Está en la página 1de 20

Introducción:

Era común que el autor terminara su carta con una apelación que rescatara su mensaje
central e hiciera hincapié en él para impresionar los corazones de los lectores y su
voluntad de apoyarlo. Esto es lo que Pablo hace aquí. Esta sección debe leerse a la luz
de toda la epístola de Efesios, como un llamado a vivir en la práctica el evangelio de la
reconciliación cósmica, no como un apéndice para aquellos que tienen un interés
especial en demonología y guerra espiritual. Obsérvese que Pablo ha elegido reformular
su mensaje como un llamado a la batalla: eso es, se dirige a toda la iglesia en forma
corporativa como a un ejército, no a cada santo en particular. ¡Los soldados que andan
solos son fáciles de eliminar! Obsérvese también que Pablo tiene en mente una clase de
batalla en particular: la batalla por defender una plaza fuerte. Su exhortación no prepara
a los soldados para efectuar un ataque de movilización rápida (faltan las dos armas clave
de ataque de los soldados romanos, las jabalinas gemelas), sino para hacer frente (11),
resistir (13), y permanecer firmes (14). Es como si ellos controlaran la parte alta de la
colina, y el enemigo debe cansarse atacando constantemente colina arriba. La fortaleza
que Pablo tiene en mente será clara para el lector: es nuestra unión con Cristo (Efesios
2:5, 6), la cabeza de todas las cosas (Efesios 1:22, 23), por encima de todos los
principados y poderes (Efesios 1:21), y el poder de Dios que operó en la resurrección
que actúa en nosotros (Efesios 1:19—2:7). Aun la armadura y las armas son una mezcla
de las de Dios mismo (Isaías 59:17) con las de su Mesías (Isaías 11:4, 5). Y, sin
embargo, Pablo no muestra triunfalismo aquí. La victoria decisiva ganada por Cristo ya
es historia y el mismo hecho de que los creyentes ahora luchan del lado de Cristo es
claro testimonio de esto (ver 2:1-6); pero la victoria total es todavía un acontecimiento
futuro. Mientras tanto, es el día malo (13) el que parece dominar la escena.
El pasaje se divide en tres partes: el llamado a colocarse la armadura de Dios para la
batalla (10-13); los detalles de la armadura (14-17) y la necesidad de vigilar, orar e
interceder (18-20).

1
Desarrollo
Texto

Efesios 6: 10-18
Contexto literario

Es fácil apara los creyentes, sobre todo en el mundo occidental donde la iglesia por lo
general es próspera y respetada, sentirse complacidos y olvidarse de la seriedad de la
batalla que se libra a su alrededor, y porque no decirlo, también en su interior. En
nuestro ámbito (el del cristianismo) se habla mucho de “victorias” que no implican
batallas y de “paz” que no son más que una mera ausencia de conflicto. Estas dos cosas,
es decir la victoria y la paz, tristemente no son el resultado de la buena vida espiritual de
la iglesia, al contrario, surgen de la evasión de la orden que Dios le ha dado para que
tome las armas, surge de una actitud comparada con la del renegado que no quiere
tomar las armas para combatir por su país. Es triste pero hay que reconocer que los
cristianos de hoy no están interesados en la armadura porque sienten que no están
involucrados en ninguna guerra.
El cristiano verdadero y lleno de bendiciones que se describe en efesios 1-3, el cual vive
la vida descrita en 4:1-6:9, puede tener la seguridad de que estará involucrado en la
guerra espiritual descrita en 6:10-20. La vida cristiana fiel es una batalla; es una guerra
en la escala máxima que se pueda imaginar, porque cuando Dios comienza a bendecir,
Satanás comienza a atacar. Por eso no debemos olvidar que desde que aceptamos a
Cristo eso implicaba que también tendríamos que servir en su ejército y que desde
entonces participamos de una pelea incesante, de una pelea sin fin.
El ministerio de Jesús empezó con una gran batalla con Satanás que duró cuarenta días
(Lc 4:2). Al finalizar el ministerio de Jesús, Satanás arremetió de nuevo contra Él en el
huerto del Getsemaní, con tal ímpetu que Cristo llegó a sudar grandes gotas de sangre
Lc 22:44. Entre muchas verdades instructivas, esos dos hechos nos enseñan que la
batalla no se hace más fácil a medida que crecemos en obediencia a Dios. Si de algo
podemos estar seguros es que Satanás intensificará sus esfuerzos en contra de aquellos
que continúan sirviendo al Señor de manera efectiva. A medida que los creyentes crecen
y se hacen mas fuertes, lo mismo sucede con lo ataques de Satanás. Esto nos debe hacer
reflexionar en lo siguiente: Un cristiano que no tiene conflicto es un cristiano que ha

2
retrocedido en la batalla y ha dejado su puesto en las primeras filas del servicio, es mas
no es ni siquiera digno de ser llamado soldado, de ser llamado cristiano.
El presente informe exegético resulta del estudio de efesios 6:10-20, este pasaje tuvo
gran importancia para los cristianos de esa región porque a ellos les tocó vivir en una
cuidad de casi medio millón de habitantes, en una metrópoli que era la tercera mas
importante de su tiempo pero también una de las mas corruptas del imperio romano, un
centro de idolatría pagana y de inmoralidad sin limite. Por estas razones el pasaje en
cuestión era de gran importancia para los Efesios porque sin duda alguna tendría a cada
momento una cruda oposición y constantemente estarían siendo atacados por Satanás y
sus servidores. De allí que Pablo fue impulsado por el Espíritu Santo para que escribiera
palabras de ánimo, instrucción y esperanza a aquellos cristianos que también se habían
convertido en soldados a causa de la batalla espiritual en la que estaban envueltos.
Nuestra realidad no esta distante de aquellos antiguos habitantes de aquella ciudad
porque nosotros también servimos al mismo Cristo que ellos servían, no es de extrañar
que seamos atacados por el mismo enemigo que con tanta fiereza les atacó a ellos. Pero
también es una realidad que el Dios, su dirección, su poder y su armadura está todavía a
nuestra disposición para que podamos vencer y estar de pie cuando ésta batalla de
dimensiones cósmicas que se libra en nuestro planeta y en nuestras vidas termine.

Idea principal.
Es claro que Pablo hace un giro total en la línea de pensamiento y comienza la última
etapa de los consejos que quiere darles a los cristianos de Efeso, pero para eso cambia
completamente de escenario: hoy traslada a sus oyentes y/o lectores a un campo de
batalla donde procede a explicar cada uno de los puntos descritos en el bosquejo
sugerente que se presenta mas adelante. Los tiempos verbales, las alegorías propuestas y
el escenario presentado en esta etapa de la carta no dejan duda de que ésta es una nueva
sección de la epístola con la cual el apóstol pablo llega al clímax de todo lo que ha
querido presentar y enseñar a lo largo de su epístola.

Traducción personal.
6: 10 y ahora, hermanos, háganse fuertes en unión con el señor, por medio de su
fuerza poderosa.
6: 11 protéjanse con toda la armadura que Dios les ha dado, para que puedan estar
firmes contra los engaños del diablo.

3
6: 12 porque no estamos luchando contra gente de carne y hueso, sino contra
malignas fuerzas espirituales del cielo, la cuales tiene mando, autoridad y dominio
sobre este mundo oscuro.
6: 13 por eso tomen toda la armadura que Dios les ha dado, para que puedan
resistir en el día malo y, y después de haberse preparado bien, mantenerse firme.
6: 14 así que manténgase firme, revestidos de la verdad y protegidos por la
rectitud.
6: 15 estén siempre listos para salir anunciar el mensaje de la paz.
6: 16 sobre todo, que su fe sea el escudo que los libre de las flechas encendidas del
maligno.
6: 17 que la salvación sea el casco que proteja su cabeza, y que la palabra de Dios
sea la espada que les da el espíritu santo
6: 18 no dejen ustedes de orar rueguen y pidan a Dios siempre, guiados por el
espíritu santo, manténgase alerta, sin desanimarse y oren por toso el pueblo de
Dios.

Estructura.
Pablo en este pasaje expone la idea de la batalla espiritual comparándola con un
inevitable encontronazo, un choque en el que, aquel que no esté firme y definido en el
lado correcto, será llevado de encuentro. A fin de interpretar correctamente lo que el
apóstol quiso darnos a entender cuando habló de la batalla en la que esta metido el
cristiano se debe tener siempre en la memoria que la iglesia y Satanás son enemigos
declarados, que nunca habrá paz entre los dos, que se lanzan el uno al otro y que cada
vez que se encuentran chocan violentamente 1. Con este fin el apóstol hace uso de varias
metáforas derivadas de la armadura del hoplita romano, el legionario que iba
fuertemente armado a la guerra.
Hay una etapa en la vida del creyente en la que, por su pequeñez espiritual, no puede
hacer frente al enemigo, pero cuando Pablo nos haba aquí de que el Señor nos provee de
una armadura es para que enfrentemos a nuestro enemigo cara a cara y sin temor. No se
trata de esconderme o aislarme como lo han hecho muchos religiosos con el fin, según

1 Guillermo Hendricksen, (Comentario Del Nuevo Testamento: Efesios. Grand Rapids: Subcomisión De Literatura Cristiana,
1984)

4
ellos, de vencer el pecado; tampoco se trata de esperar que otro enfrente mis enemigos y
gane mis batallas.
En cuanto al origen de este pasaje es claro que el apóstol Pablo, tanto antes como
después de escribir la carta a los Efesios, usó con frecuencia metáforas militares (2 Cor
10:4, Fil 2:5, Col 4:10, 1Tim 6:12), y que de manera específica en este pasaje de
efesios, se apoyó en pasajes del A.T. tales como Is 11:5, 49:2, 52:5, Sal 18:30-32, etc.
Los cuales no copia al pie de la letra sino que los adapta a su propósito 2. Pablo
menciona primero las armas que en una guerra física se consideraban defensivas, y
reserva la espada como el arma más enfática y obviamente ofensiva para la culminación
de este maravilloso y revelador escrito. Este pasaje describe lo grande y terrible que es
la lucha en la que está sumido el hombre, y las tremendas desventajas que tendrá el que
no tiene a Dios de su parte 3.

B. Bosquejo exegético
Para una mejor comprensión del pasaje se presenta a continuación un bosquejo
sugerente de efesios 6:10-18
1 La orden del soldado
 Fortalecerse en el Señor, en el poder de su fuerza v.10
 Vestirse de la armadura de Dios v.11a
2 El enemigo del soldado
 El diablo y sus estrategias v.11b
3 La guerra del soldado
 No humana, sino espiritual v.12
4 El deber del soldado
 Tomar la armadura de Dios
a. Para poder resistir en el día malo v.13a
b. Para poder estar firme v.13b
5 La armadura del soldado
a. El cinturón de la verdad v.14
b. La coraza de justicia v.14
c. El calzado del evangelio v.15

2,4Ernesto Trenchrard, Pablo Wickham, (Una Exposición De La Epístola A Los Efesios. Madrid: Editorial Literatura
Bíblica, 1980)

3 G. H Lacy, (Comentario Sobre La Epístola De Los Efesios. El Paso, Texas: CBP, 1946)

5
d. El escudo de la fe v.16
e. El yelmo de la salvación v.17a
f. La espada del Espíritu v.17b
6 La comunicación del soldado: La oración
 Características
a. En todo tiempo v.18a
b. Con todo tipo de oraciones v.18b
c. Con toda perseverancia v.18c
d. Por todos los santos v.18d

Explicación del texto


6: 10 y ahora, hermanos, háganse fuertes en unión con el señor, por medio de su
fuerza poderosa. (Τὸ ινηπόλ, ἀδειθνί κνπ, ἐλδπλακνῦζζε ἐλ θπξίῳ, θαὶ ἐλ ηῷ θξάηεη
ηῆο ἰζρύνο αὐηνῦ.

El verbo ἐνδςναμοῦζθε “fortalecer” se entiende mejor en voz pasiva: “sed fortalecidos


o déjense fortalecer”, o “dejad que se os llene de poder” 4, y sugiere el derramamiento de
poder dentro de uno 5, dando así a entender que la fuerza que se necesita para esta batalla
debe venir de fuera del individuo6, éste verbo aparece también en Fil 4:13.
“Y en el poder (κπάηει) de su fuerza”. Esta palabra se usa en el N.T. únicamente para
referirse al poder único y sobrenatural de Dios y del enemigo 7. Nuestra fuerza jamás
será lo bastante fuerte para hacer oposición real a Satanás, pero cuando somos fuertes en
el Señor, y en el poder de su fuerza hasta un poco de ese poder será suficiente para
dañar cualquier batalla. Lo importante en esta guerra no es la cantidad de armas y
fuerzas que tengamos, lo que importa es la fuente de las mismas 8. Solo en la medida en
que el creyente siga las directrices planteadas en este pasaje y se fortalezca solamente en
el Señor, estará garantizada su victoria a pesar de los duros ataques que reciba por parte
del enemigo.

5,7 Curtis Vaugham, Efesios. (Grand Rapids: Editorial Zondervan, 1977)

6 Tolbert Malcolm, (Efesios, El Nuevo Pueblo De Dios. (Buenos Aires: CBP, 1979)

8 John MacArthur, (Comentario Del Nuevo Testamento: Efesios. Grand Rapids: Ed. Portavoz, 2002)

6
6: 11 protéjanse con toda la armadura que Dios les ha dado, para que puedan estar
firmes contra los engaños del diablo. (Ἐλδύζαζζε ηὴλ παλνπιίαλ ηνῦ ζενῦ, πξὸο ηὸ
δύλαζζαη ὑκᾶο ζηῆλαη πξὸο ηὰο κεζνδείαο ηνῦ δηαβόινπ.)

Al contrario del verbo fortalecer en el versículo 10, el verbo traducido como


Ἐνδύζαζθε “vestíos” está en vos activa. Pablo tenía claro que el A.T. presenta a Dios
como un guerrero que usaba armadura y que nunca perdió ni perderá una sola batalla.
Un guerrero que no conoce derrota alguna. De modo que la idea aquí puede ser que
Dios quiere compartir esa armadura (Su armadura, esa con la que nunca ha perdido una
batalla) con nosotros. Esta batalla nos recuerda que no estoy solo, ni indefenso en esta
guerra. Dios y su armadura están a mi disposición9.
Este pasaje es una invitación a que los cristianos echen mano de los recursos divinos y
se preparen para que puedan cumplir el propósito que Dios tiene para ellos (Que resistan
y se opongan al diablo y sus artimañas). Es un pensamiento interesante el que se plantea
aquí: Un cristiano que no este preparado será un creyente derrotado10. En la batalla
planteada aquí hay que tener claro lo que dice 2 Cor 10:4. También se recalca mucho la
idea de que no hay recurso humano que pueda servir en la batalla de la que habla este
pasaje11, que cualquier otro tipo de fuerza que sea ajeno al del Señor será absolutamente
impotente pues se pelea en un ambiente totalmente ajeno al de las armas hechas por el
hombre, por eso son enteramente inútiles en este conflicto que es, sin objeciones, de
índole espiritual. Queda claro en la idea que Pablo presenta que no hay espacio para
ninguna otra arma, ni otro tipo de poder aparte del que Dios provee. El apóstol hace
aquí una referencia muy clara de que los soldados cristianos no deben, ni pueden vivir,
ni moverse sin estar completamente armados, debidamente equipados12 y que nunca
deben olvidar que los vencedores son los conquistadores, y que para conquistar hay que
luchar 13. La realidad principal presentada en el libro de Efesios es que nosotros como
creyentes, estamos en Cristo y somos uno con él. Su vida es nuestra vida, su poder

9 Tolbert Malcolm, (Efesios, El Nuevo Pueblo De Dios. (Buenos Aires: CBP, 1979)

10,14John MacArthur, (Comentario Del Nuevo Testamento: Efesios. Grand Rapids: Ed. Portavoz, 2002)
11Ernesto Trenchrard, Pablo Wickham, (Una Exposición De La Epístola A Los Efesios. Madrid: Editorial Literatura
Bíblica, 1980)

12 Curtis Vaugham, Efesios. (Grand Rapids: Editorial Zondervan, 1977)

13 Guillermo Hendricksen, (Comentario Del Nuevo Testamento: Efesios. Grand Rapids: Subcomisión De Literatura Cristiana,
1984)

7
nuestro poder, su verdad la nuestra, su camino nuestro camino pero también su lucha es
la nuestra y es una lucha encarnizada y a muerte en la que debemos estar
completamente preparados14.
“Toda la armadura” es un solo término en griego: πανοπλίαν. La armadura de la que se
habla aquí es la que usaba el Hoplita o soldado de infantería en las legiones romanas.
Satanás es un enemigo fuerte, de modo que Pablo nos exhorta a que nos fortalezcamos.
Pablo sabía que la carne es débil (Mc 14.38) y que podemos vencer únicamente en el
poder de Dios y su armadura. Es necesario hacer notar que antes de que Pablo nos diga
en el versículo 11 que estemos firmes, en el versículo 10 nos ordena fortalecernos 15.. El
cuadro que Pablo pinta en este pasaje da la impresión de un inevitable encontronazo y
aquel que no este verdaderamente firme y bien armado será llevado de encuentro 16.
ηὴν πανοπλίαν ηοῦ θεοῦ “La armadura de Dios”. Pablo describe con estas palabras el
equipo de guerra del soldado cristiano, pero la frese es muy ambigua, es posible que
Pablo trate de definir con estas palabras a la armadura que le pertenece a Dios y que ha
sido fabricada por el, que es la misma armadura con la que es descrito en el Antiguo
Testamento, de modo que la idea presentada puede ser que Dios comparte su armadura
con todos aquellos que se unan a su ejercito 17.
ζηῆναι “Estar firmes o erguidos” cuando se utilizaba en un sentido militar aludía al
concepto de mantener una posición de importancia crítica mientras se está bajo ataque 18.
ηὰρ μεθοδείαρ Término del cual se deriva la palabra método en nuestro idioma, implica
el concepto de sagacidad y engaño (4:14). El término se usaba con frecuencia para
hablar de un animal salvaje que asechaba con cautela y luego se lanzaba en forma
inesperada y sorpresiva sobre su presa 19. Ahora bien, esta expresión que aparece aquí
“métodos astutos” sería hueca y sin sentido si no le damos un contexto bíblico. Algunas
de las artimañas que el enemigo utiliza son: mezclar la vedad con la mentira Gen 3, citar
erróneamente las escrituras Mat 4:16, disfrazarse de ángel de luz 2 Co 11.14, e inducir
a sus ministros para que hagan lo mismo 2 Co 11:13, fortalece la creencia en la mente

15Warren Wiersbe, (Bosquejos Expositivos de la Biblia, Grand Rapids: Caribe-Betania.1998)


16 Ernesto Trenchrard, Pablo Wickham, (Una Exposición De La Epístola A Los Efesios. Madrid: Editorial Literatura
Bíblica, 1980)
17 Tolbert Malcolm, (Efesios, El Nuevo Pueblo De Dios. (Buenos Aires: CBP, 1979)

18,19 John MacArthur, (Comentario Del Nuevo Testamento: Efesios. Grand Rapids: Ed. Portavoz, 2002)

8
humana de que él ni siquiera existe y sobre todo prometer al hombre que por medio de
la desobediencia y las malas actuaciones se puede llegar a obtener el bien Lc 4:16.
6: 12 porque no estamos luchando contra gente de carne y hueso, sino contra
malignas fuerzas espirituales del cielo, la cuales tiene mando, autoridad y dominio
sobre este mundo oscuro. (ὅηη νὐθ ἔζηηλ ἡκῖλ ἡ πάιε πξὸο αἷκα θαὶ ζάξθα ἀιιὰ πξὸο
ηὰο ἀξράο, πξὸο ηὰο ἐμνπζίαο, πξὸο ηνὺο θνζκνθξάηνξαο ηνῦ ζθόηνπο ηνύηνπ, πξὸο ηὰ
πλεπκαηηθὰ ηῆο πνλεξίαο ἐλ ηνῖο ἐπνπξαλίνηο.)
Éste pasaje encuentra un eco en Rom 8:38,39 y Col 1:19. Una de las estrategias mas
efectivas, y por ende uno de los peligros mas grandes para un creyente, es la ilusión
engañosa de que en realidad no se esta librando un conflicto con amenazas serias entre
el bien y el mal. Sin embargo es una realidad en el N.T. que Satanás y sus ángeles son
descritos a cabalidad como entes personales que existen, se mueven e influyen de
manera real en as vidas de las personas. Es la enseñanza bíblica que el enemigo que
enfrentamos es personal y peligroso, no es un mito como el mundo de hoy nos lo quiere
hacer creer 20. También San Pablo describe en este mismo versículo quien y que hace el
enemigo, la razón de esto es que el creyente que no conoce bien estos dos aspectos
cometerá dos errores graves: a. Se equivocara de objetico al atacar y b. Echará mano de
recursos que no le servirán en este tipo de batallas descritas en esta porción bíblica.21
La palabra traducida aquí como lucha (πάλη) se usaba en los tiempos de pablo para las
luchas olímpicas en donde se enfrentaban cuerpo a cuerpo dos individuos.22
“Contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este
siglo” No es claro lo que Pablo trató de explicar por medio de esta frase, y los
principales teólogos no se logran poner de acuerdo, pero algo que si queda claro a través
de este pasaje es que nuestros enemigos mas grandes no están en el mundo que vemos
sino en el que muchas veces no podemos ver y que las fuerzas de oscuridad de Satanás
están muy bien organizadas y estructuradas para emprender una guerra que sea lo mas
destructiva posible.23

20 G. H Lacy, (Comentario Sobre La Epístola De Los Efesios. El Paso, Texas: CBP, 1946)

21Ernesto Trenchrard, Pablo Wickham, (Una Exposición De La Epístola A Los Efesios. Madrid: Editorial Literatura
Bíblica, 1980)

22 John MacArthur, (Comentario Del Nuevo Testamento: Efesios. Grand Rapids: Ed. Portavoz, 2002)
23,26 John MacArthur, (Comentario Del Nuevo Testamento: Efesios. Grand Rapids: Ed. Portavoz, 2002)

9
6: 13 por eso tomen toda la armadura que Dios les ha dado, para que puedan
resistir en el dia malo y, y después de haberse preparado bien, mantenerse firme.
(Δηὰ ηνῦην ἀλαιάβεηε ηὴλ παλνπιίαλ ηνῦ ζενῦ, ἵλα δπλεζῆηε ἀληηζηῆλαη ἐλ ηῇ ἡκέξᾳ
ηῇ πνλεξᾷ, θαὶ ἅπαληα θαηεξγαζάκελνη ζηῆλαη.)
Debido a que la lucha no es “contra carne y sangre” v.12, el cristiano no puede librarla
en el poder de su propia carne y sangre 2 Co 10:3-5. Primero que todo es la batalla de
Dios y solo puede ser peleada en el poder de Dios y con su armadura Hendricksen, de
ésta base parte el pensamiento paulino que se desarrolla en esta porción de la carta a los
efesios
“Por tanto, tomad” (ἀναλάβεηε) en lugar de vestíos, pablo usa aquí este verbo que
significa “tomar o recoger” que es la expresión militar mas común para referirse al acto
de armarse uno mismo. Lo que insinúa el apóstol es que los implementos para resistir en
la batalla yacen a los pues el soldado cristiano, listos para ser usados 24, deja claro que la
armadura de Dios esta preparada, pero hay que ponérsela, y esto escosa de cada uno 25.
καὶ ἅπανηα καηεπγαζάμενοι ζηῆναι “y todas las cosas habiendo realizado estar
erguidos”. La cuestión definitiva en esta batalla que Pablo plantea no tiene que ver con
lo que un creyente haya logrado en el pasado, sino con el hecho de que una vez que
termine la batalla y “el humo se haya desvanecido” pueda estar de pie, fiel, firme y
verdadero delante del Señor. La pregunta no es ¿Quién entrará en la batalla? sino
¿Quién estará de pie cuando esta termine? Una vez más se recalca la creciente necesidad
que el ser humano tiene de estar del lado correcto y armado de manera adecuada.
No podemos saber con exactitud cuándo, cómo y dónde nos atacará el enemigo. Por
tanto necesitamos tener puesta toda la armadura de Dios en todo momento.26
14 asi que manténgase firme, revestidos de la verdad y protegidos por la rectitud.
(ζηῆηε νὖλ πεξηδωζάκελνη ηὴλ ὀζθὺλ ὑκῶλ ἐλ ἀιεζείᾳ θαὶ ἐλδπζάκελνη ηὸλ ζώξαθα
ηῆο δηθαηνζύλεο)
Pablo hace referencia aquí a la túnica y el cinturón que la sujetaba. Era la pieza
fundamental del conjunto, las demás se colocaban después y encima de ella. Esa túnica
era el uniforme básico que les recordaba que pertenecían al ejército del imperio. Bajo la
consigna de que “una espada reluciente con una túnica llena de agujeros no concuerda”

24 Curtis Vaugham, Efesios. (Grand Rapids: Editorial Zondervan, 1977)

25 Max Zerwick, (Efesios. (Grand Rapids: Editorial Zondervan, 1977)

10
el soldado estaba obligado a mantener limpio, sin arrugas y sin remiendos su túnica.
Una túnica bien sujeta, correctamente colocada era la base para colocar y usar bien todo
o demás. Trenchard. Servía también para sujetar la vaina que llevaba la daga o
mavcaira.
ἀληθείᾳ Esta palabra se refiere básicamente al contenido de aquello que es cierto y
conforme a la realidad.27 Pero en este pasaje no debe ser entendida como la verdad en
forma subjetiva, para Pablo la verdad era la realidad y veracidad divina encarnada en
Cristo; no una mera teoría sino una compañía real que cubre y arropa al cristiano.28 Por
eso la Biblia enseña que la verdad no es algo, es alguien. Por ende estar ceñidos con la
vedad equivale a mostrar una actitud de compromiso genuino. Es la marca del creyente
sincero que abandona la hipocresía y el fingimiento.29 Representa una verdad que se ve
externamente, que no es solo un mero conocimiento teórico. El pasaje hace la aclaración
de que el creyente debe estar completamente vestido de la verdad, que en él no debe
existir ningún espacio para la mentira, y que no debe esconderse dentro de ninguna
clase de engaño.

VERSÍCULO14 b
La coraza (θώπακα) Ningún soldado romano salía a la batalla sin su coraza, una pieza
sola y sin mangas que le cubría todo el dorso, se colocaba encima de la túnica y junto
con esta llegaba a ser una sola pieza. En muchos casos se hacia de cuero, metal o tela
gruesa.30Juntas cuidaban el frente y la espalda, esta pieza correctamente colocada no
dejaba vulnerable ningún lugar, la función de esa pieza de la armadura es obvia:
proteger el corazón, los pulmones, los intestinos y las vísceras. Este pasaje es una
referencia directa a Isa 59:17. El pasaje aquí esta hablando de justicia como concepto de
rectitud moral. La túnica (verdad) va por dentro, y la coraza (justicia/rectitud) se notaba
por fuera, lo mismo es en la vida espiritual.31

27
Gerhard Kittel, Diccionario Teológico Del Nuevo Testamento. (Grand Rapids: Libros Desafío, 2002)
28
Tolbert Malcolm, (Efesios, El Nuevo Pueblo De Dios. (Buenos Aires: CBP, 1979)
29,30
John MacArthur, (Comentario Del Nuevo Testamento: Efesios. Grand Rapids: Ed. Portavoz, 2002)

31
Ernesto Trenchrard, Pablo Wickham, (Una Exposición De La Epístola A Los Efesios. Madrid: Editorial Literatura
Bíblica, 1980)

11
ἐνδςζάμενοι Vestirse, rodearse, sujetarse de manera segura completamente con la
verdad.

δικαιοζύνηρ Es la palabra que en este texto de traduce como justicia, pero Pablo no
está hablando aquí de la justicia imputada sino de la impartida puesto que el apóstol a lo
largo de sus cartas usa esta palabra para referirse a la rectitud que tiene su base o que
surge de la obediencia a la verdad o palabra de Dios. Tiene que ver con la rectitud moral
que es originada como resultado de una correcta percepción y uso de la justicia
imputada. Hace énfasis en la justicia de vida, hecha posible por la vida creada en
nosotros por Cristo Rom 13:12,14, aquí la justicia tiene una connotación de rectitud,
una sola dirección una sumisión sin doblez a la voluntad de Dios, una justicia practica
que surge de una existencia vivida en obediencia ala voluntad de Dios. Nos protege de
las derrotas espirituales que vendrían seguramente de una conciencia acusadora y una
vida impura porque cuando un hombre esta revestido de la justicia es inexpugnable.
Porque es claro que no son las palabras las que defienden contra la acusación sino la
vida buena y recta. “La única manera de enfrentar las acusaciones contra el cristianismo
es demostrar cuan bueno y recto puede ser un cristiano.32
De una manera poética se podría decir que esta coraza ha sido fabricada en los
sufrimientos y en la muerte del hijo de Dios, y por lo tanto ha sido más que probada.

6: 15 esten siempre listos para salir anunciar el mensaje de la paz. (θαὶ


ὑπνδεζάκελνη ηνὺο πόδαο ἐλ ἑηνηκαζίᾳ ηνῦ εὐαγγειίνπ ηῆο εἰξήλεο.)
Además de ser hecho con material resistente y durable para proteger sus pies, el calzado
de los soldados romanos tenía en sus suelas incrustaciones de metal para darle mayor
agarre al subir una cuesta resbalosa, y mayor estabilidad en el combate sobre cualquier
terreno.
Una posible traducción de este texto podría ser “vuestros pies calzados con la velocidad
que el evangelio de paz os da”. El calzado daba firmeza a sus pies capacitando al
soldado para pasar por diversos tipos de terrenos sin lastimarse, es lo que les daba
seguridad a sus pasos, les permitía moverse con libertad y rapidez, de la misma manera
el evangelio trae seguridad, libertad y paz 33 lo que convierte a este versículo en un símil
maravilloso y perfecto del evangelio y sus efectos. Muchas de las victorias de Alejandro

32 William Barclay (Gálatas Y Efesios. Buenos Aires: Ed. La Aurora, 1973)


33 Tolbert Malcolm, (Efesios, El Nuevo Pueblo De Dios. (Buenos Aires: CBP, 1979)

12
Magno y Julio Cesar se atribuyeron a su cuidado en proveer de buen calzado a sus
soldados.34
ἑηοιμαζίᾳ tiene el significado general de preparación y aislamiento. En tito 3:1 Pablo
emplea el término para exhortar a los creyentes: a “que estén dispuestos a toda buena
obra”
Hay un contraste pues lo que cubre y prepara los pies del soldado para la guerra es la
paz del evangelio. Es una referencia a la paz interna que el soldado cristiano tiene por
medio del evangelio de Cristo, una paz que, como dijo el apóstol Pedro, sobrepasa todo
entendimiento, una paz interna que no es perturbada por nada de lo que esté pasando en
el exterior del soldado, una paz que no desaparece aun estando en medio de la guerra
mas fiera. El pensamiento que Pablo desarrolla aquí es el siguiente “Estoy en paz con el
único que verdaderamente me podría destruir” por lo tanto el enemigo que ahora tengo
que enfrentar no será un problema. El pasaje habla de que al tener un sentido de paz con
Dios y vivir en tranquila comunión con Él (Que es el propósito y resultado del
evangelio) le permite al soldado lanzarse “Un guerrero así marcha sin miedo a
cualquier batalla” “Un soldado sin paz en su interior morirá en cualquier guerra por
insignificante que ésta sea” Las tres piezas descritas hasta ahora eran las de rigor para el
soldado romano. De la correcta colocación de estas dependía el buen uso de las armas
que restan. Es un recordatorio de lo que estoy haciendo, a que tipo de actividad de
dedico y me dedicaré, es el tipo de calzado que no se puede usar para otra cosa, los pies
calzados con el evangelio son el antitipo de los pies presurosos para el mal (cf. Prov.
6:18) “vuestros pies calzaos con la velocidad que el evangelio de paz os da” (traducción
libre). Es una referencia a la paz interna que experimenta el soldado cristiano mediante
las promesas y verdades del evangelio, no importa lo que pase a su alrededor, un
cristiano así marcha siempre hacia adelante sin temor ni turbación.35 Cada vez que el
enemigo viene a atacarnos, nuestros pies están arraigados con firmeza en el terreno
sólido del evangelio de la paz, por medio del cual Dios pasó de ser nuestro enemigo a
ser nuestro defensor, por lo tanto, como se dijo son anterioridad, no hay nada ni nadie a
quien temer.

34,35
Ernesto Trenchrard, Pablo Wickham, (Una Exposición De La Epístola A Los Efesios. Madrid: Editorial Literatura
Bíblica, 1980)

13
6: 16 sobre todo, que su fe sea el escudo que los libre de las flechas encendidas del
maligno. (ἐλ πᾶζηλ ἀλαιαβόληεο ηὸλ ζπξεὸλ ηῆο πίζηεωο, ἐλ ᾧ δπλήζεζζε πάληα ηὰ
βέιε ηνῦ πνλεξνῦ [ηὰ] πεππξωκέλα ζβέζαη·)

θςπεὸν El escudo que aquí se menciona es el que usaba la infantería, tenía las
siguientes dimensiones: 125cm. De largo X 76cm. de ancho y se sostenía generalmente
con la mano izquierda. Los escudos pequeños y redondos eran llevados por los soldados
de caballería. Por las dimensiones de éste la mejor forma de protegerse era sujetarlo con
todas las fuerzas y esconderse completamente en él. El escudo romano tenía unos
ganchos y anillos laterales que les permitían unirlos a los de sus compañeros de cada
lado cuando así convenía al desarrollo de la batalla. Formando de este modo una pared
móvil tan fuerte que había pocos que la podían resistir. Se dice que era terrible cuando
las filas de infantería, unidas de esta manera, avanzaban contra el enemigo cuando la
batalla se desarrollaba en una llanura, porque literalmente barrían y aplastaban al
enemigo.
βέλη palabra utilizada para definir una serie de armas de largo alcance tales como dardo
y flechas, estas últimas ultimas eran empapadas en brea y posteriormente encendidas
para luego ser lanzadas, cuando hacían impacto herían y también quemaban a su
objetivo.
πίζηεωρ la fe definida por esta labra no es un simple concepto, aplicada en el contexto
del cristianismo es una consagración personal a Jesucristo y una relación personal con el
se estrictamente macada por la confianza y entrega tota.36 Representa una confianza que
cubre y protege (ver Jn. 5:4y5), una plena y perfecta confianza en Cristo,37 y de manera
concreta no es la confianza en Dios, sino Jehová mismo el que se convierte en el
poderoso escudo que se sitúa entre el soldado de Cristo y el enemigo ver Gen 15:1,
Salm 144.2, la fe nos protege sin embargo, no por algún poder inherente en ella, sino
porque nos pone en contacto con Dios y, como se mencionó con anterioridad, lo
interpone a Él entre el enemigo y nosotros. “El poder de la fe es directamente
proporcional al poder y fidelidad que tiene aquel en quien se deposita la confianza”. “Si

36 Tolbert Malcolm, (Efesios, El Nuevo Pueblo De Dios. (Buenos Aires: CBP, 1979)

37 William Barclay (Gálatas Y Efesios. Buenos Aires: Ed. La Aurora, 1973)

14
un solo soldado bien armado, fuerte y confiado representa un peligro para el enemigo
!cuanto más no lo será un grupo de ellos! 38
La fe es lo que vence a cualquier enemigo (1 Jn 5.4). A medida que el creyente usa el
escudo de la fe, apaga los dardos de fuego de la incredulidad y la duda.

6: 17 que la salvación sea el casco que proteja su cabeza, y que la palabra de Dios
sea la espada que les da el espritu santo (Καὶ ηὴλ πεξηθεθαιαίαλ ηνῦ ζωηεξίνπ
δέμαζζαη, θαὶ ηὴλ κάραηξαλ ηνῦ πλεύκαηνο, ὅ ἐζηηλ ῥῆκα ζενῦ·)
Aquí hay un problema de traducción porque la raíz del verbo mencionado en este pasaje
δέξαζθαι que se traduce como “tomad” en RV60 en realidad es “recibid”. En otras
palabras Pablo no le dice al creyente que tome el yelmo sino que lo reciba. δέξαζθαι
Esta palabra podría traducirse como “recibid, aceptad, dad la bienvenida” al yelmo de la
salvación, y puede traducirse como “asid o asirse fuertemente de algo” 39
πεπικεθαλαίαν Yelmo o casco, en el periodo herodiano los yelmos griegos y romanos
hechos tanto de bronce como de cuero se usaban extensamente Hendricksen. Protegía
la cabeza de algún golpe mortal
Siguiendo el orden presentado aquí, esta pieza era de las ultimas en ponerse, y
generalmente se necesitaba la ayuda de otro para ponérselo, protegía la cabeza contra un
golpe mortal. Es una referencia a la certeza que el creyente debe tener en la salvación
completa que tiene en Cristo Jesús.40La salvación es situada por pablo en la cabeza
porque es una decisión racional, cuando la mente esta guardada por la convicción de la
salvación los malos pensamientos no tienen cabida, el enemigo ataca con ellos pero
“rebotan”, por así decirlo, en el yelmo (casco) de la salvación. La seguridad firme de
que se es realmente salvo y que no puede ser eternamente dañado por el adversario es
un yelmo fuerte en el tiempo de batalla espiritual. Protege contra el temor cobarde,
mientras se recuerde continuamente que la salvación es una posesión actual, es decir,
que es nuestra hoy, estaremos seguros. Protege también de los pensamientos y complejo
de culpabilidad. El perdón se acepta en la mente, aunque no se sienta es real, de esa
manera es una convicción (en la mente) no una emoción ni un sentimiento pasajero. La

38Ernesto Trenchrard, Pablo Wickham, (Una Exposición De La Epístola A Los Efesios. Madrid: Editorial Literatura
Bíblica, 1980)
39 Curtis Vaugham, Efesios. (Grand Rapids: Editorial Zondervan, 1977)

40Ernesto Trenchrard, Pablo Wickham, (Una Exposición De La Epístola A Los Efesios. Madrid: Editorial Literatura
Bíblica, 1980)

15
convicción de la salvación en Cristo nos da el perdón de los pecados pasados y la
fortaleza para vencer los pecados futuros. La seguridad de que, pase lo que pase, la
victoria final esta segura. La certeza de que la guerra esta ganada y que la nuestra solo
es una batalla.41

VERSÍCULO17 b
Aquí se pasa del equipo para defensa al de ataque (ηὴν μάσαιπαν) lo curioso es que esta
palabra no designa la espada grande que tenia un largo alcance, mas bien es una especie
de daga que se usaba para el combate cuerpo a cuerpo. La majaira era una daga que
llevaba el soldado de infantería, no era la espada larga que generalmente usaban los
oficiales o los jinetes, la palabra que designa a este tipo de espada es romfaia ver Apoc
19:5.42 En este pasaje se usa ῥῆμα que se puede traducir como “una palabra” y no la
palabra, como una palabra adecuada en el momento preciso (ver Mat10:19) el creyente
recibirá las indicaciones correctas en el momento adecuado.43

6: 18 no dejen ustedes de orar rueguen y pidan a Dios siempre, guiados por el


espíritu santo, manténgase alerta, sin desanimarse y oren por toso el pueblo de
Dios. (δηὰ πάζεο πξνζεπρῆο θαὶ δεήζεωο πξνζεπρόκελνη ἐλ παληὶ θαηξῷ ἐλ πλεύκαηη,
θαὶ εἰο αὐηὸ ηνῦην ἀγξππλνῦληεο ἐλ πάζῃ πξνζθαξηεξήζεη θαὶ δεήζεη πεξὶ πάληωλ ηῶλ
ἁγίωλ,)
πποζεςσόμενοι el tiempo en gerundio indica una acción constante que condiciona todas
las acciones anteriores, es decir el que no esta orando constantemente no podrá
“fortalecerse, vestirse de la armadura ni estar firme”. La oración es importante en cada
fase de la lucha, es decir, ANTES al colocarse la armadura, DURANTE mientras dura
el combate y DESPUES cuando se ganó la batalla. “perseverar...velando” otro
gerundio44.
Se ha discutido mucho el lugar que la oración tiene en este pasaje, también han surgido
preguntas en torno a si Pablo no encontró un elemento en la armadura romana para

41,43,45
Tolbert Malcolm, (Efesios, El Nuevo Pueblo De Dios. (Buenos Aires: CBP, 1979)
42,44
Ernesto Trenchrard, Pablo Wickham, (Una Exposición De La Epístola A Los Efesios. Madrid: Editorial Literatura
Bíblica, 1980)

16
compararla con la oración45; pero una buena explicación es considerada como la
séptima arma, no en términos físicos, sino como la única manera para recibir la
estrategia de batalla que lo llevará a la victoria. Mediante ella se reciben instrucciones
de cómo ponérsela, como y cuando usarla. Recordemos que un soldado puede tener
puesta la mejor armadura y sin embargo ser completamente inútil en la batalla si no
sabe como y cuando usarla, tampoco tendrá utilidad si no esta en el lugar debido y en el
tiempo oportuno. Todo esto se logra a través de la oración. “En todo tiempo” el
soldado/cristiano debe estar en constante comunicación con su comandante a cada
momento de la batalla.
Debe ser constante, intensa (pues un a oración floja no llega a ninguna parte, ni
consigue nada)
No debe ser egoísta. “Debemos aprender a orar tanto y tan intensamente por los demás
como por nosotros46” todos somos un solo ejercito y la derrota de uno puede provocar la
derrota de todos, de allí la necesidad de orar por los compañeros de batalla.
A continuación Pablo pasa a describir ¿cómo, cuándo y dónde? puedo conseguir tan
poderosa armadura.
V.18a El cómo lo contesta con la frase “Mediante toda oración y suplica”, el cuándo lo
responde con la frase “En todo tiempo”, y la razón es porque la lucha es continua, no
hay tregua, es una sucesión de batallas cada vez mas fuertes hasta que en el día final
Cristo nos ayude a ganar la guerra. Es interesante que Pablo termina esta sección dando
énfasis en la oración destacando que debemos orar en todo tiempo, con toda oración y
suplica, con toda perseverancia y por todos los santos ver 6:19.47
V.18b como se comentó en el versículo anterior, finalmente el pasaje nos insta a pedir
por nosotros mismos, luego nos pide que clamemos a favor de los otros creyentes,
nuestros compañeros de guerra que están en la misma batalla, para que puedan también,
mediante la oración, encontrarse completamente cubiertos por la armadura divina.

Aplicación teológica
Después de examinar la armadura, el porqué de su necesidad en la vida del cristiano,
dónde y cómo conseguirla, pasaremos a responder la siguiente pregunta ¿Cómo
protegió esta armadura a Cristo?, pues partiendo de su experiencia en la utilización

46 William Barclay, (Gálatas Y Efesios. Buenos Aires: Ed. La Aurora, 1973)


47 Tolbert Malcolm, (Efesios, El Nuevo Pueblo De Dios. (Buenos Aires: CBP, 1979)

17
óptima de la armadura encontraremos la respuesta a la última pregunta que nos queda:
¿Cómo se usa el armamento divino? Y para esto analizaremos Mateo 4, desde la
perspectiva que crea el pasaje que ha sido objeto de el presente informe exegético.
VERSÍCULOS 2y3 PRIMER ATAQUE DEL ENEMIGO
Note como el enemigo trata de tomar partido de la debilidad física de Cristo y lanza sus
dardos (palabras), el objetivo es atacar la rectitud de los propósitos de Cristo y desviarlo
de su cometido en esta tierra, es decir el servicio a otros, para que transite por el camino
de la autocomplacencia. ¿Qué lo cuido de este ataque? Efectivamente la coraza de
justicia, de la rectitud, Jesús tenía claro que no era justo ni recto usar su posición y
poder para satisfacer sus propias necesidades (Nótese como Jesús se defiende con la
coraza y luego ataca con la palabra) Así elimina el primer ataque.
De mucha importancia es que, en el primer ataque Jesús tuvo la oportunidad de atacar
porque estaba resguardado por la coraza, de aquí aprendemos la importancia que en el
conflicto tiene la rectitud del cristiano, que mas que legalismo es la única defensa contra
los ataques del enemigo. He aquí la necesidad de amar y seguir la rectitud, de buscar la
justicia y estar cubierto de ella. Cuando no tengo un concepto claro de lo que es recto o
éstos no están bien arraigado en mí, se me hará muy fácil usar mis talentos y posición
para beneficio propio y olvidarme que no fue para eso que me fueron dados.
VERSÍCULO 5 SEGUNDO ATAQUE.
Usa la mentira (una verdad a medias) palabras para lograr que se auto destruyera. Lo
extraño es que primero lo tienta para que se auto ayudara y luego para que se
autodestruyera. Nuevamente lo ataca con palabras de mentiras ¿Qué parte de la
armadura lo defendió? Estaba completamente ceñido de la verdad y por eso pudo
descubrir la verdad a mediad que el enemigo le lanzó.
VERSÍCULOS 8Y9 TERCER ATAQUE
¿Con que lo atacó en la tercera ocasión? El enemigo sabía que el objetivo de Cristo era
recuperar el reino perdido por Adán, y el único camino para lograrlo era el camino de la
cruz. Satanás nuevamente trata de desviarlo de su camino ofreciéndole uno mas corto,
más fácil. “póstrate y adórame” era la única condición para recibir los reinos de éste
mundo, “sin sufrimiento, sin desprecios, sin cruz, solo postrarse y adórame”- fueron las
palabras de Satanás- ¿Qué parte de la armadura lo protegió del tercer ataque? La
respuesta la encontramos al entender que Satanás esta pidiendo un tipo de adoración
reservada para ocasiones especiales y que se le da solo a Dios. Hay dos ejemplos que
ilustran esto: Moisés frente a la zarza (Éxodo 3) y Josué frente al Ángel de Jehová

18
(Josué 5:13-15), en ambas ocasiones se les pide a los adoradores que se quiten sus
sandalias antes de postrarse, ¿Qué es lo primero que nos vemos cuando nos disponemos
a arrodillarnos? En esta ocasión la parte de la armadura que lo protegió fue el calzado
del evangelio, este no le permitió deslizarse y caer, ese tipo de calzado le recordó que le
había sido dado para transitar el camino a la cruz y que con ellos no se podía caminar
por otro sendero. “no puedo quitármelas” se dijo Cristo, y al tomar conciencia de esto se
dispuso a atacar otra vez con la daga de la palabra. ¡Largo de aquí! (gr. uJpage) este
verbo por la preposición que lleva añade la idea de humillación en el acto de apartarse,
es el empujón final que se le da a un enemigo vencido para que se quite del camino
porque estorba. En este pasaje se ilustra la formula de éxito que se encuentra sintetizada
por Santiago en su epístola: “Someteos, pues a Dios; resistid al diablo, y huirá de
nosotros” (4:7)

Conclusión
El mensaje de Pablo a los Efesios sigue teniendo la misma fuerza que cuando fue escrita
hace casi dos mil años, y la razón de esto es que la guerra que empezó en el cielo
(Apoc12) entre Cristo y Satanás sigue vigente hasta el día de hoy; y no solo esto, sino
que a medida se va acercando el fin de este mundo y del pecado dicha guerra se tornará
aun mas encarnizada, sangrienta y fuerte.
Desde el inicio de dicha guerra, y hasta que acabe, no habrá un solo momento de tregua;
por lo que es una imperiosa necesidad para cada creyente el estar completamente
vestido con la armadura de Dios y poder así hacer frente a los embates de Satanás y sus
servidores. En este tiempo de incredulidad y escepticismo más que nunca necesitamos
la verdad de Jesús y su palabra, hoy que vivimos en tiempos en que, a causa de la
mediocridad y la hipocresía de falsos cristianos, el cristianismo está en entre dicho
necesitamos cubrir nuestra vida de la justicia practica que surge del correcto uso y
recepción de la justicia imputada de Cristo Jesús. En esta época en la que el movimiento
cristiano esta siendo bombardeado por diferentes corrientes y “nuevos descubrimientos”
que ponen en tela de juicio la veracidad y la importancia del evangelio para la
humanidad debemos calzarnos con el apresto del evangelio y defenderlo mediante una
predicación apasionada y respaldar lo que enseñamos con nuestra vida, ya sea
viviéndola de manera genuina o estando dispuestos a derramar nuestra sangre por causa
del evangelio como lo hicieron antaño los santos de la iglesia primitiva en los primeros
siglos. Es en este periodo que emula los tiempos antediluvianos con sus falsos profetas e

19
intelectuales que niegan la inminente venida de Jesús y el juicio final que debemos
llenar nuestra mente con la certeza de su parusía recordando siempre que este no es
nuestro hogar y que nuestra ciudadanía está en los cielos y no aquí. Es aquí y ahora que,
en medio de las múltiples voces que nos invitan a cambiar de bando, a vivir de acuerdo
a nuestro capricho y en contra de la palabra y la ley de Dios, debemos empuñar con
todas nuestras fuerzas la espada del Espíritu que es la rhma de Dios, esa palabra
oportuna que nos protege de todas y cada una de las mentiras que hoy están siendo
predicadas en el nombre de la verdad. Y todo esto solamente lo podrem
os lograr estando en comunión con el Padre celestial mediante la oración, una oración
que sea constante, ferviente, sin egoísmo, una oración real y a corazón abierto. Un estilo
de vida así, marcado por el uso de todas las armas descritas en efesios 6:10-18 es la
única y segura salvaguardia en esta guerra sin tregua en la que estamos inmersos.

20