Está en la página 1de 5

Yacimientos no convencionales: Una mirada en Colombia.

Universidad Industrial de Santander


Escuela de Ingeniería de Petróleos
Sergio Picón Mandón- 2143284
Kathleen Hooker Naranjo-3170627

Como propuesta para este escrito se decidió abarcar de manera sencilla algunas generalidades
acerca de los yacimientos no convencionales con una mirada hacia Colombia, para poder realizar
comparaciones que permitan entender en mayor detalle este tema que esta dejando mucho de que
hablar a nivel mundial debido a la necesidad de cubrir la demanda energética, cuando de
combustibles se habla, realizando diferentes tipos de estudios que generen nuevas formas de
producción en yacimientos de los que no se tiene completa certeza.

A diferencia de lo que se piensa comúnmente, de los yacimientos no convencionales se obtienen


los mismos tipos de hidrocarburos que de uno convencional, la diferencia radica es en el lugar en
donde se encuentra almacenado el hidrocarburo. Un sistema petrolero normal está compuesto por
roca generadora, roca reservorio, trampa y sello, además de los procesos de generación y
migración; estando este último proceso ausente en los YNC ya que la roca generadora también
actúa como roca sello, el hidrocarburo permanece entrampado en los microporos y fracturas de la
roca generadora que tiene baja permeabilidad.

Diferencia entre YNC y convencional. Tomado de [3]


El desarrollo de estos yacimientos se les asocia con altas reservas, sin embargo, requieren de
mucha tecnología. La técnica empleada normalmente para la producción en YNC es la
estimulación hidráulica, en la que se realizan microfracturas a la roca, lo que, con ayuda de
presión, hace que se libere hidrocarburo.

En la mayoría de los casos para perforar un YNC se utiliza una combinación de perforación
horizontal, método que también emplean en los yacimientos convencionales, seguida de un
fracturamiento hidráulico intensivo, técnica que hace que aumenten los costos de los procesos. Sin
importar la clase de YNC de la que se esté hablando, el principal reto está en mejorar la
permeabilidad de la formación para que el hidrocarburo fluya hacia el pozo.

Permeabilidad en YNC y convencional. Tomado de [2]

Dentro de la clasificación más común de yacimientos no convencionales se encuentran las arenas


apretadas de gas, carbonatos apretados, gas de capas de carbón, hidrocarburos de carbonatos,
areniscas naturalmente y arenas bituminosas, los cuales enunciaremos a continuación junto a sus
generalidades.
Gas asociado
En petróleo, la autosuficiencia de Colombia pasa por el desarrollo de los denominados yacimientos
No Convencionales, con las técnicas de estimulación hidráulica usadas con éxito en países
a lutita como
Estados Unidos y Argentina.

Analistas independientes calculan el potencial de No Convencionales de Colombia en 3.000


millones de barriles de petróleo y 20 terapiés cúbicos de gas*. Nuestros técnicos consideran que
esa cifra puede ser aún mayor. Es la mejor fuente para incrementar significativamente la vida
media de nuestras reservas, hoy en 6,8 años, con la posibilidad de adicionar miles de millones de
barriles. Perder la autosuficiencia petrolera tendría severas consecuencias para Colombia: no
contaríamos con el crudo nacional necesario para cargar las refinerías de Barrancabermeja y
Reficar, perderíamos cerca de US$25.000 millones en exportaciones y tendríamos que dedicar
cuantiosos recursos para importar crudo y combustibles. Eso, son menores opciones de desarrollo
y bienestar para los colombianos más pobres.

Los trabajadores de Ecopetrol deben liderar esta discusión con argumentos técnicos y rigor
científico. Demostrar que la estimulación hidráulica en yacimientos No Convencionales puede
hacerse con responsabilidad, sin poner en riesgo las fuentes hídricas, en sana convivencia con el
medio ambiente y las comunidades vecinas.

Colombia tiene una regulación moderna y estricta, en algunos aspectos más severa que la de
Estados Unidos, Canadá y Argentina. El uso del agua es muy bajo si se compara con otras
actividades productivas, como la ganadería y la agricultura, y la pequeña porción de químicos
corresponde a los mismos productos usados para el tratamiento del agua en los acueductos, en la
producción de cosméticos o en la esterilización de equipos médicos.

Los invito a enfrentar la responsabilidad de abastecer las necesidades de un mundo adicto a la


energía, y hacerlo cuidando del medio ambiente. Tenemos la obligación de aclarar mucha de la
desinformación que existe sobre nuestra industria y acercarnos directamente y con la verdad a las
comunidades donde hacemos nuestras operaciones. Tenemos que explicar el ABC de la energía
del

petróleo y del gas: Abundante, Barata y Confiable. El petróleo es la solución; no el problema.


Siempre protegeremos primero una gota de agua que un barril de petróleo. (1)

 Cada pozo de YNC que se perfore tendrá la capacidad de producir en su historia cerca de
750 mil barriles acumulados, con una tasa inicial de 750 barriles por día.
 La producción en el Magdalena Medio se puede incrementar entre 250 mil y 400 mil
barriles por día. Hoy la producción es cercana a los 80 mil barriles día.
 Para alcanzar el incremento proyectado en producción se requiere la perforación de 6700
pozos.
 Desarrollar el proyecto demandaría inversiones entre US$16.000 mil millones y US$42.000
mil millones en los próximos 26 años, bajo un escenario de precios entre US$50 y US$70
el barril.
 El volumen de inversión en No Convencionales equivale a un monto entre 2 y 6 PMRB, si
se tiene en cuenta que el valor estimado del proyecto de modernización de la refinería es
de US$7.000 mil millones.
 La generación de ingresos estaría en el rango entre los US40.000 millones y 90.000
millones en este mismo espacio de tiempo.
 El aporte para la nación en términos de regalías, impuesto y dividendos podría ubicarse
entre US$10.000 millones y US$30.000 millones.

Como fue mencionado al inicio del texto, los YNC son el sostén energético del país, en cuanto a
combustible se refiere, aunque su extracción representa grandes retos a nivel de ingeniería, lo que
se pronostica es garantizar la producción de ellos de una manera limpia, segura y eficiente,
siempre poniendo en primera instancia la preservación de nuestros recursos naturales.

Referencias

[1] Unconventional hydrocarbons in Latin America, Arthur D. Little, march 2017.

[2] Revista e+ edición No.12

[3] Asuntos públicos y comunicaciones, V., 2014. ACP. [online] Acp.com.co. Available at:
<https://acp.com.co/web2017/images/pdf/petroleoygas/yacimientosnoconvencionales/Cartilla
%20YNCv3.pdf> [Accessed 20 July 2020].

[4] Arias Ramirez, A., 2010. Evaluación Económica De Yacimientos No Convencionales De Gas


Asociados A Carbón.. 2nd ed. Bucaramanga, Santander, p.59.

[5] Torres Coronado J, San Martín Acuña A., 2018. Metodología para el diseño experimental del
imoacto de la temperatura en la desorción a yacimientos no convencionales .. 1st ed.
Bucaramanga, Santander, p.97.

También podría gustarte