Está en la página 1de 12

INSTITUCION EDUCATIVA FE Y ALEGRIA LUIS AMIGÓ

Área y/o asignatura:


DOCENTE: GEOVANNY QUINTERO R
GUÍA DE APRENDIZAJE 2. PERIODO 2
NOMBRE ESTUDIANTE:
FECHA DE ENTREGA:
GRADO: DECIMOS 1 - 2 NOTA:

1. Indicadores de aprendizaje:
APRENDIZAJES EVIDENCIAS
Comprender los diferentes
mecanismos de reacciones químicas Reconoce los atributos de la Química en ciertos procesos
(óxido-reducción, descomposición, fisicoquímicos simples (separación de mezclas,
neutralización y precipitación), solubilidad, gases ideales, cambios de fase) y da razón de
acompañados de los diferentes cambios la manera en que ocurren en la vida cotidiana, en el hogar
físicos y químicos que se dan en la vida y en la cocina.
cotidiana especialmente en el hogar y la
cocina, los cuales posibilitan la formación
de otros productos o mezclas de
compuestos inorgánicos y orgánicos, junto
con las reacciones químicas que se pueden
dar en la preparación de los alimentos.

2. Introducción: En la siguiente guía de aprendizaje vamos a abordar los siguientes

contenidos mediáticos referentes a la Química cotidiana en el hogar y la cocina.

o LA QUIMICA EN EL HOGAR Y EN LA COCINA


o LA QUIMICA DE LOS ALIMENTOS
o CAMBIOS FISICOS Y QUIMICOS QUE GENERAN LA COCCION DE LOS
ALIMENTOS
o PRACTICAMENTE TODO ES QUIMICA

3. Información:

Con la siguiente información y algunas otras consultas que puedas realizar por otros medios, podrás resolver las
diferentes actividades propuestas con el fin de alcanzar el aprendizaje deseado.

LA QUIMICA EN EL HOGAR Y EN LA COCINA


La Química es una ciencia que estudia la composición, las propiedades y las estructuras de las sustancias
materiales, así como los cambios que se producen al reaccionar con otras sustancias.
Partiendo de esta definición muy breve nos podemos imaginar que estamos rodeados de química; no hace
falta irnos muy lejos y mirar en nuestra vida cotidiana. Seguro que tanto usted como yo o todo el mundo ha
entrado en una cocina para elaborar un plato de comida. Tampoco hay ser un experto cocinero; simplemente
con freír un huevo, saltear o hervir unas verduras, cocer un trozo de carne, estamos produciendo, sin darnos
cuenta, cambios físicos y reacciones químicas.

Antes de comentar unas cuantas reacciones que se llevan a cabo en la cocina, vamos a mencionar algo sobre
los alimentos y de que están compuestos.

LA QUIMICA DE LOS ALIMENTOS

Podríamos dividir los alimentos en tres grandes grupos; las proteínas, los carbohidratos y las grasas. También
estarían compuestos de minerales inorgánicos y sustancias orgánicas, como las vitaminas, los ácidos,
oxidantes y antioxidantes…

Las proteínas están compuestas principalmente de carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno. Las podemos
encontrar tanto en los animales como en las plantas y nos ayudan a formar estructuras como la piel, el pelo,
las uñas, los músculos… Un ejemplo de proteína es la lactoglobulina que se encuentra en la leche.

Los carbohidratos están compuestos por carbono, hidrógeno y oxígeno. En ellos podemos encontrar azúcares,
almidón, celulosa, pectinas, … Algunos alimentos que contienen carbohidratos son el azúcar, las frutas, el pan,
la pasta, … Un ejemplo de carbohidrato es la glucosa que se encuentra en el azúcar.

Las grasas son los enemigos de todas las dietas, sobre todo si se sufre sobrepeso u obesidad. Podemos
encontrar dos tipos de grasas: las saturadas y las insaturadas.

Las grasas insaturadas no contienen átomos de hidrógeno y son líquidos en temperatura ambiente, su ejemplo
más común es el aceite.

Las grasas saturadas se caracterizan porque cada átomo de hidrógeno está unido a un átomo de carbono y a
temperatura ambiente son sólidos. Las podemos encontrar en las carnes rojas, lácteos y derivados…

Los minerales son sustancias que regulan las funciones del organismo, en la dieta las encontramos en
cantidades pequeñas, pero realizan funciones muy importantes. Son eliminadas por la orina o sudor. Los
minerales necesarios más importantes son; el sodio, el magnesio, el calcio, el fósforo, el hierro, el flúor y el
yodo, los podemos encontrar en diferentes alimentos como la leche, las legumbres, los frutos secos…
Las vitaminas también son sustancias que el organismo necesita en pequeñas cantidades para regular sus
funciones. El organismo no puede sintetizarlas así que tiene que adquirirlas por medio de los alimentos. Se
dividen en dos grupos:

Hidrosolubles (solubles al agua): vitamina B y vitamina C.

Liposolubles (solubles en grasa): vitaminas A, D, K y E.

En la naturaleza encontramos los alimentos en estado crudo. Muchos de ellos, necesitan modificar su
composición química a través de la aplicación de calor para que sean digestivos, y otros se consumen crudos.
A través de los diferentes métodos de cocción lo que conseguimos es hacer que los alimentos sean más
sabrosos y apetitosos, cambiamos su aspecto y textura, y además, cuando cocinamos estamos destruyendo
casi todos los microorganismos (la cocción empieza a casi 36º, es decir a esta temperatura ya se empiezan a
destruir las bacterias).

Podemos dividir los métodos de cocción según en la manera en que los realizamos:

Cocción en medio seco o por concentración: Cuando empleamos este método de cocción evaporamos gran
parte del agua y los elementos se concentran en el alimento, El calor hace que selle los poros del alimento y
no deja que se escapen los jugos, por eso son tan apetitosos, pero se tendrá que tener en cuenta el tiempo de
cocción. Podemos encontrar diferentes técnicas culinarias como: asar al horno, asar a la parrilla/plancha,
gratinar, saltear/sofreír, a la brasa…

Cocción en medio húmedo o por expansión: Cuando empleamos este método de cocción, sumergimos el
alimento en algún líquido (agua, caldo, leche,), con esto conseguimos que los elementos solubles como las
vitaminas y minerales se disuelvan durante la cocción. Podemos encontrar diferentes técnicas culinarias como:
hervir, blanquear, pochar, al vapor, …

Cocción en medio mixto o por combinación: En este método de cocción encontramos dos etapas, la primera
se cuece el alimento por calor seco en una grasa, y segundo, lo finalizamos por calor húmedo. A parte de la
cocción del alimento obtenemos un subproducto una salsa o jugo. Podemos encontrar diferentes técnicas
culinarias como: guisar, estofar, brasear, …

Hemos visto que los alimentos están compuestos de elementos químicos necesarios para nuestro organismo y
para cocinarlos empleamos diversas reacciones químicas.
Durante décadas, nuestras abuelas nos han demostrado que la cocina está llena de trucos que nos pueden
hacer la vida más fácil. Se trataba de recursos que no se leían en ningún sitio, sino que se aprendían con la
práctica o viendo a otro con más habilidad manejarse entre fogones.

Aunque ellas no lo llamasen así, lo que hacían estas cocineras de toda la vida era pura química: distintos
elementos reaccionando entre sí. La American Chemical Society ha creado una serie llamada precisamente
Reactions en la que pone nombre a todos esos trucos tradicionales que han pasado de generación en
generación.

Madurar la fruta muy verde

Lo ideal sería comprar la fruta en su punto de madurez, pero para que dure más en casa antes de echarse a
perder, hay quien la compra un poco verde. El problema es cuando está demasiado verde y es incomestible.
Para hacer que acelere la maduración y la podamos comer antes, el truco está en meter las piezas de fruta en
una bolsa con otra que ya esté madura.

La clave está en un compuesto gaseoso llamado etileno. Se trata de un gas que desprenden las frutas maduras
y que acelera la maduración. Por tanto, si juntamos en una bolsa, por ejemplo, unos plátanos verdes y unos
tomates maduros, estos últimos desprenderán etileno que quedará atrapado dentro del envoltorio,
favoreciendo la maduración de los primeros.

Pero hay que tener cuidado porque a más maduración, más etileno. Así, el proceso seguirá adelante,
echándose a perder toda la fruta.

Para que las galletas aguanten más tiempo

Poca gente hoy tiene tiempo para hacer galletas caseras o pastas, aunque dé gusto ver cómo vuelan una vez
salidas del horno. Y es mejor así, porque a los pocos días ya no estarán tiernas y suaves, sino secas y duras.
Para esto también hay truco.

Las galletas llevan azúcar, de uno u otro tipo, y todos los azúcares son higroscópicos, es decir, que absorben la
humedad del medio en el que se encuentran
Las galletas llevan azúcar, de uno u otro tipo, y todos los azúcares son higroscópicos, es decir, que absorben la
humedad del medio en el que se encuentran. Si guardamos las galletas en un tarro o en una bolsa cerrada,
absorberán la humedad a su alcance y se resecarán.

Pero si introducimos en el mismo tarro una rebanada de pan de molde, estarán en perfectas condiciones más
tiempo. Esto es así porque el pan tiene más humedad, que aportará al ambiente y evitará que las galletas se
sequen.

Café con sal

Para los amantes del café, hay ocasiones en las que una taza de esta bebida es más una tortura que un placer.
En cada sitio entienden el café a su manera, y no son pocos los lugares donde lo ponen aguado, demasiado
caliente o con un regusto amargo como de haber hervido más de la cuenta.

Para este último problema, existe una sencilla solución gracias a la química: basta con añadir un pequeño
pellizco de sal. Al diluirse la sal en el café, el sodio que la compone actúa sobre los receptores de nuestra
lengua, bloqueando la captación del sabor amargo.

Fregar con coca - cola

En torno a las propiedades de la Coca-Cola hay mucho mito sin confirmar, pero hay otros que la química sí
puede probar. Entre ellos, que este refresco puede ayudarnos a limpiar una sartén que hayamos dejado en el
fregadero durante demasiado tiempo.

Esto es así porque la Coca-Cola contiene ácido fosfórico, un compuesto químico ácido que se incluye en
bebidas no alcohólicas y que entre otras cosas se utiliza también para limpiar óxido y otros compuestos de
superficies metálicas.

De forma que si una sartén tiene restos secos y pegados, podemos dejarla con Coca-Cola un rato y luego
fregarla con agua y jabón, facilitando la limpieza. Ese mismo ácido fosfórico es el que hace que un tornillo o
una moneda vieja bañados en Coca-Cola recuperen su aspecto brillante.

El llanto de la cebolla

Da igual que te esfuerces por no respirar o que apartes la cabeza (con cuidado, llevas un cuchillo en la mano)
al cortar cebolla: en cuestión de segundos te llorarán los ojos sin que puedas hacer nada por evitarlo. O casi
nada, porque algún pequeño truco sí que hay.
Las cebollas contienen una molécula inodora llamada trans-(+)-S-(1-propenil)-L-cisteina sulfóxido. Sí, todo eso
es su nombre. Al cortarla, rompemos sus células y liberamos una enzima llamada alinasa, que al entrar en
contacto con esa molécula produce tres compuestos volátiles: piruvato, amoniaco y (aquí va otro término
complejo) syn-propanotial-S-óxido.

Este último actúa sobre nuestro sistema nervioso a través de nuestros ojos. No está muy claro por qué esto es
así, aunque los científicos apuestan por una fuerte reacción al entrar en contacto con el agua que recubre el
ojo.

Este efecto no se puede eliminar del todo, pero sí reducir, de dos formas: por un lado, refrigerando las
cebollas, ya que el frío disminuye la liberación de componentes volátiles, y por otro lavando la cebolla a
medida que la cortamos, ya que ayuda a eliminar el propanotial, que es soluble en agua.

Cambios físicos y químicos que genera la cocción de alimentos

La composición química de un alimento en su estado original puede verse notablemente afectado como
consecuencia de los diversos procesos tecnológicos a los que se ve sometido durante el trascurso de la cadena
alimentaría: producción, elaboración, trasformación, almacenamiento y durante la preparación del alimento.

En general, a medida que aumenta el grado de trasformación de un alimento, mayores suelen ser las
modificaciones de su valor nutritivo.

Los alimentos en casi todos los procesos culinarios son sometidos a la aplicación de calor, que es lo que
conocemos normalmente como cocción. Durante este proceso los alimentos sufren trasformaciones físicas y
químicas que afectan al aspecto, la textura, la composición y el valor nutricional de los alimentos. Estos
cambios tienen como objetivo mejorar las características sensoriales de los mismos.

Durante la cocción los alimentos sufren alguno de estos fenómenos:

Expansión: Hay intercambio de nutrientes entre los alimentos y los medios de cocción, lo que produce pérdida
de algún nutriente por parte del alimento.

Concentración: Durante la cocción se forma una costra en el alimento que hace que los nutrientes
permanezcan dentro.

Mixta: Combinación de ambas


Existen múltiples métodos de cocción, los principales son los siguientes:

Pocheado: Se usa para pescados y huevos. Se realiza en agua y en cacerola

Hervido: Sirve para carne, huevos, pasta, arroz y hortalizas. Se realiza en agua y en cacerola

Braseado: Para carne dura, hortalizas duras y aves. Precisa usar agua más aceite y se hace en olla tapada

Hervido continuo: Para carne, hortalizas y aves. Se usa con aceite, más agua y se hace en olla tapada

Cocción a vapor: Para cocinar carne, hortalizas, aves y arroz. Se realiza en agua y en cacerola o al baño María

Cocción a presión: Para preparar pescados, algunos vegetales duros, carne y arroz. Se realiza en agua más
aceite y en cacerola a presión

Fritura: Para pescados, huevos, algunos vegetales duros y carne. Se precisa aceite o grasa. Y se realiza en
sartén

Asado-Horno: Para masas, carne, aves y pescado. Se usa aceite más vapor y se cocina en horno

Fritura profunda: Para hortalizas rebozadas, pescados y carne magra. Se hace con aceite y en sartén de fritura

Microondas: Para platos preparados y se hace en horno microondas

Asado-Plancha: Para carne, pescado y aves. Se hace en plancha para asar

Tradicionalmente la cocción de los alimentos se ha relacionado con factores negativos sobre su composición,
por la pérdida de algunos nutrientes. Sin embargo, también posee efectos beneficiosos.

La cocción destruye factores antinutritivos que existen en forma natural en algunos alimentos y producen
cambios en las necesidades de algún nutriente. Un ejemplo de ello son las anti tripsinas de las leguminosas
que tenían efecto sobre la absorción de las proteínas. En el pescado hay sustancias de este tipo, también en
las patatas, etc.

En general, el calor aumenta la digestibilidad de los alimentos y esto repercute en una mejor utilización de los
nutrientes por el organismo.

También logramos una garantía sanitaria de los alimentos, pues al cocinarlos se inhiben o destruyen
microorganismos indeseables o que podían producir enfermedades en el hombre.

Vamos a clasificar los cambios de los alimentos en físicos y químicos:


Cambios físicos:

Se producen cambios en el olor, color, sabor, volumen, peso y consistencia que hacen que cambien las
propiedades sensoriales de los alimentos.

Color: varía según cada alimento y según el proceso culinario al que ha sido sometido

Olor, aromas y sabor: el desarrollo del sabor depende de una combinación de los productos, de la degradación
de los azúcares y de las proteínas. También el cocinado libera ciertas sustancias volátiles sobre todo
relacionadas con el sabor, tanto de los alimentos como del medio que se utiliza para la cocción

Sabor: según las técnicas de cocción se refuerza o se atenúa el gusto de los alimentos y de las sustancias que
se hayan utilizado para el fondo de la cocción. Un aporte especial en el sabor viene dado por la grasa utilizada
para la cocción

Volumen y peso: existen las siguientes modificaciones:

Pérdida de volumen por la pérdida de agua de la superficie externa de los alimentos, y depende de la
intensidad del calor y de la propia superficie externa del alimento

Pérdida de volumen por la pérdida de materias grasas. También depende del calor, del tiempo de cocción y
del contenido graso de los alimentos

Aumento de volumen por rehidratación a partir del líquido de cocción

Consistencia: El calor produce cambios en la estructura de las proteínas, vegetales y resto de los alimentos;
como resultado serán más tiernos, jugosos y más digestibles

Cambios químicos:

Son los originados sobre los nutrientes

Proteínas: mejora su digestibilidad

Las grasas: formación de algunos derivados con efecto desagradable sobre el gusto y olor. Variación en el valor
nutritivo por ganar grasas en su contenido y así aumentar su valor energético

Hidratos de carbono: en general son estables frente al cocinado


Minerales: también en general son estables frente a la mayor parte de los tratamientos culinarios, pero sí se
deben destacar las pérdidas producidas por la solubilidad del agua empleada

Vitaminas: son sensibles a los procesos térmicos, y en general los procesos culinarios producen una pérdida de
estos nutrientes. Las hidrosolubles, como la B y C se pueden perder durante la cocción, dependiendo del
método utilizado. Las liposolubles como la A, D, E y K también sufren pérdidas por el calor y la oxidación
producida por el aire en contacto con los alimentos.

PRACTICAMENTE TODO ES QUIMICA

La industria química, fabricando productos de limpieza, productos para el aseo personal y el cuidado de los
niños, elaborando materiales para la construcción de aparatos electrodomésticos y permitiendo la óptima
conservación de los alimentos, ha contribuido de manera decisiva a facilitar las tareas del hogar. En las
economías primitivas, se dedicaban 16 horas al día a las necesidades básicas, y en el mundo moderno, tan sólo
dos, debido a los detergentes, la ropa fácil de planchar y limpiar, o los alimentos congelados, por ejemplo.

Empezando por la cocina, en ella encontramos utensilios recubiertos de plástico a los que no se adhieren los
alimentos, recipientes y muebles del mismo material, placas cerámicas, films transparentes para envolver,
bandejas antideslizantes, latas de conserva protegidas interiormente y alimentos preparados contra el efecto
de hongos y bacterias.

Si pasamos a la sala de estar allí se encuentran la televisión, el vídeo, un reproductor de sonido, discos
compactos, y cintas magnéticas…todos ellos constituidos por materiales químicos, desde el recubrimiento
interior de las pantallas de televisión, hasta los soportes magnéticos, pasando por los discos compactos.

Y en todas las habitaciones hay elementos derivados de productos químicos: alfombras, tapicerías, telas,
relleno de almohadas, jabón, perfumes, pintura, adhesivos, juguetes, detergentes, insecticidas, cosméticos…
Mire a su alrededor y busque algún objeto para cuya fabricación no haya jugado la química un papel
importante…y este ejercicio lo puede repetir en el avión, el automóvil o en la calle.

La química nos viste para cada ocasión: ir al campo, bañarnos en el mar, practicar algún deporte, escalar una
montaña o ir a una fiesta. Las fibras naturales son difíciles de modificar y se producen de una manera
relativamente ineficiente. Las fibras sintéticas se pueden alterar para que respondan a necesidades específicas
y se producen en gran cantidad fácilmente. Además, las fibras naturales no son tan naturales como parecen.
¿Ha visto usted la lana tal como la producen las ovejas, o cómo queda el algodón que, al no tener protección
química, es atacado por una plaga de escarabajos?
La química también nos ayuda a obtener mayores rendimientos en el empleo de los alimentos, permitiendo su
conservación y su transporte en cámaras frigoríficas, preservando sus propiedades y alargando su vida, tanto
en los mataderos, como en los grandes almacenes, las tiendas y, por último, en los refrigeradores y neveras
domésticas. Todos estos aparatos funcionan con gases criogénicos "limpios" y están aislados térmicamente
con espumas sintéticas.

Por último debe citarse la enorme importancia que tienen los envases, fabricados con productos químicos,
para la conservación de los alimentos. Estos recipientes de aspecto inocente son admirables piezas
tecnológicas. Deben ser ligeros y resistentes, y los hay compuestos por numerosas capas de film diferentes,
cada una con funciones y propiedades específicas. La permeabilidad selectiva a los gases como el anhídrido
carbónico y el oxígeno, así como a la humedad y a la luz, de los materiales basados en polímeros ha servido
para desarrollar embalajes con una atmósfera interior modificada. Si las propiedades de barrera se
seleccionan adecuadamente, un material de embalaje puede mantener una atmósfera modificada dentro del
recipiente, alargando la llamada "vida en el estante" del producto.

Los productos deshidratados deben ser protegidos de la humedad durante su almacenamiento. Los alimentos
grasos deben ser protegidos del aire para reducir su oxidación. La fruta fresca, por el contrario, debe respirar,
y es necesario que en recipiente circulen los gases. Para todas estas necesidades, a veces contradictorias, la
química tiene los materiales necesarios.

Con ella se fabrican también "envases inteligentes" cuando se requieren características especiales. Así, hay
envases, por ejemplo, que se fabrican con productos que absorben el oxígeno y lo retiran de su interior, y
otros que están compuestos por films sensibles a la temperatura y presentan cambios abruptos a la
permeabilidad de los gases por encima o debajo de ciertas temperaturas, como consecuencia del cambio de
una estructura cristalina a una amorfa debido a la fluctuación térmica.

Es importante también resaltar la importancia de los plásticos en la reducción de residuos de envases. Debido
a su resistencia y a su ligereza permiten desarrollar la estrategia principal, que consiste en la disminución en
origen, prestándose por otro lado al reciclado y reutilización, mostrando así su ecoeficiencia.

4. Trabajo individual:

I. CONSULTAR,REALIZAR Y ESTUDIAR LAS SIGUIENTES ACTIVIDADES


1. Que estudia la Química
2. En que grupos principales se clasifican los alimentos
3. Que elementos químicos forman a las proteínas
4. Cuál es la función de las proteínas en el cuerpo
5. Que elementos químicos forman a los carbohidratos
6. Que sustancias químicas son carbohidratos en los alimentos
7. Cuál es el carbohidrato del azúcar
8. Que diferencia hay entre grasas saturadas y grasas insaturadas. Dar ejemplos
9. Cual es la función de los minerales en el cuerpo y dar ejemplos de minerales
que se encuentran en los alimentos.
10. Que son las vitaminas y cómo las obtiene el cuerpo.
11. Que diferencia hay entre vitaminas hidrosolubles y liposolubles. Dar ejemplos
12. Como se modifica la composición química de un alimento crudo
13. Que efectos hace el método de cocción sobre los alimentos
14. Mencionar algunos (7) métodos de cocción se pueden usar para la preparación
de los alimentos
15. Que sustancia química es la responsable de que las frutas se maduren
16. Que es una sustancia higroscópica. Dar ejemplos
17. Que sensación causa en nuestro paladar al agregar una pizca de sal al tinto
caliente
18. Que compuesto químico posee la Coca- cola y en ocasiones para que se usa en
casa o cocina.
19. A qué se debe que al pelar una cebolla nos hace llorar
20. Qué cambios físicos se presentan en los alimentos al ser preparados
21. Por que algunos alimentos pierden volumen al ser preparados
22. Cuales son las semejanzas entre un laboratorio de química y la cocina.
23. Qué objetos, utensilios y cosas que hayan pasado por procesos químicos
podemos encontrar en: la cocina – la sala – en las habitaciones – en los baños –
en el garaje – en la calle.
24. Observe las etiquetas de los productos químicos de aseo casero y corporal que
usted usa en su hogar y diga para cada uno de ellos de qué sustancias químicas
están compuestos (formulas y %).
25. Observe la etiqueta de algunos alimentos procesados y/o envasados que estén en
su cocina y diga que sustancias químicas lo componen(gramos y %)
26. Observe la etiqueta de algunos medicamentos que posea en su casa y diga de
qué sustancias químicas están compuestos (gramos y %).
27. Comprobar en casa: La maduración de un plátano bien verde, el cual debe
envolver en una bolsa negra he ir observando su maduración caca 2 dos días
hasta su maduración total en días(evidencia cada 2 días y tiempo total de
maduración).
Busque en su casa algunos clavos bien oxidados y deposítelos y cúbralos con
una parte de Coca-Cola y registre los cambios(evidencias)
28. Durante el desarrollo de esta guía de aprendizaje vamos a elaborar 2 o 3

productos químicos, los cuales se darán a conocer cuando haya video clases por
la plataforma zoom con los estudiantes que tengan pc y conectividad.

5. Evaluación:

CADA SEMANA HABRA REUNION SINCRONICA DEBIDAMENTE AVISADA POR LA


PLATAFORMA ZOOM CON LOS QUE TIENEN EQUIPO Y CONECTIVIDAD CON EL FIN DE
ACLARAR Y RESOLVER DUDAS Y EVALUAR POCO A POCO.
LAS ACTIVIDADES LAS DEBES RESOLVER Y ENVIAR EN EL MISMO FORMATO PARA LOS
QUE TENGAN LA FACILIDAD DE TRABAJAR EN WORD Y PARA LOS QUE VAN A TRABAJAR EN
FISICO ANEXAR LA SOLUCION EN HOJAS TAMAÑO CARTA.

También podría gustarte