Está en la página 1de 30

MODULO 4

CURSO BASICO DE
DERECHOS HUMANOS

MECANISMOS DE
PROTECCIÓN
DE LOS DE LOS DERECHOS

Aula virtual
Formación para la Democracia
y la paz
Aula virtual
Formación para la Democracia

Módulo 4

Curso básico de
Derechos Humanos

Mecanismos de protección
de los derechos humanos

Santiago de Cali, 2018


Primera edición, 2018
Asociación Escuela Ciudadana
Reservados todos los derechos
Textos: Álvaro Sepúlveda Franco
Corrección de estilo: Carlos Pérez Muriel
Correo electrónico: escuelaciudadana@gmail.com
Santiago de Cali, Colombia, 2018
Tabla de Contenido
MODULO 4

Mecanismos de protección
de los derechos humanos

Objetivos del módulo......................................................................................5

1.- Mecanismos de protección de los derechos..............................................6

2.- Principio de buena fe............................................................................... 6

3.- Prohibición de requisitos y trámites innecesarios..................................7

4.- El Habeas Corpus.....................................................................................7

5.- El Habeas Data.........................................................................................8

6.- El Derecho de Petición............................................................................ 10

6.1.- Aspectos destacados del Derecho de petición.......................................16

7.- La acción de Tutela..................................................................................18

8.- Las acciones populares.............................................................................19

9.- Las acciones de grupo...............................................................................21

10.La acción de cumplimiento.......................................................................22

11. Los deberes Ciudadanos..........................................................................23

12. Concepto moderno de ciudadanía ..........................................................24

13.Actividades................................................................................................27

14. lecturas recomendadas...........................................................................28

15. Bibliografía...............................................................................................29
Objetivos del módulo

* Conocer los mecanismos e instrumentos para hacer efectivos y defender


los derechos y garantías de los ciudadanos.

Identicar las acciones y mecanismos de protección de los derechos.


*

* Conocer las consecuencias que pueden derivarse del incumplimiento de


los preceptos normativos.

* Efectuar un análisis sobre la acción de tutela, la acción de


cumplimiento y las acciones populares y de grupo.

* Conocer y reexionar sobre los deberes ciudadanos.

[5]
Aula Virtual Formación para la Democracia

1.- MECANISMOS DE PROTECCION DE LOS DERECHOS.

La constitución del 91 no solamente extendió el campo de los derechos fundamentales


constitucionales, al consagrar unos nuevos sino que además de los genéricos mecanismos
de protección y aplicación de los derechos, como son la separación de poderes, los principios
generales, la pedagogía de la constitución y la participación ciudadana, estableció otros
especícos.

Estos novedosos dispositivos para el amparo y atención de los derechos se encuentran en el


capítulo 4 del título II de la Carta política. En él se consagran tanto las máximas o normas
guías como los instrumentos para que el Estado y los ciudadanos puedan hacer valer sus
derechos de tal forma que no sucumban en meros sosmas o declaraciones que no cabe
practicar.

Se llama mecanismos de protección a las herramientas o instituciones jurídicas que tiene


el ciudadano, y aún el mismo Estado, para hacer valer los derechos consagrados en la
Constitución.

Con ellos, se evita que haya abusos sobre nuestros derechos, se exige su cumplimiento y se
garantiza su inviolabilidad.

Se fundamentan en lo dispuesto en el artículo 8° de la Declaración Universal de Derechos


Humanos que dispone: “Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los
tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos”.
Nuestra Carta política establece que la enunciación de los derechos y garantías contenidos
en la Constitución y en los convenios internacionales vigentes no debe entenderse como
negación de otros, que siendo inherentes a la persona humana guren expresamente en
ellos.

Igualmente dispone que en los tratados y convenios internacionales raticados por el


congreso, que contemplen los derechos humanos y prohíban su limitación en los estados de
excepción, prevalecen en el ordenamiento interno, igualmente sirven de fuente para la
interpretación de los derechos y deberes consagrados en la constitución nacional.

Seguidamente analizaremos brevemente alguno de estos principios, al igual que otros


derechos que se constituyen en sí mismos como mecanismos de protección como el derecho
de petición, el habeas corpus y el habeas data, igualmente analizaremos de manera más
detallada la acción de cumplimiento, la acción de tutela y las acciones populares y de
grupo.

2.- PRINCIPIO DE LA BUENA FE

Está consagrado en el artículo 83 de la Constitución, a su letra dice: Las actuaciones de los


particulares y de las autoridades públicas deberán ceñirse a los postulados de la buena fe,
la cual se presumirá en todas las gestiones que aquellos adelanten ante éstas.

La buena fe es la creencia de obrar conforme al propio derecho; o en otras palabras, es la


creencia o persuasión de que el acto realizado es lícito y justo. La buena fe es una
presunción jurídica, por lo tanto, tiene que ser desvirtuada por quien la ataca o intenta
desconocerla.

[6]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4
En virtud de este principio, las autoridades en sus relaciones con el ciudadano, deben
conar en él, creer lo que él dice, esto permite un cambio en las relaciones entre el
ciudadano y las autoridades.

De unas relaciones fundadas en la concepción del ciudadano como tramposo, pasaremos a


unas relaciones de conanza completamente distintas. Cuando un particular haga una
gestión o un trámite ante las autoridades públicas se debe siempre presumir la buena fe de
este. La presunción de buena fe busca que las autoridades actúen frente al particular con
ánimo de servicio en la solución de sus legitimas pretensiones.

Este principio ha sido sustituido por una general desconanza hacia el particular. Esta
concepción negativa ha permeado todo el sistema burocrático colombiano, el cual, so
pretexto de defenderse del asalto siempre mal intencionado de los particulares, se ha
convertido en una fortaleza inexpugnable ante el cual sucumben las pretensiones
privadas, enredadas en una maraña de requisitos y procedimientos que terminan por
aniquilar los derechos sustanciales que las autoridades están obligadas a proteger

3.- PROHIBICIÓN DE REQUISITOS Y TRAMITES INNECESARIOS

Se consagra la prohibición de que las relaciones cotidianas se inventen requisitos y


condicionamiento a los ciudadanos. Los funcionarios públicos tienen la tendencia a exigir
requisitos y trámites que no están previstos en la ley sino que son fruto de la desconanza
y la burocratización lo que atenta contra principios de la actividad administrativa como
son la eciencia, la economía, la celeridad y contra la moralidad administrativa

Con esta norma se pretende combatir la corrupción y la inmoralidad que tienen origen en
los rebuscados requisitos y absurdos trámites no previstos en la ley que exigen los
funcionarios públicos con el n de sacar en algunos casos ventajas económicas.

Los artículos 83 y 84 de la Constitución fueron reglamentados ampliamente con la


expedición del decreto 2150 de 1995 por medio del cual se suprimieron y reformaron
regulaciones, procedimientos, trámites y requisitos innecesarios que dicultaran el
ejercicio de las libertades ciudadanas. Con este decreto se pretende facilitar las relaciones
entre los ciudadanos y el Estado y erradicar la corrupción administrativa.

4.- EL HABEAS CORPUS

Es un recurso de origen anglosajón, (Carta Magna 1215) que está destinado a proteger a
las personas de las detenciones arbitrarias. Mediante la expedición del writ of habeas
corpus ad subjiciendum, el juez ordena la presentación ante él de la persona detenida para
que exponga las razones de su detención. Está consagrado en el artículo 30 de la
Constitución Colombiana como el derecho que tienen todas las personas de pedir su
libertad ante cualquier autoridad judicial cuando han sido capturadas o retenidas por
cualquier autoridad sin que la ley o la constitución lo autoricen, o cuando se prolonga
ilegalmente la privación de la libertad. Este recurso debe resolverse en el término de 36
horas

El Código de Procedimiento Penal, dene el habeas corpus como una acción pública, que
tutela la libertad personal cuando alguien es capturado con violación de las garantías
constitucionales o legales, o se prolongue ilegalmente la privación de su libertad. Este
derecho fue reglamentado mediante la ley 1095 de 2006 que dene el Habeas Corpus como

[7]
Aula Virtual Formación para la Democracia
un derecho fundamental y, a la vez, una acción constitucional que tutela la libertad
personal cuando alguien es privado de la libertad con violación de las garantías
constitucionales o legales, o esta se prolongue ilegalmente. Esta acción únicamente podrá
invocarse o incoarse por una sola vez y para su decisión se aplicará el principio pro homine.

El Hábeas Corpus no se suspenderá, aun en los Estados de Excepción.

Competencias: Son competentes para resolver la solicitud de Hábeas Corpus todos los
jueces y tribunales de la Rama Judicial del Poder Público. Cuando se interponga ante una
Corporación, se tendrá a cada uno de sus integrantes como juez individual para resolver
las acciones de Hábeas Corpus.

Garantías: Quien estuviera ilegalmente privado de su libertad tiene derecho a las


siguientes garantías:

1. Invocar ante cualquier autoridad judicial competente el Hábeas Corpus para que este
sea resuelto en un término de treinta y seis (36) horas.

2. A que la acción pueda ser invocada por terceros en su nombre, sin necesidad de mandato
alguno.

3. A que la acción pueda ser invocada en cualquier tiempo, mientras que la violación
persista.

4. A que la actuación no se suspenda o aplace por la interposición de días festivos o de


vacancia judicial.

5. A que la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General de la Nación invoquen el


Hábeas Corpus en su nombre.

6. La acción podrá ser ejercida sin ninguna formalidad o autenticación. Podrá ser
entablada verbalmente. No será necesario actuar por medio de apoderado.

5.- EL HABEAS DATA

El derecho al Habeas data ha cobrado importancia en los últimos años como consecuencia
del desarrollo del poder informático que ha servido para el manejo de datos personales
para variado propósitos en especial al servicio del mercado que organizan bancos de datos
de información nanciera, crediticia y comercial. Sin embargo este poder informático
puede convertirse en una forma de vulnerar derechos fundamentales como la igualdad, la
intimidad, el buen nombre o el derecho de defensa.

Por esta razón se consagró en el artículo 15 de la Constitución Política, así como el derecho
a la información establecido en el artículo 20 de la Constitución Política y se reglamento
mediante la ley 1266 de 2008.

El Habeas Data es el derecho constitucional que tienen todas las personas a conocer,
actualizar y recticar las informaciones que se hayan recogido sobre ellas en bancos de
datos, y los demás derechos, libertades y garantías constitucionales relacionadas con la
recolección, tratamiento y circulación de datos personales a que se reere el artículo 15
de la Constitución Política, así como el derecho a la información establecido en el

[8]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4
artículo 20 de la Constitución Política, particularmente en relación con la
información nanciera, crediticia, comercial, de servicios y la proveniente de
terceros países.

Derechos de los titulares de la información frente a los operadores de los bancos


de datos y las fuentes de información:

Frente a los operadores de los Bancos de datos:

Ejercer el derecho fundamental al hábeas data mediante el procedimiento de


consultas o reclamos.

Solicitar el respeto y la protección de los demás derechos constitucionales o


legales, mediante el procedimiento de reclamos y peticiones.

Solicitar prueba de la certicación de la existencia de la autorización expedida


por la fuente o por el usuario.

Solicitar información o pedir la actualización o recticación de los datos


contenidos en la base de datos.

Frente a las fuentes de información:

Solicitar actualización o recticación de datos

Solicitar prueba de la autorización

[9]
Aula Virtual Formación para la Democracia

6.- EL DERECHO DE PETICIÓN

El derecho de petición consagrado en la ley 1437 de 2011 (Código de Procedimiento


Administrativo y de lo Contencioso Administrativo) fue modicado recientemente,
mediante la ley 1755 de 30 de junio de 2015 de la siguiente manera:

Objeto del derecho de petición


Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las autoridades, por
motivos de interés general o particular, y a obtener pronta resolución completa y de fondo
sobre la misma.

Toda actuación que inicie cualquier persona ante las autoridades implica el ejercicio del
derecho de petición consagrado en el artículo 23 de la Constitución Política, sin que sea
necesario invocarlo.

Mediante el Derecho de petición un ciudadano puede solicitar:

a) El reconocimiento de un derecho, la intervención de una entidad o funcionario,

b) La resolución de una situación jurídica,

c) La prestación de un servicio,

d) Requerir información, consultar, examinar y requerir copias de documentos,

e) Formular consultas, quejas, denuncias y reclamos e interponer recursos.

El ejercicio del derecho de petición es gratuito y puede realizarse sin necesidad de


representación a través de abogado, o de persona mayor cuando se trate de menores en
relación a las entidades dedicadas a su protección o formación.

Términos para resolver las distintas modalidades de peticiones.

Salvo norma legal especial y so pena de sanción disciplinaria, toda petición deberá
resolverse dentro de los quince (15) días siguientes a su recepción. Estará sometida a
término especial la resolución de las siguientes peticiones:

1.- Las peticiones de documentos y de información: deberán resolverse dentro de los diez
(10) días siguientes a su recepción.

Si en ese lapso no se ha dado respuesta al peticionario, se entenderá, para todos los efectos
legales, que la respectiva solicitud ha sido aceptada y, por consiguiente, la administración
ya no podrá negar la entrega de dichos documentos al peticionario, y como consecuencia
las copias se entregarán dentro de los tres (3) días siguientes.

2. Las peticiones mediante las cuales se eleva una consulta a las autoridades en relación
con las materias a su cargo deberán resolverse dentro de los treinta (30) días siguientes a
su recepción.

[10]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4

Cuando excepcionalmente no fuere posible resolver la petición en los plazos aquí


señalados, la autoridad debe informar esta circunstancia al interesado, antes del
vencimiento del término señalado en la ley expresando los motivos de la demora y
señalando a la vez el plazo razonable en que se resolverá o dará respuesta, que no podrá
exceder del doble del inicialmente previsto.

Presentación y radicación de peticiones.

Las peticiones podrán presentarse verbalmente y deberá quedar constancia de la misma,


o por escrito, y a través de cualquier medio idóneo para la comunicación o transferencia de
datos. Los recursos se presentarán conforme a las normas especiales de este código.

Cuando una petición no se acompañe de los documentos e informaciones requeridos por la


ley, en el acto de recibo la autoridad deberá indicar al peticionario los que falten.

Si este insiste en que se radique, así se hará dejando constancia de los requisitos o
documentos faltantes. Si quien presenta una petición verbal pide constancia de haberla
presentado, el funcionario la expedirá en forma sucinta.

Las autoridades podrán exigir que ciertas peticiones se presenten por escrito, y pondrán a
disposición de los interesados, sin costo, a menos que una ley expresamente señale lo
contrario, formularios y otros instrumentos estandarizados para facilitar su
diligenciamiento. En todo caso, los peticionarios no quedarán impedidos para aportar o
formular con su petición argumentos, pruebas o documentos adicionales que los
formularios no contemplen, sin que por su utilización las autoridades queden relevadas
del deber de resolver sobre todos los aspectos y pruebas que les sean planteados o
presentados más allá del contenido de dichos formularios.

A la petición escrita se podrá acompañar una copia que, recibida por el funcionario
respectivo con anotación de la fecha y hora de su presentación, y del número y clase de los
documentos anexos, tendrá el mismo valor legal del original y se devolverá al interesado a
través de cualquier medio idóneo para la comunicación o transferencia de datos. Esta
autenticación no causará costo alguno al peticionario.

En caso de que la petición sea enviada a través de cualquier medio idóneo para la
comunicación o transferencia de datos, esta tendrá como datos de fecha y hora de
radicación, así como el número y clase de documentos recibidos, los registrados en el medio
por el cual se han recibido los documentos.

Ninguna autoridad podrá negarse a la recepción y


radicación de solicitudes y peticiones respetuosas.

[11]
Aula Virtual Formación para la Democracia

Contenido de las peticiones.

Toda petición deberá contener, por lo menos:

1. La designación de la autoridad a la que se dirige.

2. Los nombres y apellidos completos del solicitante y de su representante y o


apoderado, si es el caso, con indicación de su documento de identidad y de la dirección
donde recibirá correspondencia. El peticionario podrá agregar el número de fax o la
dirección electrónica. Si el peticionario es una persona privada que deba estar inscrita en
el registro mercantil, estará obligada a indicar su dirección electrónica.

3. El objeto de la petición.

4. Las razones en las que fundamenta su petición.

5. La relación de los documentos que desee presentar para iniciar el trámite.

6. La rma del peticionario cuando fuere el caso.

La autoridad tiene la obligación de examinar integralmente la petición, y en ningún caso


la estimará incompleta por falta de requisitos o documentos que no se encuentren dentro
del marco jurídico vigente, que no sean necesarios para resolverla o que se encuentren
dentro de sus archivos.

En ningún caso podrá ser rechazada la petición por motivos de fundamentación


inadecuada o incompleta.

Peticiones incompletas y desistimiento tácito.

En virtud del principio de ecacia, cuando la autoridad constate que una petición ya
radicada está incompleta o que el peticionario deba realizar una gestión de trámite a su
cargo, necesaria para adoptar una decisión de fondo, y que la actuación pueda continuar
sin oponerse a la ley, requerirá al peticionario dentro de los diez (10) días siguientes a la
fecha de radicación para que la complete en el término máximo de un (1) mes.

A partir del día siguiente en que el interesado aporte los documentos o informes
requeridos, se reactivará el término para resolver la petición.

Se entenderá que el peticionario ha desistido de su solicitud o de la actuación cuando no


satisfaga el requerimiento, salvo que antes de vencer el plazo concedido solicite prórroga
hasta por un término igual.

Vencidos los términos establecidos en este artículo, sin que el peticionario haya cumplido
el requerimiento, la autoridad decretará el desistimiento y el archivo del expediente,
mediante acto administrativo motivado, que se noticará personalmente, contra el cual
únicamente procede recurso de reposición, sin perjuicio de que la respectiva solicitud
pueda ser nuevamente presentada con el lleno de los requisitos legales.

[12]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4

Desistimiento expreso de la petición.

Los interesados podrán desistir en cualquier tiempo de sus peticiones, sin perjuicio de que
la respectiva solicitud pueda ser nuevamente presentada con el lleno de los requisitos
legales, pero las autoridades podrán continuar de ocio la actuación si la consideran
necesaria por razones de interés público; en tal caso expedirán resolución motivada.

Peticiones irrespetuosas, oscuras o reiterativas.

Toda petición debe ser respetuosa so pena de rechazo. Solo cuando no se comprenda la
nalidad u objeto de la petición esta se devolverá al interesado para que la corrija o aclare
dentro de los diez (10) días siguientes. En caso de no corregirse o aclararse, se archivará la
petición. En ningún caso se devolverán peticiones que se consideren inadecuadas o
incompletas.

Respecto de peticiones reiterativas ya resueltas, la autoridad podrá remitirse a las


respuestas anteriores, salvo que se trate de derechos imprescriptibles, o de peticiones que
se hubieren negado por no acreditar requisitos, siempre que en la nueva petición se
subsane.

Atención prioritaria de peticiones.

Las autoridades darán atención prioritaria a las peticiones de reconocimiento de un


derecho fundamental cuando deban ser resueltas para evitar un perjuicio irremediable al
peticionario, quien deberá probar sumariamente la titularidad del derecho y el riesgo del
perjuicio invocado.

Cuando por razones de salud o de seguridad personal esté en peligro inminente la vida o la
integridad del destinatario de la medida solicitada, la autoridad adoptará de inmediato
las medidas de urgencia necesarias para conjurar dicho peligro, sin perjuicio del trámite
que deba darse a la petición. Si la petición la realiza un periodista, para el ejercicio de su
actividad, se tramitará preferencialmente.

Funcionario sin competencia.

Si la autoridad a quien se dirige la petición no es la competente, se informará de inmediato


al interesado si este actúa verbalmente, o dentro de los cinco (5) días siguientes al de la
recepción, si obró por escrito. Dentro del término señalado remitirá la petición al
competente y enviará copia del ocio remisorio al peticionario o en caso de no existir
funcionario competente así se lo comunicará. Los términos para decidir o responder se
contarán a partir del día siguiente a la recepción de la Petición por la autoridad
competente.

Deberes especiales de los personeros distritales y municipales y de los servidores de la


Procuraduría y la Defensoría del Pueblo.

Los servidores de la Procuraduría General de la Nación, de la Defensoría del Pueblo, así


como los personeros distritales y municipales, según la órbita de competencia, tienen el
deber de prestar asistencia ecaz e inmediata a toda persona que la solicite, para
garantizarle el ejercicio del derecho constitucional de petición. Si fuere necesario, deberán
intervenir ante las autoridades competentes con el objeto de exigirles, en cada caso

[13]
Aula Virtual Formación para la Democracia
concreto, el cumplimiento de sus deberes legales. Así mismo recibirán, en sustitución de
dichas autoridades, las peticiones, quejas, reclamos o recursos que aquellas se hubieren
abstenido de recibir, y se cerciorarán de su debida tramitación.

Derecho de petición ante autoridades, Reglas especiales

Informaciones y documentos reservados. Solo tendrán carácter reservado las


informaciones y documentos expresamente sometidos a reserva por la Constitución
Política o la ley, y en especial:

1. Los relacionados con la defensa o seguridad nacionales.

2. Las instrucciones en materia diplomática o sobre negociaciones reservadas.

3. Los que involucren derechos a la privacidad e intimidad de las personas, incluidas en las
hojas de vida, la historia laboral y los expedientes pensionales y demás registros de
personal que obren en los archivos de las instituciones públicas o privadas, así como la
historia clínica.

4. Los relativos a las condiciones nancieras de las operaciones de crédito público y


tesorería que realice la nación, así como a los estudios técnicos de valoración de los activos
de la nación. Estos documentos e informaciones estarán sometidos a reserva por un
término de seis (6) meses contados a partir de la realización de la respectiva operación.

5. Los datos referentes a la información nanciera y comercial, en los términos de la Ley


Estatutaria 1266 de 2008.

6. Los protegidos por el secreto comercial o industrial, así como los planes estratégicos de
las empresas públicas de servicios públicos.

7. Los amparados por el secreto profesional.

8. Los datos genéticos humanos.

Rechazo de las peticiones de información por motivo de reserva.

Toda decisión que rechace la petición de informaciones o documentos será motivada,


indicará en forma precisa las disposiciones legales que impiden la entrega de información
o documentos pertinentes y deberá noticarse al peticionario. Contra la decisión que
rechace la petición de informaciones o documentos por motivos de reserva legal, no
procede recurso alguno, salvo lo previsto en el artículo siguiente.

La restricción por reserva legal no se extenderá a otras piezas del respectivo expediente o
actuación que no estén cubiertas por ella.

Insistencia del solicitante en caso de reserva.

Si la persona interesada insistiere en su petición de información o de documentos ante la


autoridad que invoca la reserva, corresponderá al Tribunal Administrativo con

[14]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4
jurisdicción en el lugar donde se encuentren los documentos, si se trata de autoridades
nacionales, departamentales o del Distrito Capital de Bogotá, o al juez administrativo si
se trata de autoridades distritales y municipales decidir en única instancia si se niega o se
acepta, total o parcialmente la petición formulada.

Para ello, el funcionario respectivo enviará la documentación correspondiente al tribunal


o al juez administrativo, el cual decidirá dentro de los diez (10) días siguientes. Este
término se interrumpirá en los siguientes casos:

1. Cuando el tribunal o el juez administrativo solicite copia o fotocopia de los documentos


sobre cuya divulgación deba decidir, o cualquier otra información que requieran, y hasta
la fecha en la cual las reciba ocialmente.

2. Cuando la autoridad solicite, a la sección del Consejo de Estado que el reglamento


disponga, asumir conocimiento del asunto en atención a su importancia jurídica o con el
objeto de unicar criterios sobre el tema. Si al cabo de cinco (5) días la sección guarda
silencio, o decide no avocar conocimiento, la actuación continuará ante el respectivo
tribunal o juzgado administrativo.

El recurso de insistencia deberá interponerse por escrito y sustentado en la diligencia de


noticación, o dentro de los diez (10) días siguientes a ella.

Peticiones entre autoridades.

Cuando una autoridad formule una petición de información o de documentos a otra, esta
deberá resolverla en un término no mayor de diez (10) días. En los demás casos, resolverá
las solicitudes dentro de los plazos previstos en el artículo 14.

Falta disciplinaria.

La falta de atención a las peticiones y a los términos para resolver, la contravención a las
prohibiciones y el desconocimiento de los derechos de las personas de que trata esta Parte
Primera del Código, constituirán falta para el servidor público y darán lugar a las
sanciones correspondientes de acuerdo con el régimen disciplinario.

Derecho de petición ante organizaciones privadas para garantizar los derechos


fundamentales.

Toda persona podrá ejercer el derecho de petición para garantizar sus derechos
fundamentales ante organizaciones privadas con o sin personería jurídica, tales como
sociedades, corporaciones, fundaciones, asociaciones, organizaciones religiosas,
cooperativas, instituciones nancieras o clubes.

Las organizaciones privadas solo podrán invocar la reserva de la información solicitada en


los casos expresamente establecidos en la Constitución Política y la ley.

Las peticiones ante las empresas o personas que administran archivos y bases de datos de
carácter nanciero, crediticio, comercial, de servicios y las provenientes de terceros países
se regirán por lo dispuesto en la Ley Estatutaria del Hábeas Data.

[15]
Aula Virtual Formación para la Democracia

Este derecho también podrá ejercerse ante personas naturales cuando frente a ellas el
solicitante se encuentre en situaciones de indefensión, subordinación o la persona natural
se encuentre ejerciendo una función o posición dominante frente al peticionario.

Los personeros municipales y distritales y la Defensoría del Pueblo prestarán asistencia


ecaz e inmediata a toda persona que la solicite, para garantizarle el ejercicio del derecho
constitucional de petición que hubiere ejercido o desee ejercer ante organizaciones o
instituciones privadas.

Ninguna entidad privada podrá negarse a la recepción y radicación de solicitudes y


peticiones respetuosas, so pena de incurrir en sanciones y/o multas por parte de las
autoridades competentes.

Derecho de petición de los usuarios ante instituciones privadas.

Sin perjuicio de lo dispuesto en leyes especiales, a las Cajas de Compensación Familiar, a


las Instituciones del Sistema de Seguridad Social Integral, a las entidades que conforman
el sistema nanciero y bursátil y a aquellas empresas que prestan servicios públicos y
servicios públicos domiciliarios, que se rijan por el derecho privado, se les aplicarán en sus
relaciones con los usuarios, en lo pertinente, las disposiciones sobre derecho de petición
previstas en los dos capítulos anteriores.

6.1. ASPECTOS DESTACADOS DEL DERECHO DE PETICIÓN:

a) Las peticiones que impliquen la atención de un derecho fundamental (la vida, la salud,
ect.) tendrán atención prioritaria.

b) El Derecho de petición debe ser resuelto de forma completa y de fondo.

c) El ejercicio del derecho de petición es gratuito.

d) Puede realizarse sin necesidad de representación a través de un abogado.

e) Ninguna autoridad puede negarse a la radicación de peticiones respetuosas.

f) El término para resolver un derecho de petición es de 15 días.

g) Si se trata de una consulta el término es de 30 días.

h) Si se trata de requerimientos de información y documentos, el término es de 10 días.

i) Si no se contesta un derecho de petición tendrá sanción disciplinaria para el funcionario


público.

j) El derecho de petición se puede presentar para garantizar los derechos fundamentales


ante organizaciones privadas con o sin personería jurídica, tales como sociedades,
corporaciones, fundaciones, asociaciones, organizaciones religiosas, cooperativas,
instituciones nancieras o clubes.

k) De la misma forma se puede presentar ante las Cajas de Compensación Familiar, a las

[16]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4
Instituciones del Sistema de Seguridad Social Integral, a las entidades que conforman el
sistema nanciero y bursátil.

l) Ante las empresas que prestan servicios públicos y servicios públicos domiciliarios, que
se rijan por el derecho privado.

m) Las peticiones ante las empresas o personas que administran archivos y bases de datos
de carácter nanciero, crediticio, comercial, de servicios y las provenientes de terceros
países se regirán por lo dispuesto en la Ley Estatutaria del Hábeas Data.

n) Este derecho también podrá ejercerse ante personas naturales cuando frente a ellas el
solicitante se encuentre en situaciones de indefensión, subordinación o la persona natural
se encuentre ejerciendo una función o posición dominante frente al peticionario.

o) La petición se elabora en original y copia. Se envía por correo postal, por correo
electrónico, o se presenta personalmente. El funcionario debe colocar en la copia de la
fecha y hora de su presentación, y del número y clase de los documentos anexos, y esta
copia tiene el mismo valor legal del original

p) El peticionario debe conservar la copia para efectos de:

a. Ejercer el silencio administrativo positivo. (En caso de no existir respuesta en el término


legal se entiende aceptada la petición).

b. Presentar una queja ante los organismos de control (Personería Municipal o


Procuraduría Departamental o Provincial) por la renuencia a contestar una petición, lo
que es causal de mala conducta.

c. Interponer una acción de tutela ante cualquier Juez de la República por violación del
derecho fundamental de petición consagrado en el artículo 23 de la Constitución.

q) Si el funcionario se niega a dar la respuesta o información por considerarla reservada,


debe indicar de manera precisa la razón de su negativa y citar la norma que establece la
reserva legal.

r) Si el peticionario no sabe leer ni escribir puede acudir a la Personería Municipal


para que le elaboren la petición.

[17]
Aula Virtual Formación para la Democracia

7.- LA ACCIÓN DE TUTELA

La palabra tutela indica acción de proteger, de resguardar o de amparar una persona. Es el


derecho que tiene cualquier persona de reclamar protección judicial de sus derechos
fundamentales, cuando estos resulten vulnerados por la acción u omisión de la autoridad
pública y en algunos casos por particulares.

La tutela abre la posibilidad para que los ciudadanos se deendan de la autoridad,


protesten contra decisiones arbitrarias en su contra y, sobre todo, hagan cumplir esos
valores democráticos que son la base de los sistemas políticos, donde está rotundamente
prohibido pisotear la dignidad humana, la libertad y la igualdad.

Las principales característica de la Acción de Tutela son las siguientes:

Cualquier persona la puede interponer: Cualquier persona, sin necesidad de apoderado ni


de título profesional en derecho, puede ejercer la acción de tutela. El Defensor del Pueblo y
los Personeros Municipales están legitimados para ejercer la acción en nombre de
cualquier persona que lo solicite.

Informalidad: En la presentación de la solicitud de tutela lo que se exige es que el juez


reciba del solicitante la información de los hechos para tomar sus decisiones. No tiene la
obligación de citar normas jurídicas ni desarrollar argumentación teórica, o de técnica
jurídica, para sustentar la solicitud.

Se puede interponer ante todos los Jueces: Se puede presentar ante todos los jueces o
tribunales con jurisdicción en el lugar donde ocurra la violación o amenaza que motivó la
solicitud. Todos los días y horas son hábiles para interponer la acción de tutela.

Términos perentorios: El juez tiene un término de 10 días para fallar, y una se conceda la
tutela, la autoridad responsable del agravio deberá cumplirla sin demora dentro de las 48
horas siguientes. Son plazos perentorios e improrrogables.

Trámite sumario preferencial: La constitución dispone que la tutela sea tramitada


mediante un procedimiento preferente, esto quiere decir que el juez debe posponer
cualquier otro asunto para decidir ante todo la solicitud de tutela.

Acción subsidiaria: La acción de tutela es de naturaleza residual, esto quiere decir, que
solo procede cuando no hay otro mecanismo judicial al cual acudir.

¿CUÁNDO PROCEDE LA ACCIÓN DE TUTELA?

Cuando resulte vulnerado, violado, o amenazado un derecho fundamental.

Cuando el afectado carezca de otro medio de defensa judicial para proteger el derecho.

En la acción u omisión de una autoridad pública.

En la acción u omisión de un particular cuando esté realizando funciones públicas tales


como la educación, salud, acueducto, alcantarillado, energía, teléfono.

[18]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4

CONTRA REFORMAS A LA TUTELA

Bien es sabido que cuando un mecanismo jurídico le es favorable al pueblo, le resultan


enemigos y opositores a granel, en efecto en el gobierno de Uribe intentaron en varias
ocasiones limitar la acción de tutela.

En el Gobierno de Uribe y de Santos le dieron un golpe mortal con la llamada regla de


sostenibilidad scal (equilibrio scal)

La Sostenibilidad Fiscal fue elevada a un derecho con rango constitucional y, además, de


superior jerarquía frente a otros.

En el fondo, se concede un poder de veto al Gobierno sobre los fallos judiciales. Así, la
violación abierta en los derechos fundamentales, como el acceso de la población a la
educación superior y la universalidad de la salud, se postergarían hasta que aparezcan los
recursos que permitan nanciarlas sin causar alteraciones scales.

En el gobierno de Santos fue reglamentado el llamado Incidente scal

En la reforma a la salud se ha intentado limitar la tutela para beneciar a las EPS.

8.- LAS ACCIONES POPULARES

Internacionalmente las acciones populares y de grupo han tenido su mayor desarrollo en


la protección del consumidor, la defensa del medio ambiente y los espacios públicos, así
como la salvaguarda de los intereses de los accionistas minoritarios y contra conductas
monopolísticas y de competencia desleal e injusta. Amparándose en la noción de
necesidades urbanas colectivas, el derecho urbano de muchos países ha venido ampliando
el radio de aplicación de esta acción pública.

Por medio de las Acciones populares y de grupo, los individuos que han sufrido un mal
común, pueden interponer una sola acción, en lugar de presentar numerosas demandas
individuales. Ejemplo: aquellas actividades que producen perjuicios a amplios sectores de
la comunidad, como es el caso de la inadecuada explotación de los recursos naturales, los
productos médicos defectuosos, la ausencia de seguridad industrial, la imprevisión en la
construcción de una obra pública o privada, el cobro excesivo de bienes y servicios, las
alteraciones en la calidad de los alimentos, la publicidad engañosa o los fraudes en el
sector nanciero, cuentan con una herramienta jurídica ecaz para resolver este tipo de
conictos.

Con la instauración en el ámbito constitucional y legal de las acciones populares y de


grupo se ha dado un paso fundamental en el desarrollo del derecho solidario que responda
a fenómenos nuevos de la sociedad, como es el daño ambiental, los perjuicios a los
consumidores, los peligros a los que se ven sometidos las comunidades por los daños
abusivos de la libertad económica, sin consideración a conductas comerciales leales y
justas .

La ley 472 de agosto 5 de 1998 desarrolló el artículo 88 de la Constitución Política con


relación al ejercicio de las acciones populares y de grupo.

[19]
Aula Virtual Formación para la Democracia

Las Acciones Populares se ejercen para evitar el daño contingente, hacer cesar el
peligro, la amenaza, la vulneración o agravio sobre los derechos e intereses
colectivos, o restituir las cosas a su estado anterior cuando fuere posible. Las
acciones populares van a permitir a numerosas personas que han sufrido o temen
sufrir un daño común, interponer una acción que benecie a la colectividad, en
lugar de presentar numerosas demandas de interés individual.

Las acciones populares proceden contra toda acción u omisión de las autoridades
públicas o de los particulares, que hayan violado o amenacen violar los derechos e
intereses colectivos. La acción popular se dirige contra el particular, persona
natural o jurídica, o la autoridad pública cuya actuación u omisión se considere que
amenaza, viola o ha violado el derecho o, interés colectivo. En caso de existir la
vulneración o amenaza y se desconozcan los responsables, corresponderá al juez
determinarlos.

DERECHOS E INTERESES COLECTIVOS:

La ley 472 de 1998, que reglamentó las acciones populares, enumera como
derechos e intereses colectivos, en su artículo 4°entre otros, los relacionados con:

a) El goce de un ambiente sano,


b) La moralidad administrativa;
c) La existencia del equilibrio ecológico y el manejo y aprovechamiento racional de
los recursos naturales para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación,
restauración o sustitución.
d) La conservación de las especies animales y vegetales,
e) La protección de área de especial importancia ecológica, de los ecosistemas
situados en las zonas fronterizas, así como los demás intereses de la comunidad
relacionados con la preservación y restauración del medio ambiente.
f) El goce del espacio público y la utilización y defensa de los bienes de uso colectivo;
g) La defensa del patrimonio público;
h) La defensa del patrimonio cultural de la nación;
i) La seguridad y salubridad públicas;
j) El acceso a una infraestructura de servicios que garantice la salubridad pública;
k) La libre competencia económica;
l) El acceso a los servicios públicos y a que su prestación sea eciente y oportuna;
m) El derecho a la seguridad y prevención de desastres previsibles técnicamente;
n)La realización de las construcciones, edicaciones y desarrollos urbanos
respetando las disposiciones jurídicas, de manera ordenada, y dando prevalencia
al benecio de la calidad de vida de los habitantes,

La gama de derechos e intereses colectivos es amplia. Comprende no solo aquellos


relacionados en la Constitución y las leyes, sino también en los tratados
internacionales celebrados por Colombia.

[20]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4

9.- LAS ACCIONES DE GRUPO

Es la garantía constitucional de carácter judicial que permite a un número plural o un


conjunto de personas que reúnen condiciones uniformes respecto de una misma causa que
originó perjuicios individuales para dichas personas acudir ante la justicia, constituidas
como grupo, para reclamar la reparación del daño ocasionado a un derecho constitucional
fundamental, a un derecho o interés colectivo o a un derecho subjetivo de cada uno de los
miembros de ese conjunto de personas, cuando el daño, sea para todos, producido por la
misma causa.

La acción de grupo se ejercerá exclusivamente para obtener el reconocimiento y pago de


indemnización por los perjuicios causados.

Mediante las acciones de grupo, llamada en el derecho anglosajón como Acciones de Clase,
(class action) un conjunto de personas que se han visto afectadas por una vulneración
semejante, pueden solicitar el pago de una indemnización por los perjuicios individuales
que esta les haya ocasionado; su nalidad es siempre una compensación monetaria por los
perjuicios causados.

La acción de grupo puede ejercitarse dentro de los dos años siguientes a la fecha en que se
causó el daño o cesó la acción vulneratoria. Para los efectos del ejercicio de la acciones de
clase, el grupo deberá estar integrado al menos por 20 personas. El actor o quien actúe
como demandante representa a las demás personas que hayan sido afectadas
individualmente por los hechos vulneratorios, sin necesidad de que cada uno de los
interesados ejerza por separado su propia acción, ni haya otorgado poder.

Otras acciones de responsabilidad civil para la indemnización del daño causado, para el
cual se seguirá el procedimiento señalado en la Ley 472 de 1998:

·Los acuerdos o convenios entre empresarios, las decisiones de asociaciones empresariales


y las prácticas concertadas que directa o indirectamente tengan por objeto o efecto
impedir, restringir o falsear el juego de la libre competencia dentro del sistema nanciero
y asegurador.

·Las prácticas que tiendan a establecer competencia desleal;

·La utilización por parte de cualquier persona por sí misma o por interpuesta persona, de
información privilegiada para realizar una o varias operaciones en el mercado de valores

·El suministro de información privilegiada por parte de una persona que la haya recibido
en ejercicio de sus funciones o sea intermediario de valores, a un tercero que no tiene
derecho a recibirla;

·El consejo sobre la adquisición o venta de un valor del mercado en razón de la información
privilegiada que tenga una persona por el ejercicio de sus funciones o como intermediario
de valores; La celebración de operaciones no representativa del mercado;

·Él no suministro de información al mercado de valores en las oportunidades en que lo


exige la ley.

· También se aplicará el trámite previsto para las acciones de grupo en todos los casos
[21]
Aula Virtual Formación para la Democracia

en que de acuerdo con el Decreto 3466 de 1982 sea procedente la indemnización de


perjuicios en favor de los consumidores, salvo cuando se trate de la responsabilidad e
indemnización de perjuicios por contrato de prestación de servicios que exigen la entrega
del bien.

SE ELIMINÓ EL INCENTIVO PARA INTERPONER LAS ACCIONES POPULARES

Ley 1425 del 29 de diciembre del 2010, eliminó el incentivo económico a las acciones
populares, que oscilaba entre 10 y 150 salarios mínimos legales mensuales, asignado por
la Ley 472 de 1998.

Las razones esgrimidas para suprimir ese incentivo fueron:


a) Reducir la congestión judicial,
b) Evitar la temeridad
c) Proteger el patrimonio de las entidades territoriales

Lo anterior desestimuló la presentación de acciones populares porque produjo un


descenso considerable en el interés de los ciudadanos en instaurar las acciones populares
para proteger los derechos e intereses colectivos, hasta el punto que se redujo en cerca del
90% según información del Ministerio de Justicia y la Defensoría del pueblo.

La eliminación del incentivo fue una forma de restarles alcances a estas acciones, a pesar
de que habían permitido abordar asuntos de gran trascendencia social, como la moralidad
administrativa, el patrimonio público o el medio ambiente sano.

De esta manera, el Fondo para la Defensa de los Derechos e Intereses Colectivos, adscrito
a la Defensoría del Pueblo pierde una fuente importante de recursos.

Ojala nuevos actores sociales como las Universidades a través de sus consultorios
jurídicos, las veedurías ciudadanas y las Organizaciones No Gubernamentales
especializadas continúen con el interés de incoar este tipo de acciones, ante el desestimulo
planteado por el gobierno con el engañoso argumento de descongestionar los despachos
judiciales.

10.- LA ACCIÓN DE CUMPLIMIENTO


Está consagrada en el artículo 87 de la Constitución, y trata de la posibilidad que tiene
toda persona de acudir a la autoridad judicial (Juez Administrativo o Tribunal
Contencioso Administrativo) para solicitarle que haga efectivo el cumplimiento de una ley
o acto administrativo.

Con esta acción se pretende que muchas normas no queden en letra muerta, y le da al
ciudadano un instrumento, no para frenar las acciones del Estado en su contra, sino para
evitar que las omisiones del Estado lo perjudiquen, cuando estas implican un
incumplimiento de la ley o de los actos administrativos.

El individuo no es visto simplemente como un ser pasivo que sólo cuando es víctima de
atropellos eleva reclamos al Estado, sino como un ser que se moviliza para impulsar al
Estado. La acción de cumplimiento tiene el propósito de combatir la falta de actividad de la
administración. Son frecuentes los casos en los cuales, pese a existir un clarísimo deber
para que las autoridades desarrollen una determinada acción de benecio particular o
colectivo, las mismas se abstienen de hacerlo. El particular podrá entonces acudir a esta
acción para exigir el cumplimiento del deber omitido.
[22]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4

11.- LOS DEBERES CIUDADANOS

Los colombianos nos caracterizamos por tener una escasa noción de los deberes que
tenemos que asumir como miembros de la sociedad, frente al Estado y con los
conciudadanos.

No basta con tener el reconocimiento de los derechos, sino también la correlativa


prescripción de las obligaciones. Por eso el artículo 95 de la Carta Magna, prescribe que la
calidad de colombiano enaltece a todos los miembros de la comunidad nacional. Todos
están en el deber de engrandecerla y dignicarla.

El ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en la Constitución implica


responsabilidades, por ello señala como deberes de la persona y el ciudadano, los
siguientes:

a) Respetar los derechos ajenos y no abusar de los propios;

b) Obrar con solidaridad social, respondiendo con acciones humanitarias ante situaciones
que pongan en peligro la vida o la salud de las personas;

c) Respetar y apoyar a las autoridades democráticas legítimamente constituidas para


mantener la independencia y la integridad nacional;

d) Defender y difundir los derechos humanos como fundamento de la convivencia pacíca;

e) Participar en la vida política, cívica y comunitaria del país;

f) Propender al logro y mantenimiento de la paz;

g) Colaborar para el buen funcionamiento de la administración de justicia;

h) Proteger los recursos culturales y naturales del país y velar por la conservación de un
ambiente sano;

i) Contribuir al nanciamiento de los gastos e inversiones del Estado dentro de conceptos


de justicia y equidad,

Una cultura sobre nuestros deberes y nuestras responsabilidades contribuye a aanzar el


ambiente de respeto, pluralismo y tolerancia, que son factores claves en una sociedad más
armónica y menos agresiva como la colombiana.

[23]
Aula Virtual Formación para la Democracia

12.- CONCEPTO MODERNO DE CIUDADANÍA

En el contexto de la globalización, el predominio del pensamiento hegemónico y la


concepción neoliberal que se identica con la ausencia de reglas y de límites a la libertad
de empresas, únicamente sometidas a las leyes del mercado donde se privilegia un ideal de
consumo ilimitado, no solo se ha acentuado la desigualdad, la exclusión y la pobreza de
amplios sectores sociales sino que también se han debilitado los lazos colectivos,
disminuido la capacidad de articulación y de fuerza convocante a la acción colectiva. Por
estas razones, es necesario resignicar el concepto de ciudadanía como el derecho a tener y
exigir derechos y el concepto de civilidad como requisito indispensable para el ejercicio de
la ciudadanía democrática.

Según el sociólogo ingles Thomas H. Marshall, (Citizenship and Social Class, 1950)
ciudadano es aquel que en una comunidad política goza de derechos civiles (libertades
individuales); de derechos políticos (participación política), sino también de derechos
sociales (trabajo, educación, salud, vivienda, recreación, seguridad social). Igualmente,
ciudadano es quien se ocupa de las cuestiones públicas y no sólo de sus asuntos privados.

Sin embargo, debemos aclarar, que conforme a los ordenamientos jurídicos positivos
nacionales y supranacionales, los derechos políticos se atribuyen al ciudadano y el resto de
los derechos fundamentales se coneren a las personas, independientemente de si son
ciudadanos o no. Cuando se niega esto, cuando se confunde ciudadano con persona, se
legitima la exclusión del sistema de derechos fundamentales de los no ciudadanos.

Según Hannah Arendt, (los orígenes del totalitarismo, 1994) los derechos humanos no
tienen sentido al margen de la ciudadanía política. En efecto, “el ser humano que ha
perdido su lugar en una comunidad, su status político en la lucha de su época y la
personalidad legal que hace de sus acciones y de parte de su destino un conjunto
consistente, queda abandonado con aquellas cualidades que normalmente sólo pueden
destacar en la esfera de la vida privada y que deben permanecer indiferenciadas,
simplemente existentes, en todas las cuestiones de carácter público”.
En consecuencia, son las personas y no los ciudadanos los verdaderos titulares del más
amplio número de derechos, El verdadero derecho a tener derechos es intrínseco a la
persona y no al ciudadano. Pensar que solo el ciudadano tiene derechos a lo único que nos
conduce es a un nacionalismo basado en “la exclusión del otro” pues, para tener derechos,
habría que ser ciudadano, en tanto que la ciudadanía tiene sentido si y sólo si existen no
ciudadanos.

Se distingue así, la ciudadanía formal, denida por la pertenencia a un Estado y a una


Nación, y la ciudadanía real, relacionada a la participación política y cívica vinculada a los
procesos de democratización.

En este sentido, Amartya Sen (1995) incorpora el concepto de “titularidades” que expresan
una relación entre las personas y los bienes de consumo, mediante la cual se legitima el
acceso y control de ellos. Es decir, las titularidades conceden a las personas una pretensión
legítima hacia las cosas; otorgan capacidad para disponer de éstas a través de los medios
legales disponibles en la sociedad. No es, por tanto, una capacidad personal, sino que está
estructurada socialmente a través de las leyes que le otorgan un cierto grado de
permanencia. Por ello, las titularidades están siempre en la naturaleza de los derechos.
Los derechos básicos constituyen titularidades, incluyen derechos garantizados
[24]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4

constitucionalmente por el hecho de ser miembro de una sociedad. En este contexto se


inscriben los derechos de ciudadanía. La ciudadanía es, señala el autor, un conjunto de
titularidades. Éstas permiten acceder a bienes materiales o inmateriales y constituyen
opciones en cuanto al objeto a elegir. Son elementos que pueden crecer o disminuir.

La ciudadanía ha sido denida modernamente como un status que garantiza a los


individuos iguales derechos y deberes, libertades y restricciones, poderes y
responsabilidades, y en ese sentido, ocupa un lugar central en la política democrática.
Pero son precisamente las situaciones de exclusión, las desigualdades crecientes y la falta
de condiciones para el ejercicio de los derechos las que no cesan de mostrar su insuciencia
o de revelar un vacío a llenar.

Por otro lado, entendemos por civilidad una política que supone acciones y palabras que
constituyen un freno a la violencia y a las diversas formas de incivilidad que se han vuelto
dominantes en un mundo donde la preocupación política por la esfera común pierde fuerza
frente a los benecios de la explotación económica del planeta.

Podemos decir que la idea de civilidad contiene la expectativa de apertura, permanencia y


recreación de un espacio público donde los agentes puedan reconocerse y regular sus
conictos. Para el ejercicio de la ciudadanía democrática es indispensable el desarrollo de
formas de civilidad en las relaciones sociales.

El reto de la democracia es cómo conciliar el ejercicio de la ciudadanía y la civilidad en


contextos de exclusión y violencia, para citar ejemplos tenemos las situaciones de
desplazamiento forzado por efecto de la violencia, la pobreza extrema por efecto de las
crisis económicas, la marginación social por efecto de la exibilización en el mundo del
trabajo y el desempleo, tan comunes en sectores de la población vulnerable que están en
condición de “Sin derechos” y son tratados como objeto y no como sujetos de derechos.
El derecho a exigir nuestros derechos nos recuerda que el Estado social y democrático de
derecho tiene como n esencial servir a la comunidad y garantizar la efectividad de los
principios, derechos y deberes y como razón el ser humano. En consecuencia, las leyes, las
instituciones, los procedimientos, los mecanismos de protección, las instancias de
participación tienen un enorme valor para la convivencia armónica de los seres humanos,
pero a condición de que estén al servicio de las comunidades y las personas y no al
contrario.

Diferentes investigaciones sociojurídicas concluyen que las clases menos favorecidas


tienden a conocer muy poco, encuentran obstáculos y tienen más dicultades para exigir y
hacer efectivos sus derechos ante el Estado. Existe una hipótesis de ley sociológica que dice
que mientras más caracterizadamente una ley protege a los intereses populares y
emergentes, mayor es la probabilidad de que no sea aplicada.

Por ello, es necesario el fortalecimiento de la sociedad civil, y la construcción de poder para


los(as) ciudadanos(as), una manera de lograrlo es conociendo, ejerciendo, exigiendo el
reconocimiento de sus derechos.

La formación de ciudadanos autónomos, activos, críticos, solidarios, tolerantes, son


elementos básicos para la construcción y sostenimiento de sociedades democráticas. Sin
embargo, un obstáculo para la formación de esta ciudadanía, en el plano social, lo
encontramos en la desigualdad, la inequidad y la exclusión económica y social que
caracteriza a nuestra sociedad. Una forma de superar estos obstáculos es ejerciendo el
derecho a exigir nuestros derechos como fundamento de la dignidad humana.
[25]
Aula Virtual Formación para la Democracia

Otro elemento de la ciudadanía es su dimensión planetaria, hace relación con la ciudadanía


mundial, Adela Cortina señala que: “El reconocimiento de la ciudadanía social es conditio
sine qua non en la construcción de una ciudadanía cosmopolita que, por ser justa haga
sentirse y saberse a todos los hombres ciudadanos del mundo” igualmente habla de una
globalización ética, por la mundialización de la solidaridad y la justicia, como única forma
de convertir los que Jesús Conill ha llamado una “jungla global” en una comunidad
humana, en la que quepan todas las personas y todas las culturas humanizadoras.

Bernardo Toro se pregunta ¿Qué es lo que me hace a mí me hace ciudadano? Y responde: “El
ser capaz de crear o modicar en cooperación con otros el orden social que yo quiero vivir,
cumplir y proteger para la dignidad de todos; o sea la capacidad de crear orden social en
cooperación con otros en lo que me hace a mi ciudadano.”

¿Dónde se forma o se construye el ciudadano?

En los espacios de la socialización, que son los lugares o instancias en donde adquirimos y
transformamos los modos de pensar, sentir y actuar en relación con nosotros mismos, con
los otros y con la colectividad. Son los lugares en donde se forman y se transforman los
valores y el sentido de la vida. Esos lugares son: la familia, la calle, el grupo de amigos, la
escuela, el colegio, la universidad, las organizaciones comunitarias, las organizaciones
intermedias (sindicatos, clubes, asociaciones profesionales, cooperativas, ligas de
consumidores) el trabajo, la empresa, las iglesias, los partidos y movimientos sociales, los
medios de comunicación.

[26]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4

ACTIVIDADES

1.- Señale tres condiciones para la procedibilidad de las siguientes


acciones

a) Habeas Corpus
b) Acción de tutela
c) Acción popular
d) Acción de grupo
c) Acción de cumplimiento

2.- Señale tres causales de improcedencia de las siguientes


acciones

a) Habeas Corpus
b) Acción de tutela
c) Acción popular
d) Acción de grupo
c) Acción de cumplimiento

[27]
Aula Virtual Formación para la Democracia

Lectura Recomendada

Guía de mecanismos constitucionales de protección de derechos humanos,


(2013) Ocina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas
para los Derechos Humanos, Unión Europea, Defensoría del Pueblo, Bogotá

Normatividad

Habeas Corpus

Ley 1095 de 2006

Habeas Data

Ley 1266 de 2008

Derecho de petición

Ley 1755 de 2015

Acción de tutela

Decreto 2591 de 1991


Decreto 306 de 1992
Decreto 1382 de 2000

Acciones populares y de grupo

Ley 472 de 1998


Ley 1425 2010 (Elimina Incentivos)

Acción de cumplimiento

Ley 393 de 1997

[28]
Curso básico de derechos humanos Módulo 4

Bibliografía
ALEXY, Robert, (1995) Teoría del discurso y derechos humanos, U.
Externado de Colombia, Bogotá.

BOBBIO, Norberto, (1997) Estado, gobierno y sociedad, Fondo de


Cultura Económica, México.
________________, (1997) Liberalismo y democracia, Fondo de Cultura
Económica. México.

BOTERO, Catalina y GUZMÁN, Diana, (2007) El Sistema de los


Derechos Guía Práctica del sistema internacional de protección de los
Derechos Humanos, Dejusticia. Bogotá.

ARANGO, Rodolfo (2005) El Concepto de derechos sociales


fundamentales, Legis, Bogotá.

CEPEDA, Manuel José, (1992) Los Derechos Fundamentales en la


Constitución del 91, Temis, Bogotá.

______________________, (1991) Hacia un nuevo constitucionalismo,


Presidencia de la República, Bogotá.

CAMARGO, Pedro Pablo, (2005) Derechos humanos y democracia en


América latina, Grupo Editorial Leyer, Bogotá.

DE LA TORRE RANGEL, Jesús Antonio, (2000) El derecho a tener


derechos, CIEMA, México.

DWORKIN, Ronald, (1980) Los derechos en serio, Ariel, Buenos Aires.

ESCUELA CIUDADANA. (2009). Plan Local de Derechos Humanos,


Alcaldía de Cali.

GALVIS ORTIZ, Ligia, (2008) Comprensión de los derecho humanos,


Ediciones Aurora, Bogotá.

GALLARDO, Helio, (2009) Derechos humanos como movimiento social,


Ediciones desde abajo, Bogotá

GIRALDO, Javier, S.J. (2010) Derechos humanos y cristianismo,


Editorial el Búho, Bogotá.

GÓMEZ Roldán, Andrés, (2008) La Constitución política para todos y


todas, Grupo Editorial Ibañez, Bogotá,

MADRID-MALO Mario, (1996) Estudios sobre derechos fundamentales,


Defensoría del Pueblo, Bogotá

[29]
Aula Virtual Formación para la Democracia

MALDONADO, Carlos Eduardo, (2010) Hacia una fundamentación


losóca de los derechos humanos, Editorial Universidad del Rosario,
Bogotá.

PAPACCHINI, Angelo, (1997), Los Derechos Humanos un desafío a la


violencia, Altamira, Bogotá.

_____________________, (1994). Filosofía y Derechos Humanos, Editorial


Universidad del Valle, Cali.

POSADA Ricardo, LÓPEZ Henrik, (2010) Constitución y Democracia,


Ediciones Uniandes, Bogotá.

ROTH, André Noel, (2006), Discurso sin Compromiso La política pública


de derechos humanos en Colombia, Ediciones Aurora, Bogotá.

SEPÚLVEDA FRANCO, Álvaro, (2013) El Estado y el Individuo,


Ediciones Escuela Ciudadana, Cali.

URQUIJO ANGARITA, Martin Johani, (2011) Ética, ciudadanía y


democracia, Universidad del Valle, Cali.

[30]

También podría gustarte