Está en la página 1de 3

Caso de los exploradores de cavernas1

Encontrándose en una expedición con motivo de su afición, quedaron atrapados cinco


exploradores en una caverna al derribarse sobre su entrada grandes cantidades de piedra
y roca que les impidió salir.

Roger Whetmore miembro del mencionado grupo de exploradores y sus cuatro


compañeros penetraron a una caverna, ésta se derrumbó tapándose la entrada haciendo
imposible que los estos pudieran salir. Para su rescate se enviaron máquinas, obreros,
ingenieros geólogos y demás expertos. La tarea fue tan difícil y costosa que en las
labores de rescate se perdió la vida de diez trabajadores y se gastó el recurso económico.
Al cabo de treinta y dos días fueron por fin rescatados cuatro de los cinco exploradores.

En el proceso de labores de rescate sucedieron adversidades en dicha caverna.


Contaban sólo con escasas provisiones de alimento. Se pudo tener noticia a través de un
dispositivo por el que se logró comunicación hasta el día veintiuno. Por dicho medio los
atrapados preguntaron acerca de las expectativas que tenían de lograr su rescate.
Ingenieros expertos contestaron que era muy difícil y que por lo menos tardarían unos
diez días más. Su siguiente inquietud fue preguntar a un médico la posibilidad de
sobrevivir a tan larga espera sin alimento, lo que se les respondió que era muy poca.

Después de algunas horas Whetmore preguntó por sí y en representación de sus


compañeros al médico, de nueva cuenta, que si comiéndose a alguno de ellos los
restantes podrían sobrevivir diez días más, lo que el médico no quiso responder.
Entonces pidió que algún juez o funcionario federal, un ministro religioso o sacerdote le
contestará, pero no obtuvo respuesta.

Así las cosas, a través de un acuerdo los exploradores echaron a la suerte el sacrificio de
uno para que los demás pudieran sobrevivir, aspecto que, vale la pena señalar, tomaron
sin consejo de un médico, de un sacerdote o de alguna autoridad de su comunidad, a
pesar de haberlo solicitado, perdiéndose, a partir de ahí, toda señal de comunicación.

El día veintitrés Whetmore fue asesinado y comido por sus compañeros; las declaraciones
de los acusados expresan lo siguiente:

Que fue Whetmore el de la idea de comerse a uno de los compañeros. Que se echara a la
suerte con unos dados; por lo que los acusados terminaron por aceptar dicha propuesta.
Sin embargo antes de arrojar los dados Whetmore se arrepintió, propuso entonces que se
esperara otra semana más -por lo que renunció al acuerdo-, sus compañeros lo acusaron
de violación de lo convenido y prosiguieron a tirar los dados. Uno de ellos echó los dados
por él, se le preguntó si no tenía objeción en cuanto a la corrección de la tirada, él dijo que
no tenía objeción… el tiro resultó adverso para Whetmore siendo privado de la vida y
comido por sus compañeros.

Al día treinta y dos, cuando finalmente los exploradores fueron rescatados salieron a la luz
los acontecimientos que vivieron -es decir, mataron a uno de ellos (Roger Whetmore) para
comer su carne y poder sobrevivir- de suerte que una vez que recuperaron su estado de

1
El caso de los exploradores de cavernas (inglés: The Case of the Speluncean Explorers) es un famoso caso hipotético
escrito en el año 1949 por el estadounidense Lon Fuller para la Harvard Law Review.
salud, fueron a juicio acusados por el delito de homicidio cometido en agravio de uno de
ellos.

Resumen:

• Hubo una avalancha en una caverna, en la que se encontraban cinco


exploradores. Estos quedaron atrapados y se ubicaron en la entrada obstruida,
esperando el rescate.
• Las tareas de remoción fueron varias veces frustradas por nuevas avalanchas.
• El día n° 32 contando desde la entrada de los exploradores a la caverna, se logra
el rescate exitoso.
• Los exploradores llevaron escasas provisiones y la caverna no contenía sustancia
animal, ni vegetal que les permitiera subsistir. Perecerían por inanición antes de
poder rescatarlos.
• Día n°21 se supo que los exploradores habían llevado un equipo inalámbrico para
recibir y transmitir mensajes.
• Los ingenieros opinaban que faltaban por lo menos diez días más para el rescate,
siempre y cuando no hubiesen nuevas avalanchas.
• Los exploradores le preguntaron a un médico las probabilidades para seguir
subsistiendo, sin alimentos durante esos diez días. Opinión del médico: En el
estado en que se encuentran la probabilidad es muy poca.
• Whetmore (uno de los exploradores) le preguntó al médico si comiéndose a uno
de ellos, los restantes podrían sobrevivir esos diez días más que faltaban para el
recate. Los médicos no respondieron, entonces preguntaron si había algún juez,
funcionario público, sacerdote o religioso en el campamento que quisiera
contestar. Nadie lo hizo.
• Se presumió que las pilas del equipo inalámbrico de los exploradores se habían
agotado.
• El día n°23 se supo que Whetmore había sido asesinado y comido por sus
compañeros.
• Whetmore tuvo la idea de usar dados para ver quien tenía que morir. Pero éste al
cabo de un instante decide retirarse del acuerdo. Igualmente los exploradores
tiraron los dados por él, viendo el resultado le pidieron que hiciera objeciones, pero
éste contestó que no tenía ninguna objeción para hacer. Whetmore debía morir.

Reglamento

1. Tanto la o el fiscal como la defensa tendrán quince (15) minutos para la primera
exposición, y cinco (5) para la segunda, puede usar menos tiempo pero no más.

2. Primero hablará la o el fiscal, después la Defensa.

3. El interrogatorio a las y los testigos se hará alternadamente. Dispondrán de


tres minutos para interrogar a cada uno/a de sus testigos y tres minutos para
interrogar a los testigos de la otra parte.

4. Luego que todos los testigos hayan sido interrogados se darán cinco minutos
de receso para que cada una de las partes preparen su argumentación final y
cinco minutos para que la expongan.
5. Una vez expuestas las argumentaciones finales, el jurado dispondrá de 10
minutos para deliberar y llegar a un veredicto (encontrar culpables o inocentes a
los acusados y con base en qué sustentan su posición).

6. La juez decidirá si acepta o no las protestas que ocasionalmente presenten la o el


fiscal, o la o el defensor.

7. Cualquier otra variación, en el tiempo, en los recesos, en tiempos adicionales,


será decidida por la juez.

8. El veredicto será leído por uno del jurado.

9. La juez hará un resumen del juicio, de los elementos centrales, retomará la


decisión del jurado y con base en ella dictará la sentencia.

El grupo que está a favor deberá: El grupo que está en contra (el que
acusa) deberá:

• Nombrar a la defensa (abogado/a • Nombrar a la o el fiscal (abogado


defensor), dos o tres defensores/as. acusador), dos o tres fiscales.
• Escoger pruebas y testigos, estos • Preparar a sus testigos y las pruebas.
representaran un papel que el grupo Las o los testigos igualmente deben
crea importante para sustentar su preparar el papel que jugarán.
posición; el papel que representen debe
basarse en hechos reales de acuerdo al
relato del caso.

Participantes:

1. Un (1) Juez (En este caso la Profesora)


2. Un (1) Abogado defensor y tres (3) auxiliares
3. Un (1) Abogado acusador (Fiscal) y tres (3) auxiliares
4. Cuatro (4) Acusados
5. Cinco (5) Testigos Defensa
6. Cinco (5) Testigos Fiscalía
7. Diez (10) Miembros del jurado
8. Los demás estudiantes serán espectadores

También podría gustarte