Está en la página 1de 2

Análisis integral de estados financieros

Para analizar de forma completa un estado financiero se debe utilizar las siguientes
técnicas:
Análisis del balance, esto implica ver porcentajes gráficos para ver la información de
manera visual y poder tener otra perspectiva, el estado de origen y aplicación de fondo,
presupuesto de caja y ratios.
También se debe realizar un análisis de pérdidas y ganancias, observando porcentajes
gráficos, la evolución delas ventas, la cuenta resultados por producto el punto de equilibrio
y el valor añadido.
Además el análisis de la rentabilidad, es decir, el rendimiento de la compañía, y esto a su
vez se los puede descomponer en la rentabilidad financiera la autofinanciación el
apalancamiento financiero. Otra técnica a utilizar es el análisis de la necesidad de fondo de
maniobra, este incluye el ciclo de caja de maduración y el fondo de maniobra necesario.
Por último se puede realizar un benchmark, es decir, comparar los resultados con otra
empresa del mismo sector.
Para simplificar el trabajo u organizarlo de manera más sintetizada se pueden utilizar
herramientas que nos ayuden a esto, por ejemplo, la pirámide de ratios y el cuadro de
mandos.
La pirámide de ratios.
La pirámide de ratios consiste en tomar el ratio más importante para la organización y en
base a ese ratio descomponerlo en el máximo número de ratios que le sea de interés a la
organización. Habitualmente se utiliza el ratio de rentabilidad por ejemplo. Entonces de
éste podría derivar el ratio beneficio/pn y a su vez el ratio de ventas/pn. Por otro lado puede
derivar el ratio de gs de venta/ventas o gs financieros/ventas ( ver página 152) De esta
manera se podrá realizar un diagnóstico global sin necesidad de cálculos excesivos.

El cuadro de mandos.
Por otro lado, el cuadro de mandos, consta en de un documento que sintetiza la información
más relevante para la organización, el cual le permitirá obtener información y controlar.
Para confeccionar el cuadro de mando, hay que tener en cuenta 3 etapas.
La primera etapa: consta en determinar para quién va dirigido y analizar qué es lo que se
pretende ver ese cuadro dado que no aplica el mismo cuadro para un director de marketing
que para un director financiero. Naturalmente la información va a exponerse será distinta.
Entonces primero definir los objetivos de este cuadro.
Como segunda etapa, necesitamos determinar qué información se requiere. Para cumplir los
objetivos de la primera etapa primero hay que recabar toda la información que nos puede
ayudar a cumplir con el objetivo del cuadro de mando. Después determinar cuál es la
información más relevante o determinante
Por último, en la tercera etapa, hay que utilizar todas las herramientas a disposición para
poder exponer esta información de la manera más comprensible posible, ratios, gráficos,
esquemas, etc.

(En la próxima sección el texto, nos da una síntesis de posibles problemas y qué técnicas se
pueden emplear. Por ejemplo, un problema de liquidez se puede observar a través de
distintos ratios, como ser, el activo circulante/ pasivo circulante, fondo de maniobra/activo,
disponible/pasivos circulante etc y las medidas a tomar podrían ser, a priori, sin tirar del
hilo, aplazar pagos, mejorar el ciclo de maduración y de caja, etc.
Otro problema podría ser la morosidad de clientes, por ejemplo. Observable a través del
plazo de cobro, el impago/ventas, incobrables/ventas, etc y las posibles medidas a tomar
podrían ser seguro de crédito, descuentos por pronto pago, selección de clientes, etc.)

Realizado todo el análisis de la información obtenida, podremos realizar un informe sobre


éste. El informe debe tener algunas características:
- Ser sencillo
- Claro, comprensible.
- Completo, reflejar las conclusiones con su demostración.
- Estructurado.
Cuando se elabore, nunca se deber perder de foco quién es el receptor, para evaluar las
especificidades del informe.
Un posible formato podría ser el siguiente:
Presentación y objetivo del informe: Explicar el motivo del informe, es decir, ¿qué
persigue el informe elaborado? Qué limitaciones tiene?
Diagnóstico: Aquí se realiza un resumen de todos los problemas detectados y la
demostración correspondiente. Asimismo, se debe explicitar cuáles podrían ser las
consecuencias de no corregir ese problema.
Recomendaciones: realizar un listado de las medidas posibles a ser tomadas para evitar
las consecuencias, medidas deben ser coherentes con los problemas planteados y se
deben proyectar a un año o más, en lo posible.

También podría gustarte