Está en la página 1de 18

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

INSTITUTO UNIVERSITARIO DE TECNOLOGÍA


“ANTONIO JOSÉ DE SUCRE”
EXTENSIÓN SAN FELIPE

METALURGIA

Estudiante: Br. Andrea Suarez


C.I. Nº: 29.881.122
Profesor: Ing. Henry Ramirez
Escuela: 79

San Felipe, Junio 2020


Índice

Introducción

1. Metalurgia

1.1 Concepto

1.2 Importancia de la metalurgia

1.3 Breve reseña histórica de los procesos metalúrgicos

1.4 Utilidad y aplicación de la metalurgia a nivel industrial

2. Metalografía

2.1 Concepto

2.2 Importancia de la metalografía

2.3 Utilidad de la metalografía

2.4 Preparación de muestras metalográficas

3. Metales

3.1 Concepto

3.2 Características de los metales

3.3 Propiedades de los metales – Dureza- tenacidad- resistencia a la


tracción- fragilidad- fatiga- resistencia a la fatiga- resistencia al
impacto- resistencia al corte- resiliencia

3.4 Métodos de ensayos: destructivos y no destructivos

4. Anexos

5. Conclusión
Introducción

La introducción a la metalurgia general, es con el deseo de manifestar la


importancia que tiene el estudio de este ramo, tan eminentemente industrial y
de tan vital interés para el adelanto material de un país, que, como el nuestro
tiene por base principal de su riqueza la minería y por consiguiente el
conocimiento de la manera de producirlos metales. Por otra parte, haciendo
algunas reminiscencias del origen de esta industria, procuraré manifestar el
gran auxilio que prestó la metalurgia al desarrollo de la química, hasta
convertida en una ciencia experimental, de tal magnitud, que se puede decir
que hoy día no hay una industria que no tenga que ver con ella, y así la
metalurgia adelanta cada día más debido al auxilio que hoy le devuelve la
química.

Se puede decir que los progresos que anualmente se verifican son


considerables, al extremo de hacer grandes transformaciones en el mundo
industrial haciendo adelantar las naciones a paso bastante rápido. Esto solo
nos podría hacer ver la necesidad de dar más vuelo al estudio de la
metalurgia, principalmente a observar nuestros propios progresos, debido a
introducción de adelantos en este arte industrial.
Metalurgia

La metalurgia es una rama de la ciencia y al mismo tiempo considerada


una técnica que incluye una serie de procedimientos con el objetivo de
obtener el mineral útil, entre los principales procesos, se deben destacar al
procesamiento para obtener dicho metal, su fundido, así como también darle
forma con moldes, y finalmente hacerlo más duro o maleable utilizando para
ello distintas aleaciones. Esta actividad nació al sur del Cáucaso, y se
esparció con gran facilidad al resto del mundo, siendo las ciudades de Chipre
y Cerdeña dos de los principales centros metalúrgicos, durante el final del
periodo Neolítico. Este vocablo tiene su origen en el griego “μεταλλουργός”.
Otro de los objetivos de la metalurgia es él estudia de la producción de
aleaciones, el control de calidad de los procesos que se utiliza, entre otros.

Según los expertos el primer metal hallado fue el oro, y durante el


proceso que conllevaba su búsqueda se descubrieron diversos minerales
como por ejemplo el cobre, de los cuales se extrajo dicho elemento.
Posteriormente en diversos experimentos se descubrió que utilizando estaño
o antinomia en no más del 10 % el metal se hacía más duro. A través de
dicha técnica se fabricaron aros, brazaletes, punzones, puñales y hachas.
Por su parte los primeros armamentos elaborados a base de metal fueron
fabricados a partir del cobre. Por otro lado, se descubrió también que, al
fusionar nueve porciones de cobre por una parte de estaño, se daba lugar al
bronce, más maleable y duro, mientras que si se le agregaba antinomia lo
podían hacer más flexible.

Por su parte la metalurgia del hierro resultó mucho más complicada, ya


que la misma requirió de temperaturas sumamente elevadas. La metalurgia
de este material, para que pueda ser fundirlo y de esa manera obtener acero,
se conoce bajo el nombre de siderurgia.
El proceso metalúrgico se encuentra conformado por varias fases, en
primer lugar se debe obtener el metal, lo cual se hace a partir del mineral que
lo posee en estado natural, luego de eso se lo separa de la ganga, nombre
que recibe la mezcla de arcilla y de silicatos que se encuentran en el metal; a
partir de allí se procede a la purificación del mismo, es en donde se eliminará
cualquier tipo de impureza residual que pueda quedar en el metal; se sigue
con la elaboración de las aleaciones; y por último, según sea el caso, se
deben llevará a cabo tratamientos al metal los cuales dependerán del
producto que se quiera fabricar.

Importancia de la metalurgia

La metalurgia es importante por las siguientes razones:


-Mediante la metalurgia se realiza la concentración de minerales, que es
necesario para rentabilizar toda la operación minera.

- Porque las fundiciones por razones técnicas y económicas no compran


minerales pobres, pero si compran minerales ricos o concentrados.

- Porque es menos costoso transportar a las fundiciones concentrados de


sulfuros valiosos que transportar mineral pobre. entre otros.

Reseña histórica

La metalurgia forma parte de la historia del hombre desde hace muchos


siglos, aproximadamente, desde el año 3500 a.C. Entre los primeros metales
con los que estuvo en contacto el hombre se pueden mencionar el cobre, el
oro y la plata. Al final del Neolítico el hombre podía encontrar estos metales
casi en su estado puro, los cuales eran golpeados hasta dejarlos tan planos
como fuese posible. Se cree que el ser humano fue descubriendo un metal
tras otro, y que en esta medida se fueron desarrollando diversas técnicas
para aprovechar su utilidad en la fabricación de diferentes utensilios.

Ahora bien, de allí que su confección mejorara, en especial después de


aprender a fundir los metales y vaciarlos en moldes de diversas formas para
la elaboración de herramientas y demás objetos útiles, los cuales podían
producir en mayor número con esta técnica.

En consecuencia, los metales sustituyeron los objetos fabricados en


hueso y madera, que eran de menor resistencia. Incluso, mucho tiempo
después, se comenzaron a elaborar piezas decorativas con metales
preciosos para ostentar poder y riqueza. Posteriormente, cerca del año 3000
a.C., se realizó la aleación de cobre y estaño del cual se obtuvo el bronce,
dando inicio a la Edad de Bronce. Este metal se caracterizó por ser duro,
maleable y cortante. Luego, se fueron descubriendo nuevos metales según
se realizaban combinaciones y aleaciones, incluso, se establecieron nuevas
técnicas para trabajar estos elementos.

De esta manera, se da origen a la Edad del Hierro, que tuvo su inicio en


Anatolia (Asia oriental). El hierro es uno de los metales más utilizados desde
su aparición gracias a su abundancia, dureza y resistencia. La metalurgia
pasó de ser un trabajo artesanal a convertirse en una ciencia en la cual se
aplican diferentes técnicas en el sector industrial para aprovechar las
aplicaciones de los metales tanto como sea posible, y su desarrollo depende
de la actividad minera para la obtención de metales. Asimismo, la metalurgia
se ha ampliado a diversas áreas, se ha desarrollado en beneficio del ser
humano y es una parte importante de la ingeniería.

Utilidad a nivel industrial

 La separación del metal de la ganga.

 Las aleaciones.
 El afino, es decir, la eliminación de las impurezas.

 Operaciones físicas como: triturado, molienda, filtrado, centrifugado,


decantado, destilación, secado, entre otros.

 Operaciones químicas: oxidación, hidrometalurgia, lixiviación, entre otros.

Aplicaciones

Las aplicaciones en su mayoría son sencillas, pero de gran importancia


para el día a día del ser humano, debido a que gracias a esto muchos de los
procesos que se realizan en diferentes áreas ya sea alimenticia,
construcción, salud, entre otros, requieren de una buena aplicación de la
misma para lograr de esta manera mayor eficiencia. Estos procesos
requieren de una estructura y equipos resistentes y efectivos para
mantenerse en óptimas condiciones ante los medios abrasivos y corrosivos
que pueden afectar a los metales.

La industria metalúrgica tiene una gran dependencia de las materias


primas; excepto en el caso del aluminio, cuyos procesos de elaboración son
muy complejos y su valor añadido es alto. Las partes esenciales de esta
industria son: el alto horno y los trenes de laminación. Son industrias que
exigen inversiones muy elevadas, y ocupan mucho suelo industrial. Además,
es necesario preparar lugares de almacenamiento y acondicionar el lugar
para el transporte de los materiales, por ejemplo, con cintas transportadoras.

La industria metalúrgica proporciona: lingotes, forjados, tubos, planchas


de acero, hierro, aluminio u otro metal con vistas a utilizarlos en otras
fábricas, como la construcción o las vías del ferrocarril. Cuanto más complejo
sea el proceso de la obtención del producto mayor será el valor añadido.
Esta industria permite tener asociadas otras formas de rendimiento
(cogeneración), como la producción de energía eléctrica en los altos hornos
o la obtención de cemento. A este tipo de industria se le considera una
actividad básica de la economía. Durante mucho tiempo fue el índice por el
que se medía el desarrollo de un país.

Metalografía

La metalografía es el estudio de la microestructura de todos los tipos de


aleaciones metálicas. Puede definirse con más precisión como la disciplina
científica de observar y determinar la estructura química y atómica y la
distribución espacial de los constituyentes, inclusiones o fases en aleaciones
metálicas. Por extensión, estos mismos principios pueden aplicarse a la
caracterización de cualquier material.

Se utilizan diferentes técnicas para revelar las características micro


estructurales de los metales. La mayoría de las investigaciones se realizan
con microscopía de luz incidente en modo de campo claro, pero otras
técnicas de contraste menos comunes, como el campo oscuro o el contraste
de interferencia diferencial (DIC), y el uso de grabado de color (tinte) están
ampliando el alcance de la microscopía de luz para aplicaciones
metalográficas.

Importancia de la metalografía

Muchas propiedades macroscópicas importantes de los materiales


metálicos son altamente sensibles a la microestructura. Las propiedades
mecánicas críticas, como la resistencia a la tracción o el alargamiento, así
como otras propiedades térmicas o eléctricas, están directamente
relacionadas con la microestructura. La comprensión de la relación entre la
microestructura y las propiedades macroscópicas juega un papel clave en el
desarrollo y la fabricación de materiales y es el objetivo final de la
metalografía.
La metalografía, tal como la conocemos hoy, se debe en gran parte a la
contribución del científico del siglo XIX Henry Clifton Sorby. Su trabajo
pionero con el hierro y el acero de fabricación moderna en Sheffield (Reino
Unido) destacó este vínculo íntimo entre la microestructura y las propiedades
macroscópicas. Como dijo hacia el final de su vida: “En aquellos primeros
días, si hubiera ocurrido un accidente ferroviario y hubiera sugerido que la
compañía tomara un riel y lo examinara con el microscopio, me habrían
considerado un cabía el hombre para enviar a un asilo. Pero eso es lo que
ahora se está haciendo … “.

Utilidad

Junto con los nuevos desarrollos en la tecnología de microscopía y, más


recientemente, con la ayuda de la computación, la metalografía ha sido una
herramienta invaluable para el avance de la ciencia y la industria en los
últimos cien años.

La metalografía estudia la constitución y estructura de metales y


aleaciones siendo de vital importancia a la hora de analizar el
comportamiento de los materiales. Para conocer la microestructura de los
metales es necesario preparar cuidadosamente su superficie.

Preparación de muestras metalográficas

La preparación de la muestra o probeta consiste, en general, en


obtener primero una superficie plana y semipulida, terminando con un pulido
fino. El final de la operación es la obtención de una superficie especular para
después de realizar un ataque químico poder observarla al microscopio.

Por lo tanto, los casos que seguiremos de manera cuidadosa en la


preparación de las muestras metalográficas son:
 Corte de muestra.

 Montaje y empastillado de muestra.

 Desbaste, lijado y pulido de muestra.

 Examen microscópico y análisis de imagen.

PASO 1: Corte de muestras o probetas

El corte metalográfico es el primer, y uno de los más importantes, pasos


en la preparación de muestras. Al cortar la pieza para conseguir la muestra
que se quiere analizar, se debe asegurar que no se genere un calor excesivo
que modifique o incluso destruya la estructura metalográfica.

La superficie de la muestra tras el corte debe quedar libre de daños


térmico y con una deformación mecánica muy pequeña. De no ser así, los
siguientes pasos de la preparación de la muestra nos llevarán mucho tiempo
o incluso no podremos quitar estas distorsiones durante la fase de lijado y
pulido de la muestra, llevándonos a error durante el análisis microscópico o
dureza. En esos casos podemos llegar a no poder ver la estructura real de
nuestra muestra y no servir de nada nuestro trabajo.

Para realizar un buen corte de la muestra, se debe seleccionar una


cortadora y el disco de corte más adecuado para su aplicación y utilizar un
aditivo para el agua de recirculación que permita enfriar correctamente la
pieza y no oxidarla.

PASO 2: Montaje y Empastillado de muestras y probetas metalográficas

El montaje es el segundo paso a seguir en la preparación de muestras.


Si utilizamos resinas de empastillado, permite obtener una serie de ventajas
frente a las muestras no empastilladas:

 Protección y soporte de la superficie de la muestra. Siempre se debe


utilizar cuando se quiera analizar la muestra muy cerca de la superficie.

 Facilitar el manejo de la muestra.

 Disponer de varias muestras pequeñas en el mismo montaje.

 Homogeneizar el tamaño de las muestras para poder utilizar la


preparación presión individual en pulidoras automáticas (mucho más
cómoda que la utilización de la presión central).

En la preparación de las muestras, se puede seleccionar entre hacer el


montaje en frío o en caliente:

El montaje en frío de muestras metalográficas, requiere de 2


componentes que reaccionan cuando se juntan endureciéndose en torno a la
muestra. Es el ideal cuando la cantidad de muestras a preparar no es muy
grande.

El montaje en caliente consiste en 1 sólo componente y una prensa


metalográfica que lo funde a unos 200ºC. La calidad de las pastillas es de
mucha mejor calidad que las que se obtienen en frío, aunque necesita hacer
la inversión inicial de la prensa metalográfica. Otra ventaja respecto al
empastillado en frío es su significativo menor precio en consumibles.

PASO 3: Desbaste, Lijado y Pulido - Ataque Químico.

El lijado y pulido es la parte de la preparación de la muestra que nos


permite tener una superficie lo suficientemente lisa como para hacer el
análisis microscópico o de dureza.

Para el lijado, tradicionalmente se han usado las lijas de carburo de


silicio (en base papel o adhesivos) aunque cada vez se usan más lijas de
diamante que se han popularizado para utilizarlas en las lijadoras
automáticas con cabezal para la preparación de muestras en presión
individual o central.

Para el pulido de muestras, se han ido incorporando nuevos paños


duros que permiten conseguir una fantástica plenitud de la muestra en el pre
pulido con diamante de 9 o 6 micras. El pulido final con diamante de 3 o 1
micra se realiza con paños textiles.

Una vez tenemos la superficie libre de rayas se usa un reactivo químico


que ataca selectivamente a las diferentes partes estructurales de nuestra
muestra a través del microscopio. un reactivo bastante utilizado en el Nital.

PASO 4: Examen Microscópico y Análisis de Imagen

Se requiere de un microscopio invertido para el análisis de la muestra,


debido a la opacidad de los metales y aleaciones, opera con la luz reflejada
del metal. Para poder observar la muestra es necesario preparar una probeta
y pulir la superficie a espejo.

A estos microscopios se recomienda incorporar una cámara digital de


gran calidad y refresco de imagen con un software fácil de manejar.

Metales

En el ámbito de la química, se conocen como metales o metálicos a


aquellos elementos de la Tabla Periódica que se caracterizan por ser buenos
conductores de la electricidad y del calor, poseer altas densidades y ser
generalmente sólidos a temperatura ambiente (excepto el mercurio). Muchos
además pueden reflejar la luz, lo cual les otorga su brillo característico.

Los metales son los elementos más abundantes de la Tabla Periódica y


de la corteza terrestre: de los 118 conocidos apenas 25 son no metálicos.
Algunos de ellos suelen hallarse en estado de mayor o menor pureza en la
naturaleza, mientras que la mayoría forman parte de minerales del subsuelo
terrestre, de los cuales deben ser separados artificialmente.

Los metales presentan enlaces característicos: enlaces metálicos (los


que forman moléculas de un mismo elemento metálico entre sí) o enlaces
iónicos (por préstamo de electrones). Las sales constituidas a partir de
elementos metálicos forman iones electropositivos (cationes) en una
disolución.

Debe aclararse que incluso las aleaciones de un metal con otro (o con
un no metal) continúan siendo materiales metálicos, como es el caso del
acero y el bronce, aunque sean mezclas y no sustancias.

Características de los metales

Los metales son elementos químicos de alta densidad, en su mayoría


sólidos con excepción del mercurio, los cuales pueden ser tanto elementos
puros como aleaciones entre sí. En la tabla periódica los metales son los
elementos químicos más abundantes y que se caracterizan, principalmente,
por tener un brillo propio y ser buenos conductores de calor y electricidad. El
resto de los elementos son denominados como no metales.

Propiedades de los metales

 Dureza: La dureza se define como la resistencia que opone un metal ante


agentes abrasivos. Es la resistencia que tiene cualquier metal a ser
rayado o penetrado por un cuerpo.

 Tenacidad: La tenacidad es el concepto paralelamente opuesto a la


fragilidad, ya que denota la capacidad que tiene un material de resistir la
aplicación de una fuerza externa sin romperse. Los metales y sus
aleaciones son, generalmente, tenaces.
 La resistencia a tracción: es la tensión en el máximo del diagrama
tensión-deformación nominales. Esto corresponde a la máxima tensión
que puede ser soportada por una estructura a tracción; si esta tensión es
aplicada y mantenida, se producirá la rotura.

 Fragilidad: La fragilidad es una propiedad completamente opuesta a la


tenacidad, ya que denota la facilidad con la que un metal puede ser roto
una vez es sometido a un esfuerzo. En muchas ocasiones, los metales
son aleados unos con otros para reducir su coeficiente de fragilidad y
poder tolerar más las cargas.

 Falla por fatiga: esta es una propiedad que tienen los metales que
tienden a deformarse o quebrarse ante fuerzas cíclicas que terminan
cristalizando la estructura molecular del metal.

 Resistencia a la fatiga: La resistencia a la fatiga de un material es su


capacidad de resistir cargas de fatiga. En general es el valor del esfuerzo
que puede resistir un material durante una cantidad dada de ciclos de
carga

 Resistencia al impacto: La resistencia al impacto describe la capacidad


del material a absorber golpes y energía sin romperse. La energía de
impacto es análoga a la tenacidad.

 Resistencia al corte: Propiedad de un terreno que le permite resistir el


desplazamiento entre las partículas del mismo al ser sometido a una
fuerza externa. También llamada resistencia al cizallamiento.

 La resiliencia: es la propiedad de un material que permite que recupere


su forma o posición original después de ser sometido a una fuerza de
doblado, estiramiento o compresión.
Métodos de ensayo

Se denomina ensayo de materiales a toda prueba cuyo fin es determinar


las propiedades mecánicas de un material.

Todas las casas, todos los automóviles, como cualquier estructura o


maquinaria están constituidos por diferentes materiales, elegidos por sus
propiedades para poder ser utilizados en una determinada aplicación. El
diseño de la forma y de las secciones se debe realizar con criterios
económicos, es decir, se debe emplear la menor cantidad posible de
material, pero también se debe cumplir una serie de especificaciones de
seguridad para evitar que se produzcan fallos mecánicos.

Es de suma importancia por tanto el conocimiento de las propiedades


de los materiales para realizar un diseño adecuado. Para la determinación de
las propiedades existen una serie de ensayos normalizados. Particularmente
en España, el organismo normalizado es Aenor, y las normas que dictan
llevan el nombre de Una Norma Española

 Destructivos:

A la hora de trabajar un material debemos de conocer sus propiedades


mecánicas, y saber que estas propiedades mecánicas variarán en función de
la velocidad de deformación y de la temperatura a la que se encuentre el
cuerpo a ensayar. Los ensayos utilizados para medir estas propiedades
mecánicas son los ensayos destructivos de propiedades mecánicas, que
determinan las características mecánicas de los materiales en condiciones
de esfuerzo y deformación de las piezas o elementos que estarán sometidos
durante su funcionamiento real. Un ensayo destructivo es aquel que deteriora
la pieza que inspecciona, pero dependiendo del tipo de ensayo, la pieza
experimentara desde una leve marca, a una deformación permanente o
incluso su rotura parcial o total.
 No destructivo:

Se analizan las grietas y defectos internos de una pieza, sin tener en


cuenta las propiedades del material y sin dañar su estructura. Varios
ejemplos de estos ensayos son los análisis de rayos X y los análisis por
ultrasonidos. Estrictamente estos métodos no pertenecen a ensayos de
materiales, ya que únicamente se analizan los defectos en una pieza
concreta.

Entre los ensayos no destructivos se encuentran los siguientes:

 Ensayo de durezas (en algunos casos no se considera como ensayo no


destructivo, especialmente cuando puede comprometer la resistencia de
la pieza a cargas estáticas o a fatiga)

 Inspección visual, microscopía y análisis de acabado superficial

 Ensayos por líquidos penetrantes

 Inspección por partículas magnéticas

 Ensayos radiológicos

 Ensayos por corrientes inducidas

 Ensayos de fugas: detección acústica, detectores específicos de gases,


cromatógrafos, detección de flujo, espectrometría de masas, manómetros,
ensayos de burbujas, etc.
ANEXOS
Conclusión

En síntesis, la metalurgia puede ser extractiva, que consiste en la


obtención de los metales a partir de los minerales y concentrados hasta
obtener lingotes de alta pureza. La metalurgia física que consiste en
transformar estos lingotes en artículos semi manufacturados.

El proceso consiste en modificar la naturaleza química de los minerales


para separar el metal de sus compuestos sulfúricos, óxidos, silicatos o
carbonatos. Estos métodos dependen mucho del tipo de mena y de su
composición química; en algunos casos este es un proceso mecánico, por
ejemplo, cuando el oro se recupera de su núcleo pulverizándolo y después
pasándolo por lavado en agua.

Los metales obtenidos por los diferentes métodos de metalurgia


extractiva por lo general contienen impurezas tales como otros metales,
elementos no metálicos, pequeños restos de escoria y gases disueltos. La
remoción de tales impurezas es el refinamiento o beneficio de los metales y
es necesario para permitir que el metal sea trabajado posteriormente. Uno de
los problemas más apremiantes en la etapa actual desarrollo del complejo
metalúrgico son racionales y la protección del medio ambiente. De acuerdo
con el nivel de emisiones contaminantes a la atmósfera y cuerpos de agua,
los residuos sólidos y el acero en bruto sobrepasan toda la industria, la
creación de alto peligro ecológico de la producción y el aumento de la tensión
social en las áreas de acción empresas metalúrgicas.