Está en la página 1de 2

ESQUEMA DE ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE TEXTOS LITERARIOS

NARRATIVOS

Sistematizado por el Mg. César Cárdenas Villanueva

FORMA DE PRESENTACIÓN DEL TRABAJO

1. Carátula
2. Dedicatoria (en lo posible, no dedicado al profesor del curso)
3. Índice
4. Introducción
5. Cuerpo capitular: comprende los capítulos del desarrollo del análisis e
interpretación, que se detalla a continuación.
6. Bibliografía
7. Anexo: Presentación de citas textuales reflexivas por cada lector de la obra (indicar
autor, año, texto, edición, página, lugar y editorial, en cada cita)

CAPÍTULO I
MUESTRA EXTERNA

1. Biografía del autor. Los datos del autor deben ser funcionales, en la medida de lo
posible, deben estar relacionados a la historia tratada en la obra que se analiza o al
momento que permitió su escritura.

2. Producción literaria. Siempre relacionada con las biografía del autor. Es en esta
etapa donde se podría hablar de los diversos premios adquiridos por el autor en su
labor literaria.

3. Corriente o movimiento literario. Comprende datos de la corriente o movimiento


literario al cual pertenece la obra o el mismo autor, lo que lo vinculará por su técnica,
su temática, etc.

4. Circunstancias históricas. Aquí, se consignan datos de las circunstancias en las


cuales fueron escritas la obra que se estudia o también los datos que se refieran al
momento temporal de los acontecimientos tratados en dicho texto literario.

CAPÍTULO II
UNIVERSO INTERNO DE LA OBRA

1. Resumen o argumento de la obra. A manera de una visión general, el lector de la


obra contará lo tratado en el texto de manera sucinta o resumida y con sus propias
palabras, siempre teniendo en cuenta la temática central y los datos temáticos
secundarios tratados por el autor.

2. Tema. En breves palabras, el lector deberá sintetizar el asunto desarrollado por el


autor. Debe plantearse entre comillas, porque es el punto de vista de cada lector; ya
posteriormente, luego de las comillas, el lector puede explicarlo. Además, deberá
recopilar el conjunto de temáticas que la crítica ha determinado a la obra.

3. Subtemas. En este rubro, no solo se deben enumerar los segundos asuntos


temáticos tratados, sino explicar su desarrollo y consecuencias, si es posible
relacionando cada caso a sus propios protagonistas.

4. Constitución del mundo ficcional. Todo texto narrativo se constituye en base a


cuatro elementos básicos, que siempre conviven o coexisten, ellos son:
a) Acontecimientos. Conjunto de acciones desarrolladas en el texto literario de
manera lineal o no lineal. En esta parte, se debe describir la presentación, el
nudo y el desenlace; es decir, la descripción del inicio del desarrollo del tema,
cómo se problematiza su desarrollo y cómo concluye o qué desenlace tiene. En
algunas obras, no seguirán un orden ni lógico ni cronológico, pero será necesario
reordenarlos en este rubro, previa explicación.

b) Personajes. Conjunto de seres creados por el autor, los que reciben ciertas
cualidades y roles, son descritos acorde al siguiente orden de roles:

l) Personajes principales. Participan de principio a fin, siempre desarrollando


el bien o el mal, en relación al tema tratado.
2) Personajes secundarios. Son los que complementan las acciones
desarrolladas por los personajes principales, pero su rol es menos
trascendente que estos.
3) Personajes referenciales. Son aquellos seres que simplemente son
enunciados en la historia, sin cumplir roles protagónicos; pero es necesaria
su presencia para la comprensión del texto.

c) Tiempo. Es el espacio temporal en el cual se desarrollan los acontecimientos, lo


que es tratado con excesivo cuidado por parte del autor. Se detalla del siguiente
modo:

1) Tiempo cronológico. Es la duración del tiempo de principio a fin, siempre


en base al tema tratado. Puede ser una hora, minutos, unos días, unos
meses, etc.
2) Tiempo psicológico. Se constituye en base a recuerdos, sueños y
proyecciones, al pasado o futuro, de los personajes o de los acontecimientos.
Pueden ser años, décadas, siglos, etc.
3) Tiempo histórico. El asunto temático tratado por el autor se encuadra en un
determinado contexto temporal y espacial; es decir, data de una época
evolutiva en la historia de la sociedad, de una nación, de una cultura, etc.

d) Espacio. Son el lugar o lugares donde se desarrollan los acontecimientos y en


el cual(es) actúan los personajes. Estos lugares pueden ser “reales” (tener un
espacio referencial), como también pueden ser “ficcionales” (totalmente
imaginados y sin ningún referente real). El espacio puede ser descrito en los
siguientes términos:

1) Microcosmos. Es el lugar o lugares cerrados donde se entrelazan o


suceden los acontecimientos y donde se mueven los personajes de la
historia. Puede ser una vivienda, un barrio, una comunidad (es) o pueblo (s),
etc.
2) Macrocosmos. Es el espacio grande donde se engloba o ubica a los
espacios pequeños descritos en el microcosmos. Puede ser una región, un
país, un continente, etc.

5. Rasgos internos subyacentes. En esta parte, se debe detallar un conjunto de


hechos, personajes, nombres, etc. que simbólicamente son introducidos por el autor
y que, desde el punto de vista de cada lector, puede tener una connotación distinta
y puede representar lo que no nos imaginamos. Es en esta parte donde también se
deben detallar los distintos valores que tiene la obra literaria en estudio (valor
histórico, literario, lingüístico, político, etc.), ya que cada uno de ellos son fruto de
los estudios o investigaciones que se hicieron respecto a la obra y no por opinión del
autor.