Está en la página 1de 3

DEPENDENCIA EMOCIONAL

“Usa tu amor propio para que jamás permitas que pasen por encima de tus
prioridades”

Identificar la dependencia o apego emocional por una persona es el paso más


importante para poder superarlo, al inicio parecerá imposible te aseguro que
pensaras que estas en el lugar correcto, que tu vida no es nada sin él o ella y ten
claro que se puede amar sin ser esclavizado, que puedes vivir tu vida aparte y ser
feliz con autonomía, el día que entiendas que tu prioridad solo eres tú, que tus
sueños están por encima de cualquiera entenderás lo que es amar plenamente y ser
amado de una forma sana.
Entiende que puedes evitar pasar por esto si tienes claro la importancia del amor
propio y autoestima en tu vida, guarda en algún rincón de tu mente que hay acciones
o palabras que no puedes permitir que el verdadero amor jamás lastima y nunca te
haría sentir menos. La dependencia te hará poner a esa persona como el centro de
tu universo, no ves más allá de ella, solo escuchas y crees lo que esa persona dice,
ves lo que ella ve y dejas tu sueños por cumplir los suyos, claro está que no eres
consciente de que lo estas siendo, nadie dispararía un arma si sabe que le está
apuntado a ella misma. La venda sobre tu ojos no te deja ver las heridas que te
estas causando, el grave daño que le produces a tu corazón y lo infeliz que en el
fondo te sientes.
Todo empieza con la idealización, crees que esa persona es todo lo que siempre
soñaste, se pasa a la pérdida de identidad a creer que no eres nada si no estás a su
lado y empieza la relación toxica, la necesidad de afecto “nadie me querrá como tú”
o “nadie te amarra como yo” y por último el miedo a la ruptura, el sentimiento de
incertidumbre, el que será de mí, como seguiré viviendo. Pero el gran problema
radica en romantizar este patrón, ¡no!, no está bien, no es normal y tampoco es sano
para ti y tu salud mental.
El ser independiente emocionalmente no es desamor, indiferencia o insensibilidad,
sino una manera de relacionarse sanamente, saber que eres dueño de tus actos, no
le perteneces, ni él o ella te pertenece y que podrías ser plenamente feliz a su lado y
sin estarlo también. Puedes tomar el lazo afectivo, hacerlo fuerte, sostenerte de él y
algo muy diferente seria ahorcarte con el mismo, amarrarte con él a otra persona,
asfixiarte con su relación.
En la síguete carta podemos apreciar cómo se siente desapegarse de una persona,
cito:

Si estas a mi lado, me encanta, lo disfruto, me alegra, me exalta el espíritu; pero si


no estás, aunque lo resienta y me hagas falta, puedo seguir adelante. Igual puedo
disfrutar de una mañana de sol, mi plato preferido sigue siendo apetecible (aunque
como menos), no dejo de estudiar, mi vocación sigue en pie y mis amigos me siguen
atrayendo. Es verdad que algo me falta, que hay algo de intranquilidad en mí, que te
extraño, pero sigo, sigo y sigo. Me entristece, pero no me deprimo. Puedo continuar
haciéndome cargo de mí mismo, pese a tu ausencia. Te amo, sabes que no miento,
pero esto no implica que no sea capaz de sobrevivir sin ti. He aprendido que el
desapego es independencia y esa en mí propuesta…No más actitudes posesivas y
dominantes… sin faltar a nuestros principios, amémonos en libertad y sin miedo a
ser lo que somos.

Sentir la necesidad de estar cerca de la persona amada y querer absorber gran


parte o todo su tiempo, sentir obsesión, preocupación, querer vigilar y controlar
todos sus pasos, ya no vives tu vida ya ni siquiera eres dueño de ella, aunque
cuando se tienen claras todos los factores se sigue viviendo de forma dependiente.
La dependencia podría hacerte perder tu dignidad tu respeto, tus valores más
esenciales. También pierdes libertad, y no puedes decidir cómo te vas a mover.
Pierdes tranquilidad porque una de las características del apego es el miedo a
perder aquello que deseas. Finalmente, pierdes también la alegría. Tu mente está
tan metida en invertir recursos que pierde la posibilidad de disfrutar la vida con
muchas otras cosas, te absorbe.
Cuando tienes una necesidad, tú no eliges, lo que elige es el impulso. Estás de mal
humor, estás irritable porque no está la persona.  Te necesito no, te prefiero. Te
necesito es que esa persona es indispensable y que tú te conviertes en un vacío. Lo
más importante, aunque parece mentira, no son las estrategias, es ver lo inútil,
estúpido o peligroso de algo. Cuando lo ves, automáticamente te retiras.
Pedir perdón incluso por cosas que no ha hecho, con el fin de mostrarse tierno y
sumiso ante su pareja; para ganar su aprobación y amor. Tus allegados intentan
aconsejarte de que tu situación psicológica ante la relación no es la más adecuada,
pero claro tu prioridad es defender la relación. Aunque tus familiares ven de cerca
que el sufrimiento causado por esa relación no cesa, sueles enfrentarte a ellos y
defenderá la situación, llegando a creer que tienen envidia o solo quieren acabar la
relación.
La depresión y la ansiedad tienen que ver mucho y es de las principales causas de
la dependencia emocional, aparte de la falta de autoestima, que se ve aumentada al
tomar conciencia de que se está arrastrando para recuperar el amor de alguien que
no solamente no le quiere sino que le desprecia y maltrata.

Podría decirte que por salud mental siempre es mejor alejarte y sanar por ti mismo,
recuperar la seguridad, construir la autoestima, trabajar desde adentro y adiestrar los
miedos, darle luz a cada rincón oscuro en tu ser, ser un persona nueva y mejor, pero
claro que no es un camino fácil, tiene muchas caída, el terreno es rocoso, tienes
que subir muchas lomas empinadas y la costumbre te hará desear volver al punto de
inicio, donde no eras feliz pero no debías enfrentarte a ti mismo. Podría decirte
también que hay un lugar mejor esperando ser descubierto por ti, que lleva tu
nombre desde siempre y solo estará completo contigo.
Tienes toda la fuerza y capacidad de salir es ese callejón, si, si tiene salida, solo que
todo este tiempo miraste solo a la pared. El orgullo propio que vas a sentir al final
valdrá todo el esfuerzo y nada mejor que volver a ver a esa persona sin sentir que el
mundo vuelve a caer, que este de frente y sepas que cuando tú quieras te puedes ir
y no estas dejando tu vida con él o ella, pero también que puedes verlo sin sentir
resentimiento y eso hará parte del proceso de sanar, de ser feliz con tu pasado y
poder avanzar con una gran enseñanza en tu vida, al futuro te podrás dar tu lugar y
solo si aprendiste verdaderamente darle el lugar a la persona con la que estés y
decidas compartir tu vida, no dejaras que los errores se repitan y podrás darle fin a
tiempo cuando te veas amenazado, esto no quiere decir que vas a vivir siempre a la
defensiva, si no que estarás preparado para afrontar con más madurez estas
situaciones.
Se feliz y ama libremente pero principalmente se feliz amándote a ti mismo y
teniendo presente que la única dependencia emocional, física y psicológica en
contigo y nadie más.

También podría gustarte