Está en la página 1de 4

Crisis feudal

Se le conoce como crisis feudal a la transición del sistema de organización feudal


al sistema capitalista, producto de factores políticos, sociales, económicos y
demográficos; dichos factores se resumen en: crisis demográfica, crisis ideológica
y la monetización de las relaciones económicas...
La crisis tuvo sus orígenes en los primeros años del siglo XIV, en los cuales se
presentaron movilizaciones en países que permanecían apartados o separados
como Polonia y Bohemia. Es visible un estancamiento porque, a pesar de no
existir un retroceso en términos de desarrollo económico, el progreso fue muy
lento.1
Esto, aunado a la mezcolanza entre el ansia y la inconformidad de la población,
basada en las relaciones sociales tan estratificadas, ocasionaron la interrupción de
la expansión en el comercio exterior. Por otro lado, hubo un importante
decrecimiento de la densidad de población como consecuencia de la hambruna de
1315 a 1317 y la “Peste negra” de 1348, sucesos históricos que ocasionaron el
aumento de la tasa de mortalidad y la reducción de la tasa de natalidad,
provocados por la carencia de alimentos, relacionada con los cambios
climatológicos, la falta de servicios sanitarios y la congestión de ciudades y
pueblos.2

Índice

 1Crisis demográfica
 2Debate rural o urbano
 3Cambio ideológico
 4Crisis en Bizancio
 5Véase también
 6Notas
 7Referencias

Crisis demográfica[editar]
La población europea en el año 1050 era de 46 millones, cantidad que fue en
aumento hasta llegar a 73 millones en el año 1300. 3Siglos previos al XIII, la tala de
bosques era constante; no obstante, a finales del siglo XIII, tanto la deforestación
como el crecimiento demográfico se estancaron.4 Desde el siglo XIII hasta el XIV
Europa fue testigo de importantes cambios climatológicos; los inviernos fueron
más prolongados, fríos y húmedos en el Norte de Europa; el mar Báltico se
congeló tres veces, mientras que en Alemania y Países Bajos las inundaciones
incrementaron;5 el descenso en la temperatura fue tan significativo que también
ríos como el Támesis y el Ródano se congelaron. 6
Las principales repercusiones sobre el cambio climático y la deforestación dada en
siglos pasados fueron la erosión, la pérdida de la fertilidad del suelo, la
maduración inconclusa de los productos agrícolas y la pérdida de ganado, factores
que limitaron la oferta de alimentos. Lo anterior, sumado al exceso de población
comparado con la cantidad de recursos y tecnología disponibles, estancaron la
economía y provocaron tensión social. Durante este periodo, el incremento urbano
y demográfico generó una demanda mayor de alimentos. 7
La mayor parte de los productos agrícolas subieron, mientras que, al reducirse
considerablemente la oferta de empleos en comparación con la mano de obra
existente, el nivel salarial se vio afectado y la relación entre el señor feudal y el
siervo tuvo un giro importante; el señor feudal prefirió otorgar un salario al siervo,
para que el costo por mantenerlo fuera menor y para que él pudiera, en cambio,
obtener ganancias derivadas de la venta de la cosecha realizada por su
trabajador.8
Para 1317, abundantes lluvias estivales, es decir, precipitaciones que se dan
durante el periodo de verano en forma de tormenta, dieron como resultado una
sucesión de tres años de malas cosechas6 conocida como la Gran Hambruna de
1315-1317, en la cual se vio reflejada la escasez en la producción de alimentos;
este acontecimiento tuvo un impacto considerable, puesto que tan solo en Ypres,
una ciudad dedicada a los textiles y actual provincia de Bélgica, 2,794 cadáveres
fueron enterrados por mandato del magistrado comunal, equivalente al 10% de su
población total.9 Las tensiones sociales durante este periodo incrementaron,
traducidos en brotes de violencia y levantamientos del sector agrícola hacia los
señores y patronos, y ocasionados por el aumento de los impuestos en conjunto
con los bajos niveles salariales.8
Tres décadas después, con un impacto mayor en términos demográficos, la Peste
Negra de 1348 hizo presencia en Europa y ocasionó la muerte de un tercio de la
población existente de mediados del siglo XIV. 10 Francia e Inglaterra fueron los
países más afectados, mientras que en Hungría no hubo incidencia sobre esta
enfermedad. Dicha enfermedad se propagó desde el continente asiático hasta la
región báltica, siguiendo las rutas comerciales de los mercaderes italianos. 11
De acuerdo con cifras oficiales, se presentó la defunción de 750 personas en Givry
de las 1800 existentes; en Toulouse, la de dos tercias partes de los canónigos; en
Hamburgo, la de 16 de los 21 oficiales municipales, 12 de los 34 panaderos y 18
de los 40 carniceros. Entre el 25 y 35% de los habitantes de ciudades de mayor
relevancia, tales como Florencia, Ypres, Lyon y Reims, perdieron la vida, no
obstante, esta cifra aumentó hasta 70% en ciudades como Bremen. 12
Si bien durante las primeras dos décadas del siglo XIV el decremento de la
población apenas comenzaba, luego de la peste bubónica que arrasó con gran
parte de la población europea y redujo considerablemente la demanda de
alimentos, la relación precio-salario tuvo un cambio radical; el precio de cereales y
otros alimentos se redujo, mientras los salarios iban en aumento. Si bien el
asalariamiento tuvo importantes resistencias en Europa Occidental, una vez que
los salarios aumentaron el nivel de vida y el poder adquisitivo de los campesinos,
las autoridades, sin éxito, trataron de establecer un control de salarios para evitar
que su sistema de mando centralizado se viera afectado. 8
Debate rural o urbano[editar]
Existe un debate entre la visión teórica urbana y la rural de la transición del
feudalismo al capitalismo, sin embargo, los debates Dobb-Sweezy y Brenner
desacreditaron la hipótesis que sostenía que la transición se debió a la expansión
del comercio y la industria, sectores ajenos al feudal. Del Río explica que Las
investigaciones empíricas (desarrolladas entre 1950 y 1980) comprueban que bajo
el marco jurídico-político-social feudal, en algunas partes de Europa hubo un
importante crecimiento en la producción agrícola. Esto conllevó el desarrollo
progresivo de una agricultura comercializada, generando la formación de clases
sociales dentro del mismo estrato campesino. Por ejemplo, Labrousse demostraba
que el campesinado francés se encontraba dividido en “jornaleros, propietarios y
arrendatarios grandes, medios y pequeños”.13
Por lo que respecta a Marx y Engels, en La ideología alemana centraba la
transición del feudalismo al capitalismo en el “mundo urbano”. En el Manifiesto del
partido comunista se señala que el modo de producción feudal imposibilitaba un
desarrollo económico agrario importante. “El régimen feudal o gremial de
producción que seguía imperando no bastaba ya para cubrir las necesidades que
abrían los nuevos mercados […] pero los mercados seguían dilatándose, las
necesidades seguían creciendo”.14
Según Hilton, en la Baja Edad media, en Inglaterra se desarrolló una agricultura
comercializada que enriqueció a un sector del campesinado.18 Este sector más
favorecido compró las tierras de los campesinos empobrecidos. Con esto se
promovió el surgimiento del proletariado, ya que los campesinos ahora serían
jornaleros, causando el fin de la servidumbre. 15

Cambio ideológico[editar]
Landreth y Colander categorizan la historia en cuatro mecanismos que han
resuelto los problemas de la escasez; fuerza bruta, tradición, instituciones del
Estado e Iglesia.
A lo largo de esta época se experimentaron cambios en el pensamiento
económico que resultaron en cambio dentro de la organización económica de la
sociedad, donde la Iglesia era la institución social que asignaba los recursos en el
mercado. Fue gracias a la misma que se alimentó, de forma indirecta, el
capitalismo que finalmente desarrolló la economía escolástica. 16
La escolástica es una corriente ideológica donde la Iglesia en conjunto con los
eruditos que habitaban en ella, al ser la institución con mayor influencia en la Edad
Media, reunieron todo aquel conocimiento de las civilizaciones antiguas para
direccionarlo al saber religioso y así ser aplicadas a actividades. 17 Esto no se
hacía con el objetivo de analizar la escasez en las actividades económicas sino
para que la conducta económica empatara con el pensamiento religioso.
Además, aportó las ideas sobre economía de mercado para la transformación
institucional a favor de la libertad de las enseñanzas religiosas que veían a la
actividad económica de forma negativa (usura). Al mismo tiempo ayudó al
desarrollo de una nueva ideología conocida como mercantilismo que llevó consigo
la monetización de las relaciones donde el señor feudal se convierte en
arrendatario al cobrar dinero por el uso de sus tierras a los que antes eran sus
siervos, quienes ya no estaban atados a la tierra. 18

Crisis en Bizancio[editar]
Los estados balcánicos de la Edad Media siguieron una evolución de tipo feudal
determinada por condiciones históricas, desarrollando sus propios rasgos. Sin
embargo, hay una clara semejanza entre el este y el oeste de Europa.
Con la muerte de Basilio II, en 1025, surge una lucha entre la aristocracia civil y la
militar ya que la aristocracia terrateniente se apoderó del Estado y con ello, la
dinastía Comneno establece la prónoia, 19 es decir, establecieron concesiones de
tierra a cambio de que el beneficiario se alistase como soldado con lo que se
buscó nutrir las filas del ejército. El beneficiario se convertía en un señor feudal, ya
que las tierras eran tan extensas por lo tanto era necesario que campesinos las
trabajasen. Además, a partir de la toma de Constantinopla se acelera el proceso
de feudalización bizantina.
Nicolás Svoronos establece que desde la época de los Comneno es cuando hay
un cambio profundo en el espíritu bizantino, creando relaciones sociales análogas
a las de Occidente y por lo tanto agudizando el proceso de feudalización. Entre
estos cambios están la disminución progresiva de la población y la crisis en la
economía rural que, más tarde, provocarían la crisis del feudalismo. 20 Para
Svornos, este fenómeno rebasa los límites de la lucha existente entre la dicotomía
“nobleza civil-nobleza militar”, es decir, una pugna entre el Estado y la aristocracia.
Parece que asistimos a un esfuerzo de transformación de las estructuras estatales
con el propósito de sostener el poder sobre bases sociales más grandes, al cual
se opone la aristocracia terrateniente representada por su parte más poderosa, la
casta militar.20
La dinastía de los Comneno impidió el desarrollo de la burguesía, se remunera
menos la función ejercida en interés del Estado que la fidelidad a la familia
reinante. Asimismo, “mientras que en Europa occidental los señores presionaron a
sus súbditos para que produjeran más, en Bizancio no existía la posibilidad de
inversiones productivas”.21

Véase también