Está en la página 1de 4

Tipos de licencias de software.

Coloquialmente hablando, el espectro de estrategias de licencias de software puede dividirse en


tres categorías: "propietario", "libre y de código abierto", o un híbrido de las dos.

Licencia de propietario.

Esta estrategia es familiar en los acuerdos de clics que rigen los paquetes comerciales de
software. El propósito principal de una licencia de software propietario es limitar el uso de
software de acuerdo a la estrategia comercial del propietario de los derechos. Como resultado, las
licencias privativas suelen ser muy restrictivas para los usuarios finales. Por lo general, permiten
el uso del software sólo para su propósito declarado, a menudo sólo en un solo equipo, prohibir.
Típicamente permiten el uso del software sólo para su propósito declarado, a menudo sólo en un
solo ordenador, prohíben a los usuarios copiar, redistribuir o alterar el trabajo, y específicamente
prohíben la creación de derivados usando partes del trabajo. Es importante destacar que los
programas bajo licencias privativas se distribuyen típicamente sólo en forma binaria y prohíben
el examen del código del programa o la ingeniería inversa de cualquier parte del programa. En
entornos académicos, el software propietario puede liberar ocasionalmente el código fuente sólo
con fines de inspección'' debido a los requisitos de publicación científica y revisión por pares.

Software libre y de código abierto (FOSS).

representa un enfoque fundamentalmente diferente de las licencias de software. El objetivo


principal del software libre es aumentar al máximo la apertura y reducir al mínimo los obstáculos
al uso, la difusión y la innovación complementaria de los programas informáticos. Hay una gran
variedad de licencias populares de software libre [3], cada una de las cuales varía en algunos
aspectos importantes, pero todas otorgan acceso libre (como en libertad), abierto y no
discriminatorio y derechos para modificar software licenciado y código fuente asociado.

Un error común es que el software libre es sinónimo de no comercial. De hecho, tal como se
describe en las dos definiciones más influyentes del software libre [3,4], « no discriminatorio »
significa que no puede prohibirse ninguna categoría de usuario o distribuidor, incluidas las
entidades comerciales con fines de lucro. Como tal, el software libre con licencia puede ser
explotado comercialmente, y lo es regularmente. Algunos de los beneficios citados de una
estrategia de software libre son la adopción generalizada, las contribuciones de los usuarios y la
facilidad de colaboración [5]. Además, debido a su carácter abierto y no discriminatorio, las
licencias de software libre pueden simplificar el desarrollo y la colaboración continuos cuando
los investigadores cambian de institución y cuando colaboran entre instituciones. El software
libre también puede ayudar a prolongar la vida útil de un software más allá de la participación
directa de los creadores. A continuación discutimos algunas diferencias importantes en las
licencias de software libre.
Licencia de software híbrido

Algunos desarrolladores de software encuentran que sus necesidades no se satisfacen bien


mediante el uso de modelos de licencia propietarios o FOSS exclusivamente. En estos casos, a
veces se usan enfoques híbridos '' (también llamados dual- o multi-licenciamiento), combinando
una licencia de software libre con una licencia propietaria cerrada'. Con arreglo a esta estrategia,
el titular de los derechos elige la licencia que desea aplicar caso por caso. Cuando los derechos
de propiedad y de licencia son claros, estos sistemas de licencias pueden mantener algunos de los
beneficios del software libre, al tiempo que permiten a los creadores emplear múltiples modelos
empresariales [6]. El inconveniente puede ser una carga adicional importante para el propietario
de los derechos en la aplicación, administración y ejecución de múltiples licencias. Esto ha
limitado en general la adopción de modelos híbridos de licencia a grandes iniciativas de
desarrollo de software.

Términos, conceptos y ejemplos útiles para entender licencias de software


Código Abierto versus Código Cerrado

El código fuente es la forma de lectura humana de un lenguaje de programación computarizada.


~ Open source se refiere a las licencias que requieren que el código fuente esté disponible para
los usuarios, y que los usuarios puedan reutilizar, modificar y distribuir el código[3]. Sin acceso
al código fuente, los investigadores no pueden inspeccionar, entender o manipular eficazmente el
funcionamiento interno de un programa. La disponibilidad de códigos fuente es cada vez más
importante en el contexto de la investigación científica, en la que la revisión por homólogos, la
reproducibilidad y el aprovechamiento de trabajos anteriores son parte integrante del avance de
la ciencia. El acceso al código fuente ayuda a los investigadores a identificar y remediar
rápidamente los errores que podrían conducir a resultados falsos y adaptar programas o piezas de
código a las necesidades individuales, y permite a los usuarios expertos contribuir al desarrollo
del código de manera informal. Una comunidad activa de usuarios de código abierto que
participa en el mantenimiento y mejora de la base de código puede liberar al desarrollador
original para concentrarse en mejoras importantes o pasar a otros proyectos sin sacrificar la
utilidad continua del software.

Permisivo versus Copyleft

« Permissive » y « copyleft » son términos utilizados para comparar filosofías y atributos legales
de licencias de software libre con licencias tradicionales de propiedad. Las licencias permisivas
son aquellas que colocan la menor cantidad de restricciones a usuarios y adoptantes, a menudo
sólo requieren que los creadores originales sean atribuidos en cualquier distribución o derivado
del software o código fuente. Por ejemplo, el software con licencia permisiva puede ser
incorporado a programas propietarios con « cerrado », sin necesidad de que se revele el código
fuente si se distribuye el software combinado. Las licencias permisivas de código abierto
también se llaman a veces licencias de estilo "investigación" o "académica" debido a su origen y
uso frecuente por parte de instituciones académicas [7]. Ejemplos de licencias FOSS permisivas
populares incluyen las licencias Berkeley Software Distribution (BSD) [8], MIT [9], Apache
[10], y Educational Community License (ECL) [11]. Las licencias BSD y MIT a menudo se
mencionan indistintamente debido a un lenguaje y términos muy similares que logran objetivos
muy idénticos. La intención principal de estas licencias es permitir el uso, distribución y
modificación de su código para cualquier propósito, mientras se asegura de que usted como el
creador recibe crédito por su trabajo (véase la Figura 1 para un ejemplo de licencia de software
libre con una declaración de copyright de atribución/citación de estilo académico). Las licencias
de Apache y ECL son similares en efecto a las de BSD/ MIT, pero incluyen una licencia para
patentes relacionadas con el software (esto puede ser deseable o no, dependiendo de la situación-
ver abajo). El ECL difiere de Apache en una concesión de patente ligeramente debilitada para
acomodar los entornos de IP a menudo complejos de las instituciones académicas.
Para los desarrolladores que quieren garantizar el acceso perpetuo de código abierto a su trabajo,
algunas licencias emplean el concepto de copyleft, una referencia punning a los derechos de
autor. «» Copyleft utiliza el marco jurídico de los derechos de autor para garantizar la
continuidad del acceso abierto a un software y a su código fuente. Esto se hace exigiendo, como
condición de la licencia, que cualquier obra derivada también se distribuya bajo los mismos
términos de licencia que teóricamente. Estos plazos de concesión de licencias de derechos de
autor son meros instrumentos que se consideran cláusulas de reciprocidad o de reciprocidad.
Debido a estos requisitos de reciprocidad,
Las licencias copyleft se consideran licencias restrictivas, aunque estas restricciones garantizan
el acceso abierto perpetuo. Ejemplos de licencias FOSS de copyleft populares incluyen la
Licencia Pública General (GPL) [12], la Licencia Pública General Menor (LGPL) [13] y la
Licencia Pública de Mozilla (MPL) [14]. Las licencias GNU son las más conocidas de todas las
licencias de software libre y tienen una fuerte comunidad de partidarios y defensores. De estos,
la GPL tiene los requisitos de reciprocidad más fuertes y se considera una licencia de copyleft.
La LGPL (la GPL menor, que denota sus requisitos copyleft más débiles) es muy similar a la
GPL de la que se deriva, pero permite enlazar al código propietario bajo ciertas circunstancias.
Del mismo modo, el MPL permite aplicar copyleft a algunas partes del código y no a otras. El
LGPL y MPL se consideran un compromiso entre el copyleft fuerte de la GPL y las licencias
permisivas tales como BSD/MIT.

Compatibilidad, proliferación, fragmentación y direccionalidad

Un objetivo fundamental del software libre es promover el libre intercambio de ideas y


tecnología sin temor a violar los derechos de los demás. Idealmente, el código licenciado bajo
términos de software libre similares debería ser libremente combinable para crear nuevos
productos. La compatibilidad es el atributo de las licencias de software que permite combinar
código de programa. Para ser compatibles, los términos de la licencia deben estar libres de
requisitos contradictorios o mutuamente excluyentes. Lamentablemente, algunas licencias de
software libre contienen términos incompatibles que maximizan la compatibilidad de la licencia
y minimizan el costo de administrar y entender los términos de una licencia dada. Por el
contrario, las licencias a medida se adaptan a cada proyecto individual. Las licencias a medida
permiten un mayor control, pero requieren más recursos para desarrollarse y administrarse y es
muy probable que sean incompatibles con otros sistemas de licencias. Casi todas las licencias
propietarias son a medida.