Está en la página 1de 4

Ensayo sobre El arte de la guerra

Introducción

Hace quinientos años antes de nuestra era un hombre en Oriente definió para
siempre las medidas, acciones, estrategias y pensamientos referente a los
conflictos bélicos. Aunque podamos pensar que lo que dijo y escribió un hombre
completamente alejado tanto geográfica como históricamente no tiene nada que
ver con nosotros y nuestro entorno de siglo XXI estamos muy equivocados. La
obra El arte de la guerra es una de las grandes joyas de la literatura y la historia
del mundo. Prácticamente todo estudioso de la literatura ha reconocido las
múltiples aportaciones que este libro significa. Y es que no es sólo estilísticamente
o por su sentido estético, la realidad es que los alcances del libro van más allá de
lo formal al servir como un auténtico manual para todos los gobernantes del
mundo. No hay imperio, gobierno o institución política que no haya seguido, ya
sea voluntaria o involuntariamente los preceptos descritos en este libro. Ni hablar
de lo mucho que ha sido utilizada esta obra para ámbitos muy diferentes de la
política, como puede ser el marketing, las ciencias sociales, la psicología e incluso
la superación personal o el área de deportes o entretenimiento. Incluso podríamos
atrevernos a decir que el libro ha alcanzado tal repercusión que su influencia se
puede dejar sentir hasta en el mundo del crimen organizado, donde los capos y
narcotraficantes más poderosos del mundo han implementado las tácticas,
estrategias y acciones desarrollados en los preceptos de dicha obra. Por lo tanto,
es preciso valorar el impacto que esta obra ha tenido en el mundo desde su
creación y la influencia que seguramente seguirá presente por mucho tiempo más.

El arte de la guerra es un libro milenario escrito por Sun Tzu en el siglo V antes de
Cristo. Este libro pertenece o podemos catalogarlo dentro del género didáctico o
estratégico de las culturas ancestrales, en donde los grandes sabios redactaban
su obra a modo de preceptos y forma de educar y aconsejar a los gobernantes
futuros. En este sentido reconocemos la influencia primaria que tuvo este libro
tanto en Oriente como en Occidente, pues hay que mencionar que dicha obra ha
inspirado a sabios, filósofos y gobernantes como Napoleón, Mao Tse Tung,
Nicolás Maquiavelo, Alejandro Magno, teóricos clásicos y analistas políticos de la
actualidad, entre otros. La obra como tal tiene un origen que data de hace más de
dos mil años y es considerado, tanto por la crítica especializada como por el
público en general, uno de los más importantes y valiosos textos clásicos de la
cultura china pues su vigencia no se ha visto rebasada en ningún momento
históricos de los dos mil años que tiene de antigüedad. Por su valor tanto histórico
como por su relevancia actual, lo podemos equiparar a los más famosos textos de
filósofos clásicos como Aristóteles, Platón o autores de la modernidad
reverenciados y estudiados en las escuelas como Voltaire, Rousseau, Marx,
Nietzsche, Barthes o Heidegger, pues no hay parte del contenido de la obra que
no sea aplicable al contexto actual tanto por su sabiduría como por sus distintos
niveles de lectura, análisis e interpretación.

Desarrollo

El arte de la guerra fue escrito por Sun Tzu, un estratega político-militar, general
del ejército del Rey Helü de Wu y filósofo que vivió en la antigua China entre los
años del 722 al 481 a. C. Hay que mencionar que el nombre o etiqueta Sun Tzu
es en realidad un título o sobrenombre honorífico dado por su general y que tiene
el significado de: Maestro Sun. En pocas palabras el libro escrito por Sun Tzu es
un compendio de descripciones militares en prosa con forma de tratado, en el que,
a partir de un lenguaje claro y simple, busca dar una guía práctica para la vida y
acción de los gobernantes y sobre todo de los encargados de dirigir los ejércitos
para planear tanto las estrategias de ataque (invasión, sitio, etcétera.), como las
metodologías de defensa.

El texto se estructura en trece capítulos o apartados en donde el autor desarrolla


sus tácticas y estrategias a recomendar, cabe mencionar que ningún capítulo se
siente más importante que otro, sino que cada uno de ellos son parte de un todo,
pues suman y aportan para la idea de la guerra y la batalla, por lo que no se
puede conseguir el éxito final si se omite uno de los consejos o postulados
descritos en los capítulos. Cada uno de estos capítulos se basan en cinco
conceptos que hacen posible el arte de la guerra y por tanto la supervivencia del
estado, nación o gobierno. Estos factores son: la doctrina, el tiempo, el terreno, el
mando y la disciplina. A partir de esto el autor estructura los capítulos de la
siguiente manera: el capítulo uno aborda la temática de la evaluación de las
condiciones de la guerra o la batalla, dicha evaluación se realiza sobre los factores
antes descritos. En segundo lugar, aconseja sobre el tiempo y los momentos de la
iniciación de las acciones para después mencionar las proposiciones o ideas que
se deben tener y mantener sobre la victoria y la derrota. El cuarto capítulo versa
sobre la medida en la disposición de los medios, haciendo una sencilla
recomendación territorial a tener en cuenta para el éxito de la campaña. Los
capítulos quinto y sexto son los de corte más filosófico, pues apelan al carácter y
conductas de los dirigentes de la guerra, por lo tanto, hace recomendaciones
sobre la firmeza, lo lleno y lo vacío. El capítulo siete habla sobre el enfrentamiento
directo e indirecto en la guerra, para posteriormente desarrollar los nueve cambios
en el arte de la guerra. Los últimos capítulos de El arte de la guerra los podemos
catalogar como los capítulos de las herramientas y el terreno, pues Sun Tzu hace
especificaciones topológicas, demuestra su conocimiento y hace
recomendaciones sobre los terrenos en donde es más beneficioso combatir y
cómo realizar con éxito los ataques utilizando el fuego. Finalmente, el último
capítulo, culmina de forma filosófica abordando los conceptos de concordia y
discordia tanto dentro de las filas del ejército, como de forma local y entre
gobiernos o ejércitos.

Conclusión

Con siglos y siglos de antelación, el general y estratega chino Sun Tzu, definió de
forma sumamente clara y precisa el motor y la importancia de la guerra para los
estados, pueblos o naciones y la importancia de realizarla de forma correcta. La
guerra, dice Sun Tzu, resulta tan importante porque no hay puntos medios: o se
vive o se muere. Triunfo o derrota, lo cual conlleva a la supervivencia de un
imperio o a la caída de este, con las fatales y catastróficas consecuencias. Por
eso, el saber manejar y actuar en estos casos no es una simple técnica o un
instinto, es un arte.
Bibliografía
Sun Tzu. El Arte de la guerra. Recuperado de:
https://www.biblioteca.org.ar/libros/656228.pdf

También podría gustarte