Está en la página 1de 16

La Gestión de la

Seguridad y Salud en el
Trabajo

2
1
Índice

1 La Gestió n de la Seguridad y Salud en el Trabajo..............................................................................3


1.1 Cultura de Seguridad............................................................................................................................4
1.2 Liderazgo y Seguridad .........................................................................................................................4
1.3 Claves en la Gestió n de la Seguridad...........................................................................................5
2 Integració n de la Prevenció n en la Gestió n Global............................................................................7
3 Sistema de Gestió n de la Seguridad y Salud en el Trabajo ........................................................ 11
4 Resumen .................................................................................................................................................................15
5 Referencias Bibliográ ficas .............................................................................................................................15

3
Objetivos
 Conocer los factores que condicionan la eficacia de los sistemas de gestió n de la
seguridad y salud en el trabajo.

 Saber cuáles son las claves en la gestió n de la prevenció n de riesgos laborales.

 Comprender la conveniencia y las exigencias de integració n de la gestió n de la


seguridad con el resto de la gestió n de la empresa.

 Aprender qué es un sistema de gestió n de seguridad y salud en el trabajo y qué


documentació n comprende.

1 La Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo


Está comprobado que los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales
habitualmente van asociados a una gestió n de la seguridad y salud en el trabajo deficiente.

La finalidad de la seguridad y salud en el trabajo se centra en la disminució n del nú mero de


La finalidad de la seguridad y salud en el accidentes y de enfermedades profesionales, con el consiguiente ahorro en cuanto a los
trabajo es la eliminació n o disminució n del costes que éstos conllevan, dando lugar a una mayor competitividad de las empresas.
nú mero de accidentes de trabajo y de
enfermedades profesionales. Frente a un modelo inicial de gestió n de la prevenció n eminentemente reactivo (las mejoras en la
seguridad se acometen como reacció n a fallos producidos en la misma), las actuales
legislaciones sobre seguridad y salud en el trabajo demandan una gestió n activa de la
prevenció n, en la que las empresas dispongan su propia política de seguridad y salud en el
trabajo alineados con la cual se establecen objetivos, así como una organizació n eficaz en la que
esté n definidas responsabilidades individuales.

Los fundamentos de una gestió n activa de la prevenció n son:

 La identificació n de los peligros.

 La evaluació n y control de los riesgos.

 La adopció n de las medidas necesarias para asegurar que existen normas y


procedimientos, formació n y participació n.

 Un verdadero compromiso para eliminar o reducir los riesgos.

La realidad de las empresas demuestra que independientemente de los elementos (política,


procedimientos, formació n, inspecció n, etc.) que incluya el sistema de gestió n de la
prevenció n, la eficacia en la seguridad laboral está fuertemente condicionada por el
liderazgo y la cultura.
1.1 Cultura de Seguridad

La "cultura" se puede definir como la forma de hacer las cosas en un lugar determinado. La
cultura de seguridad es positiva si los trabajadores creen sinceramente que la seguridad es uno de
los valores principales de la organizació n y perciben que ocupa un lugar importante entre las
prioridades de la misma.

La gestió n de la seguridad se debe orientar en primer lugar a crear esa cultura positiva, con objeto
de que las medidas de seguridad que se establezcan produzcan resultados. Su consecució n se
sustenta en el cumplimiento de determinados criterios:

1. Establecer un sistema que sirva de cauce a la actividad cotidiana de los supervisores o de


un equipo.

2. El sistema debe propiciar el desempeñ o de las tareas y responsabilidades de los


mandos intermedios en las á reas siguientes:

 Asegurar una conducta regular de los subordinados (supervisor o grupo).

 Garantizar la calidad de esa conducta.

 Realizar algunas actividades perfectamente definidas que muestren que la


seguridad es tan importante que incluso los altos directivos hacen algo al
respecto.

3. La alta direcció n debe mostrar de forma ostensible, con su apoyo, que la seguridad
disfruta de elevada prioridad en la organizació n.

4. Se debe permitir que todos los trabajadores que lo deseen participen en las
principales actividades relacionadas con la seguridad.

5. El sistema de seguridad debe ser flexible y admitir alternativas en todos los niveles.

6. Los trabajadores deben valorar positivamente el trabajo de seguridad.

1.2 Liderazgo y Seguridad

La responsabilidad es un elemento clave en la creació n de cultura. La direcció n ú nicamente


adquiere credibilidad a los ojos de los trabajadores y éstos solamente se convencen de que la alta
direcció n tiene la intenció n de hacer cumplir los procedimientos de seguridad que implanta
cuando perciben que, tanto la alta direcció n, como los mandos intermedios y supervisores,
desempeñ an cotidianamente sus tareas respectivas en el á mbito de la seguridad.
Ejemplo:

Si la política de seguridad de la empresa deposita la responsabilidad de la prevenció n en los


supervisores, esta disposició n resulta inoperante si no se hace lo siguiente:

 Que la direcció n aplique un sistema en el que las funciones relativas a la seguridad se


definan claramente y se especifiquen las actividades que se deben realizar para
El liderazgo es vital para lograr resultados en el desempeñ ar dichas funciones.
campo de la seguridad, ya que genera la cultura que
determina lo que funciona bien o mal en el esfuerzo  Que los supervisores sepan desempeñ ar esas funciones con la ayuda de la
de la organizació n en favor de la seguridad y salud direcció n, confíen en su capacidad para desempeñ arlas y las desempeñ en
en el trabajo. efectivamente apoyados en una planificació n y una formació n adecuadas.

 Que se evalú e perió dicamente el desempeñ o de las funciones especificadas


(aunque el criterio de evaluació n no debe basarse en la siniestralidad) y se obtenga
una retroinformació n que permita decidir si es o no preciso modificar las tareas.

Un buen líder comunica claramente los resultados que se persiguen y transmite con
claridad lo que la organizació n debe hacer para conseguirlos. El liderazgo es infinitamente
má s importante que la política, pues los mandos, con sus acciones y decisiones, envían
mensajes claramente perceptibles en todos los niveles de la organizació n respecto a qué
políticas son importantes y cuáles no lo son.

Ejemplo:

En algunas organizaciones se promulgan políticas o establecen normas en las que la salud y la


seguridad se definen como valores clave y luego se adoptan medidas,
comportamientos y esquemas de recompensas que promueven lo contrario.

Por ejemplo, figurar en la entrada de una obra la obligació n del uso de casco protector, y ver
luego a arquitectos, contratistas y directivos de la empresa constructora que en sus visitas
para ver el seguimiento de la obra no emplean el casco reglamentado.

El liderazgo, a travé s de sus actuaciones, sistemas, medidas y recompensas, determina


ineludiblemente el éxito o el fracaso de la política de seguridad de la organizació n.

1.3 Claves en la Gestión de la Seguridad

Los elementos clave para lograr el éxito en la gestió n de la prevenció n de riesgos laborales son:

Política: Las organizaciones que alcanzan altos niveles de salud y seguridad, tienen definida una
política preventiva que contribuye a la ejecució n de su negocio a la vez que atiende sus
responsabilidades con los trabajadores y el medio ambiente, cumpliendo con la
legislació n vigente en dichos ámbitos. De esta forma satisfacen las aspiraciones de los
accionistas, trabajadores, clientes y de la sociedad en su conjunto. Dicha política es
econó micamente rentable y está dirigida a conseguir la conservació n y el desarrollo de los
recursos físicos y humanos, así como a reducir las pé rdidas, tanto financieras como por
responsabilidades legales. La política preventiva influye en todas las actividades y
decisiones, incluyendo aquéllas relacionadas con la selecció n de recursos, informació n, diseñ o
y funcionamiento de los sistemas de trabajo, diseñ o y suministro de productos y servicios,
así como el control y la destrucció n de los residuos.

Organizació n: Dichas organizaciones está n estructuradas y funcionan de modo que pueden


poner en prá ctica, de forma efectiva, su política preventiva. Se ayudan mediante la creació n de una
cultura positiva que asegura la participació n y el compromiso a todos los niveles,
apoyá ndose en sistemas de comunicació n eficaces y en la promoció n de las aptitudes que
permitan a todos los trabajadores hacer una contribució n responsable e informada al
esfuerzo preventivo. Es imprescindible el compromiso y el liderazgo visible y activo de la alta
direcció n para desarrollar y mantener el apoyo a una cultura preventiva. Su finalidad no es
simplemente evitar dañ os a la salud, sino motivar y facultar a los trabajadores para que
realicen su funció n con seguridad.
Planificació n: Para la implantació n de su política, esas organizaciones adoptan un modo de
actuació n planeado y sistemá tico. Su intenció n es eliminar y minimizar los riesgos creados
por las actividades laborales, productos y servicios. Utilizan la evaluació n de riesgos para
establecer prioridades y fijar objetivos con el fin de eliminarlos o reducirlos. Miden sus
actuaciones preventivas estableciendo procedimientos y compará ndolos con ellos e
identifican las acciones necesarias para promover una cultura preventiva eliminan los
riesgos en el origen, siempre que sea posible, mediante un cuidadoso diseñ o y selecció n de lugares
de trabajo, equipos y procesos o minimizan aquéllos mediante el uso de medidas colectivas
de control. Cuando no es posible, para controlar los riesgos, se utilizan
instrucciones operativas de trabajo y equipos de protecció n individual.

Medició n de las actuaciones: Las organizaciones que gestionan con éxito la prevenció n de
Las empresas que gestionan con é xito la riesgos laborales, comprueban la eficacia de sus actuaciones en este á mbito mediante su
prevenció n de riesgos laborales,
comparació n con normas previamente definidas. De este modo se detecta cuándo y
comprueban la eficacia de sus actuaciones
dó nde se necesita mejorar las actuaciones. El éxito de una acció n dirigida a controlar
en este á mbito mediante su comparació n
con normas previamente definidas. riesgos se evalú a mediante una autocomprobació n activa que incluye un examen, tanto de los
lugares de trabajo, equipos y substancias, como de los procedimientos y sistemas de trabajo.
Los errores de gestió n se evalú an a travé s de una comprobació n reactiva que requiere la
investigació n a fondo de cualquier incidente, accidente o enfermedad laboral. Tanto en las
comprobaciones activas como en las reactivas, los objetivos no son só lo determinar las
causas inmediatas de las actuaciones fuera de normas, sino (y lo má s
importante) identificar las causas bá sicas y sus implicaciones para el funcionamiento del
sistema de gestió n de la prevenció n de riesgos laborales.

Revisió n y evaluació n de las actuaciones: Un elemento importante en una gestió n eficaz de


la prevenció n es aprender de todas las experiencias pertinentes y aplicar las lecciones
aprendidas. Es preciso realizarlo de forma sistemá tica mediante revisiones regulares de las
actuaciones basadas en datos, tanto de actividades de comprobació n como de auditorías del
conjunto del sistema de gestió n de la prevenció n. El compromiso para una mejora continua
en la acció n preventiva implica el constante desarrollo de la política, de los criterios para su
implantació n y de las técnicas de control de los riesgos. Las organizaciones que alcanzan altos
niveles de salud y seguridad evalú an sus actuaciones en estas materias comparándolas con
pará metros internos de referencia y mediante comparació n con los logros obtenidos por sus
competidores.

2 Integración de la Prevención en la Gestión Global


Los métodos má s eficaces de gestió n de la prevenció n no difieren sustancialmente de los
“La integració n de la prevenció n en todos los utilizados en la gestió n de la calidad, de la seguridad medioambiental, de la producció n, de los
niveles jerá rquicos de la empresa implica la
costes e inversiones, etc.
atribució n a todos ellos y la asunció n por
é stos de la obligació n de incluir la prevenció n Ademá s, los accidentes y enfermedades laborales son consecuencia de algú n defecto en la
en cualquier actividad que realicen u ordenen
organizació n y requieren buscar sus causas en el funcionamiento y gestió n del negocio.
y en todas las decisiones que se adopten."
(Reglamento de los Servicios de Por todo ello, tanto si se exige por la legislació n sobre seguridad y salud en el trabajo del
Prevenció n - Artículo país (como es el caso de Españ a) como si no, la prevenció n de riesgos laborales debería
1).
integrarse en el conjunto de las actividades y decisiones de las empresas, tanto en los
procesos técnicos, en la organizació n del trabajo y en las condiciones en que é ste se
preste, como en la línea jerá rquica de su organizació n, incluidos todos los niveles de la misma.

La integració n de la seguridad y salud en el trabajo en la empresa ha de realizarse en todas


y cada una de las actividades que componen las tres etapas bá sicas para la
elaboració n de un producto o servicio: entradas, actividades de producció n y salidas.

A través de la integració n ha de lograrse que en cada etapa y proceso se cumpla la


legislació n vigente en materia seguridad y salud en el trabajo y se establezca un principio
de mejora continua de la actividad preventiva con el propó sito de eliminar o minimizar los
riesgos.
Etapa de entrada

La integració n de la prevenció n en esta etapa debe realizarse en los tres elementos


bá sicos que la componen: recursos físicos, recursos humanos e informació n.

 Recursos físicos

- Diseñ o y construcció n de nuevos lugares de trabajo

- Selecció n y compra de lugares de trabajo

- Diseñ o, selecció n y compra de materiales, sustancias, equipos de trabajo,


equipos de protecció n individual, etc. utilizados por la organizació n.

- Ídem para los utilizados por los subcontratistas en los lugares de trabajo de la
empresa.

 Recursos humanos

- Selecció n y contratació n de los trabajadores.

- Selecció n y contratació n de los subcontratistas.

 Informació n

- Adquisició n de informació n relacionada con la Seguridad y Salud en el


Trabajo: Legislació n y normativa aplicable, evaluació n y control de los riesgos,
gestió n de la seguridad, etc.

Etapa de actividades de producció n

En esta etapa, sin duda la má s compleja, la integració n de la prevenció n debe hacerse


principalmente en la creació n de una cultura de seguridad y en las actividades de trabajo
generadoras de peligros.

 Creació n de una cultura en seguridad y salud laboral a)

Actividades de control

- Concepció n y desarrollo de una política preventiva que identifique los


objetivos y permita medir el progreso alcanzado.

- Establecimiento de las responsabilidades (operativas) en seguridad de todos y


cada uno de los miembros de la organizació n.

- Planificació n, medició n, revisió n y evaluació n de las actuaciones preventivas de


modo que se cumplan todos los requisitos legales y se eliminen o
minimicen los riesgos.
b) Actividades de consulta y participació n

- Establecimiento de las actividades precisas para asegurar los derechos de


consulta y participació n de los trabajadores (en la medida que dicha
participació n esté legalmente contemplada).

c) Actividades de comunicació n

- Difusió n de la informació n necesaria en materia de prevenció n.

- Informació n que fluye dentro de la organizació n.

- Salida de informació n (informació n sobre dañ os laborales, planes de


autoprotecció n o emergencia en industrias de alto riesgo, etc.).

d) Actividades de formació n en materia preventiva

- Diseñ o de planes de formació n.

 Actividades de trabajo generadoras de peligros

En esta fase, los peligros se generan cuando los trabajadores interactú an con sus
trabajos:

- Diseñ o, construcció n y mantenimiento de puestos de trabajo, incluyendo


En la etapa de salida el objetivo debe ser
instalaciones (electricidad, calefacció n, aire acondicionado, ascensores, etc.),
eliminar o reducir los riesgos para las calidad del ambiente interior, instalaciones sanitarias y de primeros auxilios, etc.
personas ajenas a la organizació n, tanto
por las actividades propias de la
- Disposiciones para el manejo, transporte, almacenamiento, mantenimiento y
empresa, como por los servicios o utilizació n de equipos de trabajo y materiales y sustancias.
productos que pueda suministrar.
- Procedimientos operativos de trabajo incluyendo el diseñ o de tareas y todos los
aspectos relacionados con la forma de hacer el trabajo.

- Asignació n de trabajadores formados a los puestos de trabajo.

- Vigilancia de la salud de los trabajadores.

Las actividades de trabajo generadora de peligro han de considerarse tanto cuando el


sistema de producció n está plenamente operativo como cuando no (paradas para
reparaciones o mantenimiento, desmontaje y retirada de equipos de trabajo, instalaciones o
sustancias, etc.). En ambos casos hay también que considerar el trabajo que pueda ser
realizado por subcontratistas.
Etapa de salida

En esta etapa el objetivo debe ser eliminar o reducir los riesgos para las personas ajenas a la
organizació n, tanto por las actividades propias de la empresa, como por los servicios o productos
que pueda suministrar. La seguridad, por tanto, debería integrarse en los productos y
servicios, en los subproductos de las actividades y en la informació n de salida:

 Diseñ o e investigació n sobre seguridad y salud y uso seguro de productos y


servicios.

 Embalaje, etiquetado, almacenamiento para el suministro y transporte de productos.

 Instalació n, puesta en marcha, utilizació n, limpieza y mantenimiento de productos.

 Peligros fuera del trabajo que puedan generar las actividades de la organizació n tanto
en lugares de trabajo fijos, como en provisionales.

 Salida al medio ambiente de emisiones y residuos.

 Desecho de equipos y sustancias.

 Informació n sobre seguridad y salud a los que transportan, almacenan, manejan,


compran, utilizan o distribuyen productos.

 Informació n a todos los posibles afectados por las actividades de trabajo de la


empresa, tales como autoridades, pú blico, servicios de emergencia, otras empresas, etc.

La integració n se logra estableciendo, implantando y manteniendo al día procedimientos


documentados que describan las actividades a realizar, asigne los responsable de realizarlas así
como los requisitos para evidenciar lo realizado.

Los sistemas de gestió n de la seguridad y salud en el trabajo se componen de una serie de


elementos, para cada uno de los cuales se exige el establecimiento y la puesta al día de
procedimientos documentados.

Ejemplo:

Por ejemplo, la legislació n colombiana sobre seguridad y salud en el trabajo (Resolució n


1016 de 1989) tiene establecida la obligatoriedad para las empresas y lugares de trabajo de
elaborar y ejecutar programas de Salud Ocupacional, constituidos por un subprograma de
Medicina Preventiva, un subprograma de Medicina del Trabajo, un subprograma de Higiene y
Seguridad Industrial y el modo funcionamiento del Comité de Medicina, Higiene y Seguridad
Industrial (conforme a la reglamentació n vigente).
Por lo tanto, la implantació n de un Sistema de Gestió n de la Seguridad y Salud en el Trabajo
permite cumplir con la integració n de la prevenció n, aunque evidentemente cada
organizació n puede necesitar implantar, ademá s de los procedimientos específicos
(establecidos en la legislació n de su país, requeridos por alguna reglamentació n o normativa
contemplada), otros adicionales que considere convenientes en funció n de sus
características y necesidades.

3 Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo


Un Sistema de Gestió n de la Seguridad y Salud en el Trabajo es una ordenació n de
Un Sistema de Gestió n de la Seguridad y Salud actividades y procedimientos que hace posible a una empresa un cumplimiento
en el Trabajo es una ordenació n de estructurado y sistemá tico de la legislació n vigente.
actividades y procedimientos que hace
posible a una empresa un cumplimiento Al mismo tiempo, se puede considerar como la parte del sistema general de gestió n de la
estructurado y sistemá tico de la legislació n organizació n que define la política de prevenció n, y que incluye la estructura organizativa,
vigente.
las responsabilidades, las prá cticas, los procedimientos, los procesos y los recursos para
llevar a cabo dicha política.

La documentació n del Sistema de Gestió n de la Seguridad y Salud en el Trabajo se


estructura en cuatro niveles:

 El manual de seguridad y salud en el trabajo.

 Los procedimientos del sistema de gestió n.

 Las instrucciones de trabajo u operativas.

 Los registros.

El manual

Es el documento bá sico que describe el Sistema de Gestió n de la Seguridad y Salud en el Trabajo


adoptado por la empresa y debe servir de referencia a la hora de implantar, mantener y
mejorar dicho sistema. Debe actualizarse de acuerdo a la evolució n de los riesgos, la
tecnoló gica, o los cambios de la organizació n.

Debería contener al menos:

 Objeto del manual.

 La política de seguridad y salud en el trabajo, con sus objetivos y metas, y el plan de


actuació n.
 Informació n general sobre la organizació n, incluyendo el organigrama funcional y la
asignació n de responsabilidades (particularmente las referentes a la prevenció n de
riesgos laborales).

 Las interrelaciones con otros elementos del sistema u otros sistemas de gestió n
implantados.

 La relació n de los procedimientos que componen el sistema.

Los procedimientos

Describen las distintas actividades que se especifican en el Sistema de Gestió n de la


Seguridad y Salud en el Trabajo, indicando qué hay que hacer, quién es el responsable de
hacerlo y qué registros hay que cumplimentar para evidenciar lo realizado.

Las instrucciones de trabajo

Destinadas a detallar algú n aspecto que compone un procedimiento, describiendo los pasos a
seguir y las medidas a contemplar a la hora de realizar con seguridad una actividad.

Ejemplos:

Algunos ejemplos de instrucciones de trabajo son:

 Trabajos en torres de tendido eléctrico de alta tensió n.

 Colocació n de redes en fachada.

 Trabajos en espacios reducidos. Los

registros

Los registros constituyen la evidencia formal del Sistema de Gestió n de la Seguridad y


Salud en el Trabajo y de las actividades implicadas, como acopio de documentos que dan
informació n sobre las actividades realizadas o los resultados obtenidos.

Ejemplos:

Las empresas deben establecer los registros que es necesario editar y mantener. A modo de
ejemplo, veamos una relació n de registros que con seguridad se requieran en la mayoría de las
empresas:

 La evaluació n de los riesgos para la seguridad y salud en el trabajo, y


planificació n de la acció n preventiva.

 Las medidas de seguridad (prevenció n y protecció n) a adoptar y, en su caso, el


equipamiento de protecció n que debe utilizarse.
 Los resultados de los controles perió dicos de las condiciones de trabajo y de la
actividad de los trabajadores.

 Los controles del estado de salud de los trabajadores.

 La relació n de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales que hayan


causado al trabajador una incapacidad laboral superior al plazo considerado
necesario para las bajas laborales (generalmente, un día).

 Otros requisitos legales, reglamentarios y normativos que le sean de aplicació n, por


ejemplo: Má quinas, instalaciones eléctricas, equipos de protecció n individual o
particular, recipientes o equipos a presió n, niveles de ruido, etc.

 Los resultados de las evaluaciones del cumplimiento de los objetivos y metas


(comprenderá la identificació n del objetivo o meta, el sistema de evaluació n, el
grado de cumplimiento, las acciones derivadas de dicho cumplimiento y el
sistema de comunicació n de los resultados).

 Los resultados de las auditorías o evaluaciones externas, cuando sean de


aplicació n, y las revisiones del Sistema de Gestió n de la Seguridad y Salud en el
Trabajo.

 Los resultados del seguimiento de los planes de acció n, de mejora, de


emergencia, de formació n, identificando el calendario de aplicació n, los
responsables de las acciones, el sistema de seguimiento y evaluació n y el sistema de
comunicació n de los resultados.

 Las actividades preventivas. Deberá incluirse la identificació n de los trabajadores que


realizaron la actividad preventiva, lo que motivó dicha actividad, el
procedimiento seguido, las acciones tomadas, su resultado (por ejemplo, la
identificació n de condiciones peligrosas, de comportamiento que no se ajustan a las
instrucciones previstas, de las causas de accidentes, etc.), y la comunicació n de los
resultados.

 Algunas actividades preventivas pueden tener importantes implicaciones legales y, por


consiguiente, conviene mantener evidencia de su realizació n, concretamente:

- La investigació n de las causas de los accidentes y de las enfermedades


laborales.

- La selecció n del equipo de protecció n individual en funció n de los riesgos y la


vigilancia de su utilizació n.

- La identificació n de trabajadores especiales.


- La identificació n del personal autorizado para operar, conservar o
mantener equipos con riesgo específico (vehículos de transporte por carretera de
mercancías peligrosas como derivados de hidrocarburos, grú as o
carretillas elevadoras).

- La informació n general y específica para los trabajadores (propios o de


empresas que concurran en el mismo centro) sobre los riesgos y medidas de
control.

- La formació n teó rico-práctica al contratar o cambiar de puesto a un


trabajador, o al introducir una tecnología nueva.

- Las instrucciones y medidas previstas para que, en caso de riesgo grave e


inminente, los trabajadores puedan evitar las consecuencias de dicho peligro,
incluido el abandono del lugar de trabajo.

- Vigilar que las contratas cumplen la normativa de prevenció n.

Ademá s de los documentos del Sistema de Gestió n de la Seguridad y Salud en el Trabajo, las
organizaciones utilizan avisos, notas, posters, informes, actas, etc. para informar a los
empleados sobre temas permanentes (política de Seguridad y Salud) o puntuales
(concreció n de objetivos, cumplimiento de normas).

Desde bastantes añ os atrá s, algunas empresas han utilizado formas estructuradas para la
gestió n de la seguridad y salud en el trabajo. En este sentido, existen normativas o
instrucciones destinadas precisamente a facilitar a las organizaciones su gestió n de
prevenció n de riesgos laborales. Algunas de estas normas contemplan incluso la
posibilidad de que los sistemas de gestió n desarrollados conforme a las mismas puedan ser
auditados por entidades externas acreditadas. La certificació n del sistema de gestió n de
seguridad y salud en el trabajo por una entidad externa y experta constituye una garantía
ante terceros, así como un medio para internamente conocer la idoneidad del sistema y
obtener informació n para su mejora.

Entre las normas de cará cter internacional concebidas para una gestió n eficiente de la
seguridad y salud en el trabajo y su mejora continua, susceptibles de ser auditables,
destacan las normas OHSAS 18000, de las cuá les (son dos) la OHSAS 18001 es la que
establece los requisitos para un Sistema de Gestió n de la Seguridad y Salud en el Trabajo y la que
es auditable (la segunda norma es una guía de ayuda en el desarrollo e implantació n de un sistema
conforme a la norma primera).

Entre las instrucciones o recomendaciones, no auditables, para una eficiente gestió n de la


seguridad en el trabajo destacan las "Directrices relativas a los sistemas de gestió n de la
seguridad y salud en el trabajo. ILO-OSH 2001" de la Organizació n Internacional del Trabajo.
4 Resumen
 Los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales en las empresas
guardan mucha relació n con una gestió n de la seguridad y salud en el trabajo
deficiente. Todos los incidentes, accidentes y enfermedades laborales pueden
preverse y evitarse.

 La finalidad de la gestió n de la seguridad y salud en el trabajo es precisamente evitar


o disminució n los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales, con la
ventaja que comporta para los trabajadores y las propias empresas (costes,
productividad, calidad).

 Un buen sistema de gestió n de la seguridad puede resultar ineficaz si la


direcció n no lidera la prevenció n de riesgos y no inculca la cultura de la seguridad en
toda la organizació n.

 Las claves de la gestió n de la seguridad en el trabajo son la política de


seguridad de la empresa, la organizació n de la gestió n de esa seguridad, la
planificació n o programació n de los objetivos y metas destinados a consolidar y
mejorar la seguridad y salud en la empresa, la medició n y control del
cumplimiento de los planes, introduciendo las medidas correctoras necesarias, y la
evaluació n de los resultados (ciclo de mejora PDCA).

 La gestió n de la seguridad debe integrarse con el resto de gestiones de la


empresa. Primero, porque la prevenció n está vinculada con otras actividades de la
empresa; segundo, porque la integració n de la gestió n aumenta su eficacia; y por
ú ltimo, porque al menos en algunos países como Españ a, así lo exige la legislació n de
prevenció n de riesgos laborales.

 Un Sistema de Gestió n de la Seguridad y Salud en el Trabajo es una ordenació n de


actividades y procedimientos que hace posible a una empresa un
cumplimiento estructurado y sistemá tico de la legislació n vigente. La
documentació n de que consta se estructura en cuatro niveles: El manual, los
procedimientos, las instrucciones de trabajo u operativas y los registros.

5 Referencias Bibliográficas
 Health and Safety Executive (HSE): Successful Health & Safety Management.
(Segunda edició n, 1997).
 Sá nchez Iglesias, Á ngel Luis - Villalobos Cabrera, Fernando - Cirujano Gonzá lez,
Antonio: Manual de gestió n de prevenció n de riesgos laborales. (FREMAP.
Madrid, 2007).

 Ló pez Muñ oz, Gerardo: Requisitos del sistema de gestió n de prevenció n de


riesgos laborales: política, el sistema de gestió n, responsabilidades de la Direcció n.
(Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo).

 Gó mez-Cano Herná ndez, Manuel: Requisitos del sistema de gestió n de


prevenció n de riesgos laborales: evaluació n de riesgos. (Instituto Nacional de
Seguridad e Higiene en el Trabajo).