Está en la página 1de 8

1

Nombre de la Materia
Doctorado en Ciencias de la Educacón

Nombre del Alumno (a) Gloria nancy


Romero
ADCO 18333/ CC. 51930980

Nombre de la Tarea
2.3 Cuadro y Análisis "La presentación de la persona
en la vida cotidiana"
Unidad 1 /Módulo #: Análisis del Comportamiento
Humano

Nombre del Profesor (a) Stephanie


Alejandra Barajas Requenes

Fecha Septiembre 27 de 2018

“ LA PRESENTACION DE LA PERSONA EN LA VIDA COTIDIANA |


2

LA PRESENTACIÓN DE LA PERSONA EN LA VIDA COTIDIANA

Tarea 2.3 Cuadro y Anàlisis

Gloria Nancy Romero Agudelo


C.C 51930980

TUTORA

Stephanie Alejandra Barajas Requenes

Colombia. Mexico.
27 de Septiembre de 2018

“ LA PRESENTACION DE LA PERSONA EN LA VIDA COTIDIANA |


3

2.3 CUADRO Y ANÁLISIS "LA PRESENTACIÓN DE LA


PERSONA EN LA VIDA COTIDIANA"
¡La información acerca del individuo ayuda a definir la situación,

Permitiendo a los otros saber de antemano lo que él espera de ellos y lo que ellos

¡Pueden esperar de él! (Goffman, La presentación de la persona en la vida cotidiana,


1959)

La presentación de la persona en la vida cotidiana describe en detalle una perspectiva


sociología original desde la cual es posible estudiar la vida social, especialmente el tipo de vida
social organizada dentro de los límites físicos de un establecimiento o una planta industrial:

la perspectiva de la actuación o representación teatral. Dejando a un lado las


insuficiencias obvias de este modelo analógico, Erving Goffman se ha propuesto considerar de
qué manera el individuo se presenta y presenta su actividad ante otros en las situaciones de
trabajo corriente, cómo guía y controla la impresión que los otros se forman de él, y qué tipo de
cosas puede y no puede hacer mientras actúa ante ellos.

La prueba más contundente del éxito de la tarea emprendida por el autor es, sin lugar a
dudas, la vigencia de esta obra, la cual, publicada por primera vez en 1959, logró constituirse en
un verdadero clásico en su género. (Goffman, La presentación de la persona en la vida cotidiana,
2009))

Fachada

Fachada: parte de la actuación del individuo que funciona regularmente de un modo


general y prefijado, a fin de definir la situación con respecto a aquellos que observan dicha
actuación. La fachada, entonces, es la dotación expresiva de tipo corriente empleada intencional
o inconscientemente por el individuo durante su actuación. Goffman, 2009

La fachada, entonces, es la dotación expresiva de tipo corriente empleada intencional o

Inconscientemente por el individuo durante su actuación. Para empezar, será conveniente


distinguir y designar las que parecen ser partes normales de la fachada.

En primer lugar, se encuentra el medio (setting), que incluye el mobiliario, el decorado,


los equipos y otros elementos propios del trasfondo escénico, que proporcionan el escenario y
utilería para el flujo de acción humana que se desarrolla ante, dentro o sobre él. En términos
geográficos, el medio tiende a permanecer fijo, de manera que los que usan un medio

“ LA PRESENTACION DE LA PERSONA EN LA VIDA COTIDIANA |


4

determinado como parte de su actuación no pueden comenzar a actuar hasta haber llegado al
lugar conveniente, y deben terminar su actuación cuando lo abandonan. Solo en circunstancias
excepcionales el medio se traslada con los actuantes.

La fachada social puede dividirse en partes tradicionales, tales como medio, apariencia
y modales, y que a causa de que se pueden presentar rutinas diferentes tras una misma fachada,
el carácter específico de una actuación tal vez no se ajuste perfectamente a la apariencia general
socializada con la cual se nos presenta. . (Goffman, La presentación de la persona en la vida
cotidiana, 2009))

Realización Dramática

Mientras se encuentra en presencia de otros, por lo general, el individuo dota a su


actividad de signos que destacan y pintan hechos confirmativos que de otro modo podrían
permanecer inadvertidos y oscuros. Porque si la actividad del individuo ha de llegar a ser
significante para otros, debe movilizarla de manera que exprese durante la interacción lo que él
desea transmitir. En realidad, se puede pedir al actuante que no solo exprese durante la
interacción las capacidades que alega tener sino que también lo haga en forma instantánea.

Así como Como lo señaló Sartre: «El alumno atento que desea estar atento, con sus
ojos clavados en la maestra y sus oídos bien abiertos, se agota de tal modo representando el
papel de atento que termina por no escuchar nada».21 Así, los individuos se enfrentan a menudo
con el dilema de expresión versus acción. Aquellos que poseen el tiempo y el talento para realizar
bien una tarea pueden no tener, por la misma razón, ni el tiempo ni el talento para mostrar que lo
están haciendo bien. Se puede decir que algunas organizaciones resuelven este dilema
delegando oficialmente la función dramática en un especialista que pasará el tiempo expresando
la significación de la tarea y no efectuándola en realidad.

Idealización

El punto de vista de Cooley puede ser tomado como ejemplo: Si no tratáramos nunca de
parecer algo mejor de lo que somos, ¿cómo podríamos mejorar o «formarnos desde afuera hacia
adentro?» Y el mismo impulso para mostrar al mundo un aspecto mejor o idealizado de nosotros
mismos encuentra una expresión organizada en las diferentes profesiones y clases, cada una de
las cuales tiene hasta cierto punto una jerga o pose que la mayoría de sus miembros asumen
inconscientemente pero que produce el efecto de una conspiración destinada a obrar sobre la
credulidad del resto del mundo.

Posibles tergiversaciones

La definición social de la personificación, sin embargo, no es en sí muy consistente.


Por ejemplo, si bien se tiene la sensación de que es un crimen inexcusable contra la comunicación

“ LA PRESENTACION DE LA PERSONA EN LA VIDA COTIDIANA |


5

personificar a una persona de status sagrado, como un médico o un sacerdote, a menudo nos
preocupa menos la personificación de un miembro de status poco estimable, prescindible o
profano, tal como un vagabundo o un obrero no calificado. Cuando se nos revela que hemos
estado participando con un actuante cuyo status es superior al que nos hizo creer, nuestra
reacción de asombro y disgusto antes que de hostilidad tiene un buen precedente cristiano.

Como integrantes de un auditorio, es natural que sintamos que la impresión que el

Actuante trata de dar puede ser verdadera o falsa, genuina o espuria, válida o «falsificada». Esta
duda es tan común que, como se señaló, con frecuencia préstamos especial atención a rasgos
distintivos de la actuación que no pueden ser manejados fácilmente, permitiéndonos así juzgar la
confiabilidad de las sugestiones más tergiversables de la actuación.

A continuación, expondré un cuadro sobre la presentación de la persona en la vida


cotidiana y como sujetos expondré el grupo de estudiantes de grado tercero de la Institución
Educativa Colegio José María Córdoba.

Tabla1 Presentación de la persona en la vida cotidiana

Fachada Grupo de estudiantes de grado tercero, de la Institución Educativa José María


personal: Córdoba, son niños que actúan de diferentes formas de aprendizaje ante los
demás, el 50% de los estudiantes son niños con dificultades sociales, hijos de
familias disfuncionales, sus características de aspecto físico son humildes, su
lenguaje es brusco, no se nota amor, tolerancia y respeto por el otro, su
apariencia es de aspecto social bajo.

El aula cuenta con mobiliario casi nuevo 35 mesas y 35 sillas, un TV, grande,
Medio:
dos armarios grandes para los implementos de los niños, un Locke de 35
compartimientos para que los niños guarden sus maletas, tres ventanas
grandes donde entra la energía de la luz solar, además el colegio posee zonas
verdes donde los niños disfrutan de sus recreaciones y comparten con sus
pares, se evidencia el rol que desempeña cada uno donde se aflora su
apariencia y sus modales.

Realización Los niños demuestran talentos, fortalezas, emociones, sentimientos, pero al


Dramática a hora de actuar hay algunos que no poseen esa sabiduría de demostrar lo
que hacen, mejor dicho, no expresan la acción, se nota en los estudiantes que
al expresarse no tienen la acción y se bloquean. Pero cuando a un estudiante
se le felicita por alguna actividad que realizo bien, él inmediatamente expresa
alegría desea transmitirla a sus compañeros. Por otro lado se nota en los
estudiantes agresividad, indisciplina constante pero cuando ingresa un

“ LA PRESENTACION DE LA PERSONA EN LA VIDA COTIDIANA |


6

maestro ellos se portan pasivos y demuestran otra cara; quieren ocultar ante
los profesores que son indisciplinados y por ende su postura es de pasividad.

Idealización: Los estudiantes de grado o tercero son socialmente de estratos bajos, con
un lenguaje inapropiado, algunas veces presentan sus tareas y cuadernos en
completo desorden,, sé que no hay apoyo familiar, algunos niños no realizan
las actividades en completo orden, pero observan a sus compañero y en
algunos casos corrigen sus trabajos para versen bien entre el grupo, cuando
presentan trabajos no tan bonitos se siente mal y ante sus amiguito, de ahí
que ellos quieren idealizar otra forma de ser en su vida social.

Posibles En los estudiantes de grado tercero, por su niñez, él aún cuenta las cosas
tergiversaciones: sucedidas sin ninguna maldad, se observa la verdad y la mentira en ellos con
solo mirarlos, ej. Cuando la mamá les realiza alguna tarea ellos no mienten,
lo dicen, no esconden nada, las actividades las realizan, pero algunas veces
no las presentan y no las exponen, entonces se vuelve tergiversan te.

De acuerdo con Goffman.

¿Cómo vez ahora tus acciones cotidianas?

Mis acciones diarias como docente, son las de entregar día a día a mis estudiantes
conocimientos nuevos, nuevas alternativas de reflexión ante las diferentes situaciones tanto
académicas, como de comportamiento.

Además, sé que no solo mis estudiantes aprenden lo que enseño, sino que, también a
través de las experiencias vividas en el aula de clase, estoy aprendiendo de mis niños y me estoy
evaluando a nivel pedagógico y profesional.

¿Te has sentido actor o actriz en tus papales?

Como docente tengo la responsabilidad de ser la protagonista de un grupo de estudiantes que


vienen a la escuela en busca de saberes, valores, emociones y conocimiento.

Además, debo sentir confianza en el papel que estoy desempeñado ante el público en este caso,
son mis educandos pues debo saber que ellos creen en mí y en mis conocimientos para que
llegue a tener un resultado positivo.

¿Cómo puedes pensar tu posición como docente desde esta perspectiva teórica?

El ser la protagonista de un grupo de estudiantes, que merecen afecto, amor y confianza,


mi posición es el de actuar con la verdad y la certeza de saber que lo que estoy haciendo, lo estoy
haciendo con responsabilidad y conocimiento pedagógico y no tengo una máscara de hipocresía

“ LA PRESENTACION DE LA PERSONA EN LA VIDA COTIDIANA |


7

y falsedad, y si con una fachada intencional que expresa respeto y confianza ante mi público, mis
estudiantes.

¿Cuál es tu fachada como docente?

Al ser la protagonista y la docente de este grupo de estudiantes de grado tercero veo la


intensión de observar e influir sobre ellos, para perciban a una docente respetuosa, amigable,
sonriente, con buenos modales, un lenguaje fluido y fácil de expresar ante su público y con una
apariencia que ellos puedan observar y valorar. Que sea un ejemplo en sus vidas

¿Cuál esperas que sea la fachada de tus estudiantes?

Siendo la protagonista del saber pedagógico del grupo de estudiantes de grado tercero veo la
necesidad que los niños sean más amorosos, respetuosos, que la disciplina entre y aflore en el
aula de clase. También espero que aquellos niños que posee problemas familiares, académicos,
comportamentales, en fin, un sin número de características, se lleve a cabo talleres, con
mediadores, con psicólogos, orientadores etc., que integren la familia en estos procesos para los
estudiantes mejoren sus capacidades intelectuales y comportamentales en su diario actuar.

Conclusión

Para finalizar podre decir que tanto la Fachada como la realización dramática y la
idealización nos llevan a ser conscientes del rol que desempeñamos en nuestra labor como
docentes, como actuantes ante nuestros estudiantes, pues debemos creer en nuestros propios
actos, además nuestra actuación y nuestra idealización debe realizarse con responsabilidad y
honestidad, para que nuestro público en este caso, los estudiantes sientan confianza vean a un
docente con una apariencia respetable y de buenos modales.

Trabajos citados
Goffman, E. (1959). La presentación de la persona en la vida cotidiana. (I. Doubleday &
Company, Ed.) Buenos Aires, Argenant: Amorrortu editores, S. C. A.,.
Goffman, E. (1959). La presentación de la persona en la vida cotidiana. Benos Aires:
Amorrortu editores Buenos Aires.
Goffman, E. (2009). La presentación de la persona en la vida cotidiana. Buenos Aires.

“ LA PRESENTACION DE LA PERSONA EN LA VIDA COTIDIANA |


8

https://www.amazon.es/presentaci%C3%B3n-persona-vida-cotidiana-
Sociolog%C3%ADa/dp/9505182007
https://www.estudiantesuba.com/sociologia/psicologia-social/633-goffman-la-
presentacion-de-la-persona-en-la-vida-cotidiana.html

“ LA PRESENTACION DE LA PERSONA EN LA VIDA COTIDIANA |