Está en la página 1de 7

ACTIVIDAD: Educación Religiosa

SEMANA 2

Los valores cristianos

¡Hola! Gracias por conectarte y ser parte de Aprendo en casa.


La realidad nuestra es que nos enfrentamos a un hecho
desconcertante, que tiene angustiadas a muchas familias, las cuales se preguntan continuamente:
¿Qué hacemos? ¿Ponernos fuertes? ¿Dejar pasar? ¿Rendirnos? Cuando hablamos de valores, se
debe tener mucho cuidado con los valores que te ofrece el mundo. Son verdaderos antivalores, pues
te apartan de Dios. Este mundo nos ofrece el placer, la comodidad, la envidia, el querer tener más
cosas, el despreciar a los demás, el divorcio, la violencia, loa pornografía, la infidelidad, el egoísmo.
Como jóvenes estudiantes, debemos reflexionar en ello y preguntarse: ¿Qué es lo que más importa
en la vida? ¿Acaso no es aquello que te lleva a Dios? El mundo quiere que no nos acerquemos a Él.
El auténtico y verdadero cristiano tiene su más grande valor, su tesoro, en el cielo. ¿Cuál será?

Pues, hoy lo sabremos.


¡Empecemos!
_____________________________________________________________________________

PRIMERO ¿QUÉ NECESITAMOS?


• Lapicero y hojas para mis reflexiones, ¡mejor si son recicladas!
• Celular (para buscar información), ¡si se dispone, no es crucial!
• Mirada crítica de todo lo que pasa alrededor y mucho oído.
• Biblia (para buscar información), ¡vale también usar el celular

SEGUNDO, NUESTRO PROPÓSITO ES...


En esta semana de aprendizaje nos toca reflexionar de manera sincera y cristiana sobre el amor el
valor cristiano. Estos se encuentran definidos como una serie de principios que le permiten al ser
humano dirigirse en la vida de manera correcta, según lo establecido en la palabra de Dios, a
continuación, más detalles de los valores cristianos.

Tienes hasta el miércoles 20 de abril para trabajar esta 2° actividad. Deberás responder las
preguntas en el mismo texto virtual, luego de terminar lo enviarás al whats App de tu profesor(a) de
Religión.
1° Actividad

¡ATENTA(O)!, QUE AQUÍ ENTRAMOS DE LLENO


¿Preparada(o)
AL DESARROLLO
¿Qué es un valor? Un valor es cualquier cosa que me resulta un
bien para mí. Por simple que sea ésta, será valiosa para mí sí me permite hacer algo
que me parezca provechoso.

Por ejemplo, para un papá, el estar el domingo en la mañana con su esposa y sus
hijos, convivir con ellos, dedicar su tiempo a la familia tiene un valor. Entonces, se
esforzará por lograr esa convivencia familiar. Se levantará temprano, preparará todo lo que se
necesite para disfrutar sus horas de descanso en compañía de su familia. Para él, el tiempo dedicado
a su familia es un valor.

Los valores cristianos: Son aquellos que Dios ha querido enseñarnos, como la humildad, la
abnegación, la caridad fraterna, la santidad, la castidad por amor a Dios, etc. Todos ellos son la
corona del cristiano.

Los valores son el motor de nuestras vidas. Son esos bienes hacia los cuales tendemos. Sean
grandes valores que realmente nos importen, sean mínimos que no tengan importancia o, por el
contrario, que en vez de ayudarnos nos destruyan.

Los verdaderos valores siempre producen un crecimiento. Estos últimos valores que nos hacen mal,
que no nos ayudan a crecer como personas, que nos alejan de Dios, los llamaremos antivalores.

Ahora, responde con tus propias palabras las siguientes preguntas:

¿Qué es un valor? ¿Cuáles son los valores ¿Qué producen los valores?
cristianos?

……………………………… ……………………………… ………………………………


……………………………..... ……………………………..... ……………………………....
................................................. ................................................. ................................................
................................................. ................................................. ................................................
................................................. ................................................. ................................................
................................................. ................................................. ................................................
................................................. ................................................. ................................................
................................................. ................................................. ................................................
................................................. ................................................. ................................................
................................................. ................................................. ................................................
Ahora a partir de esta lectura, vamos a reflexionar sobre un solo
valor ¡Que es muy importante! Lo descubrirás si lo lees
compresivamente y reflexionado……

Los forasteros.
"Una mañana encontré a un forastero que caminaba deprisa por el sendero. Me
sorprendió su manera de caminar, ágil y de prisa, sobre sus brazos llevaba
cántaros, vasijas y jarras cuidadosamente acomodados. Eran toda clase de
cacharros, unos redondos, otros alargados, algunos grandes y algunos más
pequeñitos. Los prendía a su cuerpo con fuertes broches y con gruesas cuerdas.
Mi curiosidad fue tan grande que, con toda imprudencia, detuve su marcha y le
pregunté: - ¿A dónde te diriges con tanta prisa y por qué llevas contigo ese cargamento tan
pesado?
Con voz agradable y una sonrisa en los labios me miró y aligeró su paso.
-Me han dicho -me dijo- que al final de este sendero puedo encontrar el estanque de los sueños.
Llevo todas estas vasijas para llenarlas de agua. Sé que con ella calmaré mi sed y la de mi pueblo.
Llevaré agua para aliviar a los enfermos, para refrescar a los niños, para regar los huertos, para
limpiar las impurezas de los egoístas, para limar las asperezas entre las relaciones agresivas, para
lavar las ideas de los necios, para mitigar las heridas de los tristes, para contagiar los pensamientos
de los sabios y para regar amor y sentido del humor entre todos los de mi pueblo.
- Tengo mucha prisa -continuó- porque tengo ilusión por llegar, y me interesa regresar antes del
atardecer para que todos puedan disfrutar de esta agua desde el día de hoy. Mi cargamento es
mucho pero no me pesa, lo sujeté a mi cuerpo y también a mis deseos. Con alegría estiró su mano
y sin detenerse se despidió de mí, dejándome pensativo.
Unos minutos más tarde, vi a lo lejos, por el mismo sendero, otra figura; se veía torpe y lenta.
- ¿Será un hipopótamo o quizá un rinoceronte? -me pregunté. Tuve que esperar mucho rato para
distinguir que no era animal alguno, era un hombre. Cargaba algunos utensilios sobre el lomo y
otros más llevaba arrastrando de sus piernas. A pesar de que trataba de caminar presuroso, se
tropezaba continuamente y cada cinco pasos se tenía que sentar a descansar.
Mi curiosidad volvió a impulsarme y me acerqué para preguntar: - ¿A dónde te diriges con tanta
prisa y por qué llevas ese cargamento tan pesado?
Con voz pastosa y respiración agitada, se detuvo y se apoyó sobre un tronco. - Me mandan
-contestó-, dicen que allá está el estanque de los sueños. Debo traer toda el agua que quepa en
estos trastos para entregarla al anciano de mi pueblo, él sabrá para qué utilizarla, pues dice que es
muy necesaria para mí y para todos. Llevo prisa porque me encomendaron que volviera antes del
atardecer si quería participar de esta agua y evitarme el castigo del pueblo. Sí, mi cargamento es
muy pesado, no sé si llegaré con él, quizá vaya tirando algunos de estos cacharros por el camino,
no creo que se den cuenta cuando llegue.
Con gran esfuerzo se levantó de nuevo y sin decirme adiós, prosiguió su viaje. Durante parte del
día, esperé con impaciencia pues tenía mucho interés en verlos regresar. Me preguntaba si
habrían encontrado lo que buscaban.
Los dos hombres volvieron antes del atardecer. Ambos traían el agua. Sin embargo, observé una
diferencia entre ellos: el primero regresaba con paso constante; se le veía fatigado, pero en su
rostro estaba dibujada la satisfacción.
- Hasta pronto amigo -me dijo al pasar-. Mira toda el agua que llevo, pronto regresaré por más
pues deseo apagar la sed de toda la humanidad. El segundo venía agotado. Su carga ya no era tan
pesada pues había tirado muchas vasijas en el camino.
- Cumplí -dijo al verme-; nadie podrá castigarme. Espero que no me pidan más agua pues buscaré
la forma de no regresar por este sendero.

Reflexión: (solo piensa. no escribas nada)


¿Cuál de los dos se sentía solidario con la humanidad entera?
¿Puedes decir que tus actos colaboran con el bienestar de los demás o sientes que tu
responsabilidad es una carga demasiado pesada de llevar?

Cita bíblica: Mt.25,24-29


“Cuando se presentó el que había recibido un talento, dijo: Señor, yo te conozco que eres un
hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Y como tuve
miedo, fui y escondí tu talento en la tierra. Aquí tienes lo que es tuyo. Su señor respondió y le dijo:
¡Siervo malo y perezoso! ¿Sabías que cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí? Por lo
tanto, Debías haber entregado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, habría recibido lo que es
mío con los intereses. Por tanto, quitadle el talento y dadlo al que tiene diez talentos. Porque a
todo el que tiene le Será dado, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene le
será quitado.”

Oración:
Jesús, Maestro, ayúdame a comprender que sólo los amados, aman, hasta la medida de la
gratuidad. Sólo los libres, liberan. Sólo son fuentes de paz, quienes están en paz consigo mismos.

Los que sufren, hacen sufrir. Los fracasados, necesitan ver fracasar a otros, los triunfadores
ayudan a crecer y a triunfar a los demás.

Los resentidos siembran violencia, los que perdonan siembran fraternidad.


Los envidiosos destruyen, los humildes y generosos edifican.
Los que tienen conflictos provocan conflictos a su alrededor.
Los que están inconformes consigo mismos nunca hallarán armonía a su alrededor.

DESAFÍOS PARA SEGUIR APRENDIENDO EN CASA


Te invitamos a hacer un esfuerzo extra. Coge tu Biblia: Busca la cita de Lc. 10, 25 – 37.
Leerlo y luego responde las siguientes preguntas.
Antes debes ponerle
Algunos ,,,,,,,

• ¿Quién crees que amó más a Jesús? ¿Por qué?

……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………….
……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………….
……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………….…………
• ¿Cómo podemos seguir las enseñanzas de Jesús y demostrar amor por otras personas?

……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………….
……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………….
……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………….………
• ¿Quién es nuestro prójimo? ¿Piensas que Jesús se refería solamente a las personas que nos
rodean?

……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………….
……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………….
…………………………………………………………………………
• Con tus propias palabras escribe una breve oración pidiendo a Jesús el don de la “sabiduría”
para saber amar a Dios en el prójimo.

……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………….
……………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………….
…………………………………………………………………………

¡Sé creativa(o) y organiza lo producido utilizando el material que tengas


a tu alcance! ¡No te olvides de guardar tu producción en el portafolio
o en un folder para que una vez que vengamos al colegio, lo
presente a tu profesor/a

¡TÚ MISMA(O) ERES!