
y en más amplitud nuestro estado social (10).
En síntesis, los ángulos, muestran colectivamente nuestra posición en la vida.

Casas Sucedentes: 2-11-8-5


Nos indican nuestras pertenecias adquiridas por nuestro propio esfuerzo (2),
en la opuesta, lo que puede venirnos de legado, regalos, etc. (8).
A la vez, en qué forma gastaremos ésto, si en nuestros propios hijos físicos (5)
o en los hijos espirituales, como aspiraciones, altos ideales etc. (11).

Casas Cadentes: 3-12-9-6


Nos muestra el trabajo y servicio (6) en forma de servicio físico, como
cooperación a la organización del mundo y nuestra remuneración por esa
cooperación; la casa 12 en cambio, es el tipo de trabajo pero sacrificado o
forzado. También en la misma comparación la salud en la 6 y sus tratamientos,
y en cambio la 12 ya en lo crónico y su hospitalización.
Del mismo modo la casa 3, nos muestra el trabajo del intelecto común y la 9
ya con intelecto superior y espiritualidad.

Página 5 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

LOS TRIANGULOS DE BAILEY


Este astrólogo inglés, divide las casas en 4 triángulos:

1- El triángulo de la vida --------------------- 1-5-9


2- El triángulo de la acción o actividad --- 10-2-6
3- El triángulo de las relaciones ------------ 7-11-3
4- El triángulo del fin --------------------------- 4-8-12

1- El triángulo de la vida (también llamado vital) 1-5-9


El Ascendente o casa 1, nos muestra el deseo indefinido y el objetivo que se
tiene en la vida. Tanto puede idealizarse, dirigiéndolo hacia la vida del espíritu,
en Dios, (casa 9) o sensualizarlo y volcarlo a la vida en obras (la casa 5).
Ese deseo vital, cualquiera sea su determinación, encontrará en su trayecto
influencias cósmicas, las que estarán representadas en los demás sectores, y
que representan las etapas de realización.
Resumiendo: El Ascendente nos muestra al individuo, tal cual en el momento
en que las fuerzas cósmicas le “imprimen” por así decirlo, las directivas básicas
radicales, y las otras once casas restantes, sus relaciones con esos distintos
campos que debe recorrer para poder realizar su objetivo.
Este puede quedar en un sólo deseo personal de enriquecer su propio Yo, en
forma singular (casa 5) o tratar de llegar al cosmos en un intento de fusión con
lo superior (la casa 9).

2- El triángulo de la actividad: (también llamado temporal) 10-2-6


La actividad tendiente a lograr dignidades y honores en forma mundana, la
vemos en la casa 10. Los valores que logramos mediante nuestro propio
esfuerzo y actividad en la casa 2 y la casa 6 como servicio y trabajo.

3- El triángulo de las relaciones: (también llamado relativo) 7-11-3

Página 6 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Nos indica las relaciones con el ambiente que rodea al sujeto; en la casa 7, el
elegido en lazos de matrimonio o sociedad, la 3 como lo que nos une con lazos
de sangre en parentescos cercanos y la casa 11 la unión de seres en forma de
amistad, idealizado y altruista.

4- El triángulo del fin: 4-8-12


Según este autor, la casa 4 nos muestra las “condiciones de entrada” en la
persente existencia terrestre, y tiende a finalizar como comenzó. La casa 8 nos
indicaría la forma material de ese fin y la 12, las pruebas, penas, abnegación
que debemos cumplir.
Las tres casas son de “karma”, y la ley de causa y efecto, prefijadas.

ALCANCES DE LAS CASAS


A cada casa le corresponde un significado propio, otro accidental y por último
un derivado.

a) El significado propio de las casas y sus deducciones directas como se


interpreta comúnmente.
b) El significado accidental, en el que está incluido el de las casa opuestas, o
sea la ubicada a 180· grados y la que participa en el ésta.
c) El significado derivado, que resulta de tomar el círculo de casas como si
este no tuviera punto de partida. Contamos desde la casa que nos interesa
para adelante y tomando a ésta como si fuera la primera, podemos obtener
información más individual.

Por ejemplo: si queremos saber las finanzas del cónyuge, tomamos la casa 7,
o sea el matrimonio, como si fuera la 1 y buscamos el dinero de él, o sea la 2 a
partir de ella, que no es otra que la casa 8.
Si bien no deben sacarse conclusiones excesivas de estos significados
derivados, pues no hay que olvidar que el tema natal es específicamente del
nativo mismo, es sabido desde la antigüedad la validez y veracidad de estas
interpretaciones, que fueran utilizadas también por los astrólogos medievales

Página 7 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

en astrología horaria. De todos modos, lo que no está prometido en la carta


del nativo, no se verá en el sistema derivado.

Página 8 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

CASAS DERIVADAS
Las casas derivadas adquieren fundamental relevancia en la precisión del
lineamiento de las personas en la vida del sujeto. Existe infinidad de
combinaciones a determinar y es el astrólogo quien pone sus propios límites a
la hora de interpretarlas.

Página 9 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

A continuación se dan algunos significados derivados por ejemplo de sus


mecanismos.

I- No tiene significados derivados.


II – Padres de los amigos (como la 4 de la 11) - Muerte del cónyuge (como la
8 de la 7)
III – Hijos de los amigos (como la 5 de la 11)
IV – Fortuna de los hermanos (como la 2 de la 3)
V – Fortuna de la madre (como la 2 de la 4) – Muerte del padre (como la 8 de
la 10)
VI – Hermanos de los padres, o sea tíos del nativo (como la 3 de la 4) –
Muerte de amigos (como 8 de la 11)
VII – Los abuelos (como la 4 de la 4) – Hijos de los hermanos o sea los
sobrinos (como la 5 desde la 3)
VIII – Fortuna del cónyuge o del socio (como la 2 desde la 7) – Trabajo y salud
de los hermanos (como la 6 de la 3)
IX – Hermanos de cónyuge (como la 3 desde la 7) – Nietos del nativo (como la
5 desde la 5)
X – Los padres del cónyugue (como la 4 de la 7).
XI – Fortuna del padre (como la 2 de la 10) – La muerte de la madre (como la
8 de la 4)
XII –La salud y trabajo de la suegra (como la 6 de la 7)

Como verán, es muy amplio el espectro de estas combinaciones. Un concepto


fundamental a la hora de interpretar, es considerar que la casa 3 es la “casa
siguiente”, “el próximo”: el próximo hermano, el siguiente marido, la próxima
empresa. Por lo tanto, a cualquier significado de casa podemos aplicar este
concepto y así ubicamos, por ejemplo, al segundo hijo (casa 7 = tercera casa a
partir de la casa 5 de los hijos), la segunda esposa (casa 9 = tercera casa a
partir de la 7 contando la 7 como 1, la 8 como 2 y la 9 como tercera), etc. Para
poder realizar una interpretación sobre la posibilidad de “llegar” a dicha casa,
debemos mirar el signo que está en la cúspide de la casa de referencia. Los

Página 10 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

signos fijos significarán Uno; los signos cardinales hablarán de DOS y los
signos mutables indicarán TRES o más. Aplicado a un ejemplo, si una persona
tiene la cúspide de casa VII en el signo de Tauro y su regente está ubicado en
el signo de Leo, al ser ambos signos de cualidad fija nos estará indicando sólo
un matrimonio o convivencia. Con esto vemos que tanto la cúspide como el
signo de su regente indicarán la probabilidad de realización y concreción de
aquello que la casa promete. Lo mismo se aplica en el caso de desear
determinar cantidad de hijos, hermanos, etc. En orden de importancia, primero
debemos evaluar la posibilidad dada por la carta en sí, y los tiempos de posible
concreción. Si existen planetas presentes en la casa y el estado cósmico de
ellos nos darán el punto de partida para poder aplicar el método presentado
más arriba. Si la carta natal nos habla de obstáculos y hasta de imposibilidad
de concreción de matrimonio, mal podemos buscar la cantidad de parejas en
convivencia que la persona tendrá.

Siempre debemos ser cautelosos en este tipo de interpretaciones y cualquier


indicación fuerte vendrá dada por varios caminos diferentes.

Una vez que ubicamos la casa correspondiente a la persona en cuestión (por


ejemplo, el tercer hijo), giramos literalmente la rueda de la carta natal de la
persona hasta hacer coincidir el eje Ascendente-Descendente con la casa en
cuestión (en nuestro ejemplo, hacemos coincidir la casa IX con el Asc). Y
comenzamos a interpretar a la persona en cuestión como si fuera su propia
carta natal. Así, la casa IX será el Ascendente y nos indicará cómo es la
persona físicamente, cómo saldrá al mundo y la ubicación del Sol, Luna y
demás planetas nos estará delineando su personalidad y potencialidades
básicas. Por supuesto, así lo vivirá el consultante y ese rol presentará en su
vida. Jamás debemos confundir estas delineaciones con la verdadera carta
natal de la casa derivada.

Página 11 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

INTERPRETACIÓN

LAS CASAS

I – La Casa del Yo – La zona que corresponde a la acción e iniciativa personal

La personalidad – La base del carácter, instintos, necesidades y


predisposiciones innatas – La perspectiva de la vida – Los objetivos a través de
los cuales se encuentran enfocados el resto del tema – Constitución física,
fisonomía – La primera infancia – El destino que se va formando – Energía
evolutiva en general.

II – La Casa de la posesiones – La zona de la prosperidad

El dinero ganado en virtud del propio esfuerzo – Adquisiciones personales – El


sentido del valor – Capacidad o deseo de acumular – Posesiones – La
seguridad básica – El dinero y los bienes materiales – El sustento físico del
cuerpo – Independencia económica – Evolución material.

III – La Casa de las comunicaciones y del medio ambiente inmediato

Los hermanos, hermanas, tíos, primos y vecinos – Los intereses intelectuales –


La educación – La percepción – La facultad de hablar – El trabajo mental
aplicado a la vida práctica – Los libros, cartas, escritos, publicaciones y revistas
– Los viajes cortos o desplazamientos rutinarios – Todos los medios de
comunicación, correos, telégrafos, vehículos, ferrocarriles – Se puede
vislumbrar el ideal de pareja a nivel mental y físico que tiene un ser.

IV – El hogar básico – La zona de herencia

La tradición familiar y racial – Padre – Atavismo familiar – El principio y el fin


de la vida – Las raíces psicológicas – El fundamento de nuestro modo de obrar

Página 12 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

– Todo lo que rodea, protege y alimenta el Yo – Los primeros


condicionamientos subconcientes – El lugar de residencia – Las propiedades,
inmuebles – La tumba

V – La zona de la expresión de la propia individualidad

La proyección del Yo en el mundo – Las creaciones artísticas – Evolución


emotiva y pasional – La capacidad creadora o el talento – Los hobbies – Los
placeres, las diversiones, fiestas, exhibiciones, recreaciones y juegos – El
dinero que trae la suerte – Especulaciones en general – Los asuntos amorosos,
los del corazón, aventuras sentimentales – La expresión sexual, como placer y
creación física – Los hijos como fruto natural del amor – Los hijos
“intelectuales” como fruto de la enseñaza – La infancia del nativo en cuanto a
maestros y escuelas.

VI – La Casa del trabajo y de la salud – La zona del servicio

El trabajo realizado en relación de dependencia – El empleo, empleados y


subordinados – Las obligaciones, responsabilidades prácticas y tareas
cotidianas – El trabajo rutinario – El servicio en general, sea a una persona o a
un ideal – Evolución personal mediante trabajo – Servidumbre – Animales
domésticos – La salud como conjunto de funciones orgánicas – La enfermedad
– La dieta – Capacidad asimilativa – Terapéutica o método de curación.

VII – La Casa de las sociedades – El Tu del Yo

La complementación personal – El compañero de matrimonio y asociados –


Matrimonio en unión y separación – El compañerismo, o el duelo y desafío –
Los enemigos declarados que atacan al descubierto – La conciencia social, el
público y la publicidad - Cooperación o la falta de ella – La paz y la guerra –
Los socios en los negocios – Asociaciones y los contratos legales – Las pruebas

Página 13 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

en juicio, adversarios – Las formalidades o ceremonias – La evolución personal


a base de complementación.

VIII – La Casa de la renovación y liberación

Representa el fin de las cosas, su desaparición, transformaciones profundas –


La eliminación – La extracción de la esencia – Las facultades latentes, listas
para aflorar - El nacimiento de lo nuevo pero con la ruina de lo antiguo – El
ocultismo, presentimientos, sueños, premoniciones, sugestión – La muerte,
cómo y de qué morimos – La clase de muerte y todo lo relacionado con ella –
Los legados – Regalos comunes – Las posesiones de otras personas, bienes
heredados – Las finanzas del cónyuge o asociados – Los grandes negocios a
nivel asociaciones – Inversiones – Impuestos – Los seguros – La investigación
– El psicoanálisis – El sexo – El acto sexual pero con un sentido más profundo
que en la cas 5 – Posibilidad de degeneración o regeneración de la actual
existencia.

IX – La Casa de los objetivos y planificación de la vida – Los viajes largos

El propósito o la dirección en la vida – Los intereses mentales profundos –


Viajes largos y exploraciones en el plano físico – La búsqueda de nuevos
horizontes – La residencia en tierras extranjeras – La filosofía y religión – La fe
– La experiencia y las aspiraciones espirituales – Conexiones en lo
trascendente – Instructores espirituales – La profecía – Los libros y
publicaciones de valor duradero – Investigaciones profundas y estudios
superiores – El deporte – La publicidad y la propaganda – Representa las
noticias de lejos – Visiones, intuiciones, viajes con el pensamieno – La
evolución espiritual.

X – La Casa de la posición social – La del logro mundano

Página 14 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

La situación antecedente y rango social del nativo – La cumbre de la vida –


Sus posibilidades de poder, prestigio, éxito, fama – Lo que el mundo recordará
de él Popularidad – La posición de autoridad, a su vez los que tienen autoridad
sobre él, jefes, superiores – El Padre – La Madre – La profesión u ocupación –
Los asuntos de estado – Las organizaciones en gran escala – Realizaciones
positivas.

XI – Las amistades – La Casa de los deseos y esperanzas

Afinidades colectivas – Las relaciones impersonales o sin ligazón familiar – La


gente que comparte los mismos ideales que uno – Altruismo – Los protectores
y benefactores – Actividades humanitarias y filantrópicas – Clubes o
agrupaciones – Contactos en los negocios o esferas de influencia – Los hijos
espirituales – Aspiraciones, esperanzas, satisfacciones – Las recompensas
provenientes de las ambiciones de la casa 10 – Evolución sentimental afectiva.

XII – La Casa de las pruebas y las causas ocultas

Las responsabilidades kármicas – La dedicación y el servicio sacrificado – La


labor íntima y cuestiones privadas del ser – Las limitaciones a su libertad – Los
encierros y reclusiones (hospitales, prisiones, asilos o monasterios) – Las
represiones, las neurosis y las enfermedades de origen mental – El desaliento
o pesimismo – Las enfermedades crónicas, afecciones de mucha duración –
Los enemigos ocultos no declarados – El engaño, los secretos, las trampas y la
traición – Las celadas de los hombres y del destino – La resignación y el
abandono a los intereses mundanos – El ocultismo – Esoterismo – Aspiraciones
trascendentes.

LOS PLANETAS DE LAS CASAS

EL SOL

Página 15 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

SOL en I.: Ambición y espíritu de organización. Disposición paternal y


protectora.

Los aspectos armónicos, chances de éxito por medio de su voluntad, ambición


y magnetismo personal.

Los aspectos disonantes: tendencia al espíritu de rebelión, protestación


(formas de protesta a la revuelta, contrarias a lo establecido), resentimiento.

SOL en II.: Gran fuerza creadora, tendencia a las grandes empresas


financieras o industriales. Los impulsos materiales son particularmente
violentos cuando el SOL se encuentra en signos de FUEGO, TIERRA o AGUA. En
signos de AIRE las tendencias son mucho más espirituales y/ o artísticas.

Los aspectos armónicos, acuerdan talentos para los negocios y favorecen el


éxito mental.

Los aspectos disonantes, provocan pérdidas por excesos materiales. Gastos


excesivos, disipación, empresas desafortunadas, mala gestión, pésima
organización.
Cuando el SOL está en un signo negativo, estos acontecimientos desgraciados
son provocados por la acción conciente del sujeto.
En signos positivos, son impuestos más bien por hechos dolorosos. Esta
distinción está todavía más acentuada si el SOL en signos positivos recibe
aspectos disonantes de MARTE o de URANO, o bien en signos negativos recibe
aspectos disonancias de la LUNA, NEPTUNO, SATURNO o JUPITER.
Las disposiciones de lo grandioso y la magnificencia indicada por el SOL en
CASA II no pueden ser atemperadas sino mas que por un SATURNO muy
importante en el tema.
En esta CASA y sobre todo con el SOL en signo negativo, se encuentran las
disposiciones escrupulosas y tendencia a la avaricia.

Página 16 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

SOL en III.: Las relaciones con los parientes tienen una influencia importante
sobre el desarrollo de la personalidad. Existen inclinaciones para la técnica o el
comercio.
Si las disposiciones generales del tema son de orden práctico, o bien
tendencias científicas o literarias (cuando el conjunto del tema así lo indique).
El bibliófilo y el talento para escribir son frecuentes.

Los aspectos armónicos, entre ellos sextil y trígono, facilitan el desarrollo


favorable de esas tendencias.

Los aspectos disonantes, incluyendo las conjunciones maléficas (SOL-


NEPTUNO) determinan faltas, conflictos, deberes y fricciones con el medio
ambiente.
Las fuertes disonancias de MARTE, URANO y SATURNO provocan
frecuentemente tendencias a accidentes, sobre todo de locomoción.

SOL en IV.: El desarrollo de la mentalidad se encuentra influenciado,


conciente o inconcientemente por las ideas de la familia, de la patria y de los
padres. Esta influencia en los casos de disonancias pueden ser de reacción
contra esas ideas (sobre todo si hay cuadratura con JUPITER).
Las facultades psíquicas y la vida material tienen un desarrollo importante en
este dominio. En general el desarrollo de la personalidad es tardía. En ciertos
casos una introversión extrema es esperable que pueda dar un visionario.

Los aspectos armónicos: tiene una influencia beneficiosa sobre la casa familiar,
el hogar, el padre. El sujeto es capaz de crear un lugar feliz.
A veces estos aspectos prometen una situación profesional importante y
estable.

Los aspectos disonantes, son desfavorables al hogar. Ellos son indicadores


muchas veces de separaciones en el seno familiar. Riñas con el padre, la

Página 17 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

situación profesional es poco estable y el sujeto se ve afligido por penas y


enfermedades hasta el fin de la vida y la vejez.

SOL en V.: A veces talento de educador y en general el sujeto no toma la


vida muy en serio. Tiene la tendencia de considerarse el centro del mundo y es
un poco vanidoso.

Los aspectos armónicos favorecen el desarrollo feliz de las pasiones, las


relaciones con la juventud, enseñanzas, juegos, deportes, también tendencia a
la especulación.

Los aspectos disonantes indican peligros psíquicos o materiales, resultante de


las malas aplicaciones de esas tendencias. SATURNO indica obstáculo en las
pasiones (represión) y MARTE la exaspera.

SOL en VI.: Esta posición del SOL se caracteriza por obstaculizar el desarrollo
de la vida, tanto en el punto de vista exterior y social como desde el punto de
vista físico.

Los aspectos armónicos, aunque indican éxito, colocan al sujeto en una


posición subordinada o inferior, pero la vitalidad no se ve disminuida.

Los aspectos disonantes, predisponen a enfermedades psíquicas y corporales


que dependen del signo y los aspectos, y repercuten sobre el corazón y la
circulación. La vitalidad disminuye (SATURNO) o se ve minada por excesos,
fiebres, enfermedades agudas (MARTE, URANO, JUPITER).

SOL en VII.: Esta posición en temas masculinos desemboca a menudo en


situaciones oficiales, indicadas por el signo del SOL y sus aspectos.

Los aspectos disonantes son índice de lucha en el mundo oficial o disgustos y


desacuerdos conyugales.

Página 18 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

En temas femeninos esta posición concierne particularmente al matrimonio,


que dependerá del signo y aspectos.

De una manera general, los aspectos que provienen de la mitad diurna del
horóscopo, concierne sobre todo a la vida social y la profesional. Lo que emana
de la parte nocturna se realciona con la vida familiar y la personalidad del
sujeto ( ejemplo de SOL en VII: Hitler, Jung, I. Bergman).
En astrología mundana, la CASA VII en LIBRA, es la casa de la guerra.

SOL en VIII.: Esta posición indica una tendencia a la pasividad.

Los aspectos armónicos: el sujeto no tiene necesidad de conquistar el poder;


se lo ofrecen. Tradicionalmente estos aspectos armónicos favorecen las
herencias, donaciones, regalos importantes.

Los aspectos disonantes provocan disgustos, crisis en esos terrenos.


Es conveniente atender estas interpretaciones con mucha reserva y prudencia.
Esta posición del SOL parece no ser muy favorable para la vitalidad. Las
disonancias de MARTE y SATURNO indican riesgo de muerte bajo
circunstancias accidentales; las de URANO problemas cardíacos de origen
nervioso.

SOL en IX.: Esta posición indica tendencia hacia la filosofía, poesía, religión,
política o comercio, según el signo del zodíaco y aspectos del SOL.

Los aspectos armónicos faciliatan el éxito.

Los aspectos disonantes son indicios de luchas y conflictos. Las enfermedades


contraidas en viajes o en el extranjero no deben excluirse como posibilidad
dentro del punto de vista corporal.

Página 19 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

SOL en X.: Esta posición es considerada como una señal certera de éxito
exterior o profesional (si su estado cósmico es bueno). Es indicio de una
tendencia al poder y de gran espíritu de organización.
El signo del SOL expresará en qué domionio estas tendencias se manifestarán
y de qué forma. Los signos dobles otorgarán más teoricidad y los cardinales
harán resaltar el lado práctico.

Los aspectos armónicos favorecen el éxito.

Los aspectos disonantes provocarán problemas interiores que desembocarán


en conflictos, crisis e infelicidad. Las causas profundas de estos infortunios
parecen ser desarmonías internas en el campo de los complejos (autoridad –
padre).

SOL en XI.: Esta posición indica a menudo los esfuerzos por elevarse a un
nivel social superior. La tendencia a asociarse a gente de condición elevada o
distinguida.

Los aspectos armónicos favorecen el éxito y acuerdan elevación social debido a


protectores de alto nivel.

Los aspectos disonantes provocan problemas en el dominio del complejo


autoridad – padre en cuanto a status y / o finanzas.
A menudo conflictos y problemas, como también gastos hechos a propósito de
amigos.

SOL en XII.: Frecuentemente el SOL en XII indica un destino de separación


muy precoz con la familia que tiene gran influencia sobre la formación del
carécter.
Entre las mujeres esta posición no es favorable para el matrimonio.
A menudo existen disposiciones para la medicina y el alto ocultismo cuando
está bien aspectado.

Página 20 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos armónicos indican un carácter secreto y fuertemente replegado


sobre sí mismo. En esta posición es habitual dar mucha importancia a la
relación sexual.

Los aspectos disonantes indican – según la estructura del conjunto del tema –
tendencia a las enfermedades, tendencias anti-sociales, complicaciones
provenientes de difamaciones, delitos (en los cuales el sujeto será el autor o el
que lo sufre).

LA LUNA EN LAS CASAS

LUNA en I.: Temperamento en el fondo ciclotímico. Personalidad muy fuerte,


sentido de la forma, búsqueda instintiva de la popularidad social.

Los aspectos armónicos dan personalidad social, simpática y agradable.

Los aspectos disonantes, humor caprichoso, inestable, altibajos en el humor.

LUNA en II.: Los sentimientos y estados del alma que determinan el


comportamiento del sujeto en lo referente a ganacias de dinero son bastantes
inestables. A veces el nativo ejerce su actividad en “el ganar dinero” para su
bienestar material.

Los aspectos armónicos: favorecen el éxito material proveniente de


instituciones. Este éxito queda a veces sujeto a oscilaciones.

Los aspectos disonantes provocan obstáculos y problemas interiores


perniciosos, pérdidas resultantes de maniobras poco hábiles. Las disonancias
de SATURNO tienen un efecto durable sobre las cuestiones materiales.

Página 21 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

LUNA en III.: Esta posición no es muy buena para la LUNA, indica una fuerte
influencia familiar, sobre todo femenina, en el desarrollo de la persona. Inclina
a pequeños cambios en la vida cotidiana.

Los aspectos armónicos tienen una influencia bastante bienhechora desde el


punto de vista psíquico y material. Indica una inclinación elevadora del
ambiente que lo rodea, por sobre el sujeto.

Los aspectos disonantes, sobre todo si el tema es crítico en su conjunto,


determinan inestabilidad y juicio variable. El sujeto es muy influenciable: el
último que le habla tiene razón como resultante. Problemas y complicaciones
en el dominio de la personalidad. Se observan a menudo problemas psíquicos o
nerviosos y un poco de desequilibrio mental, sobre todo con las disonancias de
MERCURIO, SATURNO y URANO.

LUNA en IV.: La personalidad paternal se manifiesta por una influencia


femenina, casi maternal. A veces (sobre todo cuando existen disonancias entre
el SOL y SATURNO) la madre reemplaza completamente al padre en la
dirección de la educación del sujeto.
La conjución de la Luna con el FC, principalmente en signo cardinal, provoca
muchos cambios en la vida familiar y cambios de residencias.

Los aspectos armónicos indican paz interior, un fin de vida feliz y en familia,
talento para administrar los bienes patrimoniales.

Los aspectos disonantes son índice de disgustos familiares o domésticos, de


enfermedades y de presiones en la vejez.

LUNA en V.: En esta posición la LUNA indica más sociabilidad que erotismo y
aporta siempre un poco de inestabilidad en las relaciones amorosas. En tema
femenino, otorga una gran atracción por los niños.

Página 22 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos disonantes son malos porque pueden provocar perversiones


pasionales. En las mujeres pueden ocasionar complicaciones en el embarazo y
dificultades en el parto.

LUNA en VI.: Esta posición hace al sujeto inestable en su trabajo. Bastante a


menudo es indicación de problemas y desarmonías corporales.

Los aspectos armónicos indican solamente enfermedades pasajeras. La


relación del sujeto con sus subordinados, sobre todo con las mujeres, serán
agradables porque sabrá elegir bien a sus colaboradores.

Los aspectos disonantes provocan enfermedades, depresiones psíquicas tales


como la angustia. Las disonancia con MERCURIO – sobre todo si éste se
encuentra en la Casa III, VIII, IX o XII- obra desfavorablemente sobre el
sistema nervioso.
Se observa que la influencia de la LUNA en la CASA VI, se traduce
frecuentemente entre los hombres por una atracción amorosa provocada por
un sentimiento de piedad o de conmiseración hacia los subordinados.
Las disonancias de la LUNA en CASA VI atentan contra la elección de
subordinados que es en general negativa y sujeta a frecuentes cambios.

LUNA en VII.: Esta posición indica inclinación por la vida social, la vida
común, matrimonio, camaradería, asociaciones, funciones públicas, etc.

Los aspectos armónicos, sobre todo de JUPITER, indican gran posibilidad de


éxito a pesar de existir cierta inestabilidad.

Los aspectos disonantes tienen que ver con conflictos dirigidos contra el sujeto
provenientes de medios oficiales. Estos ataques son por lo general sufridos y
no provocados por el sujeto (pasivo).
La influencia de la LUNA se ejerce principalmente en la elección del cónyuge
y/o del socio que tiene tendencia a ser una persona de carácter inestable.

Página 23 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Las disonancias provocan crisis y separaciones debido a esa inestabilidad de la


pareja. Los aspectos de MARTE, MERCURIO, NEPTUNO y URANO son
particularmente destructivos. Las disonacias de URANO indican a un cónyuge
con tendencia a la histeria.

LUNA en VIII.: Según la tradición, los aspectos armónicos traerán herencias,


donaciones, legados, etc. Las disonancias provocarán problemas en este
dominio.
Esta posición de la LUNA corresponde a menudo a una disminución del
patrimonio, a un debilitamiento psíquico y a tendencias autodestructoras.
Esta tendencia generalmente será agravada por disonacias sobre todo de
MARTE y SATURNO que podrán provocar el peligro de un fin prematuro.

LUNA en IX.: Esta posición de la LUNA caracteriza una gran inestabilidad


psíquica y la tendencia a cambios y viajes largos.

Los aspectos armónicos provocan el desarrollo feliz de estas tendencias y


facilitan el éxito.

Los aspectos disonantes determinan los fracasos y reveses seguidos por


conflictos provenientes de un mal inicio o administración de las empresas
emprendidas por el sujeto. Desde el punto de vista de la salud, las disonancias
se caracterizan por enfermedades contraídas en viajes o en el extranjero. Las
que provienen de la Casa III, VI, o XII pueden causar enfermedades mentales
o nerviosas sobre todo si se trata de disonancias de MERCURIO, URANO,
NEPTUNO y SATURNO.

LUNA en X.: Esta posición corresponde siempre a cierta inestabilidad del


psiquismo. Se busca instintivamente relacionarse con el mundo oficial y el
poder. Esta posición no corresponde a ninguna significación profesional
especial o específica. Se deberán ver aspectos, de qué casa y signo provienen.

Página 24 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos armónicos favorecen el éxito debido a la popularidad.

Los aspectos disonantes acentúan la inestabilidad y determinan un cierto


desequilibrio psíquico que en el destino se manifiesta por medio de crisis,
conflictos, reveses e impopularidad.

LUNA en XI.: Esta posición no es buena porque la LUNA ejerce un efecto


disolvente de inestabilidad psíquica, aún con disonancias débiles. La persona
es muy inestable con sus amistades, salvo si la LUNA está en un signo fijo o en
aspecto armónico con SATURNO y JUPITER. Busca sobre todo las amistades
femeninas.

Los aspectos armónicos indican amistades felices.

Los aspectos disonantes, todo lo contrario, sobre todo si son femeninas.

LUNA en XII.: Esta posición es en general dañina para la salud. Provoca


fuertes depresiones psíquicas y en los temas críticos puede existir tendencia al
suicidio. En temas masculinos tendencias a uniones y amores secretos.

Los aspectos armónicos, (muy amónicos) indican un carácter cerrado,


tendencia a vivir en la soledad pero sin consecuencias para el destino.

Los aspectos disonantes son muy malos para la salud y el destino, provocando
graves crisis, conflictos y desgracias.

MERCURIO EN LAS CASAS


MERCURIO en I.: Intelectualidad acentuada. La conjunción aplicativa otorga
tendencia práctica de la inteligencia: comercio, técnicos, derecho. Por otros
aspectos: una inteligencia más teórica y especulativa. Acuerdan un poco el don
del escritor.

Página 25 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos armónicos: facultad de adaptación intelectual.

Con aspectos disonantes, nerviosidad, irritabilidad, tendencia a errores y faltas


sobre todo en la vida práctica.
Con MERCURIO en mal estado cósmico: posibilidad de enfermedad mental.

MERCURIO en II: La inteligencia del sujeto está sobre todo aplicada a


adquirir, a ganar dinero. La actividad profesional reposa sobre su inteligencia.
Se encuentran entre éstos, casos de profesiones de relación directa o indirecta
con literatura o ciencias.
MERCURIO en signos científicos con VENUS, MARTE, SATURNO o URANO,
designan sobre todo las relaciones con la industria y la técnica. Las
disposiciones comerciales resultan de la posición de MERCURIO en signo
material, con aspecto de LUNA o JUPITER.
No debemos olvidar que todo esto debemos encuadrarlo en el conjunto total
del tema.

Los aspectos armónicos provocan el éxito, la seguridad del juicio en los


negocios.

Los aspectos disonantes favorecen los errores y las pérdidas. Las disonancias
de MARTE, NEPTUNO y SATURNO cuando el tema se presta, indican a menudo
métodos reprobables para ganarse la vida.

MERCURIO en III.: Esta posición caracteriza en general el saber, la


experiencia, la sabiduría, la inteligencia rápida y precisa pero a veces sin gran
envergadura. Disposiciones literarias o científicas, según los aspectos de donde
vienen.

Los aspectos armónicos favorecen el feliz desarrollo práctico en sus


capacidades, otorgando el éxito.

Página 26 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos disonantes engendran obstinación, van a lo absurdo, falta de


sentido práctico, desconocimiento de la realidad. Todo eso se manifiesta sobre
todo en la vida práctica por conflictos, discusiones en los casos de aspectos
muy disonantes con MARTE, SATURNO y LUNA.
Se pueden encontrar problemas mentales o nerviosos que se presentan en los
casos más benignos bajo la forma de manía de la vejez.

MERCURIO en IV.: Indica una tendencia a desplazamientos frecuentes. Gran


deseo de instruirse y de conocer; el gusto por el estudio puede desarrollarse
más tardíamente y aún en la vejez.

Los aspectos disonantes indican irritabilidad, nerviosismo, provocando desazón


e inquietud por todo lo concerniente a la familia. En los viajes, cierta estrechez
de espíritu y oscurecimiento de la inteligencia.

MECURIO en V.: Frecuentemente talento para devenir en educador y también


inclinación por el juego y las especulaciones.

Los aspectos disonantes crean torpezas para la educación de los hijos, creando
dificultades y disgustos. Se encuentran a veces aberraciones pasionales y,
según los aspectos y el signo del zodíaco, existe la posibilidad de perversiones
sexuales, especialmente con los planetas en destierro y mal aspectados.

MERCURIO en VI.: Esta posición influye maléficamente sobre la salud y en


particular sobre las enfermedades nerviosas.

Los aspectos armónicos, cuando el conjunto del tema se presta, predisponen a


la medicina y en general a la psiquiatría (especialmente si MERCURIO es
dominante )

Los aspectos disonantes provocan irritabilidad nerviosa y en particular aquellos


de MARTE, URANO y NEPTUNO que desembocan en psicosis y graves neurosis.

Página 27 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Se observan también problemas nerviosos localizados en los órganos regidos


por el signo de MERCURIO.

MERCURIO en VII.: Esta posición designa, cuando el tema se presta, dones


literarios y filosóficos y científicos.
Una conjución estrecha con el SOL favorece la política (todo esto bien
entendido y teniendo en consideración los signos y los aspectos).
El sujeto tiene a menudo condiciones de orador o de escritor. Tendencia a
tener gran cantidad de libros, los cuales lee y consulta con frecuencia (esto se
da asimismo cuando MERCURIO se encuentra en LIBRA – CASA VII natural).

Los aspectos disonantes indican luchas por escritos o por la palabra con el
mundo oficial. Estos no suprimen, sin embargo, la inclinación a escritos de
índole espiritual, sobre todo si MERCURIO es dominante.
La posición de MERCURIO en VII indica una tendencia a elegir el cónyuge o
socio de tipo MERCURIANO. Las disonancias son índices de nerviosidad del
cónyuge o socio y puede provocar separaciones, principalmente si ellas
provienen de MARTE, URANO o LUNA.

MERCURIO en VIII.: Esta posición no es muy importante para MERCURIO.


Ella indica que el espíritu es atraído por problemas de muerte. Especulaciones
en problemas de legado o herencias.

Los aspectos disonantes son índice de miedo a la muerte y problemas


psíquicos originados por el temor a ella. Tendencia a estados catécticos
(quedar duros, con la mirada perdida, etc.).

MERCURIO en IX.: Esta posición en un tema de tendencias espirituales


favorece la capacida científica. Las ideas son de gran envergadura en el
domimio filosófico o jurídico, principalmente cuando MERCURIO tiene un muy
buen estado cósmico o con muy buen aspecto de un planeta dominante en el
tema.

Página 28 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

En un horóscopo de disposiciones prácticas, encontramos gran capacidad para


el comercio, sobre todo con aspectos provenientes de la Casa II. En este caso
son necesarios los aspectos armónicos para el éxito.
En los temas de disposiciones espirituales, las disonancias indican luchas y
conflictos en el dominio de la vida práctica.
Las disonancias muy fuertes de SATURNO, URANO y la LUNA, especialmente si
provienen de las Casas III, VI o XII, hacen al sujeto nervioso, sobreexcitado,
caprichoso, predisponiéndolo a neurosis y problemas mentales.

MERCURIO en X.: Esta posición indica que es la inteligencia y no el instinto


quien determina la actividad exterior y profesional. La tendencia general es
sobre todo práctica.
Cuando existen tendencias teóricas, esta posición corresponderá más bien a
cualidades de intermediario que de productor.
Los aspectos de JUPITER y de aquellos de la mitad oriental del horóscopo
indican disposiciones para el comercio; los aspectos de MARTE y URANO
favorecen la técnica. Los aspectos de VENUS acuerdan disposiciones literarias
(sobre todo cuando MERCURIO se encuentra en GEMINIS, LIBRA, VIRGO o
ACUARIO).
Los aspectos armónicos favorecen el éxito.

Los aspectos disonantes provocan conflictos y pervierten las tendencias


prácticas.

MERCURIO en XI.: Esta posición trae amistades de carácter intelectual y


cerebral, más frías y a menudo interesadas.
Esto es válido también cuando MERCURIO se encuentra en ACUARIO.

Los aspectos armónicos favorecen las amistades provechosas, tanto desde el


punto de vista espiritual como práctico.

Página 29 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos disonantes provocan errores en la elección de amistades con las


consiguientes consecuencias y pueden llegar hasta la intriga y la calumnia.

MERCURIO en XII.: Cuando esta posición corresponde a temas neutros o


armónicamentes débiles, indica cierta tendencia a la parcialidad. Estos también
en cuanto al desarrollo del espíritu, al que le falta envergadura.
Bastante a menudo capacidad para las matemáticas, la medicina y la
construcción.

Los aspectos disonantes están fuertemente acompañados por tendencias


antisociales y desde el punto de vista corporal, enfermedades en las orejas
(infecciones) y problemas mentales.

VENUS EN LAS CASAS

VENUS en I.: Viva sensibilidad, sociabilidad y necesidad de cariño. Se


observan a menudo entre los hombres rasgos femeninos de carácter. Muchas
veces disposiciones artísticas, sobre todo para la pintura, el teatro o la música
(según el aspecto de VENUS o de otras dominantes).

Con aspectos armónicos, disposiciones sexuales o sentimentales favorables.

Los aspectos disonantes, no molestan las disposiciones artísticas cuando ellas


existen, pero provocan problemas, crisis, obstáculos en la parte amorosa y en
la vida sexual.

VENUS en II.: Esta posición concierne a menudo a aquellos que ponen sus
sentimientos en los negocios. Es índice de una gran generosidad y gusto por la
posesión.
Frecuentemente se constatan inclinaciones y disposiciones artísticas en la vida
corriente y también profesiones que tengan relación con objetos de arte, lujo o
placer.

Página 30 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos armónicos caracterizan el éxito mental.

Los aspectos disonantes indican prodigalidad, disposición por el placer y el


lujo.
En los hombres se da más bien por el desarreglo de la vida amorosa y en las
mujeres por gastos excesivos para toilette y su arreglo personal. Amor
interesado.

VENUS en III.: Esta relación determina un lazo sentimental entre el individuo


y su medio ambiente (lo que lo rodea, familia, obras). Frecuentemente
capacidad artística sobre todo para la literatura.

Los aspectos armónicos favorecen el éxito en las relaciones sentimentales, en


el ambiente sobre todo con las mujeres.

Los aspectos disonantes suelen debilitar las disposiciones generales. Hacen al


individuo frívolo y desordenado, provoca conflictos y tensiones (MARTE y
URANO) o depresiones (SATURNO), que influye en su comportamiento con el
medio inmediato.

VENUS en IV.: Gusto y amor por el hogar y la familia.


Los aspectos armónicos favorecen el gusto por las cosas bellas y por un hogar
lujoso y artístico, sobre todo en la edad madura. Se observa a menudo dentro
de esa etapa, una inclinación por la construcción de jardines y amor a las
flores.

Los aspectos disonantes destruyen la vida familiar, sea como consecuencia de


una sensualidad desenfrenada, gusto excesivo por el lujo, o por infeliz elección
instintiva de relaciones amorosas.

Página 31 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

VENUS en V.: Gran sociabilidad, tendencia al juego, a las especulaciones y a


las apuestas. Fuerte excitación erótica y gusto por el placer. Disposiciones
artísticas, sobre todo por el teatro y la enseñanza. Buen entendimiento con los
niños.

Los aspectos armónicos favorecen la seguridad y el instinto amoroso y la


felicidad en dicho terreno.

Los aspectos disonantes indican frivolidad, ligereza de espíritu, disipación,


amor al juego, a las especulaciones, a las aspuestas, con todas sus
consecuencias para el destino del sujeto.
Problemas y disgustos en la vida amorosa, pasiones desgraciadas, hiper-
excitación sexual. Las disonancias de MARTE, URANO, NEPTUNO y la LUNA,
son particularmente destructoras para la vida amorosa.
Las de NEPTUNO y URANO son especialmente temibles para las perversiones y
anomalías sexuales, e interfieren en las carreras de educadores y pedagogos.
En los temas femeninos las disonancias indican más bien problemas de
embarazos y abortos en particular.

VENUS en VI.: El sujeto está ligado a su trabajo por lazos sentimentales en


donde encuentra su lazo afectivo.
A pesar de existir una tendencia a las indisposiciones, la vitalidad es, sin
embargo, buena con los aspectos armónicos.

Los aspectos armónicos indican igualmente habilidad en el manejo de sus


subordinados, sobre todo con las mujeres. Frecuentemenete inclinación por las
mujeres de condición social inferior.

Los aspectos disonantes marcan la tendencia a los males renales y entre las
mujeres, a los abortos.

Página 32 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

VENUS en VII.: Tendencias artísticas que se ejercen a menudo en el mundo


oficial, en público o con el gran público, por ej. virtuosidad como solista.
Los aspectos de MARTE favorecen el talento por el teatro o el canto; los de
NEPTUNO y URANO para la música.

Los aspectos disonantes no malogran los dones artísticos, los efectos


desfavorables se manifiestan en el carácter. El sujeto se guía por condiciones
estéticas en la elección de su cónyuge.
Las disonancias provocan crisis amorosa, desacuerdos sexuales, y favorecen
las separaciones. Ingrid Bergman, Elizabeth Taylor.

VENUS en VIII.: La tradición indica herencia, legados, donaciones, regalos


etc. cuando existen aspectos armónicos.
En un tema masculino esta posición, cuando es disonante, provocará conflictos
en la familia. En general se le da suma importancia al seno.
En un tema femenino, enfermedades del bajo vientre, abortos, problemas
psíquicos con consecuencias.
Las disonancias de MARTE, SATURNO y JUPITER corresponden a menudo a
enfermedades de los riñones, y las que provienen de URANO dan posibilidad de
ser violados (en uno u otro sexo).

VENUS en IX.: En esta posición las ideas generales son orientadas hacia las
cuestiones de la estética y tienen una parte sentimental. Sin embargo, para
que existan indicaciones de dones artísticos es necesario o que VENUS sea
dominante o que tenga fuerte aspecto positivo.

Los aspectos armónicos favorecen el éxito en el campo de estas tendencias.


Amor por los viajes largos con posibilidad de realización.

Los aspectos disonantes, los anulan, frustraciones por ese motivo.

Página 33 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

VENUS en X.: En esta posición el sentimiento, la sociabilidad, están al servicio


del deseo de poder como así también de la actividad social: dulcemente logran
sus fines.
Frecuentemente la profesión elegida exige la colaboración de mujeres.
La posición por signo y los aspectos, decidirán si se trata de dones artísticos
verdaderos, profesiones que tengan que ver con las artes o simplemente una
actividad profesional en la cual se manifiestan muchos sentimientos.
Esta posición indica frecuentemente lazos estrechos entre el sujeto y su
madre, y que según los aspectos, pueden ser de afecto o de odio.
También según los aspectos, los lazos amorosos pueden facilitar o negar el
éxito social.

Los aspectos armónicos, en general, favorecen grandemente el éxito exterior.

Los aspectos disonantes, o las inarmonías, para el carácter que aquellas


determinen, malogran el éxito social, pero favorecen la producción artística.
Ej.: Van Gogh, Freud, Einstein.

VENUS en XI.: Esta posición, cuando VENUS es dominante o fuerte, favorece


los gustos o inclinaciones artísticas. Los sentimientos que intervienen en sus
relaciones le atraen amistades de artistas y de mujeres.

Los aspectos armónicos favorecen las amistades felices, sobre todo femeninas.

Los aspectos disonantes indican disgustos con amigos, gastos por cuestiones
amorosas. En un tema masculino compromete las amistades femeninas.

VENUS en XII.: Esta posición indica una traba en el desarrollo de las


tendencias sentimentales o amorosas, que pueden ser sin embargo muy
intensas, aunque contrariadas, permaneciendo generalmente en forma oculta.
Las tendencias artísticas están constreñidas en su desarrollo.

Página 34 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

En un tema masculino, a menudo tendencia a amores secretos con mujeres de


otro medio social.

Las disonancias indican conflictos, situaciones críticas, peligro de prisión,


complicaciones en la vida amorosa.
Desde el puno de vista corporal la vitalidad disminuye y puede haber
enfermedades sexuales o de la naturaleza del signo o aspecto de VENUS.

Los aspectos armónicos no hacen más que atenuar en el destino de las


personas los malos efectos de estas tendencias que son más o menos visibles
en el conjunto del tema.

MARTE EN LAS CASAS

MARTE en I.: Mucho fervor y energía espontánea. A menudo talento para la


eScultura o la medicina.

Los aspectos armónicos otorgan gran vitalidad. Favorece el despliegue


armonioso del esfuerzo y la energía.

Los aspectos disonantes: provocan obstinación, tenacidad, irreversión,


ligereza, precipitación.
Desde el punto de vista psíquico corresponden a tensiones interiores y de
agresividad. En lo físico, tendencias a fiebres y accidentes.
La cuadratura es frecuente en los mapas con tendencias a los suicidios; es
necesario, por supuesto, que estas tendencias sean confirmadas con otros
indicios que hablen en el mismo sentido.

MARTE en II.: Indica que el sujeto gasta mucha energía para ganar dinero y
que derrocha lo que gana superando siempre esa cantidad ganada.

Página 35 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos armónicos provocan el éxito y beneficios importantes en la


competencia comercial.

Los aspectos disonantes limitan las ganancias y causan pérdidas por


imprevisión, prodigalidad, carácter impulsivo y conflictos.

MARTES en III.: Indica un gran desgaste de energía al servicio de los actos


de la vida cotidiana y rutinaria.

Los aspectos armónicos tienen una influencia favorable porque facilita la


coordinación de los esfuerzos.

Los aspectos disonantes, sobre todo aquellos del ASC. o de planetas en Casa I
o XII, lo hacen duro, irritable, obstinado y agresivo. Favorecen las tendencias
autodestructoras, las querellas con los parientes y vecinos y, a propósito de la
vida cotidiana, tendencia a los accidentes en los traslados.

MARTE en IV.: Los deseos de actividad o libertad son tales que el hogar, la
casa paterna, el círculo familiar, parecen demasiado estrechos. El sujeto es a
veces un tirano doméstico.

Los aspectos disonantes caracterizan los conflictos familiares, sobre todo con el
padre o los parientes del lado paterno. Frecuentemente rupturas de relaciones
familiares. Mala gestión por bienes de familia provocan graves problemas.
La familia del sujeto es muy desunida, se dan muchas peleas domésticas, la
tendencia a accidentes dentro del ambiente del hogar son frecuentes
(cortaduras, quemaduras, caídas).
Especialmente malo cuando MARTE está en CANCER y la LUNA en ARIES en
cuadratura.

MARTE en V.: Esta posición indica un violento instinto sexual y, a menudo,


una inclinación inmoderada al juego, las apuestas, las especulaciones.

Página 36 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos disonantes son particularmente funestos ya que provocan las


riñas o llevan a excesos sexuales y problemas dentro de este dominio.

Las disonancias de URANO conciernen sobre todo a los accidentes deportivos.


En temas femeninos, peligro de complicaciones en los partos, abortos. Con
malos aspectos a VENUS e interviniendo URANO, son posibles las
enfermedades venéreas.

MARTE en VI.: Esta posición exalta la alegría, el ardor y el amor al trabajo.


El sujeto es en general “duro” con sus subordinados (exigencia en cantidad).

Los aspectos disonantes provocan infecciones y enfermedades indicadas por el


signo de MARTE y sus aspectos, que pueden desembocar en operaciones
quirúrgicas.
Las disonancias de SATURNO y URANO parecen concernir especialmente a los
accidentes de trabajo, sobre todo con maquinarias.

MARTE en VII.: Esta posición caracteriza a menudo la tendencia a la violencia


y el empleo de las fuerza contra lo que lo rodea. Cuando MARTE está en signo
positivo, se trata de un efecto exterior directo. El sujeto es un conductor
influyente y a veces tiránico.
En signo negativo, esta violencia es en gran parte sufrida por el sujeto.

Los aspectos armónicos atenuan los efectos de violencia y determinan el éxito,


en general violentamente conquistado (Hitler, Mussolini).

Los aspectos disonantes indican conflictos violentos con lo que lo rodea y el


peligro de reveses y falta de éxito. Ellos son muy destructores para la actividad
conyugal y provocan uniones apresuradas y tempestivas que finalizan
frecuentemente en divorcio, aunque se trate solamente de disonancias débiles.

Página 37 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

La conjunción estrecha de MARTE con el Descendente provoca tendencia a


accidentes y enfermedades agudas.

MARTE en VIII.: Tradicionalmente esta posición da tendencia a conflictos a


propósito de herencias, donaciones, etc. En general encontramos la tendencia
a enfermedades agudas que necesitan la urgente intervención quirúrgica.

Los aspectos disonantes significan un peligro para la vida, tendencia a la


muerte violenta por accidentes, atentados o estupefacientes.

MARTE en IX.: Esta posición indica un espíritu de lucha y de combate al


servicio de la defensa de sus ideas. Ella es frecuente en innovadores y
polemistas.

Los aspectos armónicos favorecen el éxito de las luchas espirituales.

Los aspectos disonantes lo hacen agresivo y mordaz. Favorece los reveses,


obligando a un cambio de opinión.
La tradición habla de peligro en el curso de viajes.

MARTE en X.: Esta posición indica una gran actividad el servicio de la


profesión o de la situación social. El sujeto conquista su lugar y tiende ser
autoritario y dictatorial.
Cuando el conjunto del tema se presta, favorece la disposición para el arte
militar, cirugía, medicina, metalurgia.

Los aspectos armonicos facilitan el éxito enérgicamente conquistado.

Los aspectos disonantes indican una dura lucha por la existencia y malogran el
éxito exterior.
Las disonancias débiles se relacionan a menudo con la madre e indican a veces
rencor. Pueden también significar problemas corporales para la madre misma.

Página 38 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

MARTE en XI.: Esta posición indica que el sujeto tiene una fuerte tendencia a
influenciar a sus amigos e, inclusive, a tiranizarlos y pasar sobre su voluntad.
Todo esto en el caso de que MARTE esté en un signo positivo. En signo
negativo, el sujeto sufrirá esa influencia opresiva de su amigo.
Aún con aspectos armónicos, puede haber fricciones en su relación con los
amigos.

Los aspectos disonantes, provocan serios conflictos. En temas femeninos es


señal, a menudo de abortos o partos difíciles (por oposición a la Casa V)

MARTE en XII.: Esta posición indica una tendencia que se opone al desarrollo
de la voluntad.

Los aspectos armónicos revelan a veces disposiciones para la medicina.

Los aspectos disonantes determinan reveses, luchas, conflictos y


prescripciones.
En los casos muy críticos, tendencias criminales, sobre todo en la primera y
tercera parte de la Casa.

JUPITER EN LAS CASAS

JUPITER en I.: La significación general es una tendencia a la expansión de la


existencia (JUPITER siempre es expansión).

Los aspectos armónicos indican un espíritu contructivo en sentido social y un


ideal social elevado. Sed de Justicia.

Los aspectos disonantes dan tendencias generalmente exageradas. La vitalidad


disminuye. La cuadratura debe ser considerada como desfavorable (los demás
aspectos no).

Página 39 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

JUPITER en II.: Mucho talento para las adquisiciones, pero el deseo de


ganancia está unido a un deseo de fausto, suntuosidad, de vida grandiosa.

Los aspectos armónicos aporan importantes éxitos financieros, expansión


considerable de las ganacias. Gestión feliz de capitales.

Los aspectos disonantes conducen al exceso de suntuosidad, extravagancias,


engendrando pérdidas o disgustos o dificultades.
Es necesario que las disonancias sean fuertes para que ellas puedan destruir el
efecto favorable de JUPITER.

JUPITER en III.: Ejerce una fuerte y feliz influencia en el dominio de la vida


cotidiana.

Los aspectos armónicos ensanchan las relaciones con los cercanos y favorecen,
cuando el tema se presta, al éxito literario.

Los aspectos disonantes, si ellos no son demasiados fuertes, son poco


importantes y se resuelven en pequeños problemas de la vida cotidiana.

JUPITER en IV.: Vida familiar feliz.

Los aspectos armónicos indican la felicidad familiar, que se desarrolla en medio


de alegría y bienestar.

Los aspectos disonantes, cuando son graves, caracterizan las dificultades que
hacen imposible la felicidad en familia. En estos casos es aconsejable cambiar
el lugar de residencia del de nacimiento.

Página 40 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

JUPITER en VI.: Esta posición no es buena para la salud, especialmente


desde el nacimiento y hasta los primeros años de vida. Luego la vitalidad
mejora y la salud es en general buena.

Los aspectos armónicos otorgan gran poder de trabajo si se tiene relación con
papeles. Protector de sus subordinados.

Los aspectos disonantes, especialmente de MARTE y SATURNO, desembocan


en enfermedades del hígado y de la vesícula biliar.

JUPITER en VII.: Estas posiciones, sobre todo con aspectos armónicos,


favorecen las buenas carreras oficiales. El sujeto tiene tendencia de elegir un
cónyuge de carácter agradable y bueno, y se puede preveer, con aspectos
armonicos, que el matrimonio, las asociaciones, las camaraderías, serán
felices.

Los aspectos disonantes provocan luchas sociales cuya escapatoria puede no


ser mala si existen por otra parte aspectos armónicos compensadores. Ellos
producen algunas veces elecciones sobre el cónyuge y puede acarrear
separaciones, sobre todo si se trata de disonancias de MARTE y VENUS.

JUPITER en VIII.: La interpretación tradicional de herencias, donaciones, etc,


debe ser muy cauta. Se deberá afirmar cuando el horóscopo indique
extraordinaria suerte.

Los aspectos disonantes, indican sobre todo problemas funcionales del hígado
y la vesícula.

JUPITER en IX.: Según la naturaleza espiritual o práctica del tema, esta


posición indica una tendencia por la religión, filosofía o bien una actividad
material de gran envergadura. Se llega también a que el espíritu religioso o
filosófico se vea unido a tendencias prácticas.

Página 41 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos armónicos favorecen el desarrollo feliz de estas tendencia y el


éxito es fácil y amplio.

Los aspectos disonantes indican exageración. Llevan esas tendencias hacia el


extremo con inclinación al fanatismo o al dogmatismo sectario, trayendo como
consecuencia a su destino reveses y fracasos.

JUPITER en X.: La posición de Júpiter en X significa que las cualidades


morales, filosóficas, religiosas o sociales contribuyen a establecer su situación
exterior, social o profesional.

Los aspectos armónicos, por la expansión feliz de estas cualidades, facilitan el


éxito de gran envergadura. El sujeto adquiere renombre y confianza por su
valor moral.

Los aspectos disonantes no son, en general, muy desfavorables. Para que lo


sean, es necesario que el estado cósmico de Júpiter sea muy malo, lo que
desencadenaría conflictos provocados por el exceso de esas tendencias.

JUPITER en XI.: Esta posición, con aspectos neutros o ligeramente


armónicos, es muy beneficiosa para las amistades. El sujeto sabe elegir a sus
amigos, dignos de confianza. Ejerce sobre ellos una gran atracción y en
particular gana su consideración y estima.
En tema femenino Júpiter en XI es a menudo índice de partos fáciles.

Los aspectos disonantes, deben ser muy fuertes para ejercer una acción
perturbadora.

JUPITER en XII.: Esta posición es neutra. Es necesario que los aspectos sean
muy armónicos o muy disonantes para que ello genere un efecto neto
favorable o desfavorable.

Página 42 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Las disonancias fuertes provocan conflictos sociales.

SATURNO EN LAS CASAS

SATURNO en I.: Los aspectos armónicos otorgan profundidad, serenidad,


concentración, deseo de ganancias, espíritu práctico y económico.

Los aspectos disonantes, traen como consecuencia frialdad de sentimientos,


obstinación y aislamiento. Es indicador muchas veces de un destino penoso
debido a que el sujeto adopta una falsa posición ante la vida. Se encuentra
frecuentemente, si otros signos lo corroboran, las cuadraturas, en los
horóscopos de tendencias suicidas.
Desde el punto de vista patológico, la disonancias marcan una disminución de
la vitalidad y la tendencia a las enfermedades crónicas.

SATURNO en II.: Otorga talento para el ahorro, la economía y la previsión, y


deseo de poseer y conservar lo que se posee.

Los aspectos armónicos, de sextil, trígono y /o conjunción con JUPITER,


conducen al éxito en forma progresiva debido al trabajo pertinaz.
Es índice de tendencia a la capacitación progresiva, a la adquisición de bienes
inmuebles – especialmente si están ubicados al principio de la Casa.

Los aspectos disonantes provocan problemas internos. El sujeto vive con el


temor de perder su fortuna. Es indicación de pérdidas y dificultades materiales.
La vida profesional es a menudo penosa, los esfuerzos poco remunerados.
La tendencia a contraer deudas es bastante frecuente.

SATURNO en III.: Esta posición otorga seriedad y profundidad pero en


general mucho aislamiento.

Los aspectos armónicos favorecen el desarrollo positivo de esta tendencia.

Página 43 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos disonantes provocan depresiones y melancolías. El sujeto se


siente abrumado, oprimido y disminuido por las relaciones con la familia y con
su medio ambiente.
Las disonancias provocan igualmente errores y disgustos en la vida cotidiana.

SATURNO en IV.: El sentimiento de deber familiar, sobre todo hacia el padre,


obra como un obstáculo. El bienestar familiar se encuentra impedido por una
tendencia a las depresiones, a la frialdad.
A menudo amor por las ganancias, por la acumulación, por la posesión.

Los aspectos disonantes agravan estas tendecias y provocan enfermedades,


miserias en la familia, así como la avaricia.
Las disonancias graves son muy malas para el fin de la vida. La vejez se pasa
en soledad con enfermedades.
Aún los aspectos armónicos no dan sino una posibilidad muy limitada de
felicidad familiar, permiten sin embargo que el sujeto se “acomode” (aún con
acontecimientos desfavorables).

SATURNO en V.: Esta posición parece refrenar las pasiones sexuales y


amorosas; inhibiciones. Estas pasiones pueden ser sin embargo muy violentas
y sus efectos hacerse sentir muy cruelmente.
Frecuentemente relaciones amorosas de marcada diferencia de edad
(SATURNO muy fuerte).

Los aspectos armónicos favorecen la predilección por una sociabilidad con


personas serias, intelectuales y profundas. A menudo el sujeto ama los juegos
serios (ajedrez, etc.)

Los aspectos disonantes provocan pasiones desgraciadas, y rodeadas de


obstáculos y golpes. Frecuentemente se observa una ineptitud congénita para
la alegría.

Página 44 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

El sujeto desde la infancia tiene una mentalidad de viejo. Incapacidad de gozar


de lujo. Esta disposición parece provenir de sucesos desgraciados sufridos en
la niñez o juventud a propósito de la sociabilidad y que marca en forma
indeleble el psiquismo.
Las mujeres son, en general, poco fecundas y constantemente inquietas por su
descendencia. Se observan también frecuentemente enfermedades en los
órganos genitales.
A veces esta posición de SATURNO predispone a las enfermedades en la
infancia.

SATURNO en VI.: Esta posición de SATURNO no es favorable ni para la salud


ni para el trabajo.

Los aspectos disonantes indican tendencia al reumatismo, artritis, gota,


enfermedades provenientes de enfriamientos y designadas por el signo y los
aspectos.
El sujeto trabajará muchas veces bajo malas condiciones de higiene, encierro,
precariedad, sin luz, lo que le provocará enfermedades.
Es una persona perpetuamente descontenta, malhumorada, insoportable para
sus subordinados, a quienes tiene tendencia de elegirlos erróneamente.

Los aspectos armónicos no hacen más que paliar esas tendencias aminorando
los efectos desfavorables.

SATURNO en VII.: Esta posición a menudo es índice de disposiciones


científicas que se ejercen en profesión oficial.

Los aspectos disonantes indican luchas y dificultades tanto en asociaciones


como en los medios oficiales.
SATURNO en la vencindad del DESC. no es favorable a la salud. Desde el punto
de vista del cónyuge, esta posición indica la solidez de las uniones o de los
lazos amorosos, siempre y cuando estén en forma armónica.

Página 45 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Las disonancias indican tendencias mórbidas psíquicas y/o corporales en el


cónyuge.

SATURNO en VIII.: Esta posición, con aspectos armónicos, corresponde


frecuentemente a una gran vitalidad.

Los aspectos disonantes provocan enfermedaes crónicas, designadas por el


signo y los aspectos de SATURNO.
Son frecuentes los conflictos interiores (tabúes) con respecto al sexo. Poca
exteriorización.

SATURNO en IX.: Esta posición parece exaltar la significación espiritual de la


CASA IX.
Con aspecto armónico, espíritu serio, profundo, reflexivo, sentido de la
responsabilidad y gran firmeza.

Los aspectos disonantes otorgan un espíritu incisivo, parcial, dogmático,


intolerante y frío.
Según la astróloga Elsa Parker, esta posición determina conflictos con el padre,
y en el destino una situación infeliz, por la autoridad que ha sido demasiado
dura.
La tradición atribuye a esta posición enfermedades y molestias en el extranjero
y en los viajes (sobre todo la escasez de dinero).

SATURNO en X.: Esta posición, cuando SATURNO es importatnte, caracteriza


una posibilidad de posición social en muy alto nivel, seguida a menudo por
reveses o caídas (ej. Napoleón Bonaparte – Hitler).

Los aspectos disonantes, fuertes, sobre todo las cuadratura de la LUNA y el


SOL proveniente de la Casa I, son índice de que el sujeto puede fallar en la
elección de su verdadera profesión.

Página 46 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Por otra parte se verá acompañado por depresiones que le engendrarán graves
dificultades en la actividad profesional.
La influencia de la madre es factor de retardo. Esto se manisfestará bajo la
forma de dificultades que surgen en el curso de la existencia y ligados de
manera desfavorable con la madre.
Las cuadraturas de SATURNO con planetas en Casa XII son muy peligrosas
para el destino. Ellas determinan a menudo debilidades de carácter y hacen
que el sujeto tome compromisos que arruinarán su carrera.

SATURNO en XI.: Esta posición no es favorable para la amistad, el sujeto


tiene dificultades para entablarlas y a menudo se ve impedido por un
sentimiento de “comunidad” y a unirse a personas enfermas, buscando
también la amistad de personas de más edad que él.

Los aspectos disonantes indican que el sujeto tiene tendencia a ser explotado
por sus amigos lo que provoca conflictos y pérdidas.
En temas femeninos, SATURNO en XI predispone a partos difíciles y es malo
para la descendencia (oposición a la V).

SATURNO en XII.: Esta posición es en general una influencia muy penosa


para el destino. Hace a la vida más dificil y los problemas que se presentan son
difíciles de soportar.
Enfermedades, accidentes, etc. Provocan estorbos y restringen singularmente
la libertad.
Los adversarios o enemigos ejercen una acción destructora sobre la situación
social del sujeto.
Las disonancias provenientes de Casa VI y VIII, conciernen particularmente a
la salud.

URANO EN LAS CASAS

Página 47 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

URANO en I.: Armónicos y disonantes indican una gran movilidad psíquica.


Amor por el cambio y hacen del individuo “lo intuitivo”. El sujeto tiene una vida
interior muy intensa que repercute sobre su vida cotidiana (John Kennedy
tenía URANO en V trígono al ASC.)

Los aspectos armónicos: los aspectos del ASC. con URANO son a menudo
índice de facilidades para la técnica, las ciencias naturales. Caracterizan la
originalidad del espíritu y el talento de invención, sobre todo en concordancia
con MERCURIO.

Los aspectos disonantes son índice de un carácter irritable y explosivo,


indomable.
Cuando URANO aspecta de alguna manera el ASC., da gente que se hace notar
de cualquier manera. Cierto magnetismo (es frecuente encontrar esto entre los
actores de cine).

URANO en II.: La intuición, la espontaneidad, juega un rol preponderante en


los negocios. Con un aspecto de JUPITER y SOL – si lo apoya a URANO- el
sujeto gana a veces dinero en reformas o en inversiones, si intervienen MARTE
y MERCURIO.
En general, circunstancias imprevistas o extraordinarias juegan un papel muy
importante en la cuestión ganancias.

Los aspectos armónicos favorecen series de éxitos esporádicos debido a una


feliz intuición o iniciativas.

Los aspectos disonantes caracterizan las pérdidas, reveses inesperados


debidos a imprevisión, versatilidad o falsos cálculos.

URANO en III.: Esta posición indica amor al cambio. Una gran facilidad
comprensiva, mucho instinto e intuición. Se observa a menudo talento para las
pequeñas invenciones utilitarias.

Página 48 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos armónicos favorecen el desarrollo feliz de estas tendencias (ej.


Einstein).

Los aspectos disonantes provocan ideas intempestivas e irrazonables (ej.


Chopin). Hacen al sujeto igualmente nervioso, caprichoso, inestable e inquieto.
Su destino se ve marcado por golpes y disgustos causados por palabras,
escritos y conflictos con el medio ambiente. Todo en forma intempestiva.

URANO en IV.: Da un carácter muy inquieto y poco estable. El sujeto es poco


apto para crear un hogar o fundar una familia. Las relaciones con el padre son
muy tormentosas.
El nativo tiene la impresión de ahogarse en la casa paternal; su patria misma
parece demasiado estrecha por sus grandes aspiraciones.

Los aspectos armónicos determinan situaciones inestables pero restablece el


equilibrio en los conflictos domésticos.

Los aspectos disonantes provocan crisis graves en la familia. La tradición


atribuye un fin de vida repentino.

La posición de URANO determina frecuentemente grandes cambios psíquicos o


materiales en la vejez.

URANO en V.: La constitución es débil, el sujeto muy exitable, su sexualidad


exasperada y frecuentemente – si los aspectos lo indican- existe cierto grado
de perversidad o anormalidad (tener presente URANO en cuadratura con
PLUTON).

Los aspectos armónicos favorecen la intuición y el talento para el especulación.

Página 49 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos disonantes dan un destino amoroso borrascoso, sujeto a cambios


e inquietante para el matrimonio. Es frecuente en los escritores, cuando
URANO es fuerte por aspecto con el ASC. o el MC.

URANO en VI.: Tendencia a trabajar en forma intermitente, a los saltos. Gran


independencia y necesidad de libertad en su trabajo. La persona cambia
frecuentemente de situación profesional y es muy diferente y extraño en el
trato con sus subordinados.

Los aspectos disonantes, sobre todo aquellos de MERCURIO y LUNA, son muy
malos para el sistema nervioso. Los problemas se localizan en los órganos
designados por el signo y los aspectos de URANO y tienen un carácter
espamódico.
Tendencia a accidentes de trabajo, especialmente con electricidad.

URANO en VII.: A menudo el sujeto despliega cualidades de reformador en


las profesiones oficiales. Esta posición es bastante negativa para el
matrimonio. La elección del cónyuge se realiza sin reflexión, de manera
repentina e impulsiva. La unión es en general un desasosiego continuo o bien
está plagada de excentricidades.

Con aspectos disonantes, encontramos divorcios, acompañados por


circunstancias extraordinarias.
Las disonancias más activas provienen de la mitad inferior del horóscopo, y
sobre todo de VENUS, LUNA o SOL.

Los aspectos armónicos indican un cónyuge de carácter original y excitable.


Aunque las relaciones conyugales son bastante inestables y la infidelidad no
está excluida en las uniones dependientes de URANO.

URANO EN VIII.: Esta posición, con aspectos armónicos, puede significar


acrecentamiento imprevisto de los bienes.

Página 50 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos disonantes provocan problemas de salud, a menudo de


naturaleza nerviosa y que se suceden bruscamente. Tendencias a
enfermedades de origen sexual. La muerte puede ser repentina.

URANO en IX.: Tradicionalmente los aspectos armónicos favorecen las


relaciones fructíferas con el extranjero, y las disonancias provocan conflictos y
enfermedades en el curso de viajes o en el extranjero.
Esta posición otorga mucha intuición, originalidad intelectual y espíritu
reformador en literatura, filosofía y ocultismo.

Los aspectos disonantes provocan la falta de continuidad en las ideas,


excentricidad, tendencia a la utopía, obstinación, conflictos.

URANO en X.: Esta posición indica que el individuo, en su situación exterior o


profesional, actúa principalmente por su intuición, lo que traerá cierta
inestabilidad en su carrera, con cambios bruscos en la misma.
URANO en la CASA X es frecuente en los inventores, innovadores y creadores
originales.

Los aspectos armónicos favorecen el éxito.

Los aspectos disonantes provocan caídas rápidas y brutales. Es frecuente


encontrar tendencia al suicidio, sobre todo con malos aspectos de MARTE.

URANO EN XI.: Esta posición caracteriza a menudo un destino de amistad


muy movido porque el sujeto tiene tendencia a elegir como amigos a personas
extraordinarias. Las amistades se hacen y se deshacen con la misma
espontaniedad.

Los aspectos armónicos dan a la amistad una gran fuerza y una gran
fecundidad desde el punto de vista espiritual.

Página 51 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos disonantes provocan separaciones numerosas y bruscas,


engendrando compromisos de amistad con consecuencias molestas, tanto
desde el punto de vista social como personal.

URANO en XII.: Esta posición no tiene efecto neto con aspectos débiles o
neutros.

Los aspectos armónicos otorgan ideas muy originales pero extravagantes.

Los aspectos disonantes fuertes crean la tendencia a conflictos muy


perjudiciales para la salud física o mental del individuo. Es de tener en cuenta
la acción de enemigos ocultos (por ej. a través del teléfono).

NEPTUNO EN LAS CASAS


NEPTUNO en I.: Con aspectos armónicos parece favorecer la inspiración y la
elevación de los sentimientos.

Los aspectos disonantes producen estados caóticos del alma, confusión de


sentimientos.

NEPTUNO en II.: Esta posición no es muy eficaz. Muy a menudo se dan


negocios caóticos extraordinarios. Dan resultado con aquellos afines a
NEPTUNO, por ej. venta de artículos náuticos, negocios de bebidas,
pescaderías, narcóticos.

Los aspectos armónicos indican proyectos financieros de gran envergadura


pero no muy claros.

Página 52 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos disonantes conciernen a pérdidas provenientes de ilusiones.


Cuando el conjunto del tema corresponde, se pueden encontrar maniobras
dolosas, banqueros fraudulentos, etc.

NEPTUNO en III.: Los aspectos armónicos disponen al romanticismo.

Las disonancias son a menudo índice de una naturaleza secreta que se


abandona a sus ilusiones. Estas provocan en la vida cotidiana, obstáculos y
sobre todo complicaciones, frecuentemente poco detectables desde el exterior.
No ven claro a su alrededor. No hay seriedad recíproca.

NEPTUNO en IV.: Disposición para la mediumnidad, quizás hereditaria.

Los aspectos muy armónicos parecen favorecer los dones y la inspiración


poética.

Los aspectos disonantes provocan problemas psíquicos, neurastenias, a veces


debido a problemas de herencia o de disgustos familiares.

NEPTUNO en V.: El significado depende ante todo de los aspectos y estado


cósmico de NEPTUNO.

Con aspectos armónicos, se observan relaciones amorosas delicadas.


Sensaciones afectivas extrañas.

Los aspectos disonantes empañan la vida amorosa aportando perversiones,


excesos y aberraciones del instinto sexual.

NEPTUNO en VI.: Preocupación por la salud y temor a enfermarse.


Hipocondríaco. Son grandes clientes de farmacias. Pueden existir
enfermedades agotadoras y dolencias extrañas e incurables, pues esta posición

Página 53 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

de NEPTUNO enmascara la enfermedad y desorienta el diagnóstico. Se debe


consultar a varios médicos.

Las aflicciones hacen peligrar la salud a causa de abusos sexuales y por vicios
adquiridos (alcohol, drogas, etc.).
Puede encontrarse cierta aversión de inferiores y subalternos, con posible
traición de su parte. Complicaciones en el trabajo. Peligro de obsesión.

NEPTUNO en VII.: Esta posición es desfavorable para la elección del


cónyuge que está influenciado por ilusiones.
En general el sujeto tiene tendencia a eligir al cónyuge con algún problema
físico.

Los aspectos disonantes indicarían también tendencia a la perversión, tanto en


las relaciones amorosas como en la elección de pareja de esas características.
Los divorcios y las crisis conyugales son de preveer bajo tales condiciones, sin
excluir la infidelidad.

NEPTUNO en VIII.: Las disonancias indican psicosis; la tendencia al suicidio


es bastante frecuente. Sueños caóticos.

Los aspectos positivos dan aptitudes fuera de lo común para el ocultismo.


El género de muerte queda muchas veces sin develar.

NEPTUNO en IX.: Esta posición favorece la inspiración poética, acentúa el


carácter místico de un espíritu religioso inclinado hacia la metafísica.
A menudo nostalgia por los viajes, con mucha probabilidad de realizarlos y
sobre todo por mar. Atracción por todo lo lejano.

Los aspectos disonantes otorgan ideas religiosas filosóficas confusas que


oscurecen el espíritu.
Con disonancias muy fuertes o numerosas, existe peligro de neurosis.

Página 54 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

NEPTUNO en X.: Esta posición nos indica tendencia muy clara, no ven la
parte activa de su destino, dónde ubicarse.

Los aspectos armónicos potentes, parecen indicar destinos exteriores


singulares con un lado romántico y a veces fantasiosos (poetas, músicos,
ocultistas, etc.)

Los aspectos disonantes comparten el peligro de auto-ilusiones que complican


el destino del individuo y que puede llegar hasta el deshonor social.

NEPTUNO en XI.: Esta posición hace en general a las amistades turbias e


inconcientes.
El sujeto juzga mal a sus amigos, primeramente los sobreestima e idealiza y
luego los subestima.

Los aspectos disonantes aumentarán estas tendencias agregando


complicaciones, intrigas, etc.
Los aspectos de MARTE y VENUS y las oposiciones de la CASA V, indican a
menudo tendencia a la homosexualidad.

Los aspectos armónicos indican frecuentemente tendencia a relacionarse en


forma amistosa con personas que se interesen en cuestiones religiosas,
místicas o ocultistas.

NEPTUNO en XII.: Los aspectos neutros y armónicamente débiles indican


inquietud, angustia y a menudo la sensación de escapar de peligros
imaginarios.

Los aspectos disonantes provocan la tendencia a la neurosis y en el destino de


la persona se suceden situaciones embrolladas y llenas de intrigas.

Página 55 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

PLUTÓN EN LAS CASAS

PLUTON EN I.: Sobre todo si está en conjunción con el Asc., da clarividencia y


un entendimiento de la vida como energía. La persona lucha por sobrevivir y
es posible que se encuentre con dificultades extremas y límite en su niñez, que
dejarán marcas mnémicas muy fuertes.

Los aspectos disonantes hacen que la persona sea demasiado obstinada y le


sea difícil llevarse bien con los demás.Búsqueda de poder personal y egoísta.

PLUTON EN II.: Intensa ambición por el dinero y todo lo material, pudiendo


comprometer a otras personas en los medios que justifican el fin. Tiene en
general, muchos recursos para obtener dinero.

Con aspectos disonantes produce avaricia y egoísmo extremo y puede haber


situaciones comprometidas con la ley, herencias, impuestos o algún cambio en
las especulaciones.

PLUTON EN III.: Existe aquí inteligencia y habilidad para comunicar


información con profundidad. No sabe expresar sus opiniones sin vehemencia y
a veces sus expresiones son fuertes. Puede darse alguna circunstancia donde
deba manejar información secreta de gran importancia y que deba hacerse
responsable por ella.
Viajes en secreto o por razones misteriosas.

Con aspectos disonantes da fuerte compulsión en las ideas y pensamientos,


dependiendo de los planetas a los que aspecte.

PLUTON EN IV.: Solidez cultura. Aquí el poder invisible de la persona reside


en sus propias fuentes y raíces, pero conservará hasta el fin de su vida, fuertes
ataduras con su país natal. Pueden existir situaciones ocultas y secretas en la
familia primaria.

Página 56 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Los aspectos disonantes pueden indicar que uno de los padres puede haber
fallecido de joven o en circunstancias poco claras. La persona buscará olvidar a
toda costa su pasado o intentará al menos regenerarlo.

PLUTON EN V.: Esta posicion parece indicar un destino muy creativo donde la
regeneración espiritual toma lugar a través de un amor pasional o del arte.
Tanto puede manifestarse en hijos con poder, genialidad o talento inusual, o
bien en una dificultad para educarlos.

Los aspectos disonantes degradan la propia mente inferior de la persona,


haciéndolo manipulador y pudiendo llegar al exceso sexual.

PLUTON EN VI.: Servir y trabajar con pureza y dedicación es la expresión


más alta de esta posición. Pueden dedicarse a proyectos energéticos, etc.
Significa un cambio radical en la salud, la alimentación y la dieta; puede llegar
a tener poderes de autocuración.

Los aspectos disonantes pueden dar exceso de poder en el ámbito del trabajo
con poco deseo de colaborar con los compañeros de tarea.

PLUTON EN VII.: Esta posición indica que la vida de la persona puede


transformarse radicalmente a través del matrimonio o de sus relaciones con
los demás. Atrae asociaciones con mucha fuerza y manejo del poder absoluto.
Tendencias misteriosas. Intensas reacciones contra las injusticias de los
demás.

Con aspectos disonantes pueden presentarse una tendencia constante a la


destrucción de las relaciones más significativas por ser demasiado dominante.

Página 57 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

PLUTON EN VIII.: Esta posición siempre enfrenta a la persona con algún tipo
de ritual en algún proceso transformador. A veces, magia sexual y
transformación interior a través del sexo.
Los aspectos armónicos dan una alta espiritualidad aunque siempre
relacionada al concepto del mal y el bien; clarividencia y capacidad de penetrar
profundamente en las corrientes energéticas de la vida.

Con aspectos disonantes pueden presentarse situaciones de vida o muerte,


actividades llevadas a cabo en secreto bajo algún culto misterioso. También,
en una nota más mundana, origina problemas con el dinero de los cónyuges,
herencias, seguros o impuestos. Utiliza las fuerzas ocultas con egoísmo.

PLUTON EN IX.: Regeneración y percepción de los problemas conectados con


el futuro. Existe capacidad para ser líder espiritual, sobre todo con buenos
aspectos. No tolera la hipocresía ni la injusticia.

Los aspectos disonantes producen fanatismo y el querer imponer las propias


ideas tanto morales como religiosas. A veces da creencias ateas.

PLUTON EN X.: Aquí se integran las dos polaridades de la existencia: lo


individual con lo colectivo. Esta posición puede dar líderes científicos con
capacidad de clarividencia. Es favorable a la política y cualquier forma de
trabajo público. Pueden darse crisis profesionales a lo largo de la vida que
causen un cambio radical en la profesión.

Los aspectos disonantes dan una personalidad dictatorial con motivaciones


puramente egoístas.

PLUTON EN XI.: Esta posición causa que, dependiendo de las motivaciones de


la persona, sus amigos sientan que los está ayudando o que los está
utilizando. Debe ser conciente del respeto de los derechos de los demás.

Página 58 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

Con aspectos disonantes, si los ideales son egoístas, habrá desilusiones


financieras, amorosas y dificultades para conseguir la cooperación de los
demás. Cambio total y radical de amistades y asociaciones sobre la mitad de la
vida.

PLUTON EN XII.: Esta posición marca una necesidad de regenerar la mente


inconsciente trayendo su contenido a la conciencia. Manifiesto interés por la
psicología, el ocultismo y el misticismo. En algún momento de su vida, la
persona puede retirarse a una reclusión privada y aislamiento.

Con aspectos disonantes, surgirán problemas neuróticos, enemigos secretos y


situaciones relacionadas con drogas o sectas.

Página 59 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

EL SISTEMA DE CASAS: Distintos métodos de determinación

Lo que sigue fue extraido del libro “Las doce casas” de Howard Sasportas
Ed. Urano, 1985

Los astrólogos discrepan entre sí respecto de muchos problemas, pero con


mayor frecuencia sobre las casas. Riñen entre sí con ocasión del número de
casas que debe haber, y tampoco están de acuerdo si hay que contarlas en el
sentido de la agujas del reloj o del contrario. Algunos sostienen que la cúspide
se encuentra en la mitad de una casa y no al comienzo. Otros insisten que
para las casas no hay siquiera justificación alguna. Pero la batalla más
encarnizada que se libra en relación con las casas se refiere al sistema que se
ha de usar para dividirlas.

Se ncesitaría un estudio estadístico de los diversos sistemas, adecuadamente


controlados, pero llevar a la práctica una investigación tal no es cosa fácil.
Habría que contar con horas de nacimientos seguras y cálculos exactos.
Aunque en ocaciones los planetas cambian de emplazamiento en los diferentes
sistemas, sigue siendo muy dificil validar que un emplazamiento “coincida”
mejor que otro. La forma de investigación más confiable sería poner a prueba
la correlación de los acontecimientos en la vida de una persona con los
tránsitos, direcciones y progresiones a las cúspides de las casas. Pero hay
tantas técnicas de progresión diferentes que también esta manera de encarar
las cosas tropieza con numerosas complicaciones.

Lamentablemente, las diversas cuestiones astronómicas y filosóficas sobre las


cuales se basa la división de las casas son tan complejas y abstrusas que hasta
un astrólogo avezado – y doctorado además en trigonometría – se las vería en
dificultades para decir cuál es el “buen” sistema.

Cada uno tiene su mérito e inconvenente propio. Es posible que un método sea
más adecuado para predecir acontecimientos, otros para hacer una lectura

Página 60 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

psicológica, y así sucesivamente. Los maestros pueden darle alguna


orientación pero en última instancia los estudiantes de astrología tendrán que
decidir por sí mismos qué sistema de división de casas prefieren. Ciertamente
hay un amplio surtido para elegir. Lo único que aquí puedo hacer es presentar
algunas de las alternativas existentes y exponer brevemente los supuestos
sobre los que básicamente se basan. El lector podrá luego consultar los libros
enumerados al final del apéndice, que describen con mucho mayor detalle los
sistemas de casas.
En Natal Charting, John Filbey clasifica los aproximadamente veinticinco
sistemas temporales. A continuación daré algunos ejemplos de cada uno.

LOS SISTEMAS ECLIPTICOS

En este método de división de las casas, sus cúspides quedan determinadas


por las divisiones de la eclíptica, el recorrido aparente del SOL alrededor de la
Tierra. De estos, los cuatro sistemas mejor conocidos son el de las casas
iguales, el de Porfirio, el de graduación natural y el método M. Veamos los dos
primeros un poco más atentamente.

El sistema de casas iguales

Promovido recientemente por Margaret Hone, y Robert Pelletier y otros, el


sistema de casas iguales es el más popular y el más antiguo, ya que se
remonta al 3000 a. C. Matemáticamente es muy simple, se comienza por el
lado del Ascendente para dividir la eclíptica en doce casas iguales de treinta
grados cada una. Como el meridiano casi nunca es exactamente perpendicular
al horizonte, el eje MC–IC no coincide generalmente con las cúspides de las
casas Cuarta y Décima, como en la mayor parte de los otros sistemas. Sin
embargo, el que defiende el sistema de casas iguales sigue reconociendo el MC
y el IC, y señalan estos puntos en las cartas.

Página 61 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

La principal cualidad de estos métodos es su simplicidad. Sus proponentes


elogian la claridad con que refleja la división en doce de los signos del zodíaco.
Tanto Hone como Holden subrayan que “ las casas provienen de los signos”, y
sostienen que por ende es adecuado que la eclíptica se divida de manera
similar para formar las casas. Hone, a quien le sastiface que el sistema de las
casas iguales evite el problema de las casas interceptadas, encomia su “gran
conveniencia” en cuanto facilita encontrar los aspectos. Polletier, que también
defiente este sistema, escribe que “parece superfluo exigir presición
matemática o astronómica de un marco de referencia para las casas que es
puramente simbólico”.
A Rudhyar le enfurece el método de casas iguales, ya que, en su opinión, da
excesiva importancia al horizonte a expensas del eje meridiano vertical,
igualmente importante, como si considerase que “estar tendido es la única
posición que importa al hombre”. También Freeman piensa que el sistema de
casas iguales pone en peligro la significación del MC, dejando que éste “caiga
donde quiera”. De modo similar, Liz Greene, objeta que descuida el eje MC-IC,
al que ella atribuye la herencia física y psicológica, recibida de los padres. Al no
asignar a este eje su lugar adecuado, el sistema de casas iguales descuida, en
opinión de ella, el “destino” de las personas.
Supongamos por ejemplo que la nonagesimal, o cúspide de la Décima casa, en
el sistema de casa iguales se encuentra en Libra, pero el MC caiga
efectivamente en Escorpio. La persona puede soñar con ser un gran artísta,
una reina de belleza (Libra), pero debido a sus condiciones familiares, a
limitaciones físicas o consideraciones prácticas (MC), es más apta para un tipo
de carrera en el estilo de Escorpio, como puede ser la psicología o la cirugía.
Dicho de otra manera, una carta hecha con el sistema de casas iguales,
muestra una imagen interna e idelizada de cómo nos gustaría ser; pero la
carta levantada usando un sistema de cuadrantes (uno de aquellos en que el
MC coincide con la cúspide de la casa Diez) nos muestra lo que realmente nos
está permitido. Por esta razón, personalmente prefiero valerme de una carta
levantada por uno de los sistemas de cuadrantes.

Página 62 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

En su ensayo Sobre el uso de los sistemas de casas, Michael Munkasey


expresa su creencia en que, en cuanto enfatiza la eclíptica, o sea la senda del
Sol, el sistema de casas iguales destaca la importancia del principio solar, que
él define como el “ego o el sí mismo creativo”. Escribe que “si se quiere
resaltar o medir una función del Sol, se ha de usar el sistema de casas iguales
u otro de los sistemas eclípticos”. Como “las casas divididas por este sistema
refieren su significado directamente al ascendente”, Michael Meyer sugiere que
el sistema de casas iguales facilita la comprensión de la importancia del
Ascendente en la vida de las personas.

El sistema de Porfirio

Elaborado en el siglo III, el sistema de Porfirio se vale también de la eclíptica


como círculo de referencia. Como el sistema de casas iguales, se considera que
el Ascendente constituye la cúspide de la casa Uno, pero a diferencia de aquel,
el MC coincide siempre con la cúspide de la Décima. Las cúspides de las otras
casas se determinan dividiendo el espacio entre los cuadrantes en tres
secciones iguales a los largo de la elíptica.
El valor de este sistema reside en que Porfirio incorporó los cuatro ángulos en
las cúspides de las casas. Sin embargo, se lo critica porque en realidad no hay
ninguna razón lógica para que se haya de dividir en partes iguales el espacio
desigual de los cuadrantes, y en la actualidad, el sistema de Porfirio no se usa
mucho.

LOS SISTEMAS ESPACIALES

En el sistema de las casas iguales y en el de Porfirio, se divide la eclíptica para


determinar las cúspides de las casas. Pero no hay ninguna razón en particular
para que haya que elegir la eclíptica con preferencia a otros círculos posibles
en la esfera celeste. Las bases de los sistemas espaciales es que toma otro

Página 63 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

gran círculo – que puede ser el ecuador celeste, el horizonte o el primer


vertical-, lo dividen en doce partes iguales y proyectan esas divisiones sobre la
eclíptica. Algunos de los sistemas espaciales son el de Campanus, el de
Regiomontanus, el de Morinus y el del Punto Este. De ellos, veremos los dos
más populares.

El sistema de casas de Campanus

Johannes Campanus, el inventor de este sistema, fue un conocido matemático


del siglo XIII. Aunque aceptaba la idea de Porfirio -que los cuatro ángulos de la
carta debían coincidir con las cúspides de las casas Primera, Cuarta, Séptima y
Décima- Campanus buscó como principal marco de referencia algo que no
fuese la eclíptica, y escogió la primera vertical, un círculo máximo que pasa por
los puntos Este y Oeste del horizonte como por el cenit (en cualquier lugar, del
punto del cielo situado directamente encima de la cabeza del observador) y el
nadir (el punto opuesto al cenit). Campanus dividió la primera vertical en
segmentos iguales de treinta grados cada uno. Los círculos máximos que
pasaban por este punto y por los puntos Norte y Sur del horizonte formaban
los límites de las casas.
Al seleccionar la primera vertical y no la eclíptica, como principal centro de su
interés, Campanus rompió con la tradición de usar simpre como principal
marco de referencia astrológica la órbita del Sol y de los planetas (la eclíptica).
Sentaba así un precedente: la posición de un planeta con respecto al horizonte
y al meridiano del lugar de nacimiento asumía mayor significación que la
ubicación de los planetas a lo largo de la eclíptica. En otras palabras, el espacio
en torno al lugar de nacimiento llegaba a convertirse en una consideración tan
importante como el propio zodíaco, ahora se consideraba a los signos y los
planetas en relación con las casas.
Sin embargo, el sistema de Campanus (lo mismo que los otros sistemas
espaciales) presentan un problema en las latitudes más altas, donde en este
caso el ángulo de la eclíptica con el primer vertical se hace más agudo. El
resultado es que la posición longitudinal de las cúspides de las casas con

Página 64 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

respecto de la eclíptica se hace más desigual y las casas se deforman mucho.


Esta dificultad no se plantea con los sistemas eclípticos de división de las
casas. Margaret Hone duda en aceptar un sistema que falle en alguna parte del
mundo. Dane Rudhyar lo ve desde un punto de vista más práctico y sugiere
que “cada hemisferio de la Tierra y las regiones polares deben tener su propio
tipo de astrología”.
Como Campanus, Rudhyar cree que, aunque el sol y los planetas son básicos
para la astrología, no es necesario que sean el único y esencial marco de
referencia. En su enfoque de interpretación astrológica “centrado en las
personas”, Rudhyar usa el sistema de Campanus porque éste reconoce
plenamente “el espacio en el centro del cual se yergue el individuo”. Y propone
incluso que el sistema de Campanus podría ser la base para el futuro
desarrollo de una “esfera natal” o carta de nacimiento tridimensional.

El sistema de casas de Regiomontanus

En el siglo XV, Johannes Muller, conocido también como Regiomontanus,


modificó el sistema de Campanus. En vez de escoger la primera vertical como
su principal marco de referencia, dividió el ecuador celeste en arcos iguales de
treinta grados y desués lo proyectó sobre la eclíptica. La ventaja práctica de
este sistema es que en altas latitudes produce menos deformación en las casas
que el método de Campanus. Además, al ir más allá de la eclíptica y llegar al
círculo máximo del ecuador celeste, puso mayor énfasis en la rotación diaria de
la propia Tierra que en el movimiento de ésta alrededor del Sol. El sistema fue
muy popular hasta el año 1800 y todavía son muchos los astrólogos europeos
que lo usan.
Munkasey opina que todos los sitemas espaciales, en cuanto utilizan otros
círculos además de la eclíptica, dan a la carta una influencia lunar. Con ello
quiere decir que influyen “algunos aspectos subconcientes del desarrollo de la
personalidad”, es decir, rasgos de la personalidad que no son concientemente
reconocibles.

Página 65 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

LOS SISTEMAS TEMPORALES

En estos sistemas se encuentran las cúspides de las casas dividiendo


igualmente el tiempo que se requiere para que un punto determinado (como
ser el Ascendente o el Medio Cielo) recorra un arco de la esfera celeste, los
sistemas temporales mejor conocidos son el de Alcabitus, el de Plácido o de
casas, el de Koch o sistema del lugar de nacimiento, y el sistema topocéntrico.
De los tres últimos nos ocuparemos con más detalle.

El sistema de casas de Plácido

Este método fue ideado por un monje español, Placidus de Titus, a comienzos
del siglo XVII. Matemáticamente es uno de los sistemas de casas más difíciles
de calcular. Dicho de una manera muy simple, las cúspides de las casas Once y
Doce se encuentran trisecando el tiempo que necesita cualquier grado de la
eclíptica para ir desde el Ascendente al Medio Cielo (arco semidiurno). De la
misma manera, el tiempo que necesita cualquier grado de la eclíptica para ir
desde el IC al Ascendente (arco seminocturno). Se trisecta para obtener las
cúspides de las casas Segunda y Tercera.
Al principio, los astrólogos se opusieron al sistema a causa de su factor de
base temporal. Sin embargo, Geoffrey Dean señala que no tiene más base
temporal que cualquier otro sistema, “porque a todos ellos se los puede
describir en función del tiempo”. El sistema terminó por alcanzar gran
popularidad, a lo que contribuyó el hecho de que Rafael, un astrólogo del siglo
XIX, publicará un almanaque en el que incluía una tabla de casas hechas con el
sistema de Placido.
El problema principal con este sistema se deriva en el hecho de que en
latitudes superiores a los 66 grados y medio, muchos grados jamás llegan a
tocar el horizonte. Con otras palabras, en estas altas latitudes ciertos grados
de la eclíptica no pueden nunca llegar a ser Ascendente.

Página 66 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

El sistema como tal, se basa en el tiempo que tarda un grado en llegar desde
el Ascendente al Medio Cielo. Si un grado determinado nunca asciende, no se
puede determinar ningún intervalo de tiempo, y por consiguiente ese grado no
puede formar la cúspide de ninguna casa.
Munkasey escribe que el sistema de Plácido es “bueno para enfatizar los
objetivos principales de la vida”. Señala también que este sistema proporciona
“respuestas temporales significativas en astrología horaria y de las decisiones”.
Martin Freeman prefiere los sistemas de base temporal “porque la astrología
está muy íntimamente ligada con el tiempo”. Zipporah Dobyns, Liz Green,
Christina Rose y Darby Costello -todos “psicólogos astrólogos” de primera línea
-usan este sistema y están sastisfechos con los resultados. Sean cuales fueran
sus puntos fuertes y débiles, los astrólogos usan más el sistema de Plácido que
cualquier otra forma de división de las casas.

El sistema de Koch o del lugar de nacimiento

Las primeras tablas para este método se publicaron en 1971. Su autor, el Dr.
Walter Koch, proclamó que finalmente se había hallado una solución para el
problema de la división de las casas. El sistema se basa en una “dinámica
temporal” que evalúa la posición de todos los puntos de la eclíptica respecto al
Ascendente y del lugar de nacimiento.
El método pone en juego una compleja trigonometría, que se vale del arco de
ascensión oblicua (pequeño círculo que señala el camino de un planeta durante
sus veinticuatro horas de movimiento) del lugar de nacimiento.
Si bien Koch asegura que su sistema es el único que cálcula la carta para el
lugar de naciminento exacto, Dona Marie Lorenz sostiene que los métodos de
Koch “no están más centrados en el lugar de nacimiento que cualquier otro
método que utilice la longitud, la latitud y el momento del acontecimiento para
calcular las casas”. Como el método de Plácido, el de Koch fracasa en las
regiones polares.

Página 67 de 68
Seminario: CASAS ASTROLÓGICAS y sus derivadas
Claudia Rizzi – 2005

La astróloga alemana Edith Wangemann es una ferviente defensora del


sistema de Koch; lo ha probado en forma comparativa con otros método de
división de casas y descubrió que era el que con más constancia daba una
correlación precisa entre los rasgos faciales y las cúspides de las cartas.
Munkasey cree que el sistema es excepcionalmente bueno para determinar
“donde está uno y hacia donde va, y cuales son sus opiniones actuales”.

El sistema topocéntrico

Este sistema es un nuevo refinamiento del sistema de Plácido. (Por debajo de


los cincuenta grados de latitud, las cúspides de las casas están a menos de un
grado de las cúspides de Placido). También aquí la trigonometría se complica,
y el lector deberá remitirse a los libros mencionados al final del apéndice. Lo
que hace que este sistema sea tan interesante es, sin embargo, el hecho de
que sea el único que no ha sido derivado de una teoría. Más bien fue fruto de
un estudio empírico de la naturaleza y de ordenación temporal de los
acontecimientos. Tomando como base la Argentina, Wendel Polich y A.P.
Nelson Page estudiaron lo que sucedia en la vida de una persona cuya hora de
nacimiento sabía con exactitud. Las cúspides de las casas fueron determinados
mediante gráficos de las direcciones primarias que se relacionaban con esos
acontecimientos. Los fundadores del sistema descubrieron que las cúspides de
estas casas se disponían en un plano que pasaba por la localidad de
nacimiento, y no en un círculo máximo.
El sistema topocéntrico ha sido verificado por Geoffrey Cornelius y Chester
Kemp en Inglaterra. Dean consigna que una prueba de ese sistema, que Marr
llevó a cabo durante un lapso de quince años, demuestra que las direcciones
primarias a las cúspides de las casas topocéntricas se correlacionan con los
acontecimientos asociados con la casa. Esto hace pensar que se trata de un
buen sistema para la ordenación temporal de los acontecimientos. Otra ventaja
es que no presenta problemas en las regiones polares.

Página 68 de 68

También podría gustarte