Está en la página 1de 285

I.

ELEMENTOS ESTRUCTURANTES
3. CAPÍTULO 1
Componente General

Municipio de San Rafael


POTA Departamento de Antioquia

TABLA DE CONTENIDO
Pág

1. VISIÓN TERRITORIAL, VALORES Y PRINCIPIOS QUE SOPORTAN EL PLAN


............................................................................................................................. 19
1.1 PLANEACIÓN CON ENFOQUE TERRITORIAL: LA SALIDA ESTRATÉGICA AL
DESARROLLO RURAL EN ANTIOQUIA.............................................................. 19
Determinación de áreas diferenciadas para el desarrollo rural: punto clave para
el diseño de territorios-empresa ........................................................................... 19
El Ordenamiento Territorial................................................................................... 28
1.2 LA POLÍTICA PÚBLICA PARA EL DESARROLLO RURAL.................................. 32
Política Nacional ................................................................................................... 32
Política Departamental ......................................................................................... 38
1.3 POTA: MARCO TEÓRICO Y CONCEPTUAL ....................................................... 44
Consideraciones iniciales ..................................................................................... 44
Enfoque del ordenamiento productivo .................................................................. 44
Etapas del plan de acción del ordenamiento productivo ....................................... 46
La misión para la transformación del campo colombiano con referencia al
ordenamiento social y productivo ......................................................................... 46
Lineamientos Generales del Plan de Ordenamiento Territorial Agropecuario de
Antioquia .............................................................................................................. 53
1.4 DEPARTAMENTO DE ANTIOQUIA ..................................................................... 54
Contexto histórico y político .................................................................................. 54
Generalidades del Departamento de Antioquia .................................................... 56
1.5 PERFILES SUBREGIONALES Y UNIDADES DE PLANIFICACIÓN .................... 63
Subregión Bajo Cauca.......................................................................................... 63
Subregión Magdalena Medio ................................................................................ 77
Subregión Nordeste.............................................................................................. 89
Subregión Norte ................................................................................................. 107
Subregión Occidente .......................................................................................... 126
Subregión Oriente .............................................................................................. 136
Subregión Suroeste ............................................................................................ 156
Subregión Urabá ................................................................................................ 178
Subregión Valle de Aburrá.................................................................................. 192
1.6 LA ORDENACIÓN TERRITORIAL DEPARTAMENTAL ..................................... 207
1.7 TENENCIA DE LA TIERRA: AMBITO JURÍDICO ............................................... 210
Caracterización jurídica de la tenencia de la tierra en el Departamento.............. 210
Formalización de la propiedad ............................................................................ 241
Diagnóstico de la institucionalidad en materia de tenencia de la tierra ............... 281
Unidad Agrícola Familiar .................................................................................... 284
REFERENCIAS BIBLIOGRAFÍCAS ............................................................................... 290
POTA Departamento de Antioquia

LISTA DE TABLAS
Pág.

Tabla 1.1 Desequilibrios del desarrollo rural y consecuencias en el desarrollo ......... 51


Tabla 1.2 Municipios de Antioquia por Subregión ..................................................... 58
Tabla 1.3 Subregiones del departamento y sus zonas .............................................. 58
Tabla 1.4 Población indígena por resguardo y grupo étnico en Antioquia ................. 60
Tabla 1.5 Generalidades. Subregión Bajo Cauca ..................................................... 66
Tabla 1.6 Problemas, ventajas y proyectos zonales. Subregión Bajo Cauca ............ 67
Tabla 1.7 Establecimientos educativos oficiales y no oficiales. Subregión Bajo
Cauca ....................................................................................................... 68
Tabla 1.8 Población afiliada al sistema de salud subsidiado y contributivo.
Subregión Bajo Cauca .............................................................................. 69
Tabla 1.9 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en
producción y el empleo por municipio en la Subregión Bajo Cauca para
los años 2005 y 2015 ................................................................................ 73
Tabla 1.10 Tipo y antigüedad de JAC y OAF en la Subregión Bajo Cauca ................. 75
Tabla 1.11 Generalidades para la subregión Magdalena Medio de Antioquia ............. 78
Tabla 1.12 Principales problemáticas, proyectos y megaproyectos en la Subregión... 80
Tabla 1.13 Cantidad de establecimientos educativos oficiales y no oficiales. ............. 82
Tabla 1.14 Población afiliada al sistema de salud. Subregión Magdalena Medio ........ 82
Tabla 1.15 Comparativo de áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo
por municipio en Zona Nus para los años 2005 y 2015 ............................. 85
Tabla 1.16 Comparativo de áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo
por municipio en Zona Ribereña para los años 2005 y 2015 ..................... 86
Tabla 1.17 Tipo de organización y antigüedad de la subregión de Magdalena Medio
.................................................................................................................. 88
Tabla 1.18 Generalidades para la Subregión Nordeste de Antioquia .......................... 92
Tabla 1.19 Problemáticas, ventajas y proyectos Zona Río Porce ............................... 93
Tabla 1.20 Minorías Étnicas en el Nordeste de Antioquia ........................................... 96
Tabla 1.21 Cantidad de establecimientos educativos oficiales y no oficiales .............. 97
Tabla 1.22 Población afiliada al sistema de salud subsidiado y contributivo ............... 97
Tabla 1.23 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, volúmenes en
producción y el empleo por municipio en la zona río Porce para los años
2005 y 2015 ............................................................................................ 101
Tabla 1.24 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en
producción y el empleo por municipio en la zona Nus para los años 2005
y 2015 ..................................................................................................... 102
Tabla 1.25 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en
producción y el empleo por municipio en la zona Minera para los años
2005 y 2015 ............................................................................................ 102
Tabla 1.26 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en
producción y el empleo por municipio en la Zona Meseta para los años
2005 y 2015 ............................................................................................ 102
Tabla 1.27 Tipo y antigüedad de las organizaciones de economía campesina ......... 105
Tabla 1.28 Generalidades para la Subregión Norte de Antioquia.............................. 111
Tabla 1.29 Programas, proyectos y megaproyectos de la Subregión Norte .............. 112
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.30 Cantidad de establecimientos educativos oficiales y no oficiales


Subregión Norte ...................................................................................... 113
Tabla 1.31 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo
por municipio en la Zona de la Vertiente de los ríos Grande y Chico para
los años 2005 y 2015 .............................................................................. 118
Tabla 1.32 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo
por municipio en la Zona Vertiente del río Porce para los años 2005 y
2015 ........................................................................................................ 119
Tabla 1.33 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo
por municipio en la Zona de la Vertiente del río Cauca para los años 2005
y 2015 ..................................................................................................... 119
Tabla 1.34 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo
por municipio en la Zona de la Vertiente Chorros Blancos para los años
2005 y 2015 ............................................................................................ 119
Tabla 1.35 Tipo y antigüedad de JAC y OAF de la Subregión Norte ......................... 122
Tabla 1.36 Generalidades de la Subregión Occidente .............................................. 128
Tabla 1.37 Problemáticas y proyectos dinamizadores Subregión Occidente ............ 129
Tabla 1.38 Establecimientos educativos oficiales y no oficiales Subregión Occidente
................................................................................................................ 130
Tabla 1.39 Comparativo de áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo
por municipio en Zona Cuenca Río Sucio para los años 2005 y 2015 ..... 133
Tabla 1.40 Comparativo de áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo
por municipio en Zona Cuenca Medio para los años 2005 y 2015 .......... 133
Tabla 1.41 Generalidades del la Subregión Oriente.................................................. 140
Tabla 1.42 Problemáticas, ventajas y proyectos subregión Oriente .......................... 141
Tabla 1.43 Organizaciones de Economía Campesina .............................................. 147
Tabla 1.44 Áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por municipio
entre 2005 y 2015. Valles de San Nicolás ............................................... 149
Tabla 1.45 Áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por municipio
entre 2005 y 2015. Zona Bosques ......................................................... 149
Tabla 1.46 Áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por municipio
entre 2005 y 2015. Zona Embalses ........................................................ 150
Tabla 1.47 Áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por municipio
entre 2005 y 2015. Zona Páramo ............................................................ 150
Tabla 1.48 Generalidades para la Subregión Suroeste Antioqueño .......................... 159
Tabla 1.49 Problemas – Ventajas – Proyectos – Megaproyectos subregión Suroeste
................................................................................................................ 162
Tabla 1.50 Cantidad de establecimientos educativos oficiales y no oficiales.
Subregión Suroreste ............................................................................... 166
Tabla 1.68 Población afiliada al sistema de salud subsidiado y contributivo ............. 166
Tabla 1.52 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo
por municipio Zona San Juan para los años 2005 y 2015 ....................... 169
Tabla 1.53 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo
por municipio en la Zona Sinifaná para los años 2005 y 2015 ................. 170
Tabla 1.54 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo
por municipio en la Zona Cartama para los años 2005 y 2015 ................ 170
Tabla 1.55 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo
por municipio en la Zona Penderisco para los años 2005 y 2015 ............ 171
Tabla 1.56 Organizaciones de Agricultura Familiar en Suroeste Antioqueño ............ 173
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.57 Agroindustrias y OAF para la Subregión ................................................. 173


Tabla 1.58 Generalidades para la Subregión Urabá ................................................. 182
Tabla 1.59 Estructura de la población de Urabá ....................................................... 183
Tabla 1.60 Cultivo/producción/productividad y exportaciones de banano entre 2007
y 2009 ..................................................................................................... 188
Tabla 1.61 Generalidades para la subregión Valle de Aburrá ................................... 192
Tabla 1.62 Problemas, ventajas y proyectos, zonas Norte y Sur del Valle de Aburrá 197
Tabla 1.63 Principales ejes viales del Valle de Aburrá .............................................. 200
Tabla 1.64 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en
producción y el empleo por municipio en la Zona Norte para los años
2005 y 2015 ............................................................................................ 202
Tabla 1.65 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en
producción y el empleo por municipio en la Zona Centro para los años
2005 y 2015 ............................................................................................ 202
Tabla 1.66 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en
producción y el empleo por municipio en la Zona Sur para los años 2005
y 2015 ..................................................................................................... 203
Tabla 1.67 Tipo y antigüedad de las Organizaciones de Economía Campesina ....... 204
Tabla 1.68 Estado de la matrícula inmobiliaria de los predios. Bajo Cauca............... 210
Tabla 1.69 Derechos de propiedad por municipio. Subregión Bajo Cauca ................ 211
Tabla 1.70 Estado de la matrícula inmobiliaria de los predios. Subregión Magdalena
Medio ...................................................................................................... 212
Tabla 1.71 Derechos por municipio. Subregión Magdalena Medio ........................... 212
Tabla 1.72 Estado de la matrícula inmobiliaria de los predios. Subregión Nordeste . 213
Tabla 1.73 Derechos por municipio. Subregión Nordeste ......................................... 214
Tabla 1.74 Predios con y sin folio de matrícula inmobiliaria por municipio. Subregión
Norte. ...................................................................................................... 215
Tabla 1.75 Derechos por municipio. Subregión Norte ............................................... 215
Tabla 1.76 Predios con y sin folio de matrícula inmobiliaria por municipio. Subregión
Occidente................................................................................................ 216
Tabla 1.77 Derechos por municipio. Subregión Occidente........................................ 217
Tabla 1.78 Predios con y sin folio de matrícula inmobiliaria por municipio. Subregión
Oriente .................................................................................................... 218
Tabla 1.79 Derechos por municipio. Subregión Oriente ............................................ 219
Tabla 1.80 Predios con y sin folio de matrícula inmobiliaria por municipio. Subregión
Suroeste ................................................................................................. 220
Tabla 1.81 Derechos por municipio. Subregión Suroeste ......................................... 221
Tabla 1.82 Predios con y sin folio de matrícula inmobiliaria por municipio. Subregión
Urabá ...................................................................................................... 222
Tabla 1.83 Derechos por municipio. Subregión Urabá .............................................. 223
Tabla 1.84 Predios con y sin folio de matrícula inmobiliaria por municipio. Subregión
Valle de Aburrá ....................................................................................... 224
Tabla 1.85 Derechos por municipio. Subregión Valle de Aburrá ............................... 225
Tabla 1.86 Minería en el Bajo Cauca ........................................................................ 226
Tabla 1.87 Minería en el Magdalena Medio antioqueño ............................................ 227
Tabla 1.88 Minería en el Nordeste de Antioquia ....................................................... 228
Tabla 1.89 Minería en el Norte de Antioquia ............................................................. 229
Tabla 1.90 Minería en el Occidente de Antioquia ...................................................... 231
Tabla 1.91 Minería en el Oriente de Antioquia .......................................................... 233
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.92 Minería en el Suroeste de Antioquia ....................................................... 236


Tabla 1.93 Minería en Urabá .................................................................................... 239
Tabla 1.94 Minería en el Valle de Aburrá .................................................................. 240
Tabla 1.95 Marco Legal de los Planes de Desarrollo Municipal ................................ 242
Tabla 1.96 Municipios que no cuentan con línea de formalización en la tenencia de
la tierra .................................................................................................... 244
Tabla 1.97 Esquema general en materia de formalización de la propiedad .............. 245
Tabla 1.98 Estructura de la línea de formalización en tenencia de la tierra a nivel
subregional. Subregión Bajo Cauca ........................................................ 246
Tabla 1.99 Estructura de la línea de formalización en tenencia de la tierra a nivel
subregional. Subregión Magdalena Medio .............................................. 248
Tabla 1.100 Estructura de la línea de formalización en tenencia de la tierra a nivel
subregional. Subregión Nordeste ............................................................ 249
Tabla 1.119 Estructura de la línea de formalización en tenencia de la tierra a nivel
subregional. Subregión Norte .................................................................. 254
Tabla 1.102 Estructura de la línea de formalización en tenencia de la tierra a nivel
subregional. Subregión Occidente .......................................................... 261
Tabla 1.103 Estructura de la línea de formalización en tenencia de la tierra a nivel
subregional. Subregión Oriente ............................................................... 265
Tabla 1.104 Estructura de la línea de formalización en tenencia de la tierra a nivel
subregional. Subregión Suroeste ............................................................ 270
Tabla 1.105 Estructura de la línea de formalización en tenencia de la tierra a nivel
subregional. Subregión Urabá ................................................................. 275
Tabla 1.106 Estructura de la línea de formalización en tenencia de la tierra a nivel
subregional. Subregión Valle de Aburrá .................................................. 280
Tabla 1.107 ZRH para Antioquia (Resolución 041 de 1996) ....................................... 287
POTA Departamento de Antioquia

LISTA DE FIGURAS

Pág.

Figura 1.1 Subregiones del Departamento de Antioquia .......................................... 57


Figura 1.2 Población de Antioquia, 2016 .................................................................... 60
Figura 1.3 Subregión Bajo Cauca .............................................................................. 64
Figura 1.4 Potencialidades de Uso de la Tierra en la Subregión Bajo Cauca ............. 71
Figura 1.5 Uso Actual de la Tierra en la Subregión Bajo Cauca ................................. 71
Figura 1.6 Subregión del Magadalena Medio ............................................................. 79
Figura 1.7 Potencialidades de uso de la Tierra para la Subregión Magdalena Medio
.................................................................................................................. 84
Figura 1.8 Uso actual de la tierra para la Subregión Magdalena Medio ..................... 84
Figura 1.9 Subregión del Nordeste ............................................................................ 91
Figura 1.10 Potencialidades de Uso de la Tierra en la Subregión Nordeste ............... 100
Figura 1.11 Uso Actual de la Tierra en la Subregión Nordeste ................................... 100
Figura 1.12 Subregión Norte ...................................................................................... 108
Figura 1.13 Potencialidades de Uso de la Tierra en la Subregión Norte .................... 116
Figura 1.14 Uso Actual de la Tierra en la Subregión Norte ........................................ 116
Figura 1.15 Subregión Occidente............................................................................... 127
Figura 1.16 Uso potencial de la tierra para la subregión de Occidente....................... 132
Figura 1.17 Uso actual de la tierra para la subregión de Occidente ........................... 132
Figura 1.18 Subregión del Oriente ............................................................................. 137
Figura 1.19 Uso potencial de la tierra en la Subregión Oriente .................................. 147
Figura 1.20 Uso actual de la tierra en la Subregión Oriente ....................................... 148
Figura 1.21 Mapa Región Suroeste ........................................................................... 156
Figura 1.22 Uso potencial de la tierra en el Suroeste Antioqueño .............................. 168
Figura 1.23 Uso actual de la tierra en el Suroeste Antioqueño ................................... 168
Figura 1.24 Subregión Urabá ..................................................................................... 179
Figura 1.25 Uso potencial de la tierra subregión Urabá ............................................. 185
Figura 1.26 Uso actual de la tierra Subregión Urabá.................................................. 186
Figura 1.27 Subregión Valle de Aburrá ...................................................................... 194
Figura 1.28 Usos potenciales de la tierra en el Valle de Aburrá ................................. 201
Figura 1.29 Usos actuales de la tierra en el Valle de Aburrá ...................................... 201
Figura 1.30 Disposiciones Normativas en relación al Ordenamiento Territorial
Departamental ........................................................................................ 209
POTA Departamento de Antioquia

1. VISIÓN TERRITORIAL, VALORES Y PRINCIPIOS QUE SOPORTAN


EL PLAN

1.1 PLANEACIÓN CON ENFOQUE TERRITORIAL: LA SALIDA ESTRATÉGICA


AL DESARROLLO RURAL EN ANTIOQUIA

Es necesario construir una política de desarrollo rural y agropecuario que permita reducir
las desigualdades relacionadas con la prosperidad económica entre regiones mediante
intervenciones diferenciadas para zonas relativamente homogéneas. Esto quiere decir,
reducir las disparidades económicas regionales como un compromiso nacional y
departamental, considerar el componente espacial como un factor clave para mitigar
problemas sociales y reconocer al sector rural como multifuncional y multisectorial al
involucrar actividades mineras, hidrocarburos y medioambientales con el sector
agropecuario, de tal modo que puedan participar de las oportunidades que brinda la
competitividad regional.

El Departamento de Antioquia concentra su desarrollo en el Valle de Aburrá, conformando


un modelo macrocefálico. Las demás subregiones han alcanzado sus niveles de desarrollo
actuales en forma diferencial. Oriente (sobre todo el Valle de San Nicolás), Suroeste y
Occidente cercano presentan mejores oportunidades e indicadores de calidad de vida,
superiores a los de las otras subregiones. El trópico antioqueño (conformado por las
subregiones de Urabá, Magdalena Medio y Bajo Cauca) ha tenido un gran impulso desde
cuando el Gobierno departamental lo incorporó como el objetivo central del Plan de
Desarrollo Departamental 1983-1989 “La Conquista del trópico húmedo”. Actualmente
mantienen indicadores sociales inferiores a los del resto del departamento. En la otra parte,
el Atrato Medio es ejemplo de la desatención estatal, como muchas otras zonas de
Antioquia. Sin embargo, las riquezas y potencialidades de nuestras subregiones y las
posibilidades de superar sus precarias condiciones económicas y sociales ameritan el
interés por parte del Gobierno departamental.

Para superar los desequilibrios territoriales, la institucionalidad rural tendría que orientarse
a potenciar las ventajas comparativas regionales, investigar los mercados y rescatar la
identidad local con sus rasgos culturales para apoyar y acelerar el crecimiento y desarrollo
de cada una de las regiones, de tal forma que los conjuntos de sus pobladores puedan
incorporarse en forma equitativa al desarrollo nacional y departamental. El desarrollo no se
concibe solamente como el crecimiento económico y el aumento de la calidad de vida en
todo el territorio, sino como un conjunto de regiones articuladas y competitivas que logran
autodefinirse, autoconstruirse e insertarse en forma eficiente a los mercados locales,
nacionales e internacionales mejorando las condiciones de vida de la población que las
habita.

Determinación de áreas diferenciadas para el desarrollo rural: punto


clave para el diseño de territorios-empresa

La acción institucional para la ruralidad se ha manifestado a través de:

− Dejar la iniciativa a las comunidades locales. Lo que ha dado lugar a multitud de

19
POTA Departamento de Antioquia

proyectos pequeños, desarticulados de las oportunidades de mercado y sin innovación.


− Dejar la iniciativa a la gran empresa. Lo que ha permitido que algunos proyectos
produzcan buenos resultados, pero existan otros con integraciones de fachada que
dejan todo el riesgo al socio más débil.
− Un sistema concursal que no consulta las disparidades regionales. Concentra los
beneficios en pocas manos y genera conflictos entre quienes se favorecen y quienes no
tienen la educación ni el dinero para concursar. Los recursos se han dispersado en
proyectos demasiados pequeños que compiten con otros similares en la misma región.
− Un predominio de la fragmentación del espacio económico. Las iniciativas suelen
encerrarse en los límites político administrativos, despreciando escalas o desarrollos
complementarios que podrían consolidar un proceso de desarrollo endógeno de orden
territorial.

Estos vacíos podrían llenarse mediante el uso de instrumentos de planificación rural.


Algunos de estos aparecen en las normas agrarias y de ordenamiento territorial: las Zonas
Relativamente Homogéneas (ZRH), Áreas de Desarrollo Rural (ADR), Unidades de
Planeamiento Rural (UPR), Zonas de Reserva Campesina (ZRC), Áreas de Desarrollo
Empresarial. Otros son el resultado de la articulación del sector agropecuario con lo
agroindustrial para fortalecer y desarrollar proyectos regionales “jalonadores” del desarrollo:
Ley Zidres.

Áre a s d e De s a rro llo Rura l (ADR)

En 2011, el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, INCODER, definió las Áreas de


Desarrollo Rural como territorios que comparten características biofísicas,
socioeconómicas, poblacionales y culturales similares, lo que les imprime una relativa
homogeneidad y les permite ser asumidas como unidades territoriales de referencia para el
trabajo institucional. Son unidades básicas de planificación para las actividades misionales
que ejecuta el INCODER de manera focalizada y para la formulación, gestión y ejecución
del programa y proyectos de desarrollo rural. Cada una de estas áreas concentra los cuatro
componentes estructuradores de la metodología: socioeconómico y poblacional, político
institucional, productivo y biofísico (INCODER, 2011).

Las ADR constituían una propuesta institucional del INCODER en los inicios de su gestión
para cumplir con el objetivo de identificar y consolidar las áreas de desarrollo agropecuario
y rural en el país (Decreto Presidencial 1300 de 2003). Se trataba de focalizar la acción del
INCODER en Áreas de Desarrollo Rural. Las áreas podían ser promovidas por iniciativa
pública, privada o mixta con el fin de adelantar programas de desarrollo agropecuario y rural
de propósito común que atendieran realidades específicas de zonas y comunidades rurales.
El INCODER, mediante correlaciones entre 125 variables, identificó más de setenta ADR
en el país. Se seleccionaron zonas piloto en Meta, Córdoba, Cesar, Tolima y Santander y
con el apoyo técnico del CEGA (Centro de Estudios en Ganadería del Banco Ganadero,
que luego se transformó en BBVA), el CIAT (Centro Internacional de Agricultura Tropical) y
el IICA (Instituto Interamericano para la Cooperación en Agricultura) se formularon Planes
de Desarrollo Rural para las zonas inicialmente consideradas. En Antioquia se identificaron
ADR en Urabá y el nudo de Paramillo (compartida con el departamento de Córdoba).

Los cambios políticos en los modelos de intervención pública ocurridos durante los cambios

20
POTA Departamento de Antioquia

presidenciales y nuevos planes de desarrollo nacionales ocasionaron desestímulos a estos


procesos, los cuales fueron desvaneciéndose a medida que avanzó el tiempo, sin embargo,
dejaron importantes enseñanzas para la construcción de políticas públicas en materia del
desarrollo rural con enfoque territorial.

Zo n a s Re la tiva m e n te Ho m o g én e a s (ZRH)

Otra propuesta surgida desde el INCODER (2014) fue la de las Zonas Relativamente
Homogéneas (ZRH), resultantes del análisis que permite identificar zonas biofísicamente
homogéneas (características agrológicas y fisiográficas) y zonas competitivamente
homogéneas (características socioeconómicas), útiles para determinar las Unidades
Agrícolas Familiares, UAF. Mediante un análisis de correlación entre ambas zonas a través
de procedimientos analíticos sistematizados, se establece la delimitación de la ZRH por
medio de la metodología de unidades similares de integración. Los estudios técnicos de las
ZRH comprenden análisis biofísico y socioeconómico, capacidad productiva de suelos,
determinación de renglones productivosy evaluación de tierras. En Antioquia, el INCODER
identificó 27 ZRH. La metodología utilizada presenta grandes similaridades con la elaborada
por la UPRA para el ordenamiento social y productivo.

Un id a d e s d e Pla n ific a ció n Ru ral (UP R)

Las UPR se crean a través del Decreto 3600 de 2007 del Ministerio de Ambiente, Vivienda
y Desarrollo Territorial (hoy Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible), que
“reglamenta las disposiciones de las Leyes 99 de 1993 y 388 de 1997 relativas a las
determinantes de ordenamiento del suelo rural y al desarrollo de actuaciones urbanísticas
de parcelación y edificación en este tipo de suelo y adopta otras disposiciones”.

Las categorías del suelo rural y las Unidades de Planificación Rural (UPR), definidas en el
Decreto 3600 están contenidas en el capítulo 2, sección 1 del Decreto 1077 de 2015.

Ca te g o ría s d e l S u e lo Ru ra l

Son categorías de protección del suelo rural (artículo 2.2.2.2.1.3, Decreto 1077 de 2015):

Las áreas de conservación y protección ambiental, que comprende el sistema nacional


de áreas protegidas, las reservas forestales, las áreas de manejo especial y las áreas de
especial importancia ecosistémica, tales como páramos, subpáramos, nacimientos de
agua, zonas de recarga de acuíferos, rondas hidráulicas de los cuerpos de agua,
humedales, pantanos, lagos, lagunas, ciénagas, manglares y reservas de flora y fauna

Las áreas para la producción agrícola y ganadera y de explotación de recursos


naturales que incluyen los terrenos que deben ser mantenidos y preservados por su
destinación a usos agrícolas, ganaderos, forestales o de explotación de recursos naturales.
En estos no se podrán autorizar actuaciones urbanísticas de subdivisión, parcelación o
edificación de inmuebles que impliquen la alteración o transformación de su uso actual. Se
incluyen los suelos que según el IGAC pertenezcan a las clases I, II y III, ni de otras clases
agrológicas que sean necesarios para la conservación del agua, el control de procesos
erosivos y zonas de protección forestal.

21
POTA Departamento de Antioquia

Las áreas de inmuebles considerados como patrimonio cultural incluyen sitios


históricos y arqueológicos y las construcciones o restos de ellas que hayan sido declarados
como bienes de interés cultural.

Las áreas del sistema de servicios públicos domiciliarios, que incluye las zonas de
utilidad pública para la ubicación de infraestructuras primarias para la provisión de servicios
públicos domiciliarios, con la definición de las directrices de ordenamiento para sus áreas
de influencia. Deberán señalarse las áreas para el manejo, tratamiento y/o disposición final
de residuos sólidos o líquidos, tales como rellenos sanitarios, estaciones de transferencia,
plantas incineradoras de residuos, plantas de tratamiento de aguas y/o estaciones de
bombeo necesarias para resolver los requerimientos de uno o varios municipios.

Las áreas de amenaza y riesgo incluyen las zonas que presentan alto riesgo para la
localización de asentamientos humanos por amenazas o riesgos naturales o por
condiciones de insalubridad.

Las categorías de desarrollo restringido en suelo rural incluyen (art. 2.2.2.2.1.4):

Suelos suburbanos. Debe definirse la unidad mínima de actuación, el señalamiento de los


índices máximos de ocupación y construcción, los tratamientos y usos principales,
compatibles, condicionados y prohibidos. La delimitación de los suelos suburbanos
constituye norma urbanística de carácter estructural (art. 15 Ley 388/97).

Centros poblados rurales. Deben adoptarse las previsiones necesarias para orientar la
ocupación de sus suelos y la adecuada dotación de servicios básicos y de equipamiento
comunitario

Identificación y delimitación de las áreas destinadas a vivienda campestre. Definición


de normas urbanísticas de parcelación.

Localización prevista para equipamientos. Salud, educación, bienestar social, cultural y


deporte

P la n e a m ie nto In term e dio d el S u e lo Ru ral

“Para desarrollar y precisar las condiciones de ordenamiento de áreas específicas del suelo
rural a escala intermedia, el POT podrá delimitar para la totalidad del suelo rural las
Unidades de Planificación Rural (UPR) teniendo en cuenta, por lo menos, los siguientes
aspectos (art. 2.2.2.2.1.5):

− la división veredal;
− la red vial y de asentamientos existentes;
− la estructura ecológica principal (EEP);
− la disposición de actividades productivas;
− las cuencas hidrográficas, cerros, planicies y otros elementos geográficos.

Co n te n id o d e la UP R

Las UPR deberán contener los siguientes aspectos (art. 2.2.2.2.1.6):

22
POTA Departamento de Antioquia

− Normas para el manejo y conservación de las áreas que hagan parte de las categorías
de protección, de acuerdo con la normativa específica aplicable a cada una de ellas.
− Normas sobre uso y manejo de las áreas destinadas a la producción agrícola, ganadera,
forestal, de explotación de los recursos naturales, agroindustrial, ecoturística,
etnoturística y demás actividades análogas que sean compatibles con la vocación del
suelo rural.
− Señalamiento y localización de las infraestructuras básicas relativas a la red vial
nacional y regional, puertos y aeropuertos, así como las directrices de ordenamiento
para sus áreas de influencia.
− En áreas pertenecientes al suelo rural suburbano se deben definir: el sistema vial, el
sistema de espacios públicos, los sistemas de aprovisionamiento de los servicios
públicos de agua potable y saneamiento básico, así como los equipamientos
comunitarios. La UPR debe incluir la definición de los distintos tratamientos o
potencialidades de utilización del suelo y las normas específicas sobre uso y
aprovechamiento del suelo para el desarrollo de las actuaciones de parcelación y
edificación de las unidades mínimas de actuación definidas en el POT.
− Las zonas o subzonas beneficiarias de las acciones urbanísticas que constituyen
hechos generadores de la participación en la plusvalía, las cuales deben tenerse en
cuenta en conjunto o por separado para determinar el efecto de la plusvalía (Cap. IX
Ley 388/97).
− Las normas para impedir la urbanización de las áreas rurales que limiten con suelo
urbano o de expansión urbana.
− Los demás contenidos y normas urbanísticas que se requieran para orientar el
desarrollo de acciones urbanísticas en los suelos que pertenezcan a cualquiera de las
categorías de desarrollo restringido de que trata el presente decreto, de acuerdo con
los parámetros, procedimientos y autorizaciones de las normas urbanísticas generales,
consignadas en el componente rural del POT.

Las UPR podrán ser formuladas por las autoridades de planeación municipal o distrital o
por la comunidad, y serán adoptadas previa concertación de los asuntos ambientales con
la Corporación Autónoma Regional o de Desarrollo Sostenible, mediante decreto del alcalde
municipal o distrital (art. 2.2.2.2.1.7).

Zo n a s d e Re s e rva Ca m p e s in a (ZRC)

Las Zonas de Reserva Campesina (ZRC) fueron creadas por la Ley 160 de 1994. Definidas
como aquellas donde predomina la existencia de tierras baldías (art. 81), las intervenciones
de la autoridad pública sobre esas áreas tendrán como propósito “la regulación, limitación
y ordenamiento de la propiedad rural, eliminar su concentración y el acaparamiento de
tierras baldías a través de la adquisición o implantación de mejoras […] y prevenir […] la
descomposición de la economía campesina del colono y buscar su transformación en
mediano empresario” (art. 79). El INCORA (el INCODER hasta el año pasado) debían definir
cuáles áreas geográficas podían ser declaradas ZRC. Se buscaba, mediante esta figura,
limitar y ordenar la propiedad rural para evitar la concentración y el acaparamiento en los
procesos de colonización de baldíos.
En 1996, el Decreto 1777, reglamentario de la Ley 160 de 1994, establecía que las ZRC se
constituirían en “aquellas áreas geográficas cuyas características agroecológicas y
socioeconómicas requieran la regulación, limitación y ordenamiento de la propiedad o

23
POTA Departamento de Antioquia

tenencia de los predios rurales” (art. 1). Con esta disposición se ampliaba el campo de
acción de las ZRC a otras áreas que, por su particular vulnerabilidad o importancia
ambiental o social, requieran de un mecanismo similar. La norma ha sido duramente
cuestionada por los sectores empresariales de la SAC y Fedegan, que consideraron que
excedió sus límites reglamentarios (Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, 2003).

El Acuerdo 024 del Incora, de 1996, fija los criterios generales y procedimiento para
seleccionar y delimitar las ZRC.
La constitución de las ZRC hace parte de las negociaciones de paz adelantadas entre el
Gobierno Nacional y las FARC.

Zo n a s d e De s a rro llo Em p re s a ria l

Las Zonas de Desarrollo Empresarial fueron creadas, igual que las Zonas de Reserva
Campesina, por la Ley 160 de 1994. Correspondía al INCODER delimitar las zonas de
baldíos que tendrían el carácter de desarrollo empresarial. Hasta la fecha no se ha creado
ninguna.

Lo s Dis trito s Ag ra rio s

El c a s o d e la S u b re gión d e Orie n te

El distrito agrario es una propuesta construida en el oriente antioqueño, desarrollada de


manera continua con base en el Plan de Ordenamiento Territorial y Ambiental del Altiplano
del Oriente Antioqueño (Proyecto Pueblos, 1994-1996). En este Plan participaron las
administraciones municipales del altiplano a través de los Municipios Asociados del
Altiplano del Oriente Antioqueño, MASORA, la Gobernación de Antioquia y la Corporación
Autónoma Regional de los ríos Negro y Nare, CORNARE. Su objetivo fue plantear
propuestas para el mejoramiento de la calidad de vida de los pobladores actuales y futuros
de la Subregión. Para lograrlo, una de las estrategias planteadas fue la de articular la
gestión agropecuaria al ordenamiento territorial y en sus lineamientos definir los usos
recomendables del suelo. Para ello se propuso la creación y declaratoria de una zona de
protección para la economía campesina y la producción de alimentos en los nueve
municipios que conforman el altiplano, toda vez que esta se encontraba amenazada.

Marinilla fue el primer municipio en crear su Distrito Agrario, en 1998, reglamentado, en


2000, en su Plan Básico de Ordenamiento Territorial, con el objetivo de “garantizar la
existencia y el perfeccionamiento de la cultura agraria y la economía campesina en el sector
rural, propiciando el desarrollo integral de la actividad agropecuaria productora de
alimentos, acorde con un manejo sostenible de los recursos naturales y las especificidades
ecosistémicas y sociales de la zona, con el fin de posibilitar la seguridad alimentaria en la
región”.

En 2003, Rionegro, El Carmen de Viboral y San Vicente Ferrer crean sus distritos agrarios,
medianteAcuerdo Municipal, definiendo acciones para su reglamentación e
implementación. En sus respectivos acuerdos se define que sea el Consejo Municipal de
Desarrollo Rural (CMDR) la instancia de concertación para la toma de decisiones en lo
referente al desarrollo del distrito agrario. En 2004 y 2005, La Unión y El Retiro crean y

24
POTA Departamento de Antioquia

delimitan sus distritos agrarios. En la zona Embalses crearon distritos agrarios los
municipios de El Peñol, Granada y Guatapé entre 2004 y 2005. Y entre 2008 y 2009 crearon
distritos agrarios Argelia, Concepción, San Francisco y San Carlos.

El distrito agrario es la Unidad de Gestión Territorial Agraria ubicada en las zonas de


producción agroalimentaria y forestal, a través de la cual se busca proteger las economías
campesinas e incentivar la producción agroecológica y el mercado justo, promoviendo la
soberanía alimentaria, el desarrollo rural sostenible y el bienestar de la población (Grupo
Semillas, 2009).

Gestionar un territorio agrario como una unidad implica reconocer la integralidad de las
intervenciones para potenciarlo, al mismo tiempo indica que una unidad está inmersa en un
conjunto territorial más amplio que cumple una función central como aporte al universo en
el que está ubicada, en una permanente retroalimentación que contribuye al equilibrio o
desequilibrio del territorio, a la equidad o inequidad en las relaciones. En una unidad de
gestión territorial agraria convergen los usos del suelo, los sistemas de producción, las
formas de explotación de los recursos naturales, las estructuras económicas, culturales y
sociales, la intervención y las concepciones sobre el Estado, las inversiones públicas y
privadas, el tamaño y distribución de los predios, la tenencia de la tierra y las formas de
negociarla, todos estos son atributos que deben gestionarse en un distrito agrario.

En el distrito agrario se delimitan las zonas de producción agroalimentaria y forestal a través


de la reglamentación de usos del suelo, en las cuales se da prioridad a las formas de
producción campesina y su relación con el ambiente, se hace énfasis en la unidad de
producción, especialmente en la familia campesina, como un todo compuesto de
subsistemas biofísicos, socioeconómicos y culturales, aplicando estrategias de
planificación participativa institucional y comunitaria.

El distrito agrario corresponde al área de intervención del territorio con propósitos


específicos, como son la estructura social campesina, la producción y el acceso a la tierra.
Se trata de gestionar el territorio en términos administrativos, de planificación, ordenamiento
y manejo desde la finca, la microcuenca, la vereda, el municipio y aportar a la planificación
del nivel regional, incluyendo aspectos biofísicos, sociopolíticos y económicos.

El Distrito Agrario se sustenta en los siguientes principios:

− Proteger las economías campesinas y tener una estructura socio productiva rural, a
través del diseño y aplicación de un conjunto de instrumentos y herramientas de
carácter jurídico y técnico.
− Incentivar la producción agroecológica y el mercado justo, mediante la implementación
de sistemas productivos sostenibles y el impulso a la comercialización justa y la
aplicación de técnicas y tecnologías.
− Promover la soberanía alimentaria, con criterios de seguridad alimentaria y autonomía,
teniendo en cuenta los pilares que la sustentan como son el acceso, disponibilidad,
consumo, aprovechamiento biológico y aceptación cultural.
− Generar bienestar y calidad de vida para la población rural.

25
POTA Departamento de Antioquia

Dis trito s a gra rio s s u p ra m u n icip a le s

En 2014, la Asamblea Departamental de Antioquia expidió la Ordenanza 44 “Por la cual se


promueve la creación de los distritos agrarios supramunicipales en el departamento de
Antioqia”. Los Distritos Agrarios Supramunicipales (DAS), parten de los Distritos Agrarios
Municipales lo cual convalida la competencia Municipal en la delimitación de áreas de
protección agropecuaria y forestal y hace uso, a su vez de las competencias que la
Constitución y la Ley le otorgan al Departamento, especialmente las definidas en la Ley
1454 de 2011 en sus artículos 3, 27 a 29. Los DAS son áreas de desarrollo rural sostenible
y encargadas de la protección del suelo rural especialmente para la producción agrícola y
ganadera, de conformidad con el artículo 4 del Decreto 3600 de 2007. Están conformados
por territorios definidos mediante un acuerdo o como territorios de prioridad agraria para
promover la conformación, estructuración e institucionalización de los distritos agrarios
supramunicipales en el departamento de Antioquia como áreas de desarrollo rural
sostenible y como parte de las categorías de protección en el suelo rural en especial las
áreas para producción agrícola y ganadera y de explotación de recursos naturales
establecidas por los municipios mediante a acuerdos municipales.

Darle protección al campesino más allá del campo laboral ofertándole una educación
integral, acceso a la investigación y formar organizaciones campesinas que integren al
gobierno departamental para así darles una estabilidad económica permanente ya que
cumplen un papel muy importante en el desarrollo político y económico del departamento y
la nación además de la seguridad alimentaria de la misma. Entre otros objetivos se busca:

− consolidar la identidad cultural de la población campesiana;


− impulsar la conformación y consolidación de organizaciones campesinas y crear una
institucionalidad que integre al gobierno departamental y los gobiernos municipales con
las comunidades campesinas;
− reconocer, promover y consolidar la producción y la estructura social campesina;
− promover el acceso a la propiedad de la tierra y su regularización;
− articular, ordenar y potenciar las intervenciones para el desarrollo rural de los diferentes
niveles de gobierno.

El direccionamiento de los DAS estará a cargo del Consejo de Dirección Departamental y


los Consejos Coordinadores Supramunicipales.

Le y ZIDRES

La Ley 1776 de 2016 crea las zonas de interés de desarrollo rural, económico y social,
ZIDRES, territorios con aptitud agrícola, pecuaria, forestal y piscícola identificados por la
Unidad de Planeación Rural y Agropecuaria (UPRA), en consonancia con el numeral 9 de
la Ley 1551 de 2012, o la que haga sus veces. Las ZIDRES se establecerán a partir de los
Planes de Desarrollo Rural Integral en un marco de economía formal y de ordenamiento
territorial, soportados bajo parámetros de plena competitividad, en un contexto de desarrollo
humano sostenible, crecimiento económico regional, desarrollo social y sostenibilidad
ambiental.

Las ZIDRES tendrán que estar ubicadas en regiones del país que estén aisladas de centros

26
POTA Departamento de Antioquia

urbanos, que carezcan de infraestructura, y que en general requieran de grandes


inversiones para su desarrollo. La diferencia con las zonas de desarrollo empresarial
creadas por la Ley 160 de 1994 radica en que, mientras que estas últimas, aunque nunca
fueron reglamentadas, están pensadas para constituirse en tierras baldías, las Zidres
pueden estar en cualquier tipo de propiedad: baldíos, propiedad privada, etc. El ejecutor de
la ZIDRES podría comprar, arrendar, asociarse, entre otros, hasta completar el área que
requiera para su proyecto, es decir, no hay límites como la UAF. No se podrán incluir como
ZIDRES: Zonas de Reserva Campesina, resguardos indígenas, territorios colectivos,
predios afectados por medidas de protección contra el desplazamiento forzado y áreas
naturales protegidas. Los proyectos asociados deben estar, además, adecuados y
corresponder a la internacionalización de la economía, sobre bases de alta competitividad,
equidad, reciprocidad y conveniencia nacional.

Con la ley se busca, entre otras cosas, promover la inclusión social del trabajador agrario,
aumentar la productividad sostenible de la tierra, promover el desarrollo social y económico
de la zona, mejorar las condiciones agrológicas del suelo, incentivar la conservación del
medio ambiente, promover el acceso y la regularización de la propiedad de la tierra a los
trabajadores agrarios y promover el empleo rural y la seguridad alimentaria.

La Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA) será la encargada de determinar


las Zidres. Conjuntamente con los diferentes actores locales, regionales y nacionales, la
UPRA definirá la aptitud del uso del suelo, los tipos de proyectos que se pueden emprender,
las condiciones mínimas requeridas, y diseñará el plan de inversiones e incentivos para
hacer atractivas las zonas. Finalmente, el Consejo de Ministros será el órgano que apruebe
la zona y expida el respectivo acto administrativo. Los proyectos asociativos que quieran
hacer parte de la ZIDRES deberán cumplir como mínimo los siguientes requisitos:

− Las empresas asociativas que decidan adelantar proyectos con un enfoque territorial
que armonice con los Planes de Ordenamiento (POT, PBOT y EOT), con los criterios
de ordenamiento productivo y social de la propiedad definidos por la Upra.
− Un esquema de viabilidad administrativa, financiera, jurídica y de sostenibilidad
ambiental.
− Un plan de apoyo a los trabajadores en la gestión de crédito, para la compra de la tierra
y el establecimiento del proyecto.
− Un mecanismo de asistencia técnica a los trabajadores agrarios que garantice la
provisión de paquetes tecnológicos.
− Un sistema que garantice la compra de la totalidad de la producción a precios de
mercado, por todo el ciclo del proyecto.
− Un plan permanente de capacitación empresarial y técnica, formación de capacidades
y acompañamiento en aspectos personales.
− Un sistema que garantice que el grupo de trabajadores agrarios sin tierra puedan
adquirirla.
− Un plan que asegure la compatibilidad del proyecto con las políticas de seguridad
alimentaria del país.
− Un sistema que permita que los recursos recibidos sean administrados a través de
fiducias u otros mecanismos que generen transparencia.
− La determinación del terreno destinado a ser adquirido por los trabajadores agrarios
asociados.

27
POTA Departamento de Antioquia

− Estudio de títulos de los predios requeridos para el establecimiento del proyecto.


− Figura jurídica mediante la que se pretende acceder a la tierra.
− Plan de negocios, cuando se trate de predios baldíos de la Nación.

La Ley crea, así mismo, el Fondo de Desarrollo Rural, Económico e Inversión, cuyos
recursos deberán de invertirse preferencialmente en la adquisición de tierras para
campesinos y trabajadores agrarios susceptibles de ser adjudicatarios, de acuerdo con lo
estipulado en la Ley 160 de 1994, por fuera de las ZIDRES y obligatoriamente en el sector
agropecuario.

La Ley ha sido objeto de toda clase de críticas. Se le atribuye la modificación de la ley de


baldíos y la legalización de la acumulación irregular de predios por parte de empresas
nacionales y extranjeras, causando efectos negativos en términos de concentración y
expropiación de tierra.

El Ordenamiento Territorial

Co n c e p to s d e re g ió n, te rrito rio y te rrito ria lid ad

En un proceso de planificiación, los conceptos de “espacio, territorio y región son categorías


básicas para tener en cuenta en la definición de un proyecto nacional” (Montañez, 1998).

Territorio. El territorio, además de ser la base físico–geográfica de las actividades


humanas, comprende un conjunto organizado y complejo de sistemas naturales y
organizaciones humanas e institucionales y redes urbano–rurales-regionales que los
interrelacionan. Es, entonces, un espacio físico, geográficamente definido, con unas
comunidades organizadas y sus actividades sociales, económicas e instituciones, que
forman un sistema alrededor de objetivos de desarrollo compartidos. Está caracterizado
por componentes ambientales, económicos, una población, una cultura, unas
organizaciones políticas y sus instituciones. Su población está conformada por grupos
sociales diversos, que se movilizan y relacionan interna y externamente y se distingue por
poseer unos rasgos de identidad y cohesión territorial (social, económica, cultural).

Territorialidad. En términos generales, la territorialidad denota la consolidación del


territorio entendida por la capacidad de los actores, actuando en conjunto y que adquieren
para compartir dentro del espacio geográfico, prácticas, normas y expresiones materiales y
simbólicas capaces de garantizar la apropiación y permanencia de un determinado grupo
de individuos, grupos y organizaciones con empresas locales, nacionales e internacionales
(Montañez, 1998).

Con la territorialidad se planifica el desarrollo teniendo por objetivo la adecuación de las


actividades económicas en los espacios geográficos más recomendables, para buscar el
equilibrio entre la mejor calidad de vida de la población, el desarrollo de la identidad cultural
de los diversos grupos sociales y la optimización del uso sostenible de los recursos
naturales renovables y no renovables (Montañez, 1998).

Región. Para Montañez (1998) las regiones son subespacios de conveniencia y, en


algunos casos, espacios funcionales del espacio mayor. Son “sistemas territoriales abiertos

28
POTA Departamento de Antioquia

que, en permanente interacción con otras, regiones construyen su propia identidad


económica, cultural, social y política” (131).

En 2005, el Departamento Administrativo de Planeación de la Gobernación de Antioquia,


con base en “las experiencias de las localidades españolas” y el modelo de desarrollo
definido en el PLANEA (2000), determinó como unidad administrativa básica del nivel
supramunicipal la Subregión, instaurada “para la planificación y administración del territorio,
como agrupación de municipios configura un subsistema o espacio funcional para la
organización y el manejo del territorio departamental” (1). Aun conscientes de que la
Subregión no respondía plenamente a homogeneidades territoriales, se determinó que ella
constituye un espacio adecuado para adelantar procesos de planificación internos, aún
considerando sus dinámicas de transformación y ajuste permanente en el marco del
sistema territorial en que se encuentra inmerso. “Una propuesta de desarrollo
departamental con carácter territorial debe utilizar la Subregión como unidad de actuación
básica, tratando de conciliar la gestión administrativa y la planificación sistémica y
sistemática, a fin de reducir los desequilibrios existentes y elevar el grado de bienestar de
la población antioqueña” (2).

Ord e n am ie nto te rritoria l, s o c ial y p ro d u c tivo

Massiris (2010), citado por Trujillo y Escobar (2015) define el ordenamiento territorial como

una política de estado y un proceso planificado de naturaleza política, técnica y


administrativa, cuyo objeto central es organizar, armonizar y administrar la ocupación
y uso del espacio, de modo que contribuya al desarrollo humano ecológicamente
sostenible, espacialmente armónico, económicamente viable y socialmente justo (1).

Lücke (1986), por su parte, indica que el ordenamiento territorial es

un instrumento de planificación del desarrollo desde una perspectiva holística,


prospectiva, democrática y participativa. Permite una apropiada organización política-
administrativa de la Nación y la proyección espacial de las políticas sociales,
económicas, ambientales y culturales de la sociedad, garantizando un nivel de vida
adecuado para la población y la conservación del ambiente, tanto para las actuales
generaciones, como para las del futuro.

No se deben confundir los términos “ordenamiento territorial” y “ordenamiento social y


productivo”. El primero le da un tratamiento integral al ordenamiento del territorio, basado
en el uso de los suelos, tanto urbanos como rurales, y el segundo, se ocupa solo de los
suelos que pueden ser usados para actividades productivas agropecuarias.

El ordenamiento social y productivo de los territorios rurales se adelantaría con base en los
siguientes ejes de acción:

− Formulación de una política sectorial agropecuaria departamental.


− Establecimiento de una adecuada formalización de la propiedad.
− Mitigación de conflictos de uso de la tierra.
− Promover una redistribución de la propiedad de la tierra.

29
POTA Departamento de Antioquia

− Darle funcionalidad a la función ecológica y social de la propiedad.


− Preservar y conservar el medio ambiente.

Para la UPRA (2013)

El ordenamiento productivo agropecuario se define como un proceso participativo de


planificación multisectorial de carácter técnico, administrativo y político, que busca
contribuir al uso sostenible de los recursos en el territorio con el propósito de mejorar
la actividad agropecuaria, la seguridad alimentaria y la competitividad local, regional,
nacional e internacional bajo principios de responsabilidad social y sostenibilidad
ambiental.

Le y 388 d e 1997 o Le y d e De s a rrollo Te rrito ria l

En 1997, el gobierno nacional expidió la Ley 388 de 1997, “Ley de Desarrollo Territorial”,
que establece un mandato para que todos los municipios, áreas metropolitanas y distritos
del país formulen sus respectivos Planes de Ordenamiento Territorial. La Ley define el
Ordenamiento Territorial como “un conjunto de acciones político-administrativas y de
planificación física concertadas, […] en orden a disponer de instrumentos eficientes para
orientar el desarrollo del territorio bajo su jurisdicción y regular la utilización, transformación
y ocupación del espacio, de acuerdo con las estrategias de desarrollo socioeconómico y en
armonía con el medio ambiente y las tradiciones históricas y culturales” (art. 5). El
ordenamiento del territorio debe cumplir con tres principios fundamentales (art. 2):

− función social y ecológica de la propiedad;


− prevalencia del interés general sobre el particular; y
− distribución equitativa de las cargas y los beneficios.

El Plan de ordenamiento territorial, definido como “el conjunto de objetivos, directrices,


políticas, estrategias, metas, programas, actuaciones y normas adoptadas para orientar y
administrar el desarrollo físico del territorio y la utilización del suelo” (art. 9) deberá
contemplar tres componentes (art. 11):

− un componente general, constituido por los objetivos, estrategias y contenidos


estructurales de largo plazo;
− un componente urbano, constituido por las políticas, acciones, programas y normas
para encauzar y administrar el desarrollo físico urbano; y
− un componente rural, constituido por las políticas, acciones, programas y normas para
orientar y garantizar la adecuada interacción entre los asentamientos rurales y la
cabecera municipal, así como la conveniente utilización del suelo.

El artículo 14 de la Ley define el componente rural del plan de ordenamiento territorial como
“un instrumento para garantizar la adecuada interacción entre los asentamientos rurales y
la cabecera municipal, la conveniente utilización del suelo rural y las actuaciones públicas
tendientes al suministro de infraestructuras y equipamientos básicos para el servicio de los
pobladores rurales”. Deberá contener por lo menos:

− Las políticas de mediano y corto plazo sobre ocupación del suelo en relación con los

30
POTA Departamento de Antioquia

asentamientos humanos localizados en estas áreas.


− El señalamiento de las condiciones de protección, conservación y mejoramiento de las
zonas de producción agropecuaria, forestal o minera.
− La delimitación de las áreas de conservación y protección de los recursos naturales,
paisajísticos, geográficos y ambientales, incluyendo las áreas de amenazas y riesgos,
o que formen parte de los sistemas de provisión de los servicios públicos domiciliarios
o de disposición final de desechos sólidos o líquidos.
− La localización y dimensionamiento de las zonas determinadas como suburbanas, con
precisión de las intensidades máximas de ocupación y usos admitidos, las cuales
deberán adoptarse teniendo en cuenta su carácter de ocupación en baja densidad, de
acuerdo con las posibilidades de suministro de servicios de agua potable y
saneamiento, en armonía con las normas de conservación y protección de recursos
naturales y medio ambiente.
− La identificación de los centros poblados rurales y la adopción de las previsiones
necesarias para orientar la ocupación de sus suelos y la adecuada dotación de
infraestructura de servicios básicos y de equipamiento social.
− La determinación de los sistemas de aprovisionamiento de los servicios de agua potable
y saneamiento básico de las zonas rurales a corto y mediano plazo y la localización
prevista para los equipamientos de salud y educación.
− La expedición de normas para la parcelación de predios rurales destinados a vivienda
campestre, las cuales deberán tener en cuenta la legislación agraria y ambiental.

Le y 1454 d e 2011 (Le y Org á nic a d e Ord e n a m ie n to Te rrito ria l, LOOT)

Por medio de esta Ley “se dictan normas orgánicas sobre ordenamiento territorial”, se
definen competencias entre la nación y las diferentes entidades territoriales, y se establecen
normas generales para la organización territorial. Se entiende que las relaciones entre
nación y territorio deberían regirse bajo los principios de coordinación, concurrencia y
subsidiariedad.

El artículo 2 establece el carácter normativo de la LOOT, pues, "constituye un marco


normativo general de principios rectores, que deben ser desarrollados y aplicados por el
legislador en cada materia específica, para los departamentos, municipios, entidades
territoriales indígenas y demás normas que afecten, reformen o modifiquen la organización
político administrativa del Estado en el territorio". Para ello se establecen una serie de
principios del ordenamiento territorial relacionados con la autonomía, descentralización,
integración entre entidades territoriales, las regiones y la conciliación de estos con la
sostenibilidad fiscal. Además, se crea una Comisión de Ordenamiento Territorial (COT), un
órgano de carácter técnico, para asesorar la organización del Estado (art. 4 y ss).

En este sentido, la LOOT se dirige a sistematizar la reglamentación de competencias y


funciones para gestionar el desarrollo territorial, dentro de un esquema organizacional
contenido en la Constitución que dicta proteger la autonomía de las entidades territoriales.
Así, la LOOT establece principios y lineamientos, directrices y orientaciones generales para
la nación, departamentos, distritos especiales y municipios, de cómo debe ser esta
distribución. No se establece propiamente una asignación de competencias de forma
específica a cada nivel de gobierno (art 29), pero se indica que los conflictos de
competencias se resolverán conforme a la normatividad vigente, hasta que se expida una

31
POTA Departamento de Antioquia

ley en la materia, presentada por el gobierno nacional (art. 39).


Bajo estos parámetros, las competencias en materia de ordenamiento del territorio del
Departamento son (art. 29):

− Establecer directrices y orientaciones para el ordenamiento de la totalidad o porciones


específicas de su territorio, especialmente en áreas de conurbación con el fin de
determinar los escenarios de uso y ocupación del espacio, de acuerdo con el potencial
óptimo del ambiente y en función de los objetivos de desarrollo, potencialidades y
limitantes biofísicos, económicos y culturales.
− Definir las políticas de asentamientos poblacionales y centros urbanos, de tal manera
que facilite el desarrollo de su territorio.
− Orientar la localización de la infraestructura física-social de manera que se aprovechen
las ventajas competitivas regionales y se promueva la equidad en el desarrollo
municipal.
− Integrar y orientar la proyección espacial de los planes sectoriales departamentales, los
de sus municipios y entidades territoriales indígenas.
− En desarrollo de sus competencias, los departamentos podrán articular sus políticas,
directrices y estrategias de ordenamiento físico-territorial con los planes, programas,
proyectos y actuaciones sobre el territorio, mediante la adopción de planes de
ordenamiento para la totalidad o porciones específicas de su territorio.
− La competencia para establecer las directrices y orientaciones específicas para el
ordenamiento del territorio en los municipios que hacen parte de un Área Metropolitana
correspondiente a éstas, la cual será ejercida con observancia a los principios para el
ejercicio de las competencias establecidos en la presente ley.
− Los departamentos y las asociaciones que éstos conformen podrán implementar
programas de protección especial para la conservación y recuperación del medio
ambiente.

Los municipios, a su vez, tendrán a cargo:

− Formular y adoptar los planes de ordenamiento del territorio.


− Reglamentar de manera específica los usos del suelo, en las áreas urbanas, de
expansión y rurales, de acuerdo con las leyes.
− Optimizar los usos de las tierras disponibles y coordinar los planes sectoriales, en
armonía con las políticas nacionales y los planes departamentales y metropolitanos.

1.2 LA POLÍTICA PÚBLICA PARA EL DESARROLLO RURAL

Política Nacional
P la n Na c io n al d e De s a rro llo 2014 – 2018: To d o s p o r u n n u e vo pa ís : p a z,
e q u id a d , e d u c a c ió n

En las bases del Plan Nacional de Desarrollo (Ley 1753 de 2015) y en el articulado del
mismo (DNP, 2015) se contemplan “cinco estrategias transversales” para alcanzar sus
objetivos: (1) Infraestructura y competitividad; (2) movilidad social; (3) transformación del
campo y crecimiento verde; (4) consolidación del Estado Social de Derecho; y (5) buen
gobierno.

32
POTA Departamento de Antioquia

El diagnóstico realizado para el sector rural, con documentos del la Misión Rural para la
transformación del campo (DNP-MTC, 2014), el Banco Mundial, OCDE y diversos centros
de investigación, y en las estadísticas del DNP y el DANE, el campo colombiano aparece
con uno de los peores índices de distribución de la tierra en el mundo, con altísimos niveles
de pobreza y una productividad de las más bajas de la región, aportando en promedio tan
solo el 6,1% del PIB y con una generación de empleo del 21,4%. Todo esto, pese a que la
población que vive en el campo represente, según la Misión Rural (DNP-MTC, 2014), el
30,3% del total. De esta población, solo el 36,4% tiene acceso a la tierra, el 75,6% de los
que acceden tienen menos de cinco hectáreas; y, de estos, el 59% se encuentra en la
informalidad, en términos de propiedad.

La importancia económica del campo presenta limitantes estructurales, relacionadas


principalmente con (DNP, 2015: 417):

− La persistencia de un territorio con grandes vacíos en términos de formalización y


regularización de los derechos de propiedad y conflictos (económicos, sociales y
ecológicos) en el uso del suelo.
− El bajo desarrollo humano de los pobladores rurales y la falta de movilidad social que
incrementan la brecha urbana rural.
− La imposibilidad de generar ingresos de manera sostenible y de acceder a activos
productivos.
− La deficiencia en la provisión de bienes y servicios públicos sectoriales para la
competitividad agropecuaria.
− La limitada institucionalidad nacional y regional para la gestión del desarrollo rural y
agropecuario.

Estas limitantes impiden que el dinamismo económico de los últimos años se refleje en las
condiciones de vida de los pobladores rurales y el desempeño de sus actividades
económicas, principalmente las agropecuarias (DNP, 2015).

La visión y los objetivos del gobierno son: ordenar el territorio rural, ampliar el acceso a la
tierra, alcanzar la seguridad jurídica sobre la propiedad, hacer un uso eficiente del suelo,
dotar de bienes públicos y servicios sociales a los pobladores, acelerar la superación de la
pobreza para los habitantes del campo y ampliar la clase media rural, impulsar la
competitividad rural, alcanzar un arreglo institucional integral que permita corregir las
desigualdades y brindar oportunidades de desarrollo y mayor bienestar. Cada uno de los
objetivos tiene diseñada una estrategia y unas metas.

El Plan Nacional de Desarrollo crea la Autoridad Nacional de Tierras (ANT), fortalece los
servicios de justicia agraria, crea el Fondo de Desarrollo Rural (FDR) con mecanismos de
ejecución en el territorio (Planes de Desarrollo Rural e inclusión productiva) y plantea,
además, el fortalecimiento de las Secretarías Departamentales de Agricultura. Para cada
una de las regiones el Plan Nacional de Desarrollo presenta objetivos diferenciados.

La n u e va in s titu cio n a lid a d ru ral d e s d e lo n a c io n a l

En un esfuerzo del Gobierno nacional para consolidar la nueva institucionalidad que


responderá a los retos del posconflicto en lo concerniente al desarrollo del campo y la

33
POTA Departamento de Antioquia

implementación de los acuerdos suscritos en el marco del proceso de paz, el Plan Nacional
de Desarrollo (Ley 1753 de 2015) le dio facultades extraordinarias al presidente por seis
meses para, entre otras cosas, liquidar el INCODER, crear nuevas entidades y reformar el
sector de financiamiento agropecuario. Con base en ello, a finales de 2015, el primer
mandatario expidió nueve decretos para reformar el sector rural. El Instituto Colombiano de
Desarrollo Rural, se liquidó y escindido en dos instituciones: la Agencia Nacional de Tierras
y la Agencia de Desarrollo Rural. También se conformó el Consejo Superior de la
Administración de Ordenamiento del Suelo Rural, que será presidido directamente por el
presidente de la República.

Ag e n c ia Na c io n a l d e Tie rra s (ANT)

La ANT, creada por el Decreto 2363 de 2015, se encarga de administrar los baldíos de la
nación, coordinar los programas de acceso a tierra y ayudar a construir el catastro
multipropósito –que muestra, según el PND, 60 % de desactualización catastral en el
campo. El objetivo fundamental de esta Agencia, “como máxima autoridad de las tierras de
la Nación”, será

ejecutar la política de ordenamiento social de la propiedad rural formulada por el


Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, para lo cual deberá gestionar el acceso a
la como factor productivo, lograr la seguridad jurídica sobre esta, promover su uso en
cumplimiento de la función social de la propiedad y administrar y disponer de los
predios rurales de propiedad de la Nación (art. 3).

En términos generales (Agencia Nacional de Tierras, 2017), la ANT deberá garantizar el


acceso a la tierra para los campesinos que no la tienen o que tiene muy poca e insuficiente
para su sustento. Para los que la tienen, pero no la tienen legalizada, les ayudará a
formalizar su propiedad. Y para quienes tienen tierra y la tienen formalizada, velará porque
se dé un uso adecuado en cuanto al cumplimiento de la función social de la tierra y la
explotación ambientalmente responsable de la misma.

Crea la figura del Inspector de Tierras (art. 15). dotándola de todas las herramientas que
permitan hacerles veeduría a los procesos de manera minuciosa. Iimplementará también
una gestión abierta al público y participativa de modo que las comunidades en las regiones,
y de manera organizada, puedan participar y vigilar las actuaciones de la Agencia y de sus
funcionarios.

La ANT se encargará, entre otras cosas (art. 4), de

− Ejecutar las políticas formuladas por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo sobre el


ordenamiento social de la propiedad rural.
− Ejecutar procesos de coordinación para articular e integrar acciones de la Agencia con
las autoridades catastrales, la Superintendencia de Notariado y Registro, y otras
entidades y autoridades públicas, comunitarias o privadas de acuerdo con las políticas
y directrices fijadas por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.
− Implementar el Observatorio de Tierras Rurales para facilitar la comprensión de las
dinámicas del mercado inmobiliario, conforme a los estudios, lineamientos y criterios
técnicos definidos por la Unidad de Planificación de Tierras Rurales, Adecuación Tierras

34
POTA Departamento de Antioquia

y Usos Agropecuarios –UPRA- y adoptados por el Ministerio Agricultura y Desarrollo


Rural.
− Ejecutar los programas de acceso a tierras, con criterios de distribución equitativa entre
los trabajadores en condiciones que les asegure mejorar sus ingresos y calidad de vida.
− Adelantar los procesos de adquisición directa de tierras en los casos establecidos en la
Ley.
− Administrar las tierras baldías de la Nación, adelantar los procesos generales y
especiales de titulación y transferencias a las que haya lugar, delimitar y constituir
reservas sobre éstas, celebrar contratos para autorizar su aprovechamiento y regular
su ocupación sin perjuicio de lo establecido en los parágrafos 5 y 6 del artículo 85 la
160 de 1994.
− Hacer el seguimiento a los procesos de acceso a tierras adelantados por la Agencia, en
cualquiera de sus modalidades y aquellos que fueron ejecutados por el INCODER o por
INCORA, en los casos en que haya lugar.
− Delimitar y constituir las zonas de reserva campesina y zonas de desarrollo empresarial.
− Implementar y administrar el sistema de información de los Fondos Tierras.
− Implementar bases de datos y sistemas de información que permitan la articulación e
interoperabilidad de la información de la Agencia con el Sistema Nacional de Gestión
de Tierras.
− Promover procesos de capacitación de las comunidades rurales, étnicas y entidades
territoriales para la gestión de la formalización y regularización de los derechos
propiedad.
− Administrar los bienes inmuebles extintos que fueron asignados definitivamente al
INCODER por el Consejo Nacional de Estupefacientes con el objeto de implementar
programas para el acceso a tierra a favor de sujetos de reforma agraria.
− Impulsar, ejecutar y apoyar según corresponda, los diversos procedimientos judiciales
o administrativos tendientes a sanear la situación jurídica de los predios rurales, con el
fin de obtener seguridad jurídica en el objeto de la propiedad.
− Gestionar y financiar en forma progresiva la formalización de tierras de naturaleza
privada a los trabajadores agrarios y pobladores rurales de escasos recursos en los
términos señalados en el artículo 103 de la Ley 1753 de 2015.
− Asesorar a la ciudadanía en los procesos de transacción de predios rurales.
− Adelantar los procesos agrarios de clarificación, extinción del derecho de dominio,
recuperación de baldíos indebidamente ocupados, deslinde de tierras de la nación,
reversión de baldíos y reglamentos de uso y manejo de sabanas y playones comunales.
− Concertar con las comunidades étnicas, a través de sus instancias representativas, los
respectivos planes de atención.
− Ejecutar el Plan de Atención a las comunidades étnicas, a través de programas de
titulación colectiva, constitución, ampliación, saneamiento y reestructuración de
resguardos indígenas, adquisición, expropiación de tierras y mejoras.
− Adelantar los procesos agrarios de deslinde y clarificación de las tierras de las
comunidades étnicas.
− Delegar, en los casos expresamente autorizados por el artículo 13 de la Ley 160 de
1994, el adelantamiento de los procesos de ordenamiento social de la propiedad rural
asignados a la Agencia.
− Los demás procesos que le señale la ley, que por su naturaleza le correspondan.

Su estructura está conformada por un Consejo Directivo, un Director General y las

35
POTA Departamento de Antioquia

siguientes instancias misionales: Dirección de Gestión del Ordenamiento Social de la


propiedad, Dirección de Gestión Jurídica de tierras, Dirección de Acceso a Tierras,
Dirección de Asuntos Étnicos, Unidades de Gestión Territorial.

La Ag e n c ia d e De s a rro llo Ru ral (ADR)

La ADR (Decreto 2364 de 2015) se encargará de ejecutar planes para el desarrollo que
contemplen la asistencia técnica, infraestructura, riego y comercialización en los territorios.
Es la entidad responsable de gestionar, promover y financiar el desarrollo agropecuario y
rural, para la transformación del campo y adelantar programas con impacto regional (ADR,
2017). Es una Agencia estatal de naturaleza especial, del sector descentralizado de la
Rama ejecutiva del orden nacional, con personería jurídica, patrimonio propio y autonomía
administrativa, técnica y financiera, adscrita al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

La ADR tiene como objeto (art. 3) ejecutar la política de desarrollo agropecuario y rural con
enfoque territorial formulada por Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, a través de la
estructuración, cofinanciación y ejecución de planes y proyectos integrales de desarrollo
agropecuario y rural nacionales y de iniciativa territorial o asociativa, así como fortalecer la
gestión del desarrollo agropecuario y rural y contribuir a mejorar las condiciones de vida de
los pobladores rurales y la competitividad del país.

Son funciones de la ADR (art. 4), entre otras, las siguientes:

− Adoptar los planes de acción para la ejecución de las políticas de desarrollo


agropecuario y rural integral, a través de la estructuración de proyectos estratégicos
nacionales bajo los lineamientos del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.
− Promover la elaboración y adopción de planes de desarrollo agropecuario y rural integral
con enfoque territorial en las entidades territoriales e instancias de integración territorial,
y establecer los criterios para su formulación con base en las políticas que defina el
Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, en coordinación con los demás sectores
administrativos.
− Definir los criterios de formulación y estructuración de proyectos estratégicos nacionales
y de iniciativa territorial o asociativa, en términos de su viabilidad técnica, jurídica,
ambiental y financiera, de acuerdo con las políticas del Ministerio de Agricultura y
Desarrollo Rural.
− Formular, estructurar, cofinanciar y ejecutar proyectos estratégicos nacionales, así
como aquellos de iniciativa territorial o asociativa, alineados a los planes de desarrollo
agropecuario y rural integral con enfoque territorial y a la política definida por el
Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.
− Ejecutar la política relacionada con la atención a la agricultura familiar y la atención a
los pequeños agricultores de acuerdo con los lineamientos del Ministerio de Agricultura
y Desarrollo Rural.
− Adelantar procesos de coordinación inter e intrasectorial para facilitar la intervención en
el territorio, con base en la estrategia de articulación adoptada por el Ministerio de
Agricultura y Desarrollo Rural y la política de coordinación del Gobierno Nacional.
− Coordinar con el Departamento para la Prosperidad Social y las demás entidades
competentes, la prestación de servicios relacionados con la superación de la pobreza y
la pobreza extrema en las zonas donde intervenga la Agencia, con el fin de evitar

36
POTA Departamento de Antioquia

duplicidades en su misión.
− Apoyar a las entidades territoriales e instancias de integración territorial y a las
organizaciones sociales, comunitarias y productivas rurales, para asegurar su
participación en los procesos de estructuración, cofinanciación y ejecución de los
proyectos integrales de desarrollo agropecuario y rural con enfoque territorial que
impulse a Agencia.

Su estructura está conformada por un consejo directivo, una presidencia, una secretaría
general y tres vicepresidencias: de Integración Productiva, de Proyectos y de gestión
Contractual. Y cuenta con las siguientes dependencias: Dirección de acceso a Activos
Productivos; Dirección de Adecuación de Tierras; Dirección de comercialización; Dirección
de Calificación y Financiación; Dirección de Seguimiento y Control; Dirección de
Participación y Asociatividad y Unidades Técnicas Territoriales.

Co n s e jo S u p e rio r d e Ad m inis tra ció n d e Ord en a m ie nto d el S u e lo Rura l

El Consejo Superior de la Administración de Ordenamiento del Suelo Rural (Decreto 2367


de 2015), presidido directamente por el presidente de la República, es la instancia que
busca definir cuál es la vocación del suelo para orientar a productores e inversionistas. Está
encargado de formular lineamientos generales de política, y de coordinar y articular la
implementación de políticas públicas en materia de ordenamiento del suelo rural,
considerando factores ambientales, sociales, productivos, territoriales, económicos y
culturales, entre otros.

Son sus funciones, entre otros:

− Actuar como instancia máxima en la asesoría, coordinación del Gobierno nacional en


materias relacionadas con el ordenamiento y planeación del suelo rural.
− Servir de organismo coordinador entre las distintas instancias del Gobierno nacional, y
facilitar la coordinación entre éstas y las del nivel territorial, en materia de ordenamiento
del suelo rural, y fijar las orientaciones generales que las instancias del Gobierno deben
seguir para garantizar la efectividad de la función social y ecológica de la propiedad.
− Formular lineamientos generales, al Gobierno nacional, para el ordenamiento y
planeación del suelo rural, considerando factores ambientales, sociales, productivos,
territoriales, económicos y culturales, entre otros.
− Orientar y asegurar la articulación y coordinación de los procesos de catastro y registro
de la propiedad rural, impartiendo las directrices y los lineamientos a las entidades
competentes en estas materias.
− Impartir lineamientos en el marco del Sistema Nacional de Gestión de Tierras que
permitan la integración, interoperabilidad, y articulación de los sistemas e información
que administran las entidades, y permitan un eficiente manejo de los recursos por parte
de las entidades competentes en materia de tierras.

El Consejo estará conformado por el Presidente de la República, quien lo presidirá, o su


delegado que será el Director del Departamento Administrativo de la Presidencia; los
Ministros de Agricultura y Desarrollo Rural, del Interior, de Hacienda y Crédito Público, de
Vivienda, Ciudad y Territorio, de Ambiente y Desarrollo Sostenible, de Minas y Energía y
de Justicia y del Derecho; el Director del Departamento Nacional de Planeación.

37
POTA Departamento de Antioquia

Política Departamental

P la n d e De s arrollo d e An tio q u ia “P e n s a e n Gra n d e ” 2016 – 2019

La estructura dl Plan de Desarrollo de Antioquia, aprobado mediante la Ordenanza 11 de


2016, comprende cuatro dimensiones:

− Desarrollo económico.
− Desarrollo social.
− Desarrollo ambiental.
− Desarrollo político.

Cuenta con siete líneas estratégicas: cinco fundamentales, una transversal y una de
soporte.

Las cinco líneas fundamentales son: Competitividad e Infraestructura: Sector productivo y


competitividad; La nueva ruralidad: agricultura y desarrollo rural; Equidad: salud y
protección social; Sostenibilidad ambiental; y Seguridad, justicia y derechos humanos.

La línea transversal, que recibirá insumos de las líneas anteriores, es la de Paz y


Posconflicto. Por último, la línea de Fortalecimiento institucional y prácticas de buen
gobierno busca, desde unas instituciones fuertes en infraestructura administrativa, personal
y financiera, garantizar el desarrollo de todo el plan.

Característica del Plan de Desarrollo es que no se enfoca en alguna Subregión específica;


cada una tiene unas potencialidades diferentes y lo que busca el Plan es integrarlas.

El Plan se definió a partir de un pensamiento visionario frente al desarrollo del territorio, que
permita “articular y darles sentido a las acciones que por ley se deben cumplir, alrededor
de proyectos detonantes del desarrollo”. Por ello, considera unos proyectos visionarios,
“que se caracterizan por su enorme capacidad para incidir en la transformación de la
realidad territorial departamental y contribuir a la construcción colectiva de una imagen de
futuro deseable y posible”. Para el sector rural (línea estratégica 2) los dos proyectos
visionarios son: la creación y operación de la Empresa Agroindustrial de Antioquia y el Plan
de pavimentación de la red vial terciaria y secundaria.

Con el primero de ellos se busca crear una empresa para que lidere y amplíe las
capacidades de las instituciones involucradas en el desarrollo integral del sector
agroalimentario, para articular su accionar y facilitar y agilizar los procesos de inversión,
asociatividad y financiación. Con el segundo, se busca crear un sistema vial para cada una
de las nueve subregiones del departamento que conecte todos sus municipios,
acompañado de un ambicioso plan de pavimentación de vías secundarias y terciarias.

Estos proyectos visionarios se desarrollarán con base en los siguientes componentes:

− Ordenamiento territorial rural.


− Acceso a bienes y servicios de apoyo.
− Competitividad rural.

38
POTA Departamento de Antioquia

− Inclusión social.
− Desarrollo Institucional.

El Componente 1: ordenamiento territorial rural busca elaborar los instrumentos para


orientar el ordenamiento productivo y social de la propiedad rural en Antioquia y contribuir
a la disminución de la informalidad en la tenencia de la tierra.

Para ello es fundamental contar con un Plan de Ordenamiento Productivo y Social de la


Propiedad Rural en Antioquia con información detallada, confiable, oportuna y pertinente
sobre los usos de la tierra en aspectos como ubicación apropiada, extensión, distribución
espacial, relaciones entre los tipos de uso, entre otros. En general, se pretende contar con
un insumo técnico para que la Empresa de Desarrollo Agro industrial de Antioquia (EDAA)
disponga de instrumentos que permitan el direccionamiento de políticas agropecuarias y el
desarrollo de proyectos de inversión que fortalezcan las cadenas productivas.

Este componente tiene dos programas:

Programa 1. Directrices y lineamientos para el ordenamiento productivo y social de


la propiedad rural en Antioquia. Este programa busca elaborar los instrumentos que
permitan la formulación del plan de ordenamiento productivo y social de la propiedad rural
del Departamento.

Programa 2. Formalización de la propiedad rural en Antioquia. Este programa


contribuirá a disminuir el número de predios no formalizados en el departamento de
Antioquia propiciándose así el acceso a tierras para los no propietarios rurales,
especialmente jóvenes y mujeres.

El Componente 2: acceso a bienes y servicios de apoyo pretende dotar de bienes


públicos y servicios de derechos sociales a través de la infraestructura y asesoría necesaria
para apoyar el desarrollo humano de los pobladores rurales del Departamento de Antioquia.

Para ello se abordarán aspectos como mejorar las condiciones de habitabilidad de la


población rural, acceso a servicios públicos y saneamiento básico, acceso y mejoramiento
de los servicios de salud y promoción del derecho a los servicios sociales. Comprende para
ello ocho programas:

Programa 1. Vivienda nueva rural.

Programa 2. Mejoramiento de vivienda rural.

Programa 3. Abastecimiento pleno y eficiente de agua potable en zonas rurales.

Programa 4. Solución integral de aguas residuales en las zonas rurales y de difícil


acceso del departamento.

Programa 5. Manejo integral de los residuos sólidos con sostenibilidad ambiental en


las zonas rurales del territorio.

Programa 6. Energía para la ruralidad.

39
POTA Departamento de Antioquia

Programa 7: Gas para el desarrollo rural del departamento.

Programa 8: Acceso Rural a los Servicios Sociales.

El objetivo general del Componente 3: Inclusión socio-productiva a los productores


rurales es contribuir a la inclusión socio productiva del campesinado a través del
incremento de la seguridad alimentaria (acceso y disponibilidad) de las familias campesinas
de Antioquia, fortaleciendo las capacidades para el desarrollo de planes de abastecimiento
local y la implementación de emprendimientos sostenibles, con base en organizaciones
socio- empresariales y la innovación tecnológica como una alternativa en el escenario del
postconflicto. Para ello se formula un programa

Con el programa de Fortalecimiento y Desarrollo de la Agricultura Familiar Campesina se


pretende beneficiar a las familias de la agricultura familiar campesina con la implementación
de sistemas productivos al realizar alianzas para la comercialización de sus productos en
las subregiones, con compras institucionales y la conformación de circuitos de proximidad
territorial, para la producción y comercialización, teniendo en cuenta la dotación de bancos
de maquinaria y equipos, y el fortalecimiento de la asociatividad con enfoque empresarial,
utilizando las herramientas del sector financiero y teniendo el reconocimiento del campesino
como actor fundamental para el desarrollo rural, realizando una caracterización de la
agricultura familiar que contribuya a la generación de un proyecto de Ordenanza sobre una
Política inclusiva.

El Componente 4: Productividad y Competitividad Rural busca mejorar la productividad


y competitividad de los sectores agropecuario, forestal, acuícola y pesquero. Para el
cumplimiento de este objetivo se definen cinco programas:

Programa 1. Infraestructura de apoyo a la producción, transformación y


comercialización de productos agropecuarios, pesqueros y forestales, con el que se
busca mejorar las condiciones de producción y competitividad de la economía antioqueña
al generar una transformación de la movilidad de los productos agropecuarios y
agroindustriales del campo.

Programa 2. Infraestructura de vías terciarias como apoyo a la comercialización de


productos agropecuarios, pesqueros y forestales para mejorar la movilidad de los
productos agropecuarios y agroindustriales del campo se requieren vías adecuadas,
logrando una disminución en los costos.

Programa 3. Plan de cables aéreos. Con este programa se busca garantizar los recursos
para su operación y mantenimiento.

Programa 4. Preparando el campo antioqueño para los mercados del mundo. Que
busca aumentar el porcentaje de grupos asociativos de productores agropecuarios con
relaciones comerciales formalizadas y capacitación asociativa y agroempresarial.
Programa 5. Antioquia Rural Productiva. Este programa busca mejorar la producción del
sector agropecuario, forestal, acuícola y pesquero.

Con el Componente 5: Desarrollo Institucional se pretende liderar la concertación


interinstitucional y contribuir a la ampliación de las capacidades del Departamento para el

40
POTA Departamento de Antioquia

desarrollo integral del sector agropecuario. En este sentido, se busca establecer alianzas y
acuerdos con entidades como el Instituto Colombiano Agropecuario -ICA, el Gobierno
Nacional, y Universidades, entre otras, con el fin de generar un desarrollo integral del sector
agropecuario. Para ello se formula un programa.

Con el desarrollo del programa Coordinación y Complementariedad técnica, política y


económica como mecanismo para arreglo institucional se pretende el diseño,
implementación y ejecución de estrategias orientadas a fortalecer la concertación
interinstitucional entre los actores públicos, privados, académicos y gremiales, con el
propósito de promover el desarrollo socioeconómico del sector agropecuario, mejorar las
condiciones de vida de los campesinos y dignificar su labor, a través la creación de la
Empresa de Desarrollo Agro Industrial de Antioquia.

Este programa, así mismo, contará con un sistema de información que permitirá a la
Secretaría de Agricultura tener la información básica sectorial para la consolidación de
cifras estadísticas del sector en el territorio, y la integración de la información de las demás
entidades que acopian y procesan datos que facilitan la toma de decisiones en la
construcción de planes, programas y proyectos para el desarrollo socioeconómico
agropecuario en Antioquia.

S is te m a De p a rta m e nta l d e P la n e ac ió n (S DP )

Mediante la Ordenanza 34 de 2006 el gobierno departamental creó y estructuró el Sistema


Departamental de Planificación (SDP), instrumento estratégico con el que se busca una
adecuada interacción dinámica del conjunto de las instituciones públicas y privadas,
organizaciones sociales, planes y proyectos que intervienen en el proceso de planificación
territorial del departamento de Antioquia. Constituye, además, una estrategia dentro de la
política de descentralización y el desarrollo territorial equilibrado y equitativo. Persigue la
armonización entre lo estratégico, lo sectorial y lo programático en el territorio. Articula roles
y competencias en los procesos de planificación, y, finalmente, es un proceso que involucra
y convoca una amplia participación ciudadana.

Son propósitos del SDP, articular procesos de planeación locales entre las autoridades e
instancias zonales y Subregionales con los del Departamento y la cualificación y
oportunidad de los instrumentos, el fortalecimiento de las oficinas de planeación local, la
dinamización de los consejos municipales de planeación y muy especialmente, la
consolidación de espacios de planeación zonal y Subregional.

El SDP posee los siguientes componentes:

− Componente Social.
− Componente institucional y técnico.
− Planes e instrumentos.
− La información y la comunicación constituyen un componente transversal

Tiene las siguientes instancias:

− Consejo sub-regional de Planeación Participativa.

41
POTA Departamento de Antioquia

− Comité sub-regional de concertación de alcaldes.


− Unidad técnica zonal de planificación.
− Consejo zonal de planeación participativa.
− Comité zonal de concertación de alcaldes.

A través de diferentes eventos realizados en todas las subregiones y en sus zonas se


cuenta con una valiosa información relacionada con cada una ellas, recogida mediante la
participación ciudadana. Información y realidades que serán tenidas en cuenta en la
elaboración del POTA.

Lin e a m ie n to s d e Ord e na c ió n Te rrito ria l p a ra An tio q u ia (LOTA Fa s e 2)

Los lineamientos de ordención territorial para Antioquia (LOTA) se elaboraron en el marco


de la Comisión Tripartita (Gobernación de Antioquia, Área Metropolitana del Valle de Aburrá
y municipio de Medellín). Sus resultados se presentaron en 2012, en un momento bastante
oportuno, acorde con los planteamientos de la LOOT (Ley 1454 de 2011), que define las
competencias departamentales en materia de ordenamiento territorial.

Con base en las particularidades subregionales los lineamientos para el departamento se


definen mediante un proceso inductivo, con la participación de los actores en todas las
subregiones. Los LOTA parten de entender que el ordenamiento territorial se ocupa de
identificar, potenciar y aprovechar los rasgos positivos de una estructura territorial, así como
de aprovechar las oportunidades de cambio que revelan las tendencias positivas en ese
territorio. Busca, por otro lado, revertir las tendencias negativas que agravarían problemas
históricos. Son el resultado de un ejercicio que propone acciones para que el Gobierno
Departamental, los municipios y demás entidades relacionadas con el ordenamiento
territorial resuelvan tensiones territoriales y aprovechen de la mejor manera las
potencialidades del territorio departamental. La escala de los lineamientos es
departamental, con contenidos específicos para cada escala subregional, y sirve como
marco de referencia para los diferentes procesos de planeación que vienen adelantándose,
así como para orientar la localización espacial de los proyectos que, en materia económica,
sociocultural o de infraestructura, se formulen en Antioquia.

Para la construcción de los LOTA se estudió la situación actual del departamento con base
en cinco dimensiones:

− Contexto socioterritorial.
− Base natural.
− Productividad.
− Megaproyectos.
− Sistema urbano-regional.

El trabajo se desarrolló en tres etapas: las dos primeras de descripción y análisis del
territorio, con las que se construyó el diagnóstico (que incluye tensiones, potencialidades y
avances, LOTA 1). A partir de este diagnóstico se formularon los lineamientos y los
instrumentos de gestión.

El diagnóstico identificó las siguientes tensiones:

42
POTA Departamento de Antioquia

− Áreas protegidas vs títulos y actividad minera.


− Áreas protegidas vs uso pecuario, agrícola y agropecuario.
− Áreas protegidas vs centros poblados mayores y procesos de urbanización.
− Reservas Ley 2/59 vs títulos y actividad minera.
− Iniciativas de conservación vs títulos y actividad minera.
− Iniciativas de conservación vs usos pecuarios, agrícolas y agropecuarios.
− Iniciativas de conservación vs centros poblados mayores y procesos de urbanización.
− Centros poblados mayores y procesos de urbanización vs títulos y actividad minera.
− Centros poblados mayores y procesos de urbanización vs actividad petrolera y/o
agroindustrial.
− Distrito agrario vs procesos urbanos.
− Territorios colectivos vs títulos y actividad minera.
− Tensión sistema urbano regional.
− Conflictos por la tenencia de la tierra.
− Estudios de amenaza y riesgo.

Las potencialidades encontradas fueron:

− Megaproyectos: vías troncales y centrales de generación eléctrica.


− Áreas con potencial agrícola y agropecuario. El 2,62% del suelo de Antioquia se
reconoce como potencial para uso agrícola y el 8,62% del suelo departamental tiene
potencial agropecuario, especialmente en el Suroeste, Nordeste, Norte y Urabá.
− Áreas con potencial de conservación.
− Áreas con potencial forestal comercial.
− Áreas con potencial minero (8,75% del departamento).
− Áreas con potencial forestal productor (42% del departamento).
− Áreas con potencial pecuario (23% de Antioquia).
− Áreas con potencial para el desarrollo de procesos urbanos.

Para cada una de las tensiones y potencialidades se plantearon los lineamientos de


ordenamiento territorial.

Finalmente, se propone un modelo de ocupación basado en cuatro propuestas:

− Equilibrar el SIDAP. Se priorizan iniciativas de conservación que deban elevarse a áreas


protegidas.
− Conectar y equilibrar el sistema urbano regional.
− El desarrollo rural. Permanencia de la zona de reserva forestal, consolidación de
territorios para minorías étnicas, y política en materia de tierras que incorpore las zonas
de reserva campesina.
− Atender y resolver las tensiones territoriales en torno a la minería y a la localización de
actividades productivas en zonas no adecuadas.

43
POTA Departamento de Antioquia

1.3 POTA: MARCO TEÓRICO Y CONCEPTUAL

Consideraciones iniciales

La nueva estrategia del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, MADR, se basa en


ocho componentes (UPRA, 2013):

− Planes de acción para bienes públicos sectoriales.


− Agricultura familiar y generación de ingresos.
− Ordenamiento productivo.
− Ordenamiento social de la propiedad.
− Organización de la comunidad.
− Articulación con bienes públicos sociales.
− Plan integral de desarrollo rural territorial.
− Fortalecimiento institucional.

El uso eficiente del suelo rural consiste en la armonización espacial y temporal de los usos
del suelo en un territorio, de tal modo que se pueda alcanzar la sostenibilidad económica,
social y ambiental del territorio. El ordenamiento productivo y el ordenamiento social de la
propiedad son mecanismos orientados a lograr el uso eficiente del suelo rural. La eficiencia
en el uso del suelo tiene por objeto mejorar la competitividad del sector bajo principios de
responsabilidad social y ambiental del territorio.

Enfoque del ordenamiento productivo

El ordenamiento productivo es un proceso planificado, técnico, administrativo y político que


busca, en articulación con el ordenamiento social de la propiedad, contribuir al uso eficiente
del suelo rural con fines agropecuarios en función de mejorar la productividad y la
competitividad en los ámbitos local, regional y nacional bajo principios de responsabilidad
social y ambiental (UPRA, 2013). La visión del ordenamiento productivo es lograr que las
apuestas productivas de Colombia se enmarquen en un proceso planificado y ordenado
para la sostenibilidad y competitividad.

Bajo esta perspectiva, el ordenamiento productivo debe tener como misión contribuir a la
formulación e implementación de estrategias de producción agropecuaria sostenible,
centradas en el empleo de metodologías educativas y participativas, integradas a la
heterogeneidad de contextos de los territorios, en busca de abordar la complejidad de las
relaciones socioculturales y económicas, así como las interacciones y relaciones ecológicas
presentes en los sistemas productivos agropecuarios.

La gestión para alcanzar el ordenamiento productivo debe ser consecuente con el nfoque
territorial, es decir, con participación plena de los actores regionales. El Desarrollo Rural
con Enfoque Territorial debe seguir los siguientes principios rectores (UPRA, 2013a)

− Multiplicidad de sectores, es decir, aprovechar las ventajas y sinergias entre todas las
actividades económicas.
− Simultaneidad. Todas las acciones concurrirán de manera ordenada, oportuna y
coordinada.

44
POTA Departamento de Antioquia

− Heterogeneidad. Reconocer la diversidad biológica, social y económica.


− Articulación productiva. Aprovechar la existencia de asociaciones, para lograr
encadenamientos productivos.
− Vinculación institucional. Los programas de desarrollo rural integrarán las acciones de
las entidades territoriales.
− Integralidad. Establecer estrategias para que las relaciones entre lo público, lo privado
y la sociedad civil lleguen a todos los productores siguiendo un enfoque diferenciado.
− Equidad de género. Promover el papel de los jóvenes y las mujeres.
− Sostenibilidad. Los programas de desarrollo rural operaran bajo criterios de
sostenibilidad ambiental y económica, con el propósito de generar impactos que se
reflejen en el bienestar de la población, la conservación de la biodiversidad y los
servicios ecosistémicos en las áreas rurales.
− Proyección. Los programas se concebirán con visión de mediano a largo plazo.
− Inclusión. Tener en cuenta a todos los pobladores, en especial a los más vulnerables.

El o rd e n a m ie n to p rod u c tivo c o m o in s trum e n to p ara e l o rd en a m ie nto


te rritorial

Bajo un enfoque territorial, el ordenamiento productivo está orientado por una visión
integradora multidimensional, intertemporal, multisectorial y sostenible, que articule la
economía territorial y la búsqueda de una mayor coherencia institucional (UPRA, 2013).

Aún existen muchos desafíos por resolver dentro del marco del ordenamiento terriotrial. En
el ámbito rural, los problemas incluyen la persistencia de la pobreza y la desigualdad social,
las brechas regionales y sectoriales y la inseguridad alimentaria. Los desafíos, pues,
incluyen superar la dicotomía de lo urbano-rural, la importancia de los recursos naturales y
los servicios ambientales que provee, la transformación de la institucionalidad rural, el
manejo del postconflicto, la evolución de los mercados, las políticas de reconversión
productiva de los sectores no sostenibles, el auge de nuevas tecnologías de información y
comunicación y la generación de estadísticas sólidas sobre el agro.

El ordenamiento productivo rural debe proyectar espacialmente una distribución que


armonice con los demás sectores (ambiental, minero, transporte, etc.) y una política de
desarrollo rural con la capacidad para coordinar las políticas macroeconómicas con las
políticas sectoriales.

El o rd e n am ie nto p ro d uc tivo c o m o in s tru m e n to p a ra el u s o eficie n te d e l s u e lo


ru ra l

Las condiciones de acceso a la tierra y la capacidad de hacer uso productivo de la misma


configuran un entorno favorable para la reducción de disparidades en el nivel territorial.
Para promover la modernización y productividad en el sector agropecuario es necesario,
pues, comprender la relevancia de la agricultura en el ámbito regional, nacional e
internacional.

De acuerdo con la normatividad sobre ordenamiento territorial, es suelo rural el constituido


por “terrenos no aptos para el uso urbano, por razones de oportunidad, o por su destinación
a usos agrícolas, ganaderos, forestales, de explotación de recursos naturales y actividades

45
POTA Departamento de Antioquia

análogas” (Ley 388/97, art. 33). El manejo del suelo rural deberá propender por el
aprovechamiento en forma óptima de su potencial productivo, aumento de la eficiencia
económica y corrección de los problemas del uso actual frente a la vocación y las aptitudes
de uso.

El ordenamiento productivo debe tender a superar los sistemas no sostenibles que


desestimulan la inversión, producto de la actual configuración de la estructura agraria del
país, con procesos desordenados de ocupación del territorio y de ampliación de la frontera
agrícola.

Etapas del plan de acción del ordenamiento productivo

El plan de acción del componente de ordenamiento productivo deberá estar en


concordancia con los demás componentes de la “Estrategia para el agro y el desarrollo rural
del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural”. Para ello, se seguirán las siguientes etapas:

Etapa 1. Identificar y priorizar las apuestas productivas y áreas estratégicas de producción


bajo el enfoque territorial.

Etapa 2. Elaborar los modelos prospectivos de ordenamiento productivo de manera


concertada con los actores estratégicos.

Etapa 3. Formular de manera participativa los planes de ordenamiento productivo para


alcanzar el uso eficiente del suelo en función de las apuestas priorizadas y la tipología de
territorios priorizados.

Etapa 4. Concertación de acuerdos estatales y sociales para la ejecución de los planes de


ordenamiento productivo con visión de largo plazo.

La misión para la transformación del campo colombiano con referencia


al ordenamiento social y productivo

La Misión para la transformación del campo colombiano es una iniciativa del Gobierno
Nacional en cabeza del Departamento Nacional de Planeación en su rol de tanque de
pensamiento, a través de la cual se definirán los lineamientos de política pública para contar
con un portafolio robusto y amplio de políticas públicas e instrumentos con el objetivo de
tomar mejores decisiones de inversión pública para el desarrollo rural y agropecuario en los
próximos 20 años, que ayuden a transformar el campo colombiano (DNP, 2016).

Los resultados se presentan en el informe El Campo Colombiano: un camino hacia el


bienestar y la paz. Informe detallado de la Misión para la transformación del campo
colombiano (DNP, 2015). El Informe detallado se compone de tres tomos. En el primero se
hace un diagnóstico de la situación actual del campo en Colombia, tomando en
consideración las condiciones sociales, la inclusión productiva, las condiciones
económicas, la sostenibilidad ambiental, el ordenamiento y desarrollo territorial y la
institucionalidad pública para el sector agropecuario. Con este Informe la Misión buscaba
establecer los principales cuellos de botella que dificultan y deberán ser resueltos para
lograr una efectiva transformación del campo. El segundo presenta las estrategias

46
POTA Departamento de Antioquia

generales. En el tercero, finalmente, se presentan las estrategias específicas de la


estrategia.

En el diagnóstico que se hace se encuentra que el ordenamiento territorial en Colombia es


inequitativo y desordenado. Como causas principales estudian el desequilibrio en la
ubicación de la población en el territorio; para ello establecen categorías de ruralidad, que
va desde las aglomeaciones a la dispersión. Los otros problemas que encuentra tienen que
ver con el uso y conflicto en el uso del suelo; la tenencia informal, desordenada e insegura
de la tierra; la desigualdad y ausencia de convergencia territorial.

De s e q u ilibrio e n la u bic a c ió n y d is trib u c ió n de la p o b la ció n e n e l territorio

El Informe resalta el desequilibrio en la ubicación y distribución de la población en el


territorio, consecuencia de un proceso histórico influenciado por múltiples factores
económicos, políticos, sociales, culturales, geográficos y ambientales. La mayoría de la
población nacional se encuentra concentrada en las zonas montañosas del país, por lo que
se encuentra altamente densificada en la región Andina: Bogotá, Valle del Cauca, Antioquia,
región central y oriental.

Se hace la siguiente clasificación de los municipios colombianos en categorías de ruralidad:

− Ciudades y aglomeraciones (10,43% del total de municipios del país).


− Intermedio (27,99%).
− Rural (33,24%).
− Rural disperso (28,34%).

En términos de área, sin embargo, los municipios rurales dispersos representan el 65% del
territorio colombiano, los rurales el 20%, los intermedios el 9% y las aglomeraciones solo el
6%. La población rural representa más del 30% de la población, es decir, unos 14,5 millones
de personas.

Us o y c o n flicto e n e l us o d e l s u e lo

Para 2015 –según datos del tercer Censo Nacional Agropecuario–, el 50,6% de la cobertura
del suelo en el país eran bosques naturales; 40,6%, usos agropecuarios; 7,2%, usos no
agropecuarios y 1,5%, desarrollos urbanos. El grueso del área destinada a usos
agropecuarios se concentraba en actividades pecuarias: 33,8 millones de hectáreas
estaban destinadas a pastos y 7,1 millones a cultivos (5,3 millones permanentes y 1,2
millones transitorios).

Sin embargo, de acuerdo con el IGAC (2007), citado por el Informe, 13% de los suelos del
país con vocación agrícola (tierras planas y fértiles) son subutilizadas en otros usos y otro
15% está sobre-utilizado. Se ha producido una expansión de la frontera agrícola hacia
zonas de ladera boscosas. Como consecuencia, de los suelos de conservación, 13 millones
de hectáreas tenían usos agropecuarios y en 935 mil de las mismas se adelantaban
actividades extractivas. Se definen prioridades para la explotación del territorio sin tener en
cuenta los modelos de territorio regionales, ni la existencia de reglas claras sobre
prioridades de uso. Esto genera tensiones entre actores nacionales y locales. Hay

47
POTA Departamento de Antioquia

superposiciones e inconsistencias en la normativa existente, lo que hace difícil la definición


de usos del territorio y da lugar a conflictos entre instrumentos o la no aplicación de estos.

La situación de uso actual del suelo agropecuario contrasta con el uso potencial, según el
estudio. La UPRA estima que solo 20 millones de hectáreas son aptas para la ganadería y
un área de 21,5 millones deberían destinarse a la agricultura; 14 millones de hectáreas, por
su parte, tienen potencial para plantaciones forestales. Hay un incremento del 15,6% en el
área destinada a minería.

Te n e n c ia d e la tie rra in fo rm al, d e s ord e n a d a y s in g a ra n tía s d e s eg u rid a d


ju ríd ic a

La tenencia de la tierra, según el estudio de la Misión, es informal; solo 6% de los municipios


tiene un grado de formalidad total o casi total; del 94% restante, 16% se encuentra en
informalidad total o casi total. En el 7% de los municipios no existe información catastral
(Tomo 1, p. 240).

La tenencia desordenada e insegura de la tierra parte de un problema de administración de


las tierras del estado. Citando el balance hecho por el INCODER (1960–2012), se encuentra
que no hay certeza sobre el inventario, clasificación y administración, tanto de los predios
que no le pertenecían como de los que le pertenecen a la nación. La conclusión es que se
ha posibilitado la ocupación desordenada y espontánea por los particulares sin considerar
la vocación real del suelo o la protección ambiental (p. 241).

Aún persiste un difícil acceso a la tierra para emplearla como factor productivo. A pesar de
que se han entregado tierras a familias campesinas, pueblos indígenas y comunidades
afrodescendientes, el campo se caracteriza por sus altos índices de concentración de la
tierra y por tener los mayores niveles de pobreza del país. Pese a que hasta 2014 el estado
se había concentrado en tratar de formalizar la ocupación desordenada de baldíos de la
Nación con el fin de dotar de tierras a los campesinos con pocos recursos, nunca se
cumplieron completamente estos propósitos. Causas para ello se citan la baja capacidad
que tenía el INCODER, las notarías, el registro y el catastro para hacer cumplir el marco
legal vigente (p. 241).

De s ig u a ld a d y a u s e n c ia d e c o n ve rg e n c ia te rrito rial

La Misión analizó a partir de las categorías de ruralidad las brechas existentes en materia
de pobreza multidimensional en función de las categorías de ruralidad. Hay una mayor
proporción de la población en situación de pobreza en los municipios rurales y también hay
una brecha significativa entre las cabeceras municipales y las áreas rurales en todos los
municipios. Se encuentran tres tipos de brechas y desigualdades a nivel de pobreza y la
generación de ingresos (p. 242):

− Brecha territorial, entre diferentes regiones.


− Brecha urbano-rural, entre las ciudades y las cabeceras municipales y el campo.
− Brecha rural, asociada con el nivel de ruralidad de los municipios.

Como principales factores que pueden llevar a facilitar la convergencia o perpetuar la

48
POTA Departamento de Antioquia

divergencia regional, la Misión encontró la institucionalidad y el gasto público (p. 244). El


gasto público per cápita es en promedio mucho más alto en las ciudades y aglomeraciones,
y un poco mayor en los municipios intermedios, que en los municipios rurales y rurales
dispersos.

Re to s p a ra u n a a d e c u ad a p la n e a ció n y o rd e n a m ie nto te rritorial

Finalmente, el estudio de la Misión pasa lista a los retos que se enfrenta para lograr una
adecuada planeación y ordenamiento territorial (pp. 250-259). Estos se encaminan en
cuatro frentes: la planeación y el ordenamiento territorial en lo rural; la implementación de
las diferentes figuras de esquemas asociativos territoriales; la participación en la planeación
y el ordenamiento territorial; y las capacidades y responsabilidades de las instituciones
locales.

− Planeación y el ordenamiento territorial en lo rural (pp. 250-253). La mayor parte de los


municipios rurales que debían elaborar esquemas de ordenamiento territorial, EOT,
solo se han limitado a determinar zonas de conservación y protección de los recursos
naturales y ambientales. Por otra parte, hasta la expedición de la Ley 1454 de 2011, el
país no contaba con un instrumento de ordenamiento territorial regional. Esto llevó al
desconocimiento de sistemas estructurantes regionales como los ecosistemas
estratégicos, sistemas de asentamientos, infraestructura de servicios públicos y de las
cadenas productivas. Adicionalmente, existe un vacío en la definición de estrategias
para la articulación campo-ciudad de manera que defina la inter-relación entre los
sistemas de asentamientos urbanos con las zonas rurales, la articulación de los
sistemas urbanos con los ecosistemas estratégicos que ofrecen los servicios
ecosistémicos y la estructura de cadenas productivas de origen rural y destinación
urbana. Otra limitante identificada se relaciona con la disponibilidad de la información
requerida para los procesos de ordenamiento territorial a nivel departamental y
municipal.
− Implementación de las diferentes figuras de esquemas asociativos territoriales (pp.
254-255). Tan grave como lo anterior es la falta de un proceso de encadenamiento
territorial a nivel nacional que defina un modelo de país para orientar las actuaciones
sectoriales y las prioridades de desarrollo nacionales y regionales. También hay
limitantes relacionadas con el desconocimiento sobre planificación y ordenamiento
territorial de largo plazo por parte de los técnicos de las Secretarias de Planeación,
particularmente de los municipios mas rurales y la falta de información cartográfica a
nivel de detalle.
− Bajos niveles de participación en la planeación y el ordenamiento territorial (pp. 255-
256). Los procesos de ordenamiento y planeación son contratados, en su mayoría,
con consultores externos, en especial los municipios de las zonas rurales. En casi todos
los casos, la participación de la sociedad civil se limita a talleres de socialización en
diferentes etapas del proceso. Se requiere adelantar verdaderos procesos
participativos, fortaleciendo las instancias de participación y concertación. De esta
manera la sociedad civil podría apropiarse de los instrumentos de ordenamiento
territorial y velar por su adecuada administración.
− Capacidades y responsabilidades de las instituciones locales (pp. 256-259). El
reducido tamaño de los equipos municipales, a los cuales se les van agregando nuevas
funciones, como es el caso del ordenamiento territorial, constituye una limitación.

49
POTA Departamento de Antioquia

Aparte de ello, es evidente la desarticulación entre los procesos de ordenamiento


territorial como orientadores de largo plazo y los procesos de planeación del desarrollo
de mediano y corto plazo (en particular los planes de desarrollo municipal y los planes
sectoriales). Esta misma situación se presenta en los departamentos.

Es tra te gia d e o rd e n am ie n to y d e s a rro llo territo ria l

El Tomo 2 del informe de la Misión contiene las estrategias generales, entre la que está la
Estrategia de ordenamiento y desarrollo territorial (pp. 193-240). Los elementos centrales
de esta estrategia incluyen (p. 193):

− Un ordenamiento territorial, social, económico y ambiental que dé prioridad al


cumplimiento de la función social y ecológica de la tierra, que garantice un uso óptimo
de la misma, un acceso preferencial a los agricultores familiares y la sostenibilidad no
solo del desarrollo rural, sinó también de los bienes y servicios que el campo provee a
la ciudad.
− Una revisión de los instrumentos que afectan la convergencia regional y la distribución
de la riqueza entre las ciudades y el campo y al interior del campo, con particular énfasis
en la distribución de los recursos y la inversión pública.
− El fortalecimiento de las capacidades territoriales de ordenamiento, planeación y gestión
a través de un mayor acompañamiento del Gobierno Nacional de la mano con los
departamentos y un enfoque territorial con participación y construcción de capacidades
en las comunidades.

La estrategia de ordenamiento y desarrollo territorial consiste en una estrategia global que


se alimenta y logra a través de unas líneas de acción específicas propuestas por la Misión,
pero sobretodo de una efectiva implementación de las propuestas consignadas en las
estrategias de inclusión social, inclusión productiva, competitividad, sostenibilidad y ajuste
institucional (pp. 193-194). El ordenamiento territorial solo se logrará mediante el balance
entre lo planteado en materia de ordenamiento ambiental, la propuesta de ordenamiento
social de la propiedad y la consolidación de aglomeraciones productivas ligadas con la
competitividad de la actividad agropecuaria. Es, tanto, una propuesta de armonización de
los conflictos entre las dimensiones ambientales, sociales y productivas del territorio, como
de focalización de las intervenciones del Gobierno para lograr equiparar las condiciones
básicas de desarrollo de estos.

Como base para la formulación de la estrategia se parte del reconocimiento de la situación


actual del territorio y del desarrollo de las zonas rurales, y se compara con una situación
deseable y factible.

Ba s e s c o n c e p tu ale s

La estrategia de ordenamiento y desarrollo territorial (pp. 195-204) parte de los marcos


conceptuales de la nueva ruralidad, las diferentes teorías de desarrollo económico
relacionadas con convergencia y divergencia regional, la nueva geografía económica, un
análisis de las interacciones urbano-rurales y una revisión de la planeación y el
ordenamiento territorial colombiano (p. 195).

50
POTA Departamento de Antioquia

− La nueva ruralidad: un cambio de paradigmas sobre lo rural (pp. 195-197). Consiste en


sobrepasar la visión sectorial sobre el espacio rural que vincula la ruralidad con la
agricultura y el atraso, para reconocer una ruralidad donde priman multiplicidad de
sectores, pluriactividad y se generan actividades productivas altamente competitivas
interrelacionadas con los mercados y las aglomeraciones urbanas (p. 196).

A partir de los conceptos sobre la nueva ruralidad se recomienda una estrategia de


desarrollo rural con enfoque territorial, que tiene como principal objetivo generar un
desarrollo integral en territorios específicos que conduzca a un cierre de brechas
sociales y económicas entre estos y los demás territorios, al igual que al interior de los
territorios y, especialmente, entre las cabeceras municipales y la población rural
dispersa. En la Tabla 1.1 se muestran los desequilibrios del desarrollo rural.

Tabla 1.1 Desequilibrios del desarrollo rural y consecuencias en el desarrollo

Desequilibrio Consecuencias
Degradación ambiental de los recursos naturales (agua y suelo)
Desequilibrio Ecológico Pérdida de biodiversidad
Cambio climático y alteración de las condiciones climáticas actuales
Conflictos de uso del suelo
Uso sub-óptimo de la tierra y los bienes y servicios públicos
Desequilibrio Territorial Crecientes conflictos intersectoriales
Fracaso de la convergencia regional
Concentración de recursos y riqueza a nivel urbano
Condiciones de marginalidad y pobreza de la población rural
Desequilibrios Menores salarios a nivel rural
Económicos Mayor informalidad en el área rural
Bajo crecimiento de la agricultura

Fuente: DNP, 2015a

− Convergencia o divergencia: teorías de distribución de la actividad económica (pp. 197-


202). Para analizar el desarrollo rural es necesario revisar las interacciones urbano-
rurales a la luz de la teoría económica que resalta la importancia de los polos de
desarrollo y las aglomeraciones (p. 200). Es necesario diferenciar las intervenciones de
las áreas rurales en tres categorías de organización espacial: las áreas metropolitanas,
las redes de ciudades medianas y pequeñas y las áreas escasamente pobladas con
centros poblados donde se desarrollan mercados locales (p. 202).
− La Planeación y el ordenamiento territorial (pp. 202-204). La planeación territorial se
construye a partir de una visión de desarrollo de largo plazo en la que deben confluir lo
nacional, lo local, lo institucional, lo productivo y lo poblacional, y sobre el cual se
identifican un conjunto de estrategias territoriales que permiten lograr dicha visión.
Tanto la visión como las estrategias quedan plasmadas en figuras nacionales de
ordenamiento (como son los Parques Nacionales o las Zonas de Reserva Forestal -
ZRF), planes de ordenamiento (con un alcance más de largo y mediano plazo) y planes
de desarrollo a nivel nacional, departamental y municipal (con un alcance más de
mediano y corto plazo). Todos estos instrumentos deben facilitar la construcción del

51
POTA Departamento de Antioquia

modelo prospectivo definido. Finalmente, los planes de desarrollo y ordenamiento


territorial son una decisión multinivel que implica un pacto entre actores y, por lo tanto,
requieren tener en cuenta la temporalidad de los procesos, estar articulados entre sí,
ser ampliamente participativos y someterse a procesos iterativos de revisión y ajuste.

Alc a n c e d e la e s trate g ia

La estrategia de ordenamiento y desarrollo territorial tiene como objetivo general (p. 206)
garantizar un apropiado ordenamiento ambiental, social y productivo de los territorios
rurales que derive en un uso adecuado y sostenible del suelo, logrando a su vez el cierre
de brechas sociales, económicas y políticas entre regiones y entre las ciudades y el campo.
La estrategia cuenta con una serie de instrumentos (normas, incentivos, etc.) y mecanismos
de planeación que regulan la propiedad, el uso, la distribución, la conservación y el
aprovechamiento de la tierra y los recursos naturales del territorio, con el fin de garantizar
el equilibrio entre los tres pilares de la sostenibilidad: el social, el económico y el ambiental.

Entre sus objetivos específicos destacan (p. 206):

− Reducir los conflictos en el uso del suelo y promover un uso eficiente de la tierra a través
de la defensa de las funciones sociales y ecológicas de la propiedad.
− Garantizar la aplicación de instrumentos de planificación vinculantes que garanticen el
desarrollo de las decisiones tomadas con respecto al uso del territorio, cuyo
cumplimiento debe ser parte de un pacto colectivo y responsabilidad de todos los
actores públicos y privados.
− Promover la convergencia regional entre territorios y entre la ciudad y el campo a través
del cierre de las brechas en materia de inclusión social y productiva.

Co m p o n e n te s

La estrategia de ordenamiento y desarrollo territorial está compuesta de cuatro


componentes (pp. 207-237): ordenamiento y desarrollo territorial; convergencia regional y
cierre de brechas sociales con enfoque de derechos; desarrollo de una ruralidad competitiva
con énfasis en el sector agropecuario; y ajuste de las instituciones de planeación y
ordenamiento territorial (p. 207). Se destacan los tres primeros.

− Ordenamiento ambiental, social y productivo del terriorio y desarrollo territorial (pp. 207-
216). Su principal objetivo es garantizar el equilibrio entre los tres pilares de la
sostenibilidad: el social, el económico y el ambiental a través de mecanismos que
regulen la propiedad, el uso, la distribución, la conservación y explotación de la tierra y
los recursos naturales del territorio al igual que la ubicación, distribución y organización
espacial de las actividades económicas (p. 207). El ordenamiento territorial actual no
hace cumplir efectivamente los anteriores principios por lo cual se plantea un conjunto
de acciones para lograrlo:

• Finalizar y dar prelación al ordenamiento ambiental.


• Ordenamiento social de la propiedad rural.
• Incentivar un uso más eficiente del suelo.

52
POTA Departamento de Antioquia

− Convergencia regional y cierre de brechas urbano-rurales (pp. 217-221). Planteado


como un objetivo explícito de política, aunque no se trata de igualar el ingreso de todo
el territorio, si se busca el cierre de las brechas sociales en materia de inclusión social
y productiva como una forma de disminuir las disparidades en los niveles de desarrollo
de los territorios y avanzar hacia una distribución más equitativa de la riqueza. A este
propósito se encaminan las siguientes acciones:

• Revisar la distribución de la inversión entre lo urbano y lo rural y los mecanismos de


compensación territorial.
• Garantizar la atención de las entidades públicas a la población rural.
• Fortalecer la cooperación urbano-rural y la integración regional.

− Estrategia de desarrollo rural con enfoque territorial (pp. 221-228). Su principal objetivo
es generar un desarrollo integral en territorios específicos que conduzca a un cierre de
brechas sociales y económicas entre estos y los demás territorios, al igual que al interior
de los territorios y, especialmente, entre las cabeceras municipales y la población rural
dispersa. Se busca articular y llevar de manera conjunta toda la oferta del Estado a un
mismo territorio a través de una acción integral que genere una pronta recuperación
social y económica, garantice la sostenibilidad ambiental del desarrollo y promueva
condiciones de competitividad en los territorios. En este sentido, esta estrategia es la
conjugación en el territorio de las demás estrategias de la Misión (p. 221).

Es tra te gia s e s p e cífic a s

El Tomo 3 del Informe de la Misión presenta las siguientes estrategias específicas:

− Política de mejoramiento de las condiciones de habitabilidad en el campo.


− Estrategia de ordenamiento social de la propiedad rural.
− Estrategia de ciencia, tecnología e innovación agropecuaria y acompañamiento integral.
− Sistema nacional de crédito: propuesta de reforma.
− Programa de desarrollo rural con enfoque territorial.

Lineamientos Generales del Plan de Ordenamiento Territorial


Agropecuario de Antioquia

Ob je tivo Ge n era l

Construir los elementos del componente general, el marco normativo y marco conceptual.
del Plan de Ordenamiento Territorial Agropecuario del departamento de Antioquia (POTA).

Co n s id e ra c io n e s Ge n era le s

Las unidades territoriales seleccionadas corresponden a cada una de las subregiones


administrativas y de planeación departamentales a saber: Valle de Aburrá, Bajo Cauca,
Magdalena Medio, Nordeste, Suroeste, Oriente, Norte, Occidente y Urabá. Se tendrán en
cuenta las subdivisiones que se encuentran a su interior.

Cada Subregión presenta diferentes ventajas comparativas y competitivas. Se tendrán en

53
POTA Departamento de Antioquia

cuenta estos aspectos, procurando mayores inversiones públicas y privadas para las
regiones con grandes limitaciones naturales y altos niveles de pobreza.

El componente general se construye a partir de la identificación de los objetivos. Las líneas


estratégicas estarían conformadas por las líneas de intervención del Gobierno
Departamental para cada Subregión.

1.4 DEPARTAMENTO DE ANTIOQUIA

Contexto histórico y político

Para este contexto se tomó información de varias fuentes: la página web de la gobernación
de Antioquia: Antioquia.gov.co; Anuario estadístico de Antioquia (2015, 2007), del
Departamento Administrativo de Planeación Departamental; Subregiones en Antioquia:
realidad territorial, dinámicas y transformaciones recientes (2007), del Departamento

Situado al noroeste del país, Antioquia limita, al norte, con el mar Caribe y los
departamentos de Córdoba y Bolívar; al este, con Bolívar, Santander y Boyacá; al sur, con
Caldas y Risaralda; y al oeste, con Chocó. Con un área de 63.612 km², es el sexto
departamento más extenso de Colombia, y el más poblado, si se tiene en cuenta que el
distrito capital de Bogotá es una entidad administrativa especial. En el territorio antioqueño
habitan actualmente 6.534.764 personas en un total de 125 municipios. Más de la mitad de
la población reside en el área metropolitana del Valle de Aburrá. Su economía genera el 13
% del PIB colombiano, ubicándose en segundo lugar tras Bogotá. Su organización territorial
comprende nueve subregiones y su capital es la ciudad de Medellín (Gobernación de
Antioquia, 2017).

Las condiciones biofísicas del departamento han sido determinantes para su configuración
histórica y socio-espacial. Durante la Colonia, Antioquia estuvo aislada del mundo. Con el
nacimiento de la República, en el siglo XIX, se abrieron nuevos horizontes y con ello, flujos
de intercambio económico, incluso con mayor preferencia hacia mercados extranjeros que
hacia los nacionales. La economía minera y el comercio impulsaron una dinámica social
alentada por la vinculación de pueblos y aldeas dispersos en los altiplanos y cañones hacia
la explotación y comercialización del oro, el cual se vendía en Europa, desde donde se
importaban insumos y productos que se comercializaban en la región. Se fue configurando
un modelo cultural ligado al desarrollo económico, con fuertes arraigos y conexiones locales
sobre áreas concretas, cuyas fronteras se extendieron hacia otros cañones, como el del
Cauca al sur para la producción de café y el del Valle de Aburrá para el desarrollo urbano
y la industria. Así, se fueron dejando de lado las grandes extensiones de las zonas bajas,
las cuales comenzaron a ser visibles, tanto por el poblamiento procedente de otros
departamentos, como por la importancia para el comercio internacional del banano de
exportación.

Durante el siglo XX se fue acentuando la importancia de Antioquia, hecho atribuible al


desarrollo de la industria, con un gran peso en el contexto de las ciudades industriales de
Latinoamérica, la producción cafetera y el oro. Durante las últimas décadas se abrió paso
la importancia estratégica ambiental del departamento, dada su oferta hídrica y sus

54
POTA Departamento de Antioquia

profundas zonas escarpadas, lo cual permite un aprovechamiento desde la perspectiva


nacional e internacional para la producción de energía. Lo que inicialmente parecían
desventajas físico espaciales, se convirtieron en ventajas geoestratégicas y han insertado
a Antioquia a los mercados internacionales.

Fase 1. Extractiva. Fase de explotación y de saqueo de productos silvestres y recursos


naturales. Las coordenadas territoriales muestran un modelo espacialmente fragmentado,
muy discontinuo y muy aislado de otras comarcas del país y del mundo, que limitaba sus
conexiones y el establecimiento de un comercio más activo.

Fase 2. Rural, minera, agraria y mercantil. Fase de colonización, poblamiento, fundación de


ciudades y asentamientos humanos, apertura de tierras, caminos, minas, rutas comerciales
y mercados. En esta fase las coordenadas territoriales dan como resultado un modelo de
mosaicos espacialmente discontinuos, fragmentados y poco integrados entre sí.

Fase 3. Urbana e industrial. Fase de acumulación originaria y de formación y desarrollo de


la industria, las ciudades y los dormitorios urbanos. Las coordenadas territoriales dan como
resultado un modelo espacialmente más concentrado, donde los mosaicos regionales no
desaparecen, pero van quedando integrados y subordinados a un centro dominante, el cual
ejerce una acción centrípeta sobre el resto del territorio, sin que las fuerzas difusoras del
desarrollo actúen como mecanismo de amplificación del progreso que sobreviene con las
ciudades.

Fase 4. Macrocefalia poblacional y concentración urbana. Fase de crecimiento urbano


exponencial, de aceleración de las migraciones rurales-urbanas y auge de la economía de
prestación de servicios, de pérdida relativa de importancia económica y social de la minería,
la agricultura y la industria. Las coordenadas muestran un modelo espacialmente más
concentrado y centralizado, con mayores disparidades y contrastes en el uso y ocupación
del territorio.

Fase 5. Metropolización de la ciudad capital, proyección de la ciudad región y urbanización


de las regiones. Fase de metropolización de las ciudades y urbanización de las regiones,
de macrocefalia urbana, urbanismo extendido, disperso y difuso; de amplificación y
extensión de la red de dominios e influencias urbanas a todo el territorio; pérdida de
ruralidad, consolidación de actividades terciarias y de prestación de servicios, y de
estancamiento de la industria.

En lo internacional, las exportaciones anuales del Departamento durante la última década


presentan un crecimiento anual compuesto del 9%. Del total de las exportaciones de
Antioquia, el 62% es aportado por Medellín y el Valle de Aburrá. Las cifras señalan que el
departamento es uno de los mejores posicionados en cuanto a comercio exterior.
Actualmente el sector de textiles y confecciones es objeto de la mirada internacional por la
realización de la feria anual Colombiamoda, una de las más importantes de Latinoamérica.

En el contexto nacional, Antioquia es muy importante para la generación de energía


eléctrica y es indudable que la economía antioqueña es una de las más pujantes del país.
En las últimas dos décadas se ha mantenido estable, fluctuando su participación entre el
14% y el 15% del producto interno bruto nacional y ocupa el segundo lugar de aporte al
valor agregado después del Distrito Capital. Las principales actividades se basan en la

55
POTA Departamento de Antioquia

prestación de servicios, seguida de la actividad industrial, el comercio, la intermediación


financiera y el sector agropecuario.

En lo regional, el desarrollo del departamento se ha concentrado en la zona central, donde


se dan grandes contrastes con áreas de extrema marginalidad, lo cual constituye un
panorama de inequidad para la población de Antioquia. Sobre las zonas bajas de los
grandes ríos se encuentran áreas con condiciones de pobreza y con fuertes crecimientos
poblacionales. Aunque el departamento hace parte de la región andina, presenta
características físicas, económicas y culturales que lo identifican con otras regiones como
la del Chocó biogeográfico, el valle medio del Magdalena y la región cafetera.

En Antioquia actúan cuatro Corporaciones Regionales: Corporación Autónoma Regional del


Centro de Antioquia (CORANTIOQUA), Corporación Autónoma Regional de las Cuencas
de los Ríos Negro y Nare (CORNARE), Corporación para el Desarrollo Sostenible del Urabá
(CORPOURABA) y Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena
(CORMAGDALENA), (IGAC, 2007). También actúan en su territorio como autoridad
ambiental la Unidad de Parques Naturales Nacionales, en las zonas adscritas al Sistema
nacional de Áreas Protegidas (SINAP), y el Areá Metropolitana del Valle de Aburrá, en las
áreas urbanas de los municipios de su jurisdicción.

Los factores de estructuración y funcionamiento del modelo territorial antioqueño han


pasado por las siguientes fases (Gobernación de Antioquia, 2007):

Generalidades del Departamento de Antioquia

La ordenanza 41, promulgada por la Asamblea Departamental el 30 de noviembre de 1975,


adoptó y delimitó diez áreas homogéneas a partir de variables relacionadas con aspectos
ambientales, físico-espaciales, económicos, culturales y sociales. El desenvolvimiento
histórico ha hecho que hoy se reconozcan nueve, ya que la Subregión Sur se integró al
Suroeste. Las subregiones en que se divide Antioquia son: Bajo Cauca, Magdalena Medio,
Nordeste, Norte, Occidente, Oriente, Suroeste, Urabá y Valle de Aburrá. Hoy el
Departamento cuenta con 125 municipios y 4.375 veredas. Figura 1.1 y Tabla 1.2.

56
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.1 Subregiones del Departamento de Antioquia

57
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.2 Municipios de Antioquia por Subregión

Subregión Municipios que la integran


Bajo Cauca Caucasia, Cáceres, El Bagre, Nechí, Tarazá, Zaragoza.
Magdalena Medio Caracolí, Maceo, Puerto Berrío, Puerto Nare, Puerto Triunfo, Yondó.
Amalfi, Anorí, Cisneros, Remedios, San Roque, Santo Domingo, Segovia,
Nordeste
Vegachí, Yalí, Yolombó.
Angostura, Belmira, Briceño, Campamento, Carolina del Príncipe,
Donmatías, Entrerríos, Gómez Plata, Guadalupe, Ituango, San Andrés de
Norte
Cuerquia, San José de la Montaña, San Pedro de los Milagros, Santa Rosa
de Osos, Toledo, Valdivia, Yarumal.
Abriaquí, Anzá, Armenia, Buriticá, Caicedo, Cañasgordas, Dabeiba, Ebéjico,
Occidente Frontino, Giraldo, Heliconia, Liborina, Olaya, Peque, Sabanalarga, San
Jerónimo, Santa Fe de Antioquia, Sopetrán, Uramita.
Abejorral, Alejandría, Argelia, Carmen de Viboral, Cocorná, Concepción, El
Peñol, El Retiro, El Santuario, Granada, Guarne, Guatapé, La Ceja, La Unión,
Oriente
Marinilla, Nariño, Rionegro, San Carlos, San Francisco, San Luis, San Rafael,
San Vicente, Sonsón.
Amagá, Andes, Angelópolis, Betania, Betulia, Caramanta, Ciudad Bolívar,
Concordia, Fredonia, Hispania, Jardín, Jericó, La Pintada, Montebello,
Suroeste
Pueblorrico, Salgar, Santa Bárbara, Támesis, Tarso, Titiribí, Urrao,
Valparaíso, Venecia.
Apartadó, Arboletes, Carepa, Chigorodó, Murindó, Mutatá, Necoclí, San Juan
Urabá
de Urabá, San Pedro de Urabá, Turbo, Vigía del Fuerte.
Barbosa, Bello, Caldas, Copacabana, Envigado, Girardota, Itagüí, La
Valle de Aburrá
Estrella, Medellín, Sabaneta.

Fuente: Departamento de Antioquia, 2016.

Las dinámicas sociales, culturales y económicas, demandan una subdivisión interna de las
Subregiones en unidades de planificación, tal como se muestra en la Tabla 1.3.

Tabla 1.3 Subregiones del departamento y sus zonas

Subregión Zonas No. de Municipios


Bajo Cauca - Caucasia, Cáceres, El Bagre, Nechí, Tarazá, Zaragoza.
Magdalena Ribereña Puerto Berrío, Puerto Nare, Puerto Triunfo, Yondó
Medio Nus Caracolí, Maceo
Minera Remedios, Segovia
Meseta Amalfi, Vegachí, Yalí, Yolombó
Nordeste
Nus Cisneros, San Roque, S. Domingo
Río Porce Anorí
Río Cauca Ituango, Toledo, San Andrés de Cuerquia
Norte
Ríos Grande y Santa Rosa de Osos, Belmira, Entrerríos, San Pedro de

58
POTA Departamento de Antioquia

Subregión Zonas No. de Municipios


Chico los Milagros, Donmatías, San José de la Montaña
Vertiente Chorros
Angostura, Briceño, Campamento, Valdivia, Yarumal
Blancos
Río Porce Carolina del Príncipe, Guadalupe, Gómez Plata
Dabeiba, Frontino, Uramita, Peque, Cañasgordas,
Cuenca Río Sucio
Abriaquí
Occidente Sabana Larga, Liborina, San Jerónimo, Caicedo, Olaya,
Cauca Medio Sopetrán, Santa Fe de Antioquia, Anzá, Ebéjico,
Heliconia, Armenia, Buriticá, Giraldo
Alejandría, Concepción, El Peñol, Guatapé, Granada,
Embalses
San Carlos, San Rafael.
Bosques San Francisco, San Luis, Cocorná
Oriente
Páramo Abejorral, Argelia de María, Nariño, Sonsón
Valle de San Carmen de Viboral, El Retiro, El Santuario, Guarne, La
Nicolás Ceja, La Unión, Marinilla, Rionegro, San Vicente Ferrer
Sinifaná Angelópolis, Fredonia, Titiribí, Amagá, Venecia
Penderisco Betulia, Concordia, Salgar, Urrao
Suroeste Caramanta, Jericó, La Pintada, Montebello, Pueblorrico,
Cartama
Támesis, Tarso, Santa Bárbara, Valparaíso
San Juan Andes, Betania, Ciudad Bolívar, Hispania, Jardín
Arboletes, Necoclí, San Juan de Urabá, San Pedro de
Norte
Urabá
Urabá
Centro Turbo, Apartadó, Carepa, Mutatá, Chigorodó
Atrato Medio Mutatá, Vigía del Fuerte
Norte Barbosa, Girardota, Copacabana y Bello
Valle de Aburrá Centro Medellín
Sur Caldas, Envigado, Itagüí, La Estrella, Sabaneta,

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2016.

En lo socioeconómico, sin embargo, algunos municipios conservan mayores similitudes con


los municipios de la Subregión vecina que con aquella a la que están adscritos
administrativamente. Cisneros y Yolombó, ubicados sobre la troncal del Nordeste, no
presentan una relación muy estrecha con los otros municipios que conforman la Subregión
Nordeste, sino que, con otros, que también se encuentran sobre este eje vial, configuran
una zona de transición desintegrada de la Subregión. Caracolí y Maceo resultan más
atraídos por Cisneros, ubicado en el Nordeste antioqueño, que por Puerto Berrío que, a
pesar de su importante dinámica económica, su dotación de infraestructura y oferta de
servicios, no ejerce una función de centralidad en el Magdalena Medio (INER, 2003). San
Roque, Maceo y Cisneros comparten características que hacen que estén agrupados, junto
con Santo Domingo y Caracolí, como municipios de la zona Nus.

Para 2016, según las proyecciones de población del DANE, con base en el Censo de 2005,
habitaban en el Departamento 6.534.764 habitantes. Más de la mitad de la población reside

59
POTA Departamento de Antioquia

en el área metropolitana del Valle de Aburrá, tal como se observa en la


Figura 1.2, que presenta la distribución de la población por Subregión.

Figura 1.2 Población de Antioquia, 2016


Número de habitantes

4.000.000
3.500.000
3.000.000
2.500.000
2.000.000
1.500.000
1.000.000
500.000
0

Fuente: DANE, 2017

En Valle de Aburrá concentra el 58,5% del total de población (3.821.797 habitante). Le


siguen, de lejos, Urabá, con el 10,4% (676.356 habitantes) y Oriente, con el 9% (586.659
habitantes). Las demás subregiones albergan cada una menos del 6,0% de la población
total del Departamento.

En Antioquia hay presencia de comunidades indígenas, tal como se muestra en la Tabla


1.4.

Tabla 1.4 Población indígena por resguardo y grupo étnico en Antioquia

Títulos colectivos
Región/ Resguardo y/o Código
Área (ha) resolución de INCORA o Etnias
Municipio comunidad DANE
acuerdos del INCODER
Bajo Cauca
El Bagre Los Almendros 1767 168,7569 Acuerdo 199 - 14/12/09 Senú
Tarazá Jai - Desave 1041 4.650,70 Resolución 63-25-11-96 Embera-Katío
Zaragoza Pablo Múnera 1645 2.155,10 Resolución 013-10-12-2002 Senú
Nordeste
Embera-
Segovia Tagual - La Pó 1040 1.830,60 Resolución 09-24/05/96
Chamí
Norte
San Matías -
Ituango 1033 1.371,30 Resolución 76-10/11/83 Embera-Katío
Jaidukama

60
POTA Departamento de Antioquia

Títulos colectivos
Región/ Resguardo y/o Código
Área (ha) resolución de INCORA o Etnias
Municipio comunidad DANE
acuerdos del INCODER
Occidente
Dabeiba Chimurro - Nendo 1026 13.185 Resolución 89-10/10/88 Embera-Katío
Chuscal -
Dabeiba 1027 5.122 Resolución 41-21/07/8 Embera-Katío
Tuguridocito
Dabeiba Amparradó Medio 1030 22.100 Resolución 076-19/11/90 Embera-Katío
Dabeiba Amparradó Alto 1024 17.835 Resolución 42-01/11/94 Embera-Katío
Cñaverales -
Dabeiba 1025 4.770 Resolución 03-07/02/95 Embera-Katío
Antadó
Dabeiba Jenaturadó 1029 600 Resolución 09-22/02/95 Embera-Katío
Server -
Dabeiba 1028 9.977,50 Resolución 029-14/08/96 Embera-Katío
Taparrales
Server -
Dabeiba Taparrales 406 Resolución 30-30/11/98 Embera-Katío
(Ampliación 1)
Server -
Dabeiba Taparrales 113,3073 Acuerdo 190- 21/10/09 Embera-Katío
(Ampliación 2)
Choromandó Alto y
Dabeiba 1387 3035 Resolución 31-30/11/98 Embera-Katío
Medio
Dabeiba Narikizavi 1613 274,1 Resolución 001-20/02/2001 Embera-Katío
Dabeiba Emberá - Drua 1660 17 Resolución 002-10/04/2003 Embera-Katío
Dabeiba Monzhomandó 1693 185,1 Resolución 001-22/07/2003 Embera-Katío
Frontino Murrí - Pantanos 1032 30.788 Resolución 19-24/05/96 Embera-Katío
Chaquenodá -
Frontino 1031 16.349,38 Resolución 31-14/08/96 Embera-Katío
Pegadó
Chaquenodá -
Frontino Pegadó 7.494 Resolución 34-30/11/98 Embera-Katío
(Ampliación)
Frontino Nusidó 1519 258,32 Resolución 27-29/07/98 Embera-Katío
Snata María el
Uramita 1507 130,9291 Resolución 33-30/11/98 Embera-Katío
Charcón
Suroeste
Cristinia - Dojuru Embera-
Andes 978,5 Resolución 037-24/11/2001
(Ampliación) Chamí
Ciudad Hermenegildo
1581 73.78 Resolución 08-29/06/2000 Embera-Chami
Bolívar Chakiama
Embera-
Jardín Cristinia 1034 323,2 Resolución 59-07/12/95
Chamí
Embera-
Pueblorrico Bernardino Pachí 1729 18,72 Resolución 043-25/01/2006
Chamí
Embera-
Támesis La Mirla 1538 19,3229 Resolución 010-05/05/1999
Chamí
La Mirla Embera-
Támesis 15,4437 Resolución 004-10/04/2003
(Ampliación) Chamí
Urrao Valle de Pérdidas 1043 8.781 Resolución 50-17/10/95 Embera-Katío
Urrao Majore - Amburá 1042 6.950 Resolución 14-24/05/96 Embera-Katío
Urrao Andabú 1553 16.661,40 Resolución 27-31/05/99 Embera-Katío

61
POTA Departamento de Antioquia

Títulos colectivos
Región/ Resguardo y/o Código
Área (ha) resolución de INCORA o Etnias
Municipio comunidad DANE
acuerdos del INCODER
Embera-
Valparaíso La María 1503 80,5438 Resolución 02-11/05/1998
Chamí
La María Embera-
Valparaíso 74,5119 Resolución 047-25/01/2006
(Ampliación) Chamí
Urabá
Embera chamí
Apartadó La Palma 1504 104,6533 Resolución 03-11/05/1998
y senú
La Palma
Apartadó 206,7164 Resolución40-03-10-2000 Embera Chamí
(Ampliación)
Apartadó Las Playas 1555 176,8 Resolución 9-31-05-99 Embera Katio
Arboletes Canime 1745 25 Resolución 096-16-07-2007 Senú
Chigorodó Polines 1923 2.538 Resolución 060-19/08/1987 Embera-Katío
Polines
Chigorodó 205,1407 Resolución 50-29/11/1994 Embera-Katío
(Ampliación)
Chigorodó Yaberadó 1556 10.992 Resolución 30-31-05-99 Embera-Katío
Murindó Río Murindó 1035 18.270 Resolución 14-18-02-87 Embera-Katío
Murindó Río Chageradó 1036 19.730 Resolución 103-18/12/1989 Embera-Katío
Río Chageradó
Murindó 22.500 Resolución 031-13/07/92 Embera-Katío
(Ampliación)
Chontadural -
Mutatá 1037 9.850 Resolución 24-24/05/96 Embera-Katío
Cañeros
Mutatá Jaikerasavi 1554 32.482,15 Resolución 28-31/05/99 Embera-Katío
Ampliación
Mutatá 122.405 Acuerdo 188- 21/10/09 Embera Katío
Jaikerazavi
Mutatá Coribi Bedadó 1661 105,15 Resolución 003-10/04/2003 Embera-Katío
Necoclí El Volao 1039 363,6862 Resolución 79-18/12/92 Senú
Necoclí -
Caiman Nuevo 1038 7.507,82 Resolución 73-12/12/1992 Tulé
Turbo
Necoclí - Ampliación
210,88 Resolución 32-30/11/98 Tulé
Turbo Caimán
Turbo Dokerazavi 1631 602,5646 Resolución 028-24/09/2001 Embera-Katío
Ampliación
Turbo 82,17 Acuerdo 185/30/10/09 Embera Katío
Dokerazavi
Vigía del Embera-
El Salado 1044 6.250 Resolución 022-26/03/1990
Fuerte Dóbida
Vigía del El Salado Embera-
9.894,28 Resolución 026-22/08/2003
Fuerte (Ampliación) Dóbida
Vigía del Embera-
Guanguandó 1045 13.260 Resolución 46-26/06/89
Fuerte Dóbida
Vigía del Jengadó - Embera-
1046 4.546 Resolución 015-23/06/92
Fuerte Apartadó Dóbida
Vigía del Embera-
Río Jarapetó 1047 5.583,60 Resolución 016-28/02/84
Fuerte Dóbida

Fuente: Gobernación de Antioquia. Gerencia Indígena (junio de 2014).

62
POTA Departamento de Antioquia

1.5 PERFILES SUBREGIONALES Y UNIDADES DE PLANIFICACIÓN

Para entender las particularidades de cada Subregión, en este apartado se hace un perfil
general de cada una de ellas. El perfil se estructura desde tres perspectivas: sus aspectos
genreales, su caracterización y las bases para una planeación productiva subregional.

En primer lugar, se hace un recuento de las generalidades de cada subregión y se


presentan sus problemas, ventajas y proyectos zonales, de acuerdo con el diagnóstico
realizado por el Departamento Administrativo de Planeación del Departamento, a través del
Sistema Departamental de Planificación 1 (Gobernación de Antioquia, DAP, 2008). Para ello,
se hace uso de los resultados obtenidos en 2007, cuando se realizó un ejercicio de
planificación con las comunidades de las nueve subregiones, las cuales se dividieron en 27
zonas. Se realizaron 8 talleres subregionales y 22 talleres zonales, en los que participaron
"más de 1.000 actores, con quienes se revisaron las principales problemáticas de cada
zona y Subregión" (Gobernación de Antioquia, DAP, 2008, p. 9-11). La identificación de los
problemas se hizo a nivel zonal; con el agregado de los diagnósticos zonales se construyó
el subregional.

La caracterización subregional se hace desde las dimensiones social, económica,


ambiental y político institucional. En cada una se definen los principales elementos que la
estructuran. Los datos, en general, se toman de los Anuarios Estadísticos de Antioquia más
actualizados, el DANE, el IGAC y estudios relacionados. Para los usos actuales del suelo
se tomó, como ilustración, el Estudio de suelos del departamento de Antioquia, de 2007, en
ausencia de un estudi más reciente. El estudio que adelanta la Universidad Nacional
comprende la actualiación de los mismos.

Por último, y como complemento y ajuste de la construcción de la caracterización


subregional, se presentan los resultados de las actividades realizadas como parte de este
estudio para construir los elementos que configuran cada subregión. Estas actividades
incluyeron un taller adelantado con funcionarios de las administraciones municipales
(UMATA y Planeación) de cada subregión y un cuestionario con 13 preguntas (ver Anexos),
enviado por la Secretaría de Agricultura a cada uno de los municipios.

Subregión Bajo Cauca

As p e c to s g e n e ra le s

La subregión del Bajo Cauca (


Figura 1.3), se ubica en las estribaciones de la cordillera Central y parte de la Occidental,
al nororiente del departamento de Antioquia, entre las serranías de Ayapel y San Lucas y
sobre la cuenca de los ríos Cauca y Nechí. Con una extensión de 8.485 km², equivale al
13,5% del área total del Departamento. El piso térmico cálido (97,9%) es el más
representativo de la Subregión, aunque también se presenta medio (2,1%) y frío (0,1%),
como se ve en la Tabla 1.5.

1 El Sistema Departamental de Planificación es un instrumento de coordinación y articulación para la


planificación y la gestión territorial, creado mediante Ordenanza 34 del 24 de noviembre de 2006. Son tres sus
elementos integradores: un componente de participación, el institucional y el instrumental. Con el SDP se busca
mejorar la articulación entre los procesos de planificación de los municipios y del departamento de Antioquia.

63
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.3 Subregión Bajo Cauca

64
POTA Departamento de Antioquia

65
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.5 Generalidades. Subregión Bajo Cauca

Extensión pisos Distancia


Corregi- Vere Extension % Área % Área térmicos (km²)
Municipio Medellín
mientos das (km²) urbana rural
Cálido Medio Frío (km)
Cáceres 5 60 1.973 0,07 99,93 1.873 100 0 230
Caucasia 10 45 1.411 0,55 99,45 1.411 0 0 285
El Bagre 2 52 1.563 0,24 99,76 1.563 0 0 284
Nechí 5 21 914 0,10 99,90 914 0 0 358
Tarazá 4 40 1.560 0,03 99,97 1.480 74 6 222
Zaragoza 2 50 1.064 0,05 99,95 1.064 0 0 259
Totales 28 268 8.485

Fuente: FAO, 2015

Limita con los departamentos de Córdoba y Bolívar y las subregiones de Norte y Nordeste.
El río Cauca en su recorrido estructura su dinámica física, partiendo del municipio de
Ituango, en el sur, hasta un poco más allá de la desembocadura del río Nechí, en la parte
nororiental de la región, en límites con Bolívar. Esta es una de las subregiones más
pequeñas del departamento y está conformada por los municipios de Cáceres, Caucasia,
El Bagre, Nechí, Tarazá y Zaragoza (FAO, 2015 y IGAC, 2007).

La minería puede ser considerada como la actividad económica más importante de la


subregión, siendo esta práctica, además, una de las principales causas de su poblamiento.
Otras actividades relevantes son la producción piscícola, la agricultura y la ganadería. La
Subregión posee un potencial en recursos naturales, ecoturismo y producción agrícola y
pecuaria (asociado con la diversidad de suelos), potencial que se ve opacado por el fuerte
desarrollo de la actividad minera.

Dada la cercanía e interación con el departamento de Córdoba, la cultura del Bajo Cauca
es una mezcla de costumbres antioqueñas y costeñas, caracterizada por la alegría de sus
pobladores (Gobernación de Antioquia, 2016). El mayor asentamiento urbano de la
Subregión es el municipio de Caucasia, que funciona además como una centralidad
importante para las localidades del sur de Córdoba (Universidad de Antioquia, 2013).

El proceso de colonización en el Bajo Cauca, junto con las migraciones históricas


procedentes del sur de Bolívar, Córdoba y Sucre, afrocolombianos de la costa Pacífica,
indígenas del norte de Antioquia y Córdoba y paisas del interior del departamento,
identifican la Subregión como un territorio con desigualdades sociales debido a la
consolidación de un modelo de desarrollo rural excluyente. En el ejercicio de planificación
desarrollado por el Departamento en 2007 (Gobernación de Antioquia, 2008) se
presentaron los problemas, las ventajas comparativas y competitivas, los proyectos zonales
y los elementos claves del desarrollo territorial de la Subregión que se presentan en Tabla
1.6.

66
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.6 Problemas, ventajas y proyectos zonales. Subregión Bajo Cauca

Ventajas Ventajas
Problemática Proyectos zonales
comparativas competitivas
- Degradación de los suelos como
- Legalización de tierras rurales
secuela de la explotación minera
y urbanas
y otros procesos productivos
- Empresa Subregional de
- Baja diversificación agroindustrial
- Troncal Norte servicios públicos
y alta dependencia del sector
- Troncal de la - Conformación y recuperación
pecuario
Paz del espacio público
- Baja productividad de las
- Ubicación - Subregión - Conservación ambiental:
actividades económicas
geográfica limítrofe componente agua
- Insuficiente calidad y baja
estratégica - Presencia de la - Formulación e implementación
cobertura de los servicios
- Biodiversidad Universidad de de los planes maestros de
públicos
- Humedales y Antioquia acueducto y alcantarillado
- Déficit cuantitativo y cualitativo de
ciénagas - Río Cauca y - Programas para la población
vivienda
- Potencial Río Nechí reinsertada y desplazada
- Baja calidad de las vías
agroindustrial - Humedales y - Plan turístico Subregional
secundarias y terciarias
- El clima y el ciénagas - Ciudadela educativa y cultural
- Baja calidad en los servicios de
paisaje - Actividad para el Bajo Cauca
salud
- Diversidad ganadera - Impulso al cordón cauchero y
- Débil participación ciudadana
sociocultural - Potencial cacaotero
- Presencia de cultivos ilícitos
y étnica ecoturístico - Matadero Subregional
- Altos niveles de miseria y pobreza
- Pesca - Diversidad de - Relleno sanitario Subregional
- Altos niveles de desnutrición
- Minería medios de - Cuerpo de bomberos
- Tenencia ilegal de los predios
transporte Subregional
urbanos y rurales
(terrestre, - Fortalecimiento de la
- Bajo sentido de pertenencia
aéreo y fluvial) infraestructura vial primaria,
- Programas de Gobierno sin
secundaria y terciaria de la
articulación con la dinámica
Subregión
Subregional
- Hospital de cuarto nivel en la
- Ausencia de gobernabilidad
Subregión
- Débil Estado Social de Derecho

Fuente: Gobernación de Antioquia, Departamento Administratico de Planeación, 2008

La Subregión tenía entonces como proyectos dinamizadores: la legalización de predios


rurales y urbanos y la generación de cadena de valor de los productos agropecuarios como
elementos claves para el desarrollo el Plan de aguas del Departamento; la
descentralización de la Universidad de Antioquia hacia El Bagre, Zaragoza y Nechí; el
saneamiento básico y agua potable; la generación de empleo productivo; la conservación
de humedales, ciénagas y microcuencas; la implementación PGIRS- SIGAM; el apoyo
técnico a la pequeña y mediana minería; la caracterización de zonas de alto riesgo por
inundaciones, la devolución y legalización de tierras y la dotación educativa y la articulación
vial Subregional: Bajo Cauca – Nordeste – Occidente.

La visión de la Subregión formulada para 2020 (Gobernación de Antioquia, Departamento


Administratico de Planeación, 2008) era:

En el año 2020, el Bajo Cauca será una Subregión articulada e integrada con
el Departamento y la Nación, con un desarrollo agroindustrial, pecuario,
minero y ecoturístico, sostenible ambientalmente, diversa, pacífica, con
equidad y mayores oportunidades en la generación de empleo productivo,
desarrollo humano integral y participación ciudadana.

67
POTA Departamento de Antioquia

Ca ra c te riza c ió n s u b re gio n a l

Dim e n s ió n S o c ial

Demografía. En Bajo Cauca se estima una población de 305.888 habitantes, con un mayor
porcentaje en el área urbana (DANE, 2016). La dinámica poblacional mostró una tendencia
creciente durante el periodo 2012-2015 en todos los municipios, similar a lo reportado para
el departamento y el país (DANE, 2016). Tarazá presentó el mayor incremento.

La Subregión cuenta con varios asentamientos de grupos étnicos: afrodescendientes y


comunidades indígenas; estos últimos perteneciente a la etnia Zenú, en su mayoría;
también existen asentamientos del grupo Embera Chamí (Gobernación de Antioquia,
2011d).

Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). Para el 2015 (Gobernación de Antioquia), Bajo


Cauca era la Subregión con mayor índice de pobreza del Departamento (58,96%), siendo
la media departamental de 22,96%. Esta situación pone en evidencia las malas condiciones
de vida de la población. El 30,32% de la población se encontraba en condiciones de miseria,
con mayor medida en el área rural.

Educación. Existe una falta de cobertura en educación. Mientras que la tasa de escolaridad
en todos los niveles educativos del Departamento era para 2015 de 100%, en Bajo Cauca
era de 97,2%. La tasa de deserción se calcula en 3,33% (Gobernación de Antioquia, 2015).

Los datos del Anuario Estadístico de Antioquia (Gobernación de Antioquia, 2014) señalaban
una población estudiantil de 67.779 estudiantes (preescolar, primaria y secundaria), que
representaba el 6,3% de total del departamento de Antioquia. La mayor parte de la
población estudiantil se concentraba en el nivel educativo de básica primaria y en la zona
urbana (57,8% del total).

El total de establecimientos educativos que posee la Subregión es de 170 (oficiales en su


gran mayoría). Tabla 1.7).

Tabla 1.7 Establecimientos educativos oficiales y no oficiales. Subregión Bajo Cauca

Oficial No oficial
Subregión / Total
Departamento Centro Institución Centro Institución general
Total Total
educativo educativa educativo educativa
Bajo Cauca 85 52 137 19 14 33 170
Total Dpto 2.052 1.133 3.225 346 462 829 4.054

Fuente: Anuario Estadístico de Antioquia, 2014

Salud. Para 2014, en Bajo Cauca estaban afiliadas al régimen de salud 259.100 personas,
73,42% de las cuales pertenecían al régimen subsidiado, con una cobertura del 88,32%
(Gobernación de Antioquia, 2014). Ver Tabla 1.8.
.

68
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.8 Población afiliada al sistema de salud subsidiado y contributivo. Subregión Bajo
Cauca

Régimen subsidiado Régimen contributivo


Subregiones Cobertura Total
y municipios Cobertura Cobertura total (%) afiliados
Afiliados Afiliados
(%) (%)

Bajo Cauca 215.378 73,42 43.722 14,9 88,32 259.100

Total
2.396.366 37,57 3.359.453 52,67 90,24 5.755.819
Departamento

Fuente: Gobernación de Antioquia, Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia, 2014

Las enfermedades de mayor incidencia son las transmitidas por vectores, como malaria,
cuya tasa sobrepasa las del departamento de Antioquia (1.901 enfermos por cada cien mil
habitantes). Le siguen leishmaniasis (284 casos) y la exposición rábica (Gobernación de
Antioquia, 2014, Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia).

Servicios públicos y sanemaiento básico. En general la Subregión del Bajo Cauca


presenta una débil infraestructura servicios públicos.

Energía eléctrica. Bajo Cauca poseía en 2014 un cubrimiento del 80,70%, muy por debajo
del promedio departamental, siendo mayor en las cabeceras (97,33%), en relación con el
resto (57,47%). Los municipios que presentaban mayor cobertura eran: Caucasia (93,54%)
y Tarazá (78,33%); Nechí (69,29%) y Zaragoza (68,61%), presentaban menor cobertura
(Gobernación de Antioquia, 2014).

Alcantarillado. Para el 2015 la cobertura del departamento era del 79,29%. En la


Subregión alcanzaba el 48,98% (33.524 viviendas), siendo mayor en las cabeceras
(75,78%, 26.247 viviendas) que en el área rural (21,52%, 7.277 viviendas). En general, por
fuera de las cabeceras municipales, el servicio de alcantarillado es muy bajo. Los
municipios de mayor cobertura son Caucasia (65%) y El Bagre (53,7%). Nechí presentaba
la situación más crítica, pues prácticamente carecía de alcantarillado (1,6% de cobertura,
con apenas 95 viviendas) (Gobernación de Antioquia, 2015).

Acueducto. Para 2015 la cobertura de Antioquia era de 89,06%. Para el Bajo Cauca, de
63,27% (43.308 viviendas). La cobertura en las cabeceras era de 95,81% y en el resto,
29,94%. Las localidades con menor tasa de cobertura son Tarazá (76,56%) y Caucasia
(73,57%) (Gobernación de Antioquia, 2015).

Agua potable. Para 2015, en promedio se distribuía agua potable en un 77,21% del ámbito
departamental. Bajo Cauca presentaba la tasa más baja en relación con las demás
subregiones en suministro, con un cubrimiento del 43,14% (29.527 viviendas), casi todas
en las cabeceras. Los únicos municipios que contaban con agua potable en la Subregión
eran Cáceres y Tarazá (Gobernación de Antioquia, 2015).

Residuos sólidos y recolección de basuras. La Subregión carece, en general, de un


manejo técnico integral.

69
POTA Departamento de Antioquia

Internet. Para 2014, la cobertura en Internet del Departamento alcanzaba el 19,60%,


siendo mayor en las cabeceras (25,02%) en comparación con el resto (3,42%). En el Bajo
Cauca, la cobertura estaba por debajo de los promedios departamentales, pues apenas
alcanza el 2,25% (Gobernación de Antioquia, 2014a).

Infraestructura vial. La Troncal de Occidente, incluida en el proyecto Autopistas para la


Prosperidad, es la principal vía. Conecta la Subregión con el Valle de Aburrá y el
departamento de Córdoba. La Troncal de Occidente que atraviesa de manera longitudinal
el Bajo Cauca y conecta los municipios de Caucasia, Cáceres y Tarazá puede considerarse
eje articulador de la Subregión, ya que conecta los circuitos viales secundarios y terciarios.
Esta vía, además, es de utilidad para gran parte del departamento de Antioquia, pues lo
conecta con la Costa Atléntica a través de los departamentos de Córdoba y Bolívar
(Gobernación de Antioquia, 2015). En general, la infrastructura vial no es muy eficiente, se
presentan vías en mal estado y un sistema desconectado, insuficiente, de malas
especificaciones y sin integralidad. Estas condiciones dificultan la movilidad y la
conectividad de la subregión y afectan la competitividad y los intereses del sector
agropecuario (Gobernación de Antioquia, 2015b).

El Bajo Cauca cuenta con 302 km de vías secundarias, 48,7% de los cuales se encuentran
pavimentados. Solo el 48% de las vías pavimentadas se encuentra en buen estado; las
demás (52%), y también las vías sin pavimento, se encuentran en regular o mal estado.
Esta condición afecta directamente la competitividad de los diferentes sectores económicos.
De igual manera se encuentran los 1.176 km de vías terciarias, y la situación se empeora
en la época de lluvias, pues las vías se vuelven intransitables, imposibilitando el transporte
de productos desde las veredas hacia los cascos urbanos (FAO, 2015).

No obstante, la Subregión cuenta con una potencialidad en relación con el transporte fluvial,
dada la presencia de los ríos Cauca y Nechí, los cuales articulan la totalidad de los
municipios de la Subregión, mejorarando la conectividad. Pero si el transporte fluvial es más
económico para el transporte de carga, en comparación con el terrestre (además que se
reduce el impacto en el deterioro de las vías), no lo es para la movilización de personas.
(Gobernación de Antioquia, 2014b).

Dim e n s ió n e c o n ó m ic a

Las principales actividades económicas en el Bajo Cauca son la ganadería y la minería, con
una producción agrícola marginal de subsistencia, cuya importancia radica en la generación
de empleo y en la seguridad alimentaria (Universidad de Antioquia, 2013). La población ha
girado en torno al uso intensivo de recursos naturales, con dinámicas económicas y
políticas que han obstaculizado su desarrollo. A pesar de que la Subregión cuenta con tres
pisos térmicos: cálido, medio y frío, posibilitando la diversidad agrícola productiva (FAO,
2015), la principal actividad económica rural es la minería, la cual compite con el sector
agropecuario (pues no son actividades complementarias). No obstante, el inadecuado
desarrollo de la actividad minera ha generado empleos de mala calidad, inestabilidad
laboral y condiciones precarias para la integridad de los trabajadores, además del impacto
negativo con relación a la contaminación ambiental. El desconocimiento de la normatividad
minera y las deficiencias en la comercialización y el mercadeo, no permiten impulsar la
actividad como una oportunidad de desarrollo empresarial sino de subsistencia. Por otro
lado, la producción de arroz, yuca, maíz, cacao y caucho, alcanza alrededor del 60% del

70
POTA Departamento de Antioquia

empleo agrícola en la Subregión. Cabe resaltar la elevada especialización del caucho, con
altos rendimientos, aunque poco peso aún en la producción agrícola subregional. En el
sector pecuario predomina la ganadería extensiva con un comportamiento relativamente
estable durante los 10 últimos años. La actividad dominante es la ganadería de doble
propósito, seguida de la ganadería de leche y la de carne, siendo los rendimientos unos de
los más bajos del departamento (Gobernación de Antioquia, 2016).

Usos potencial y actual de la tierra. El uso potencial dela tierra en el Bajo Cauca está
representado por diferentes actividades con potencial productivo o de conservación (Figura
1.4). El 55,6% de la Subregión posee potencial agrario en las categorías de cultivos limpios,
semilimpios y aptitud para ganadería intensiva y semiintensiva (IGAC, 2007). Para el 2007,
el uso actual de la tierra presentaba dominancia del uso forestal (bosques) con un 53% del
área, seguida de la producción pecuaria, con un 37% del total del área de la Subregión
(Figura 1.5).

Figura 1.4 Potencialidades de Uso de la Tierra en la Subregión Bajo Cauca


0,1% 2,0%
17,8%

22,0% 53,6%

3,2%
0,0%
0,1% 1,0%
0,1%
Zonas urbanas Cultivos limpios Cultivos semilimpios
Ríos dobles Lagunas 5104
Islas Ganaderia extensiva Sistemas silvopastoriles

Fuente: IGAC, 2007.

Figura 1.5 Uso Actual de la Tierra en la Subregión Bajo Cauca


0,2% 0,0% 3,1%
0,0% 0,8%
2,5%

37,3%

53,2%

2,9%
0,0%
Centros Poblados Escombreras y Vertederos Servicios Ecosistemicos
Uso Agrícola Uso Agropecuario Uso Forestal (Bosques)
Uso Forestal (Plantaciones) Uso Minero Uso Pecuario

Fuente: IGAC, 2007a.

71
POTA Departamento de Antioquia

Minería. La actividad minera se desarrolla en tres niveles distintos de explotación: a gran


escala y con alta tecnificación por parte de empresas trasnacionales; otro a mediana escala,
por empresas de tamaño intermedio; y finalmente a pequeña escala, lo que equivale a la
minería artesanal, que es el modo de sustento de una gran cantidad de familias. Por otro
lado, es importante distinguir entre la minería legal, realizaba bajo los criterios establecidos
por la autoridad minera, y la minería informal, que se practica sin control. Históricamente la
Subregión ha sido reconocida por su minería aurífera, estando en los los primeros lugares
en producción de oro del departamento. Se encuentra minería aluvial en los municipios de
El Bagre, Zaragoza y Nechí, y minería de veta en Zaragoza y Cáceres. Esta actividad
influenció los procesos históricos de poblamiento de la Subregión, y por ende su dinámica
demográfica y económica. Sin embargo, debido a la falta de recursos económicos, existe
una limitada inversión y falta de apoyo del gobierno en el sector minero. Sumado e esto se
presenta una complicada situación de orden público, por la presencia de grupos armados
que operan en la región (Universidad de Antioquia, 2013).

La producción, transformación y comercialización de productos derivados de la extracción


de la actividad minera, encierra una diversidad de actores asociados a las diferentes etapas
del proceso. Esta actividad necesita de encadenamientos con proveedores de insumos para
la exploración, explotación y beneficio de los minerales, y encadenamientos en los procesos
de comercialización a través de intermediarios locales, joyerías, entre otros.

Ganadería. La ganadería representa la segunda actividad económica de la Subregión,


principalmente en Caucasia, Nechí y Cáceres. Es una ganadería primordialmente de carne,
caracterizada por ser extensiva, poco productiva y no tecnificada, que requiere poca mano
de obra, por lo que genera poco empleo (un trabajador por cada 200 ha). El ganado es
comercializado principalmente en Caucasia, municipio reconocido por ser el centro
ganadero de la región. Aunque en menor medida, existe producción de leche que es
destinada al procesamiento de queso casero, para lo que se utiliza la mano de obra familiar
(Universidad de Antioquia, 2013).

Agricultura. Este sector ha sido una actividad principalmente de subsistencia, por lo que
se considera una actividad poco importante en la Subregión. Existe cierta limitación debido
a la pobreza de los suelos; las técnicas de tumba y quema, además, son inadecuadas para
el bosque húmedo tropical. Se presentan dos formas de producción agrícola: una
conformada por una agricultura de pequeñas unidades económicas campesinas en las que
se produce yuca, plátano, maíz, arroz tradicional, cacao, ñame y sorgo de sereno (en
Caucasia); y otra basada principalmente en el cultivo de arroz mecanizado, siendo una
producción mucho más tecnificada. En términos comerciales, es más importante este
cultivo de arroz (Universidad de Antioquia, 2013).

Explotación forestal. El Bajo Cauca presenta grandes potencialidades en el sector


forestal. No obstante, no existe la actividad forestal de manera comercial. La explotación de
los bosques se da de forma inadecuada, relacionada con una economía informal y con la
expansión de la frontera agrícola. A pesar del potencial forestal, se invierte poco en el
establecimiento de plantaciones con fines comerciales (Universidad de Antioquia, 2013).

Pesca. En el Bajo Cauca, la actividad pesquera es de subsistencia y se realiza en todos los


municipios. En Cáceres, Caucasia y Nechí se viene incrementando la actividad piscícola,
tanto en la construcción de estanques como de la siembra en ciénagas. Las especies más

72
POTA Departamento de Antioquia

usadas son el bocachico y la cachama. Por otro lado, la pesca artesanal ha sido tradicional
y ha estado metida en la cultura de los pobladores. La contaminación de los ríos y ciénagas
con mercurio (producto de la explotación minera) ha afectado fuertemente la pesca,
haciéndola decaer en algunos sectores (Universidad de Antioquia, 2013).

Producción agrícola y empleo generado. En la Tabla 1.9 se presenta un comparativo de


las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en producción y el empleo por
municipio para los años 2005 y 2015. Durante este periodo la Subregión del Bajo Cauca
mostró porcentajes de variación con signo positivo para todas las variables, indicando un
aumento en las áreas sembradas, áreas en producción, volúmenes en producción y
empleo.

Tabla 1.9 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en


producción y el empleo por municipio en la Subregión Bajo Cauca para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Cáceres 4.618 9.799 4.150 7.541 34.634 40.294 1.526 2.511
Caucasia 3.860 4.539 3.800 3.298 18.610 12.028 1.220 958
El Bagre 2.716 4.096 2.578 3.406 15.369 18.720 909 1.213
Nechí 6.950 8.259 5.585 7.910 25.814 34.696 1.611 2.171
Tarazá 1.098 6.633 669 4.552 4.922 17.136 225 1.545
Zaragoza 1.878 3.994 1.628 2.556 7.919 15.261 575 867
Total 21.120 37.319 18.409 29.263 107.268 138.135 6.069 9.267
Variación (%) 77 59 29 53

Fuente: Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Comercialización y centros de acopio.

Plazas de mercado. De los seis municipios que conforman la Subregión, solo Caucasia y
Nechí cuentan con plaza de mercado, aunque en la práctica solo se utiliza la de Caucasia,
conformada por bodegas (que se utilizan cuando llegan productos de la Costa Atlántica y
Medellín), carnicerías, restaurantes, cafeterías y graneros (FAO, 2015).

Mercados campesinos. Cáceres, Caucasia, El Bagre, Nechí y Tarazá cuentan con


mercados campesinos. No obstante, estos mercados no se presentan de manera
sistemática, es decir, con una periodicidad en el tiempo, lo que impide la generación de un
canal constante que lleve a la institucionalización de la actividad como una política de
inclusión más equitativa y justa con los campesinos. Es de destacar la iniciativa del
municipio de El Bagre, donde se han integrado a los mercados campesinos empresas como
Haceb, Jumbo y Éxito (FAO, 2015).

Centros de acopio. Existe un centro de acopio de caucho en El Bagre. Es evidente que


existe una carencia de estos espacios, importantes para consolidar volúmenes, sortear
estacionalidad y preservar los productos cosechados (FAO, 2015).

73
POTA Departamento de Antioquia

Dim e n s ió n a m bie n tal

En el Bajo Cauca destacan las unidades fisiográficas de las serranías de Ayapel y San
Lucas y las llanuras aluviales y zonas bajas asociadas al río Cauca. La serranía de Ayapel,
situada entre los municipios de Tarazá y Caucasia, se caracteriza por ser la divisoria de
aguas de los principales ríos de la Subregión: San Jorge y Cauca. La serranía de San Lucas
pertenece a una estribación de la Cordillera Central, ubicada en los municipios de El Bagre,
Segovia y Remedios. Las llanuras aluviales y zonas bajas hacen parte de las zonas
inundables por el río Cauca, y que en algunos casos presentan elevaciones por debajo de
los 100 msnm. Estas unidades fisiográficas son de especial interés ecológico, por la
presencia de pequeños humedales y ciénagas (FAO, 2015; Gobernación de Antioquia,
2011b). Hay que destacar también la reserva forestal del Bajo Cauca y Nechí, que
constituye una importante y potencial fortaleza ambiental y ecoturística para el Bajo Cauca,
por su riqueza ecológica y paisaistica.

Entre las problemáticas ambientales que presenta la Subregión, destaca la explotación


minera de oro, que se realiza de manera irracional y con poco rigor técnico, lo que genera
deterioro en los ecosistemas naturales, cambios en la dinámica fluvial, inundaciones,
contaminación por mercurio y cianuro y pérdida de la capacidad hidráulica de ríos y
quebradas. Otros problemas ambientales son las prácticas de desecación de ciénagas para
el establecimiento de la ganadería y la alta tasa de deforestación causada por la expansión
de la frontera agrícola. Entre las causas de ésta se encuentran: el otorgamiento
indiscriminado de licencias de exploración y explotación legal e ilegal en sitios de reserva
forestal y la explotación irracional de los bosques naturales.

Estas actividades, en conjunto, afectan la calidad del agua para el consumo humano y
animal (Universidad de Antioquia, 2013; Gobernación de Antioquia, 2016).

Suelo. El uso poco tecnificado de la minería de veta ha afectado fuertemente el suelo,


provocando inestabilidad y hundimiento del terreno. Por su parte, la práctica de la ganadería
genera compactación y esterilidad, alterando su estructura (Universidad de Antioquia,
2013).

Agua. En el área rural del Bajo Cauca el agua subterránea es de gran importancia, siendo
casi la única fuente de abastecimiento para el consumo humano. El río Cauca es un eje
estructurante, pues recorre de sur a norte la Subregión formando importantes ecosistemas
acuáticos (planicies aluviales, ciénegas, aguas subterráneas y subcuencas tributarias). Otro
río de gran importancia es el Nechí, que entrega sus aguas al río Cauca. En general, las
cuencas del Bajo Cauca presentan un acelerado proceso de degradación (Universidad de
Antioquia, 2013). Ríos como Pescado, Rayo, Tarazá, Man y Nechí, bajo condiciones
adecuadas de explotación minera, podrán ser aprovechados, no solo para proveer de agua
a la población sino para el montaje de sistemas de riego que mejoren las condiciones de
producción agrícola.

Aire. En general, todos los municipios de la Subregión presentan contaminación del aire
por actividades mineras y por quemas a cielo abierto. A esto se le suma la cocción de
alimentos con leña, el transporte y las fumigaciones. Las mayores tasas de contaminación
del aire las presenta el municipio de Tarazá (Universidad de Antioquia, 2013).

74
POTA Departamento de Antioquia

Dim e n s ió n P o lític o -In s titu cio n a l

En el Bajo Cauca se han presentado conflicos entre actores económicos, pobladores y


grupos armados por la disputa del territorio y los recursos. Los actores económicos
(ganaderos, mineros y comerciantes) han acudido al poder del Estado y a sus instancias
del orden o en su defecto, a la aplicación de formas privadas de control para la defensa de
sus intereses. Los grupos armados (guerrillas y autodefensas) han acudido, a su vez, a
formas extremas de violencia política: atentados a bienes e instalaciones de las élites
económicas, secuestro, asesinato, masacres, ataques a poblaciones y enfrentamiento
armado (Universidad de Antioquia, 2013).

Los Consejos Municipales de Desarrollo Rural (CMDR) son los principales espacios de
participación de la comunidad campesina para la toma de decisiones, concertación y
formulación de proyectos relacionados con el desarrollo rural de los municipios (Universidad
de Antioquia, 2013).

Organizaciones campesinas. Existen diferentes tipos de Organizaciones de Agricultura


Familiar (OAF), bajo diferentes esquemas: Asociación, Precooperativa y de hecho. Existen,
además, Juntas de Acción Comunal (JAC), que tienen una mayor representación en la
Subregión y presentan una mayor permanencia en el tiempo (Tabla 1.10).

Tabla 1.10 Tipo y antigüedad de JAC y OAF en la Subregión Bajo Cauca

Número de Antigüedad (años)


OAF y JAC
organizaciones <1 1-5 6-10 11-20 > 20
Asociación 33 2 15 11 3 2
Cooperativa - - - - - -
De hecho 1 0 0 0 1 0
Otra - - - - - -
Precooperativa 1 0 0 1 0 0
Total OAF 35 2 15 12 4 2
Total JAC 70 4 12 12 18 24
Total Asociaciones 105 6 27 24 22 26

Fuente: FAO, 2015

Megaproyectos. En la actualidad se adelantan en el Bajo Cauca dos megaproyectos viales


que beneficiarán la Subregión: las Autopistas de la Prosperidad y la Troncal Occidental.

La Subregión contará en un futuro con una infraestructura vial moderna para aprovechar
todo su potencial de exportación. Estas conexiones viales la pondrán en una ubicación
privilegiada, ya que por ella cruzarán ejes longitudinales y transversales que conectarán,
no solo al departamento de Antioquia con otros departamentos, sino también al país con
los países vecinos, lo que genera un mayor dinamismo en el territorio (Gobernación de
Antioquia, 2014b). Ambas vías conectarán la Subregión y el departamento con la
Transversal de las Américas (Gobernación de Antioquia, 2014b).

75
POTA Departamento de Antioquia

Ba s e s p a ra u n a p la n e ac ió n p ro d u ctiva

El análisis de los resultados obtenidos en la caracterización subregional, las respuestas al


cuestionario y los resultados del taller permite hacer las siguientes consideraciones:

Los sistemas de producción de mayor importancia para la Subregión son: plátano, maíz,
arroz, cacao, yuca, producción piscícola y ganadería de carne. Se hace necesario la
implementación de nuevos cultivos que generen ingresos en el mediano plazo y que
satisfagan las necesidades de los pobladores. Estos pueden ser: sacha inchi, cítricos y
frutales. La Subregión desarrolla actividades para mercados con Medellín y Caucasia,
además de atender la demanda interna. Las principales ciudades con que se relaciona la
Subregión son Medellín y Caucasia. Uno de las principales problemáticas en el área rural
se refiere al mal estado de las vías terciarias, las cuales son de vital importancia en la
comercialización de los productos. El municipio de Caucasia funciona como eje de
comercialización entre la Subregión y el departamento de Córdoba. Con respecto al uso del
suelo, la Subregión está dedicada a la producción pecuaria de bovinos (después de la
minería), lo que va en detrimento de los recursos naturales y casi ausencia de la actividad
agrícola.

El servicio de asistencia técnica se presta directamente por el municipio mediante técnicos


contratados por la Secretaría de Agricultura y Medio Ambiente apoyados en el Registro
Único de Usuarios de Asistencia Técnica, RUAT. El servicio está dirigido a las diferentes
asociaciones o personas que lo requieran. Dentro de los programas nacionales existen
proyectos con arroz, sacha inchi, cacao, plátano, hortalizas, yuca amarga, gallinas
ponedoras y cerdas de cría. También hay proyectos con reforestación de especies nativas
comerciales. En el orden departamenta, se presenta en el municipio de Tarazá el programa
“Fortalecimiento de la cadena piscícola atendiendo las asociaciones ASOPIEDRAS y
ASPIGUA”. No se reporta presencia de cooperación internacional.

Se adelantan convenios para la formalización y restitución de tierras con la Agencia


Nacional de Tierras. En el municipio de El Bagre, particularmente, se adelantan procesos
de legalización de predios y constitución de consejos comunitarios de negritudes. En Tarazá
se realiza la gestión necesaria para la legalización de predios rurales a través de los
programas en el Plan de Desarrollo municipal. También existen convenios con la oficina de
Restitución de Tierras del Bajo Cauca, sede Caucasia, con Colombia Responde y con la
Superintendencia de notariado y registro, SNR.

En su estructura funcional y de servicios, la principal infraestructura vial es la Troncal de


Occidente. En cuanto a la infraestructura para la atención en salud, educación y
saneamiento básico, presenta una mayor cobertura en el área urbana. La infraestructura
hotelera para el turismo es precaria. Con respecto a la estructura socio-territorial, existen
resguardos indígenas (JAIDEZAVI y 10 resguardos indígenas de la comunidad Zenú: EL
90, La Sardina, Los Almendros, Valle del Sol, El Progreso, La Lucha, La Bamba, Las
Dantas, Los Aguacates y Luis Cano); tres consejos comunitarios de negritudes
afrodescendientes (Villa Grande, La Chaparroza y Nueva Esperanza) y por lo menos 24
organizaciones.

Es vital el apoyo institucional para iniciar lo más pronto posible un gran proceso de titulación
de los predios rurales. Es necesario dar valor agregado a los productos de la Subregión

76
POTA Departamento de Antioquia

para que el sector rural se convierta en generador de ingresos, por lo que se necesita
urgentemente la presencia de empresas en el territorio y dar mayores incentivos para
promover el cultivo de productos agrícolas.

Se propone incluir el cultivo de la sacha inchi como una de las alternativas de producción
agrícola de la Subregión. En proceso de investigación realizado por las universidades
Nacional de Colombia, Pontificia Bolivariana y Eafit, con el apoyo con la Secretaría de
Agricultura Departamental (con recursos del Sistema General de Regalías), se encontró
que esta planta es una oleaginosa de gran potencial productivo con infinidad de
propiedades en la industria alimenticia y farmacéutica. Por lo demás, se observó una
semejanza en cuanto a los productos existentes y los priorizados en los planes de desarrollo
municipales.

Es necesario que las administraciones públicas promuevan mecanismos para hacer cumplir
las políticas de uso del suelo planteadas en los Planes de Ordenamiento Territorial, sin
dejar de lado el sector ganadero, pero promoviendo buenas prácticas agrícolas y con ellas
la conservación del suelo y los recursos naturales. Es necesario mejorar la infraestructura
vial (principalmente vías terciarias), para lograr un mayor desarrollo económico, aunque
también es importante aprovechar el transporte fluvial (a través del río Cauca y el río Nechí)
dado que los costos son menores comparados con el transporte terrestre.

Subregión Magdalena Medio

As p e c to s g e n e ra le s
Ubicada desde el descenso de la cordillera central hasta las planicies de las riberas del río
Magdalena y bañada por este y los ríos Cimitarra, Alicante, Tamar, San Francisco, San
Bartolomé y las ciénagas de San Bartolo, Barbacoas, Maquencal, El Tablazo, San
Francisco, Caño Don Juan y la Gloria, tiene dos unidades fisiográficas: la planicie del rio
Magdalena y Alicantes (FAO, 2015). Figura 1.6.

Es la Subregión con menos habitantes del departamento. Sus pobladores llegaron por
oleadas desde fines del siglo XIX a ocupar el valle medio y las vertientes andinas de la
cuenca del río Magdalena (IGAC, 2007). Con una cohesión social existente a raíz de
violencias en el territorio, de búsquedas de exploración minera y de población en aras de
mejores condiciones de vida, se fue dibujando este territorio que terminó siendo una
Subregión de Antioquia con múltiples dinámicas poblacionales y sociales.

Con fines administrativos y de desarrollo económico se constituyeron dos zonas: la zona


Nus, conformada en junio del 2006 y reconformada en septiembre 21 del 2007, constituida
por los municipios de Caracolí y Maceo; y la Zona Ribereña, conformada en agosto 10 del
2006, a la que pertenecen los municipios de Puerto Berrío, Puerto Nare, Puerto Triunfo y
Yondó (FAO, 2015).

La Zona Nus está conformada por los municipios de Caracolí y Maceo, que se encuentran
en la vertiente del río Nus y suman una extensión de 691 km² (14% del total de la subregión).
Las principales actividades económicas son la ganadería extensiva de doble propósito,
leche transformada en queso de banco y la agricultura. Por su riqueza ecológica y forestal,
la zona presenta un potencial económico bastante alto en el cultivo de frutales, pastos y

77
POTA Departamento de Antioquia

forestales. Presenta una riqueza hídrica de especial importancia para el departamento en


la generación de energía mediante las Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH)
impulsadas por el EGA y la represa de generación de energía en el río Nare entre el
municipio de Caracolí y San Carlos, en el municipio de Maceo se está realizando el montaje
de la empresa de cementos de CEMEX (Universidad de Antioquia, 2013).
La Zona Ribereña la conforman Puerto Berrío, Puerto Triunfo, Puerto Nare y Yondó, en la
cuenca del río Magdalena, que suman una extensión de 4.086 km² (85,54% del total de la
Subregión). La actividad económica principal es la minería de calizas, seguida de la
ganadería en grandes extensiones de ganado de carne en pastoreo, agricultura, actividad
forestal, y petróleo, en Yondó y Puerto Nare (Universidad de Antioquia, 2013; consulta con
expertos).
En la Tabla 1.11 se presentan las generalidades de la subregión. Se observa que Yondó y
Puerto Berrío son los municipios con mayor extensión. En general la subregión se
encuentra en el piso térmico cálido (FAO, 2015).
En el Magdalena Medio antioqueño, por lo menos la mitad de la población procede de fuera
de la región. Esa población de migrantes de diferentes regiones del país es poseedora de
una cultura propia que se intenta mantener y reproducir. Esta situación hace que el
Magdalena Medio esté cruzado por la heterogeneidad cultural, la cual se expresa en
relaciones de convivencia marcadas por el encuentro y el desencuentro, el compartir y
disputarse un territorio entre población culturalmente diversa (Universidad de Antioquia,
2013).

Tabla 1.11 Generalidades para la subregión Magdalena Medio de Antioquia

Extensión pisos Distancia


Corregi- Vere- Extensión % Área % Área térmicos (km²)
Municipio Medellín
mientos das (km²) urbana rural
Cálido Medio (km)
Zona Nus
Caracolí 0 15 260 0,63 99,4 260 0 146
Maceo 3 20 431 0,5 99,5 293 138 138
Zona Ribereña
Puerto Berrío 4 21 1.184 5,6 94,4 1.184 0 191
Puerto Nare 3 23 660 2,3 97,7 600 60 191
Puerto Triunfo 4 7 361 1,8 98,2 361 0 191
Yondó 1 58 1.881 2,25 97,8 1.881 0 319
Totales 15 144 4.777 4.579 198

Fuente: FAO, 2015.

Se destacan actividades como la minería, la explotación carbonífera y la extracción de


calizas, calcáreos, cuarzo y mármoles; así mismo, es importante el cultivo de la palma de
aceite. Las actividades ganaderas son también un importante renglón en la economía local.
En Yondó hay explotación petrolera. En 2000 se plantaron 5000 hectáreas en pino y
eucalipto en los municipios de Caracolí y Maceo, con el doble propósito de protección y
comercialización de madera.

78
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.6 Subregión del Magadalena Medio

79
POTA Departamento de Antioquia

En la Tabla 1.12 se presentan las principales problemáticas, proyectos y megaproyectos


para la Subregión encontrados en el ejercicio de planificación regional de 2007.

Tabla 1.12 Principales problemáticas, proyectos y megaproyectos en la Subregión

Megaproyectos
Problemática Proyecto Subregional
dinamizadores
- Deficiencia en el manejo ambiental del - Dragado y recuperación del río
recurso agua y el sistema de humedales. Magdalena, el cual dará gran - Implementar un
- Deficiencias en el manejo ambiental del impulso a la navegación y a los programa para la
recurso suelo. puertos. organización y
- Altos niveles de deforestación. - Zona franca industrial en participación
- Estructura económica poco diversificada. Puerto Berrío y Puerto Triunfo. ciudadana y política,
- Baja incorporación de tecnología en los - Pavimentación y terminación como herramienta
procesos productivos. de la Troncal de La Paz. para la movilización
- Alto déficit cuantitativo y cualitativo de - Rectificación, ampliación y social y la planificación
vivienda. construcción de la doble del desarrollo humano
- Insuficiente calidad y baja cobertura de los calzada Puerto Berrío – Hatillo integral, bajo el
servicios públicos. – Bolombolo. enfoque de los
- Inequitativa distribución de la tierra. - Manejo integrado de sistemas D.D.H.H. en la zona
- Baja cobertura y calidad en la educación. lacustres. ribereña del
- Precaria interconexión vial entre los - Apoyo a los cultivos de palma Magdalena Medio
municipios de la zona. de aceite. antioqueño.
- Debilidad en el trabajo colectivo y articulado - Fomento a la reforestación con - Fomentar programas
en la Subregión en las instituciones fines productores y de legalización de
públicas y privadas. protectores. tierras para los
- Altos índices de desempleo e insuficientes - Parafinado y producción de desplazados por la
fuentes generadoras de empleo y de concentrados para ganado. violencia,
oportunidades de trabajo. - Proyecto Subregional de cacao facilitándoles recursos
- Inadecuadas políticas públicas para el en sistema agroforestal. para proyectos
desarrollo de la Subregión. - Proyecto Subregional de agroindustriales que
- Baja participación de la comunidad en la piscicultura extensiva y incluyan capacitación
toma de decisiones. sostenible. y formación.
- Incremento de la pobreza y miseria por falta - Proyecto Subregional de - Diseño y ejecución de
de planeación del territorio. ecoturismo. un sistema de
- Inadecuada y deficiente infraestructura vial - Proyecto regional de información
terciaria y secundaria. implementación de políticas de georeferenciada que
- Baja dotación en las instituciones soberanía y seguridad agilice el proceso de
educativas. alimentaria y nutricional por toma de decisiones
- Alta violencia intrafamiliar y abuso sexual. iniciativa de la sociedad civil. relacionadas con la
- Baja cobertura y calidad en salud. - Manejo integrado de residuos inversión social,
- Baja capacitación sobre salud sexual y sólidos. municipal y zonal.
reproductiva. - Habilitación del puerto y - Recuperación de las
- Incremento de la violencia y de grupos al ampliación y modernización del vías de acceso fluvial,
margen de la ley. aeropuerto de Puerto Berrío. terrestre y férreo,
- Baja dotación y adecuación de los centros - Mejoramiento, reubicación y facilitando el mercado
de salud. construcción de vivienda en agroindustrial, para
- Necesidad de un hospital regional con todos los municipios. generar empleo y
personal y equipo especializado. - Proyecto Cultura para la Paz, prosperidad a la
- Alto costo del servicio de agua tratada. Cultura para la Vida. producción del campo.
- Baja cobertura eléctrica en las zonas - Zona franca industrial, fluvial, - Programa de
rurales. tecnológica y ambiental en emprendimiento
- Altos índices de drogadicción y prostitución. Puerto Berrío y Puerto Triunfo. empresarial, buscando
- Educación no pertinente, baja cobertura y - Programas de capacitación, la recuperación y
alta deserción. asesoría y asistencia técnica reactivación del Río
- Baja protección de ciénagas, quebradas y para la organización de Nús.
humedales. empresas asociativas.

80
POTA Departamento de Antioquia

Megaproyectos
Problemática Proyecto Subregional
dinamizadores
- Insuficientes empresas generadoras de - Aumento de la cobertura y
empleo. calidad de la educación.
- Pocos incentivos y subsidios para apoyar el - Centros de acopio,
trabajo de los campesinos. Cooperativa lechera del
- Alta utilización de mano de obra infantil al Magdalena Medio en Puerto
trabajo. Berrío y Puerto Triunfo.
- Insuficiente asistencia y acompañamiento a
la población desplazada

Fuente: Gobernación de Antioquia, Departamento Administratico de Planeación, 2008.

Al taller zonal de planificación de 2007 asistieron 40 personas entre representantes de los


alcaldes y concejales electos, alcaldes y concejales en ejercicio, secretarios de planeación,
CMDR, CTP, asociaciones, agremiaciones y organizaciones de la comunidad, gremios
económicos e instituciones del orden departamental y nacional, alta consejería de la
Presidencia, Universidad Nacional, ICBF y Programa Desarrollo y Paz; representantes de
la Gobernación de Antioquia, coordinadores y gestores de Planeación departamental entre
otros. Los municipios convocados a los talleres fueron: Maceo, Caracolí, Puerto Berrío,
Puerto Nare, Puerto Triunfo y Yondó.

La visión que se definió entonces es la siguiente:

En el 2020 el Magdalena Medio antioqueño será un territorio equitativo con un


elevado nivel de desarrollo humano integral, sostenible, con una economía
sólida y estructurada (Gobernación de Antioquia, Departamento Administratico
de Planeación, 2008).

Ca ra c te riza c ió n s u b re gio n a l

Dim e n s ió n s o c ial

Demografía. Magdalena Medio posee una población de 117.382 habitantes, de los cuales
el 60,4% habita las cabeceras (DANE, 2016). Para el 2005, según el DANE (Gobernación
de Antioquia, 2015), en la subregión existían 155 indígenas, 1 rom, 5 raizales, 10.558
personas afrodescendientes y 87.041 que no se identifican con ninguna etnia. La población
afrodescendiente estaba concentrada en los municipios de Puerto Berrío y Yondó; este
último, precisamente, cuenta con uno de los 20 títulos colectivos adscritos a las
comunidades negras de Antioquia: Caño Bodegas, adjudicado en julio del 2002 en un área
de 2.181,4 hectáreas, con 210 personas de 48 familias (FAO, 2015).

Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). Para 2015 (Gobernación de Antioquia, 2015)


39,33% de la población en la subregión se encontraba en condiciones de pobreza y 16,27%
en la miseria. Esta situación era particularmente crítica en Yondó, donde el 59,05% de la
población era pobre (75,18% en el área rural), siendo los componentes más críticos la
calidad de la vivienda y el acceso a servicios públicos adecuados. En general, todos los
municipios se encontraban por encima del promedio departamental y de Medellín,
evidenciando la condición de vulnerabilidad de la población que habita el Magdalena Medio
antioqueño (FAO, 2015).

81
POTA Departamento de Antioquia

Educación. En 2015 se estimaba una tasa de escolaridad de 90,59% (por debajo de la tasa
departamental). La tasa de deserción era de 1,66%, baja comparada con otras subregiones.
Puerto Berrío cuenta con instituciones que ofrecen el servicio de educación técnica,
tecnológica, superior, formal y no formal (Universidad de Antioquia, 2013).

En total, la Subregión cuenta con 148 establecimientos educativos (oficiales y no oficiales),


3,6% del total departamento (Tabla 1.13). Cifra baja comparada con otras regiones.

Tabla 1.13 Cantidad de establecimientos educativos oficiales y no oficiales.

Oficial No oficial
Subregión / Total
Departamento Centro Institución Centro Institución general
Total Total
educativo educativa educativo educativa

Magdalena Medio 86 46 132 12 4 16 148


Departamento 2.052 1.133 3.225 346 462 829 4.054

Fuente: Anuario Estadístico de Antioquia, 2014

Salud. En 2015, el 78,4% de la población estaba afiliada al régimen de salud (92.028


personas), la mayoría en el régimen subsidiado (54,69%) (Gobernación de Antioquia,
2015). En la Tabla 1.14 se presentan las cifras.

Tabla 1.14 Población afiliada al sistema de salud. Subregión Magdalena Medio

Régimen subsidiado Régimen contributivo


Subregión / Cobertura Total
Departamento Cobertura Cobertura total (%) afiliados
Afiliados Afiliados
(%) (%)
Magdalena Medio 63.259 54,69 27.424 23,71 78,40 92.028
Departamento 2.380.910 36,88 3.578.476 55,43 92,30 5.959.386

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2015.

La subregión presenta entre sus casos de mayor tasa de morbilidad, las enfermedades
transmitidas por vectores como dengue, malaria y leishmaniasis; a esta le siguen varicela
y exposición rábica (Gobernación de Antioquia, 2014).

Cultura. Por ser una población diversa culturalmente, adquiere mezcla de tradiciones y
costumbres donde yacen elementos de cultura ribereña, campesina y obrera. Aún no se ha
configurado una identidad colectiva. Para el año 2000 tenían casas de la cultura los
municipios de Maceo, Puerto Berrío, Puerto Triunfo y Puerto Nare (Universidad de
Antioquia, 2013).

Servicios Públicos y saneamiento básico.

Cobertura en acueducto. Se estima que para 2015 el servicio de acueducto en las

82
POTA Departamento de Antioquia

cabeceras municipales alcanzaba el 97%; en la zona rural llegaba al 63,25%. Caracolí era
el municipio con más bajos niveles de cobertura: 96% en la zona urbana y 49,71% en la
zona rural (Gobernación de Antioquia, 2015).

Cobertura en agua potable. 17.748 viviendas tenían acceso al servicio de agua potable
en 2015, es decir, 52,7% de las viviendas. En el área rural, el porcentaje era de solo 11,7.
Mientras que en Puerto Berrío la cobertura de agua potabale era de 83,7%, en Maceo no
se contaba con agua potable. En general, la cobertura en la zona urbana de los municipios
está por encima de 96 (Gobernación de Antioquia, 2015).

Servicio de alcantarillado. El 91,96% de las zonas urbanas de la subregión contaba con


servicio de alcantarillado para 2015. En la zona rural la cobertura éste apenas cubre el
47,9%. En Cracolí, 15% de las viviendas de la zona urbana carecía del servicio. En la zona
rural, Yondo, con 85,9%, y Maceo, con 79,6%, eran lso casos más dramáticos (Gobernación
de Antioquia, 2015).

Servicio de energía. El Magdalena Medio tenía una cobertura de energía del 99%
(Gobernación de Antioquia, 2015). Mientras que en las cabeceras el servicio era total, en la
rural, 4,95% carecían de él (Gobernación de Antioquia, 2015).

Infraestructura vial. La subregión de Magdalena Medio no escapa a la realidad


departamental: la red vial secundaria (301 km) y terciaria (295 km) son deficientes y se
encuentran en mal estado (hundimientos, problemas de drenaje, vías sin pavimentar). Esto
implica dificultades para la integración y el transporte entre las áreas rurales y las cabeceras
municipales, situación que a su vez afecta los esquemas de abastecimiento de los
municipios, ya que los costos logísticos se incrementan y la operación de transporte se
torna muy difícil en temporada invernal.

Entre las vías secundarias se encuentra la Troncal de la Paz, de importancia departamental,


ya que permite la conexión de las Subregiones del Magdalena Medio, Bajo Cauca y
Nordeste con el norte del país. Se encuentra sin pavimentar y en estado precario,
especialmente en el tramo Yondó–Puerto Berrío (IGAC, 2007; FAO, 2015). Entre las vías
primarias que tienen una importante influencia sobre el territorio se encuentran la Autopista
Medellín–Bogotá, la vía Medellín–Puerto Berrío y la Troncal del Magdalena Medio, que
permite la conexión de la Subregión con el Magdalena Medio colombiano. Estas vías se
encuentran pavimentadas, en buen estado y representan una ventaja en términos de
localización y conexión con las principales ciudades del país (Bogotá, Medellín y
Bucaramanga). Así mismo, la Subregión (específicamente los municipios ribereños) cuenta
con posibilidad de transporte fluvial a través del río Magdalena, y con el sistema férreo
inactivo que comunica con Bogotá, Medellín y la Costa Atlántica (FAO, 2015).

Dim e n s ió n e c o n ó m ic a

Históricamente el Magdalena Medio ha contado con una estructura de producción definida


basada en el sector pecuario y en la explotación de minerales no metálicos. Algunas
actividades económicas con que cuenta la subregión son extracción, procesamiento y
trasporte de hidrocarburos, calizas y mármoles, ganadería doble propósito, pesca, cultivo
de peces, cultivos de maíz, cacao, plátano, limón, yuca, arroz y palma de aceite y en
algunas zonas café y caña y comercialización de madera. En cuanto a la tenencia de la

83
POTA Departamento de Antioquia

tierra, no hay registros actualizados, sin embargo, para 1999, 350.861 hectáreas tenían
propietario y la subregión contaba con 477.700 hectáreas (Universidad de Antioquia, 2013).

Usos potencial y actual de la tierra. El uso potencial de la tierra en la subregión está


representado por diferentes actividades con potencial productivo y/o de conservación. El
55,5% del área tiene potencial para cultivos semilimpios, densos y pastos mejorados; se
presentan potencial para cultivos limpios en un 6,8% del área y para sistemas
silvopastoriles en un 16%, igual que para el potencial forestal.

En el uso actual de la tierra, en 2007 se presentaba dominacia de la producción pecuaria


con un 44,5% y del sector forestal (bosques) con un 42,0% (Figura 1.7 y Figura 1.8).

Figura 1.7 Potencialidades de uso de la Tierra para la Subregión Magdalena Medio

11,9% 0,4% 6,8%

16,0%

6,1%
0,0% 55,5%
0,6%
0,0%
0,2%
2,3%

Zonas urbanas Cultivos limpios Cultivos semilimpios


Ríos dobles Lagunas Embalses
Ciénagas Islas Ganaderia extensiva
Sistemas silvopastoriles Forestal protector productor

Fuente: IGAC, 2007.

Figura 1.8 Uso actual de la tierra para la Subregión Magdalena Medio

0,0% 0,1%
0,0% 0,0%
2,1% 2,6%
0,0%
7,6%
44,5%

42,0%

1,0%
Centros Poblados Redes viarias, ferroviarias y terrenos asociados
Servicios Ecosistemicos Uso Agrícola
Uso Agropecuario Uso Forestal (Bosques)
Uso Minero Uso Pecuario
Uso Recreativo Zona Comercial

Fuente: IGAC, 2007

84
POTA Departamento de Antioquia

Renglones productivos. En el sector primario se identifican actividades mineras,


ganaderas, pesca y cultivos de palma de aceite; la actividad agrícola no cuenta con
tecnologías, cadenas de distribución y tierras dedicadas a esta actividad. En el sector
secundario se destaca la industria manufacturera y construcción. En el sector terciario no
se encuentra actividades relacionadas. Los empleos que resultan de la producción de
petróleo son mano de obra no calificada y no ha mejorado las condiciones de vida de la
población de la subregión a pesar de las regalías recibidas; la subregión es utilizada como
un lugar de operaciones y de asentamiento y no como generador de desarrollo (Universidad
de Antioquia, 2013).
No existe reforestación en los lugares donde se comercializa la madera. El área de los
bosques que tenía el municipio de Yondó ha venido disminuyendo por la apertura de vías
a escala nacional, lo cual ha provocado nuevos asentamientos. La subregión cuenta con
áreas que se potencializan como turísticas, sin embargo, no cuenta con la infraestructura
suficiente para ofrecer este servicio.

Producción y empleo generado. La contribución de la subregión a la producción agrícola


del departamento es baja; de hecho, es la de menor participación (1,2%). De acuerdo con
el Anuario Estadístico del Sector Agropecuario de Antioquia, para el 2013, el Magdalena
Medio aportó en la producción departamental de cultivos anuales el 4,93%, equivalentes a
6.851 t; en cultivos transitorios el 2,59% (14.963,5 t) y en cultivos permanentes el 0,63%
(15.398,5 t). Entre los cultivos que más se destacan en la producción agrícola se cuenta
maíz forrajero, palma de aceite, yuca, arroz tecnificado, maíz tradicional y caña. En cuanto
al área sembrada, los cultivos más representativos son cacao, maíz tradicional, palma de
aceite, caña y yuca.

Entre 2005 y 2015 se produjo una reducción en el área sembrada y en el volumen de


producción de los cultivos anuales de 61,1 y 69%, respectivamente. Los cultivos transitorios
muestran una reducción en el área sembrada de 41%, pero un incremento en producción
de 51%, lo que se explica por la importancia del maíz forrajero (56% de la producción) que
se destina a la alimentación de ganado. Los cultivos permanentes presentaron un
incremento tanto en áreas sembradas como en toneladas producidas de 36 y 63%,
respectivamente, aumento que se debe principalmente a la variación en áreas sembradas
de cacao y en el volumen producido de palma de aceite (que pasó de 304,5 t en 2005 a
8.49 t en 2015).

En las Tabla 1.15 y Tabla 1.16 se observa el área sembrada en los diferentes cultivos los
cuales reflejan una cantidad variable de empleos.

Tabla 1.15 Comparativo de áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por


municipio en Zona Nus para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en producción Volumen en


Empleo
Municipio (ha) (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Caracolí 655,5 706,0 593,6 564,0 2.474,9 1.182,0 254,6 256,0
Maceo 1.988,0 2.772,0 1.858,0 2.302,0 5.991,2 5.517,3 1.070,4 1.187,9
Total 2.643,5 3.478,0 2.451,6 2.866,0 8.466,1 6.699,3 1.325,0 1.443,9

85
POTA Departamento de Antioquia

Área sembrada Área en producción Volumen en


Empleo
Municipio (ha) (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
% variación 31,6 16,9 -20,9 9,0

Fuente: Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Tabla 1.16 Comparativo de áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por


municipio en Zona Ribereña para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Puerto Berrío 1.069,0 890,0 1.004,0 875,0 6.498,7 11.000,2 360,6 204,4
Puerto Nare 416,0 478,8 366,0 377,1 1.470,3 1.596,6 124,7 123,5
Puerto Triunfo 393,0 380,0 383,0 350,0 2.137,9 5.860,2 130,2 114,6
Yondó 7.467,0 4.298,0 6.519,0 2.749,0 26.992,2 20.854,0 1.858,2 773,3
Total 9.345,0 6.046,8 8.272,0 4.351,1 37.099,1 39.311,0 2.473,7 1.215,9
% variación -35,3 -47,4 6,0 -50,8

Fuente: Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Comercialización y centros de acopio. La infraestructura para el almacenamiento de


productos agrícolas en los municipios de la Subregión, según información de campo, es
inexistente. Solo para la leche se cuenta con alguna infraestructura en los municipios de
Caracolí, bajo la administración del Comité de Ganaderos, y en Maceo, que pertenece a la
Asociación de Lecheros de Maceo; también existen en Puerto Nare y Puerto Triunfo (FAO,
2015).

Solo los municipios de Caracolí y Puerto Nare implementan la estrategia de mercados


campesinos; Maceo lo intentó en algún momento, pero se presentaron dificultades para la
movilización de los productos agrícolas desde el lugar de producción hasta la cabecera
municipal y la carencia de recursos por parte de la Administración Municipal para apoyar a
los agricultores. En Caracolí el mercado campesino se viene implementando desde octubre
de 2014 en el casco urbano. Esta iniciativa se realiza el primer sábado de cada mes, día en
el que tradicionalmente se lleva a cabo la feria de ganado. El mercado es una iniciativa que
está fortaleciendo la Administración Municipal, y en la actualidad se dispone de veinte toldos
en los que la Asociación de Productores Agrícolas de Caracolí y productores
independientes, comercializan directamente productos como: panela, aguacate, yuca,
plátano y cítricos. En general, el mercado ha recibido una buena acogida por parte de la
población y los productores consiguen vender todos los productos que sacan al mercado.
La principal dificultad que estos afrontan está asociada al transporte de sus productos
desde las parcelas hasta la cabecera municipal. En Puerto Nare se realiza una feria
campesina cada seis meses con el apoyo de la Administración Municipal, en la que
participan alrededor de 50 productores que comercializan en el municipio.

86
POTA Departamento de Antioquia

En general, la subregión cuenta con importantes nodos de conexión con otras regiones del
país y posibilidades de transporte diferentes, como el fluvial y el terrestre, lo que representa
una posibilidad para acceder a diferentes mercados. No obstante, la comunicación entre el
área rural y el área urbana y entre los municipios que conforman la Subregión es un aspecto
a mejorar con miras a que los productos agrícolas y pecuarios ganen competitividad.
Asimismo, se debe aprovechar la infraestructura ociosa o en usos diferentes a la
comercialización de renglones agropecuarios, como las plazas de mercado de Puerto
Berrío y Puerto Nare. Por lo demás, se debe implementar y fortalecer la estrategia de
mercados campesinos como alternativa viable para que los productores y asociaciones
puedan vender directamente sus productos.

No se identificó, en términos de infraestructura para el abastecimiento, un municipio que


sea determinante en la dinámica Subregional. Los municipios que poseen alguna
infraestructura tienen un alcance local y los que carecen de ella buscan suplir sus
necesidades en municipalidades pertenecientes a otras Subregiones de Antioquia, e
incluso, dada la condición de frontera, en otros departamentos.

Dim e n s ió n a m bie n tal

Situada al oriente de Antioquia, en la franja que limita con el río Magdalena, la subregión
del Magdalena Medio está bañada por los ríos Magdalena, Cimitarra, Alicante, Tamar, San
Francisco, San Bartolomé y las ciénagas de San Bartolo, Barbacoas, Maquencal, El
Tablazo, San Francisco, Caño Don Juan y la Gloria. El río Nare es límite del municipio de
Caracolí y San Carlos y cruza el territorio de los municipios de Caracolí y Maceo
(Universidad de Antioquia, 2013).
El DMI Cañón del río Alicante tiene 6.298 hectáreas que abarca área de los municipios de
Maceo y Puerto Berrío, en la Subregión, y Yolombó, en el Nordeste. El 50% de su territorio
está intervenido.

Las características biofísicas y sociales de la subregión del Magdalena Medio antioqueño


permiten entender el territorio en términos ambientales a partir de tres ámbitos espaciales:
los ecosistemas de humedal, los ecosistemas boscosos y las formaciones cársticas. Estas
formaciones poseen alto valor dados los elementos físicos y bióticos que contienen. Sin
embargo, las actividades productivas y de subsistencia (ganadería, pesca, extracción de
hidrocarburos y calizas) que adelanta la población del territorio producen problemáticas
ambientales (Universidad de Antioquia, 2013).

Dim e n s ió n p o lític o – ins tituc io n al

Pese a la dinámica económica que tiene el municipio de Puerto Berrío, éste no ejerce una
clara función de centralidad con respecto a los demás municipios de la subregión.
Municipios como Caracolí y Maceo resultan atraídos por Cisneros, en el Nordeste
Antioqueño; y Puerto Nare y Puerto Triunfo, por Puerto Boyacá. Yondó posee nexos visibles
con Barrancabermeja.

Las relaciones económicas y sociales tienden a hacerse más con los departamentos de
Caldas, Cundinamarca, Boyacá, Santander y Bolívar. En algunos casos se observa como
los corregimientos adquieren más dinamismo que sus propias cabeceras municipales. Así:
Doradal, de Puerto Triunfo; La Sierra, de Puerto Nare; y San Miguel, de Yondó.

87
POTA Departamento de Antioquia

En la subregión se plantea la inexistencia de una visión actual y moderna acerca del papel
de lo público – administrativo en la gestión del desarrollo regional y local. No se posee
perspectiva que les permita gestionar procesos ni apoyar iniciativas privadas y comunitarias
de desarrollo. No existen figuras representativas propias desde la sociedad civil que incida
en el territorio. Ni se han generado avances de desarrollo institucional.

En la subregión hace presencia el Ejército Nacional y diferentes grupos armados al margen


de la ley (Universidad de Antioquia, 2013).

Referentes de región. Existe la Asociación de Municipios del Magdalena Medio


Antioqueño (AMMA), integrada por diez municipios, a la que pertenecen cuatro de la
subregión: Puerto Berrío, Puerto Nare, Puerto Triunfo y Yondó. Caracolí y Maceo están
asociados con los municipios de la subregión del Nordeste y para estos se encuentra el
Plan Estratégico de la Zona Nus. Finalmente, no existen proyectos colectivos de región
(Universidad de Antioquia, 2013)

Mecanismos de participación. Los municipios de esta subregión oscilan, en general, entre


un 61,34 (Caracolí) y 77,9 (Puerto Berrío) de desempeño fiscal para 2016 (Colombia,
Dirección Nacional de Planeación, 2016).

En las fuentes consultadas no aparecen reportadas organizaciones de base, esto por el


argumento de que no hay representatividad y son débiles. En la Tabla 1.17 se presentan
las organizaciones identificadas para la subregión.

Tabla 1.17 Tipo de organización y antigüedad de la subregión de Magdalena Medio

% % Creación (años)
Organizacione
OAF y JAC participación participación
s por tipo <1 1-5 6-10 11-20 > 20
total AF total OAF
Asociación 15 75 75 2 4 5 4 0
Cooperativa 1 5 5 0 0 0 1 0
De hecho 1 5 5 0 0 0 1 0
Otra 2 10 10 0 0 0 0 2
Pre cooperativa 1 5 5 0 0 1 0 0
Total 20 100 100
Fuente: FAO, 2015.

Ba s e s p a ra u n a p la n e ac ió n p ro d u ctiva

Un análisis de los resultados obtenidos en la caracterización subregional, las respuestas al


cuestionario y los resultados del taller, permiten hacer las consideraciones que se presentan
a continuación para cada una de las zonas que componen la subregión.

Zo n a Nu s

Los sistemas de producción con mayor importancia para la zona Nus son: ganadería,
piscicultura, cacao, maíz, cítricos, caña. Dentro de los programas departamentales existe

88
POTA Departamento de Antioquia

solo un proyecto de siembra de cacao; no se reporta presencia de programas nacionales.


En la cooperación internacional hay una granja experimental en el municipio de Maceo y
apoyo a la producción de cacao y frutales en el municipio de Puerto Berrío. No hay
programas de formalización de la tenencia de las tierras. Los funcionarios que respondieron
el cuestionario expresaron no tener claridad sobre los temas relacionados con
ordenamiento territorial. La Zona desarrolla actividades para el mercadeo de sus productos
a la ciudad de Medellín, a los centros de acopio de la central minorista y a Itagüí, en la
Central Mayorista. La ganadería se comercializa en la región y en la feria de ganado de
Medellín, los servicios de asistencia técnica los prestan las alcaldías a través de la UMATA
o Secretarías de Agricultura. No se reporta información relacionada con adecuación de
tierras.

En su estructura ecológica principal de la zona destacan los ríos Nus y Nare. En su


estructura funcional y de servicios posee infraestructura para atención en salud, educación,
servicios públicos domiciliarios, vías como la doble calzada a Cisneros, que en la actualidad
va hasta Barbosa y se están adelantando las obras hacia Cisneros.

Zo n a Rib e re ñ a

La zona Ribereña tiene los siguientes sistemas de producción: cacao, ganadería, cítricos,
caña, maíz, piscicultura y palma africana. Los Planes de Desarrollo municipales apuntan a
apoyar cacao y caña. La ganadería constituye el sistema de producción alrededor del cual
se dinamiza la actividad económica de la región.

La estructura ecológica principal está conformada, entre otros elementos, por los ríos
Magdalena, Cimitarra, Alicante, Tamar, San Francisco, San Bartolomé y las ciénagas de
San Bartolo, Barbacoas, Maquencal, El Tablazo, San Francisco, Caño Don Juan y la Gloria.
La estructura funcional y de servicios está compuesta por la doble calzada a Cisneros, la
ruta Cisneros Puerto Berrío a partir de este municipio para llegar a Yondó ya es por el
departamento de Santander por la ruta del Sol. También hay acueductos veredales,
universidades, vías terciarias. La estructura socio territorial tiene resguardos indígenas en
Puerto Berrío llamado Karamandú y en Yondó está un Consejo Comunitario de negritudes.
No hay programas de formalización de la tenencia de las tierras. Los funcionarios que
respondieron el cuestionario expresaron no tener claridad sobre los temas relacionados con
ordenamiento territorial.
La Zona desarrolla actividades para el mercado de la ciudad de Medellín, Bogotá,
Santander a los centros de acopio de la central minorista y a Itagüí a la Central mayorista y
la ganadería se comercializa en la región y en la feria de ganado de Medellín. Los servicios
de asistencia técnica los prestan las alcaldías a través de las UMATA o Secretarias de
Agricultura. En cuanto a información sobre las organizaciones más representativas, se
enviaron listados para cada municipio (Ver Anexos). En general, no reportaron información
relacionada con adecuación de tierras.

Subregión Nordeste

As p e c to s g e n e ra le s

Nordeste se considera un territorio con unas características especiales por su cercanía

89
POTA Departamento de Antioquia

geográfica con las subregiones del Bajo Cauca y Magdalena Medio, y el Departamento de
Bolívar, y por su relación territorial con el centro político del departamento de Antioquia.
Para comprender sus dinámicas interregionales se debe tener en cuenta lo histórico: cómo
se conformó el territorio; lo político administrativo: sus límites y relaciones con el exterior,
sus diferentes recomposiciones espaciales (segregación y agregación de territorios), la
configuración e interacción entre los distintos grupos sociales, políticos, económicos y
culturales; lo geográfico; lo socioeconómico: formas de localización, construcción de
espacios, distribución geográfica de la población.

Geográficamente, la subregión se localiza sobre la margen oriental de la cordillera Central,


al suroeste de la serranía de San Lucas, entre los ríos Porce, Nechí, Nus y Alicante. Limita
al norte con el Bajo Cauca, al nordeste con el sur de Bolívar, al oriente con el Magdalena
Medio, al sur con el Oriente antioqueño, al suroeste con el Valle de Aburrá y al occidente
con la Subregión del Norte. Está conformada por diez municipios: Amalfi, Anorí, Cisneros,
Remedios, San Roque, Santo Domingo, Segovia, Vegachí, Yalí y Yolombó (Figura 1.9).

La subregión se encuentra situada de sur a norte, entre el cañón del río Nus, desde sus
nacimientos, hasta la quebrada de Caná, cerca de Zaragoza; y de oriente a occidente,
desde los nacimientos de los ríos Cupiná y Alicante, cerca al municipio de Maceo, hasta el
cañón del río Porce. Nordeste era una de las seis comarcas en la provincia de Antioquia,
creada en 1824, cuya capital era la Ciudad de Remedios, importante centro minero fundado
en 1560. Pasada la Independencia, el gobierno para financiarse impone fuertes cargas
tributarias y encuentra en la redención de bonos por baldíos una fuente adicional de
recursos para subsanar sus deudas. Lo cual fomenta la colonización. Este fue el caso de
Amalfi, una población que creció rápidamente. Segovia fue otro distrito que alcanzó un
acelerado esplendor en la segunda mitad del siglo XIX; sus orígenes se remontan al siglo
XVIII con la ocupación de los minerales de Ñeñeme. Superados los problemas financieros,
para finales del siglo XIX los baldíos ya no representaban grandes fuentes de ingresos, por
lo cual se fomentó la minería. Paralelo a la explotación de minas se continuó adjudicando
tierras baldías. Desde En la década de 1860 estableció su asiento en el distrito de
Remedios, y posteriormente Segovia, una compañía que aún hoy es fundamental para la
subsistencia de estos municipios, la actual Frontino Gold Mines.

Nordeste comprende la cuenca Minera y Agrológica (Amalfi, Remedios, Segovia, Vegachí,


Yalí, Yolombó) y la cuenca del Nus (Santo Domingo, Cisneros, Maceo, San Roque,
Caracolí). Caracolí y Maceo se incluyen en la cuenca del Nus, no obstante, pertenecer
geográficamente a la subregión del Magdalena Medio (Gobernación de Antioquia, 2002).
De acuerdo con las cifras del DANE (2016), la población estimada es de aproximadamente
186.534 habitantes. Tiene una extensión de 8.544 km² en total, siendo los municipios más
extensos Remedios, Anorí, Segovia y Amalfi.

Planeación Departamental diferencia cuatro zonas en Nordeste: Minera, conformada por


Segovia y Remedios; Meseta, compuesta por los municipios de Amalfi, Yolombó, Yalí y
Vegachí; Nus, a la que pertenecen los municipios de Cisneros, San Roque y Santo
Domingo; y río Porce, a la cual pertenece Anorí.

90
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.9 Subregión del Nordeste

91
POTA Departamento de Antioquia

La Zona Minera, tiene una extensión de 3.216 km². La explotación de oro como actividad
primordial ha permitido identificar dos tipos tradicionales de pobladores: comunidades
estables que trabajan en la extracción del metal, la agricultura y el sector de bienes y
servicios, y quienes llegan con el objetivo de trabajar en las minas. Estos se caracterizan
por ser seminómadas que se ubican temporalmente en zonas de extracción, con un mínimo
sentido de pertenencia y arraigo, evidenciado en las prácticas mineras ilegales y en la
explotación irracional de los recursos (Gobernación de Antioquia, 2008).

La Zona Meseta comprende un área de 3.140 km². Su economía se fundamenta en la


actividad agropecuaria que predomina sobre la minera y la forestal. El renglón agrícola se
basa en la producción de caña panelera y café. Otros productos como maíz, yuca, fríjol y
plátano son de subsistencia. El cultivo y procesamiento de la caña de panela ha sido un
renglón importante de la economía de la zona, sin embargo, su beneficio aún se obtiene
primordialmente de manera artesanal.

La Zona Nus la comparten las subregiones del Magdalena Medio y Nordeste. La base
económica se fundamenta en la actividad agropecuaria, que se basa en la producción de
caña de azúcar y la producción de panela. Otros productos son café, plátano, maíz, fríjol,
yuca y piña.

Finalmente, la Zona río Porce la comparte el municipio de Anorí con los municipios de
Carolina del Príncipe, Gómez Plata y Guadalupe, de la subregión Norte. Con un área de
2.043 km², la base económica de esta zona se fundamenta en la actividad agropecuaria. El
renglón agrícola se basa principalmente en la producción de caña de azúcar y panela, otros
productos como yuca, cacao, café y en lo pecuario la ganadería doble propósito.

En la Tabla 1.18 se presentan algunas generalidades de cada uno de los municipios


pertenecientes a la Subregión Nordeste de Antioquia.

Tabla 1.18 Generalidades para la Subregión Nordeste de Antioquia

Extensión pisos térmicos (km²) Distancia


Corregi- Vere- Extensión % Área % Área
Municipio Medellín
mientos das (km²) urbana rural Cálido Medio Páramo (km)
Zona Minera
Remedios 2 51 1.985 0,04 99,9 1.206 779 190
Segovia 1 28 1.231 0,45 99,5 1.019 212 200
Total Zona 3 79 3.216 2.225 991
Zona Meseta
Amalfi 1 53 1210 0,049 99,9 544 585 81 144
Vegachí 1 25 512 0,07 99,9 128 384 - 147
Yalí 0 24 477 0,08 99,9 321 156 - 130
Yolombó 3 45 941 0,17 99,8 246 577 118 94
Total Zona 5 147 3.140 1.239 1.702 199
Zona Río Porce
Anorí 2 50 1.430 0,32 99,6 955 475 173
Total Zona 2 50 1.430 0,32 99,6 955 475

92
POTA Departamento de Antioquia

Extensión pisos térmicos (km²) Distancia


Corregi- Vere- Extensión % Área % Área
Municipio Medellín
mientos das (km²) urbana rural Cálido Medio Páramo (km)
Zona Nus
Cisneros 0 13 46 0,86 99,1 7 36 3 88
San Roque 4 52 441 11,7 88,2 135 280 26 126
S. Domingo 5 44 271 0,4 99,5 21 150 100 69
Total Zona 9 109 758 163 466 129
Totales 19 385 8.544 4.582 3.634 328

Fuente: FAO, 2015.

En los talleres zonales realizados en 2007 para revisar las principales problemáticas de
cada zona y subregión, en los cuales se identificaron las ventajas comparativas. A
continuación, se describen las características de cada zona de la subregión Nordeste con
base en los resultados del consenso de las entidades públicas, privadas y organizaciones
sociales. Los resultados se presentan en la Tabla 1.19.

Tabla 1.19 Problemáticas, ventajas y proyectos Zona Río Porce

Zona Minera
Ventajas
Problemática zonal Proyectos zonales Mega proyectos
comparativas
- Terminación de la pavimentación
de la vía Remedios – Valle de
Aburrá. Troncal del Nordeste.
- Conflicto armado. - Potenciar la industrialización
- Mal estado de las agropecuaria y forestal.
vías de - Proyecto de sensibilización de la
comunicación. contaminación por mercurio como
- Explotación minera un tema de salud pública en la
inadecuada y zona minera.
contaminación de - Potenciar el Centro Provincial
- Potencial minero.
los recursos Minero.
- Abundante recurso Autopistas de la
naturales. - Proyecto de formalización de la
hídrico. prosperidad
- Baja cobertura, actividad minera para la
- Abundante recurso (Conexión
calidad y legalización del 100%.
forestal. Norte). 145 km
pertinencia de la - Aprovechar el potencial
- Buena ubicación de vías que unirá
educación en la ecoturístico de la zona.
geográfica. a los municipios
zona. - Fortalecer la empresa
- Suelos productivos. de Remedios–
- Baja calidad de la Subregional AGUAS
- Biodiversidad. Fauna Zaragoza –
salud. Bajo DELNORDESTE.
y flora. Caucasia.
desarrollo - Proyecto de sensibilización y
Paisajismo.
institucional y promoción de las buenas
organización prácticas mineras.
comunitaria. - Atención de las áreas
- Déficit de vivienda. degradadas por la explotación
- Poca minera.
diversificación - Proyecto de implementación de
productiva tecnologías limpias para la
extracción del oro.
- Proyecto de Reforma del Código
Minero.

93
POTA Departamento de Antioquia

Zona Minera
Ventajas
Problemática zonal Proyectos zonales Mega proyectos
comparativas
- Promoción de la microempresa
para darle valor agregado a la
cadena productiva del oro en de
la zona minera.
- Estructurar Casa de Justicia y
Paz de la zona.

Zona Meseta
Ventajas
Problemática zonal Proyectos zonales Mega proyectos
comparativas
- Valor agregado a la producción e
- Conflicto armado.
industrialización panelera.
- Mal estado de las
- Proyecto para energizar el 100%
vías de - Autopistas de
de las áreas rurales.
comunicación. la prosperidad
- Fortalecer las estructuras
- Explotación minera (Conexión
administrativas y gremiales para
inadecuada y Norte). 145 km
procesos productivos.
contaminación de - Potencial minero. de vías que
- Conclusión de la pavimentación
los recursos - Abundante recurso unirá a los
de la vía Yolombó – Yalí.
naturales. hídrico. municipios de
- Inversión y fortalecimiento en los
- Baja cobertura, - Abundante recurso Remedios–
centros de educación superior de
calidad y forestal. Zaragoza –
la zona.
pertinencia de la - Buena ubicación Caucasia.
- Reforestación, protección y
educación en la geográfica.
aprovechamiento de la madera.
zona. - Suelos productivos. - Proyectos
- Gestión zonal integral de residuos
- Baja calidad de la - Biodiversidad. Fauna hidroeléctricos
sólidos. Relleno sanitario Zonal.
salud. Bajo y flora. Porce II y
- Fortalecimiento de la Ciudadela
desarrollo Paisajismo Porce III,
Educativa y Cultural de Amalfi
institucional y Central
como polo educativo de la zona.
organización Guadalupe IV;
- Pavimentación de la Vía Amalfi–
comunitaria. Luzma I y II,
Chorritos–Corregimiento
- Déficit de vivienda. Jaguas.
Portachuelo–Playas.
- Poca diversificación
- Compra de terrenos para
productiva.
explotación agroforestal.

Zona Nus
Problemática
Ventajas comparativas Proyectos zonales Mega Proyectos
zonal
- Posición geográfica
- Alta
estratégica: Clima, - Programa de emprendimiento
descomposición
comercio, vías de empresarial.
social.
acceso, cercanía a - Procesamiento de pulpa de
- Deficiente
otros centros frutas.
infraestructura
poblados, etc. - Aprovechamiento turístico.
vial terciaria. Tramos 2 y 3
- Abundante recurso Proyecto agro turístico y
- Escasa Autopistas de
hídrico. ambiental cuenca del Nús.
diversificación la prosperidad.
- Biodiversidad. - Planta homogenizadora de
económica y
Presencia de mieles.
oportunidades de
población rural activa. - Planta de beneficio de bovinos y
ingresos.
- Importante reserva porcinos en San José del Nús.
- Tecnologías
forestal. - Universidad del Nordeste.
inadecuadas.
- Recurso turístico

94
POTA Departamento de Antioquia

Zona Río Porce


Ventajas
Problemática zonal Proyectos zonales Mega proyectos
comparativas
- Mal estado de las
vías de acceso.
- Carencia de una - Suministro de
educación energía a través de
pertinente que las hidroeléctricas, y
permita la la conformación de
formación frente a un corredor - Implementación de una sede
la vocación de la ecoturístico universitaria, con programas
zona. Subregional que una que atiendan la vocación
- Carencia de un las zonas de agroindustrial y ecoturística de
- Proyectos
sistema político protección de la zona.
hidroeléctricos
administrativo que influencia de las - Interconexión vial a través de
Porce II y Porce
promueva la mismas. carreteras pavimentadas que
III, Central
participación de los - Potencial turístico vinculen los cuatro municipios
Guadalupe IV.
líderes de la zona y para la viabilización de la zona, con un anillo vial
- Conexión Norte
el trabajo en de un corredor entre ellos y que relacionen la
de las vías de la
equipo. turístico Subregional, zona Río Porce con las zonas
propseridad.
- Bajos niveles de aprovechando las vecinas.
conocimiento ventajas que brindan - Intercomunicación para la
(institucional, las vías, las reservas comercialización.
productivo, forestales, los - Proyecto turístico
comunitario, etc.). espejos de agua de
- Insuficientes estos proyectos
sistemas de hidroeléctricos y la
comunicación zonal belleza del paisaje.
– sistemas de
información.

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2008.

La visión subregional que se definió entonces es la siguiente:

El Nordeste Antioqueño en el año 2020 será una Subregión unida física y


socialmente, articulada al mundo; de personas educadas, saludables y con
justicia social; líder en la industrialización agropecuaria, forestal, minera,
energética y ecoturística; comprometida con el desarrollo humano integral y
sostenible” (Gobernación de Antioquia, 2008. Enero 24 y 25 del año 2004,
municipio de Cisneros, Hostería Playas del Nus).

Ca ra c te riza c ió n s u b re gio n a l

Dim e n s ió n S o c ial

Demografía. De los 188.153 habitantes de la subregión, el 54,7% están en las cabeceras


(DANE, 2016). La influencia del oro en la conformación socio económica de esta región
permite identificar dos tipos de pobladores en el Nordeste: los estables, que trabajan en la
agricultura, la explotación del oro y otras actividades económicas existentes, y quienes
llegan con el objetivo de la búsqueda de oro. Se destaca la presencia de minorías étnicas
(comunidades negras e indígenas), que cuentan con un carácter especial, otorgado por la
ley (Tabla 1.20).

95
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.20 Minorías Étnicas en el Nordeste de Antioquia

Etnia Municipio Comunidad Observaciones


Ubicadas en corregimiento Fraguas,
Afrodescendientes Segovia veredas El Cenizo, La Caliente, El
Cristo. 25.113 habitantes.
La China Sin Resguardo. 40 habitantes
Urudrua (San Miguel) Sin Resguardo. 29 habitantes
Segovia Resguardo indígena El Reposo.
Tagual La Po Proviene de la cultura Emberá - Chamí.
Indígenas 380 habitantes
Anorí Tenche abajo, Tona Sin Resguardo. 31 habitantes
Remedios Korodo-Ite Sin Resguardo. 60 habitantes
Vegachí Jumcará-El Olvido Sin resguardo. 36 habitantes

Fuente: Plan de salvaguarda Emberá capítulo Antioquia. Recurso electrónico disponible en:
http://siic.mininterior.gov.co/sites/default/files/p.s_embera_oia_0.pdf.

El Nordeste antioqueño, a pesar de ser una región determinante en la producción aurífera,


tanto local como nacional, siempre ha presentado contradicciones entre la riqueza de la
tierra y las condiciones de vida de los pobladores, lo cual se evidencia en los altos índices
de personas con Necesidades Básicas Insatisfechas, NBI.

Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). En términos generales, a excepción del


municipio de Cisneros (23,75%), en 2015 los demás municipios se encontraban por encima
del promedio departamental. El caso de Anorí, Remedios y Vegachí son particularmente
importantes, pues más del 45% de su población habitaba viviendas con materiales no
adecuados, insuficiencia en el acceso al agua potable, padecen un servicio deficiente de
saneamiento básico, entre otras necesidades básicas.

La situación de pobreza del total de la población era de 42,23%, siendo los casos de Anorí
(48,1%), Remedios (47,6%), Vegachí (46,3%) y Amalfi (45,3%) los más preocupantes
(Gobernación de Antioquia, 2015). Estos indicadores obligan a focalizar los esfuerzos
gubernamentales para revertir esta realidad.

Educación. La Subregión del Nordeste contaba para 2015 con un total de 73,62% de
población estudiantil. La tasa de deserción se calculaba en 1,32%; baja, en comparación
con las demás subregiones (Gobernación de Antioquia, 2015).

El Anuario Estadístico de Antioquia (Gobernación de Antioquia) señalaba que para 2015


había un total de 32.874 estudiantes (preescolar, primaria y secundaria), repartidos entre la
zona urbana (50%) y la rural (50%). Esta población equivalía al 3% del total del
Departamento. Como se observa en la Tabla 1.21 la mayor parte de la población estudiantil
se concentra en el nivel educativo de básica primaria.

96
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.21 Cantidad de establecimientos educativos oficiales y no oficiales

Oficial No oficial
Subregión / Total
Departamento Centro Institución Centro Institución general
Total Total
educativo educativa educativo educativa
Nordeste 236 102 338 11 11 22 360
Departamento 2.052 1.133 3.225 346 462 829 4.054

Fuente: Anuario Estadístico de Antioquia, 2014

El total de establecimientos educativos que posee la subregión Nordeste (entre oficiales y


no oficiales) es de 360, lo cual es considerable si se compara con otras subregiones, como
Magdalena Medio, que solo posee 148 centros e instituciones educativas.

Salud. Para 2015, 167.657 personas estaban afiliadas al régimen de salud, la mayoría en
el régimen subsidiado (70,3%). La cobertura total era de 89,9% (Tabla 1.22).

Tabla 1.22 Población afiliada al sistema de salud subsidiado y contributivo

Régimen subsidiado Régimen contributivo


Subregiones Cobertura Total
y municipios Cobertura Cobertura total (%) afiliados
Afiliados Afiliados
(%) (%)
Departamento 2.380.910 36,88 3.578.476 55,43 92,30 5.959.386
Subregión 167.657 70,3 36.506 19,6 89,9 204.163

Fuente: Gobernación de Antioquia. Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia, 2014

Había un total de 18.884 personas pendientes de afiliación, lo que ubicacaba al Nordeste


en el quinto puesto de cobertura con respecto a otras subregiones (Gobernación de
Antioquia, 2015).

La mayor tasa de enfermedades en la Subregión se presenta por las transmitidas por


vectores como malaria y leishmaniasis, seguida de exposición rábica (Gobernación de
Antioquia, 2014).

Servicios públicos y saneamiento básico.

Acueducto. El servicio de acueducto llega a las cabeceras en un 91,1%. En la zona rural,


34,5% de la población cuenta con el servicio. El municipio con más bajo nivel de cobertura
en la zona urbana es Segovia (74%). Excepto San Roque (59,1%) y Cisneros (53,9%), la
cobertura en la zona rural de los demás municipios no llega al 50% (Gobernación de
Antioquia, 2015).

Agua potable. 22.952 viviendas contaban con acceso al servicio de agua potable en 2015;
el resto, 36.832, no contaban con este servicio básico. Se estimaba que el acceso de agua
potable en la cabecera era de 73,1% y en el resto de apenas 8,3%. Cisneros carecía de

97
POTA Departamento de Antioquia

agua potable; la cobertura de los demás en el área urbana oscilaba entre 21,3% y 100%
(Gobernación de Antioquia, 2015).

Alcantarillado. En la Subregión tenían servicio de alcantarillado en 2015, 60,5% de las


personas que habitaban las cabeceras de los mnicipios y 14,1% de las que habitaban la
zona rural, siendo Yalí el que menor cobertura presentaba: 0,3% (Gobernación de
Antioquia, 2015).

Energía. Nordeste tenía una cobertura de energía de 98,2%, siendo en la zona urbana total.
En la zona rural, la cobertura era apenas de 3,3% (Goebrnaión de Antioquia, 2015).

Infraestructura vial. El mal estado de la red vial del Nordeste antioqueño es un punto
neurálgico, ya que ha obstaculizado el desarrollo económico de la subregión: impide la
comercialización de productos, el transporte de pasajeros y aisla las zonas productivas
(Universidad de Antioquia, 2013). La infraestructura vial de la subregión es “desconectada,
insuficiente, de malas especificaciones, sin integralidad, unimodal y no asociada a sus
necesidades”. La evidencia está en el hecho de que, de los 813,7 km de vías de la
subregión, que ostentan la calificación de nacionales y departamentales, tan sólo el 23%
están pavimentados (221 km) (Universidad de Antioquia, 2013).

Vía Medellín-Puerto Berrío. Esta vía atraviesa el sur de la subregión en forma tangencial
y permite la conexión de Cisneros con Medellín y con el municipio de Puerto Berrío. Está
totalmente pavimentada.

Troncal del Nordeste. Comunica a los municipios de Remedios, Vegachí, Yalí Segovia y
Yolombó, haciendo la conexión con la vía Medellín–Puerto Berrío. En mayo de 1999 se
realizaron trabajos de ampliación y afirmado de algunos tramos, pero hubo necesidad de
solicitar su inclusión en el Plan Nacional de Desarrollo para asegurar la culminación de esta
obra vital para la subregión. Esta Troncal se convierte igualmente en un corredor
estratégico, que conecta a Medellín con la zona minera del Bajo Cauca y la Troncal de la
Paz, por ello se ha convertido en un territorio de disputa para el control militar, territorial y
productivo. El oro y la coca se constituyen en economías de apoyo a la guerra. El territorio
adyacente a Anorí y al sur de Bolívar, áreas selváticas, se han convertido en zonas
estratégicas de refugio y movilidad para esta disputa. La presencia de batallones
contraguerrilla en la Cruzada, entre Segovia y Remedios y en Remedios, las incursiones de
la guerrilla y el “control” que ha mantenido las autodefensas, hacen que esta zona se
constituya en un área inestable económica y socialmente (Gobernación de Antioquia, 2006).

Troncal de la Paz. Es una vía interdepartamental que comunica a las Subregiones del
Bajo Cauca, Nordeste y Magdalena Medio. Esta Troncal permite la conexión entre Caucasia
y Zaragoza, en el Bajo Cauca, con Segovia y Remedios, en el Nordeste, y con Yondó,
Puerto Berrío, Puerto Nare y Puerto Triunfo, en el Magdalena Medio. Es una vía poco
poblada, aislada con respecto al centro del Departamento y la zona del Nordeste, excepto
la parte que corresponde a Remedios y Segovia, con grandes áreas adyacentes de
latifundios ganaderos entre Puerto Berrío y la Y, y de extensas áreas de bosques y
haciendas ganaderas entre este punto y Remedios.

Por ser la Troncal de la Paz un corredor geoestratégico de tipo nacional, la única que
comunica el país de Oriente a Occidente, asiento de tramos importantes del oleoducto

98
POTA Departamento de Antioquia

Vasconia-Coveñas, que va desde Puerto Boyacá a la Costa Atlántica, al igual que el


Gasoducto Central de Colombia, paralelo al anterior, se ha constituido en un territorio en
disputa (Gobernación de Antioquia, 2006).

Vía Medellín-Amalfi-Anorí. La característica principal de esta vía es la inestabilidad de los


taludes, los cuales en épocas de invierno han llevado al municipio de Amalfi a declararse
en emergencia vial por los grandes derrumbes.

Vía Porce-Puerto Berrío. Autopista Cisneros-Puerto Berrío. Esta vía originó el aumento
de la población en Cisneros, al igual que a los corregimientos adyacentes, fortaleciendo la
actividad ganadera y el cultivo de la caña. La segregación del municipio de San Roque y la
municipalización de Caracolí en 1964, invasiones a veredas y haciendas ganaderas y
cañeras, especialmente en Cristales y Providencia, un fraccionamiento entre las cabeceras
municipales de Santo Domingo y San Roque con respecto a sus corregimientos que trae
como consecuencia la heterogeneidad y la oposición entre ellos.

Cisneros se presenta como el principal centro sobre la vía Porce_Puerto Berrío, por su
importancia administrativa, de negocios, turística y educativa. Con la pavimentación de la
carretera y el paso del gasoducto Sebastopol-Medellín, Cisneros recibió un flujo poblacional
muy significativo. Sin embargo, hoy está en un proceso de decadencia, el cultivo de café
ha disminuido, se han incrementado las ventas informales, el desempleo y la pobreza.
Problemas que se han agudizado por el alto índice de concentración de la población en el
casco urbano (Gobernación de Antioquia, 2006).

Otras Vías de Comunicación. Existe otra red interna de caminos de herradura y de


carreteras pavimentadas en algunos tramos que comunica a los municipios y poblados que
están por fuera del área de influencia de las troncales y la autopista que va a Puerto Berrío:
Santo Domingo, San Roque, Amalfí y Anorí. Los dos primeros han constituido un doble
amarre vial que va a la cuenca del Nus y al oriente de Antioquia. Dos caminos aún muy
rudimentarios comunican a Amalfí con la Troncal del Nordeste, uno que va a Vegachí y el
otro a Santa Isabel, cerca de Remedios. La única vía que conduce a Anorí es la bifurcación
de la carretera que va a Amalfí, acercándose más al Norte de Antioquia por Campamento
y al Bajo Cauca por una trocha a través de Cruces.

A pesar de ser carreteras marginales con respecto a los corredores viales que soportan el
mayor flujo vial y poblacional, estas zonas también se han convertido en corredores
estratégicos para los grupos armados y en potenciales económicos para el Nordeste, con
la construcción de las hidroeléctricas en San Roque, Amalfí y Yolombó (Gobernación de
Antioquia, 2006).

Dim e n s ió n e c o n ó m ic a

Usos potencial y actual de la tierra. El uso potencial de la tierra en la subregión está


representado por diferentes actividades con potencial productivo o de conservación (Figura
1.10). El 30,17% del área tiene potencial forestal protector - productor y el 40,08% para
actividades silvopastoriles; un 28,05% del territorio tiene potencialidad agrícola.

99
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.10 Potencialidades de Uso de la Tierra en la Subregión Nordeste

0,04%
0,01%
1,20%
28,05%
30,17%

0,34%
0,08%
0,03%
0,00%
0,00%

40,08%

Zonas urbanas Cultivos limpios Cultivos semilimpios


Ríos dobles Lagunas Embalses
Bancos de arena Islas Sistemas silvopastoriles
Fuente: IGAC, 2007

En el uso actual se presentaba para 2007 una dominacia del uso foresta (el 61,9% del
territorio está cubierto de bosques). La producción pecuaria ocupaba un 21,8%, y la
agrícola, 14,9% (Figura 1.11).

Figura 1.11 Uso Actual de la Tierra en la Subregión Nordeste

0,0% 0,1% 0,5%


0,0% 0,6%

21,8% 14,9%
0,0%
0,0%

61,9%

Centros Poblados Servicios Ecosistemicos Uso Agrícola


Uso Agropecuario Uso Forestal (Bosques) Uso Forestal (Plantaciones)
Uso Minero Uso Pecuario Uso Recreativo
Zona Comercial

Fuente: IGAC, 2007.

Minería. Los municipios con mayor participación en la producción de oro dentro de la


subregión son en su orden, Segovia, Remedios, Amalfi, San Roque y Anorí, que en conjunto
producen el 99% del oro que se extrae del Nordeste. En el resto de municipios la producción
aurífera no es significativa. Estos municipios han convertido al Nordeste en el segundo
productor de oro en Antioquia.

100
POTA Departamento de Antioquia

La explotación y el beneficio del mineral se realizan mediante sistemas tradicionales con


tecnologías que resultan inadecuadas ambientalmente y de baja rentabilidad para la
pequeña y mediana minería, tanto en la explotación de veta como de aluvión. La explotación
artesanal de las vetas, realizada por pequeños y medianos mineros, no sigue ningún tipo
de planeamiento minero que permita una adecuada explotación.
Agricultura. La agricultura en el Nordeste es una actividad propia de la economía
campesina, en la cual prima el carácter de subsistencia para los pequeños agricultores.
Además de que los campesinos llevan a cabo las actividades agrícolas en pequeñas
extensiones de tierra, deben también ofrecer su fuerza de trabajo para complementar el
ingreso familiar, estrategia que realmente no mejora su nivel de ingresos pues permanecen
en el rango de pobladores en niveles de pobreza y son parte también de la franja con bajos
niveles educativos. Los productos más representativos son en orden de importancia: caña,
café, cacao, fríjol, guanábana, maíz, yuca y plátano.
Ganadería. La gandería ocupa la tercera parte del área de la subregión, la formada por
planicies, diques aluviales y zonas de pequeñas colinas. La producción principal es el
ganado de doble propósito (carne y leche); permite comercializar animales en cría o levante
y leche en los centros de consumo del departamento. También se explota en menor
proporción la porcicultura y la avicultura. Las características de la ganadería en la región es
la poca incorporación de tecnología, alto porcentaje de pastos no tratados, bajos niveles de
productividad, deficientes niveles en la calidad del producto, y desconocimiento del manejo
ambiental.
Explotación maderera. En los municipios de Segovia, Amalfi, Remedios y Anorí, donde
las áreas boscosas representan el 90% de los bosques de la región, predomina la
explotación de madera.
Producción y empleo. El comparativo de las áreas sembradas y en producción, los
volúmenes en producción y el empleo entre los años 2005 y 2015 muestra en todas las
zonas volúmenes de producción y generación de empleo negativos, a pesar de que en las
zonas río Porce y Meseta aumentaron las áreas sembradas, lo cual puede ser resultado de
estructuras productivas poco desarrolladas, con bajos niveles de incorporación tecnológica,
explotación inadecuada de los suelos, deficiente comercialización de productos agrícolas
por una precaria red vial regional y/o situaciones asociadas a la violencia.
En la Tabla 1.23, la Tabla 1.24, la Tabla 1.25 y la Tabla 1.26 se presentan las variaciones
en porcentaje entre las áreas sembradas, áreas en producción, volúmenes de producción
y empleo para el período comprendido entre 2005 y 2015.

Tabla 1.23 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción


y el empleo por municipio en la zona río Porce para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Anorí 1.526,0 1.692,0 1.437,0 1.571,0 4.686,5 3.875,4 1.157,6 1.075,0
Total 1.526,0 1.692,0 1.437,0 1.571,0 4.686,5 3.875,4 1.157,6 1.075,0
% Variación 10,9 9,3 -17,3 -7,1

Fuente: Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

101
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.24 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en


producción y el empleo por municipio en la zona Nus para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Cisneros 1.054,4 1.219,3 1.054,4 1.093,5 3.578,8 3.950,9 885,4 908,3
San Roque 5.484,9 4.629,0 5.189,5 4.421,5 21.561,4 18.080,3 4.308,5 3.720,4
Santo Domingo 3.401,6 3.548,5 3.303,6 3.430,5 9.555,2 11.835,3 2.626,8 2.710,5
Total 9.940,9 9.396,8 9.547,5 8.945,5 34.695,4 33.866,4 7.820,7 7.339,2
% Variación -5,5 -6,3 -2,4 -6,2

Fuente: Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Tabla 1.25 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en


producción y el empleo por municipio en la zona Minera para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Remedios 1.827,0 1.335,0 1.763,0 1.295,0 11.965,9 8.607,0 945,9 577,2
Segovia 375,0 638,0 348,0 550,0 3.099,5 3.234,2 133,6 178,2
Total 2.202,0 1.973,0 2.111,0 1.845,0 15.065,4 11.841,2 1.079,5 755,4
% Variación -10,4 -12,6 -21,4 -30,0

Fuente: Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Tabla 1.26 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en


producción y el empleo por municipio en la Zona Meseta para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Yolombó 7.376,8 7.272,0 7.317,7 7.094,0 26.385,2 24.796,3 6.400,3 5.777,2
Amalfi 3.437,0 5.377,8 2.976,8 4.619,3 7.029,4 8.064,7 1.921,5 2.470,3
Vegachí 3.313,5 3.016,0 3.107,0 2.891,0 13.546,1 7.254,3 2.628,1 2.125,8
Yalí 2.227,6 2.144,0 1.980,3 2.002,0 7.757,9 5.653,7 1.690,7 1.478,2
Total 16.354,9 17.809,8 15.381,8 16.606,3 54.718,6 45.769,0 12.640,6 11.851,5
% Variación 8,9 8,0 -16,4 -6,2

Fuente: Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Comercialización y centros de acopio

Centros de beneficio animal. Siete de los diez municipios que conforman la Subregión
(Amalfi, Cisneros, Remedios, San Roque, Santo Domingo, Vegachí y Yolombó) cuentan
con centros de beneficio animal. Para mejorar las condiciones de abastecimiento

102
POTA Departamento de Antioquia

alimentario las administraciones municipales del Nordeste deben invertir en infraestructura,


aumentado el número de frigoríficos de carácter intermunicipal. La relación entre los centros
de beneficio animal y la agricultura familiar campesina es aún muy incipiente, dada la
distancia de estos frigoríficos de las veredas donde se encuentran las comunidades rurales
(FAO, 2015).

Plazas de mercado. En el Nordeste solo existen cuatro plazas de mercado (FAO, 2015),
las del municipio de Anorí, Amalfi (subutilizado), Cisneros y Yolombó, y una en construcción
(municipio de Segovia).

Centro de acopio. La infraestructura para el almacenamiento de los productos


agropecuarios es muy limitada. Se encontraron dos centros de acopio, en el municipio de
Vegachí, para leche, y en Yolombó para productos agropecuarios. En los municipios de
Anorí y Segovia están construyendo centros de acopio para diferentes productos
campesinos (FAO, 2015).

Dim e n s ió n Am b ie n ta l

El uso de retroexcavadoras, dragas y chorros que generan sedimentación y degradación


de grandes extensiones de terreno, utilizadas en la actividad minera, así como el uso de
químicos como mercurio y cianuro para el beneficio del oro, afectan los principales ríos que
atraviesan la subregión, especialmente Porce y Nechí. Esto contribuye de manera
importante en el deterioro de las aguas y en la afectación y extinción de la fauna íctica
(Universidad de Antioquia, 2013).

La gran diversidad de bosques, que representa gran riqueza para la subregión, ha sido
sometida a presiones generadas por la dinámica poblacional en la zona y la demanda de
especies maderables como güino (Carapa guianensis), cedro (Cedrela sp), abarco
(Cariniana pyriformis) y laurel (Nectandra sp). La falta de programas de reforestación y la
extracción incontrolada hace que escaseen especies como comino (Aniba sp), caobo
(Swietenia sp) y pino colombiano (Podocarpus sp). La deforestación es más evidente en
los municipios de remedios Anorí, Amalfi y Segovia. (Universidad de Antioquia, 2013).

Dim e n s ió n P o lític o In s titu cio n a l

La subregión presenta débil articulación de la planeación local y regional, pues los planes
de desarrollo no se articulan con los planes de ordenamiento territorial. Ello se debe a varios
factores: los limitados recursos de los municipios se utilizan para la solución a necesidades
inmediatas y no se invierten en proyectos de mediano y largo plazo de mayor impacto para
el bienestar de la población y el desarrollo de los objetivos contemplados en los planes; los
factores de orden público que inciden sobre la marcha normal de las actividades; el tiempo
que toma la adecuación de las administraciones a los parámetros de la planeación pública
y el deficiente desarrollo de estas capacidades entre los funcionarios para planear,
coordinar y articular acciones interinstitucionales, sin contar con las enemistades políticas
que perjudican esta colaboración.

Los entes territoriales, además, no garantizan un comportamiento estable y viable de sus


finanzas públicas. La Subregión Nordeste sobresale por el bajo índice de desempeño fiscal
debido a insuficiente esfuerzo fiscal para generar recursos propios, censos catastrales y

103
POTA Departamento de Antioquia

comerciales desactualizados y cultura generalizada de no pago de las obligaciones


tributarias (Universidad de Antioquia, 2013).

Sistema Estructurante. La subregión del Nordeste hace parte de la "gran región del
Magdalena antioqueño". Cuenta con un complejo sistema estructurante que complementa
lo físico natural con lo antrópico, buscando posibilitar el asentamiento de las comunidades
en condiciones adecuadas al medio natural y sin causar alteraciones significativas, lo cual
no se cumple. El sistema estructurante antrópico, relacionado con los megaproyectos de
interés nacional y departamental, articula este territorio con las troncales viales y la red
férrea en evidente abandono a las modalidades del transporte aéreo, terrestre y fluvial, la
estructura generadora de energía, los ductos que conducen hidrocarburos, las instalaciones
para la explotación de minerales, las redes de telecomunicaciones y el equipamiento social
y de infraestructura de servicios públicos y privados de los centros poblados, entre los
cuales se destacan por la magnitud física o importancia económica las troncales "de La
Paz" y "del Nordeste", la hidroeléctrica Porce II, la cual entró en funcionamiento. Es
necesario señalar además los macro proyectos que trascienden lo Subregional: el complejo
cementero de "Río claro", el puerto multimodal de Puerto Berrío –en la actualidad en
proceso de adecuación y finalización–, las líneas del ferrocarril Atlántico–Antioquia cedidas
en concesión, el proyecto Autopistas de la Prosperidad y el complejo hidroeléctrico de Porce
y las líneas del oleoducto OCENSA y el gasoducto TRANSMETANO que surten de gasolina
y gas especialmente a Medellín.

Solo Remedios cuenta con aeropuerto, Otú, utilizado para la movilización de pasajeros; en
los otros municipios apenas sí existen las pistas de aterrizaje para vuelos esporádicos.

Inversiones por parte de Entidades del Estado. El Departamento Nacional de


Planeación, a través del Sistema General de Regalías, realizó inversiones para la
construcción, estructura de canalización y obras adicionales de la quebrada La Paz del
municipio de Segovia; construcción de 160 viviendas de interés social "Villa Nelly etapa 2"
en el municipio de Cisneros; mejoramiento de vías en placahuellas, en nueve (9) municipios
del Nordeste y uno (1) del Magdalena Medio (Puerto Berrío); fortalecimiento del acceso a
la educación superior a través de instituciones educativas y la red de parques y ciudadelas
educativas de Antioquia (Anorí, Cisneros, Remedios, San Roque, Santo Domingo, Segovia,
Vegachí, Yalí, y Yolombo); mejoramiento de vivienda en la Subegión Nordeste.

Organizaciones y participación social. En la subregión existen ocho organizaciones y 20


grupos de mujeres, cuyo principal objetivo es contribuir a un Nordeste como un territorio
con seguridad y soberanía alimentaria y bajo un desarrollo sostenible, apoyado por la
Corporación Vamos Mujer que hace presencia en esta Subregión visibilizando las
problemáticas y propuestas de las mujeres rurales y campesinas.

Organización Campesina CAHUCOPANA, es una organización campesina que trabaja por


la defensa y el respeto de los derechos humanos, la convivencia y la vida digna de las
comunidades campesinas del Nordeste Antioqueño colombiano.

En la Tabla 1.27 se observa el tipo de organización al que pertenecen las Organizaciones


de Agricultura Familiar (OAF) encuestadas en el territorio, de acuerdo con las
características de cada una (FAO, 2015). El 74,4% son asociaciones. Las Juntas de Acción
Comunal (JAC), por su parte, representan el 64,22% del total.

104
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.27 Tipo y antigüedad de las organizaciones de economía campesina

Tipo de Antigüedad en años


Cantidad % participación
organización <1 1-5 6-10 11-20 > 20
Asociación 29 3 5 9 11 1 74,4
Cooperativa 1 0 0 0 1 0 2,6
De Hecho 3 0 2 0 1 0 7,7
Otra 3 1 0 0 0 2 7,7
Pre Cooperativa 3 0 1 2 0 0 7,7
Total OAF 39 4 8 11 13 3 100,0

Fuente: FAO, 2015

Ba s e s p a ra u n a p la n e ac ió n p ro d u ctiva

Un análisis de los resultados obtenidos en la caracterización subregional, las respuestas al


cuestionario y los resultados del taller, permiten hacer las siguientes consideraciones para
cada una de las zonas que componen la Subregión.

Zona Minera

La zona Minera tiene como sistemas de producción principales los siguientes: ganadería
(extensiva doble propósito), piscicultura y cacao. Lo anterior se reafirma con programas y
proyectos departamentales, los cuales reportan el establecimiento de 100 ha de cacao en
los municipios de Segovia y Remedios. La zona desarrolla actividades para mercados
locales y de autoconsumo. La zona Minera cuenta con 112.278 hectáreas de aptitud
agropecuaria. El territorio presenta resguardos indígenas, consejos comunitarios y reservas
forestales.

La estructura ecológica principal está conformada, entre otro, por una Reserva Forestal
(Ley segunda de 1959). La estructura funcional y de servicios es precaria en cuanto a vías
terciarias y caminos veredales. Sin embargo, la zona se beneficiará con la conexión norte
de las Autopistas de la Prosperidad. En la zona Minera se adelanta un convenio con el
Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural para la formalización de tierras en el municipio
de Remedios. Los destinos de la producción agropecuaria son el mercado interno, local y
autoconsumo, aunque también se comercializa con Medellín.

Los productores son atendidos por la UMATA en Segovia, y Secretaria de Desarrollo Social
y Agropecuario en Remedios.

Zona Meseta

Los sistemas principales sistemas de producción son: caña panelera, ganadería doble
propósito, café y cacao. En la zona los programas departamentales y nacionales se
enfocan en el fortalecimiento del cacao y la panela. La zona desarrolla actividades para
mercados locales, regionales y departamentales.

105
POTA Departamento de Antioquia

Entre los elementos de la estructura ecológica principal de la zona están: la cuenca del
Cañón del río Porce, la cuenca del río San Bartolo, la reserva forestal Guayabito-Caracolí,
el cerro Cancharazo y el cerro Bella Vista. En su estructura funcional y de servicios poseen
infraestructura para atención en salud, educación, servicios públicos domiciliarios, vías
principales en buen estado entre las que se encuentran 145 km de vías que unirá a los
municipios de Remedios, Zaragoza y Caucasia (Conexión Norte), aunque las vías terciarias
necesitan mantenimiento. Con respecto a la minería se da caliza, dolomita y arcilla. En la
industria se da la generación de energía (Porce II y Porce III, central Guadalupe IV; Luzma
I y II, Jaguas). En los municipios que desarrollaron la encuesta se está trabajando en la
formalización de la propiedad.

El servicio de asistencia técnica es prestado por las administraciones municipales (UMATA)


y mediante la ejecución de proyectos.

Al final del ejercicio, los funcionarios reflejan una visión muy preliminar del futuro de la zona.
Es bueno aclarar que esta visión, elaborada en forma prácticamente intuitiva, no tiene la
rigurosidad que se requiere para construir imágenes de futuro, ni es el fruto de un ejercicio
de prospectiva, ni es el reflejo consensual de los actores que deben ser consultados en un
territorio. Es una idea muy preliminar.

Zona Nus

La zona Nus reporta como sus principales productos: caña, café, ganadería, porcicultura,
piscicultura, cacao y fríjol. Los proyectos a nivel departamental y nacional fortalecen los
cultivos de cacao, caña y piscicultura. La zona desarrolla la actividad comercial de sus
productos a nivel local, regional y departamental. Se generaliza la necesidad de
implementar mejores tecnologías para arado de cultivo de caña y horticultura y sistemas de
riego.

La estructura ecológica principal está conformada por las cuencas del río Nus y río Nare, y
por las zonas de reserva forestal. La estructura funcional y de servicios es precaria en
cuanto a vías terciarias y caminos veredales, salud, vivienda y educación. La zona Nus
desarrolla actividades para el mercado local y departamental. Mientras San Roque tiene
contacto a nivel local, Santo Domingo tiene contacto con la ciudad de Medellín. En cuanto
a las figuras de ordenamiento territorial, la zona Nus presenta la zona forestal protectora
(ISAGEN, CORPOICA), la reserva forestal Bajo Cauca Nechí y los consejos comunitarios.

El servicio de asistencia técnica se presta a través de la UMATA. Es necesario implementar


mejores tecnologías para el arado de caña y horticultura y sistemas de riego.

Zona río Porce

Al comparar los sistemas de producción de la zona obtenidos en los talleres y el


cuestionario, se observa que caña y café coinciden con TUT seleccionados para el
Departamento.

La estructura ecológica principal está conformada por las cuencas de los ríos Porce y Nechí
y la cuenca del río Anorí. Están las quebradas La Serrana, La Soledad, La Plancha.
También están las Reservas Forestales Bajo Cauca – Nechí y Cacica Noria. En cuanto a la

106
POTA Departamento de Antioquia

estructura funcional y de servicios la zona reporta varias asociaciones y cooperativas que


se asientan en el municipio de Anorí; la presencia de entidades bancarias, instituciones
educativas, representación del Estado y generación de energía (Porce III). La zona
actualmente lleva a cabo un programa de restitución de tierras en ejecución (programa de
formalización de la propiedad).

Subregión Norte

As p e c to s g e n e ra le s

La Subregión Norte (Figura 1.12), también denominada Ruta de la Leche, está conformada
por 17 municipios, con una extensión de 9.390 km², que equivalen al 14,8% del total del
departamento. Se encuentra ubicada en una de las ramificaciones de la cordillera Central,
y en la vertiente oriental de la Cordillera Occidental.

Limita por el norte con el departamento de Córdoba y la Subregión del Bajo Cauca; por el
occidente con las subregiones de Urabá y Occidente; por el oriente con la subregión del
Nordeste y por el sur con la subregión del Valle de Aburrá (FAO, 2015). Su cercanía al
Valle de Aburrá, que es el centro de la economía departamental, además de estar
atravesada por una infraestructura vial importante, representada en la carretera Troncal de
Occidente, y la belleza de su variado paisaje natural, deja en una buena posición a la
subregión en cuanto a su dinámica económica y con un alto potencial turístico. La Troncal
de Occidente permite la articulación del sur y centro del país con la Costa Norte,
especialmente con los puertos de exportación de Barranquilla, Santa Marta y Cartagena,
vinculando así a los principales centros de producción y consumo del país (Gobernación de
Antioquia, 2011c).

En la Subregión habitaban los Nutabes y Tahamíes hace unos 7 u 8 mil años. El actual
poblamiento se inicia en el siglo XVII, con la explotación del oro, propiciando un modelo
económico sustentado fundamentalmente en la minería. Durante el siglo XIX se producen
movimientos migratorios desde el centro del departamento en busca de explotaciones de
oro, llegando al territorio de la actual Subregión. Con la construcción de la vía hacia la costa
se fortalecen los centros urbanos, los cuales se enfocan tanto a la explotación de oro como
a la producción agrícola, configurando la estructura de propiedad rural con la agricultura de
subsistencia. Paralelamente se establecen pastizales, dando inicio a la ganadería de leche
(Gobernación de Antioquia, 2011c; Gobernación de Antioquia, 2014).

El desarrollo de las carreteras, sumado a las mejoras de la ganadería y la agricultura,


permitió un mejor comercio tanto para abastecer las necesidades internas como para la
articulación de un mercado externo. Después de la segunda mitad del siglo XX la Subregión
se volvió atractiva para los proyectos hidroeléctricos; los embalses de Troneras y Miraflores
fueron los primeros proyectos. También tomó auge diferentes industrias llegadas de
Medellín, entre ellas la industria de la confección y la producción y transformación de la
madera (Gobernación de Antioquia, 2011c).

107
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.12 Subregión Norte

108
POTA Departamento de Antioquia

En la actualidad, la subregion se ha especializado en la producción de leche y ganado


bovino. La generación de energía eléctrica también es un renglón importante, dadas las
características topográficas, geológicas y pluviométricas. La producción de leche, que se
localiza principalmente en la zona del altiplano, dinamiza otras actividades pecuarias como
la porcicultura y la industria de concentrados y derivados lácteos. Ha generado beneficios
para el altiplano, marcando diferencias en cuanto al desarrollo económico con los
municipios de vertiente. En estos se encuentra una economía principalmente agrícola, con
cultivos como caña, café, papa, frijol, maíz y hortalizas. Colanta, que es una de las
empresas con mayor generación de empleo en el país y que propicia el desarrollo de la
cadena láctea y cárnica, es la empresa más dinámica y la de mayor penetración en el
mercado nacional (Gobernación de Antioquia, 2011c; Gobernación de Antioquia, 2016).

Se ha convertido, por otra parte, en la despensa hidroeléctrica, no solo del Valle de Aburrá
sino de Antioquia en general. Allí se encuentran, entre otros, los proyectos hidroeléctricos
de Guadalupe I y Guadalupe II, el Embalse de Quebradona, de Troneras, de Miraflores y
de Riogrande y el megaproyecto Hidroeléctrica Ituango (Universidad de Antioquia, 2013).

La Subregión se divide en cuatro zonas: Vertiente río Porce, Vertiente de los ríos Chico y
Grande, Vertiente río Cauca, y Vertiente Chorros Blancos.

La Vertiente río Cauca la conforman: Ituango, San Andrés de Cuerquia y Toledo. Ubicada
sobre la cordillera central y el nudo de paramillo, presenta una extensión de 2.663 km² (36%
del total de la Subregión). El accidente geográfico más importante de la zona es el Nudo de
Paramillo, donde está ubicado el Parque Nacional Natural de Paramillo, y donde se
encuentran comunidades de indígenas Emberá y colonos. La actividad económica principal
es la ganadería de leche, seguida de la agricultura. La zona Vertiente río Cauca presenta
un alto potencial económico para el departamento en lo concerniente al cultivo de la tierra
(dada su variedad de climas y riqueza hídrica), al potencial para el ecoturismo (riqueza
ecológica, forestal y paisajística) y el alto potencial hidroeléctrico (debido a las condiciones
de altas pendientes y su riqueza hídrica mencionada anteriormente) (Gobernación de
Antioquia, 2011c; FAO, 2015).

Pese a lo anterior, esta zona presenta grandes desequilibrios sociales, económicos y


administrativos, dada la pobreza y la alta tasa de deserción escolar, sumado a la lejanía
con respecto a la ciudad de Medellín y al mal estado de las vías. Igualmente, la conexión
vial al interior de los municipios presenta unos niveles muy por debajo de los niveles
subregionales y departamentales. De hecho, el desarrollo vial de la zona presenta el nivel
más bajo de la Subregión y uno de los más bajos del departamento. Debido a la
problemática social y de violencia que ha golpeado la zona, el crecimiento de los centros
poblados en algunos casos ha presentado un crecimiento negativo (Gobernación de
Antioquia, 2011c).

La Vertiente de los ríos Grande y Chico la conforman los municipios de Santa Rosa de
Osos, San Pedro de los Milagros, San José de la Montaña, Donmatías, Entrerríos y Belmira.
La zona Vertiente de los Ríos Grande y Chico, se encuentra ubicada en el altiplano, es una
zona rica en fuentes de agua que han sido utilizadas para la producción de hidroelectricidad,
aunque la zona se caracteriza especialmente por una actividad económica de ganadería de
leche y porcicultura, y en menor escala por los monocultivos de papa, tomate de árbol,
caña, café, fríjol, maíz y champiñones. Entre las industrias más destacadas están las

109
POTA Departamento de Antioquia

confecciones, las curtimbres, las queseras, los embutidos, los bosques plantados con fines
comerciales y la minería artesanal. La zona es atravesada por la vía que conecta a Medellín
con la costa Caribe, siendo un importante eje de comunicación vial. Esta zona posee un
alto potencial turístico dado la belleza de su variado paisaje natural. Además, su riqueza en
recursos naturales ha desarrollado condiciones propicias para que se den importantes
procesos de crecimiento económico (Gobernación de Antioquia, 2011c; IGAC, 2007).

Entre los principales problemas de la zona están la apertura de vías sin estudios previos,
las prácticas agropecuarias con demandas de insumos y una minería artesanal, que en su
conjunto producen efectos como la contaminación de aguas y la pérdida del suelo laborable
junto con su fertilidad. Por otro lado, se han detectado problemas con respecto al recurso
agua, dadas las actividades agropecuarias y de generación hidroeléctrica las cuales están
generando contaminación por sedimentos y vertimientos domésticos, cuyos efectos se
reflejan en disminución de la ictiofauna, variación de caudales, sedimentación de embalses
y un agua no apta para el consumo humano por su alteración química. Por otro lado, la
población en el área rural sufre por insuficientes vías y servicios públicos y una insuficiente
infraestructura de salud, empleo, educación y apoyo a la producción pecuaria, a lo que se
le suma la inseguridad en orden público. Esto ha llevado a una pérdida del sentido de
pertenencia, destrucción de lazos familiares, desempleo, abandono y grandes
problemáticas sociales como pobreza y desnutrición. Los megaproyectos eléctricos han
agudizado los problemas socio-económicos y culturales (Gobernación de Antioquia,
2011c).

La Vertiente río Porce está compuesta por los municipios de Carolina del Príncipe, Gómez
Plata y Guadalupe. La zona Vertiente río Porce se ubica al oriente de la Subregión Norte y
se caracteriza por tener pendientes moderadas, altamente susceptibles a procesos
erosivos. Cuenta con variedad de pisos térmicos, desde el frío hasta el cálido, siendo el
más representativo el clima medio. Es también una zona con gran riqueza hídrica, bien para
captación de agua para el consumo humano, como para generación de energía. En las
áreas rurales hay deficiencias en cuanto a vías, prestación de servicios públicos, salud,
educación y el deficiente apoyo a la producción agropecuaria (Gobernación de Antioquia,
2011c).

Finalmente, la Vertiente Chorros Blancos está conformada por los municipios de


Angostura, Briceño, Campamento, Valdivia y Yarumal. Esta zona comprende vertientes de
clima cálido y medio. El municipio de Yarumal se ha concebido como el centro de
intermediación entre la zona circundante y Medellín, aunque este municipio también
establece vínculos con algunos municipios del Bajo Cauca, fundamentalmente de tipo
comercial y de servicios como el hospitalario y el administrativo. En cuanto a las actividades
más importantes se encuentran la ganadería de carne y doble propósito y la ganadería
lechera (Gobernación de Antioquia, 2011c).

En la Tabla 1.28 se presentan algunas generalidades de los municipios pertenecientes a


la Subregión.

110
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.28 Generalidades para la Subregión Norte de Antioquia

Extensión pisos térmicos


(km²) Distancia
Corregi- Vere- Extensión % Área % Área
Municipio Medellín
mientos das (km²) urbana rural Pára-
Cálido Medio Frío (km)
mo
Zona Vertiente del río Porce
Carolina del
0 6 166 0,8 99,2 0 104 62 0 104
Príncipe
Guadalupe 0 19 87 0,5 99,5 11 76 0 0 112
Gómez Plata 3 28 360 0,1 99,9 18 266 76 0 91
Total Zona 3 53 613 29 446 138 0
Zona Vertiente de los ríos Grande y Chico
Santa Rosa de
4 73 805 0,5 99,5 0 77 728 0 74
Osos
Belmira 1 15 296 0,2 99,8 0 0 0 0 64
Entrerríos 0 11 219 0,3 99,7 0 0 219 0 60
San Pedro de
1 20 229 0,7 99,3 0 0 229 0 42
los Milagros
Donmatías 1 19 181 0,3 99,7 0 72 109 0 42
San José de la
0 8 127 1,5 98,5 0 0 0 0 129
Montaña
Total Zona 7 146 1.857 0 149 1.285 0
Zona Vertiente del río Cauca
Ituango 3 100 2.347 0 100 406 1.338 557 46 190
Toledo 2 20 139 0 100 70 69 0 0 177
San Andrés de
0 26 177 0,1 99,9 9 59 98 11 138
Cuerquia
Total Zona 5 146 2.663 485 1.466 655 57
Zona Vertiente Chorros Blancos
Angostura 1 46 387 0,3 99,7 0 224 163 0 139
Briceño 2 38 401 0,1 99,9 216 175 10 0 181
Campamento 0 43 200 0,1 99,9 97 95 8 0 149
Valdivia 2 36 545 0 100 348 197 0 0 169
Yarumal 7 52 724 0,3 99,7 16 275 433 0 120
Total Zona 12 215 2.257 677 966 614 0
Totales 27 560 7.390 1.191 3.027 2.692 57

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2014

En la Tabla 1.29 se presenta un resumen de la situación que se presento en 2007


(Gobernación de Antioquia, 2008) de la subregión en materia de las principales
problemáticas, programas y proyectos que se dan, con la finalidad de obtener herramientas
que orienten en la toma de decisiones con respecto al desarrollo territorial.

111
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.29 Programas, proyectos y megaproyectos de la Subregión Norte

Problemática zonal Proyectos zonales Mega proyectos


- Implementación del plan turístico
- Vías de acceso inadecuadas que generan
para la Subregión Norte.
dificultades en la comunicación y en la
- Formulación e implementación
exportación e importación de productos.
de un plan socio-ambiental.
- Déficit escolar.
- Plan de diversificación agrícola.
- Insuficiente implementación de políticas
- Plan de apertura, habilitación y
ambientales. No se está ejecutando el
mejoramiento de vías
saneamiento ambiental en las áreas
secundarias y terciarias.
rurales.
- Construcción de un plan - Proyecto
- Inadecuado manejo de los residuos
educativo con pertinencia social y Hidroeléctrico
sólidos.
académica para la Subregión. Ituango.
- Contaminación por presencia de
- Construcción y puesta en marcha - Autopistas de la
agroquímicos (cultivos no limpios) en las
de un centro de faenado en la Prosperidad.
áreas rurales de la Subregión.
zona.
- Inadecuado e insuficiente manejo de los
- Plan de fortalecimiento
recursos y atractivos turísticos.
institucional, basado en la
- Inexistencia de políticas que articulen la
coordinación de acciones de los
economía solidaria.
diferentes proyectos a desarrollar
- Deficiente promoción turística.
en la Subregión.
Desactualización de la información de la
- Plan de fortalecimiento cultural,
Subregión.
social y recreativo.

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2008

Como resultado del desarrollo del ejercicio de planeación subregional en 2007, al que
asistieron diferentes actores del territorio, surgió la siguiente visión de la subregión:

En el 2020 la Subregión del Norte de Antioquia, será un territorio construido


participativamente, con desarrollo social equitativo e integral, con gentes
educadas y educadoras, practicantes de valores, que convivan
armoniosamente entre sí y con la naturaleza, con una economía sostenible,
competitiva a nivel nacional e internacional, de acuerdo con sus
potencialidades, haciendo énfasis en agroindustria, turismo, recursos hídricos
y demás procesos de valor agregado (Gobernación de Antioquia, 2008).

Ca ra c te riza c ió n s u b re gio n a l

Dim e n s ió n S o c ial

Demografía. De acuerdo con los datos del DANE (2016), de los 261.411 pobladores de la
Subregión, el 47% habita en las cabeceras. La mayor parte de las personas pertenecen a
la población mestiza, aunque en algunos municipios se encuentran asentamientos de
comunidades negras e indígenas (Belmira, Santa Rosa de Osos, Ituango y San Pedro de
los Milagros), las cuales han sufrido un proceso de mestizaje, debido principalmente a la
falta de oportunidades económicas y a la falta de condiciones apropiadas de vida, lo que
las ha llevado a transformar sus hábitos y costumbres. Entre las comunidades indígenas
identificadas, sobresalen los Haidukama, comunidad de origen Embera-Chamí con
resguardo ubicado en Ituango, cerca de los límites con el departamento de Córdoba

112
POTA Departamento de Antioquia

(Gobernación de Antioquia, 2014; 2011).

En los municipios de Donmatías, Santa Rosa de Osos, Entrerríos y San Pedro de los
Milagros la tasa de crecimiento de la población es positiva, existe dinamismo económico y
niveles bajos de miseria y pobreza. Por el contrario, en San Andrés de Cuerquia, Toledo,
San José de la Montaña y Briceño se observa una tendencia decreciente, debido al bajo
dinamismo económico, los altos niveles de miseria y la baja cobertura de servicios públicos
en el área rural (Gobernación de Antioquia, 2011c; FAO, 2015).

Necesidades básicas insatisfechas (NBI). El Norte se encuentra entre las subregiones


con índices NBI más bajo. Entrerríos, Carolina del Príncipe, San Pedro de los Milagros y
Donmatías presentan menor valor. Para 2015 (Gobernación de Antioquia), el 37,5% de la
población de la subregión se encontrba en condiciones de pobreza y el 16,7%, en
condiciones de miseria. Esta situación era particularmente crítica en Ituango y
Campamento; en Ituango, el 65,2% de su población era pobre. El NBI de cada municipio
presenta valores que se encuentran por encima del promedio de Medellín. En general, la
población de la subregión se encuentra en condición vulnerable, lo que obliga a focalizar
los esfuerzos gubernamentales para revertir esta realidad (Gobernación de Antioquia, 2015;
FAO, 2015).

Educación. Para 2015, la subregión presentaba un índice de escolaridad de 93,9, con una
tasa de 75,3 en el área urbana y 113,1 en el área rural. El área de formación con los niveles
de escolaridad más altos es básica primaria (105,4). Le sigue secundaria, con un 97,7;
media (67,1) y preescolar (66,3) (Gobernación de Antioquia, 2015).

Los datos del Anuario Estadístico de Antioquia de 2014 (Gobernación de Antioquia)


señalaban para el Norte un total de 51.241 estudiantes matriculado (en preescolar, primaria
y secundaria), correspondiente al 4,8% del total del departamento. El 40,5% pertenecía a
la zona urbana. La mayor parte de la población estudiantil se concentraba en el nivel
educativo de básica primaria.

Para el 2015, la totalidad de establecimientos educativos que poseía la subregión (oficiales


y no oficiales) escendía a 154 (Tabla 1.30), la mayoría perteneciente al ente oficial.

Tabla 1.30 Cantidad de establecimientos educativos oficiales y no oficiales Subregión Norte

Oficial No oficial
Subregión / Total
Departamento Centro Institución Centro Institución general
Total Total
educativo educativa educativo educativa
Norte 48 55 103 25 26 51 154
Departamento 267 859 1.126 339 471 810 1.936

Fuente: Anuario Estadístico de Antioquia, 2015

En escolaridad de educación superior, la subregión se ubicaba, para 2015, en los primeros


lugares, con el 18,4, después del Valle de Aburrá (85,6) y Oriente (31,8) (Gobernación de

113
POTA Departamento de Antioquia

Antioquia, 2015). San Andrés de Cuerquia presentaba la tasa bruta de escolaridad más alta
en preescolar, primaria, secundaria y media (125,5) y Gómez Plata, la más baja (68,9).
Briceño se destaca en preescolar, con una tasa del 84,6.

De acuerdo con datos del Anuario Estadístico de Antioquia, en 2014 la tasa de


analfabetismo era alta para personas mayores de 15 años: 9,57%, mientras que la tasa del
departamento era de 5,40%.

Salud. La subregión se encontraba por debajo del promedio departamental en cobertura y


ocupa un lugar intermedio entre las otras subregiones en 2015. La cobertura era del 86,4%,
siendo los municipios con mayor cobertura, Ituango (104,7%) y San Andrés de Cuerquia
(96,1%). Los de menor cobertura eran Gómez Plata (59,2%) y Belmira (61,2%). La tasa de
afiliación al régimen contributivo de salud era del 30,6% (55,4% era la del departamento).
La tasa de afiliación al régimen subsidiado es de 55,8%. La población sisbenizada sumaba
144.591 habitantes (Gobernación de Antioquia, 2015).

Vivienda. Con base en la Encuesta de Calidad de Vida (2013), la subregión ocupaba el


tercer lugar del departamento en déficit cuantitativo de vivienda, con 1.975 unidades en
total, 427 en el área urbana y 1.548 en el área rural.

Servicios Públicos y Saneamiento básico. La mayor cobertura en servicios públicos


(energía eléctrica, acueducto, aseo, alcantarillado, teléfono e internet) se presenta en el
área urbana. Los datos se presentan con base en la información del Anuario Estadístico de
2014 (Gobernación de Antioquia, 2014a)

Agua potable. El 43,7% de las viviendas disponían de agua potable. El área urbana tenía
una tasa de 88,6% y el área rural, de 5,4%.

Acueducto. La cobertura de acueducto era del 72,61% en total (99,37% en el área urbana
y 50,70% en el área rural); para el departamento era de 92,8%. La zona con mayor
cobertura era la de Vertiente de los ríos Grande y Chico (77,06%); la de menor cobertura,
la Vertiente Chorros Blancos (64,26%).

Alcantarillado. La cobertura de alcantarillado alcanzaba 51,91% (para el departamento era


del 84,7%): 92,66% en el área urbana y 18,55 en el área rural. La zona con mayor cobertura
era la Vertiente de los ríos Grande y Chico (57,05%); la de menor es la Vertiente del río
Cauca (43,94%).

Energía eléctrica. El 98,70% de las viviendas poseía cobertura del servicio de energía
eléctrica, muy similar al departamento (98,95%). La tasa en la subregión para el área urbana
era del 99,68% y para el área rural de 97,90%. La zona Vertiente Río Grande y Chico
presentaba la mayor cobertura (99,35%), mientras que la zona Vertiente Río Cauca la
menor (97,91%).

Recolección de basuras. Solo el 67,63% de las viviendas cuenta con el servicio de


recolección de basuras (96,84% en el área urbana y 43,72% en el área rural). La zona con
mayor servicio es la Vertiente de los ríos Grande y Chico (72,03%); la de menor servicio es
la Vertiente del río Cauca (56,84%) (Gobernación de Antioquia, 2014a).

114
POTA Departamento de Antioquia

Comunicaciones. La cobertura residencial de internet es de 13,13%, con una tasa del


25,67% para el área urbana y un 2,87% para el área rural. La zona con mayor cobertura es
la Vertiente de los ríos Grande y Chico (35,70%); en las Vertientes del río Porce y del río
Cauca no hay servicio (Gobernación de Antioquia, 2014a).

Gas natural en red. La cobertura residencial de gas natural en red era de 23,75% (52,16%
para el área urbana y 0,48% para el área rural). La zona con mayor cobertura era Vertiente
Río Grande y Chico (18,13%) y la de menor es Vertiente Río Cauca (5,39%).

Infraestructura vial. Las dos principales vías que recorren el territorio son la Troncal de
Occidente y la vía Troncal del Magdalena Medio. La primera atraviesa la Subregión de sur
a norte, siendo la principal vía para el intercambio de bienes y servicios. De esta vía se
desprenden dos circuitos viales: el primero vincula los municipios de San José de la
Montaña, Toledo, Ituango y San Andrés de Cuerquia; el segundo, a San Pedro de los
Milagros, Belmira, Donmatías, Entrerríos y Santa Rosa de Osos. De la Troncal del
Magdalena Medio se desprende el circuito que une los municipios de Carolina del Príncipe,
Gómez Plata y Guadalupe. Otra vía importante es la de Los Llanos de Cuivá-Tarazá, que
cruza los municipios de Donmatías, Santa Rosa de Osos, Angostura, Yarumal y Valdivia.
Esta vía, que se encuentra dentro del proyecto Autopistas para la Prosperidad, articula la
subregión Norte con las subregiones de Bajo Cauca y Valle de Aburrá (Gobernación de
Antioquia, 2014b).

Intrarregionalmente, la subregión no presenta una infraestructura vial adecuada, lo cual


afecta su economía en el sector agropecuario. De los 644 kilómetros de vías secundarias
que constituyen su eje vial, solo 249 km se encuentran pavimentados (Gobernación de
Antioquia 2016-2019). Las vías terciarias de la Subregión representan el 12% de la red
terciaria del departamento, son de alta importancia para la dinamización de las economías
locales. Sin embargo, para aumentar la productividad local, es necesario articular los tres
niveles de circuitos viales, primarios, secundarios y terciarios (Gobernación de Antioquia,
2014b).

Dim e n s ió n e c o n ó m ic a

El Norte de Antioquia se caracteriza por ser una de las subregiones más desarrolladas
económicamente en el departamento, para lo cual la vía Troncal de Occidente ha jugado
un papel fundamental en la comunicación y conexión intermunicipal. La producción de leche
es la actividad de mayor importancia en la Subregión, aunque esta se ubica principalmente
en el Altiplano o Meseta de los Osos, donde también se dispone de una infraestructura
adecuada para la industria, el sector hidroeléctrico y el turismo. La estructura económica de
la Subregión Norte está compuesta principalmente por el sector agropecuario (21,7%), la
industria (15,1%), el comercio (12,8%), la minería (6,3%) y el sector transporte (11,2%).
Algunos municipios como Donmatías, San Pedro de los Milagros, Entrerríos y Santa Rosa
de Osos se han beneficiado de la proximidad y accesibilidad al Valle de Aburrá,
desarrollando una industrialización en el campo de la confección, bebidas y alimentos
(Gobernación de Antioquia, 2011c y Gobernación de Antioquia, 2016).

Usos potencial y actual del suelo de la tierra. Según la clasificación agrológica del suelo,
en la subregión existen desde pequeñas zonas con características de suelos clase III, en el
municipio de Toledo, hasta clase VIII en estribaciones del cerro de Paramillo (Figura 1.13).

115
POTA Departamento de Antioquia

El uso actual de la tierra presenta la siguiente distribución: forestal, 44,9% del territorio;
pecuario, 38,1%; agropecuario, 11,9%; agrícola, 2% (Figura 1.14).

Figura 1.13 Potencialidades de Uso de la Tierra en la Subregión Norte


0,1% 0,4%
0,5% 3,0%
13,6% 0,2%
0,3%
0,0%

55,2%

26,7%

Zonas urbanas Agricultura intensiva Cultivos limpios


Cultivos semilimpios Ríos dobles Lagunas
Islas Sistemas silvopastoriles Forestal protector productor
Conservación y protección

Fuente: IGAC, 2007

Figura 1.14 Uso Actual de la Tierra en la Subregión Norte

1,5%
0,0% 0,0% 0,1% 2,0%
11,9%
38,1%

0,0%
44,9%
1,4%

Centros Poblados Servicios Ecosistemicos Uso Agrícola


Uso Agropecuario Uso Forestal (Bosques) Uso Forestal (Plantaciones)
Uso Minero Uso Pecuario Uso Recreativo
Zona Comercial

Fuente: IGAC, 2007

Si se compara la vocación (Figura 1.13) y el uso actual de la tierra (Figura 1.14) se hace
evidente la tensión existente entre los distintos tipos de producción y las aptitudes y
potencialidades de sus territorios. Entre las principales causas del uso inadecuado de la
tierra en la subregión se suelen citar (Gobernación de Antioquia, 2011c):

116
POTA Departamento de Antioquia

− Prácticas agropecuarias con demanda de insumos contaminantes como la porquinaza,


laboreo intensivo del suelo, uso de maquinaria agrícola para preparación de suelos en
laderas, quemas, y establecimiento de cultivos en suelos de altas pendientes y en zonas
de protección y sobrepastoreo.
− Apertura de vías sin verificación de estudios de impacto ambiental.
− Expansión urbana, con demanda de servicios como acueducto, alcantarillado energía y
disposición de desechos sólidos.
− Minería artesanal intensiva, sobre todo en los confluentes de ríos y quebradas.
− Procesos geomorfodinámicos, que unidos a las altas precipitaciones e inadecuados
usos del suelo, agravan el problema erosivo.
− Procesos de deforestación, quemas, y en general, prácticas agropecuarias intensivas,
que por lo quebrado de la topografía aceleran los procesos de erosión.

Uso Pecuario. Pese a la diversidad de la base económica, solo la producción lechera


establece encadenamientos que dinamizan otras actividades pecuarias y a la agroindustria.
En general, el 90% de los productores campesinos son pequeños y medianos propietarios,
con pastizales en Kikuyo dedicados a la ganadería de leche. Se efectúa un mejoramiento
de pastos mediante el desarrollo de asociaciones cerdo - pasto - lechería y papa - pasto –
lechería.

La actividad porcícola atiende más de la mitad de la demanda de carne de cerdo en la


ciudad de Medellín, destacándose el municipio de Donmatías (Universidad de Antioquia,
2013).

Minería. Se explota talco y asbesto en los municipios de Yarumal y Campamento,


respectivamente.

Producción hidroeléctrica. La subregión del Norte es rica en corrientes de agua. Debido


a esta riqueza hídrica, cuenta en la actualidad con varios embalses para la producción de
hidroelectricidad, proyectos llevados a cabo por Empresas Públicas de Medellín. Se cuenta
con grandes potencialidades en cuanto al uso y aprovechamiento de espacios recreativos
y calidades paisajísticas, lo que es digno de ser promocionado para el disfrute local y
turístico. Los embalses, sus zonas protectoras y los anillos viales facilitan el turismo
(Gobernación de Antioquia, 2011c).

Forestal. La subregión Norte representa uno de los ejes forestales más representativos
del departamento y cuenta con la mayoría de la infraestructura relacionada con el sector.
Por otro lado, la explotación del bosque natural se da en Valdivia, Briceño, Ituango y
Yarumal.

Industria. El desarrollo industrial está configurado alrededor de fábricas de lácteos y carnes


en Donmatías y Entrerríos. Entre los sectores más representativos de la industria
manufacturera en la subregión está la fabricación de prendas de vestir, los artículos de
madera, los productos metálicos y los alimentos y bebidas (particularmente productos
lácteos). Para este último, su importancia radica en la comercialización de los insumos y
productos finales de la actividad agropecuaria, especialmente la lechera (Gobernación de
Antioquia, 2011c).

117
POTA Departamento de Antioquia

Comercialización y centros de acopio.

Plazas de mercado. De los 17 municipios que conforman la subregión, el 18% dispone de


plazas de mercado. En los tres municipios que cuentan con esta infraestructura, la
ubicación es adecuada, aunque presentan deficiencias en sus instalaciones y en la
utilización de sus locales para la comercialización de alimentos. Sobresale el municipio de
Campamento, el cual realizó recientemente una remodelación de su plaza por lo que presta
sus servicios adecuadamente. En los municipios de Santa Rosa de Osos y Yarumal las
condiciones generales de las plazas de mercado son regulares en lo que respecta a pisos,
paredes y servicios sanitarios (FAO, 2015).

Centros de acopio. Es prácticamente inexistente la infraestructura para el almacenamiento


de productos agrícolas en los municipios de la subregión. Solo en donde la producción
lechera se ha vuelto predominante (San Pedro de los Milagros, Yarumal y Entrerríos) se
cuenta con alguna infraestructura para el almacenamiento de la leche. Parte de esta
infraestructura pertenece a los productores privados o a las grandes transformadoras
industriales, solo un pequeño porcentaje es constituido por comunitarios que prestan
servicios a pequeños productores de carácter familiar, que venden sus productos
principalmente a las pequeñas agroindustrias (FAO, 2015).

Producción y empleo generado. En la Tabla 1.31, la Tabla 1.32, la Tabla 1.33 y la Tabla
1.34 se presenta, el comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes
en producción y el empleo para los años 2005 y 2015 para cada uno de los municipios y
zonas que conforman la Subregión Norte.

Tabla 1.31 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo por


municipio en la Zona de la Vertiente de los ríos Grande y Chico para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Belmira 160,0 580,0 750,0 900,0 605,0 627,0 626,0 480,0
Donmatías 704,0 639,0 582,0 720,0 756,0 829,0 1.014,4 650,0
Entrerrios 850,0 1.100,0 890,0 823,0 1.545,0 1.545,0 1.545,0 1.230,0
Santa Rosa de Osos 4.320,0 3.264,9 3.665,0 3.121,6 68.668,0 7.4303,9 2.401,4 1.984,1
San Pedro de los
743,0 576,0 663,0 679,0 631,0 583,0 575,0 1.991,5
Milagros
San José de la Montaña 12,0 10,0 200,0 6,8
Total 6.777,0 6.171,9 6.550,0 6.253,6 72.205,0 78.087,9 6.161,8 6.342,4
% Variación -8,9 -4,5 8,1 2,9

Fuente: Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

118
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.32 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo por


municipio en la Zona Vertiente del río Porce para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Carolina del Príncipe 66,8 64,4 58,3 54,4 116,5 619,9 37,7 37,2
Gómez plata 1.310,0 1.697,8 1.212,9 1.651,8 3.262,0 2.899,1 743,9 784,1
Guadalupe 909,0 1.178,3 879,0 1.045,3 1.804,7 2.828,2 652,2 705,3
Total 2.285,8 2.940,5 2.150,2 2.751,5 5.183,2 6.347,2 1.433,8 1.526,6
% Variación 28,6 28,0 22,5 6,5

Fuente: Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Tabla 1.33 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo por


municipio en la Zona de la Vertiente del río Cauca para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
(ha) producción (ha) producción (t)
Municipio
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015

Ituango 5.315,0 5.776,1 5.313,0 5.572,8 8.935,5 15.803,5 2.958,7 3.128,2


San Andrés de Cuerquia 1.671,0 2.053,6 1.617,0 1.876,6 3.093,2 3.870,7 883,5 1.023,3
Toledo 1.794,2 1.357,0 1.392,1 1.057,0 4.446,9 2.075,8 795,5 576,2
Total 8.780,2 9.186,7 8.322,1 8.506,4 16.475,6 21.750,0 4.637,7 4.727,8
% Variación 4,6 2,2 32,0 1,9

Fuente: Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Tabla 1.34 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo por


municipio en la Zona de la Vertiente Chorros Blancos para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Angostura 2.796,0 2.811,0 2.836,0 2.836,0 2.924,0 3.161,0 3.188,8 3.291,0
Campamento 4.017,4 4.424,1 3.831,0 4.129,1 13.093,2 15.111,2 3.675,2 4.004,7
Yarumal 1.589,5 1.292,0 1.466,5 1.435,0 1.298,0 1.766,5 1.745,8 1.584,2
Briceño 835,0 1.839,6 805,0 1.539,6 1.034,8 2.656,6 492,5 915,1
Valdivia 650,0 1.422,0 958,5 3.886,6 4.238,2 185,0 407,8
Total 9.887,9 11.788,7 8.938,5 10.898,2 22.236,6 26.933,6 9.287,2 10.202,8
% Variación 19,2 21,9 21,1 9,9

Fuente: Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

119
POTA Departamento de Antioquia

En las zonas de las vertientes del río Porce, río Cauca y Chorros Blancos se obtuvo siempre
porcentajes de variación con signo positivo para todas las variables, indicando un aumento
en las áreas sembradas, áreas en producción, volúmenes en producción y empleo. El
mayor aumento en las áreas sembradas y áreas en producción se presentó en la zona
Vertiente del río Porce (28,6 y 28,0% respectivamente); el mayor aumento para el volumen
en producción se dio en la zona Vertiente del río Cauca (32,0%); para empleo, el mayor
aumento se presentó en la zona Vertiente Chorros Blancos (9,9%).

Empleo. En general, la tasa de desempleo se ubica por debajo de la departamental. Los


municipios de las zonas Vertiente Chorros Blancos y Vertiente río Porce registran, altas
tasas de desempleo (Gobernación de Antioquia, 2011c).

Dim e n s ió n a m bie n tal

La subregión se localiza en la parte más septentrional del departamento. Conformada por


las vertientes de los ríos Cauca y Porce y por el altiplano o meseta de los Osos, presenta
en su mayor parte clima frío, con temperaturas medias que oscilan entre 13 y 16 °C y una
humedad relativa de 79% (Universidad de Antioquia, 2013).

Como accidentes geográficos importantes se destacan el nudo de Paramillo y el páramo de


Belmira, dos centros de gran riqueza en biodiversidad e importantes nacimientos de agua.
El nudo de Paramillo se localiza en jurisdicción de los departamentos de Córdoba y
Antioquia. El páramo de Belmira está ubicado dentro del sistema paramuno y del bosque
alto andino; es un centro generador de riqueza hídrica y de biodiversidad, pues suministra
agua potable a más de 2 millones de personas. Ocupa parte de los municipios de Belmira,
San José de la Montaña, Entrerríos, San Pedro de los Milagros y San Andrés de Cuerquia,
así como pequeñas áreas en las partes altas de los municipios de Sabanalarga, Liborina,
Olaya, San Jerónimo y Sopetrán, hacia el costado occidental (Gobernación de Antioquia,
2011c).

Hay robledales en los municipios de Belmira, Entrerríos, San José de la Montaña, Santa
Rosa de Osos y Yarumal. Representan zonas naturales de importancia. También existen
fragmentos de bosque pluvial en los municipios de Briceño y Yarumal. En los municipios de
Santa Rosa de Osos, San Pedro de los Milagros, Donmatías, Angostura, Carolina del
Príncipe y Entrerríos hay plantaciones comerciales de pino pátula, eucalipto y ciprés
(Gobernación de Antioquia, 2011c).

La subregión presenta una gran riqueza hídrica. Los principales ríos que circulan por su
territorio y que contribuyen a la regulación de los ecosistemas y al sostenimiento de la
producción agrícola son: Cauca, Nechi, Grande, Chico, Guadalupe, San Andrés, Valdivia,
Espíritu Santo, Ituango, Pescador, Dolores, Tenche, San Pablo, San José, El Cañal, Santa
Gertrudis. Además de un gran número de quebradas (Universidad de Antioquia, 2013).

Dim e n s ió n p o lític o - ins tituc io n al

Administración y planificación. La subregión Norte se dividió en cuatro zonas de


planificación según las relaciones de los municipios en cuanto a propósitos y características
comunes, entre ellas los aspectos físico-espaciales y socioeconómicos. Sin embargo, cada
uno de los municipios se administra de manera independiente. Los alcaldes actúan con

120
POTA Departamento de Antioquia

pocas herramientas para responder por su misión, y al mismo tiempo son objeto de
presiones de algunos grupos de poder, los cuales no llevan a tomar decisiones de beneficio
colectivo. Los procesos de planificación municipal, zonal y Subregional se desarrollan con
el apoyo del Sistema Departamental de Planificación (SDP). A nivel municipal, en la
subregión los procesos de planificación han sido muy débiles en la mayoría de los
municipios.

Entre las iniciativas y alianzas a nivel departamental se reportan los proyectos MANA,
Antioquia Compite Fortalecimiento Empresarial, Nodos Empresariales, Alianza de Antioquia
por la Equidad. Para 2011, existían, además, planes y propuestas dentro de la subregión:
Plan Pastoral Diócesis de Santa Rosa de Osos, el Plan de Gestión Ambiental Regional –
PGAR 2007-2019, el Plan de competitividad para Medellín y Antioquia, y el Estudio de
Desarrollo Regional – Capítulo Norte (Gobernación de Antioquia, 2011c).

Índice de Desempeño Fiscal. El Índice de Desempeño Fiscal para la subregión Norte fue
en 2016 en promedio de 69,85%, siendo mayor en los municipios de Briceño (82,68%) y
San Pedro (75,64%). Los menores índices los presentaron los municipios de Campamento
(57,02%) y Toledo (59,13%) (Departamento Nacional de Planeación, 2016).

Organización y participación social. La subregión no ha tenido organizaciones sociales


fuertes, debido a la falta de información y propuestas poco atractivas para los pobladores y
los agentes externos. A pesar de que existen instancias de participación ciudadana
constituidas como Asambleas Municipales Constituyentes, estas son muy primitivas, y a
pesar de estar organizadas no presentan una buena participación. Por otro lado, existen
asociaciones, grupos y cooperativas muy particulares en lo comercial y lo laboral. No se
reportaron en la Subregión Norte precooperativas ni asociaciones de hecho. En los
municipios de Angostura, Valdivia, Yarumal y Campamento están las organizaciones más
fuertes. En Angostura las Juntas de Acción Comunal han desempeñado un rol importante
en la dimensión social y política. En casi todos los municipios existen organizaciones de
mujeres que trabajan como cultivadoras, aseadoras o recicladores (Gobernación de
Antioquia, 2011c).

Para el 2011 los municipios del Norte se agrupaban bajo tres asociaciones: la Asociación
de Municipios de la Meseta Norte de Antioquia, AMENA; la Asociación de Municipios
Alejados del Norte de Antioquia, MALENA; y la Asociación de Municipios Antioqueños del
Norte Medio, AMANM (Gobernación de Antioquia, 2011c). En la actualidad, ninguna de
estas asociaciones funciona. Para el 2010, de acuerdo con informe de la Contraloría Gneral
de la Nación existía AMUNORTE (asociación de municipios del norte antioqueño), formado
por Toledo, San José de la Montaña, San Andrés de Cuerquia, Ituango y Campamento.

En estudio realizado por la FAO (2015) se estudiaron las Organizaciones de Agricultura


Familiar (OAF) definidas por tipos, de acuerdo con las características de las distintas formas
de organización: asociación (22,71%), cooperativa (1,45%) y otras (0,48%).

El 83,31% de las Juntas de Acción Comunal (JAC) reportan tener más de 15 años de
existencia, puesto que son organizaciones de carácter político-administrativo que
involucran una unidad territorial: la vereda (Tabla 1.35).

121
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.35 Tipo y antigüedad de JAC y OAF de la Subregión Norte

Total Antigüedad (años)


OAF y JAC
organizaciones/tipo <5 5 - 15 > 15
Cooperativa 3 0 2 1
Asociación 47 22 20 5
JAC 156 4 20 130
De hecho 0 0 0 0
Precooperativa 0 0 0 0
Otra 1 0 1 0
Total 207 26 43 136

Fuente: FAO, 2015

Megaproyectos.

Proyecto Hidroeléctrico Ituango. Es uno de los megaproyectos que está en marcha, el


cual ha sido catalogado como el más ambicioso y de generación de energía que se tenga
conocimiento en el país. El Proyecto Hidroeléctrico Ituango se localiza sobre el río Cauca,
en el llamado “Cañón del Cauca”, tramo en el cual este río, que nace en el sur del país,
corre a través de profundos cañones y desciende unos 800 m. Ocupa predios de los
municipios de Ituango y Briceño, en donde se localizan las obras principales, y de Santa Fe
de Antioquia, Buriticá, Peque, Liborina, Sabanalarga, Toledo, Olaya, San Andrés de
Cuerquia, Valdivia y Yarumal, que aportan predios para las diferentes obras del proyecto.
El Proyecto está conformado por una presa de 225 m de altura y 20 millones de m3 de
volumen, y una central subterránea de 2.400 MW de capacidad instalada y 13.930 GWh de
energía media anual. Con éste, no solo se podrá exportar energía, sino que también se le
abrirán las puertas a otros sectores importantes para el desarrollo como es el turismo
(Hidroituango, 2016).

Autopistas de la Prosperidad. Las Autopistas de la Prosperidad es otro megaproyecto de


infraestructura actual, que va a impactar considerablemente el desarrollo territorial de la
Subregión, especialmente en los centros urbanos localizados sobre las vías principales.

Ba s e s p a ra u n a p la n e ac ió n p ro d u ctiva

Un análisis de los resultados obtenidos en la caracterización subregional, las respuestas al


cuestionario y los resultados del taller permiten hacer las siguientes consideraciones para
cada una de las cuatro zonas que componen la Subregión.

Zo n a Ve rtie n te d e l río Ca u c a

Los sistemas de producción con mayor importancia para esta zona son: café, cacao,
hortalizas, caña, aguacate, fríjol, frutales, porcicultura, ganadería de carne, ganadería de
doble propósito y ganadería de leche. Entre los programas y proyectos del orden nacional
que se adelantan en la zona está el mejoramiento de vías terciarias, el sistema de gestión
y conexión de la cadena del plátano, el establecimiento de cultivos hortícolas y plantas
aromáticas, el establecimiento de cultivos frutales según el uso potencial del suelo. Existe

122
POTA Departamento de Antioquia

también un convenio con la Federación de Cafeteros para el apoyo en el establecimiento y


renovación de cafetales. Actualmente están en la búsqueda de apoyo para conformar las
redes de comercialización de productos agropecuarios. Entre los programas y proyectos
del orden departamental, se adelantan proyectos para la adecuación de la planta de
beneficio de porcinos y bovinos, para la implantación de cacao bajo sistemas
agroforestales, para la elaboración del EOT, para la sustitución de cultivos ilícitos y para el
sostenimiento y mejoramiento de la calidad post-cosecha de cacao. Existen algunos
programas y proyectos de cooperación internacional relacionados con el desarrollo
agropecuario y rural, a través de Colombia Responde y USAID.

En la zona se presentan algunos convenios para adelantar programas de formalización de


la propiedad y restitución de tierras, con la superintendencia de notariado y registro y con
CONESTUDIO. Los destinos más importantes de la producción agropecuaria en la zona,
son el mercado interno y regional. El ganado de carne se transporta a la Feria de Ganado
en Medellín. A nivel nacional se comercializa el café. Y algunas frutas se comercializan en
la mayorista. La zona mantiene mayor contacto comercial y de servicios con San José de
la Montaña, San Andrés de Cuerquia, Yarumal, Santa Rosa de Osos y Medellín. En la zona
se prestan los servicios de asistencia técnica a través de las UMATA y la Secretaría de
Desarrollo Rural y Ambiental. Se reportan alrededor de 30 organizaciones rurales y
campesinas. Algunos municipios reportan tener necesidades de distritos de riego, aunque
en la actualidad existen convenios con la empresa CONESTUDIO para tratar el problema.
Como figura de ordenamiento territorial, en el municipio de Ituango hay resguardos
indígenas.

La estructura ecológica principal de la zona está conformada, entre otros, por el río Ituango
y sus afluentes, el río San Andrés y la cuenca La Chorrera. Se encuentra en la zona el nudo
de Paramillo, el DMI Páramo Santa Inés y Embalse.

Hacen presencia en la zona el Banco Agrario, Cofinep y las cooperativas de cafeteros.


También hacen presencia algunas empresas porcícolas y de confección. Además, Soya,
UNE, EDATEL, CATC, Colanta, El Pino y AASSA. El proyecto Hidro Ituango pertenece
también a la zona. La estructura socio territorial está conformada por diferentes
asociaciones comunales y organizaciones e instituciones públicas y privadas.

Zo n a Ve rtie n te d e lo s río s Gra n d e y Ch ic o

Los sistemas de producción con mayor importancia para esta zona son: papa, tomate de
árbol, caña, café, fríjol, maíz, hortalizas, aguacate hass, pino patula, piscicultura,
porcicultura y ganadería de leche. Son pocos los programas y proyectos del orden nacional,
departamental e internacional que se adelantan en la zona. Solo se reporta un proyecto con
cultivos agroecológicos por medio del Ministerio de Agricultura. Tampoco existen convenios
para adelantar programas de formalización de la propiedad y restitución de tierras. Los
centros urbanos con los que mayor contacto comercial y de servicios tiene la zona son San
Pedro de los Milagros, Barranquilla y Medellín con su Área Metropolitana. A Barranquilla se
comercializa tomate de árbol y otras frutas.

El servicio de asistencia técnica es prestado por las UMATA y en menor medida por casas
comerciales como Colanta, Contegral y laboratorios farmacéuticos veterinarios y de
agroquímicos. Se reportan para la zona alrededor de 16 organizaciones rurales y

123
POTA Departamento de Antioquia

campesinas. Varios municipios manifiestan no tener necesidad de adecuación de tierras


(distritos de riego), pese a que algunas veredas requieren agua, principalmente en zonas
de ganadería, debido a la alta demanda de agua que presenta esta actividad. En la zona
existen algunas figuras de ordenamiento territorial como comunidades afrodescendientes.

La estructura ecológica principal de la zona está conformada por la cuenca de los ríos Chico
y Grande, la cuenca del río Guadalupe, el sistema local de áreas protegidas (SILAP), los
DMI Páramo de Santa Inés y el POMCA de los ríos Grande y Chico. En su estructura
funcional y de servicios, se puede mencionar la Troncal de la Costa, las Unidades
Deportivas (CER), las represas y algunas empresas e instituciones. Finalmente, la
estructura socio territorial está conformada por afrodecendientes, la titulación Porce Landa,
la Red Eagle Ming, el SENA, el ICA, EPM, Cuenca Verde, Interactuar y algunas
asociaciones.

Zo n a Ve rtie n te d e l río P o rc e

Los sistemas de producción con mayor importancia para esta zona son: legumbres, fríjol,
ganadería de leche, ganadería doble propósito y piscicultura.

La estructura ecológica principal de la zona está conformada por el sistema local de Áreas
Protegidas y los ríos y cuencas principales (entre ellos el río Guadalupe). En su estructura
funcional y de servicios se cuenta con infraestructura en educación (escuelas en buen
estado, con transporte y profesores), en salud (hospital urbano comunitario), en
saneamiento básico (acueductos veredales) y se presenta asistencia técnica. En la zona
hay viveros municipales y plantas de sacrificio. En general, las vías veredales se encuentran
en regular estado, y no hay un plan de manejo de residuos sólidos en área rural.

La estructura socio territorial advierte problemas de desempleo (poca mano de obra),


regular legalidad de predios, muchos propietarios con predios pequeños, y deficiente
participación de comunidades en espacios de concertación.

Zo n a Ve rtie n te Ch o rro s Bla n c o s

Los sistemas de producción con mayor importancia para esta zona son: café, caña, cacao,
aguacate, plátano, doble propósito y ganadería de leche. En la zona se adelantan algunos
programas y proyectos en el orden nacional, con el Ministerio de Agricultura. Estos se
enfocan en el mejoramiento de la vivienda rural, el fortalecimiento de los sistemas
productivos de caña panelera, el fortalecimiento del centro de acopio como desarrollo
empresarial y para la implantación de cacao como alternativa de generación de empleo. Se
ejecutan otros proyectos con el Comité Departamental de Cafeteros (renovación y
sostenimiento de cafetales). Igualmente se presentan algunos programas y proyectos del
orden departamental, enfocados en la diversificación de la caficultura, el mejoramiento de
la producción, calidad y comercialización de leche cruda, el establecimiento del cultivo de
aguacate y plátano como alternativa de dinamización de la economía y la implementación
de sistemas de rotación de potreros para la ganadería de carne y leche. Solo en el municipio
de Briceño se documenta la cooperación internacional con grupos de mujeres rurales, en
un proyecto para fomentar el desarrollo de la apicultura a través de la producción de miel.
En la zona, con Naciones Unidas, se presentan algunos convenios para adelantar
programas de formalización de la propiedad y restitución de tierras.

124
POTA Departamento de Antioquia

Los centros urbanos con mejores relaciones comerciales y de servicios son Medellín, Santa
Rosa de Osos, Yarumal. Ocasionalmente se exporta a España, USA y Chile. Los servicios
de asistencia técnica se prestan mediante las UMATA. Se reportaron alrededor de 38
organizaciones rurales y campesinas. En la zona se necesita prioritariamente distritos de
riego para la producción cafetera, caña y sistemas de producción de leche.

La estructura ecológica principal de la zona está conformada, entre otros, por la cuenca del
río Nechí y las cuencas de las quebradas Rosarito, San Julián, San José, La Chiquita, El
Pito, El Oso y Espíritu Santo. También se encuentran los cerros Morro Azul y Chimborazo.
Entre los bosques más importantes está el de Chimborazo, el Morro, el Pelo y La Nevada.

En su estructura funcional y de servicios, la zona posee infraestructura, aunque con baja


cobertura, para: educación, agua potable, alcantarillado y residuos. En general, falta
mejorar el saneamiento básico rural. La infraestructura vial se encuentra también en mal
estado. Por el contrario, se tiene buena cobertura en energía eléctrica. En la zona hay
presencia de diferentes asociaciones agropecuarias, aunque estas son poco funcionales y
poco capacitadas. Hay buena cobertura a nivel urbano y rural en educación, incluso la
Universidad de Antioquia hace presencia en la región. Se reporta poca mano de obra. La
tenencia de la tierra se conforma a partir de minifundios, con casos de informalidad de la
tierra, aunque se reporta la existencia de un programa para organizar los predios. Se
presenta un uso inadecuado del suelo.

En conclusión, cada una de las zonas que conforman la Subregión Norte presenta
particularidades en cuanto a cada uno de los aspectos analizados. No obstante, se puede
afirmar que la zona Vertiente de los ríos Grande y Chico presenta la mayor actividad
económica (principalmente ganadería de leche), con los mejores índices de calidad de vida
y saneamiento básico (seguida por la zona Vertiente del río Porce). Santa Rosa de Osos y
Yarumal funcionan como las centralidades de la Subregión. Los productos existentes y los
priorizados por los planes de desarrollo municipales son compartidos por la mayoría de los
municipios que conforman la subregión.

La subregión presenta aptitudes principalmente forestales y de conservación de


ecosistemas. Sin embargo, hay sobreutilización de usos agropecuarios, con las
consecuentes pérdidas de productividad de los suelos debido a la erosión. La potencialidad
de la subregión en aspectos pecuarios, en particular el piscícola, está subutilizada. Existe
en la Subregión cierta limitación para la ampliación de la frontera agrícola, asociada a la
configuración actual e histórica del territorio, con una estructura productiva basada en la
producción de pastos.

Finalmente, en la zona faltan recursos económicos pára la financiación de proyectos, se


necesita una mayor asistencia técnica y mejorar la asociatividad.

125
POTA Departamento de Antioquia

Subregión Occidente

As p e c to s Ge n e rale s

La Subregión del Occidente está conformada por 19 municipios agrupados en dos zonas:
la del Cauca Medio y la cuenca del río Sucio (Figura 1.15). Localizada entre la Cordillera
Central y Occidental, entre el suroeste del valle de Aburrá, al sur, y el nudo de Paramillo y
la subregión de Urabá, al norte, cuenta con todos los pisos térmicos y dos parques
nacionales (Orquídeas y Paramillo). El río Cauca es eje de la red hídrica y la carretera
Medellín-Turbo, vía al mar, el eje del sistema de comunicaciones, con una extensión de
7.294 km², representando el 11,6% del departamento.

La Zona Cuenca del río Sucio está compuesta por seis municipios: Dabeiba, Frontino,
Uramita, Peque, Cañasgordas y Abriaquí. Estos municipios cuentan con todos los pisos
térmicos, excepto Frontino, que no tiene clima frío ni páramo, y Uramita, que no tiene
páramo. Sus actividades económicas están compuestas por el sector agropecuario y
minero, además del turismo (Universidad de Antioquia, 2013).

La Zona Cauca Medio está compuesta por trece municipios: Sabanalarga, Liborina, San
Jerónimo, Caicedo, Olaya, Sopetran, Santa Fe de Antioquia, Anzá, Ebéjico, Heliconia,
Armenia, Buriticá y Giraldo. Con un área rural del 96,08% presenta actividades económicas
en el sector agropecuario y minero y se fortalece el turismo. Casi todos sus municipios
cuentan con todos los pisos térmicos; San Jerónimo, Caicedo, Olaya, Santa Fe de Antioquia
no tienen páramo (Universidad de Antioquia, 2013).

El Occidente se ha caracterizado por el desarrollo de la producción agropecuaria,


especialmente agrícola, destacándose los cultivos de frutas, ganadería, reforestación y la
minería de oro y plata. Dentro de los cultivos agrícolas de importancia para la subregión
está el café, fríjol, cacao, plátano, hortalizas, caña y frutas (FAO, 2015). Es la subregión
con mayor porcentaje de población indígena (2%), perteneciente a la etnia Embera-Eyabida
que se localiza en las zonas bajas y cálidas de los municipios de Dabeiba y Frontino. Se
reconocen como grupos étnicos 4.920 indígenas, 27 ROM, 7 raizales y 11.605
afrodescendientes. La población indígena se encuentra agrupada en 26 comunidades y
distribuidas en tres municipios: Dabeiba, Frontino y Uramita, la mayoría de esta población
pertenece a los Embera Katio (Universidad de Antioquia, 2013).

A pesar de contar con una oferta ambiental muy amplia, que cuenta con todos los pisos
térmicos, y contar con infraestructura y equipamientos para atraer los turistas, se precisa
trabajar en los frentes de la calidad y la atención a los visitantes. La Hidroeléctrica Ituango,
la Autopista para la Prosperidad hacia Urabá (incluyendo el Túnel del Toyo), son grandes
proyectos de infraestructura que van a impactar considerablemente el desarrollo territorial
de la Subregión, especialmente los centros urbanos localizados sobre la troncal principal.

En la Tabla 1.36 se presenta un resumen de las generalidades de la subregión.

126
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.15 Subregión Occidente

127
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.36 Generalidades de la Subregión Occidente

Extensión pisos térmicos


(km²) Distancia
Corregi- Vere- Extensión % Área % Área
Municipio Medellín
mientos das (km²) urbana rural Pára-
Cálido Medio Frío (km)
mo
Cuenca del río Sucio
Dabeiba 3 79 1.883 0,07 99,93 1.017 518 281 67 206
Frontino 8 43 1.263 0,30 99,70 625 478 155
Uramita 0 41 236 0,08 99,92 60 167 9 0 172
Peque 1 51 392 0,20 99,80 77 94 115 106 239
Cañasgordas 1 61 391 0,26 99,74 52 204 110 25 144
Abriaqui 1 14 290 0,03 99,97 0 109 150 31 202
Total Zona 14 289 4.455 1.831 1.570 665 229
Cauca Medio
Sabana Larga 1 21 265 0,26 99,74 94 153 18 0 144
Liborina 4 29 217 0,55 99,45 36 114 67 0 108
San Jerónimo 0 28 155 0,45 99,55 35 82 35 3 67
Caicedo 1 18 221 0,09 99,91 0 67 147 7 128
Olaya 2 10 90 0,22 99,78 28 25 35 2 100
Sopetrán 7 8 223 0,22 99,78 99 66 58 0 79
Santa Fe de
5 37 493 0,43 99,57 168 223 101 1 88
Antioquia
Anzá 1 17 253 0,12 99,88 38 113 102 0 117
Ebéjico 3 38 235 0,38 99,62 79 139 17 0 62
Heliconia 2 25 117 0,43 99,57 8 82 27 0 43
Armenia 1 9 110 0,64 99,36 51 59 0 0 50
Buriticá 2 36 364 0,03 99,97 84 139 135 6 118
Giraldo 1 13 96 0,10 99,90 0 47 49 0 127
Total Zona 30 289 2.839 720 1.309 791 19
Totales 44 578 7.294 2.551 2.879 1.456 248

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2011

Entre 1999 y 2003, y 2010, la subregión realizó varios encuentros con sus dos zonas: Cauca
Medio y Cuenca del río Sucio, acompañados por entidades estatales y privadas. De esos
encuentros surgió una visión de las principales problemáticas y proyectos para la subregión.
Así mismo surge una visión de planificación a futuro.

En la Tabla 1.37 se presentan las problemáticas y mega proyectos dinamizadores para la


subregión (Gobernación de Antioquia, 2008).

128
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.37 Problemáticas y proyectos dinamizadores Subregión Occidente

Problemática zonal Proyectos dinamizadores

- Altos índices de inequidad, lo que genera bajo desarrollo humano


- Construcción Proyectos Viales:
y precarias condiciones de vida de la población.
Doble calzada Santa Fe de Antioquia
- Carencia de políticas institucionales, gubernamentales y
– Turbo. Túnel del Toyo Santa Fe de
gremiales que generen condiciones para el desarrollo económico,
Antioquia – Cañasgordas.
industrial y empresarial en la Subregión.
- Hidroeléctrica Pescadero – Ituango.
- Alta concentración de la tierra, lo que limita las posibilidades de
- Proyectos agroindustriales: frutas,
desarrollo agroindustrial y pecuario.
hortalizas y verduras con destino a
- Debilidad en las políticas educativas particularmente las
mercados nacionales e
pertinentes a la Subregión, impidiendo su desarrollo.
internacionales.
- Desarrollo urbano desordenado y que no acoge las normas
- Desarrollo de empresas de
consignadas en los Planes Básicos de Ordenamiento Territorial-
orfebrería, textiles y manufacturas.
PBOT- y Esquemas de Ordenamiento Territorial-EOT-.
- Proyectos de turismo y ecoturismo
- Desarrollo de megaproyectos con débil concertación con la
aprovechando las potencialidades
institucionalidad y las comunidades de la Subregión.
ambientales y el patrimonio histórico
- Actividad turística no planificada y subutilizada por carencia de
de la Subregión.
políticas claras del sector.

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2008.

La visión de la subregión se formuló de la siguiente forma:

El Occidente antioqueño en el año 2020 será un territorio articulado, unido,


solidario, en los sectores agropecuarios, ecológicos, y turísticos; con una
población empoderada, no violenta ética, equitativa, educada y respetuosa
de la diversidad, que promueva el desarrollo humano integral y sostenible,
como medio para alcanzar la paz y el bienestar de sus habitantes
(Gobernación de Antioquia, 2008).

Ca ra c te riza c ió n s u b re gio n a l

Dim e n s ió n S o c ial

Demografía. Occidente es una subregión básicamente rural; municipios como Peque,


Anzá, Buriticá y Ebéjico contaban en 2013 con una población rural que superaba el 82%
del total de la población. Armenia, Heliconia, San Jerónimo, Abriaquí y Sopetrán guardaban
una proporción de habitantes urbanos y rurales en un 50%. Dabeiba y Santa Fe de
Antioquia eran los municipios que más habitantes presentaban (Universidad de Antioquia,
2013).

Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). Para 2015 se estimaba que la población de la


subregión tenía un índice de 49,95% de NBI, ocupando el tercer lugar entre las subregiones
con mayores índices. Municipios como Peque (74,51%), Buriticá (70,30%) y Dabeiba
(66,49%) presentaban los índices más altos de pobreza; otros, como Abriaquí (28,54%),
Sopetrán (33,55%) y Heliconia (34,27%) estaban por debajo del índice subregional, pero
no del Departamento (22,96%). En términos generales, el 24,24% de la población se
encontraba en condiciones de miseria; situación particularmente crítica en Peque, donde el

129
POTA Departamento de Antioquia

49,42 de su población estaba en la msieria (Gobernación de Antioquia, 2015).

Educación. El 99,51% de la población en edad de estudiar estaba cubierto en 2015. La


tasa de deserción se calculaba en 1,46%, baja si se compara con las demás subregiones
(Gobernación de Antioquia, 2015). Los datos del Anuario Estadístico de Antioquia del 2015
(Gobernación de Antioquia) señalaba un total de 30.722 estudiantes para preescolar,
primaria y secundaria, correspondientes al 3,5% de total del departamento. Del total de
estudiantes a nievl subregional, 66,3% pertenece a la zona urbana. La mayor parte de la
población estudiantil se concentra en el nivel educativo de básica primaria. La subregión
posee 117 establecimientos educativos, en su mayoría oficiales (Tabla 1.38).

Tabla 1.38 Establecimientos educativos oficiales y no oficiales Subregión Occidente

Oficial No oficial
Subregión / Total
Departamento Centro Institución Centro Institución general
Total Total
educativo educativa educativo educativa

Occidente 2 59 79 16 22 38 117
Departamento 267 859 1.126 339 471 810 1.936

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2015

Salud. Para 2015, el 93,08% de la población (186.091 personas) estaba afiliada al régimen
de salud, especialmente en el subsidiado (79,9%) (Gobernación de Antioquia, 2015).
En 2014, la mayor tasa de morbilidad se presentaba por zoonosis (especialmente
exposición rábica) y varicela, seguidas de las enfermedades transmitidas por vectores como
dengue, malaria y leishmaniasis (Gobernación de Antioquia, 2014).

Cultura. Resalta la arquitectura colonial como atractivo histórico-cultural, religioso y


arquitectónico, especialmente en Santa Fe de Antioquia, declarado monumento nacional.
Entre los atractivos están la iglesia de la Virgen de las Nieves, de estilo colonial,
considerada patrimonio histórico, y el puente colgante de occidente, que cruza el río Cauca
entre los municipios de Olaya y Santa Fe, considerado obra cumbre de la ingeniería
antioqueña de finales del Siglo XIX. En esta zona se localiza la que se ha denominado la
Ruta del Sol y la Fruta (Universidad de Antioquia, 2013).

Servicios públicos y saneamiento básico

Los datos que se preentan a continuación ha sido tomados del Anuario Estadístico de
Antioquia para 2015 (Gobernación de Antioquia).

Acueducto. Para 2015, se estimaba una cobertura del servicio para las cabeceras de los
municipios en un 98,19%; en la zona rural era de 64,97%. En general, el servicio estaba
por encima del 86% en la zona urbana; Heliconia registraba los más bajos niveles de
cobertura, con 86,65%. En la zona rural, las condiciones eran diversas; el servicio oscilaba
entre 32,95% en Uramita a 95,45% en Liborina.

130
POTA Departamento de Antioquia

Agua potable. En Occidente, para 2015, había 23.368 viviendas con acceso a agua
potable; 44.403 no contban con este servicio básico. La cobertura de agua potable en la
cabecera alcanzaba una cobertura de 92,22%; en la zona rural apenas llegaba al y tan solo
6,95%. Las viviendas de las zonas urbanas de Peque y Uramita no tenían acceso a agua
potable en la zona urbana. En la rural, 13 municipios carecían de este servicio.

Alcantarillado. Para 2015, el 95,06% de las viviendas en las cabeceras de los municipios
contaba con el servicio de alcantarillado. Este porcentaje solo llegaba al 19,97% en la zona
rural. Heliconia, con 48,2%, era el municipio que más cobertura registraba en su zona rural;
para los demás municipios, la cobertura estaba entre 6,9%, en Peque, y 39,5%, en Frontino.

Servicio de energía. En general, la cobertura de viviendas en la subregión alcanzaba el


99,02%. En la zona urbana, la cobertura era total, y en la rural, 98,55%; solo 667 viviendas
se reportaban sin el servicio.

Infraestructura Vial. La vía primaria (Vía al mar: Ruta Nacional # 62) que conecta a la
mayoría de los municipios de la Subregión con Turbo y Medellín se encuentra en buen
estado. Las vías secundarias y terciarias se encuentran en regular o mal estado, situación
que afecta los esquemas de abastecimiento, ya que los costos logísticos se incrementan y
la operación de transporte se puede volver imposible en temporada invernal. De los 594,6
km de vías secundarias que constituyen su eje vial, solo el 19,8 % (117,7 km) se encuentra
pavimentada. De las vías pavimentadas, el 11% (13 km) está en buen estado. Por otro lado,
el 30,5% (145,5 km) de las vías sin pavimentar se encuentra en buen estado; el resto
presenta regular o mal estado.

Dim e n s ió n e c o n ó m ic a

En términos generales, Occidente es una subregión con baja contribución al sector


agropecuario; aporta en la producción departamental de cultivos anuales menos del 1% y
en cultivos transitorios, 1,14%. Se destacan los cultivos de maíz, fríjol, ahuyama, tomate,
maracuyá, murrapo, plátano, café y caña panelera; estos dos últimos representan el mayor
volumen, con más de 25.000 toneladas producidas en 2012 (FAO, 2015).

Usos potenciales y actuales de la tierra. Según la clasificación agroecológica del suelo,


el 90% del territorio subregional se encuentra en clase VI. En términos generales, los suelos
de esta clase pueden adaptarse bien a cierto uso productivo, no obstante, no son aptos
para la agricultura y se recomienda la explotación de cultivos forestales. Según cifras del
IGAC (2007), el 77,3% de los suelos debería dedicarse al uso forestal y casi el 13% a la
conservación y uso silvopastoril. Es decir, que menos del 10% del área total se considera
apta para el desarrollo de las actividades agropecuarias.

Más del 50% del territorio en Occidente está ocupado por coberturas naturales (bosques y
restrojos). Las coberturas productivas suman un 46 %. Tanto la Figura 1.16 (uso potencial)
como la Figura 1.17 (uso actual) evidencian el uso inadecuado del recurso en la Subregión
del Occidente.

131
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.16 Uso potencial de la tierra para la subregión de Occidente

1,5% 0,1% 2,4%


0,4% 0,0%
7,8%
10,4%

77,3%

Zonas urbanas Cultivos limpios


Cultivos semilimpios Ríos dobles
Islas Sistemas silvopastoriles

Fuente: IGAC, 2007

Figura 1.17 Uso actual de la tierra para la subregión de Occidente


0,1% 1,5% 3,3%
0,1%
30,9% 11,4%

0,2%

52,5%
Centros Poblados Servicios Ecosistemicos
Uso Agrícola Uso Agropecuario
Uso Forestal (Bosques) Uso Forestal (Plantaciones)
Uso Pecuario Uso Recreativo

Fuente: IGAC, 2007

La economía de la subregión se centra en el comercio, hotelería y restaurantes. Existen


algunas inversiones pequeñas en alimentos y bebidas, fabricación de productos metálicos
y de muebles, actividades agropecuarias, silvicultura, pesca y minería (explotaciones de
calizas, canteras, stocks oro, plata y manganeso). Se puede encontrar una alta dinámica
inmobiliaria y hotelera en los municipios de Santa Fe de Antioquia, Sopetrán y San
Jerónimo, turismo de aventura y deportivo. Otras actividades como la generación de
biocombustibles e hidrocarburos, etanol y el algodón de Uramita buscan certificación como
productos orgánicos (Universidad de Antioquia, 2013).

Producción y empleo generado. En la Tabla 1.39 y la Tabla 1.40 se observa el área


sembrada en los diferentes cultivos entre 2005 y 2015.

132
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.39 Comparativo de áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por


municipio en Zona Cuenca Río Sucio para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Abriaquí 298 298 272 166
Cañasgordas 3.576 4.326 3.512 4.080 5.254 8.570 1.794 2.125
Dabeiba 4.402 6.244 4.348 4.941 12.990 20.830 2.658 3.068
Frontino 3.271 3.031 3.156 2.756 13.132 14.010 2.438 2.205
Peque 3.609 1.715 3.496 1.309 3.324 2.376 1.799 725
Uramita 2.612 3.978 2.399 3.619 4.693 9.055 1.300 1.919
Total 17.767 19.293 17.208 16.705 39.666 54.842 10.154 10.044
Variación (%) 9 -3 38 -1

Fuente: Elaboración propia a partir de información obtenida de los Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de
la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Tabla 1.40 Comparativo de áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por


municipio en Zona Cuenca Medio para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Municipio Empleo
(ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Anzá 1.581 2.185 1.517 1.430 2.243 3.882 810 803
Armenia 1.143 891 995 787 1.630 1.444 556 402
Caicedo 1.704 2.552 1.698 2.313 1.651 5.329 937 1.335
Heliconia 1.950 1.440 1.641 1.399 2.407 3.131 704 789
Ebéjico 4.122 4.021 10.656 1.992
Liborina 1.875 2.599 1.826 2.420 2.915 4.835 1.086 1.561
Olaya 393 599 365 533 1.016 1.033 198 286
Sabanalarga 1.235 2.285 1.080 2.167 1.104 3.598 613 1.170
San Jerónimo 1.047 918 1.037 777 3.961 3.929 567 433
Santa Fe de Antioquia 3.279 2.544 3.279 2.190 4.198 3.742 1.660 1.204
Sopetrán 1.861 1.757 1.812 1.633 10.830 5.396 984 1.138
Buriticá 1.095 1.445 1.095 1.397 1.143 1.423 634 785
Giraldo 715 820 631 800 1.672 2.095 372 478
Total 21.999 20.034 20.996 17.845 45.424 39.836 11.111 10.384
Variación (%) -9 -15 -12 -7

Fuente: Elaboración propia a partir de información obtenida de los Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de
la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Dim e n s ió n Am b ie n ta l

Entre las cordilleras Central y Occidental, la subregión de Occidente se presenta como un


territorio articulador entre tres grandes dominios o regiones naturales del país: la región
Caribe, hacia el norte; la región Pacífico, hacia el occidente; y la región Andina, hacia el
centro y oriente. Junto con la subregión de Urabá, es nodo conector del corredor ambiental
de las Américas (Norte y Centro América con Sur América) y comparte territorio en dos

133
POTA Departamento de Antioquia

sistemas ambientales de importancia mundial: la gran cuenca solar del Caribe y el Chocó
biogeográfico (Universidad de Antioquia, 2013).

En la subregión se presenta un cambio importante en las características físico-naturales y


ambientales a partir de la divisoria de aguas de la Cordillera Occidental. De un lado se
encuentra la cuenca del río Atrato, con su afluente río Sucio como eje hídrico, denominado
en ocasiones como el occidente lejano y correspondiente a la zona Zona Cuenca del río
Sucio. De otro, hacia el oriente, la cuenca del río Cauca, que corresponde a la Zona Cauca
Medio. Esta división coincide aproximadamente con la jurisdicción que ejercen las dos
autoridades ambientales que intervienen en la subregión: CORPOURABÁ y
CORANTIOQUIA (Universidad de Antioquia, 2013).

De los 19 municipios, la gran mayoría presenta fuentes de contaminación del aire por las
quemas a cielo abierto y por la cocción de alimentos con leña. Sopetrán es el que mayor
cantidad de fuentes de polución reporta. En este y en Caicedo se desarrollan actividades
mineras, que alteran las condiciones de calidad del aire; también hay contaminación en
Anzá y Buriticá. En Santa Fe de Antioquia se presenta la mayor variedad de enfermedades
como asma, rinofaringitis aguda, faringitis aguda, amigdalitis aguda, infección aguda de las
vías respiratorias y TBC. El mayor número de casos probables de enfermedades por
contaminación atmosférica durante 2005 se presentó en el municipio de Sopetrán, con
1.537 casos como IRA no especificada, neumonía y resfriados comunes (FAO, 2015).

El sistema físiconatural está integrada por dos grandes unidades geográficas: el cañón del
Cauca y la cuenca del río Sucio. Otros ríos de importancia son: Tonusco, Herradura,
Frontino, Musinga y Verde.

Dim e n s ió n P o lític o In s titu cio n a l

El Occidente ha estado ligado a la presencia de partidos tradicionales con prácticas


clientelistas y patrimonialistas. A ello se suma el conflicto armado que ha sido parte integral
del devenir regional.

Equipamiento institucional. El Municipio de Santa Fe de Antioquia, como eje central de


la subregión no oferta todos los servicios y cumple más un servicio turístico. Para la zona
de occidente lejano, esta particularidad de eje la cumplen los municipios de Frontino y
Dabeiba (Universidad de Antioquia, 2013).

Interacción institucional. Se vinculan los municipios del Occidente con el sistema urbano
del Urabá antioqueño: Uramita, Dabeiba, Frontino y Cañasgordas. En general los
municipios muestran una desarticulación entre sí. No se han generado avances de
desarrollo institucional (Universidad de Antioquia, 2013).

Desempeño fiscal. Los municipios de esta subregión tienen un buen índice de desempeño
fiscal, en su mayoría por encima del 60% (Departamento Nacional de Planeación, 2016),
entre Dabeiba, que presentaba el más bajo (58,73%), y San Jerónimo, el más alto (77,27%).

Mecanismos de participación. Las organizaciones que predominan en todos los


municipios de la subregión son las juntas de acción comunal, las asociaciones de padres
de familia, de trabajo solidario, de mujeres, grupos de tercera edad, de jóvenes y grupos

134
POTA Departamento de Antioquia

culturales y ecológicos. Se habla de la Escuela de Gobierno para el Occidente antioqueño


como eje de formación para servidores públicos en el área de gestión pública (Universidad
de Antioquia, 2013).

Ba s e s p a ra u n a p la n e ac ió n p ro d u ctiva

Como parte de los resultados obtenidos en la caracterización subregional, se describen a


continuación las consideraciones finales.

Zona de la cuenca del río Sucio

Los sistemas de producción con mayor importancia para esta zona son: café, maracuyá,
ganadería, fríjol, maíz, aguacate, caña, lulo, piscicultura, cítricos. Dentro de los programas
se encuentran las alianzas nacionales y departamentales con los cultivos de cítricos y otros
cultivos propios de la región, programas de seguridad alimentaria para familias
desplazados. Hay convenios internacionales con las embajadas francesa y canadiense
para proyectos agropecuarios que se encuentran en ejecución. Ninguno de los funcionarios
que respondieron el cuestionario expresó claridad sobre los temas relacionados con
ordenamiento territorial. La comercialización de sus productos se hace en Medellín, Itagüí
y las cabeceras de sus municipios. Los servicios de asistencia técnica los prestan las
UMATA. En general, no reportaron información relacionada con adecuación de tierras.

La estructura ecológica principal de la zona está conformada por la cuenca solar del Caribe
y el Chocó y la cuenca del río Atrato. En su estructura funcional y de servicios, poseen
infraestructura para atención en salud, educación, servicios públicos domiciliarios,
infraestructura hotelera para turismo. Con respecto a lo socio territorial, existen resguardos
indígenas. La vía principal es la vía al mar, “Ruta Nacional Número 62”, la cual está en muy
buen estado y sus vías terciarias están en un 82% en deterioro. No se registraron
programas de legalización de predios por parte de ninguna entidad tanto a nivel local, como
departamental y nacional.

Zona Cauca Medio

En la zona los principales sistemas de producción son: café, aguacate, caña, maracuyá,
granadilla, musáceas, cítricos, maíz, frijol, piscicultura, hortalizas. Dentro de los programas
se encuentran las alianzas nacionales y departamentales con los cultivos de cítricos y otros
cultivos propios de la región. Se tienen programas de seguridad alimentaria para familias
desplazados. Hay convenios internacionales con las embajadas francesa y canadiense
para proyectos agropecuarios que se encuentran en ejecución. Los municipios de Anzá,
Sopetrán, Ebéjico, Buriticá Sabanalarga no reportan programas con entidades
internacionales. La comercialización de sus productos se hace en Medellín, Itagüí y las
cabeceras de sus municipios. Los servicios de asistencia técnica los prestan las UMATA.
En general, no reportaron información relacionada con adecuación de tierras ni la
formalización de la tenencia de la tierra.

La estructura ecológica principal está conformada, entre otros, por la cuenca del río Cauca.
En su estructura funcional y de servicios poseen infraestructura para atención en salud,
educación, servicios públicos domiciliarios, infraestructura hotelera para turismo. Existen
resguardos indígenas.

135
POTA Departamento de Antioquia

Subregión Oriente

As p e c to s Ge n e rale s

Oriente se localiza entre el suroriente del departamento y el centro del país, entre el cañón
del Cauca, los corredores de los ríos Magdalena, Medellín-Porce y Nus. Cuenta con 7.021
km² y está conformada por 23 municipios: El Carmen de Viboral, Rionegro, La Ceja, La
Unión, El Retiro, Guarne, Marinilla, El Santuario, San Vicente, San Rafael, El Peñol,
Guatapé, Granada, Concepción, San Carlos, Sonsón, Argelia, Nariño, Abejorral, San
Francisco, San Luis, Cocorná y Alejandría (Figura 1.18).

Posee una enorme riqueza hídrica y biofísica por la abundancia de aguas de los ríos Nare,
Rionegro, El Buey, Calderas, Samaná; una zona de bosque húmedo tropical; el sistema del
altiplano; un cordón montañoso que abarca los municipios de La Unión, El Carmen, La Ceja
con prolongación al Páramo de Sonsón y una zona de vertiente apta para la producción de
café y caña. Así mismo, la región presenta una marcada diferencia entre el oriente cercano
integrado a las dinámicas de Medellín y el Valle de Aburrá y un oriente lejano donde
predominan unas condiciones de atraso y aislamiento.

Según información del Plan de Desarrollo Departamental, conjuntamente con el desarrollo


de sectores como transporte, telecomunicaciones, servicios financieros y comercio, las
actividades agropecuarias, agroindustriales, mineras, comerciales, recreativas y turísticas
que se desarrollan en la Subregión, reflejan la amplia gama de actividades que caracterizan
una economía que es considerada como el segundo polo de desarrollo del Departamento
después del Valle de Aburrá. El PIB sectorial se concentra en actividades industriales
(16,6%); transporte, almacenamiento y comunicaciones (23,4%); servicios sociales,
comunales y personales (26,4%). El PIB Agropecuario representa el 15%. La dinámica
económica que ha registrado se debe al desarrollo industrial que se ha originado desde
hace varias décadas y al aporte del sector agropecuario y comercial al PIB, aspectos que
se traducen en una fuente importante de ingresos y empleo para la población. Desde el
punto de vista de la producción rural, se observa el desarrollo de procesos agropecuarios,
campesinos y de floricultura, de generación de energía y turismo.

Si se subdividiera la producción agropecuaria por segmentos según su estructura


empresarial se tendría, de un lado, la floricultura y de otro, la producción agropecuaria
tradicionalmente campesina. El cultivo agroindustrial de la floricultura puede catalogarse
como una actividad moderna (de exportación) que ha creado ventajas competitivas por el
uso de recursos territoriales naturales (tierras y aguas), abundante mano de obra
asalariada, con una proporción alta de población activa femenina y las facilidades de acceso
a infraestructura económica de carácter público (Autopista Medellín-Bogotá, Aeropuerto
José María Córdoba, vías de comunicación con el Valle de Aburrá).

136
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.18 Subregión del Oriente

137
POTA Departamento de Antioquia

Para su progreso competitivo se han adoptado prácticas organizacionales basadas en una


gestión técnica, innovaciones de producto y el uso de información de mercados. La
actividad agropecuaria ocupa el 77% de los predios, de los cuales el 95% no supera las 20
hectáreas. Se cuenta con un alto grado de diversificación de la oferta agrícola: más de 30
productos se producen en la Subregión. El declive de los rubros tradicionales que generan
la mayor parte de empleo, ha encendido alarmas respecto a un estancamiento del
crecimiento del conjunto del sector agropecuario. En el pecuario, la producción de leche y
en el agrícola se destacan la de café, caña, plátano, papa, repollo, maíz, zanahoria higo y
fríjol voluble que tienden a perder participación, tanto en el área sembrada como en la
producción, acompañado frecuentemente de caídas en los rendimientos. Esta tendencia
indica que la Subregión en su conjunto ha perdido competitividad relativa con otras
subregiones del departamento y del país en esto rubros

La Subregión está integrada por 23 municipios, 27 corregimientos y 974 veredas, y cuatro


zonas biogeográficas: Páramo, Embalses, Bosques y Altiplano

La Zona de Altiplano o Valles de San Nicolás comprende los municipios de La Ceja, El


Retiro, La Unión, El Carmen de Viboral, El Santuario, Marinilla, San Vicente, Guarne y
Rionegro. En la Subregión predomina el clima frío y una topografía de plana a ondulada,
con una altitud que oscila entre 2.000 y 2.600 msnm, en un área de 1.830 km², de los cuales
1.554 se encuentran en clima frío (85% del área total); los restantes 274 km² (15%) se
encuentran en clima medio.

El Valle de San Nicolás está conformado en un altiplano colinado, delimitado por un cordón
montañoso que en su altura máxima alcanza los 2.600 msnm (Santa Elena). La zona incluye
las vertientes del río Negro, en el altiplano, que alimenta la represa del Peñol–Guatapé y
los ríos Buey y Piedras, en el municipio de La Unión, así como las quebradas Marinilla,
Cimarronas y La Mosca (FAO, 2015). La zona constituye una despensa agrícola para el
Valle de Aburrá y la Costa Atlántica en renglones como hortalizas de clima frío, papa, fríjol,
fruta pequeña y en menor medida, leche y derivados. La mayor parte de esta actividad es
desarrollada por pequeños productores en la forma de agricultura familiar.

La actividad floricultora es desarrollada fundamentalmente por grandes agroempresas y su


mercado es la exportación. Recientemente los pequeños productores han incursionado en
la producción de hortensia como complemento a los ingresos familiares. La zona del
altiplano dispone de una red de vías intermunicipales y veredales que interconectan a los
municipios entre sí y con los mercados terminales de Rionegro y Medellín, así como con la
autopista Medellín–Bogotá. Próximamente a través del Túnel entre Medellín y Rionegro
aumentará potencialmente las relaciones económicas y sociales.

La proximidad del Altiplano al Área Metropolitana del Valle de Aburrá ha generado a partir
de la década del setenta del siglo pasado un proceso de desarrollo industrial con base
fundamentalmente en el desplazamiento de industrias y comercios del Valle de Aburrá
hacia el altiplano aprovechando un menor costo del suelo y a partir de los años ochenta se
ha presentado la ocupación del suelo rural a partir de la reconversión de áreas tradicionales
de producción agrícola en zonas de expansión urbana y la compra, por parte de familias de
Medellín, de numerosos predios para construir viviendas de recreo, parcelaciones y
urbanizaciones en los municipios de Rionegro, Guarne, La Ceja, Carmen de Viboral y
Marinilla, fundamentalmente.

138
POTA Departamento de Antioquia

El Aeropuerto Internacional José María Córdoba, construido en la década del 80 del siglo
anterior, y la autopista Medellín – Bogotá son los elementos de infraestructura física que
mayor incidencia tienen en zona y dan origen la Zona Franca de Rionegro y a un mayor
impulso de la floricultura (FAO, 2015).

La Zona Embalses está conformada por los municipios de Alejandría, Concepción, El


Peñol, Granada, Guatapé, San Carlos y San Rafael, tiene una extensión de 711 km²,
distribuidos así: 427 km² en clima medio, 282 km² en clima frío y 2 km² en clima cálido.
Representa el 10,1% del área total de la Subregión. Su topografía está conformada por
colinas leves y medias y la actividad agrícola ha sido desarrollada por agricultores
minifundistas en renglones como el tomate chonto, hortalizas, fríjol, maíz en los climas fríos
y café, caña panelera y ganadería de doble propósito en las áreas de climas medios. La
Zona ha sido afectada por el incremento de enfermedades y plagas debido al aumento de
la humedad relativa generada por los embalses.

Los municipios que conforman esta zona obtienen recursos de regalías de los embalses El
Peñol-Guatapé, San Lorenzo, Jaguas y San Carlos, que generan el 23% de la energía que
consume Colombia. Como efecto de los embalses y la riqueza del paisaje natural se ha
generado una actividad turística que tiene su mayor desarrollo en El Peñol y Guatapé a
través de una red de hotelería y la práctica de deportes náuticos. La construcción de las
represas implicó la inundación del 37% del área de Guatapé y El Peñol. Este último debió
trasladar su cabecera dando origen al Nuevo Peñol. La conectividad de la Zona con
Medellín se realiza a través la autopista Medellín–Bogotá hasta la población de Marinilla y
de allí por vía pavimentada pasando por El Peñol, Guatapé, San Rafael y San Carlos (FAO,
2015).

La Zona Bosques comprende los municipios de Cocorná, San Francisco y San Luis, con
un área total de 2.099 km², de los cuales 1.027 km² (48,3% del total de la Zona) están en
clima cálido; 908 km² (43,2%), en clima medio y 164 km² (7,8%), en clima frío. Localizada
en la vertiente oriental de la cordillera Central, se caracteriza por vertientes muy húmedas
(hasta 4.500 mm de precipitación anual) y pendientes agudas, en alturas que van desde los
200 hasta los 1.300 msnm. Los altos niveles de precipitación y la inclinación de las
pendientes incrementan la erosión física y química del suelo, disminuyendo la luminosidad,
condiciones que no favorecen la producción agrícola. Los agricultores de esta zona
corresponden a pequeños campesinos que explotan minifundios con cultivos como café,
cacao, caña, plátano y pancoger: maíz, fríjol, yuca, pequeña ganadería de doble propósito,
porcicultura, avicultura y piscicultura tradicional, cuyaproducción dirigida hacia el mercado
de la misma Subregión y el autoconsumo (FAO, 2015).

Con un área de 2.374 km², la Zona Páramo está conformada por los municipios de
Abejorral, Argelia, Nariño y Sonsón. El 30,6% del área total de la Zona (727 km²)
corresponden al clima cálido, el 30,2% (719 km²) al clima medio, 32,2% (764 km²) al clima
frío y el restante 6,9% (164 km²) al páramo. Limita, por el occidente, con el río Cauca y la
Subregión del Suroeste; por el oriente, con el río Magdalena y la Subregión del Magdalena
Medio; por el sur, con el departamento de Caldas, y por el norte, con las zonas de Embalses
y Altiplano. La topografía, altamente montañosa, oscila entre los 3.340 msnm, en el páramo
de Sonsón, y los 600 msnm, en el río Arma. En términos generales, el relieve de la Zona
está conformado por cañones secos en las zonas bajas y a medida que incrementa la altura
aumenta la humedad, alcanzando los 3.000 mm–4000 mm de precipitación anual en las

139
POTA Departamento de Antioquia

cabecerasde Sonsón y Argelia (FAO, 2015).

En medio de la gran diversidad de climas existentes predominan los predios pequeños y


medianos, explotados bajo los métodos de la agricultura familiar en las áreas de clima frío
y medio. En las áreas de clima frío son frecuentes cultivos como papa, fríjol asociado con
maíz, frutales, pastos para ganadería de leche y de doble propósito, porcicultura tradicional,
avicultura, piscicultura para consumo local y familiar; en los climas medios predomina la
producción de café, caña panelera, higo, frutales, ganadería de doble propósito y en los
climas cálidos, cultivos como el cacao y la ganadería extensiva son predominante.

La diversidad geográfica y de climas del territorio permitirá el aprovechamiento de una gran


variedad de recursos, desde el atractivo turístico en el páramo de Sonsón, los termales de
Nariño y los cañones de los ríos Claro y La Miel, ventajas comparativas que podrían ser
aprovechadas en la medida que desaparezca el conflicto armado y mejore la infraestructura
vial y de servicios. La conectividad vial con Medellín se realiza a través de la antigua vía
Medellín–Bogotá, la cual está pavimentada hasta el municipio de Nariño y pasa por los
municipios de La Ceja, La Unión, Sonsón y Nariño. El acceso a Abejorral se hace por dos
vías: por la Ceja y por el corregimiento de Mesopotamia, aparte del acceso que se tiene por
el municipio de Santa Bárbara, en el suroeste; a Argelia, desde el tramo Sonsón–Nariño,
después del páramo de Sonsón (FAO, 2015).

En la Tabla 1.41 se presentan las generalidades de la subregión.

Tabla 1.41 Generalidades del la Subregión Oriente

Extensión pisos térmicos


(km²) Distancia
Corregi- Vere- Extensión % Área % Área
Municipio Medellín
mientos das (km²) urbana rural Pára-
Cálido Medio Frío (km)
mo
Páramo
Abejorral 1 64 491 0,81 99,2 68 298 125 0 108
Argelia 0 49 254 0,12 99,9 38 100 112 4 146
Nariño 1 49 306 0,22 99,8 0 82 167 57 143
Sonsón 8 101 1.323 0,12 99,9 621 239 360 103 95
Total Zona 10 263 2.374 727 719 764 164
Embalses
Alejandría 0 14 149 0,2 99,8 2 146 1 0 90
Concepción 0 24 167 0,12 99,9 0 100 67 0 72
El Peñol 0 24 143 0,91 99,1 0 92 51 0 67
Guatapé 0 9 69 0,29 99,7 0 43 26 0 77
Granada 1 51 183 0,16 99,8 0 46 137 0 70
Total Zona 1 122 711 2 427 282 0
Bosques
San Carlos 3 78 702 0,28 99,7 339 261 102 0 141
San Rafael 0 53 362 0,22 99,8 117 214 31 0 104
San Francisco 1 42 372 0,03 100 291 81 0 0 101
San Luis 1 44 453 0,09 99,9 118 304 31 0 124

140
POTA Departamento de Antioquia

Extensión pisos térmicos


(km²) Distancia
Corregi- Vere- Extensión % Área % Área
Municipio Medellín
mientos das (km²) urbana rural Pára-
Cálido Medio Frío (km)
mo
Cocorná 0 78 210 0,29 99,7 162 48 0 0 79
Total Zona 5 295 2.099 1.027 908 164 0
Altiplano
Carmen de
7 55 448 0,58 99,4 0 129 319 0 54
Viboral
El Retiro 0 20 273 0,48 99,5 0 28 245 0 33
El Santuario 0 36 75 3,33 96,7 0 6 69 0 57
Guarne 0 31 151 3,31 96,7 2 0 151 0 24
La Ceja 1 17 131 3,44 96,6 0 30 99 0 41
La Unión 1 26 198 0,45 99,5 0 62 136 0 56
Marinilla 0 34 115 2,61 97,4 0 5 110 0 47
Rionegro 1 36 196 5,1 94,9 0 0 196 0 48
San Vicente
1 39 243 0,7 99,3 14 229 0 49
Ferrer
Total Zona 11 294 1830 274 1554 0
Totales 27 974 7.014 1.756 2.328 2.764 164

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2011

En la Tabla 1.42 se presenta las problemáticas, ventajas, proyectos zonales y


megaproyectos de la subregión, definidas por Zonas en 2007 (Gobernación de Antioquia,
2008).

Tabla 1.42 Problemáticas, ventajas y proyectos subregión Oriente

Zona Altiplano
Ventajas Proyectos Zonales y
Base económica Problemática
comparativas dinamizadores
- Producción - Tecnologías de producción - Corredores estratégicos
- Ubicación estratégica
agropecuaria de agropecuaria altamente de movilidad sostenible,
- Conectividad y
renglones de demandantes de ordenamiento territorial y
cercanía de los
economía agroquímicos. recuperación ambiental.
municipios
campesina. - Dificultades para la - Estrella hídrica del
- Capacidad instalada
- Producción de consecución de mano de obra Oriente: escenario de
de producción
flores para rural. ciclo-rutas y red
agropecuaria,
exportación. - Sistemas de mercadeo de caminera.
manufacturera y de
- Industria de renglones agropecuarios con - Plan de Desarrollo
servicios
producción base en largas cadenas de Integral en torno al
- Recursos naturales
manufacturera. intermediación y baja Aeropuerto José María
- Potencial turístico
- Prestación de retribución de precios a los Córdova
- Clima y paisaje
servicios productores agropecuarios de - Ampliación de la
- Presencia estatal
financieros, alimentos. cobertura del Distrito
- Cultura productiva y
comunicaciones. - Conectividad veredal en mal Agrario de Marinilla para
emprendedora.
- Turismo estado en épocas de lluvias. impulsar la producción
- Institucionalidad
convencional, - Baja cobertura de acueductos limpia y agroecológica.
pública y privada
ecológico y con agua potable. (Distrito Agrario)

141
POTA Departamento de Antioquia

Zona Altiplano
Ventajas Proyectos Zonales y
Base económica Problemática
comparativas dinamizadores
extremo. - Servicios de salud deficientes. - Regulación en términos
- Prestación de - Baja cobertura de acueductos ambientales y
servicios de y saneamiento básico rural. productivos para el uso
transporte - Mal manejo de residuos en la agricultura
- Zona Franca sólidos. protegida, de materiales
- Escuelas rurales en regular plásticos y del agua para
estado físico. hacerlos más eficientes
- Mal manejo de los recursos ecológicamente.
naturales y ambientales. - Terminación de la doble
- Deficiente capacidad de calzada Medellín – El
servicios públicos y Santuario
saneamiento básico para - Proyecto para la
atender la presión formalización de la
- expansiva de asentamientos propiedad campesina en
urbanos. la zona.
- Acelerado proceso de - Fortalecimiento de las
urbanización. organizaciones
- Dificultades en movilidad campesinas de
tanto interna como externa. productores
- Dificultades culturales para - Megaproyectos
asimilar a poblaciones - Túnel de Oriente y
desplazadas. Sistema multimodal e
- Débil sistema de planeación y integrado de movilidad y
planificación regional. transporte Valles de San
- Modelos de desarrollo Nicolás.
impuestos desde afuera
(Medellín – Bogotá)

Zona Embalses
Ventajas Proyectos Zonales y
Base económica Problemática
competitivas Megaproyectos
- Producción - Tecnologías de producción - Los embalses y la - Conectividad, articulación
agropecuaria de agropecuaria altamente industria turística y fortalecimiento de los
renglones de demandantes de - La infraestructura vial procesos educativos en
economía agroquímicos. y de servicios en las todos los niveles y de los
campesina. - Incremento de problemas cabeceras y el área proyectos productivos,
- Turismo fitosanitarios en la agricultura. turística para desarrollar las
convencional, - Dificultades para la - Recurso humano con potencialidades turísticas
ecológico y consecución de mano de obra experiencia en y ambientales de la Zona
extremo. rural. servicios turísticos Embalses.
- Prestación de - Sistemas de mercadeo de - Proximidad al - Ampliación de la
servicios de renglones agropecuarios con aeropuerto José cobertura del Distrito
transporte base en largas cadenas de María Córdoba Agrario de Marinilla para
- Producción intermediación y baja - Conectividad con la impulsar la producción
agropecuaria de retribución de precios a los Autopista Medellín limpia y agroecológica.
renglones de productores agropecuarios de Bogotá (Distrito Agrario)
economía alimentos. - Recurso humano con - Escuela de formación en
campesina. - Conectividad veredal en mal experiencia en técnicas de atención al
- Turismo estado en épocas de lluvias. producción turista
convencional, - Baja cobertura de acueductos agropecuaria - Regulación en términos
ecológico y con agua potable. - Recurso humano ambientales y
extremo. - Baja cobertura de acueductos rural con experiencia productivos para el uso
- Prestación de y saneamiento básico rural. en prácticas en la agricultura
servicios de - Mal manejo de residuos asociativas a nivel protegida, de materiales
transporte. sólidos. productico, educativo plásticos y del agua para

142
POTA Departamento de Antioquia

Zona Embalses
Ventajas Proyectos Zonales y
Base económica Problemática
competitivas Megaproyectos
- Mal manejo de los recursos - cultural hacerlos más eficientes
naturales y ambientales. ecológicamente.
- Mal estado de las vías - Proyecto para la
secundarias y terciarias. formalización de la
- Deficiente infraestructura vial propiedad rural
y de servicios. - Fortalecimiento de las
- Desempleo urbano organizaciones
- Baja calidad y cobertura campesinas de
educativa. productores
- Apropiación exógena de los - Mejoramiento de las vías
recursos. veredales
- Dificultades para aplicar - Pavimentación del
alternativas económicas y de acceso a Alejandría
producción sostenible. -
- Impacto ambiental negativo - Conectividad, articulación
del turismo por el manejo de y fortalecimiento de los
desperdicios. procesos educativos en
- Bajo compromiso y todos los niveles y de los
responsabilidad de la proyectos productivos,
población y de las para desarrollar las
instituciones por la potencialidades turísticas
preservación del ambiente. y ambientales de la Zona
- Problemas de saneamiento Embalses.
básico y agua potable a nivel
rural
- Politiquería y pérdida de
liderazgo.
- Insostenibilidad económica,
social y ambiental de la
actividad agropecuaria.
- Abandono de las tierras por el
desplazamiento.

Ventajas
Base económica Problemática Proyectos Zonales
comparativas
- Ampliación de la
- La autopista cobertura del Distrito
- Cultivos de café, - Tala indiscriminada del Medellín – Bogotá Agrario de Marinilla
caña panelera bosque natural - Cercanía al para impulsar la
cacao, piscicultura - Deterioro de suelos, agua, Magdalena Medio producción limpia y
tradicional, biodiversidad por la tala del - Los cultivos agroecológica (Distrito
avicultura y bosque natural agroforestales Agrario) y regulación en
porcicultura - Taponamientos frecuentes - Cercanía al términos ambientales y
tradicional, de la autopista Medellín – aeropuerto José productivos para el uso
ganadería de Bogotá por deslizamientos María Córdoba en la agricultura
doble propósito, - Baja capacidad para la - Desarrollo protegida, de materiales
cultivos de ejecución de proyectos ecoturístico (Río plásticos y del agua
pancoger: maíz, - Planeación de la zona no Claro) para hacerlos más
fríjol, yuca, y participativa y hecha desde - Fábrica de eficientes
extracción de Medellín y Bogotá Cementos Argos – ecológicamente.
maderas del - Baja coordinación entre los Planta de Río Claro - Megaporyectos
bosque del nativo, municipios - La ganadería de - La doble calzada de la
ecoturismo. - Efectos del conflicto armado. doble propósito y Autopista – Medellín –
carne Bogotá entre Santuario
y Doradal

143
POTA Departamento de Antioquia

Base económica Problemática Ventajas competitivas Proyectos Zonales


- Cultivos de: papa, - Desempleo urbano - Industrias cárnica y
fríjol, maíz, - Escasez mano de obra láctea en proceso de
cítricos, rural consolidación.
pasifloras, caña - Agricultura altamente - Potencialidad para el
panelera, dependiente de desarrollo de la
aguacate, higo, insumos agroquímicos agroindustria.
mora, ganadería - Baja cobertura de vías - Presencia institucional.
de leche, veredales
ganadería de - Vías veredales en
doble propósito, bajas condiciones de - Ampliación de la
ganadería de operatividad cobertura del Distrito
carne, - Sistemas de mercadeo Agrario de Marinilla para
porcicultura, que no favorecen a los impulsar la producción
avicultura, productores limpia y agroecológica
explotación agropecuarios (Distrito Agrario) y
bosque nativo, - Deficientes servicios de regulación en términos
plantaciones apoyo a la producción ambientales y productivos
forestales, agropecuaria para el uso en la
trapiches - Altos índices de agricultura protegida, de
paneleros, pobreza materiales plásticos y del
pequeñas - Educación de baja agua para hacerlos más
agroindustrias calidad eficientes
lácteas y - Servicios deficientes de ecológicamente.
cárnicas, salud - Megaproyectos
comercio y - Bajos niveles de - Red de conexión de vías,
transporte. servicio de agua cables, corredores
potable en las ecoturísticos de la zona
comunidades rurales Páramo para el desarrollo
- Bajo nivel de cobertura y la articulación interna
rural en saneamiento con la Zona Valles de
básico ambiental San Nicolás, Cartama en
- Deficiente conexión vial el Suroeste Antioqueño,
entre los municipios Magdalena Medio y el
- Efectos del conflicto Departamento de Caldas.
armado
- Deficientes sistemas de
planeación
- Debilidad en la
ejecución de proyectos
- Deficiente dotación de
hospitales
- Deficiente estado de la
vía Sonsón - Dorada

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2008

Con base en la información consignada en la Tabla 1.42, en 2007 se construyó la visión de


la subregión Oriente, así:

En el año 2023, la Subregión del Oriente Antioqueño, articulada regional y


supra regionalmente, se caracterizará por la pertinencia y calidad de su
educación, respaldada en la ciencia, la tecnología y la innovación; la eficacia
de su desarrollo productivo, competitivo y socialmente responsable; la
importancia económica de su generación hidroeléctrica; sus centros

144
POTA Departamento de Antioquia

poblados intercomunicados y con funciones complementarias; su


producción rural limpia, respetuosa de la conservación de bosques y
páramos y del manejo racional de las cuencas hidrográficas; una
gobernabilidad integradora de lo público, privado y comunitario, en
organizaciones e instituciones, responsables del sistema Subregional de
planeación y del ordenamiento territorial, apoyadas en una comunicación
incluyente, legitimadora de procesos a favor de una visión compartida de
territorio, con sentido de lo público y en beneficio de la calidad de vida, la
paz y la convivencia ciudadana (Gobernación de Antioquia, 2008).

Ca ra c te riza c ió n s u b re gio n a l

Dim e n s ió n S o c ial

La información que se consigna a continuación sobre demografía, NBI, educación y salud


se tomó del Anuario Estadístico de Antioquia 2015 (Gobernación de Antioquia).

Demografía. La población proyectada a 2016 por el DANE (2005) corresponde a 586.659


habitantes, 58% en la zona urbana.

Necesidades básicas insatisfechas (NBI). En términos generales, para 2015 el 20,9% de


la población de la subregión era pobre y el 4,36% vivía en la miseria. Estas cifras la
ubicaban en el segundo lugar del Departamennto, después del Valle de Aburrá. El Altiplano
presentaba índices de NBI inferiores al promedio departamental (22,96), excepto el
municipio de San Vicente (29,92). También Guatapé (14,51) y El Peñol (21,53), de la zona
Embalses, presentan índices de NBI inferiores al promedio de Antioquia. Los demás
municipios de la subregión se encuentran por encima del promedio departamental, siendo
los más altos, San Francisco (49,92), Argelia (38,97) y Cocorná (36,23).

Resultan evidentes las desigualdades presentes en las diferentes zonas que componen la
Subregión. La cercanía al Área Metropolitana, la creciente urbanización y organización de
la infraestructura, y el desarrollo de actividades productivas, principalmente industriales y
de servicios, permiten los bajos niveles de NBI en la zona Altiplano, y el turismo en los
municipios de Guatapé y El Peñol. La inequidad se acentúa aún más si se comparan las
condiciones de vida en los centros urbanos y las áreas rurales, pues en éstas últimas es
menor la inversión en infraestructura de servicios públicos, educación, salud, vías e incluso
vivienda (FAO, 2015).

Los municipios de Rionegro, Marinilla, El Retiro, La Ceja, La Unión y Guatapé presentan


mejores condiciones de servicios públicos (índices mayores o iguales a 20).

Educación. La subregión presentaba una alta tasa de escolaridad (96,37%), que en las
cabeceras municipales llegaba casi al 100% y en el área rural es de 92,8%. La más altra
escolaridad se encontraba en la secundaria (108,23%), seguida de la primaria (99,9%).
Para la educación superior, la tasa en 2015 era de 36,22%.

La deserción escolar era, en general, baja (1,04%): 0,82% para el área urbana y 1,35%
para el rural. La mayor deserción escolar se presenta en preescolar (5,22%), seguida por
la secundaria (2,13%). La menor deserción escolar se presenta en basíca secundaia
(1,36%).

145
POTA Departamento de Antioquia

Para el año 2015 se reportaban 45.749 estudiantes matriculados en la zona rural; en la


urbana, 53.696. Esta población representaba el 9,3% del total de la población estudiantil
del departamento de Antioquia. De acuerdo con las estadísticas reportadas había en total
673 establecimientos educativos (16% del total existente en el Departamento), de los cuales
562 (83,5%) eran oficiales.

Salud. En 2015, la subregión poseía un total de 547.247 personas afiliadas al régimen de


salud (10% del Departamento). En total, la cobertura en salud era de 93,97%,
presentándose un déficit en el área rural, asociado a las condiciones socioeconómicas de
las comunidades. La población afiliada al SISBEN era de 237.977 personas.

De acuerdo con el Diagnóstico de Situación de Salud del Departamento de Antioquia para


el año 2014, de la Secretaría Seccional, las principales causas de consulta son las
enfermedades vinculadas a la presión arterial, problemas bucales, lumbagos, cefaleas,
dolores abdominales e infecciones uriniarias. No se reportan problemas de nutrición o
intoxicación que pueden vincularse a problemas ambientales en las zonas rurales con
vocación agropecuaria.

Infraestructura vial. La subregión dispone de un sistema de conectividad orientado hacia


la ciudad de Medellín, basado en ramales pavimentados y de buenas especificaciones que
conectan a los municipios con la autopista Medellín–Bogotá. Guarne, Marinilla y El
Santuario se comunican de manera directa. Granada se conecta a través de un ramal que
sale por el municipio de El Santuario; San Vicente y Concepción, por un ramal que sale
entre Marinilla y Guarne; Rionegro, El Retiro y el Carmen de Viboral disponen de sendos|
ramales pavimentados para acceder a la autopista; La Ceja y La Unión lo hacen a través
de la vía La Ceja - Rionegro. La conexión con los municipios de El Peñol, Guatapé,
Alejandría, San Rafael y San Carlos se realiza por la vía que los conecta con Marinilla. La
conexión con Cocorná, San Francisco y San Luis se realiza a través de ramales
pavimentados. Los municipios de la Zona Páramo se conectan con Medellín a través de la
antigua vía Medellín–Dorada–Bogotá, que se encuentra pavimentada hasta cercanías del
municipio de Nariño y sirve de manera directa a los municipios de Sonsón y Nariño y a
través de ramales a los municipios de Abejorral y Argelia.

La conectividad entre los municipios de la subregión se hace a través de vías secundarias,


muchas de las cuales se encuentran sin pavimentar: Carmen–La Unión; San Vicente–
Concepción; La Ceja–Abejorral (parcialmente); Mesopotamia–Abejorral; Abejorral–
Sonsón–El Carmen–El Santuario; El Peñol–San Vicente; Marinilla–San Rafael; Concepción
– Alejandría (DNP, 2006). Las vías terciarias o veredales se encuentran en su gran mayoría
sin pavimentar y en época de lluvias, su tránsito es difícil encareciendo los costos de
transporte de insumos, productos cosechados y de personas.

La subregión dispone de 1.898 kilómetros de vías distribuidas así: 205 primarias; 605
secundarias y 1.041 terciarias, siendo la región con mayor número de kilómetros de vías
después del Valle de Aburrá.

Organizaciones campesinas. De acuerdo con FAO (2015), en la subregión existen 109


organizaciones campesinas, entre asociaciones, cooperativas, de hecho y precooperativas.
Los participantes en estas organizaciones desarrollan por lo general actividades producción
y comercialización de la producción generada en pequeñas parcelas, en las cuales

146
POTA Departamento de Antioquia

cultivaban hortalizas, papa, fríjol, maíz, fruta pequeña, caña panelera, leche, huevos, peces
producidos en estanque y cerdos entre los más importantes renglones producidos (Tabla
1.43).

Tabla 1.43 Organizaciones de Economía Campesina

Antigüedad (años)
Tipo de organización Cantidad % participación
<1 1- 5 6-10 11-20 > 20
Asociación 90 3 28 30 27 2 82,6
Cooperativa 5 0 0 4 0 1 4,6
De hecho 9 1 5 0 3 0 8,3
Precooperativa 5 0 2 3 0 3 4,6
Total 109 4 35 37 30 6 100,0

Fuente: FAO, 2015

Dim e n s ió n e c o n ó m ic a

Usos potenciales y actuales de la tierra. La potencialidad de la tierra está marcada por las
áreas de conservación (44,5%), las plantaciones forestales y sistemas silvopastoriles (33%).
Los agropecuarios son los principales usos que se da a la tierra en la subregión. Las
plantaciones también ocupan un renglón importante en el uso de la tierra (32,3%). La Figura
1.19 y la

Figura 1.20 muestran los usos potenciales y actuales de la tierra en la Subregión.

Figura 1.19 Uso potencial de la tierra en la Subregión Oriente

0,4% 0,3% 1,7% 3,8%


15,1%
0,5%
0,0%
44,5% 1,4%
0,0%
0,1%

32,3%

Zonas urbanas Agricultura intensiva Cultivos limpios


Cultivos semilimpios Ríos dobles Lagunas
Embalses Islas Ganaderia extensiva
Sistemas silvopastoriles Forestal protector productor Conservación y protección

Fuente: IGAC, 2007.

147
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.20 Uso actual de la tierra en la Subregión Oriente

0,4% 0,1% 0,3% 0,0% 0,0%


2,6%
8,5%
8,6%
43,6%

34,0%
0,1%

1,9%
Centros Poblados Escombreras y Vertederos
Redes viarias, ferroviarias y terrenos asociados Servicios Ecosistemicos
Uso Agrícola Uso Agropecuario
Uso Forestal (Bosques) Uso Forestal (Plantaciones)
Uso Minero Uso Pecuario
Uso Recreativo Zona Comercial

Fuente: IGAC, 2007

Sistemas productivos. El Oriente antioqueño constituye la principal despensa de


alimentos del Departamento, especialmente Medellín, y de los departamentos de la Costa
Atlántica; la proporción que se dedica al autoconsumo es muy baja. La estructura de la
producción corresponde a propietarios minifundistas que explotan predios con áreas entre
0,5 y 2,0 hectáreas. En las áreas frías de las zonas de Altiplano y de Paramo,
fundamentalmente, pero también en las Zonas de Embalses y Bosques, se cultiva papa,
fríjol voluble, maíz choclo, hortalizas, fruta pequeña, flores y aguacate Hass para la
exportación, así como producción de leche en pequeñas ganaderías. La producción de
caña panelera, café, plátano, ganadería de doble propósito y frutales se realiza en las áreas
de clima medio correspondiente a las zonas de Embalses, Bosques y parcialmente Páramo.
Explotaciones porcícolas, piscícolas, avícolas y apícolas se desarrollan, a niveles
tradicional y tecnificado, en todas las zonas.

La tecnología usada en la subregión se guía por paquetes tecnológicos exigentes en


agroquímicos. Para amortiguar el uso de estos insumos la FAO, en conjunto con el
Programa MANA, desarrolló entre 2007 y 2015 proyectos de emprendimiento campesino
con el fin de disminuir el uso de agroquímicos a través de la implementación de tecnologías
basadas en buenas prácticas agrícolas y de manufactura. Otras asociaciones de carácter
técnico han venido trabajando en la Subregión, fundamentalmente en la Zona de San
Nicolás, buscando la racionalización en el uso de agroquímicos e implementando proyectos
basados en prácticas agroecológicas. El Distrito Agrario de Oriente ha desempañado un rol
de sensibilización acerca de la importancia de las economías campesinas en la Subregión.
Este Distrito, iniciado en el municipio de Marinilla a través de un Acuerdo del Concejo, en
1999, ha luchado por el desarrollo de las economías campesinas del oriente antioqueño,
“con el objetivo de garantizar la existencia y el perfeccionamiento de la cultura campesina
en el sector rural, propiciando el desarrollo integral de la actividad agropecuaria productora
de alimentos en la zona nororiental del municipio, acorde con el manejo sostenible de los
recursos naturales y las especifidades ecosistémicas y sociales del municipio de Marinilla,

148
POTA Departamento de Antioquia

con el fin de posibilitar la seguridad alimentaria municipal y departamental”.


Cultivos de flores para la exportación se ubican en los municipios de La Ceja, El Carmen
de Viboral y Rionegro, aprovechando la ventaja competitiva que constituye el aeropuerto
Internacional de Rionegro, el segundo aeropuerto en importancia de Colombia, y la Zona
Franca que se encuentra en el área del aeropuerto. También la industria manufacturera,
que se ubica en el oriente cercano, aprovecha la proximidad del aeropuerto y la autopista
Medellín – Bogotá. En la Zona del Altiplano se asienta un conjunto de empresas industriales,
manufactureras, comerciales y de servicios, el cual constituye el segundo enclave
empresarial del Departamento.

Producción y empleo generado. Haciendo una comparación entre las áreas sembradas en
2005 y 2015, se encuentra que en general la Subregión disminuyó su área sembrada, y por
ende la producción, tanto en área como en volumen, con la concecuente pérdida de empleo.
En la Tabla 1.44, la Tabla 1.45, la

Tabla 1.46 y la Tabla 1.47 se presenta el compartaivo de las áreas sembradas y en


producción entre los años 205 y 2015.

Tabla 1.44 Áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por municipio entre 2005
y 2015. Valles de San Nicolás

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
El Carmen de Viboral 5.739 7.061 5.494 6.649 52.502 66.841 2.734 11.640
El Retiro 577 1.120 497 664 2.302 8.807 377 1.010
El Santuario 4.080 3.159 4.080 3.019 71.880 72.080 2.752 2.215
Guarne 755 810 539 710 3.551 13.728 645 908
La Ceja 1.264 1.302 1.115 1.274 4.580 6.780 668 6.426
La Unión 2.564 1.152 2.555 1.138 34.250 30.442 1.671 3.441
Marinilla 6.820 5.477 6.820 5.208 112.681 72.834 3.670 3.352
Rionegro 1.115 970 1.093 962 8.989 16.280 926 2.568
San Vicente 7.934 5.150 7.692 5.182 62.618 53.572 4.412 3.779
Total 30.848 26.200 29.886 24.805 353.351 341.363 17.853 35.338
% variación -15 -17 -3,4 98
Fuente: Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Tabla 1.45 Áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por municipio entre 2005
y 2015. Zona Bosques

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Cocorná 4.424 2.736 4.394 2.676 18.275 11.907 2.035 1.559
San Francisco 939 1.060 634 910 974 1.992 375 415
San Luis 675 1.142 630 965 1.178 1.013 469 621
Total 6.038 4.938 5.658 4.550 20.427 14.911 2.879 2.594
% variación -18 -21 -27 -10

149
POTA Departamento de Antioquia

Fuente: Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Tabla 1.46 Áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por municipio entre 2005
y 2015. Zona Embalses

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Alejandría 1.150 1.052 1.047 959 1.387 2.351 631 553
El Peñol 2.612 2.602 2.209 2.126 37.655 70.828 1.847 2.222
Guatape 263 68 257 63 1.028 858 151 46
San Carlos 3.554 2.470 3.322 2.441 7.956 9.827 1.979 1.510
San Rafael 2.568 1.989 1.994 1.774 3.897 3.255 1.176 1.187
Concepción 728 725 593 666 2.754 5.457 410 458
Granada 2.843 915 2.813 831 7.019 3.495 1.934 709
Total 13.718 9.820 12.235 8.859 61.695 96.071 8.127 6.685
% variación -28 -28 56 -18

Fuente: Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Tabla 1.47 Áreas sembradas y en producción, volúmenes y empleo por municipio entre 2005
y 2015. Zona Páramo

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Abejorral 9.570 7.490 9.254 6.912 33.342 23.671 4.161 4.504
Argelia 2.462 1.978 2.052 1.645 2.915 4.088 1.276 1.079
Nariño 4.040 3.546 3.637 3.142 5.333 7.605 2.399 1.962
Sonsón 6.803 10.198 6.774 8.946 23.187 65.467 3.350 4.859
Total 22.875 23.212 21.716 20.645 64.777 100.831 11.186 12.404
% variación 2 -4,9 56 11
Fuente: Elaboración propia a partir de información obtenida de los Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de
la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

En general, la subregión ha venido perdiendo áreas sembradas. Embalses fue la zona que
más perdió: 3.898 hectáreas (28%). Los municipios que más área sembrada disminuyeron
fueron San Carlos, San Rafael y Granada. La única zona que presentó aumento fue Páramo
(Sonsón): 336 hectáreas (2%) respecto al área sembrada en 2005. Entre las causas para
esta disminución se citan: el impacto de la violencia; el fuerte invierno de 2011–2012 y 2013;
los altos precios de los insumos y los bajos precios de la producción; la escasez de mano
de obra.

Comercialización y centros de acopio. El proceso de comercialización de los diferentes


renglones agropecuarios se realiza a través de intermediarios locales en un 94% del

150
POTA Departamento de Antioquia

volumen producido; el 6% restante se comercializa a través de organizaciones campesinas.

Centros de beneficio animal. Existen 12 centros de beneficio animal ubicados en los


municipios de Abejorral, Alejandría, Argelia, Concepción, el Carmen de Viboral, Marinilla,
Nariño, Rionegro, San Carlos, San Rafael, San Vicente y Sonsón, los cuales prestan el
servicio de degüello de porcinos y vacunos a los municipios de la Subregión (FAO, 2015).
Algunos de estos centros han sido remodelados para cumplir con la normatividad INVIMA.
Cinco municipios disponen de plaza de ferias, siendo la de Marinilla la de mayor
importancia.

Plazas de mercado. En 13 municipios existe este tipo de espacio de mercado tradicional


(FAO, 2015). Las más dinámicas están en Rionegro (dos plazas); El Santuario, que realiza
mercados de hortalizas, papa, choclo, fríjol, todos los días; Sonsón; La Ceja y Marinilla. La
plaza de El Peñol funciona como distribuidora especializada para el tomate chonto
producido en El Peñol, Marinilla y Guatapé.

En las 13 plazas hay 1.573 locales: 41,2% se utilizan para el mercadeo detallista de
legumbres y frutas frescas; 26% en diversas actividades no relacionadas de manera directa
con el mercadeo de renglones agropecuarios; 10% en carnicerías y venta de pescado; 9%
en bodegas; 7,8% en restaurantes; 5,2% en granos y panela; 0,7% en otros. Este tipo de
espacios municipales han venido perdiendo la función para la cual fueron creados, pues no
han sido modernizados y están en desventaja frente a los supermercados y tiendas de
barrio.

Centros de acopio. En la subregión funcionan 13 centros de acopio de productos


agropecuarios, que cumplen funciones de recepción, bodegaje y mercadeo. Hay un centro
de acopio en El Carmen de Viboral que se especializa en fríjol. Cocorná se especializa en
el acopio y bodegaje de panela; El Santuario y Marinilla en hortalizas, fríjol y papa. Los de
San Rafael, San Vicente, Sonsón y Rionegro ofrecen servicios de almacenamiento para
todo tipo de productos agrícolas.

Dim e n s ió n Am b ie n ta l

Las principales cuencas hidrográficas de la subregión son las de los ríos Cauca, al
occidente, y Magdalena, al oriente. También son importantes las cuencas de los ríos Arma,
Nare, Piedras, Buey, Caldera, Cocorná y Samaná (IGAC, 2007). Los embalses de San
Rafael, San Carlos, San Lorenzo y Playas se localizan en la cuenca del río Magdalena.

La Central Hidroeléctrica de Guatapé, localizada en los municipios de El Peñol, Guatapé y


San Rafael, utiliza para la generación eléctrica aguas de los ríos Nare y Guatapé. Con una
capacidad instalada de 560MW, consta de dos etapas que entraron en operación,
respectivamente, en 1971 y 1979. La Central Hidroeléctrica de Piedras Blancas se localiza
en los municipios de Guarne y Medellín. Aprovecha entre otros el río La Honda para la
generación eléctrica. La Central Hidroeléctrica de San Carlos, localizada en el municipio de
San Carlos, sobre el río Guatapé, a 150 km al este de Medellín, utiliza los caudales
naturales del río Guatapé, además de los que sedesvían del río Nare, a través de la central
de Guatapé. Posee una capacidad instalada de 1.550 MW consta de dos etapas que
entraron a operar: 620 MW en 1984 y 930 MW en 1986 (IGAC, 2007).

151
POTA Departamento de Antioquia

Dim e n s ió n P o lític o In s titu cio n a l

Cada alcaldía dispone de un espacio de propiedad pública en el cual ejercen y desarrollan


sus funciones a través de un equipo de secretarios de despacho en los siguientes temas:
gobierno, planeación, tesorería, educación, agricultura, deportes y cultura, infraestructura
física.

Municipios Asociados del Oriente Antioqueño (MASORA). Agrupa a los municipios del
Altiplano o Valle de San Nicolás. Su visión está orientada a integrar las acciones
municipales, departamentales y nacionales, para implementar proyectos con el sector
público y privado, consolidando territorios equitativos y sostenibles, que permitan mejorar
las condiciones de vida de la población (Recurso electrónico, disponible en: www.masora-
gov.co).

Corporación Empresarial del Oriente Antioqueño. Es una agremiación de empresas


asentadas en el Oriente Antioqueño que sirve a sus asociados y a la sociedad en general
mediante el diseño, promoción y ejecución de programas orientados al mejoramiento de los
procesos empresariales, la calidad de vida de la comunidad y la protección del medio
ambiente. Existe desde hace 25 años y tiene entre sus afiliados a: Argos, Noel, Familia
Sancela, SIKA, ARP SURA, Parque Tecnológico de Antioquia CA, Mejía y Cia, Minerales
Industriales, Minerales Industriales, IMUSA, ISAGEN, COOPANTEX entre otras (Recurso
electrónico, disponible en: www.ceo.org.co).

Ba s e s p a ra u n a p la n e ac ió n p ro d u ctiva

Un análisis de los resultados obtenidos en la caracterización subregional, las respuestas al


cuestionario y los resultados del taller realizados para la Subregión permite hacer las
siguientes consideraciones para cada una de las tres zonas que componen la Subregión.

Zona Bosques

Los sistemas de producción con mayor importancia para esta zona son: café, cacao, caña,
plátano, ganadería doble propósito, porcicultura, avicultura, piscicultura y cítricos. Con
relación con programas y proyectos nacionales se identificaron los siguientes: Programa de
Alianzas Productivas y Programa de Consolidación Territorial con el DPS (Departamento
para la Prosperidad Social) y el Programa SENA-Emprende Rural. En proyectos con el
Departamento se tienen los siguientes: cofinanciación de una Alianza Productiva, un
convenio con CORNARE para proyectos ambientales, un proyecto de mejoramiento
genético bovino con FEDECACAO y un proyecto para sostenimiento de plantaciones de
cacao, insumos y herramientas. No se identificaron programas de cooperación
internacional. En convenios para la formalización y restitución de tierras se tiene un
proyecto para formalización de la propiedad de más de 1.100 predios rurales con la oficina
Nacional de Notariado y Registro.

Los destinos comerciales de la producción agropecuaria corresponden a mercados locales


y subregionales, aunque también se comercializa con la Central Mayorista, y se exporta
café a Estados Unidos y Europa. Los principales centros comerciales y de servicios con los
que se relaciona la zona son Medellín, Rionegro, Cocorná, Marinilla y El Santuario. La
prestación de servicios de asistencia técnicas se realiza especialmente a través de las
asociaciones de productores agropecuarios, con los ejecutores de proyectos productivos,

152
POTA Departamento de Antioquia

con las UMATA, las oficinas agroambientales, los comités de cafeteros y gremios como
FEDECACAO y COPANELA.

No se identifican necesidades de sistemas de riego, debido a la alta pluviosidad en la Zona.


Se considera muy importante la priorización de los diferentes programas y proyectos de
desarrollo económico (sector agropecuario), ya que este es el principal renglón de la
economía local.

La estructura ecológica principal está conformada por las cuencas de los ríos Samaná,
Cocorná, Santo Domingo, La Tebaida, río Claro y río Verde. En su estructura funcional y de
servicios se dispone de la autopista Medellín–Bogotá, vías secundarias y terciarias, bancos
y cooperativas, centros educativos y de salud y diferentes instituciones como CORNARE,
ICA, INTERACTUAR, SENA, EPM y Universidad Católica y parques educativos. Además,
se encuentran algunas organizaciones campesinas y gremios agropecuarios.

La Zona Bosques está habitada principalmente por pobladores de agricultura familiar y este
tipo de población ocupa tanto las áreas rurales como las urbanas presentando altos índices
de informalidad en la tenencia de la tierra y altos niveles de minifundio. La piscicultura ofrece
una alta potencialidad dada la riqueza en aguas de la zona, tanto para seguridad alimentaria
como para los mercados.

Zona Embalses

Los sistemas de producción con mayor importancia para la zona son hortalizas, frijol, maíz,
café, caña y plátano. Actualemente se cofinancia un proyecto entre ISAGEN y EPM para
beneficiar a 1.430 familias con tres años en asistencia técnica. También se tienen proyectos
para el encadenamiento comercial y la seguridad alimentaria. De orden departamental, se
cofinancian proyectos con café, cacao, plátano, aguacate hass, caña, frijol, parcelas
silvopastoriles, especies maderables, huertas agroforestales, gallinas ponedoras,
ganadería doble propósito, piscicultura y apicultura. También se plantea la construcción de
un centro de procesamiento, transformación y comercialización de la panela. Como
programas de cooperación internacional se tienen el convenio CISP–MADR, que busca
estrategias que permitan mejorar las cadenas de comercialización, cadenas productivas e
implementación de estrategias para el fortalecimiento de la competividad a través de
infraestructura activa. En varios municipios se reportan convenios para la formalización y
restitución de tierras, entre ellos Alejandría, Granada y San Carlos.

La comercialización se da a nivel local principalmente, aunque también se comercializa con


la Central Mayorista y Minorista en Medellín, Rionegro, Barbosa y San Vicente. Existe un
mercado de exportación para café, aguacate y gulupa. Los principales centros urbanos de
contacto comercial y de servicios son Rionegro, San Vicente, Barbosa, El Santuario y
Medellín. La prestación de servicios de asistencia técnica se realiza a través de las UMATA.
La zona no cuenta con proyectos relacionados con necesidades en adecuación de tierras.
Se manifestó que se requiere un fortalecimiento para el sector agropecuario en los campos
de investigación y comercialización.

La estructura ecológica principal de la zona está conformada por las áreas de embalse, los
ríos Calderas, San Matías, Tafetanes, Nare, Samaná, Bizcocho y Guatapé. Por las zonas
de manejo especial de Las Camelias, Cuenca Arenal, Zona de reserva Forestal Las
Camelias (en trámite). En su estructura funcional y de servicios se tiene una vía principal

153
POTA Departamento de Antioquia

muy bien dotada, aunque las vías terciarias que comunican con las veredas se encuentran
en estado de precariedad. Los puestos de salud que existen solo reciben visitas ocasionales
de personal de salud. Los acueductos rurales presentan una cobertura del 5%. No existen
redes rurales de recolección de basuras. La infraestructura física de las escuelas rurales se
encuentra en mal estado y el 90% de las viviendas rurales tienen pozo séptico.

La población victimizada corresponde al 98% en promedio respecto a la población total. La


mano de obra para las actividades rurales es deficiente. Predomina la informalidad en la
tenencia de la tierra lo cual impide el acceso al crédito. La vivienda rural se encuentra en
malas condiciones de calidad y con problemas de hacinamiento. Las áreas en explotación
de la agricultura familiar son inferiores a las áreas recomendadas en la UAF. El empleo es
generado principalmente por la agricultura familiar, la administración municipal, el comercio
de las cabeceras, CORNARE, el turismo y el mantenimiento de obras públicas.

La Zona de Embalses está habitada principalmente por población de agricultura familiar en


las áreas rurales de los municipios que la conforman, presentando altos niveles de
minifundio e informalidad en la tenencia de la tierra cultivando en sus parcelas productos
de canasta básica a través de cuales participa de la oferta de renglones de clima frío y
medio para los mercados locales de la zona y las ciudades Rionegro y Medellín. Presenta
una gran riqueza hídrica que alimenta los embalses que generan el 23% de la demanda de
energía eléctrica nacional y el 68% de la departamental. El desarrollo de los embalses
disminuyó las áreas agrícolas de El Peñol y Guatapé, y actualmente estos dos municipios
complementariamente con las actividades agropecuarias desarrollan actividades turísticas
alrededor de los embalses.

Zona Páramo

Los sistemas de producción con mayor importancia en la zona son: frijol, maíz, higo,
uchuva, granadilla, tomate de árbol, maracuyá, zanahoria, tomate de aliño, aguacate hass,
café, plátano, caña panelera, ganadería doble propósito, ganadería de leche, porcicultura,
avicultura, cacao, flores y palma de aceite. En programas y proyectos nacionales se reporta
el proyecto RESA (Red de Seguridad Alimentaria) con el Departamento para la Prosperidad
Social; alianzas productivas de cacao y caña. Para el caso de los proyectos cofinanciados
con el Departamento, se tienen con cultivos de café y cacao, proyectos de huertas MANA
en seguridad alimentaria, proyectos de la Unidad de Víctimas, huertas agroforestales con
CORNARE, y algunos proyectos con piscicultura. No se reportaron proyectos de
cooperación internacional en la zona.

No existen proyectos para formalización y restitución de tierras. Los principales destinos


comerciales son los mercados locales y las Centrales Mayorista y Minorista. El café, las
flores y el aguacate hass van dirigidos a mercados internacionales, principalmente Estados
Unidos. Los principales centros de contactos comerciales y de servicios son Medellín,
Sonsón, La Ceja y Rionegro. La asistencia técnica se presta a través de las
administraciones municipales (UMATA) y el Comité de Cafeteros. Se necesita el
fortalecimiento técnico de la UMATA para que cuente con mayor cantidad de profesionales
que puedan hacer un mayor acompañamiento en la prestación del servicio de ATRD como
lo dice la normatividad. No se reporta información sobre las necesidades en adecuación de
tierras.

154
POTA Departamento de Antioquia

La estructura ecológica principal está conformada, entre otros, por los ríos Arma, Buey,
Aures, Sirgua, Tasajo, Claro, Samaná Sur y Samaná Norte, Verde, Paloma, San Julián,
Chamberí, San Lorenzo, Rionegrito y Buenavista. Las vías terciarias que existen se
encuentran en mal estado. Las viviendas rurales requieren mejoramiento en sanidad y agua
potable y la cobertura en acueductos rurales es baja. En relación con la estructura de
ocupación territorial y socioeconómica se plantearon las siguientes observaciones: no hay
suficiente mano de obra rural y no hay relevo generacional; no existen predios baldíos en
la zona y la tenencia de los predios es en la mayoría de las veces informal. La población
víctima del conflicto es del 95%. Existen organizaciones campesinas y juntas de acción
comunal en todo el territorio.

Zona Valles de San Nicolás

Los sistemas de producción con mayor importancia para esta zona son: zanahoria, repollo,
remolacha, tomate chonto, papa, fríjol, maíz, mora, uchuva, gulupa, ganado de leche,
porcicultura, avicultura, aguacate hass, pino patula, eucalipto y ciprés. El SENA adelanta
proyectos en agroindustria, finanzas del hogar, tecnología en producción agrícola, cosecha-
poscosecha-comercialización y esterilización masiva de mascotas. Existen también
proyectos con el CMDR (Comité Municipal de Desarrollo Rural), el Ministerio de Trabajo, la
Federación Nacional de Departamentos y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. A
nivel departamental se presenta el fortalecimiento de la producción de aguacate, la
asistencia técnica rural, la promoción de un modelo asociativo de productores de mora, el
programa de protección de garantías a cultivos, el fortalecimiento del cultivo del café, y el
encadenamiento comercial y la seguridad alimentaria. Ningún municipio informa de tierras
para restituir, aunque si son receptores de víctimas. Los destinos comerciales de la
producción agropecuaria son las Centrales Mayorista y Minorista, algunas ciudades de la
Costa Atlántica, Rionegro, Bogotá, el Eje Cafetero y algunos casos, Europa. Los centros
urbanos con mayor contacto comercial y de servicios son Medellín, Rionegro, Marinilla, El
Peñol y Barbosa. La prestación del servicio de asistencia técnica se presta en todos los
municipios a través de dependencias municipales de la alcaldía, excepto en San Vicente
en donde se presta por operadores particulares contratados por el municipio. Se manifestó
la necesidad de implementar distritos de riego para apoyar la producción agropecuaria.
Existen Distritos Agrarios en varios municipios y Reservas Campesinas.

La estructura ecológica principal está compuesta por los ríos Santo Domingo y Melcocho.
Hay también Reservas Forestales Protectoras. En cuanto a la estructura funcional y de
servicios, la mayor dotación de la Subregión la posee esta zona. Se observa que existen
organizaciones de productores de agricultura familiar y Comités de Cafeteros. La Zona
presenta un alto nivel de crecimiento urbano en los municipios de Rionegro, La Ceja, El
Retiro, Marinilla y el Carmen de Viboral.

En resumen, las cuatro zonas de la Subregión son diferentes en vocación y uso del suelo,
pero todas tienen como características comunes: la agricultura familiar vinculada a la
producción de renglones de la canasta familiar, la explotación en minifundio, un alto nivel
de informalidad en la propiedad, la no utilización de riego y una baja participación de las
organizaciones campesinas. La Zona de San Nicolás es la que mayor desarrollo económico
y social presenta, pues en ella se concentra la mayor población y desarrollo industrial. La
Subregión Oriente, después del Valle de Aburrá, es la que dispone de mayor de
infraestructura física y social. El agotamiento del suelo urbanizable disponible en el Valle

155
POTA Departamento de Antioquia

de Aburrá, así como el proceso de expansión industrial del Oriente Antioqueño, ejercen
presión sobre los suelos rurales del Oriente cercano, aumentando la renta del suelo, lo cual
conduce a que muchos campesinos de veredas hayan vendido sus predios, abandonado la
agricultura y emigrado a centros urbanos.
Subregión Suroeste

As p e c to s g e n e ra le s

La subregión del Suroeste tiene 6.512 km², que equivalen al 10,24% del total del
Departamento. Se localiza al suroccidente de la ciudad de Medellín sobre las vertientes de
las cordilleras Central y Occidental que conforman el cañón del río Cauca y se extiende de
oriente a occidente desde la vertiente occidental de la cordillera Central hasta la divisoria
de aguas, haciendo límites con el departamento del Chocó, en la Cordillera Occidental, y
de sur a norte, desde los límites con los departamentos de Caldas y Risaralda, por el sur,
hasta los municipio de Urrao, Salgar, Concordia y Angelópolis, por el norte, en límites con
la Subregión de Occidente (Figura 1.21) (Gobernación de Antioquia, 2011).

La subregión presenta en su mayoría un relieve quebrado, predominando los cañones


profundos y de alta pendiente y los valles aluviales en los ríos Cauca, Cartama, Sucio y
Penderisco. A nivel orográfico el territorio es atravesado de sur a norte por las cordillas
Central y Occidental. En esta se encuentran los hitos montañasos: páramo de Frontino
(Urrao, Concordia y Salgar), farallones del Citará (Jardín, Andes, Betania y Ciudad Bolívar)
y los cerros Tusa y Bravo, entre Fredonia y Venecia.

El proceso de población del Suroeste antioqueño hace parte del proceso conocido como la
colonización antioqueña del occidente colombiano, iniciada a finales del siglo XVIII por
familias de Medellín, Envigado, Rionegro y Marinilla. Este proceso tomó forma a partir de la
independencia de España y estuvo presente durante el siglo XIX y parte del XX; a través
del mismo se fundaron más de 100 poblaciones en el sur de Antioquia (actuales
departamentos del Eje Cafetero, Norte del Tolima y Norte del Valle). El gobierno central
benefició con baldíos de la nación a los soldados y oficiales que participaron en la gesta
libertadora, así como a los comerciantes y familias adineradas que financiaron al ejército
libertador, generando leyes y decretos que buscaban favorecer la ocupación del territorio a
través de la concesión de baldíos. La colonización del Suroeste fue de alguna manera
dirigida por los propietarios de baldíos otorgados, que necesitaban mano de obra para la
apertura de caminos y montaje y sostenimiento de las haciendas, lo cual dio lugar a las
fundaciones de los actuales pueblos del Suroeste, realizadas casi todas en la segunda
mitad del siglo XIX (Parsons, 1961). Estas nuevas poblaciones, se desarrollaron con base
en el cultivo del café a nivel de grandes, medianas y pequeñas parcelas.

La subregión como gran productora de café, no puede concebirse sin valorar el papel
jugado por la Federación de Cafeteros, la cual ha desempeñado un rol fundamental a nivel
económico y social a través de las cooperativas cafeteras de los municipios, que han
financiado la producción, prestado asistencia técnica a los caficultores, realizado el servicio
de trilla y comercializado el grano en los mercados internacionales; ha cofinanciado
conjuntamente con el Estado obras de infraestructura a nivel veredal tales como vías,
acueductos, escuelas. No ha sido ajena a la Federación la investigación sobre el café la
que permitido a todos los caficultores el acceso nuevas variedades para superar problemas
fitosanitarios y aumentar la productividad. La Subregión dispone de una red vial que conecta

156
POTA Departamento de Antioquia

a través de la Troncal del Café a todos los municipios de la Subregión con la capital del
departamento y con los departamentos del eje cafetero, el Valle del Cauca y el puerto de
Buenaventura y con el departamento del Chocó y con la región de Occidente a través de la
troncal que va de La Pintada a Santa Fe de Antioquia por la rivera del Río Cauca.
Figura 1.21 Mapa Región Suroeste

157
POTA Departamento de Antioquia

Desde la Asamblea de Antioquia se institucionalizó una división de las Subregiones en


diferentes zonas de planificación. Esta división se realizó con base en las semejanzas

158
POTA Departamento de Antioquia

geográficas y climáticas de los municipios, pero también con base en las siguientes
variables: continuidad geográfica, relieve, cuencas, clima, actividad económica, tipo de
tenencia, tamaño de los predios productivos, uso del suelo, cultivos, medio ambiente, áreas
boscosas, áreas degradadas, infraestructura vial, servicios de educación, salud,
electrificación, actividades culturales, movimientos poblacionales, fuerza de trabajo,
servicios bancarios entre otros. Estas zonas sirven también como unidades de planeación
y de formulación de políticas públicas (FAO, 2015 y Universidad de Antioquia, 2013).

En la Tabla 1.48 se presenta la información general de la Subregión, en la cual se observa


que Urrao es el municipio de mayor extensión con el 33,9% del área de la Subregión,
seguido de Andes y Salgar con 6,8% y 6,4% respectivamente. En la distribución porcentual
de pisos térmicos el cálido representa el 24,4%, el medio el 38,8% y el frío el 36,4%. La
Subregión se compone de 23 municipios agrupados en cuatro zonas determinadas por la
continuidad geográfica y características socioeconómicas relativamente homogéneas en
cuanto al relieve y la actividad económica: Cartama (160.403 ha), Sinifaná (81.921 ha),
Penderisco (345.700 ha) y San Juan (195.712 ha) (Gobernación de Antioquia, 2008)
(Gobernación de Antioquia, 2011).

Tabla 1.48 Generalidades para la Subregión Suroeste Antioqueño

Extensión pisos térmicos (km²) Distancia


Corregi- Vere- Extensión % Área % Área
Municipio Pára- Medellín
mientos das (km²) urbana rural Cálido Medio Frío
mo (km)
Sinifaná
Angelópolis 1 11 86 0,7 85,3 64 22 48
Fredonia 1 35 247 1,3 245,7 97 137 13 58
Titiribí 4 13 215 0,4 214,6 73 36 106 62
Amagá 3 18 84 1,5 82,5 5 75 4 36
Venecia 2 15 141 1 140 56 82 3 61
Total Zona 11 92 773 231 394 148
Cartama
Caramanta 3 21 86 2,1 83,9 10 42 34 117
Jericó 1 31 193 1,3 191,7 33 86 74 122
La Pintada - - 55 55 52 3 122
Montebello 1 16 83 0,2 82,8 15 68 53
Pueblorrico 1 20 85 0,4 84,6 18 51 16 110
Támesis 2 37 243 1,6 241,4 45 124 74 108
Tarso 1 17 119 0,2 118,8 73 45 1 95
Santa Bárbara 2 42 185 0,4 184,6 53 102 30 53
Valparaíso 1 13 130 0,9 129,1 79 48 3 100
Total Zona 12 197 1179 378 569 232
San Juan
Andes 3 42 444 2,5 441,5 189 222 33 121
Betania 1 31 168 0,1 167,9 106 43 19 118
Ciudad Bolívar 3 9 282 0,9 281,1 16 175 79 12 109
Hispania 1 11 58 0,2 57,8 12 46 100

159
POTA Departamento de Antioquia

Extensión pisos térmicos (km²) Distancia


Corregi- Vere- Extensión % Área % Área
Municipio Pára- Medellín
mientos das (km²) urbana rural Cálido Medio Frío
mo (km)
Jardín 1 21 226 1 225 78 146 2 138
Total Zona 9 114 1178 28 594 490 66
Penderisco
Betulia 3 41 252 0,5 251,5 15 118 119 120
Concordia 1 24 231 1,7 229,3 46 106 79 94
Salgar 1 32 423 0,4 422,6 64 168 186 5 101
Urrao 1 102 2510 1,6 2.508,4 823 575 1.112 161
Total Zona 6 199 3416 948 967 1.496 5
Totales 38 602 6.546 1.585 2.524 2.366 71

Fuente: FAO, 2015.

La Zona Cartama está ubicada entre el río San Juan, al occidente, y desde del río Cauca
hasta la parte alta de las cuencas Buey y Poblanco, al oriente. Suma un área de 1.179 km²,
que corresponde al 18,1% de la superficie total de la Subregión. Comprende los municipios
de Caramanta, Valparaíso, La Pintada, Santa Bárbara, Támesis, Montebello, Jericó, Tarso,
Pueblorrico, Pueblorrico. En la zona predomina el clima templado y frío y una topografía
que va de ondulada a pendientes moderadas, con altitudes que oscilan entre los 2.000 y
3.500 msnm, en límites con el departamento de Risaralda y Caldas. La zona está
conformada por tres cuencas principales, las de los ríos Cartama, Poblanco y Buey, que se
caracterizan por ser cañones profundos y con pendientes que van de moderadas en la
cuenca del Cartama a muy altas (Gobernación de Antioquia, 2011).

El café asociado con el plátano, cultivado fundamentalmente en pequeñas parcelas,


constituye la principal actividad económica de los municipios que conforman la zona, con
excepción de la Pintada. La zona se caracteriza por un avanzado desarrollo en el cultivo de
los cítricos en la parte que se localiza sobre la cuenca del río Cauca y en la parte baja de
las cuencas de los ríos Cartama, Buey y Poblanco. Otros renglones, como las hortalizas de
clima frío, y leche, se producen en menor escala en la parte alta de los municipios de
Caramanta, Támesis y Jericó. También se encuentran algunas plantaciones forestales. La
producción de cítricos es desarrollada fundamentalmente por grandes agroempresas y su
mercado está en los dos principales centros de mercado en Colombia: Medellín y Bogotá.
Recientemente los pequeños productores han incursionado en la producción de fique en
áreas marginales para café. Hacia la vertiente oriental, el municipio de Santa Bárbara es el
más representativo en la producción de mango hilacha, aguacate, mandarina y otros
frutales, con la predominancia de pequeños productos agrícolas. El mercado principal de
destino de estos productos es la Central Mayorista de Itagüí. La zona está cruzada por la
vía marginal del río Cauca, vía que proyecta mejorar la conexión del sur del país con la
región de Urabá; la vía troncal de Occidente conecta la Subregión del Suroeste con el
departamento del Chocó y la costa Atlántica. A su interior, todos los municipios están
conectados con Medellín por vías pavimentadas y en buen estado.

En los últimos 20 años, las actividades turísticas han venido en crecimiento,


específicamente en los municipios de La Pintada y Jericó, siendo este último el líder en esta

160
POTA Departamento de Antioquia

actividad, por ser la cuna de la Madre Laura y disponer de monumentos, infraestructura y


cultura turística (Gobernación de Antioquia, 2011; FAO, 2015).

La Zona San Juan está localizada sobre la cuenca del río San Juan y sus vertientes, llega
a los límites con el departamento del Chocó, al occidente. Tiene un área de 1.176 km², que
corresponde al 18,06% del total de la Subregión. Comprende los municipios de Andes,
Betania, Ciudad Bolívar, Hispania y Jardín. En la Subregión predomina el clima templado y
una topografía que va de ondulada a pendientes moderada, con altitudes que oscilan entre
los 2.000 y 3.900 msnm, en los Farallones del Citará, en límites con el departamento del
Chocó.

La zona la conforman dos cuencas principales: la del río San Juan, que atraviesa de sur a
norte los municipios de Jardín, Andes, Betania e Hispania, y la que atraviesa el municipio
de Ciudad Bolívar. Se caracteriza por tener pendientes que van de moderadas, en la cuenca
del San Juan, a altas, en la parte alta de la cuenca de Ciudad Bolívar (Gobernación de
Antioquia, 2003; Gobernación de Antioquia, 2011). La zona está cruzada por la vía que
comunica con el departamento del Chocó y por un eje vial en muy buen estado, que integra
todos los municipios de la zona y que los conecta con Medellín y la vía que va hacia la
región de Urabá y el Eje Cafetero.

La zona está cruzada por la vía que comunica con el departamento del Chocó y por un eje
vial en muy buen estado, que integra todos los municipios de la zona y que los conecta con
Medellín y la vía que va hacia la región de Urabá y el Eje Cafetero. La zona se caracteriza
por un avanzado desarrollo en el cultivo del café asociado con plátano, además de una
ganadería extensiva y plantaciones forestales.

En los últimos 20 años, las actividades turísticas han venido en crecimiento en todos los
municipios que la conforman, siendo líder el municipio de Jardín (Gobernación de Antioquia,
2011; FAO, 2015).

La Zona Sinifaná se localiza sobre las cuencas de los ríos Sinifaná y Amagá y desde el río
Cauca hasta la divisoria de aguas con la cuenca del río Medellín. Con un área de 700 km²,
corresponde al 10,7% del total de la Subregión del Suroeste. Comprende los municipios de
Amagá, Angelópolis, Titiribí, Venecia y Fredonia. En la Subregión predomina el clima
templado y una topografía que va de ondulada a pendientes moderada, con alturas que
oscilan entre los 2.000 y 3.000 msnm, en límites con el municipio de Caldas y de Santa
Bárbara. La zona está conformada por tres cuencas principales: la del río Amagá, que
atraviesa hacia el noroccidente los municipios de Amagá, Angelópolis y Titiribí; la de la
Sinifaná, que atraviesa el municipio de Fredonia y Venecia; y la del río Cauca, que recorre
los municipios de Fredonia, Venecia y Titiribí. Las tres se caracterizan por ser unos cañones
con pendientes que van de moderadas, en la cuenca de la Sinifaná, a altas en la parte
media, en la cuenca del río Amagá (Gobernación de Antioquia, 2011).

La minería del carbón es la actividad de mayor importancia en las cuencas de la Sinifaná y


Amagá, y su mercado natural son las industrias localizadas en el Área Metropolitana del
Valle de Aburrá. A nivel agrícola, la zona se caracteriza por contar con cultivos de café en
los municipios de Fredonia, Venecia, Amagá y Titiribí; cítricos en Fredonia y Venecia; y
ganadería extensiva y plantaciones forestales en menor escala en las zonas marginales
para el cultivo del café, parte alta de las cuencas Sinifaná y Amagá y la vertiente hacia el

161
POTA Departamento de Antioquia

río Cauca. La mayor parte de la actividad cafetera la desarrollan pequeños productores de


agricultura familiar. Las plantaciones forestales son desarrolladas por grandes
agroempresas y su mercado está en las empresas que industrializan la madera en la ciudad
de Medellín. La producción de huevo es una actividad que tiene presencia en la zona, con
mayor importancia en los municipios de Amagá, Fredonia, Titiribí y Angelópolis
(Gobernación de Antioquia, 2011 y FAO, 2015).

La zona está cruzada por la vía que comunica a la ciudad de Medellín con el Suroeste
Antioqueño, el Eje Cafetero y el departamento del Chocó.

La Zona Penderisco se localiza en tres cuencas principales con diferencias marcadas por
condiciones medio ambientales y topográficas: la del río Penderisco, que cruza el municipio
de Urrao, en dirección noroccidente; la cuenca del río Barroso, que cruza el municipio de
Salgar; y la cuenca del río Cauca, que sirve de limite a los municipios de Concordia y
Betulia. Su área de 3.457 km² corresponde al 53,1% del total de la Subregión del Suroeste.
Comprende los municipios de Betulia, Concordia, Salgar y Urrao. Predomina el clima
templado y frío y una topografía que va de ondulada a muy pendiente, con altitudes que
oscilan entre los 1.000 msnm, en las riberas del río Cauca, y los 4.080 msnm del páramo
de Frontino, en el municipio de Urrao.

Para los municipios de Salgar, Concordia y Betulia, la topografía es de alta pendiente, con
una zona de vida de bosque húmedo Premontano; en Urrao, las condiciones climáticas
están influenciadas por el trópico húmedo del Pacífico (bosque muy húmedo Premontano y
bosque muy húmedo Montano Bajo) (Gobernación de Antioquia, 2011). La zona está
cruzada por una vía que la conecta con la vía que se proyecta mejorar para conectar el sur
del país con la región de Urabá, el departamento del Chocó y la costa Atlántica. A su interior,
todos los municipios están conectados desde Medellín con vías pavimentadas en buen
estado.

A nivel agrícola, la zona se caracteriza por el desarrollo en el cultivo de tomate chonto bajo
invernadero, fríjol cargamanto, gulupa, tomate de árbol, hortalizas, caña panelera y café,
en la parte localizada sobre la cuenca del río Penderisco. Para los otros tres municipios, el
cultivo del café es el rubro predominante. Los productos de la zona abastecen los mercados
del Área Metropolitana y Bogotá y el mercado de exportación del café. La producción de
leche y carne se concentra principalmente en la cuenca del río Penderisco, logrando
soportar el desarrollo de agroindustrias de derivados lácteos, una oferta de carne que se
comercializa para el departamento del Chocó y una producción de leche para el consumo
local en el municipio de Urrao. También se encuentran algunas plantaciones forestales. El
resto de la zona está ocupada por bosque natural.

En el municipio de Urrao opera la Cooperativa Integral de Urrao con más de dos décadas
de existencia y la cual adelantó el proyecto de comercialización de granadilla y actualmente
comercializa el fríjol y la leche producida por socios y no socios. Para el café está la
cooperativa cafetera de Andes, la que se encarga de comercializar la mayor parte del café
de la zona (Gobernación de Antioquia, 2011 y FAO, 2015).

En la Tabla 1.49 se presentan algunas problemáticas, ventajas, proyectos y megaproyectos


para la subregión definidas por zonas en 2007.
Tabla 1.49 Problemas – Ventajas – Proyectos – Megaproyectos subregión Suroeste

162
POTA Departamento de Antioquia

Ventajas Proyectos zonales


Base económica Problemáticas
comparativas /Megaproyectos
- Café cultivo principal café a - Monocultivo del café
plátano. Plátano como - Débil proceso de
monocultivo presenta un diversificación.
área relativamente baja. - Bajo nivel de desarrollo de
- Hortalizas de clima frío, asociatividad campesina.
plátano y leche, se - Exportación de café con
producen en menor escala bajo nivel agregado.
en la parte alta de los - Desarrollo de ganadería
municipios de Caramanta, extensiva en tierras planas,
Támesis y Jericó que son aptas para la
- Los cítricos se cultivan en agricultura.
- Desarrollo
las vertientes y riveras al río - Carencia de distritos de
agroindustrial
Cauca por grandes riego.
alrededor de la
empresarios - Bajo nivel del sistema de
citricultura.
- En Santa Bárbara prestación de asistencia
- Potencial turístico. - Ampliación de
predominan pequeños técnica en producción
- Potencial minero proyectos turísticos.
huertos con mango hilacha, agropecuaria.
- Potencial para la - Producción de cafés
mandarina, aguacate y otros - Baja infraestructura de riego
diversificación de altura con valor
frutales tanto en economía para actividades
agropecuaria. agregado.
campesina como de agropecuarias.
- Potencial hídrico - Desarrollo del
grandes empresarios. - Bajo nivel del equipamiento
- Potencial forestal distrito de riego del
- En Támesis se presentan para educación a nivel rural.
río Cartama.
explotaciones de cítricos y - Bajo nivel académico a nivel
- Vía férrea entre La
pequeños cultivos de fique. urbano y rural
Feliza – Bolombolo.
- En Jericó se desarrollan - Bajo nivel de potabilidad del
cultivos de cardamomo. agua a nivel rural.
- Las plantaciones forestales - Malas condiciones de
se desarrollan en pinos, saneamiento a nivel rural.
eucaliptos y melina en - Bajo nivel de conectividad
cuentas de participación con en los territorios rurales.
la Empresa Reforestadora - Bajas prácticas de
Integral de Antioquia. planeación urbana y rural.
- La ganadería extensiva se - No planificación del uso del
desarrolla en las áreas suelo rural.
rivereñas de los ríos Cauca, - La situación de pobreza y
Sucio y Cartama miseria es del 79,33%

Zona San Juan


Ventajas Proyectos zonales
Base económica Problemática zonal
comparativas /Megaproyectos
- Deficiente infraestructura - Posición
vial y urbana. estratégica con - Proyecto para la
- Bajo nivel de integración respecto al Valle agregación de
entre los municipios de la Aburrá, los valor a las
zona. departamentos del maderas
- Poca diversificación en Eje Cafetero y el plantadas en la
actividades agrícolas. Chocó. zona.
Proyectos turísticos en - Alta dependencia del - Posibilidades de - Formación de
marcha. monocultivo del café. desarrollos capital humano.
- Bajo nivel agregado al agropecuarios, - Fortalecimiento de
cultivo de café. forestales y proyectos de
- Escasez de mano de obra piscícolas en los economía
para la recolección del diferentes pisos campesina y
café. altitudinales desarrollo de
- Alto desempleo en épocas - Potencial turístico. nuevos proyectos.
de no cosecha del café. - Riqueza

163
POTA Departamento de Antioquia

Ventajas Proyectos zonales


Base económica Problemáticas
comparativas /Megaproyectos
- Alto costo de la tierra. ambiental:
- Competencia de liderazgo reservas
entre los municipios de la naturales:
zona. Farallones del
Citará; Cuchilla
Jardín – Támesis,
etc.

Zona Sinifaná
Ventajas Proyectos zonales
Base Económica Problemática zonal
Comparativas /Megaproyectos
- Minería ilegal
- Problemas ambientales a
causa de la minería y los
beneficiadores de café.
- Mala disposición de
residuos sólidos
- Alto número de viviendas
- Riqueza minera
en lugares de alto riesgo.
en carbón.
- Bajo nivel de seguridad en
- Minería de carbón - Ubicación de la
la minería de carbón en
- Caficultura Subregión
general. - Desarrollo integral
- Porcicultura respecto al área
- Degradación de los suelos de la minería.
- Reforestaciones metropolitana.
por factores de - Agro ecoturismo
comerciales. - Potencialidad de
deforestación, alta
- Producción huevos sus suelos para la
pluviosidad y uso
producción de
inadecuado.
café.
- Bajos niveles de
diversificación
agropecuaria.
- Desempleo
- Estado entre malo y
regular de la
infraestructura vial.

Ventajas Proyectos zonales


Base Económica Problemática zonal
Comparativas /Megaproyectos

- Banco de
maquinaria para el
- Regulares y malas - Potencial agrícola
mantenimiento de
condiciones de y ganadero.
Producción de café, frijol vías.
accesibilidad vial a nivel - Suelos de buena
cargamanto, caña panelera, - Proyecto
zonal, municipal y veredal. calidad en los tres
fruta pequeña, tomate agroindustrial para
- Débil apoyo institucional al pisos térmicos.
chonto, ganadería de leche y dar valor agregado
sector de economía - Potencial hídrico.
ganadera de doble a los productos
campesina. - Potencia forestal.
propósito. agrícolas
- Difícil acceso proyectos de - Relaciones
Agroindustria láctea, trilla de regionales.
capacitación en económicas y
café y producción de panela. - Vía que conectará
tecnologías agrícolas. culturales con
a la Zona del
- Altos costos de la tierra. Choco y Urabá.
Penderisco con
Andes y Urabá.

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2008


De la información asentada en la Tabla 1.49 se definió la siguiente visión para la subregión:

164
POTA Departamento de Antioquia

El Suroeste antioqueño será en el año 2020 una región plenamente


desarrollada en los campos agropecuario y agroindustrial, en paz y armonía
con la naturaleza”.

Apoyando los siguientes factores de éxito: liderazgo y compromiso, el campo


su producto y su mercado, calidad en la educación y recuperación de valores
del núcleo familiar (Gobernación de Antioquia, 2008).

Ca ra c te riza c ió n s u b re gio n a l

Dim e n s ió n s o c ial

Demografía. El 50% de los 377.236 habitantes de la subregión se encuentran en las


cabeceras municipales (DANE, 2016). En las zonas de las cuencas de los ríos Cartama,
San Juan y Sinifaná la población urbana es mayor que la rural; en la zona de la cuenca del
río Penderisco la rural es mayor (Gobernación de Antioquia, 2015).

En 2009 la subregión representaba 6,37% de la población del departamento; para el 2016,


se espera que sea el 5,77%, con un crecimiento interanual de 0,44%, inferior al crecimiento
promedio anual de 1,3% de la población colombiana (DANE, 2016). Explica igualmente la
migración que se presenta del campo a la ciudad (de 3,6% interanual).

La comunidad Embera Chamí tiene importantes asentamientos en los municipios de Andes


y Jardín (particularmente en el corregimiento de Cristianía) y en el municipio de Urrao. Otros
municipios con presencia de población indígena son: Pueblorrico, Támesis y Ciudad
Bolívar. Hay población afrodescendiente en La Pintada, Salgar, Ciudad Bolívar, Andes,
Betulia, Pueblorrico y Venecia.

Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). Para 2015, el indicador promedio de NBI en la


subregión era de 31,8%, superior a los índices del Departamento y Medellín (Gobernación
de Antioquia, 2015). Los municipios de la zona de Penderisco presentaban los mayores
índices de NBI (mayores de 38%). Los menores se presentaban en Jardín (24,28%), de
San Juan, Caramanta (25%), de Cartama, y los municipios de la cuenca dell Sinifaná (por
debajo de 28%).

Se presentaban índices de población en condiciones de pobreza y miseria mayores en las


zonas rurales; Penderisco presentaba las peores condiciones. Es importante señalar que
los niveles de pobreza eran altos en la mayoría de municipios, a pesar del apoyo que la
Subregión ha recibido de la Federación Nacional de Cafeteros, que ha invertido en asocio
con la gobernación de Antioquia en proyectos sociales y de infraestructura, aumentando la
cobertura de servicios públicos.

Educación. Históricamente el Suroeste antioqueño ha tenido una cobertura aceptable de


escuelas de preescolar y básica primaria y bachillerato en las cabeceras, como efecto de
la interacción entre el departamento y la Federación de Cafeteros. La tasa de escolaridad
en 2015 era de 87,15% del total de la población estudiantil y su tasa de deserción, 1,24%
(Gobernación de Antioquia, 2015). La población estudiantil de la subregión (preescolar,

165
POTA Departamento de Antioquia

primaria y secundaria) sumaba 63.193 estudiantes (6% de la población estudiantil


departamental), la mayoría concentrada en la zona rural.

La mayor parte de la población se encontraba en el nivel educativo primario, lo cual


coincidía con las estadísticas para el total del departamento de Antioquia. La tasa bruta de
escolaridad (básica, primaria, secundaria, media y superior) era superior en el área rural
(105,01%) con relación a la urbana (70,99%).

Instituciones de educación superior como la Universidad de Antioquia, la Universidad


Cooperativa de Colombia, la Fundación Universitaria Luis Amigó, el Tecnológico de
Antioquia, el Instituto Universitario Pascual Bravo, el Politécnico Jaime Isaza Cadavid y el
Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, hacen presencia en la subregión (Gobernación
de Antioquia, 2015).

Los establecimientos educativos existentes representan 12,6% del total del Departamento;
la mayoría instituciones oficiales (Tabla 1.50).
Tabla 1.50 Cantidad de establecimientos educativos oficiales y no oficiales. Subregión
Suroreste

Oficial No oficial
Subregión / Total
Departamento Centro Institución Centro Institución general
Total Total
educativo educativa educativo educativa

Suroeste 26 78 104 31 23 54 158


Departamento 2.052 1.133 3.225 346 462 829 4.054

Fuente: Anuario Estadístico de Antioquia, 2015

Salud. Con una cobertura de 82,2%, las 309.868 personas afiliadas al régimen de salud
representaban en 2015 el 5,2% del total departamental, la mayoría pertencientes al régimen
subsidiado (59,6%); el contributivo representaba el 20,48% (Tabla 1.51). Restaban por
afiliar 67.100 personas (Gobernación de Antioquia, 2015).

Tabla 1.51 Población afiliada al sistema de salud subsidiado y contributivo

Régimen subsidiado Régimen contributivo


Subregión / Cobertura Total
Departamento Cobertura Cobertura total (%) afiliados
Afiliados Afiliados
(%) (%)
Suroeste 225.197 59,73 84.671 22,46 82,2 309.868
Departamento 2.380.910 36,88 3.578.476 55,43 92,30 5.959.386

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2015

Enfermedades por zoonosis, seguidas de varicela, intoxicaciones, principalmente por


plaguicidas, y enfermedades por vectores, como dengue y malaria, son los principales

166
POTA Departamento de Antioquia

casos de ocurrencia (Gobernación de Antioquia, 2014).

Vivienda. Según la Encuesta de Calidad de Vida (Gobernación de Antioquia, 2014a), en


las áreas urbanas había 971 familias con viviendas con déficit de espacios (1,85% del total)
y 994 en las rurales (1,61%). Había 10.599 viviendas en el área urbana (12,28% del total)
con déficit cualitativo, es decir, con déficit de calidad de materiales y 29.761 en la rural
(48,10%).

Servicios públicos y saneamiento básico.

Acueducto. El 99,13% de las viviendas a nivel urbano y el 55,93% a nivel rural tenía
servicio de acueducto en 2015 (Gobernación de Antioquia).

Cobertura en agua potable. El 56,26% de las viviendas de la subregión disponían de


acceso a agua potable. En las zonas urbanas, la cobertura alcanza el 87,2%; en las zonas
rurales, 5,86% (Gobernación de Antioquia, 2015).
Alcantarillado. La cobertura residencial de alcantarillado alcanzaba en 2015, 93,9% en el
sector urbano y 28,34% en el rural. Tarso tenía el más bajo nivel de cobertura (1,4%) en la
zona rural (Gobernación de Antioquia, 2015).

Recolección de basuras. Para 2014, el 99,21% de las viviendas urbanas tenían servicio
de recolección de basuras y 26,86% de las viviendas rurales (Gobernación de Antioquia,
2014).

Internet. El servicio de internet alcanzaba al 20,23% de las familias urbanas y al 2,57% de


las rurales.

Servicio de energía. La cobertura era universal en el área urbana y 98,6% en el área rural
(Gobernación de Antioquia, 2015).

Infraestructura vial. El Suroeste presenta una infraestructura vial principal con dos
troncales: una que lo comunica con el Chocó, partiendo de Medellín, y que atraviesa en
sentido oriente occidente la Subregión; y otra que también partiendo de Medellín la recorre
de norte a sur y permite el acceso a los departamentos del eje cafetero, el Valle del Cauca,
el puerto de Buenaventura y el sur del país.

El Suroeste presenta la mayor cobertura vial subregional. Existen 4.523 km de vías


secundarias, de las cuales 1.504,7 km se encontraban pavimentadas en 2015. De acuerdo
con los reportes entregados por la Secretaría de Infraestructura Física de Antioquia, a nivel
terciario o vías veredales, dispone de una infraestructura de 11.630 km de vías bajo la
responsabilidad de las administraciones locales en cofinanciación con el gobierno
departamental. La Federación de Cafeteros ha cofinanciado mucha de esta red veredal
(Gobernación de Antioquia, 2015).

Dim e n s ió n e c o n ó m ic a

A nivel económico la subregión está constituida por las actividades de producción


agropecuaria, minería, agroindustria y servicios. Según el Plan Estratégico del Suroeste
Antioqueño 2010-2020 (Gobernación de Antioquia, 2011), participa a nivel departamental

167
POTA Departamento de Antioquia

con los siguientes indicadores: 5,6% en valor agregado; 11,6% en las actividades
agropecuarias (cultivos, ganadería mayor y menor, silvicultura y pesca); 9,4% la minería y
8,1% el sector de comercio, hoteles y restaurantes (Gobernación de Antioquia, 2014;
Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005
– 2015).

Uso potencial y actual de la Tierra. En la


Figura 1.22 y la Figura 1.23 se observan los usos potenciales y actuales de la tierra en la
Subregión. La potencialidad para uso forestal y protección alcanza el 60% del territorio. El
uso productivo llega al 15%.

Sistemas productivos. El café constituye el principal renglón económico de la subregión,


siendo su explotación realizada fundamentalmente por productores minifundistas; el café
se cultiva en las laderas de las cordilleras Central y Occidental, aprovechando los suelos
de origen volcánico que han mostrado ser altamente aptos. Asociado con el café se cultiva
el plátano, renglón que soporta la seguridad alimentaria y genera ingresos constantes a las
familias productoras. Las cooperativas de caficultores tienen presencia en todos los
municipios de la subregión. A partir de finales del siglo XX y como consecuencia de la
terminación del Pacto Internacional del Café, se ha intensificado la producción de cafés
especiales por productores grandes y medianos a nivel individual y asociaciones de
pequeños productores (Gobernación de Antioquia, 2014; Anuarios de Estadísticas
Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015).

Figura 1.22 Uso potencial de la tierra en el Suroeste Antioqueño

1,3% 0,3% 0,5% 3,6%


14,3% 0,6%

0,0%
0,0%

58,7%
20,7%

Zonas urbanas Agricultura intensiva Cultivos limpios


Cultivos semilimpios Ríos dobles Lagunas
Islas Sistemas silvopastoriles Forestal protector productor
Conservación y protección

Fuente: IGAC, 2007.

Figura 1.23 Uso actual de la tierra en el Suroeste Antioqueño

Fuente: Gobernación de Antioquia, Área Metropolitana del Valle de Aburrá y municipio de Medellín, 2012.

168
POTA Departamento de Antioquia

0,0% 0,2% 0,8%


0,0%
9,6%
27…

19,0%

0,0%
0,2%

42,4%

Centros Poblados Servicios Ecosistemicos Uso Agrícola


Uso Agropecuario Uso Forestal (Bosques) Uso Forestal (Plantaciones)
Uso Minero Uso Pecuario Uso Recreativo
Zona Comercial

Fuente: IGAC, 2007.

La ganadería es la segunda actividad económica en la subregión y es desarrollada tanto en


ganadería extensiva para la producción de carne en los valles interandinos de los ríos
Cauca, Sucio, Cartama y Penderisco y ganadería de doble propósito en las laderas de las
cordilleras con el fin de producir leche y carne. Otros renglones como la caña panelera, el
fríjol, la yuca y el tomate chonto (a libre exposición e invernadero) generan producción tanto
para el mercado como el autoconsumo de las familias. El cardamomo es objeto de
producción por medianos cafeteros y su destino es la exportación.

La actividad de minería de carbón es desarrollada paralelamente con el café en los


municipios de la cuenca de La Sinifaná. La actividad forestal ha sido desarrollada con
especies como los pinos, el eucalipto, el nogal cafetero y la melina, tanto por inversionistas
privados como por la empresa Reforestadora Integral de Antioquia (RIA) la cual es de
carácter mixto. Otras actividades que se consolidan en la Subregión son el turismo, el
comercio y los servicios.

Producción y empleo generado. Según la Secretaría de Agricultura departamental, entre


2005 y 2015, el área sembrada y la producción por área y volumen aumentó, en general,
en la subregión. Esto se evidencia en la zona de la cuenca del río San Juan (Tabla 1.52),
donde el incremento de área fue de 14,4%. En todos los municipios, excepto Hispania, hubo
un aumentó en el área sembrada.

Tabla 1.52 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo por


municipio Zona San Juan para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en producción Volumen en


Empleo
Municipio (ha) (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Andes 12.213,5 14.207,0 10.457,4 13.254,0 43.807,2 43.808,6 5.871,6 6.373,8
Betania 5.994,4 8.021,5 5.945,2 8.007,5 11.704,1 16.433,1 3.335,8 4.426,2

169
POTA Departamento de Antioquia

Área sembrada Área en producción Volumen en


Empleo
Municipio (ha) (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Ciudad Bolívar 10.060,0 11.224,0 7.842,0 9.249,0 17.992,5 18.662,6 4.255,1 4.874,5
Hispania 2.208,0 1.869,0 926,5 1.639,0 1.846,5 8.295,8 590,1 641,9
Jardín 3.983,6 4.093,4 3.769,6 3.569,4 16.451,5 19.385,2 2.097,5 1.691,3
Total 34.459,5 39.414,9 28.940,7 35.718,9 91.801,8 106.585,3 16.150,0 18.007,7
% variación 14,4 23,4 16,1 11,5

Fuente: Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Aunque en la zona de la cuenca del Sinifaná se presentó una disminución de áreas


sembradas (Amagá y Titiribí) y en el empleo generado, la producción y el volumen
aumentaron (Tabla 1.53).

Tabla 1.53 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo por


municipio en la Zona Sinifaná para los años 2005 y 2015

Área en Volumen en
Área sembrada (ha) Empleo
Municipio producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Amagá 2.394,0 1.028,7 2.394,0 916,7 7.355,2 3.352,2 1.462,9 555,8
Angelópolis 820,5 1.014,8 673,5 976,8 1.382,0 2.298,0 409,9 518,6
Fredonia 4.345,5 4.601,0 3.365,5 4.166,0 27.840,1 38.417,8 1.941,7 2.159,6
Titiribí 1.217,5 965,7 1.120,0 849,7 2.543,7 2.960,1 657,4 470,0
Venecia 1.298,5 1.979,0 1.007,5 1.671,5 11.473,0 17.632,9 642,8 897,2
Total 10.076,0 9.589,2 8.560,5 8.580,7 50.594,0 64.660,8 5.114,8 4.601,1
% variación -4,8 0,2 27,8 -10,0

Fuente: Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

En la zona Cartama los indicadores de áreas sembradas, cosechadas, volumen de


producción obtenido y empleo son positivos (Tabla 1.54). Santa Bárbara y Támesis fuerin
los municipios donde se presentaron los mayores incrementos.

Tabla 1.54 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo por


municipio en la Zona Cartama para los años 2005 y 2015

Área en Volumen en
Área sembrada (ha) Empleo
Municipio producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Caramanta 1.746,9 1.726,0 1.639,7 1.479,0 2.878,7 13.405,0 983,9 764,7
Jericó 3.943,6 3.974,0 3.759,0 3.654,0 10.127,4 19.282,0 2.130,7 1.345,7
La pintada 86,5 124,5 80,5 98,0 4.427,5 3.929,8 56,4 68,6

170
POTA Departamento de Antioquia

Área en Volumen en
Área sembrada (ha) Empleo
Municipio producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Montebello 2.645,9 2.556,6 2.194,0 2.213,6 5.419,4 5.533,2 1.259,1 1.143,4
Pueblorrico 2.520,8 2.200,5 2.430,8 1.876,0 7.371,1 5.771,3 1.504,4 1.005,6
Santa Bárbara 4.660,0 6.908,0 4.505,0 6.448,5 28.759,6 27.690,7 2.764,3 3.759,5
Támesis 4.429,3 5.145,6 4.018,6 5.087,6 19.156,5 21.071,1 2.304,5 2.622,9
Tarso 1.810,6 2.064,3 1.471,0 1.837,6 3.108,9 16.626,2 869,1 1.081,9
Valparaiso 1.236,0 1.424,0 1.168,0 1.279,0 5.647,6 11.045,9 715,8 907,7
Total 23.079,6 26.123,5 21.266,6 23.973,3 86.896,7 124.355,2 12.588,1 12.700,1
% variación 13,2 12,7 43,1 0,9

Fuente: Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

La zona de la cuenca del río Penderisco presenta indicadores positivos en áreas


sembradas, cosechadas, volumen de producción obtenida y empleo (Tabla 1.55). Esta
Zona aumentó en 4,8% el área sembrada; todos los municipios aumentaron el área excepto
Urrao.

Tabla 1.55 Áreas sembradas y en producción, volúmenes en producción y empleo por


municipio en la Zona Penderisco para los años 2005 y 2015

Área en producción Volumen en


Área sembrada (ha) Empleo
Municipio (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Betulia 5.444,0 7.963,0 4.994,0 6.245,0 13.661,1 23.134,0 2.855,8 3.479,7
Concordia 7.703,0 8.976,4 6.441,0 7.414,2 21.412,3 24.012,5 3.739,3 4.009,7
Salgar 6.151,4 8.152,2 5.365,0 7.224,3 11.404,4 15.180,0 3.061,0 4.024,9
Urrao 11.445,5 7.138,7 7.740,3 4.560,7 31.611,8 63.063,7 4.845,9 3.040,4
Total 30.743,9 32.230,3 24.540,3 25.444,2 78.089,6 125.390,2 14.502,0 14.554,7
% variación 4,8 3,7 60,6 0,4

Fuente: Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Comercialización y centros de acopio.

Plantas de faenado animal. Existen plantas de faenado de bovinos en los municipios de


Amagá, Fredonia, Concordia, Ciudad Bolívar, Salgar, Andes, Caramanta, Jericó y Jardín.
Estas plantas disponen de concepto favorable del servicio seccional de Salud de Antioquia.
Para faenado de cerdos hay plantas en Jardín, Andes, Caramanta, Concordia, Amagá,
Fredonia, Jericó, Santa Bárbara y Salgar; todas disponen de concepto favorable del
Servicio Seccional de Salud de Antioquia. Para faenado de aves se dispone de planta en
Santa Bárbara (FAO, 2015).

171
POTA Departamento de Antioquia

Plazas de mercado. Se dispone en la subregión de ocho plazas de mercado en los


municipios de Amagá, Andes, Betulia, Cuidad Bolívar, Fredonia, Santa Bárbara, Urrao y
Venecia. Para el año 2015 (FAO) presentaban problemas en la prestación de servicios
públicos y locativos.

Centros de acopio. En el municipio de Urrao existen tres centros de acopio utilizados para
el almacenamiento de productos lácteos, fríjol y panela, administrados por sendas
cooperativas campesinas (FAO, 2015). En Andes operan dos centros de acopio para
plátano operados por las cooperativas de San Bartolo y San Juan. En Valparaíso y Jericó
se almacena y empaca cardamomo para la exportación. En Santa Bárbara la Asociación
de Fruticultores de Santa Bárbara opera un centro de acopio en el cual se almacena y
comercializa: mango y cítricos (FAO, 2015).

Dim e n s ió n a m bie n tal

El Suroeste está localizado sobre las vertientes de las cordilleras Central y Occidental, que
conforman el cañón del río Cauca, las cuencas de los ríos San Juan y Sinifaná y el valle
que conforma el río Penderisco con afluencia a la cuenca del río Atrato. Esto le confiere a
la Subregión un accidentado y diverso relieve, dividido por vertientes medias húmedas y,
en menor proporción, cálidas y frías (FAO, 2015), atravesada por varias fallas geológicas.
Por la riqueza forestal e hídrica, representa un potencial para la explotación hidroeléctrica,
y por sus diferentes paisajes (eje cafetero) y climas, para el turismo (Gobernación de
Antioquia, 2016). La subregión presenta dos unidades ambientales claramente
diferenciables, complejas y diversas. La primera posee una cultura cafetera y de minería
del carbón; la segunda presenta características ambientales propias del Chocó
biogeográfico.

La gestión ambiental la realizan las Corporaciones Autónomas Regionales del Urabá,


Corpourabá y del Centro de Antioquia, Corantioquia, además de otras entidades públicas y
privadas. Desde las primeras décadas del siglo XX el Comité Departamental de Cafeteros
inició programas de saneamiento ambiental, y al finalizar el siglo ha apoyado programas
educativos y proyectos ambientales. No obstante, la gestión ambiental que han realizado
todas las instituciones que han intervenido la zona es en términos generales precaria frente
a las dinámicas ambientales que ofrece la Subregión (Universidad de Antioquia, 2013).

Dim e n s ió n p o lític o -in s titu cio n a l

El Suroeste antioqueño está constituido por 23 municipios. La cohesión de las


administraciones municipales en el Suroeste es frágil, independientemente de las fortalezas
individuales de administraciones municipales como las de Andes, Ciudad Bolívar, Fredonia
o Santa Bárbara, encontrándose la perspectiva de región administrativamente coordinada
como una aspiración regional. Se presentan esfuerzos de integración con la asociación de
municipios de la Sinifaná y el Encuentro de Dirigentes del Suroeste.

Equipamiento institucional. Andes es el municipio con mayor número de equipamientos


de impacto; le siguen Ciudad Bolívar, Jericó, Venecia y Urrao. En Andes, Jericó, Urrao,
Ciudad Bolívar, Támesis y Santa Bárbara se concentran los vínculos político -
administrativos de la Subregión (Gobernación de Antioquia, 2011).

172
POTA Departamento de Antioquia

Desempeño fiscal. Los municipios presentan un buen índice de desempeño fiscal, que
para 2016 oscilaba entre 42,32 (Fredonia) y 75,56 (Amagá). Los restantes estaban por
encima del 52 (Departamento Nacional de Planeación, 2016).

Instituciones públicas y privadas existentes. Existe la Asociación de municipios de la


cuenca carbonífera del suroeste antioqueño, AMUCAR, institución de la sociedad civil cuyo
objetivo es contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades asentadas
en la región del Suroeste mediante la identificación de sus problemáticas, y la promoción y
apoyo a planes, programas y proyectos de interés regional, departamental y nacional. Las
actividades que desarrolla corresponden a una estrategia de acercamiento de los sectores
público - privado del Suroeste, y las autoridades departamentales y nacionales para
coadyuvar a la concreción de iniciativas en pro del desarrollo de la región del Suroeste.

También hacen presencia CORANTIOQUIA, a través de la Oficina Territorial Citará (Andes)


y la Oficina Territorial de Cartama (Jericó); y la Cámara de Comercio de Medellín para
Antioquia, que dispone de una seccional en Ciudad Bolívar, que cumple funciones de ley
para el sector privado comercial del Suroeste Antioqueño y además promueve actividades
culturales y deportivas.

Organizaciones comunitarias. En un estudi de 2015, la FAO identificó 53 organizaciones


campesinas operando en el Suroeste. En la Tabla 1.56 se presenta el listado de estas
organizaciones. En la Tabla 1.57 las agroindustrias.

Tabla 1.56 Organizaciones de Agricultura Familiar en Suroeste Antioqueño

% Antigüedad en años
OAF Organizaciones
distribución <5 5 - 15 > 15
Cooperativa 8 15,1 2 3 0
Asociación 37 69,8 21 11 1
Organización de hecho 3 5,7 2 1 0
Precooperativa 3 5,7 3 0 0
Otra 2 3,7 0 2 0
Total 53 100,0 28 17 1

Fuente: FAO, 2015

Tabla 1.57 Agroindustrias y OAF para la Subregión

Renglón Asociación (OAF) o


Municipio Productos y servicios
agroindustrial empresa
Producción de Leche, yogurt, bebidas
COOPIURRAO lácteas, queso dulce, siembra y comercio
Leche y derivados
Urrao de fríjol MANA-FAO.
lácteos
Los Guzmanes
Obtención de Queso dulce
Queso dulce Urraeño
Valparaiso Producción y comercialización de
COOPAGRINSA
Cardamomo Jericó Cardamomo
Jericó Cultivares Producción de Cardamomo

173
POTA Departamento de Antioquia

Renglón Asociación (OAF) o


Municipio Productos y servicios
agroindustrial empresa
Naranja y limón Támesis FRUDELCA Producción de Naranja y limón
Naranja Fredonia Túnez Producción de Naranja
Producción y comercialización de
Cítricos La Pintada CITRICAUCA
Cítricos
Cooperativa
Financiación para la producción de
Andes Agromultiactiva San
Plátano y banano
Plátano y banano Bartolo
Comercialización de Plátano, banano y
Ciudad Bolívar Cooperativa San Juan
guineo.
Hortalizas Andes ASOFRUANDES Producción de plántulas.
Producción de Producción y comercialización de
Andes GRUPASO
compostaje compostaje.
Cooperativas de
Café Suroeste Acopio y transformación de Café
caficultores
Varios grupos
Café especial Varios Producción de Café especial
asociativos veredales
Asociación de
Gulupa Jardín Producción de Gulupa
Productores de Jardín
Tomate de
Jardín APAGRIJAR Grupos asociativos de MANA-FAO
Invernadero
Mango mejorado Betulia La Hondura Producción de Mango mejorado
Mango criollo y
Santa Bárbara,
variedad, Acopio, Comercialización y Asistencia
Montebello y ASOFRUSABAR
maracuyá, Técnica Agropecuaria.
Abejorral
Guanábana.
Siembra y cosecha
Varios Varios Trapiches Elaboración de Panela
de caña panelera
Carne de bovino y Obtención de carne en canal de ganado
Valparaiso FRICOLSA
porcino bovino y porcino
Turistas de
Servicio de turismo y restaurante de
Carne de pescado varios Varios productores
carne de pescado
municipios
Madera de café y
Hispania Grupo Monarca Madera de café y otros
otros

Fuente: FAO, 2015 y Perfil Subregional Suroeste, 2008.

Las formas asociativas campesinas desarrollan por lo menos una de las siguientes
actividades: producción desarrollada individualmente en cada una de las parcelas de los
asociados, agrotransformación, comercialización de excedentes en los mercados locales y
de Medellín, prestación de servicios como crédito para producción y necesidades varias de
las familias a través de fondos rotatorios, distribución de insumos y herramientas.

Existen otras asociaciones comunitarias como Vamos Mujer, que se orienta al


mejoramiento de las condiciones materiales de vida de las mujeres y sus organizaciones, y
la Asociación Subregional de Mujeres del Suroeste, ASUBMUS, integrada por 16
organizaciones de mujeres de 14 municipios, integradas en 4 cuencas.

Ba s e s p a ra u n a p la n e ac ió n p ro d u ctiva

A continuación, se presentan las consideraciones para cada una de las zonas que
componen la Subregión surgidas del análisis de los resultados.

174
POTA Departamento de Antioquia

Zona San Juan

Los sistemas de producción para la zona son: café, caña, plátano, banano y ganadería de
carne. En la zona, se han desarrollado diferentes proyectos y programas nacionales, entre
ellos: Apoyo Integral a la Caficultura, con la Federación Nacional de cafeteros; Gestión de
las guías sanitarias de movilización de ganado, con ICA; fortalecimiento de las cadenas
productivas de plátano, aguacate, hortalizas, lulo y gulupa con ASOHOFRUCOL y el
Ministerio de Agricultura; Colombia Siembra con pequeños productores rurales, con
Tiempos de Paz y el Ministerio de Agricultura.

También se encuentran en ejecución varios proyectos departamentales: diversificación


productiva, ganadería sostenible y producción sostenible de café; un proyecto con
indígenas para la construcción de la infraestructura de módulos secos o húmedos para café;
un proyecto de estufas eficientes para preservar el patrimonio forestal; un convenio para el
fortalecimiento de organizaciones y gremios (ASHOFRUCOL).

De cooperación internacional se desarrolla un proyecto para el mejoramiento de ingresos


con familias campesinas. Colombia Siembra desarrollará un proyecto para el fortalecimiento
de la capacidad productiva a pequeños productores rurales.
No existen en la zona procesos de formalización y restitución de tierras. Con relación a los
destinos de la producción agropecuaria, la comercialización del café se realiza a través de
las cooperativas en cada municipio y la gulupa es un producto de exportación; los demás
productos se dirigen a los mercados locales y a la central Mayorista de Antioquia. Los
principales centros urbanos de comercialización y servicios son Medellín, Andes y Jardín.
La prestación de servicios de asistencia técnica se realiza a través de la UMATA o las
Secretarías del Medio Ambiente. Como figuras de ordenamiento territorial, existen dos
Resguardos Indígenas, uno en Ciudad Bolívar y otro en Jardín. Este último también cuenta
con un Distrito de Manejo Integrado.

La estructura ecológica principal está conformada, entre otros, por las cuencas de los ríos
Sucio, Tapartó, Guasdalejo y Pedral, y las de las quebradas La Linda, La Florida, La Mina,
Barlovento, La Fe y La Cascajosa. La estructura funcional y de servicios la conforma a nivel
de vías la Troncal del Café y las vías veredales (que presentan dificultades en invierno). La
infraestructura para la educación es buena. La zona tiene presencia de Juntas de Acción
Comunal y de organizaciones campesinas.

La estructura de ocupación territorial y socioeconómica mostró que la actividad


socioeconómica del territorio está basada en minifundios con ocupación permanente por
cultivos como café, plátano y pastos. La mano de obra rural es escasa para labores de
cosecha y mantenimiento del café. No se cuenta con población desplazada. Existen
problemas de formalización de la propiedad rural.

Zona Cartama

Los sistemas de producción más importantes en la zona son: aguacate hass, café, caña
panelera, cardamomo, plátano, cacao, cítricos y ganadería doble propósito. Entre los
programas y proyectos nacionales que se desarrollan en la zona está el programa Colombia
Siembra del Ministerio de Agricultura. Por otro lado, el MADR implementará 20 hectáreas
de plátano tecnificado. El Ministerio de Agricultura adelanta un proyecto para el

175
POTA Departamento de Antioquia

fortalecimiento de la capacidad productiva de 350 pequeños productores de café. A nivel


departamental, está el proyecto para renovación de caña, con FEDEPANELA. Existe otro
proyecto para el establecimiento, mantenimiento y transformación del plátano y otro para el
establecimiento de cacao tecnificado. En programas de cooperación internacional se viene
adelantando un proyecto por parte del CISP y MADR para la generación de ingresos de
familias de pequeños caficultores; otro más para la dotación de módulos cafeteros con CISP
y MADR y Colombia Siembra.

Solo se reporta un programa para la formalización y restitución de tierras en el municipio de


Caramanta. Los destinos de la producción agropecuaria corresponden al consumo en
mercados locales y distribución en algunas ciudades como Medellín, Pereira y Manizales.
Los principales centros urbanos con contactos comerciales y de servicios son Medellín y
los puntos de compra de la Nacional de Chocolates y Luker. Por otro lado, la prestación del
servicio de asistencia técnica se hace por el sector público a través de las UMATA y un
programa del MADR. Con respecto a las necesidades en adecuación de tierras, en el
municipio de Támesis existen dos distritos de riego. En relación a las figuras de
ordenamiento territorial, existen resguardos indígenas. Uno de los programas de mayor
impacto es la prestación del servicio de asistencia técnica a pequeños y medianos
productores. Este servicio logró mejorar las condiciones de producción en las líneas
agrícolas de mayor importancia económica de la zona,

La estructura ecológica principal está conformada, entre otros, por las cuencas de los ríos
Conde, Cartama, Baquedo, Cauca, Arma, Poblanco, Sabaletas, Buey, Frío, San Antonio,
Piedras, San Juan y Barroso, y las de las quebradas Arquia, Bequedo y Cruces. Existe un
DMI llamado Cuchilla Jardín–Támesis. Está el páramo Caramanta o La Rusia, los
farallones, el cerro Amarillo, el humedal de montaña La Cascada, la reserva El
Requintadero y los ecosistemas estratégicos Alto de Minas, Morro Plancho y Damasco.

En la estructura funcional y de servicios existen carreteras veredales e intermunicipales.


Las vías Pacífico 2 y 3 comunicará de manera rápida con los departamentos del Eje
Cafetero, el Valle del Cauca y el puerto de Buenaventura. Las vías veredales presentan mal
estado en general, y en épocas de lluvias se hacen intransitables. En cada cabecera
municipal existe un hospital grado 1, los centros de salud rurales casi no operan. La
estructura de ocupación territorial y socio-económica presenta los siguientes elementos:
trapiches comunitarios, precooperativas y asociaciones de mujeres, población indígena y
ocho asociaciones de productores campesinos.

En la zona Cartama la explotación agropecuaria es realizada fundamentalmente por


pequeños caficultores que integran al sistema de café el plátano como factor de seguridad
alimentaria y de ingresos. El segundo factor generador de la economía corresponde a la
ganadería extensiva y el tercero a la citricultura y otros frutales como el mango hilacha.
Existen organizaciones campesinas que constituyen un soporte del desarrollo agropecuario
de la Zona. Finalmente, las tareas urgentes de la zona a nivel del sector agropecuario son:
profundizar los procesos de diversificación agropecuaria en un marco de sostenibilidad,
mejorar la formación técnica y humana de los productores campesinos, e impulsar el
ecoturismo, en virtud de los paisajes que ofrece la zona.

176
POTA Departamento de Antioquia

Zona Sinifaná

Los sistemas de producción más importantes en la zona son: aguacate Hass, aguacate
común, café, caña panelera, fríjol arbustivo, limón Tahití, maíz tradicional, cítricos,
mandarina Oneco, plátano en monocultivo, plátano en asocio, yuca, ganadería doble
propósito y porcicultura. Respecto a los programas y proyectos nacionales, se reportó solo
el proyecto “Colombia Siembra”. A nivel departamental, se encuentran los siguientes
proyectos: creación de un fondo de semillas; creación y fortalecimiento de organizaciones
campesinas; creación de plantas de proceso acuícola; capacitación y asistencia técnica
para los productores agropecuarios; construcción de un centro de acopio para productos
agropecuarios; promoción de la participación comunitaria rural; diferentes proyectos para la
agroindustria y transformación de productos agropecuarios; apoyo a la Caficultura; proyecto
de mejoramiento de café, cacao, plátano y seguridad alimentaria con MANA; fomento a la
producción y beneficio de cacao; fomento a la producción y comercialización de plátano;
apoyo a la producción y beneficio de café con definición de origen; mejoramiento de la
ganadería silvopastoril y apoyo al montaje de invernaderos para la producción de hortalizas.
En proyectos de cooperación internacional, se desarrolla el proyecto con CISP- MADR para
mejorar la capacidad productiva de 600 productores de plátano.

En Angelópolis existe un convenio para la formalización de predios. Los destinos de la


producción agropecuaria más importantes son los mercados locales, y Medellín y Envigado.
También se tienen destinos internacionales para el café. Los centros urbanos con contactos
comerciales y de servicios son Medellín, Amagá, Caldas y Fredonia. La prestación de
servicios de asistencia técnica está a cargo de las administraciones municipales. Solo en
Angelópolis se está conformando el Distrito Agrario Municipal.

La estructura ecológica principal está conformada, entre otros, por el DMI (Divisoria Aburrá
– río Cauca), la cuenca del río Amagá, la reserva Cerro Bravo, el alto de Nicanor, la laguna
Nechí, la reserva forestal La Candela, la reserva forestal río Cauca y los cerros La María,
Corcovado y Caracol.

En la estructura funcional y de servicios, todos los municipios de la zona poseen hospital y


puestos de salud rural. Las vías secundarias y terciarias se encuentran en regular estado y
cubren el 75% de las veredas. La vía Troncal del Café, que comunica con Medellín y el
Suroeste, presenta frecuentemente interrupciones debido a deslizamientos de tierra. Los
servicios públicos tienen cobertura en las zonas rurales del 70%. En la estructura de
ocupación territorial y socio económica se destaca la actividad minera y cafetera. Existen
asociaciones de mineros, así como asociaciones promotoras del desarrollo, asociaciones
de mujeres y asociaciones de productores agropecuarios.

Esta zona tiene la particularidad de ser de carácter minero–agropecuario y que ambas


actividades inciden en la vida cotidiana de sus habitantes. Las cabeceras han sentido el
efecto de la presión urbana del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, tanto en el sentido
de vivienda como industrial. La zona está afectada por la informalidad en la tenencia de la
tierra rural, limitando sus posibilidades para acceder a líneas de créditos agropecuarios.
Sus necesidades centrales tienen que ver con hacer de la diversificación cafetera una
realidad dada su cercanía con el mercado del Valle de Aburrá, y logar una explotación
minera sostenible y ajustada a la legalidad.

177
POTA Departamento de Antioquia

Zona Penderisco

Los sistemas de producción más importantes en la zona, son: café, caña panelera, frijol,
tomate, maíz, plátano, cítricos, porcicultura, apicultura y ganadería. En lo referente a
programas y proyectos nacionales, existe un convenio con el MADR y el municipio de Salgar
para fortalecer el cultivo de plátano con pequeños productores. En proyectos
departamentales, se adelantan en este mismo municipio actividades de apoyo al sistema
de caña panelera para mejoramiento de trapiches. Se trabaja con MANA en huertas
caseras. En convenios para la formalización y restitución de tierras, en el municipio de
Salgar existen en el momento 94 predios en seguimiento y van 47 intervenidos. La unidad
de restitución de tierras está haciendo el proceso, con el apoyo de la administración. Los
destinos de la producción zonal agropecuaria son Medellín, Jardín y Andes. La prestación
de servicios de asistencia técnica se hace a través de la UMATA y de la Secretaría de
Desarrollo Agropecuario y Gestión Ambiental. Existe el DMI Cuchilla – Jardín Támesis.

La estructura ecológica principal está conformada por la cuenca del río Penderisco, el DMI
Barros y el cerro San José. Como estructura funcional y de servicios, la zona posee
cooperativas de cafeteros y cooperativa agropecuaria. El sector financiero está
representado por BBVA, Bancolombia, Bancamía, CFA, DAVIVIENDA y Banco Agrario. Hay
resguardos indígenas y territorios colectivos de comunidades afrodescendientes. La
ocupación del territorio está estrechamente relacionada con la actividad cafetera.

La población de la zona Penderisco ha ocupado un territorio fértil y hermoso. En este valle


se hizo una reforma agraria y los campesinos adquirieron personería social en la medida
en que poseían un pedazo de tierra donde trabajar. Los cambios de cultivo no los arredra,
de tal forma que pasaron de la granadilla al fríjol y del fríjol a las hortalizas bajo invernadero.
Al comenzar a ceder la violencia, empieza el reto de sus pobladores de diversificar la
economía cafetera y de hacer del Valle del Penderisco una despensa para Antioquia, el Eje
Cafetero, el Urabá y el resto del país.

Subregión Urabá

As p e c to s g e n e ra le s d e la S u b re g ió n Ura b á

La subregión de Urabá se localiza en la parte noroccidental del Departamento. Por su


condición única de región costera se convierte en la salida de Antioquia al mar. Limita al
norte y noroeste con el mar Caribe (océano Atlántico), donde se encuentra el golfo de
Urabá; al oriente con el departamento de Córdoba y la Subregión de Occidente; al sur con
el departamento del Chocó, las subregiones del Suroeste y del Occidente; y al occidente
con el departamento del Chocó (Figura 1.24). Tiene una extensión de 11.664 km², que
equivale al 18,6% del total del Departamento. La Subregión posee alturas sobre el nivel del
mar que oscilan entre 0 y 200 m, con 70% de su territorio en planicies y terrenos colinados,
y presenta una temperatura promedio de 28ºC (DNP y Comisión Tripartita, 2006).

178
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.24 Subregión Urabá

179
POTA Departamento de Antioquia

La subregión de Urabá hace parte de la región Urabá-Darién, a la cual pertenece también


el Urabá chocoano y cordobés. El Departamento Nacional de Planeación, en coordinación
y con apoyo del Departamento Administrativo de Planeación de Antioquia, el Área
Metropolitana del Valle de Aburrá y el Departamento Administrativo de Planeación de
Medellín, elaboró el Plan Estratégico Región Urabá Darién (DNP y Comisión Tripartita,
2007).

Desde el punto de vista administrativo, la subregión está dividida en tres zonas: Norte,
Centro y Atrato Medio. Sin embargo, en el Plan Estratégico se hace mención a que existe
la Zona Costera, con relevancia para muchos otros asuntos que tienen que ver con la vida
territorial de la región y que corresponde a los municipios de Turbo, Necoclí, San Juan de
Urabá y Arboletes, que tienen presencia costera en el mar Caribe.

La Zona Norte corresponde a las estribaciones de la serranía de Abibe, llanura costera y


valles intramontanos de los ríos San Juan y Mulatos, con clima predominantemente seco y
habitado por el grupo cultural costeño. Su extensión de 278.600 hectáreas comprende los
municipios de Arboletes, Necoclí, San Juan y San Pedro de Urabá (Comisión Tripartita,
2011).

Su economía se basa en la ganadería extensiva, desarrollada en grandes latifundios, en


las áreas planas y de poca pendiente de los valles de los ríos San Juan y Mulatos y sobre
la planicie costera de Arboletes. La economía campesina de pequeñas parcelas se
desarrolla sobre la planicie costera de San Juan de Urabá y sobre las partes altas de las
cuencas de los ríos San Juan y Mulatos (coco, plátano y maíz) hasta donde han sido
desplazados los campesinos por la extensión del latifundio. Hay, también, un desarrollo
incipiente de la pesca y el turismo de mar, especialmente en Arboletes y Necoclí.

La producción de plátano se orienta en gran parte hacia la exportación; los otros productos
al mercado local y la costa Atlántica. Prácticamente no existe intercambio comercial con la
zona central de Urabá, que es la de mayor dinámica económica y la de mayor concentración
de población en la conurbación del eje bananero. La dinámica económica de esta zona está
estrechamente vinculada a territorios del departamento de Córdoba, ya que su población
es mayoritariamente sinuana y está conectada con Montería, que le ofrece a la zona el
comercio y los servicios que requiere a través de la troncal occidental.

Su estructura social está conformada por ganaderos y campesinos con grandes


desigualdades sociales. En la parte costera se han conformado dos sectores sociales: los
empresarios del turismo y los pescadores artesanales, afectados por problemas de erosión
en las costas y la degradación paulatina de los ecosistemas litorales.

Actualmente, la vulnerabilidad de la economía campesina, los cambios en la tenencia de la


tierra por la concentración de la propiedad, y los conflictos entre grupos armados, han
forzado a los campesinos a dejar sus predios, incrementando la presión sobre los bosques
de la cuenca alta del río Mulatos. La zona presenta graves problemas de desempleo y
desnutrición infantil.

Con una extensión de 683.777 hectáreas, la Zona Centro comprende la mayor parte el
territorio y corresponde a la cuenca del río León e incluye la zona de humedales próximos
al golfo de Urabá en el área de inter fluvio de los ríos León y Atrato (Comisión Tripartita,

180
POTA Departamento de Antioquia

2011). Su clima es predominantemente húmedo. Hacen parte de esta zona los municipios
de Turbo, Apartadó, Carepa, Chigorodó y Mutatá, localizados entre el piedemonte de la
serranía de Abibe y el valle aluvial del río León. Predomina el bosque húmedo tropical y el
bosque muy húmedo tropical y premontano; posee un relieve variado y una gran diversidad
de vegetación trópical.

Presenta el mayor desarrollo dentro de la región y es un sitio de convergencia de los flujos


migratorios, atraídos por el empleo que genera la actividad bananera. Con la agricultura
comercial del banano coexisten la ganadería, la economía campesina tradicional, la
economía de colonización y las actividades típicamente urbanas del eje, con variedad de
modelos de explotación asociados: empresarial capitalista, campesino de subsistencia,
colono extractivo, sustentable indígena y actividades urbanas.

Los centros urbanos de Turbo, Apartadó, Carepa y Chigorodó se integran a lo largo de la


troncal Occidental, conformando un proceso de conurbación con crecimientos desbordados
de población, cuyas demandas no alcanzan a resolver las administraciones municipales,
debido en buena parte a que la dinámica económica de la región no revierte en un mayor
fortalecimiento de los fiscos municipales por tratarse de economía de exportación, exenta
de impuestos de industria y comercio. En el eje se congregan los principales
establecimientos comerciales, industriales y de servicios que sirven de soporte a la
economía de la región, jalonados por la dinámica de producción y comercialización de
banano.

La Zona Atrato Medio comprende las poblaciones de Murindó y Vigía del Fuerte, que
suman una extensión de 312.900 hectáreas. Esta zona se encuentra en el extremo más sur
occidental de la región, margen oriental del río Atrato. No guarda continuidad con el resto
de Urabá. Predomina el bosque muy húmedo tropical con muy alta pluviosidad, lo que hace
que existan abundantes recursos hídricos; aproximadamente el 43% del territorio son
pantanos y zonas anegadizas y el 50% de su superficie es bosque.

Esta zona hace parte de un territorio biofísico más amplio, conformado por la cuenca
vertiente del Atrato, el sistema de humedales y las zonas del delta de gran riqueza en
biodiversidad y de inmenso valor ecológico: hábitat para especies acuáticas y terrestres,
santuario y refugio de especies silvestres, apoyo a la función hidrológica, almacenamiento
de aguas lluvias y escorrentía, recarga natural de aguas subterráneas y purificación del
agua. Es la zona más aislada de las dinámicas de desarrollo y con la población más pobre.
Las relaciones comerciales se dan con Quibdó y Riosucio, en el Chocó, y con Turbo, en
Antioquia. No existen vías carreteables. Allí se llega por vía aérea desde Medellín o Quibdó,
o por vía fluvial a través del Atrato, desde Quibdó o Turbo. Finalmente, su población
predominante es negra chocoana e indí
gena.
Finalmente, la Zona Costera se compone de una porción del mar Caribe conformado por
el golfo de Urabá y parte del mar abierto frente a los municipios de Arboletes, San Juan de
Urabá y Necoclí. El golfo tiene una extensión aproximada de 1.500 km². La presencia del
delta del Atrato delimita dos áreas diferentes al interior del golfo: la zona norte con
profundidad promedia de 40 m sujeta a las condiciones de mar abierto y la porción interior,
localizada al sur, la cual recibe el nombre de bahía Colombia, cuyas profundidades
promedian los veinte metros y los aportes fluviales son particularmente importantes para

181
POTA Departamento de Antioquia

esta porción del golfo, el cual funciona como un gran estuario. Diferentes procesos físicos
actúan en la conformación de las características básicas de las distintas zonas del golfo,
las áreas litorales y los estuarios. Diferentes procesos geológicos, hidroclimáticos y
oceanográficos conforman un escenario complejo con diferentes ecosistemas.

La subregión presenta una gran riqueza natural con importantes ecosistemas estratégicos.
El sistema hidrográfico está formado por tres grandes vertientes: la del mar Caribe,
constituida por las cuencas de los ríos Mulatos y San Juan; la del golfo, formada por las
cuencas de los ríos Turbo, Caimán Nuevo, Necoclí, Currulao, Guadualito, León y sus
afluentes: los ríos Grande, Apartadó y Chigorodó; la del río Atrato, formada por la cuenca
de los ríos Murindó, Jadega, Chajeradó, Murrí y Riosucio. El golfo de Urabá se constituye
en el receptor final de todo el sistema hidrográfico de Urabá y del Chocó, por lo cual sus
condiciones físicas y bióticas son reflejo de la situación ambiental de un área de más de
4.000 km². Los ecosistemas asociados al golfo de Urabá son humedales de vital
importancia para el hábitat de numerosas especies de fauna silvestre y la producción de
recursos hidrobiológicos: los manglares del delta del Atrato y de la ensenada de Rionegro,
arrecifes, praderas de fanerógamas, vastas extensiones de arracachales y helechos
halófitos (Comisión Tripartita, 2011).

En la
Tabla 1.58 se presentan algunas de las características generales de cada uno de los
municipios.

Tabla 1.58 Generalidades para la Subregión Urabá

Extensión pisos térmicosDistancia


Corregi- Vere- Extensión % Área % Área (km²)
Municipio Medellín
mientos das (km²) urbana rural
Cálido Medio Frío Páramo (km)
Norte
Arboletes 8 72 710 0,44 99,56 710 0 0 0 505
Necoclí 8 112 1.361 0,18 99,82 1.361 0 0 0 409
San Juan de
6 36 239 0,29 99,71 239 0 0 0 522
Urabá
San Pedro de
5 64 476 0,17 99,83 476 0 0 0 415
Urabá
Total Zona 27 284 2.786 2786 0 0 0
Centro
Turbo 18 225 3.055 0,39 99,61 3.055 0 0 0 373
Apartadó 4 48 600 1,12 98,88 600 0 0 0 344
Carepa 2 31 380 0,84 99,16 370 10 0 0 329
Mutatá 4 42 1.106 0,01 99,99 892 137 71 6 261
Chigorodó 1 32 608 1,05 98,95 580 28 0 0 319
Total Zona 29 378 5.749 5497 175 71 6
Atrato Medio
Murindó 3 15 1.349 0,01 99,99 1.349 0 0 0 310
Vigía del Fuerte 7 29 1.780 0,01 99,99 1.663 117 0 0 302
Total Zona 10 44 3.129 3012 117 0 0
Totales 66 706 1.1664 11.295 292 71 6

182
POTA Departamento de Antioquia

Fuene: Gobernación de Antioquia, 2011


El ejercicio de planeación desarrollado en 2007 definió una visión para Urabá del siguiente
modo:

En 2020 seremos líderes en la integración territorial: continente, río Atrato y


mar Caribe, con un desarrollo sostenible a escala humana, generadores de
procesos locales de desarrollo global, competitivos a nivel nacional e
internacional, por las riquezas naturales, económicas, ambientales,
culturales y étnicas (Gobernación de Antioquia, 2008).

Ca ra c te riza c ió n s u b re gio n a l

Dim e n s ió n s o c ial

Demografía. Las proyecciones del DANE (2016) estiman una población de 676.356
habitantes. El Urabá fue poblado por procesos migratorios que crecieron inusitadamente a
partir de los años cincuenta y sesenta. A Urabá confluyeron diversas modalidades de
colonización de varios pueblos, varias regiones y diversas historias que se explican en las
siguientes formas de poblamiento:

− desde el Caribe (ruta Caribe – isleña);


− desde las cuencas alta y media del Sinú y San Jorge (ruta sinuana);
− desde el Chocó (ruta negro – Pacífica); y
− desde Antioquia (ruta paisa).

El asentamiento de empresas extranjeras de la agroindustria del banano determinó


períodos importantes de la historia de la región al inducir procesos colonizadores masivos.
Los conflictos generados por la confluencia de actores en el territorio, siguen produciendo
desplazamientos permanentes y significativos de población a su interior, desde áreas
rurales a los principales centros urbanos, de las demás regiones a la zona central y desde
éstas a otros centros y áreas de la Subregión. En los conflictos de Urabá siempre está
presente la lucha por la tierra, contribuyendo a una cada vez más inequitativa distribución
de la misma, aspecto que pasa en un principio por una difícil definición jurídica de la
propiedad debido a las titulaciones sucesivas de tierras, hasta los métodos ilegales de
presión para su adquisición, con una intervención ineficiente de los entes estatales
encargados del tema, a lo largo de la historia.

La mayor concentración de población se encuentra en la zona central, que ocupa el 53%


de su área, donde se localiza el 70% de la población de la subregión. La mayor parte de la
población es de raza negra (80% del total), que está dispersa por toda la subregión; los
municipios con mayores porcentajes de población afrocolombiana son Murindó y Vigía del
Fuerte. La población indígena la representan 11 comunidades y 14 resguardos (Tabla 1.59).

Tabla 1.59 Estructura de la población de Urabá

Estructura % en la región Orígenes


Chocoanos del pacífico. Caribeños, costeños e
Población negra 80
isleños. Extendidos en todo el territorio

183
POTA Departamento de Antioquia

Estructura % en la región Orígenes


Población mestiza 18 Pobladores de Antioquia, Córdoba y Bolívar
Población indígena 2 Cunas, Emberás y Zenúes

Fuente: Comisión Tripartita, 2011.

Esta concentración en la zona centro expresa, y a la vez contribuye a profundizar, los


grandes desequilibrios en el desarrollo regional, en las inversiones y los intereses: de un
lado, la zona urbanizada con servicios y equipamientos, mejores condiciones y calidad de
vida, debido a mayores oportunidades de empleo; del otro, el resto del territorio (zonas
Norte y Atrato Medio) donde se encuentra el 30% restante de la población, continúa en
condiciones de vida muy inferiores, bajo formas tradicionales y atrasadas de producción,
más del tipo de subsistencia, en el 47% del territorio, especialmente en la franja del litoral
Caribe. La permanente movilidad poblacional ha generado invasiones en las periferias de
las principales zonas urbanas (especialmente Apartadó), contribuyendo a la conformación
de cinturones de miseria y zonas de refugio en los sectores rurales y selváticos.

Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). Según el Anuario Estadístico de Antioquia


(2015), Urabá es la subregión del departamento, después del Bajo Cauca, con los más altos
niveles de pobreza; en efecto, el 53,06% de la población vive en condiciones de pobreza:
36,56% de las personas que habitan en el área urbana y 76,64% de las que viven en el
área rural. Estas cifras convierten a Urabá en la subregión con la zona rural con mayor
índice de pobreza multidimensional: salud, educación y nivel de vida. Murindó (97,08%) y
San Pedro de Urabá (92,57%) son los municipios con mayor porcentaje de población rural
en la porbreza. Apartadó es el único municipio que presenta buenos indicadores.

La calidad habitacional era crítica para 2014. Más del 50% del total de viviendas de la región
se ubicaban en el estrato 1, correspondientes a 42,1% en el área urbana y 76,2% en el área
rural, índices muy altos en comparación con los promedios departamentales (Gobernación
de Antioquia, 2014a). Finalmente, el deterioro de la unidad familiar es un asunto que
preocupa a la comunidad.

Educación. Para 2015, el Anuario Estadístico de Antioquia mostraba una cobertura alta
para la subregión: por encima del 70%, tanto en el área urbana como rural. La tasa de
deserción se calculaba en 2,94, mayor en la educación media (7,14%).

Salud. La cobertura total de afiliación del régimen subsidiado y contributivo era para 2015
de 82,11%, la mayoría (61,82% de la población total) en el régimen subsidiado en los
niveles 1 y 2. Ambos índices, inferiores al promedio departamenta (Gobernación de
Antioquia, 2015).

Servicios públicos y saneamiento básico. La cobertura de servicios públicos básicos era


baja, especialmente en acueducto (66,78%) y alcantarillado (47,59%). El suministro y la
calidad del agua es un aspecto crítico en Urabá debido a que hay baja cobertura y las
principales fuentes de abastecimiento de los acueductos de las cabeceras municipales se
encuentran contaminadas por el uso de plaguicidas y agroquímicos en los cultivos de
banano y plátano, por materia orgánica y por sólidos suspendidos, lo que afecta la salud de
la población. Solo 40,46% de las viviendas recibían agua potable en 2015 (Gobernación de

184
POTA Departamento de Antioquia

Antioquia), siendo mayor en el área urbana (73,27%) que en la rural (2,71%).


Dim e n s ió n e c o n ó m ic a

El rápido crecimiento de la zona central de Urabá se debe a la actividad exportadora de


banano, la cual vinculó a la región en el contexto de los procesos globales y el comercio
internacional, y facilitó la conformación de una actividad empresarial muy importante para
el cultivo y la exportación del producto. Durante los sesenta se presentó una gran demanda
laboral e inversión nacional y extranjera, lo que integró parte de la región a la vida
económica y política del departamento y del país.

La situación de la subregión es estratégica por su localización como punto de enlace de


puertos y de los mercados del Atlántico y el Pacífico. Al respecto se avanza en los estudios
para construir la infraestructura necesaria que permita su conectividad con el centro del
país y el resto de la costa Caribe.

La conexión vial Aburrá río Cauca ha permitido un mejoramiento de las especificaciones de


la vía a Urabá y los trabajos complementarios que se vienen adelantando con las autopistas
de la prosperidad son vitales para el aprovechamiento de su geoposición privilegiada.

Usos potencial y actual de la tierra. Un gran porcentaje del territorio de Urabá tiene alto
potencial agrológico (más del 55%). El Urabá antioqueño posee aproximadamente
1.052.000 hectáreas y 350.000 son aptas para la agricultura (Figura 1.25).

Figura 1.25 Uso potencial de la tierra subregión Urabá

0,2% 5,7%
13,2%
5,9%

15,2%

14,4% 41,0%

2,2%
0,0%
1,1% 0,1% 0,9%
Zonas urbanas Agricultura intensiva Cultivos limpios
Cultivos semilimpios Ríos dobles Lagunas
Ciénagas Islas Ganaderia extensiva
Sistemas silvopastoriles Forestal protector productor Conservación y protección

Fuente: IGAC, 2007

Según estadísticas del Comisión Tripartita (2012), el 52,3% de la subregión de Urabá


estaba cubierta de bosques naturales tropicales, en su mayor parte en la Serranía de Abibe
y en la zona sur, en las cuencas de los ríos Sucio, León y Atrato. Los humedales de la zona
del golfo han sido diezmados aceleradamente por la acción del hombre. Cerca del 40% está
dedicado a la producción agropecuaria (Figura 1.26).

185
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.26 Uso actual de la tierra Subregión Urabá


0,0% 0,0% 0,2%
4,7%
8,0%
27,3% 7,4%

0,0%
0,0%
52,3%

Centros Poblados Servicios Ecosistemicos Uso Agrícola


Uso Agropecuario Uso Forestal (Bosques) Uso Forestal (Plantaciones)
Uso Minero Uso Pecuario Uso Recreativo
Zona Comercial

Fuente: Comisión Tripartira, 2012

Actividades de producción. Urabá es un territorio fragmentado en lo sociocultural y


económico, con un desarrollo focalizado en la zona central, originado por la producción y
comercialización del banano, y complementado con ganadería y cultivos de plátano, yuca
y maíz, entre otros. La zona norte ocupa mayoritariamente sus suelos en ganadería
extensiva, pastos naturales y rastrojos, y un débil desarrollo de la piscicultura, el caucho y
el cacao. La zona del Atrato Medio tiene casi la totalidad de su territorio en bosques y agua.

El marcado desequilibrio de las tres zonas se ve reflejado en las siguientes limitantes para
el desarrollo económico y social de las zonas que están por fuera del eje bananero:

− No hay mercado interno regional para abastecer necesidades de la población. Casi todo
se lleva desde Medellín.
− No hay infraestructura de soporte a la actividad productiva.
− Falta de tecnologías, deficiencia en el desarrollo de la investigación en áreas de
Biotecnología.
− No se desarrollan actividades económicas que agreguen valor y que den paso a un
proceso de industrialización.
− La región se desarrolla de espaldas al mar, al cual hay que mirar más allá de constituir
una vía de comunicación y un facilitador de los procesos de intercambio comercial con
el exterior.
− Los bosques y la biodiversidad como recursos naturales explotables no han jugado un
papel importante en el desarrollo.
− No se presentan alianzas estratégicas entre pequeños y medianos productores para
desarrollar procesos con miras a exportar.

Agricultura Comercial. La agricultura comercial está caracterizada por la producción y


comercialización de banano y plátano en el mercado externo. Se ubica en la zona central,
que se denomina eje bananero, concentrada en cuatro de los cinco municipios que la
conforman: Apartadó, Carepa, Chigorodó y Turbo. Mutatá, pese a pertenecer a la zona,

186
POTA Departamento de Antioquia

está al margen del desarrollo bananero.


La agroindustria bananera está integrada verticalmente desde la producción, el embarque
y el transporte hasta la comercialización. Algunas de las actividades que permiten esta
integración son: fabricación de cajas de cartón, empaques, sellos corrugados, astilleros,
almacenes de insumos, fumigación aérea, manejo del sistema de transporte fluvial y
marítimo, infraestructura de comercialización en el exterior para distribución de la fruta,
reciclaje de polietileno y polipropileno y confección de uniformes para los trabajadores de
la actividad bananera. Se ha venido estudiando el montaje de la agroindustria de la yuca
para la obtención de pegante para las cajas de cartón.

Economía campesina. La agricultura campesina se desarrolla a partir de procesos


productivos tradicionales, sin tecnificación, en áreas cultivadas en parcelas familiares
administradas y comercializadas por los mismos propietarios, con bajos rendimientos e
inexistentes canales de comercialización. Los volúmenes derivados de la economía
campesina no alcanzan a abastecer el mercado interno de la región, sin embargo, son la
base de la economía de autoconsumo de la población más pobre localizada en las zonas
rurales. Los principales productos de la economía campesina en Urabá son: plátano,
producto de exportación, que abastece el 50% de los mercados internos del país; maíz,
cacao, yuca y arroz.

El futuro de la actividad de la agricultura campesina debe establecerse a partir de un modelo


de desarrollo agropecuario y rural incluyente que produzca en la región condiciones de
convivencia pacífica, un uso sostenible de los recursos naturales, oportunidades para todos,
disponibilidad de bienes y servicios públicos, y reconocimiento y respeto a los derechos
fundamentales y a la participación democrática ciudadana.

Ganadería extensiva. La ganadería es la tercera actividad económica en importancia en


la Subregión, no tanto por la generación de ingresos y empleo, como por la extensión que
ocupa comparada con el área dedicada a la agricultura. Urabá es la región de Antioquia
con mayor capacidad de carga de ganado, ya que concentra el 24,7% del hato ganadero
departamental. La ganadería como dinámica de desarrollo no genera ingresos para las
familias rurales, según los Planes de Ordenamiento Territorial. La ganadería, además de la
región del norte en la cuenca del río San Juan, se desarrolla al sur de Chigorodó y Mutatá.

Otras actividades. En la Zona centro hay cultivos de caucho (en Mutatá), piña, palma de
aceite, cacao y arroz (Turbo es el principal productor y contribuye con el 70% de la
producción departamental). Estas producciones se desarrollan en pequeñas unidades
agrícolas familiares.

Una de las actividades más sobresalientes del Atrato Medio es la extracción forestal, que
aprovecha el potencial maderero, ya que el 70% de la zona está cubierto de bosques. Esta
explotación con fines económicos ha ido acompañada de nocivos efectos
medioambientales debido a la deforestación y uso no sustentable de la riqueza maderera.
Adicionalmente, los excedentes económicos se quedan en manos de agentes económicos
que residen fuera de la zona (los intermediarios de la comercialización e industriales de la
madera), generando muy bajo impacto en el mercado interno de los municipios de Vigía del
Fuerte y Murindó.

Los cultivos de plátano, borojó, chontaduro, especies medicinales y piña, realizados por

187
POTA Departamento de Antioquia

parte de comunidades indígenas y negras en pequeñas parcelas, constituyen una


agricultura de subsistencia, combinada con actividades de pesca artesanal.

PIB y estructura económica de Urabá. Durante 2012 la subregión de Urabá se constituyó


en la tercera economía de mayor tamaño del departamento, con una participación en la
producción antioqueña de 7,6%, solo superada por las subregiones del Valle de Aburrá y
del Oriente (Cámara de Comercio de Medellín, 2014). De los 7,9 billones de pesos que
representaba aproximadamente el PIB de Urabá, el mayor porcentaje se generaba en la
zona centro, alrededor del cultivo y agroindustria del banano de exportación y de las
actividades resultantes de su encadenamiento productivo.

Para una perspectiva general, en la


Tabla 1.60 se presentan las estadísticas asociadas directamente al cultivo, producción,
productividad y exportaciones de banano de Urabá entre 2007 y 2009.

Tabla 1.60 Cultivo/producción/productividad y exportaciones de banano entre 2007 y 2009

Actividad 2007 2008 2009

Área en producción (ha) 32.327 32.500 33.500


Producción (toneladas) 1.475.300 1.518.700 1.496.700
Valor exportaciones (US$millones) 381,7 510,0 533,3
Productividad (cajas/ha) cajas de 18,14 kg 1.984 2.319 2.142

Fuente: Gobernación de Antioquia, 2010

Una primera aproximación a las cifras sectoriales aportadas por la Cámara de Comercio de
Medellín (2014) revela que el valor agregado del Urabá se concentra de manera
predominante en el desarrollo de actividades de servicios sociales, comunales y personales
(37,1%) y en actividades agropecuarias (29,7%). Si bien el cultivo de exportación que más
aporta al PIB regional, al empleo y a las divisas de la región es el banano, el plátano para
exportación es una actividad de un gran impacto socioeconómico. Para 2013 (Anuario
Estadístico del Sector Agropecuario en el Departamento de Antioquia), Urabá contaba con
35.425 hectáreas en producción de banano de exportación, con una producción de
1.236.236 toneladas. Por su parte, para la misma época, era la principal subregión
productora de plátano monocultivo de Antioquia, con 31.164 hectáres y una producción de
299.950 toneladas.

Según cifras oficiales del Registro Público Mercantil de la Cámara de Comercio de Urabá,
hasta diciembre de 2015, en esta subregión había registradas 8.757 empresas, el tercer
mayor número entre las subregiones de Antioquia, después del Valle de Aburrá y del
Oriente, con una alta participación de empresas en actividades de comercio, así como de
servicios, que concentran más del 87 % del total de firmas. La industria representaba solo
el 5,8%.

Dim e n s ió n a m bie n tal

188
POTA Departamento de Antioquia

En las Américas, el Urabá-Darién se destaca por:


− ser nodo conector del corredor ambiental de las Américas (norte y Centroamérica con
Sur América);
− ser geocentro del continente americano;
− poseer la única cordillera intertropical del mundo;
− contar con aguas marítimas considerables (mar económico) en el litoral Caribe;
− estar localizada en una zona tropical de gran diversidad y potencial productivo; y
− formar parte de dos sistemas ambientales de importancia mundial: la gran cuenca solar
del Caribe (altos niveles de fotosíntesis) y el Chocó biogeográfico.

En el sistema ambiental de Colombia, Urabá se destaca por formar parte de una región
mayor, unida por lazos geológicos, geográficos, históricos y sociales muy fuertes.

A nivel regional el Urabá Darién está conformado por los siguientes elementos naturales de
importancia como ordenadores y estructurantes del territorio: el golfo de Urabá, el litoral
Caribe y las planicies aluviales de los ríos y sus sistemas de humedales y acuíferos.

A nivel hídrico, las principales cuencas son las del río Atrato, con sus sistemas de
humedales que constituyen la unidad hídrica mayor de la región; el río León, que es uno de
los principales afluentes del golfo; y los ríos Mulatos y San Juan, que desembocan
directamente al mar Caribe.

A nivel orográficos destacan: la serranía de Abibe; las serranías del Baudó, Los Saltos y El
Darién.

La Subregión presenta una alta pluviosidad, por lo que posee importantes y abundantes
recursos hídricos. Un alto porcentaje del territorio está ocupado por humedales y bosques
tropicales, con la presencia de tres tipos de ecosistemas de gran valor a nivel nacional, los
humedales del bajo y medio Atrato y el río León, los manglares y cativales.

Se presentan procesos de alteración de las condiciones naturales, tales como:

− Deforestación por ampliación de la frontera agrícola y ganadera.


− Sabanización.
− Conflictos de uso de suelo.
− Disminución de la oferta pesquera.
− Avance de la colonización sobre áreas protegidas y bosques.
− Procesos de degradación del golfo y zonas costeras.
− Descargas de sedimentos al Caribe (el río Atrato es el segundo en después del
Magdalena en descargas de sedimentos al mar).
− Sedimentación de humedales.
− Erosión costera y de zonas de piedemonte y vertiente.
− Sedimentación del golfo y sus afluentes al puerto de Turbo.
− Disminución de fauna y flora.
− Degradación de los ecosistemas de manglares y cativales.
− Contaminación del sistema hídrico por vertimientos de aguas residuales,
agroindustriales y plaguicidas.

189
POTA Departamento de Antioquia

− Alteración del complejo de humedales por intervención antrópica.


− Vulcanismo.
− Sismicidad.
− Inundaciones.
− Condiciones críticas de salubridad en el puerto de Turbo.

Dim e n s ió n p o lític o -in s titu cio n a l

Políticas nacionales para la Subregión


Algunos de los documentos donde se reflejan las políticas del orden nacional para la
Subregión son los siguientes:

a. La Ley 935 de 2004, la cual ordena la elaboración de un plan estratégico para Urabá.
b. El documento CONPES 3180 de 2002. Programa integral de largo plazo para la
reconstrucción y el desarrollo sostenible del Urabá Antioqueño y Chocoano y la región
del bajo y medio Atrato con el objeto de mejorar la calidad de vida de la población
afrocolombiana y reconstruir su tejido económico, social y etnocultural.
c. El documento CONPES 3310 de 2004 denominado “Política de acción afirmativa para
la población negra afrocolombiana”.
d. El Plan Nacional de Desarrollo 2014 – 2018 “Todos por un nuevo país: Paz, Equidad,
Educación”, particularmente el capítulo denominado “Transformación del campo”.
e. Contrato Plan “El Atrato- Gran Darién”. Acuerdo Estratégico para el desarrollo del
territorio del Atrato Gran Darién, formalizado mediante acuerdo suscrito entre el DNP y
las Gobernaciones de Antioquia, Córdoba y Chocó el 13 de septiembre de 2012, con el
objeto de desarrollar e implementar las estrategias, los instrumentos, gestiones,
trámites y permisos necesarios en la elaboración, suscripción y ejecución general o
parcial, del Contrato Plan del Atrato-Gran Darién donde se consignarán las iniciativas
que abarca el alcance del convenio y que permita aunar esfuerzos y articular
instrumentos y recursos de gestión pública entre la nación y los departamentos de
Antioquia, Chocó y Córdoba y los municipios implicados en la generación de
condiciones sociales, económicas y ambientales necesarias para avanzar en la
superación de la pobreza extrema y el desarrollo económico y social. Los Contratos
Plan constituyen una iniciativa del DNP como estrategia para llegar al territorio, impulsar
la descentralización y el desarrollo regional, con lo cual se busca alinear los objetivos
de desarrollo de la nación y de las entidades territoriales, mejorar la calidad e impacto
de las inversiones públicas territoriales y crear condiciones que contribuyan a
profundizar la descentralización y mejorar la competitividad. Urabá hace parte de un
ejercicio piloto adelantado con siete Contratos Plan que involucran nueve
departamentos (Santander, Nariño, Boyacá, Antioquia, Córdoba, Chocó, Arauca, norte
del Cauca y sur del Tolima) y recursos por 12,6 billones de pesos.

Ba s e s p a ra u n a p la n e ac ió n p ro d u ctiva

El análisis de los resultados obtenidos en la caracterización subregional permite hacer las


siguientes consideraciones para cada una de las tres zonas que componen la subregión.

Zona Norte

190
POTA Departamento de Antioquia

Los sistemas de producción con mayor importancia para esta zona son: ganadería (levante
y ceba y doble propósito), plátano, maíz, yuca, ñame, coco, cacao, caucho, pesca artesanal,
piscicultura, porcicultura y avicultura. Dentro de los programas nacionales se encuentra el
Programa Nacional Familias en sus tierras, así como el Programa departamental MANÁ, y
huertas caseras. No se reporta presencia de cooperación internacional. Se adelantan
programas de titulación de tierras con la Agencia de tierras y VIVA. No hay mucha claridad
entre los funcionarios municipales sobre los temas relacionados con ordenamiento
territorial. La región desarrolla actividades para mercados internacionales, nacionales y
regionales. Las principales ciudades con que se relaciona la zona Norte son Apartadó y
Montería. Los servicios de asistencia técnica los prestan las UMATA. No se reportó
información relacionada con adecuación de tierras. Existe un DMI y varios resguardos
indígenas.

La estructura ecológica principal de la zona Norte está fundamentalmente conformada por


el golfo de Urabá; los ríos Atrato, San Juan, León, Mulatos, Caimán Nuevo; ciénagas y
relictos de manglares costeros; la serranía de Abibe. En su estructura funcional y de
servicios posee infraestructura para atención en salud, educación, servicios públicos
domiciliarios, infraestructura hotelera para turismo, vías como la troncal del Caribe.

Zona Centro

La Zona Centro privilegió los siguientes sistemas de producción: banano de exportación,


plátano, cacao, yuca, palma de aceite, piscicultura, porcicultura, búfalos, ganadería, gallinas
ponedoras. Los Planes de Desarrollo Municipales apuntan a apoyar cacao, arroz, plátano,
maíz, yuca, forestales, ganadería bovinos, búfalos. El banano de exportación constituye el
sistema de producción alrededor del cual se dinamiza la actividad económica de la región.
El plátano de exportación está directamente ligado con la exportación del banano y su
desarrollo ha sido promovido por el sector público desde la conformación de las
parcelaciones del INCORA. El denominado eje bananero representa el territorio de mayor
desarrollo en la Subregión.

La estructura ecológica principal está conformada por el golfo de Urabá, la serranía de


Abibe, los ríos León, Apartadó, Atrato, Chigorodó y las llanuras aluviales. La estructura
funcional y de servicios está compuesta por las autopistas de la Prosperidad, el aeropuerto
regional, los embarcaderos de fruta, la terminal de transportes, la zona franca, la clínica
Panamericana, acueductos veredales, universidades, vías terciarias. La estructura
socioterritorial tiene resguardos indígenas, comunidades afrocolombianas, asentamientos
campesinos, sistemas productivos con banano, plátano, cacao, ganadería y plantaciones
forestales.

Zona Atrato Medio

La zona del Atrato Medio presenta como sus principales sistemas de producción, pesca
artesanal, ganadería, agricultura de pan coger y explotación maderera. Las
administraciones municipales en sus planes de desarrollo están interesadas en sistemas
agroforestales, ganadería, porcicultura, sistemas forestales, pesca artesanal y agricultura
de pan coger. La actividad económica gira alrededor de la extracción de madera, creando
impactos ambientales negativos para los ecosistemas. Sus pobladores viven de la pesca
artesanal y la agricultura de subsistencia. Su riqueza natural en bosques y aguas hacen de

191
POTA Departamento de Antioquia

esta zona un elemento estratégico que regula las corrientes de agua provenientes del Atrato
y que ocupan los humedales y cuerpos de agua tan abundantes en esta zona. Su
tratamiento no puede ser de actividad agropecuaria intensiva y debería considerarse como
un activo ambiental de importancia estratégica.

La estructura ecológica principal está conformada por los ríos Atrato, Arquía, Murrí;
ciénagas y humedales, montañas y sitios sagrados. La estructura funcional y de servicios
presenta cobertura de energía de un 70%, salud 50%, educación 50%, deficiente, y aun
inexistente, servicio de acueductos veredales. El transporte es aéreo o fluvial.

En la visión de los funcionarios se ve la preocupación por el aislamiento del Atrato Medio


con el resto de Antioquia y en su visión ven una reubicación de la cabecera municipal de
Murindó y una carretera que la comunique con Pavarandó. La visión que se construyó en
Necoclí habla de un centro de desarrollo económico y ambiental con el río Atrato como eje
estructurante. Con todo, la visión de Necoclí es más integral y mejor estructurada.

En resumen, resulta evidente que cada una de las zonas tiene sus particularidades. El Norte
tiene el mar Caribe con todas sus inmensas posibilidades, una importante actividad
ganadera compartida con el departamento de Córdoba, agricultura familiar campesina
desarrollada con cultivos de arroz, maíz, plátano, yuca, ñame o en sistemas agroforestales
de cacao y caucho, ganadería de doble propósito, pesca artesanal y piscicultura. La Zona
Centro es la que mayor aporte le hace al PIB regional; allí se concentra la actividad
exportadora de banano y plátano y de otros productos. La Zona del Atrato Medio presenta
los más bajos índices de calidad de vida y los más altos de pobreza; esta zona está
desarticulada de Urabá, pero presenta una gran riqueza en biodiversidad y recursos
naturales.

Subregión Valle de Aburrá

As p e c to s g e n e ra le s d e la S u b re g ió n

El Valle de Aburrá se ubica en la cordillera Central, en el centro sur del departamento de


Antioquia. Posee una extensión de 1.152 km² que hacen parte de la cuenca del río Medellín,
principal eje estructurante natural que cruza la Subregión de sur a norte en cuyo recorrido
recibe los caudales de 58 subcuencas. El Valle de Aburrá tiene una longitud aproximada
de 70 km, está enmarcado por una topografía irregular y pendiente, que oscila entre 1.300
y 2.800 msnm. Las cordilleras que lo encierran, dan lugar a la formación de diversos
microclimas y pisos térmicos (Tabla 1.61).

Tabla 1.61 Generalidades para la subregión Valle de Aburrá

Extensión pisos Distancia


Corregi- Vere- Extension % Área % Área térmicos (km²)
Municipio Medellín
miento das (km²) urbana rural
Medio Frío Páramo (km)
Norte
Barbosa 4 56 206 0,77 99,2 157 49 0 42
Girardota 0 25 78 6,79 93,2 55 23 0 26

192
POTA Departamento de Antioquia

Extensión pisos Distancia


Corregi- Vere- Extension % Área % Área térmicos (km²)
Municipio Medellín
miento das (km²) urbana rural
Medio Frío Páramo (km)
Copacabana 0 15 70 6,85 93,1 40 30 0 22
Bello 1 14 149 9,12 90,8 48 95 6 10
Total Zona 5 110 503 0 300 197 6
Centro
Medellín 3 50 382 29,03 70,96 0 185 194 3
Total Zona
Sur
Envigado 0 6 50 22,8 77,2 0 26 24 0
Itagüí 0 8 17 58,23 41,76 0 16 1 0
Sabaneta 0 6 15 19,3 80,66 0 11 4 0
La Estrella 0 14 35 9,14 90,85 0 19 16 0
Caldas 0 20 150 1,13 98,8 0 64 86 0
Total Zona 0 54 267 0 136 131 0
Total 8 214 1.152 0 621 522 9

Fuente: FAO, 2015

Fisiográficamente el Valle de Aburrá en su parte central es plano, atravesado por el río


Medellín, y con altas pendientes en sus alrededores de sur a norte a ambos costados, en
donde se destacan varios accidentes orográficos como los cerros del Padre Amaya (3.100
msnm), Patio Bonito (2.750 msnm), Boquerón (2.600 msnm), Venteadero (2.500 msnm) y
Las Cruces (2.400 msnm). Se destacan, también, el pico Manzanillo (2.180 msnm) y los
altos Piedragorda, Monumento, La Culebra, El Frutero, El Silencio, La Bandera y El
Romeral, estos dos últimos con una altura de 2.800 msnm cada uno, y el pico de Piedras
Blancas, con 2.650 metros de altitud (Área Metropolitana del Valle de Aburrá, 2010). De
norte a sur está conformado por los municipios de Barbosa, Girardota, Copacabana, Bello,
Medellín, Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella y Caldas (Figura 1.27), con una población
aproximada de 3.821.890 habitantes (DANE, 2016).

La subregión del Valle de Aburrá cuenta con 891 km² de área rural, de los cuales, 261 km²
son urbanos, equivalente al 22,6% del total. Conformada desde 1994, y creada por las
ordenanzas 34 de 1980 y 61 de 1983, surge de la necesidad de evitar confusiones limítrofes
por los fenómenos de conurbación entre Medellín y los municipios vecinos y dificultades en
cuanto a la regulación de los usos del suelo, urbanística, de movilidad y de orden ambiental
y cuyo objetivo es mejorar la competitividad, la movilidad, la integración regional y la calidad
urbano–rural a través de proyectos estratégicos de carácter supra municipal y mayor nivel
de vida para el habitante metropolitano, mediante la planificación integral de los municipios
asentados en el Valle de Aburrá (Área Metropolitana del Valle de Aburrá, 2010). Se divide
en tres zonas: Norte, Centro y Sur.

193
POTA Departamento de Antioquia

Figura 1.27 Subregión Valle de Aburrá

194
POTA Departamento de Antioquia

195
POTA Departamento de Antioquia

Conforman la zona Norte los municipios de Barbosa, Girardota, Copacabana y Bello, con
un área de 503 km². Los municipios del norte del Valle de Aburrá tienen una población
mayoritariamente urbana, equivalente al 90%. Barbosa y Girardota conservan todavía
importantes poblaciones en el suelo rural (Corporación Empresarial Pro Aburrá Norte,
2005).

La zona Centro corresponde a la ciudad de Medellín, que se localiza en el centro del


Departamento de Antioquia. Su territorio suma 37.639,95 hectáreas, de las cuales
11.160,98 es suelo urbano (29,65% del total); 175,35, áreas de expansión urbana (0,47%)
y 26.304,11 suelo rural (69,88%), de acuerdo con la clasificación del suelo definida en el
Plan de Ordenamiento Territorial (Alcaldía de Medellín, 2014).

Por ser el eje de la aglomeración metropolitana y por su ubicación, en un punto intermedio


entre el centro del país y las regiones del Pacífico y el Caribe, tiene ventajas de
competitividad para desarrollar programas de inversión económica con propósitos de
exportación. Estas ventajas son reforzadas por el hecho de ser la capital latinoamericana
con la mejor infraestructura de servicios públicos (Alcaldía de Medellín, 2006). Al mismo
tiempo es identificada como una ciudad de grandes desequilibrios sociales (Alcaldía de
Medellín, 2006).

La ciudad enfrenta grandes problemas de calidad y deficiencias en la formación en ciencias


básicas y en la incorporación de las nuevas tecnologías educativas; los ciudadanos se
enorgullecen de su cultura del trabajo, al tiempo que padecen una de las tasas de
desempleo más altas del país. Entre tanto, la ciudad enfrenta un complejo problema de
obsolescencia y de desactivación de su tradicional estructura productiva (Alcaldía de
Medellín, 2006). Al mismo tiempo, presenta avances tecnológicos importantes en
telecomunicaciones y servicios modernos en salud. Y de manera simultánea, proliferan
actividades informales, de gran inestabilidad y precariedad en los ingresos y la atención
básica en salud es deficiente. Medellín pertenece a la región que más aporta a la generación
de energía en el país, pero las tendencias señalan que una fuerte disputa por los
ecosistemas estratégicos en la región central del departamento amenaza con agotar las
fuentes de agua (Alcaldía de Medellín, 2006).

No obstante, se trata de una ciudad con gran vitalidad, expresada en el sentido de


pertenencia y en la calidez de su gente, pero se mantiene al frente de los índices de
criminalidad y violencia (Alcaldía de Medellín, 2006).

Zona Sur

La zona sur está conformada por los municipios de Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella
y Caldas, con un área de 267 km². Todos los municipios del sur del Valle de Aburrá
concentran la mayoría de la población en el área urbana, equivalente al 93%. Sabaneta y
La Estrella tienen el 17,11% y 13,61% de sus habitantes en zona rural, mientras que Caldas
tiene el 11,52% (Plan Estratégico Aburrá Sur, 2006).

Para los Planes Estratégicos Norte y Sur del Valle de Aburrá (2006) se definieron en
consenso las problemáticas zonales, ventajas comparativas, proyectos zonales y
megaprotyectos. Para ello se realizaron de mesas de trabajo, foros y talleres en las que
participaron organizaciones comunitarias, servidores públicos, sector educativo y

196
POTA Departamento de Antioquia

empresarios de las zonas norte y sur del Valle de Aburrá.

En la Tabla 1.62 se presentan los resultados encontrados.

Tabla 1.62 Problemas, ventajas y proyectos, zonas Norte y Sur del Valle de Aburrá

Zona Norte

Problemática zonal Ventajas Comparativas Proyectos zonales Megaproyectos

- Planta de tratamiento
- Problemas de - Ubicación estratégica por la
de aguas residuales.
abastecimiento y conexión con otras
- Plan Maestro
autosuficiencia Subregiones del Departamento
Metropolitano de la
alimentaria. y de otras regiones del país,
Bicicleta.
- Escaso y deficiente como el Magdalena Medio,
- Alianza
desarrollo de la Bajo Cauca, Nordeste y Norte
interinstitucional para
infraestructura vial y de Antioquia, Costa Atlántica,
el desarrollo del Aburrá
los sistemas de Oriente y Centro del país. - Centralidad
Norte.
transporte. - La riqueza de recursos del norte.
- Desarrollo
- Deterioro de los naturales como el agua, el - Tren de
agroindustrial.
recursos naturales. bosque y el paisaje. cercanías.
- Desarrollo recreativo y
- Falencias en la - Alto número de organizaciones
turístico.
educación aspectos sociales.
- Vías Subregionales y
técnico y profesional, - Lugares que significan una
terciarias vinculadas a
para responder buena capacidad instalada para
proyectos recreativos y
adecuadamente a las la promoción de actividades
agroindustriales.
demandas del turísticas y recreativas.
- Cultura vial y movilidad
mercado laboral. - Alta oferta de mano de obra.
segura.

Zona Sur

Problemática zonal Ventajas Comparativas Proyectos zonales Megaproyectos

- Altos niveles de - Centralidad del


desempleo, subempleo - Riqueza en recursos Aburrá Sur.
y empleo informal. naturales especialmente - Promoción de la
- Destrucción del medio hídrica y bosques. participación
- Proyectos zonales
ambiente. - Potencial ecoturístico. ciudadana.
- Sistema de
- Fraccionamiento - Localización en un - Modernización de la
Articulación de la
territorial, social, contexto rico en recursos administración
planeación zonal.
temporal e institucional como bosques, Pública.
- Alianza estratégica
que genera ineficacia, microcuencas con agua - Integración
para el de
ineficiencia, desgaste para consumo humano, empresarial de
desarrollo del
en la gestión, conectividad vial con las sectores estratégicos.
Aburrá Sur
disminución de Subregiones Norte, - Pacto educación,
credibilidad y Suroeste, Occidente y estado, empresa para
gobernabilidad en el Suroeste. el desarrollo del
Aburrá Sur. Aburrá sur.

Fuente: Planes Estratégicos Norte y Sur del Valle de Aburrá (2006)

De los resultados encontrados en estos y otros palanes formulados para el Valle de Aburrá
se desprende la siguiente visión:

197
POTA Departamento de Antioquia

Una región articulada, con oportunidades de desarrollo sostenible para


todos sus habitantes, altos niveles de calidad de vida, con una ciudadanía
responsable y participativa, que cree y confía en sus instituciones (Área
Metropolitana del Valle de Aburrá, 2010).

Ca ra c te riza c ió n s u b re gio n a l

Dim e n s ió n S o c ial

Demografía. El principal eje urbano del Área Metropolitana del Valle de Aburrá está
conformado por los municipios más poblados: Medellín, Bello e Itagüí, cuyo principal centro
económico es la capital del Departamento, que como tal ha experimentado gran crecimiento
e industrialización, integrando a muchas de sus áreas rurales y sectores con la tendencia
de asentamiento de la clase media y alta hacia el sur, convirtiendo los municipios de Bello
e Itagüí en receptores de la clase obrera a la cual se le debe el auge del desarrollo
económico del Área Metropolitana.

Los ejes urbanos alternos con menor crecimiento urbanístico, pero trascendentales para el
desarrollo económico y social del Área Metropolitana, son: Caldas, La Estrella y Sabaneta
al sur y Barbosa, Girardota y Copacabana al norte. Sabaneta y Copacabana, actualmente
están en proceso de conurbación. Los demás ejes alternos aun poseen territorios rurales
significativos que pueden ser proyectados como almacenes de producción agraria
importantes para el desarrollo del Área Metropolitana. Ese crecimiento llevó a que casi 3,8
millones de personas habiten en estos diez municipios.

De acuerdo con el DANE (2016), la población del Valle de Aburrá suma 3.821.797
habitantes (95,3% urbanos y 4,7% rurales), que se distribuyen en los 10 municipios que
conforman la subregión y que han visto cómo la tradición de la industria textil le ha dado
paso ahora a una generación ávida por el conocimiento tecnológico y los servicios, acorde
con las exigencias del mundo actual y hacia donde Antioquia encamina gran parte de sus
acciones. La mayoría de la población urbana y rural está localizada en Medellín; le siguen
Bello, Itagüí y Envigado. Barbosa y La Estrella se destacan por su talla demográfica rural.
La población total del valle de Aburrá representa el 58,5% del total departamental
(Gobernación de Antioquia, 2015).

Minorías en el Valle de Aburrá. Según el Censo de población indígena de Antioquia de


2015 (Gobernación de Antioquia, 2015) en el Valle de Aburrá habitaba para entonces 3.627
individuos, pertenecientes a 17 comunidades.

No se tienen datos exactos del número de afrodescendientes residentes en el Valle de


Aburrá. Para 2005, según el Censo (Gobernaciónde Antoquia, 2015) eran 221.055. Según
el portal del Ministerio de Educación Nacional, Colombia Aprende (2016), se estimaba una
población de 596.117 habitantes, que representaban el 19,2% de la población total. “La
mayoría de esa población se ubica en sectores periféricos de Medellín catalogados como
de alto riesgo. Los asentamientos más antiguos como La Iguaná, Barrio Antioquia y Moravia

198
POTA Departamento de Antioquia

han originado nuevos barrios, por medio de reubicaciones dirigidas causadas por la
reestructuración urbanística y como medio para prevenir catástrofes”.

La población ROM se estableció inicialmente en el municipio de Itagüí; a finales de los


noventa emigraron a otros departamentos buscando mejor remuneración de sus oficios
hasta ser casi invisibles para el estado. En 2007 quedaban 18 ROM en el municipio de
Envigado. Sin embargo, solo en 2010 fueron reconocidos como grupo étnico, lo cual los
motivó a organizarse políticamente con ayuda del Proceso Organizativo del Pueblo Rom
colombiano, Prorom. Para el 2014, contaban con aproximadamente 35 miembros en el
municipio de Envigado, recuperando su visibilidad en el Valle de Aburrá (Palacio-Sánchez,
2014).

Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). Para 2015, el Índice de NBI en el Valle de


Aburrá era el más bajo de todas las subregiones del departamento: 2,23%; Envigado
(0,23%) y Sabaneta (0,70%) exhibían los índices más bajos, mientras que los de Barbosa
(3,87%) y Medellín (2,65%) eran los más altos. De las personas que vivían en las áreas
urbanas de los municipios, el 10,95% se encontraba en la pobreza y 2,14% en la miseria;
en el área rural, los índices eran de 21,93% y 3,89%, respectivamente (Gobernación de
Antioquia, 2015).

Educación. Para la misma fecha, la tasa de escolaridad de la subregión era mayor al 100%;
la subregión atendía la escolaridad de otros pobladores. La tasa de deserción se calculaba
en 2,11%, similar a la de Urabá (2,16%), siendo estas las dos subregiones con las tasas
más altas (Gobernación de Antioquia, 2015). En Medellín la tasa neta de escolaridad en
todos los niveles (preescolar, básica, primaria, secundaria y media) era de 90,73%, mayor
a la de la subregión (71,52%). La tasa más baja la tenía Itagüí (16,85%) y la más alta,
Sabaneta (112,04%).

Salud. De las 5.959.386 personas que en 2015 estaban afiliadas al régimen de salud en el
Departamento, la subregión contaba con 3.627.185, la mayoría afiliadas al régimen
contributivo (73,63%), a diferencia de las otras subregiones, donde era mayor el porcentaje
del régimen subsidiado. Con una cobertura del 96,03%, las personas pendientes por afiliar
en la subregión llegaban a 149.824 apromosimadamnte, ubicándose frente a las otras
subregiones en el primer puesto con cobertura parcial (Gobernación de Antioquia, 2015).

Vivienda. Según datos suministrados por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá en
2012, el déficit de la vivienda en el Valle de Aburrá era más un problema cualitativo que
cuantitativo. Este se refería a viviendas sin acceso a servicios públicos domiciliarios,
incluyendo la recolección de residuos sólidos, y el hacinamiento; lo primero aumentaba en
los municipios con mayores porcentajes de áreas rurales, lo segundo en los municipios
conurbados.

Servicios básicos domiciliarios.

Acueducto. El servicio de acueducto en la subregión llegaba en 2015 a una cobertura de


98,84%, más alto que la media departamental (89,06%). Todos los municipios exhibían
coberturas por encima de 95%, excepto Barbosa que alcaba 84,6% de cobertura
(Gobernación de Antioquia, 2015).

199
POTA Departamento de Antioquia

Alcantarillado. Para la misma fecha, la cobertura alcanzaba el 96,24%, por encima de la


media departamental (79,29%). Las mayores coberturas las exhibían Sabaneta (99,1%) e
Itagüí y Envigado (cada uno con 98,6%). La menor cobertura la tenía Barbosa (62,3%).

Servicio de energía. Ya desde esa época el servicio de energía en la subregión era


universal (Gobernación de Antioquia, 2015).

Infraestructura vial. El Área Metropolitana promueve programas y proyectos de


mejoramiento vial, incluidos temas que sirven para interconectar los distintos municipios de
la subregión y a esta con las zonas del país. El Valle de Aburrá contaba para 2007 con un
total de 183,3 km de vías, de los cuales, 84,3 km son de vías primarias nacionales y 99 km
de vías secundarias y terciarias departamentales, de las cuales 41 km son pavimentados y
58 km sin pavimentar (IGAC, 2007).

En la Tabla 1.63 se presentan algunas vías importantes que sirven de conexión al Valle de
Aburrá para realizar intercambios comerciales, tanto con los municipios que la conforman
como con los municipios y regiones por fuera del departamento.

Tabla 1.63 Principales ejes viales del Valle de Aburrá

Eje Vial Destinos

Medellín - área suburbana e industrial de Bello y articula los centros


Medellín-Costa Caribe
urbanos de Santa Rosa de Osos, Yarumal y Caucasia.
Medellín -Bucaramanga y Cúcuta. A nivel departamental vincula a
Medellín-Bucaramanga
Medellín con Copacabana, Girardota y Barbosa.
Medellín - Bogotá; vincula a los municipios antioqueños de Guarne,
Medellín-Bogotá
Marinilla y Puerto Triunfo.
Medellín- el eje cafetero - Cali y el puerto de Buenaventura. Inicia
Medellín – la zona industrial de Itagüí-Envigado, La Estrella, Sabaneta
Medellín-Eje Cafetero
y Caldas; luego paralela al río Cauca, vincula a los municipios de Santa
Bárbara y La Pintada.
Medellín - Quibdó, Medellín –Ciudad Bolívar, cruzando por municipios
Medellín-Quibdó
como Caldas, Amagá y Titiribí.
“Vía al Mar”. Trayecto: Medellín- San Jerónimo, Sopetrán, Santa Fe de
Medellín-Turbo Antioquia, Giraldo, Cañasgordas, Uramita, Dabeiba, Mutatá,
Chigorodó, Carepa, Apartadó, Turbo y Necoclí.

Fuente: IGAC, 2007.

Dim e n s ió n e c o n ó m ic a

Usos potencial y actual de la tierra. Según el Estudio General de Suelos de Antioquia


(IGAC, 2007), en el Valle de Aburrá, el 48% del área es de potencial forestal protector
productor. El potencial productivo agrario se reduce a poco menos del 17% y menos del
22% tiene potencial para actividades silvopastoriles (Figura 1.28). Pese a ello, se estima
que casi el 48% de la tierra estaba dedicada al uso pecuario y otro 10%, a las actividades

200
POTA Departamento de Antioquia

agrícolas y agropecuarias. Los centros poblados ocupaban poco menos del 19% y el área
de protección (bosques y servicios ecositémicos) un poco más del 18% (Figura 1.29).

Figura 1.28 Usos potenciales de la tierra en el Valle de Aburrá


13,2%
1,3%
4,9%

48,0%
10,6%

0,3%
0,0%
0,0%

21,6%

Zonas urbanas Agricultura intensiva Cultivos limpios


Cultivos semilimpios Ríos dobles Lagunas
Embalses Sistemas silvopastoriles Forestal protector productor

Fuente: IGAC, 2007

Figura 1.29 Usos actuales de la tierra en el Valle de Aburrá

0,0%

18,6% 0,0%
47,6% 5,2%
1,7%

7,9%

13,2%

0,0% 5,7%
Centros Poblados Escombreras y Vertederos Servicios Ecosistemicos
Uso Agrícola Uso Agropecuario Uso Forestal (Bosques)
Uso Forestal (Plantaciones) Uso Minero Uso Pecuario
Zona Comercial
Fuente: IGAC, 2007

En general, se percibía un cambio de uso del suelo hacia actividades de especulación


(reservas) de terrenos para actividades de mayor rentabilidad, como son fincas de recreo,
usos urbanísticos, industriales y aprobación normativa de otros polígonos para usos
diferentes a lo agropecuario.

La contribución de la Subregión al sector agrícola del departamento es, en la producción,


del 2,4% para el año 2013. Entre los cultivos que más se destacan se encuentran, en su
orden, tomate chonto, caña panelera, cebolla de rama (cebolla junca), papa y plátano.

201
POTA Departamento de Antioquia

Comercialización y centros de acopio

Centros de beneficio animal. La Subregión cuenta con 23 centros de beneficio animal,


que sobrepasan en volumen y capacidad a los 136 de las demás subregiones. Cuenta con
cinco plantas para aves, seis plantas para bovinos, una planta para conejos, tres especiales
de aves y ocho plantas de sacrificio de porcinos (FAO, 2015).

Plazas de mercado. De acuerdo con el estudio de la FAO, en 2015, la subregión contaba


con 268 locales comerciales en los municipios de Caldas, Bello, Barbosa, Girardota,
Envigado y Copacabana, de los cuales 206 se encontraban en las plazas de mercado y 62
se manejaban informalmente en los alrededores de la plaza. Lo cual constituía a la
subregión como el mayor centro de integración en mercado de productos agropecuarios y
de alimentos del departamento.

Producción y empleo generado. Un comparativo de áreas sembradas y en producción,


volúmenes de producción y generación de empleo entre los años 2005 y 2015 muestra que
en la Zona Norte hubo una disminución en todos los municipios, excepto en Bello (Tabla
1.64). También la Zona Sur muestra una disminución dramática en el lapso de esos diez
años (Tabla 1.65). En la zona Centro, por el contrario, se registró un aumento sustancial en
el mismo período (Tabla 1.66).

Tabla 1.64 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en


producción y el empleo por municipio en la Zona Norte para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Barbosa 3.102,2 3.407,5 2.842,9 2.752,4 12.012,9 14.119,7 1.901 1.937
Bello 332 373,8 327,0 359,7 2.606,5 2.843,1 214 241
Copacabana 358,5 345,5 358,5 344,5 2.062,8 1.897,4 254 247
Girardota 1.638,7 1.055,7 1.542,3 964,7 6.894,5 3.379,2 1.276 851
Total 5.431,4 5.182,5 5.070,7 4.421,3 23.576,7 22.239,5 3.646 3.278
% Variación -4,6 -12,8 -5,7 -10

Fuente: Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Tabla 1.65 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en


producción y el empleo por municipio en la Zona Centro para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Medellín 2.230,0 2.805,8 2.132,0 2.630,8 13.347,4 29.214,8 1.519 2.267
Total 2.230,0 2.805,8 2.132,0 2.630,8 13.347,4 29.214,8 1.519 2.267
% Variación 25,8 23,4 118,9 49

Fuente: Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

202
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.66 Comparativo de las áreas sembradas y en producción, los volúmenes en


producción y el empleo por municipio en la Zona Sur para los años 2005 y 2015

Área sembrada Área en Volumen en


Empleo
Municipio (ha) producción (ha) producción (t)
2005 2015 2005 2015 2005 2015 2005 2015
Caldas 5.226,3 477,0 5.044,6 456,5 1.001.918,0 1.220,2 622 178
Envigado 112,0 84,2 108,0 83,2 2.073,6 1.094,6 194 118
La Estrella 201,5 201,5 121,5 201,5 218,7 1.396,3 68 104
Sabaneta 75,0 83,0 75,0 81,0 333,0 174 12 32
Itagúí*
Total 5.614,8 845,7 5.349,1 822,2 1.004.543,3 3.885,1 896 432
% Variación -84,9 -84,6 -99,6 -52

*No se reporta datos de áreas ni volúmenes de producción.

Fuente: Anuarios de Estadísticas Agropecuarias de la Secretaría de Agricultura para los años 2005 – 2015.

Dim e n s ió n a m bie n tal

Entre lo urbano y lo rural cada vez hay menos distancia, y cada vez hay más interrelaciones,
aceptando que las ciudades, los centros urbanos menores y las áreas rurales hacen parte
de un mismo sistema, en la actualidad se ha venido ocupando el suelo rural mediante
modelos de “ciudad difusa” que generan grandes impactos negativos en diferentes
aspectos del desarrollo regional y de manera especial en la estructura ambiental del
territorio haciéndolo ecológicamente insostenible. En el Valle de Aburrá, se evidencia con
la urbanización de las laderas del Valle de Aburrá por encima de los perímetros urbanos y
de las zonas rurales de los municipios aledaños a la gran ciudad, en especial en el altiplano
del valle de San Nicolás, en el Oriente, y en el valle del río Cauca, en el Occidente cercano
(Gaviria-Gutiérrez, 2008). Ello constituye una de las principales dificultades para la
formulación de estrategias eficaces respecto a la consolidación de un modelo de ocupación
territorial metropolitano en el manejo concertado del suelo rural. Lo cual se manifiesta en el
Plan de Manejo de la cuenca del río Aburrá (Área Metropolitana del Valle de Aburrá et al.,
2007a), las Directrices Metropolitanas de Ordenamiento Territorial (Área Metropolitana del
Valle de Aburrá, 2006) y el Plan Estratégico Ambiental Metropolitano (Área Metropolitana
del Valle de Aburrá, 2003) y se debe a la división en las competencias respecto a suelo
rural y urbano de la autoridad ambiental en el Valle y definiciones referidas en relación a “lo
rural” en los entornos metropolitanos (Área Metroplitana del Valle de Aburrá, 2007).

El abastecimiento de la subregión del Valle de Aburrá depende altamente de los productos


agrícolas de la subregión Oriente (frutas, tubérculos, raíces, plátanos, verduras y hortalizas)
y un porcentaje importante de frutas y cítricos provienen principalmente del cañón del
Cauca en el occidente y el suroeste (Área Metropolitana del Valle de Aburrá, 2007). En su
conjunto, la dependencia ecológica es del 99,99%; la capacidad de carga del Valle de
Aburrá apenas alcanza a abastecer una parte mínima de los requerimientos alimentarios,
una pequeña porción del consumo de agua y asociado a esta, una porción reducida de los
bosques de protección de las cuencas hidrográficas implicadas. Las coberturas boscosas

203
POTA Departamento de Antioquia

actuales y las iniciativas de reforestación en marcha conseguirán aumentar la capacidad de


carga del Valle en el balance emisiones/coberturas, que por ahora tiene un déficit ecológico
mayor al 98% (Agudelo, 2004).

Según la Universidad de Antioquia (2013), aunque las concentraciones de dióxido de


nitrógeno y azufre, monóxido de carbono y material particulado menor de 10 micrómetros,
entre otros contaminantes, no supera las normas nacionales actuales, supera a los
estándares de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud (OMS). No en vano,
Medellín es la segunda ciudad más contaminada del país por las concentraciones altas de
material particulado, que supera a nivel mundial a ciudades con mayor producción industrial
y sector transporte, como Los Ángeles, Tokio o Roma.

Dim e n s ió n p o lític o - ins tituc io n al

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá funciona como entidad para la articulación,
coordinación e integración de los municipios bajo su jurisdicción con principios de altos
niveles de descentralización administrativa; desconcentración de la aplicación de las
políticas económica, ambiental, y social; fortalecimiento y consolidación de las instituciones
democráticas, administraciones locales y gobiernos municipales; y pactos y alianzas
interinstitucionales entre estos y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Organizaciones Campesinas de Agricultura Familiar (OAF). De la Tabla 1.67, tomada


de la FAO (2015) se observa que el 100% de las OAF son Asociaciones que, en conjunto,
representan el 33% de la AF encuestada en el territorio.

Tabla 1.67 Tipo y antigüedad de las Organizaciones de Economía Campesina

Antigüedad en años
Tipo de organización Cantidad % de participación/tipo
<1 1-5 6 - 10
Cooperativa 0 - - - 34,5
Asociación 10 3 6 1 -
Pre Cooperativa 0 - - - -
Otra 0 - - - 35
Total OAF 10 3 6 1 66
JAC 19 0 2 15 100
Total AF 29 3 8 16

Fuente: FAO, 2015

El 10% de las organizaciones tienen más de 15 años de establecidas; el 60% tienen una
antiguedad entre 5 y 15 años, lo que refleja una tendencia a la consolidación de estas
asociaciones. El restante 30% (3 asociaciones) data de hace menos de 5 años (FAO, 2015).

Ba s e s p a ra u n a p la n e ac ió n p ro d u ctiva

Un análisis de los resultados obtenidos en la caracterización subregional, las respuestas al


cuestionario y el taller adelantado en la Gobernación de Antioquia el día 21 de noviembre

204
POTA Departamento de Antioquia

con funcionarios de las administraciones municipales (UMATA y Planeación) (Ver Anexos)


para establecer los sistemas de producción de importancia zonal y subregional, así como
una primera aproximación a las tres estructuras que hacen parte del componente general,
permite hacer las siguientes consideraciones para cada una de las tres zonas que
componen la subregión.

Zona Norte

Los municipios de la zona Norte del Valle de Aburrá coinciden en los siguientes sistemas
de producción: ganadería de leche, porcicultura, piscicultura, caña panelera, café, plátano
en asocio con café, avicultura y cebolla junca. De estos productos, café, caña panelera,
plátano asociado con café, cebolla y frijol, han sido priorizados en los Planes de Desarrollo
municipales. Es generalizada en la zona la falta de implementación de proyectos y
programas a nivel nacional y/o departamental. Es posible que esto se deba a una
desarticulación entre los Planes de Desarrollo municipales y departamentales, con el plan
de Desarrollo Nacional. Igualmente sucede con el acceso al apoyo a nivel internacional.

En materia de formalización de la tenencia de la propiedad, la zona Norte del Valle de


Aburrá no es ajena a la situación generalizada de informalidad de la propiedad en Colombia;
en ninguno de los municipios del Norte existen convenios para este problema, así como
tampoco se ejecutan procesos de restitución de tierras.

En materia de ordenamiento territorial, se evidencia desconocimiento del Plan de


Ordenamiento Territorial y las políticas de ordenamiento por parte de los funcionarios de la
zona. El Norte del Valle de Aburrá presenta iniciativas de conservación en Barbosa donde
también se reporta la Asociación de Negritudes de Filoverde. La zona desarrolla actividades
para mercado local, plaza mayorista (Itagüí) y minorista (Medellín), Costa Atlántica, y
distribución de papa y zanahoria en el sur del país.

El servicio de asistencia técnica en la zona Norte es prestado por las UMATA y la Secretaría
del Medio Ambiente y Desarrollo Rural. En lo relacionado con la necesidad de implementar
proyectos de adecuación de tierras, el municipio de Barbosa expresa tener limitaciones de
riego en la ALDEA, Los Meandros y Caminos de Esperanza.

Zona Centro

La zona Centro del Valle de Aburrá tiene como principales sistemas de producción:
hortalizas, frutales de clima frío, café, caña y pequeñas áreas de flores, ganadería de leche,
avicultura (ponedoras), porcicultura, y forestal (pino patula y ciprés).

La estructura ecológica principal de la zona centro está dividida en sistema hidrográfico,


sistema orográfico y sistema de reservas y la estructura ecológica complementaria en red
de conectividad, zona de recarga de acuíferos y sistema productivo. Un gran porcentaje del
área rural del municipio cuenta con figuras de protección. Además, hacen parte de la
estructura ecológica principal el DMI Divisoria río Cauca y la Reserva Forestal Nare.

En su estructura funcional y de servicios, por ser Medellín el centro administrativo del Valle
de Aburrá, posee una buena infraestructura de servicios, presencia estatal e industria,
salud, educación y red vial (sistema de transporte público y masivo y vías de cuarta

205
POTA Departamento de Antioquia

generación). A pesar de que Medellín es la ciudad más importante del Departamento y del
Valle de Aburrá y que según sus funcionarios, el POT reporta 12.060,62 hectáreas de suelo
productivo, no se aprovechan estas áreas para la producción que garantice la seguridad
alimentaria de sus habitantes ni las del Valle de Aburrá; por el contrario, su producción no
satisface sus necesidades y debe recurrir al suministro de los municipios que rodean al
Valle de Aburrá y de otras subregiones, particularmente del Oriente Antioqueño.

Los funcionarios de la zona Centro expresaron en el cuestionario que es necesario


implementar sistemas de riego en los corregimientos de San Cristóbal, San Antonio de
Prado y Santa Elena.

Zona Sur

La Zona Sur tiene como principales sistemas de producción los siguientes: café, hortalizas,
pastos (ganadería), avicultura, piscicultura, porcinos, ganadería doble propósito, frutales,
forestales. En la zona Sur se reportan proyectos y programas de orden departamental y
nacional, como el Plan de Atención Integral de Victimas en el municipio de Itagüí. Caldas
tiene el proyecto Renovación de la Caficultura en convenio con la Federación Nacional de
Cafeteros y Vigilancia Epidemiológica en convenio con elICA. Por último, Envigado ejecuta
el proyecto de mitigación y adaptación al cambio climático.

La estructura ecológica principal está conformada por el Área de Reserva DMI Manzanillo,
los POMCAS de los ríos Aburrá, Amagá y el Alto de San Miguel, el parque La Romera
(Sistema Local de áreas Protegidas SILAP), el D.M.I Romeral y Miraflores y algunas Áreas
Protegidas en el municipio de Envigado. La estructura funcional y de servicios reporta la
existencia de varias asociaciones y cooperativas que se asientan en zona Sur; presencia
de entidades bancarias, instituciones educativas y sistemas de transporte.

El destino de la producción agropecuaria depende del tipo de producto a comercializar. En


el tema pecuario, el mercado es local, departamental y nacional. En el tema agrícola el
mercado es de autoconsumo y local. En el tema forestal el mercado se hace local,
departamental y nacional. El café se comercializa en el exterior, la leche para mercados
regionales y locales, los cerdos para el mercado regional, los productos agrícolas (en
especial hortalizas) son destinados al mercado interno.

En reseumen, aunque comparten características geográficas similares, cada zona tiene sus
particularidades. Las zonas Norte y Sur poseen una ubicación estratégica por la conexión
con otras subregiones del Departamento y de otras regiones del país. La riqueza de
recursos naturales como el agua, el bosque y el paisaje, lugares que significan una buena
capacidad instalada para la promoción de actividades turísticas y recreativas, hacen
atractivas a estas zonas. La agricultura es netamente familiar y se basa en ganadería de
leche y doble propósito, porcicultura, piscicultura, caña panelera, café, plátano en asocio
con café, avicultura, cebolla junca. La estabilidad de estas poblaciones es muy importante
para el equilibrio de la zona centro que, aunque es la que mayor aporta al PIB regional,
depende en alta proporción de los productos que se cultivan en la zona rural de los
municipios que conforman la zona. Los sistemas que son comunes en la Subregión son:
café (café - plátano), caña panelera, hortalizas y frutales.

206
POTA Departamento de Antioquia

1.6 LA ORDENACIÓN TERRITORIAL DEPARTAMENTAL

Durante los últimos años en Colombia se ha hecho un gran esfuerzo por abordar el tema
de la planeación y el ordenamiento territorial, en las escalas municipal, departamental y
regional. En este sentido, se ha involucrado la participación de entidades adscritas a
diferentes niveles. Las Corporaciones Autónomas Regionales llevan a cabo la planificación
de los recursos naturales renovables en las cuencas hidrográfica mediante los Planes de
ordenamiento y manejo de cuencas hidrográficas (POMCA) y los Planes de ordenamiento
del recurso hídrico (PORH). Los departamentos, las áreas metropolitanas y los municipios
han iniciado procesos de desarrollo integral mediante la formulación de planes y proyectos
estratégicos con visión de largo plazo, apoyados en algunos casos por la Nación.
Convertidos en experiencias de ordenamiento regional, en algunos casos han logrado
impactar el territorio de manera efectiva; en otros, por el contrario, se han quedado en
ejercicios de formulación de marcos de referencia supramunicipal con poco impacto y
consistencia en el territorio (DNP, 2013).

Desde su inclusión en la Constitución Política de 1991, el tema del ordenamiento territorial


ha presentado avances significativos. La carta política definió competencias en materia
urbanística y de ordenamiento territorial en los ámbitos constitucional y orgánico,
beneficiando con ello la coexistencia de competencias entre los niveles central,
departamental y municipal. Así, los artículos 151 y 288 disponen que la ley orgánica debe
asignar y distribuir competencias entre la Nación y las entidades territoriales, las cuales
deben ser ejercidas conforme a los principios de coordinación, concurrencia y subsidiaridad.
Se resalta, pues, la posibilidad de actuación conjunta de las entidades territoriales y se
sugiere la importancia que deben tener los diferentes contextos espaciales y la visión de
desarrollo mancomunado en el ordenamiento del territorio.

En el Capítulo 2 (artículos 297 a 310) se regula el régimen departamental. El artículo 298


establece que que los departamentos “tienen autonomía para la administración de los
asuntos seccionales, la planificación y promoción del desarrollo económico y social dentro
de su territorio en los términos establecidos por la Constitución”. Y que, además, “ejercen
funciones administrativas, de coordinación y de complementariedad de la acción municipal,
de intermediación entre la Nación y los municipios y de prestación de los servicios que
determinen la Constitución y las leyes.” En el artículo 300 se definen las funciones de las
Asambleas Departamentales, entre las que están: reglamentar el ejercicio de las funciones
y la prestación de los servicios a cargo del departamento; expedir las disposiciones
relacionadas con la planeación, el desarrollo económico y social, el apoyo financiero y
crediticio de los municipios, el turismo, el transporte, el ambiente, las obras públicas, las
vías de comunicación y el desarrollo de sus zonas de frontera; y adoptar de acuerdo con la
Ley los planes y programas de desarrollo económico y social. Dispone, asimismo, que “los
planes y programas de desarrollo y de obras públicas serán coordinados o integrados con
los planes y programas municipales, regionales y nacionales.”

En desarrollo del mandato constitucional, se han promulgado otras leyes que definen el
manejo de los principales temas relacionados con el ordenamiento del territorio. Entre ellas,
la Ley 99 de 1993, que define el Sistema Nacional Ambiental, SINA, y la Ley Orgánica del
Plan de Desarrollo (Ley 152 de 1994), que introduce en la normativa nacional (art. 41) la
figura de los Planes de Ordenamiento Territorial. Esta norma señala que los municipios
contarán con un plan de ordenamiento territorial y que le corresponde a la Nación y a los

207
POTA Departamento de Antioquia

departamentos brindar las orientaciones y apoyo técnico para la elaboración de dichos


planes. La Ley 388 de 1997, Ley de Desarrollo Territorial, incluye, entre sus objetivos,
armonizar de disposiciones legales; la promoción del ordenamiento territorial municipal;
garantizar la utilización del suelo como función social de la propiedad; facilitar la ejecución
de actuaciones urbanas integrales, con la concurrencia de la Nación, las entidades
territoriales, las autoridades ambientales y las instancias y autoridades administrativas y de
planificación (art. 1). Establecida como base para el desarrollo y puesta en marcha de los
Planes de Ordenamiento Territorial en el orden municipal, esta Ley determina las
estrategias territoriales de uso, ocupación y manejo del suelo; el diseño y adopción de los
instrumentos y procedimientos de gestión y actuación; y la definición de los programas y
proyectos que concretan estos propósitos.

Posteriormente, la Ley 1454 de 2011, Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial (LOOT),


define el ordenamiento territorial como “un instrumento de planificación y de gestión de las
entidades territoriales y un proceso de construcción colectiva de país, que se da de manera
progresiva, gradual y flexible, con responsabilidad fiscal, tendiente a lograr una adecuada
organización político administrativa del Estado en el territorio, para facilitar el desarrollo
institucional, el fortalecimiento de la identidad cultural y el desarrollo territorial, entendido
este como desarrollo económicamente competitivo, socialmente justo, ambientalmente y
fiscalmente sostenible, regionalmente armónico, culturalmente pertinente, atendiendo a la
diversidad cultural y físico-geográfica de Colombia” (art. 2).

La LOOT determina las competencias entre entidades, autoridades, recursos, funciones y


servicios, en el marco constitucional de la descentralización y la autonomía de los entes
territoriales; es decir, establece un marco normativo general de principios rectores para
promover procesos de descentralización, delegación, integración, asociación y
regionalización. Establece la promoción y el fortalecimiento del departamento como nivel
intermedio de gobierno, así mismo, con el objeto de mejorar la administración
departamental y de asegurar una prestación más eficiente de los servicios públicos,
establece regímenes especiales y diferenciados de gestión administrativa y fiscal para uno
o varios departamentos. Para tal fin, el art. 29 distribuye las competencias en materia de
ordenamiento del territorio entre la nación, los departamentos, los distritos y los municipios.
A los departamentos se les define las siguientes competencias:

a. Establecer directrices y orientaciones para el ordenamiento de la totalidad o porciones


específicas de su territorio, especialmente en áreas de conurbación, con el fin de
determinar los escenarios de uso y ocupación del espacio, de acuerdo con el potencial
óptimo del ambiente y en función de los objetivos de desarrollo, potencialidades y
limitantes biofísicos, económicos y culturales.
b. Definir las políticas de asentamientos poblacionales y centros urbanos, de tal manera
que facilite el desarrollo de su territorio.
c. Orientar la localización de la infraestructura física-social de manera que se aprovechen
las ventajas competitivas regionales y se promueva la equidad en el desarrollo
municipal.
d. Integrar y orientar la proyección espacial de los planes sectoriales
departamentales, los de sus municipios y entidades territoriales indígenas.
e. En desarrollo de sus competencias, los departamentos podrán articular sus políticas,
directrices y estrategias de ordenamiento físico-territorial con los planes, programas,
proyectos y actuaciones sobre el territorio, mediante la adopción de planes de

208
POTA Departamento de Antioquia

ordenamiento para la totalidad o porciones específicas de su territorio.


f. La competencia para establecer las directrices y orientaciones específicas para el
ordenamiento del territorio en los municipios que hacen parte de un Área Metropolitana
correspondiente a estas, la cual será ejercida con observancia a los principios para el
ejercicio de las competencias establecidos en la presente ley.
g. Los departamentos y las asociaciones que estos conformen podrán implementar
programas de protección especial para la conservación y recuperación del medio
ambiente.

Puede considerarse, pues, la LOOT como la norma que fortalece el papel de los
departamentos en materia de ordenamiento territorial, al crear la figura de los Planes de
Ordenamiento Territorial Departamental como instrumento para articular políticas,
directrices y estrategias de ordenamiento físico-territorial con los planes, programas,
proyectos y actuaciones sobre su territorio (DNP, 2013).

En la Figura 1.30 se presentan las disposiciones normativas en relación al Ordenamiento


Territorial Departamental.

Figura 1.30 Disposiciones Normativas en relación al Ordenamiento Territorial Departamental

Fuente: Departamento Nacional de Planeación, 2013.

Por último, bajo la visión del desarrollo rural con enfoque territorial, se introduce en el
Departamento de Antioquia la necesidad de pensar el desarrollo territorial en el marco del
equilibrio regional, es decir, pensar el territorio como un espacio que cuenta con elementos
biofísicos, sociales, económicos que permiten integrarlo bajo un concepto de desarrollo
homogéneo.

209
POTA Departamento de Antioquia

1.7 TENENCIA DE LA TIERRA: AMBITO JURÍDICO

Las propuestas de modelo de desarrollo, ocupación y planificación territorial para Antioquia


deben plantear acciones que integren los aspectos básicos del desarrollo territorial
departamental, incluyendo, entre otros aspectos, la estructura ecológica, los sistemas
estructurantes del territorio, la gestión integral del recurso hídrico, el fortalecimiento de la
organización administrativa. Es importante, además, que estas directrices partan de una
visión estratégica de desarrollo rural, que encuentra su viabilidad al atender el tema de la
formalización de la tenencia de la tierra como presupuesto para la inclusión productiva de
la población rural.

Caracterización jurídica de la tenencia de la tierra en el Departamento

Ca lid a d J urídic a

S u b re g ión Ba jo Ca u c a

La situación de informalidad en la tenencia de la tierra, medida por la existencia o no del


folio de matrícula inmobiliaria (FMI) de los predios, en cada uno de los municipios de la
subregión es significativa y se presenta de forma generalizada en la mayoría del territorio
(Tabla 1.68).

Tabla 1.68 Estado de la matrícula inmobiliaria de los predios. Bajo Cauca


municipal (ha)

% Área total

Predios con

predios con

Predios sin

predios sin
Porcentaje

Porcentaje
Área total
Municipio

municipal

Área con
matrícula

matrícula

matrícula

matricula
matricula

matricula
Área sin
Predios
Vereda

Caucasia 46 2.109 155.491 21,0 1.552 148.915 73,6 557 6.576 26,4
Cáceres 44 2.100 171.481 23,1 1.278 116.767 60,9 822 54.714 39,1
El Bagre 54 2.087 144.250 19,5 266 19.405 12,7 1.821 124.845 87,3
Nechí 21 904 85.605 11,5 346 51.382 38,3 558 37.594 61,7
Tarazá 48 1.700 100.061 13,5 939 58.395 55,2 761 41.666 44,8
Zaragoza 65 1.837 84.420 11,4 774 47.465 56,2 1.063 36.956 57,9
Total 278 10.737 741.309 100,0 5.155 442.328 48,0 5.582 302.351 52,0

Fuente: Catastro Departamental, 2016.

Caucasia, Cáceres y El Bagre son los municipios con mayor número de predios. Caucasia
presenta ventajas comparativas frente a Cáceres y El Bagre, en términos de formalidad de
la propiedad: del total municipal (2.109 predios), el 73,6% (1.552) cuenta con FMI. A su vez,
El Bagre es el municipio que presenta menos predios formalizados (apenas 12,7%). Estas
cifras de informalidad permiten presumir que gran cantidad de baldíos de la nación se
encuentran ocupados. 13 de las 54 veredas del municipio no disponen de FMI: Aguacates,

210
POTA Departamento de Antioquia

Alto Del Berrugoso, Arenas Blancas, Brojolá, El Castillo, El Oso, El Real, Guachi, La Corona,
La Rica, Medios de Manicería, Negras Intermedias y Santa Bárbara.

Estas cifras de informalidad ponen de relieve la cantidad de áreas que en cada uno de los
municipios se pueden presumir como baldíos. No puede, sin embargo, desconocerse la
probabilidad de que entre los inmuebles que cuentan con folio de matrícula inmobiliaria
(FMI), se presenten casos de registros de mejoras sobre predios baldíos, o de inmuebles
que no presenten una adecuada transferencia del dominio.

En la Tabla 1.69 se presenta la información sobre derechos de propiedad registrada en la


base de datos de Catastro Departamental, es decir, el número de personas vinculadas a
cada predio.

Tabla 1.69 Derechos de propiedad por municipio. Subregión Bajo Cauca

Municipio Veredas Predios Derechos


Caucasia 46 2.109 3.220
Cáceres 44 2.100 3.983
El Bagre 54 2.087 3.008
Nechí 21 904 1.671
Tarazá 48 1.700 2.815
Zaragoza 65 1.837 3.498
Total 278 10.737 18.195

Fuente: Elaboración propia. Con información obtenida de la Base de datos de Catastro Departamental, 2016.

Como se ve, el número de derechos excede en todos los casos al total de predios por
municipio. Esta situación se genera debido a que existen varios titulares del derecho de
tenencia sobre un mismo predio. Cáceres es el que presenta un mayor número de registros;
en contraste, Nechí solo reporta 1.671 derechos. Esta situación refleja, asimismo, la
existencia de minifundios en la distribución del suelo. En Cáceres, Zaragoza y Nechí un
predio puede tener, en promedio, 0,5 propietarios; en Caucasia y El Bagre, el promedio es
de 0,7 derechos por predio, lo cual representa una menor fragmentación de la propiedad.

S u b re g ión Ma g d ale n a Me d io

En Magdalena Medio antioqueño el mayor nivel de informalidad en la tenencia de la tierra


se presenta en Yondó, con 51,5%, municipio que a su vez es el más grande en términos de
extension territorial, con 163.611 hectáreas. Puerto Nare, con 45,7% de informalidad, ocupa
el tercer lugar en área. El de menor extensión es Puerto Triunfo, que alcanza 35,3% de
informalidad. En la Tabla 1.70 se presenta la información predial.

211
POTA Departamento de Antioquia

Tabla 1.70 Estado de la matrícula inmobiliaria de los predios. Subregión Magdalena Medio

municipal (ha)

% Área total

Predios con

predios con

Predios sin

predios sin
Porcentaje

Porcentaje
Área total
Municipio

municipal

Área con
matrícula

matricula

matricula

matrícula

matricula

matricula
Área sin
Predios
Vereda
Caracolí 15 729 25.303 6,0 479 23.944 65,7 250 1.359 34,3
Maceo 23 2.036 43.410 10,2 1.351 40.216 66,4 685 2.798 33,6
Puerto Berrío 22 1.396 108.529 25,6 917 106.150 65,7 479 2.380 34,3
Puerto Nare 24 762 49.551 11,7 414 40.407 54,3 348 9.144 45,7
Puerto Triunfo 12 1.185 33.824 8,0 767 32.134 64,7 418 1.690 35,3
Yondó 62 3.897 163.611 38,6 1.889 110.433 48,5 2.008 53.178 51,5
Total 158 10.005 424.229 100,0 5.817 353.284 58,1 4.188 70.549 41,9

Fuente: Catastro Departamental, 2016.

Los municipios de Caracolí, Maceo y Puerto Berrío son los que menos niveles de
informalidad registran. Caracolí y Puerto Berrío presentan iguales porcentajes de
informalidad (34,3%), con la salvedad de que Puerto Berrío supera en 83.223 hectáreas al
municipio de Caracolí, lo que revela que, en la práctica, es muy notoria la situación de
informalidad de Puerto Berrío.

En lo que respecta a la situación de los derechos sobre los distintos predios en la subregión,
se debe resaltar los casos de Puerto Nare, Puerto Berrío y Caracolí. Como se observa en
la Tabla 1.71, estos tres municipios son los que presentan un número de derechos superior,
en relación con sus predios.

Tabla 1.71 Derechos por municipio. Subregión Magdalena Medio

Municipio