Está en la página 1de 2

Integrantes: Lahura Montealegre Ortiz, Angie Ruiz Vaca, Felipe Mahecha Higuera, Maria

Francisca Gonzales, Lina Espitia Diaz.

Grupo: Patología cuarto semestre A.

APENDICITIS AGUDA

Etiología:
Hiperplasia de folículos linfoides: Causa más frecuente, si se infectan por un microbio se
inflaman, crecen y obstruyen la lu. En edades jóvenes (10 – 30 años) el organismo es más
propenso.
Apendicolito o fécalito: Segunda causa más frecuente, Cuando un pequeño fragmento de
excremento ocluye la luz apendicular.
Cuerpos extraños: Un elemento extraño ingerido puede ocluir la luz apendicular si tiene el
tamaño adecuado.
Microorganismos y parásitos: Obstruyen directamente la luz porque inflaman los folículos
linfoides, el microorganismo más frecuente por la cual se presenta es la yersinia. (Bacteria)
Tumores: Caso raro, pero puede provocar apendicitis, puede ser en el propio apéndice o
en el colón.

Patogenía:
Aumento progresivo de presión intraluminal que compromete el flujo de salida venoso.
50 – 80% obstrucción evidente de la luz.
Mayor Incidencia en género femenino.
Lesión isquémica y estasis de contenido luminal induce a la proliferación bacteriana, activa
respuesta inflamatoria como edema tisular e infiltrado de neutrófilos en la luz, pared
muscular y tejidos blandos periabdominales.

Alteraciones estructurales:
Apendicitis precoz: Primera fase de la enfermedad, Pequeño infiltrado de neutrófilos
perivascular en todas las capas de la pared del apéndice (Su mayoría en la mucosa y
submucosa), respuesta inflamatoria transforma capa serosa brillante normal del apéndice
en una superficie eritematosa de aspecto mate granular.
Apendicitis supurativa: Segunda etapa de la apendicitis, se forman abscesos focales al
interior de la pared muscular. Se debe tomar decisión de sacar el apéndice.
Apendicitis gangrenosa: Tercera etapa de la apendicitis, existe ulceración hemorrágica y
necrosis gangrenosa hasta alcanzar la serosa. Se asocia con turuta y peritonitis supurativa.
Puede causar la muerte.

Alteraciones funcionales: El apéndice es un reservorio de bacterias que constituyen la


flora normal, sin embargo al retirarse no alteran la función normal de un individuo.
Manifestaciones clínicas:
Síntomas: Dolor periabdominal, localizado en foca iliaca derecha, junto con fiebre,
nauseas, vómito.

Signos: Leucocitosis leve, signo de MC Burney (Hipersensibilidad en un punto situado a 2/3


de la distancia entre el ombligo y la espina iliaca anterosuperior derecha).

Diagnóstico: Ayudas dx: Hemograma, examen de orina, ultrasonido pélvico, rx abdominal


o te tórax, TAC abdominal y pélvico, en mujeres jóvenes y embarazadas resonancia
magnética de pelvis.

Pronóstico: El pronóstico depende de la etapa en la que fue detectada la enfermedad


junto al tratamiento realizado. Si se detecta e la fase de apendicitis precoz se tiene un
buen pronóstico junto a una buena recuperación, en la detección en una etapa tardía
puede dar lugar a peritonitis e incluso la muerte del paciente, un tratamiento inadecuado
como el uso de antibióticos puede causar un absceso apendicular que dificulta el
diagnóstico y la intervención.

Tratamiento: Siempre es quirúrgico “apendicectomía”, debe ser realizada a nivel del


hemiabdomen derecho, en caso de perforación o peritonitis se dificulta el tratamiento.