Está en la página 1de 28

Universidad de Buenos Aires

Facultad de Ciencias Sociales

Trabajo Final

Las causas del Genocidio a la nación Guaraní. La barbarie liberal.

Materia Optativa: Pensamiento Emancipador Latinoamericano: las tres


olas de los movimientos nacionales y populares en América Latina.

Cátedra: Lavallen

Daniel Frabotta

DNI 29583523

E-mail: danifr1982@hotmail.com

Tel.: 15 55789814

1
Las causas del genocidio a la nación paraguaya
Del Gobierno del Karai Guasú a la Guerra de la triple alianza

En el presente trabajo me propongo estudiar las causas del genocidio a la nación


paraguaya. La llamada Guerra del Paraguay (también conocida como Guerra de la Triple
Alianza, Guerra Grande o Guasú en Paraguay) una de las mas sangrientas de la historia
latinoamericana. Enfrentó a la Triple Alianza – Argentina, Brasil y Uruguay – contra el
Paraguay, duró más de cinco años 1865-1870 y perdieron la vida mas de un millón de
personas, en su gran mayoría paraguayos. El país guaraní quedó devastado en su
economía y población, y fue intervenido políticamente por los aliados.
La prensa oficial y las principales corrientes historiográficas, ocultaron durante mucho
tiempo la relevancia, los motivos y el significado que este hecho produjo en el desarrollo
de la historia latinoamericana. En estas últimas décadas, historiadores con una nueva
perspectiva, recuperan este hecho sumergido, para reescribir la historia y poner en un
lugar central el verdadero exterminio a la nación paraguaya. Retomando a estos últimos
que me propongo estudiar el entramado de intereses económicos, políticos e ideológicos
que determinaron el fatal desenlace contra el paraguay, sabiendo al mismo tiempo que no
hay causas ultimas que puedan explicar el porque de semejante exterminio.
Si bien el tema es considerablemente amplio como para agotarlo en este trabajo, me
interesé en focalizar sobre algunos ejes para poder comprender la sucesión de hechos que
condujeron, del intento de someter política y económicamente a una nación al genocidio
de las dos terceras partes de su población. Si bien la intención no estuvo en hacer un
relato histórico ni realizar una crónica militar, si fue necesario, mencionar varios hechos
relevantes para explicar el contexto y las distintas posiciones que fueron tomando los
actores, que al fin al cabo, tuvieron un peso importante en la orientación del conflicto.
Por otro lado me resulto conveniente apoyarme en citas, de contemporáneos a la guerra
como también de historiadores mas cercanos a la actualidad que estudiaron
profundamente el tema, muchas de ellas tiene una nitidez en las explicaciones de los
conceptos que valía la pena reproducirlas completas.

2
“Mientras en Norteamérica la historia gana una guerra, en América del Sur se
desencadena otra guerra que la historia perderá. Buenos Aires, Río de Janeiro y
Montevideo, los tres puertos que hace medio siglo aniquilaron a José Artigas, se
disponen a arrasar el Paraguay.
Bajo las sucesivas dictaduras de Gaspar Rodríguez de Francia, Carlos Antonio
López y su hijo Francisco Solano López, caudillos de muy absoluto poder, el Paraguay
se ha convertido en ejemplo peligroso. Corren los vecinos grave riesgo de contagio: en
el Paraguay no mandan los terratenientes, ni los mercaderes especulan, ni asfixian los
usureros. Bloqueado desde afuera, el país ha crecido hacia dentro, y sigue creciendo, sin
obedecer al mercado mundial ni al capital extranjero. Mientras los demás patalean,
ahorcados por sus deudas, el Paraguay no debe un centavo a nadie y camina con sus
propias piernas.
El embajador británico en Buenos Aires, Edward Thornton, es el supremo
sacerdote de la feroz ceremonia de exorcismo. Argentina, Brasil y Uruguay conjurarán
al demonio clavando bayonetas en el pecho de los soberbios.”
Eduardo Galeano,
Memorias Del Fuego II, Las Caras y las Mascaras

3
Índice:
1-La independencia del Paraguay y las particularidades del gobierno del Dr. Gaspar
Francia.
1- La independencia de España, la tensión con Buenos Aires.
2- El bloqueo fluvial como posibilidad de desarrollo y la soberanía como destino de la
nación.
3- El final del Gobierno del Dr. Francia, una base para la emancipación del Paraguay.
2-La consolidación del modelo económico. El gobierno de los López.
1- La consolidación del modelo económico y la estructuración del Estado.
2- Las relaciones exteriores en el gobierno de Carlos Antonio López, una diplomacia para
la paz.
3- La guerra inevitable. La insolencia del progreso Guaraní.
3-Las causas de la guerra. La obstaculización del libre comercio como argumento
principal.
1 -La formación de la triple alianza y los vínculos con Inglaterra.
2- La economía y la ideología. Del libre mercado y la construcción del “Salvaje Guaraní”
3- El contexto rioplatense. La guerra a las montoneras. La traición de Urquiza.
4-El genocidio a la nación paraguaya, una forma de disciplinamiento en la región.
1- De la guerra al genocidio
2-Los resultados del genocidio y su repercusión en el continente.
3-El revisionismo, una nueva historia para la emancipación.

4
1-La independencia del Paraguay y las particularidades gobierno del Dr. Gaspar
Francia
1.1- La independencia de España, la tensión con Buenos Aires y la soberanía como
destino de la nación.
A comienzos del siglo XIX con el debilitamiento del poder de España por la participación
en las guerras Europeas, entra en crisis el control sobre sus colonias en América, el
imperio Británico en la búsqueda de consolidar su posición en los mercados americanos,
inicia dos expediciones fallidas hacia el Río de la plata, en 1806 y 1807 ambas son
repelidas por las milicias criollas, al mando del oficial Santiago de Liniers y la segunda
por el mismo Liniers ya como Virrey. Estos hechos reafirman dos posturas sobre cada
uno de los actores. Para los criollos del Río de la Plata se refuerza la idea de que es
posible prescindir del dominio Español y que poseen la fuerza suficiente para defender su
autonomía. Para los británicos por su lado, se hace evidente que puede ser mas
económico, simple y fructífero establecer un dominio sobre la región, no a partir de la
fuerza militar, sino a través de aprovechar la supremacía económica, a través del
comercio.
Esta situación se agudiza hacia 1808 cuando Napoleón invade la península Ibérica, toma
prisionero a Fernando VII y nombra como rey de España a su hermano José Bonaparte.
Una rebelión popular en la península establecerá un gobierno de juntas, siendo la más
importante la Junta Superior de España e Indias (Sevilla), tanto Buenos Aires como
Asunción reconocen su lealtad a la junta y al rey depuesto. Al disolverse la junta al año
siguiente se rompen los lazos con el viejo continente y el 25 de mayo de 1810 en el
cabildo de Buenos Aires se depone al Virrey Cisneros y conforma la junta provisoria del
Río de la Plata para gobernar en nombre de Fernando VII.
Una vez rota la relación con España comienza una disputa en la región por la pretendida
posición dominante que quieren asumir los porteños. Su intención es replicar la lógica
organizativa del Virreinato. En Asunción el gobernador Velazco llama a un Cabildo
Abierto para fijar una posición respecto a las demandas que llegan desde Buenos Aires.
Es allí donde, desde Asunción el 17 de junio de 1811 se reúne un congreso que decide
reconocer como soberano a Fernando VII y “sostener los derechos, libertad, defensa e
indemnidad de la provincia.” El 19 de junio el gobernador Velasco es destituido y el

5
Congreso nombra una junta gubernativa presidida por Fulgencio Yegros e integrada por
Gaspar Rodríguez de Francia, Pedro Juan Caballero, Francisco Javier Bogarin y
Fernando de la Mora, decidiendo unirse en confederación con las demás provincias del
Río de la Plata y designando a Rodríguez de Francia como diputado ante la Junta Grande.
Se define como cláusula primera la siguiente:
“Primera: que mientras no se forme el Congreso general, esta Provincia se gobernará
por sí misma, sin que la excelentísima junta de esa ciudad pueda disponer ni ejercer
jurisdicción sobre su forma de gobierno, régimen, administración ni otra alguna causa
correspondiente á ella.”
Como característica diferenciadora a la mayoría de los pueblos americanos donde el
territorio se organizó políticamente en torno al caudillismo marcados por guerras civiles,
territoriales y políticas, en Paraguay, se configuró con una autoridad centralizada que
permitió desarrollar un país cohesionado y pacifico por unas cuantas décadas luego de su
independencia.
La figura que se destaca en ese entonces es el Dr. Gaspar Rodríguez de Francia, uno de
los hombres mas instruidos de la época en el Paraguay. Había estudiado derecho en la
Universidad de Córdoba y tenia un especial interés por la filosofía de la ilustración. Ya
por entonces en las primeras asambleas luego de la noticia de la caída de la monarquía
Española expone
“La única cuestión que debe discutirse en esta asamblea y decidirse por mayoría de
votos es: cómo debemos defender y mantener nuestra independencia contra España,
contra Lima, contra Buenos Aires y contra Brasil; cómo debemos mantener la paz
interna; cómo debemos fomentar la pública prosperidad y el bienestar de todos los
habitantes del Paraguay; en suma, qué forma de gobierno debemos adoptar para el
Paraguay”
A partir de 1814 Gaspar Francia a partir de un congreso popular es nombrado primero
Dictador Supremo y en Congreso de 1816 se agrega al titulo le confieren la perpetuidad
de forma exclusiva, emprendiendo un camino para el desarrollo de una autonomía
nacional.

6
1.2- El bloqueo fluvial como posibilidad de desarrollo y la soberanía como destino de la
nación.

El aislacionismo por el que e gobierno del Dr. Francia tantas críticas recibió de parte de
los liberales, y uno de los argumentos esgrimidos mas adelante para el inicio de la guerra,
fue quizás más por imposición del centralismo porteño que por decisión propia. La
postura que adoptó, fue no ceder soberanía frente a las exigencias del gobierno de Buenos
Aires, estas resultaban siempre perjudiciales para la economía del Paraguay, entre estas
exigencias siempre estaba en el centro de la disputa, el impuesto al comercio que se le
exigía al Paraguay (principalmente cueros, ganado, tabaco y yerba). Por otro lado eran
frecuentes hostilidades como forma de extorsión para someter a las decisiones políticas
provenientes de la ex capital del virreinato.
Francia intenta establecer un tratado para comerciar con Inglaterra en dos ocasiones,
1814 y 1823, pero ambas fracasan por la presión de la elite porteña, para el Imperio
Británico era conveniente mantener una buena relación con un importante centro
comercial como era Buenos Aires. La única posibilidad que le quedaba al Dr. Francia era
elegir entre un aislacionismo manteniendo la soberanía o comerciar cediendo a las
pretensiones de Buenos Aires, la primera opción es la que seguirá Francia durante mas de
dos décadas de gobierno.

La fama que le hacen desde la prensa liberal tiene su fundamento, la clase dominante
vinculadas a las metrópolis y al comercio esta en riesgo. Francia en sus primeros años de
gobierno va a tomar medidas que ponen por objetivo arrasar con los privilegios de la
sociedad colonial, así es como muchos españoles van a ser deportados, otra ley prohibirá
el casamiento entre españoles, pero la clave en desarticular a las elites estuvo en la
confiscación de bienes, realizada a través de decretos o bien mediante el cobro de altos
impuestos y multas. También como medida extrema españoles, personajes provenientes
de familias acomodadas y opositores al gobierno fueron apresados, torturados y
ejecutados. La mayoría de ellos tuvieron que esperar a la muerte del Dictador en 1840
para recuperar su libertad. Sin justificar los métodos utilizados, cabe aclarar que para la

7
época los niveles de violencia por parte del Estado fueron bajos con respecto a los demás
gobiernos de la región.

El comercio exterior es monopolizado por el Estado, estabilizando el valor de la moneda,


y lo mas importante, el beneficio generado queda en manos del Estado. Para los
productos importados que consume la población van a estar regulados por comercios
también de propiedad estatal.

Para sostener una economía aislada fue necesario crear un funcionariado popular y llevar
adelante un gobierno caracterizado por la máxima austeridad, haciendo el mismo Francia
varias tareas que iban desde las cuentas del Estado hasta la necesidad de asistencia social
que tenia la población.
“El mantenimiento de la estricta moralidad administrativa por parte de Francia fue
facilitado por la extrema sencillez del aparato gubernamental que había establecido. El
gobierno central consistía solamente del Jefe de Policía, del Ministerio de Hacienda, del
Secretario de Gobierno (cuyas funciones incluían las de Fiscal General y Ministro del
Interior), el "Defensor de Pobres y Menores" y un escaso personal administrativo. El
Paraguay, para fines administrativos, estaba dividido en 20 departamentos más
pequeños. A la cabeza de cada departamento había tres funcionarios -un comandante o
delegado, un recaudador de impuestos y un juez- todos nombrados desde Asunción. A
nivel local, el pueblo elegía sus propios funcionarios municipales. Todas las funciones y
funcionarios del gobierno están sujetos a la estrecha supervisión de Francia.” (White;
1989:p118)

En julio de 1815 nacionaliza la iglesia eliminando toda dependencia e injerencia del


exterior. En 1824 expropia todos los bienes, que pasan a manos del Estado, prohíbe la
construcción de nuevos templos y coloca en cada iglesia el escudo nacional, en 1830 las
iglesias dejan de cobrar el diezmo y los sueldos de los párrocos son sostenidos
exclusivamente por el Estado. La iglesia deja de ser un actor político y económico de
relevancia.

8
El gobierno de Francia gracias a la política de confiscación de bienes, cuenta con
extensos territorios que permiten llevar adelante políticas de libre acceso a la tierra, es
creada la famosa institución “estancia de la patria”, tierras del Estado donde se les facilita
a los campesinos sin recursos, ganado y herramientas para trabajar la tierra. Se trabaja en
comunidad para el consumo propio, para el mantenimiento del ejército y los sobrantes
como el cuero se deja para la exportación.
Estas políticas en pos de la soberanía económica debieron ser acompañadas también, por
la diversificación de los cultivos, hacia 1830 se sumaban a los cultivos tradicionales
maíz, legumbres y arroz.
Francia era un hombre muy instruido tenia en claro lo que significaba poder económico
en relación a la soberanía nacional. Tiene estima por el pueblo paraguayo y la gente
humilde, sabia que sin estas decisiones estaba en juego explotación de la nación. Por ello
también impulso medidas para la liberación de todo esclavo o perseguido proveniente de
otras tierras, facilito el acceso a la instrucción pública de toda la población.

León Pomer cuestiona el calificativo del Historiador Horton Box describiendo el régimen
de Francia como un “socialismo de Estado” con respecto a ello afirma Pomer “Puede
que sea mas verdadero describirlo como intento de capitalizar el Estado nacional
conduciendo un proceso económico-político tendiente a crear la burguesía rural. La
capitalización del Estado servirá para que este apoye con inversiones adecuadas la
transformación del país. Y lo hará en la medida de las limitadas posibilidades de un país
extremadamente atrasado y bloqueado económicamente por sus vecinos. Lo hará con u
patriotismo y una devoción nacional que no hubiese poseído una burguesía vernácula,
que a la corta o a la larga hubiese sido controlada por el comercio de Buenos Aires, que
es como decir por los comerciantes ingleses que representan lo sustancial del gremio
comercial porteño.” León pomer pag 45
1.3- El final del Gobierno del Dr. Francia, una base para la emancipación del Paraguay.

Para el final del gobierno de Francia, que resulta de su fallecimiento en 1840, el Paraguay
contaba con grandes logros, en primera medida pueden destacarse un ordenamiento
político pacifico, un cuarto de siglo sin guerras civiles. También pueden mencionarse los

9
avances en el desarrollo económico, logra la estabilidad monetaria, sin endeudamiento
externo, logran diversificar la economía con sumando cultivos, la proliferación del
ganado en pie, gracias también al sistema creado de “estancias de la patria” que permiten
el autoabastecimiento del pueblo y la comercialización de los excedentes. Un control por
parte del Estado del comercio exterior, permite generar una distribución de la riqueza y
también realizar las inversiones necesarias en infraestructura pública y fortalecer la
defensa nacional. Los logros no solo fueron económicos, sino también sociales y
culturales, para el final del gobierno de Francia la mayoría de la población estaba
alfabetizada, gracias al primer sistema de educación pública siendo pionero en la región.
Como tema central procuró la unidad nacional y la identidad guaraní, creando conciencia
en la población, el esfuerzo que ponía el pueblo trabajador era para construir la patria
propia, el mismo no estaba al servicio de una oligarquía local ni de una potencia
extranjera.

10
2-La consolidación del modelo económico. El gobierno de los López.
2.1- La consolidación del modelo económico y la estructuración del Estado.
Carlos Antonio López asume el gobierno, partiendo de unas condiciones
socioeconómicas adecuadas (mencionadas anteriormente), para promover el desarrollo y
la modernización el Estado. A diferencia de Francia va a generar una estrategia
superadora en el vínculo con los centros mas avanzados del capitalismo, en el viejo
continente y en Norteamérica, pero no lo hará a través del comercio de mercancías sino
de sus conocimientos. La estrategia de Antonio López va a ser importar, a través de la
contratación de técnicos, los avances de los principales centros industriales. A mediados
del Siglo XIX, simples adelantos tecnológicos podían lograr un veloz desarrollo de la
industria manufacturera, fundamentalmente para el autoabastecimiento. Esta estrategia
rompe con la lógica comercial del imperio británico, quien establecía un circuito
comercial por el cual extraía ganancias en todos los eslabones de a cadena productiva.
“Era norma para el imperialismo ingles (y otros menos poderosos) con influencia en la
América Del Sur de esa época exportar tecnología, financiada por sus capitales ganados
con intereses extorsivos y, principalmente, al servicio inmediato de sus propios
intereses” (Chiavenatto;1984:p32)
Tomando como ejemplo el establecimiento de los ferrocarriles, de los muchos casos que
se dieron en América del Sur. Las naciones todavía proceso de consolidación como
estados modernos, tomaban deuda en el exterior para la construcción de una línea
ferroviaria. La misma no estaba proyectada en función de un interés de desarrollo
nacional, sino de conectar sectores productivos directamente con el puerto, es decir,
respondían a una lógica extractivista. El empréstito era de la banca británica, y en la
negociación los intereses reflejaban su posición dominante. Muchas veces también,
además del aporte de capital se negociaban las tierras lindantes a la línea ferroviaria,
parcelas que aumentaban exponencialmente su valor quedaban en manos del inversor. El
aporte de las vías, la maquinaria y los técnicos para su construcción provenían de la
metrópoli (por lo tanto el capital prestado volvía a su origen para ser reinvertido), el
servicio y el mantenimiento quedaba concesionado a la empresa extranjera, y las materias
primas ahora exportadas servían en parte para financiar el negocio del imperio y

11
continuar con la cadena productiva donde la ganancia quedaba siempre en forma muy
desigual del lado del imperio, en muchos casos el británico.
Esta lógica es la que esta en riesgo con un desarrollo nacional independiente y
económicamente soberano, el Paraguay de Carlos Antonio López. En 1856 se comienza a
construir la primera línea ferroviaria de Latinoamérica desarrollada con capitales
propios. Funciona al servicio del Estado paraguayo, quien contrata a los ingenieros
Padisson y Whitehead de origen ingles, para su construcción, une Asunción con
Paraguari, una distancia de 72 kilómetros. Si bien el primer material rodante fue
encargado a Inglaterra, el mismo seria tomado como modelo para mas tarde destinarlo a
su producción en serie en la fundición de Ibicuy.
La estrategia de contratación de los técnicos extranjeros también seria provisoria, el
gobierno de Antonio López otorgaba becas a los estudiantes más avanzados para que
viajen al extranjero (principalmente Inglaterra, Alemania, Francia y EE. UU.) y se
especialicen sobre diversas materias.
Puede decirse que el perfeccionamiento en el exterior y la industrialización fueron los
ejes económicos sobre los que se apoyo el gobierno de López. En 1845 ya estaba en
funcionamiento la fundición de Ybycuí, ello permitió también la fabricación de
armamento para el ejército y la construcción de un astillero, que salvo los motores que
eran importados, permitió generar los medios de transporte para el comercio.
También profundizo los cambios en el sector agrario, las tierras comunales se declaran
estatales, se aumentan la cantidad de las estancias de la patria, se facilita el acceso a la
tierra para las familias campesinas, fueron nacionalizadas las plantaciones yerbateras y
los recursos forestales. En el sector industrial se desarrolla la industria para la fabricación
de pólvora, papel y azufre. Como avance tecnológico en comunicaciones puede
mencionarse la instalación de una red de telégrafo. Para el final del gobierno de Carlos
Antonio López, si bien la distribución de mercancías en la región en términos absolutos,
producidas por Paraguay, si bien era insignificante, el solo hecho de llegar a ser un
posible sustituto de manufacturas en la región constituía una grave amenaza para el
capital productivo ingles y la red de comerciantes de la metrópoli y la local.
2.2- Las relaciones exteriores en el gobierno de Carlos Antonio López, una diplomacia
para la paz

12
Uno de los principales argumentos para sostener la guerra era el impedimento del
Paraguay de la libre navegación de sus ríos, en 1857 llega a Asunción Paranahos, con la
intención de abrir las vias navegables hacia el Mato Grosso, López sabe de la posibilidad
de sufrir un ataque de la flota de Brasil, y en 1858 se firma una convención con para
permitir la libre navegación de los ríos para todas las banderas. La relación con Inglaterra
es clara, poco tiempo después el ministro plenipotenciario del imperio britanico
pronunciara ante López.

“Hace pocos meses que habéis dado un más amplio incremento a la navegación de
vuestros ríos, merced a una Convención que ha asegurado a vuestro país la paz y la
amistad con el Imperio del Brasil.

Fuera del interés que la Soberana de una gran nación comercial tiene por todo aquello
que tienda al desenvolvimiento del comercio, Su Majestad recibirá con sincero placer el
anuncio del feliz fin de vuestras últimas discusiones con el Brasil.

La posición de este Imperio, limítrofe de todos los Estados del Plata y sus afluentes, y
bañado por los mismos ríos, sus grandes recursos y su riqueza le aseguran una influencia
sobre los destinos de sus vecinos.

Las bien conocidas virtudes y la sabiduría de su Emperador son suficiente garantía de que
durante su reinado, que felizmente dentro del orden natural de las cosas podrá ser largo,
la influencia de su política será justa, saludable y benigna" (Pomer;2015:p51)

2.3- La guerra inevitable. La insolencia del progreso Guaraní.


A medida que la nación Paraguaya consolida su progreso con el gobierno de Antonio y
luego de Francisco Solano López, se va conformando la oposición de una oligarquía en el
imperio británico y en la región, que ve en riesgo el orden instalado, el predominio del
capital ingles y su representación como modelo de desarrollo y progreso, “la
civilización”.
Es a partir de allí, que a pesar de las buenas gestiones en materia de relaciones exteriores
del gobierno de Carlos Antonio López, con la apertura de los ríos para la libre navegación
de los navíos comerciales, dichas concesiones no son suficientes para los intereses

13
británicos, sino que van a buscar a través de cualquier pretexto, imponer un control total
sobre la región.
Bien lo ejemplifica el caso Canstatt, expuesto por Carlos Calvo encargado e negocios del
Paraguay ante John Rusell. (Du Gratti Santiago Canstatt nacido en Uruguay pero
aparentemente descendientes de ingleses, es detenido al descubrirse un complot contra
Carlos Antonio López en febrero de 1859. El cónsul inglés, B. Henderson solicita su
liberación y además una indemnización por sus padecimientos. Este hecho desata una
polémica a partir de la cual se pretende la profundización del conflicto. Mientras tanto
Francisco Solano López viajaba a Buenos Aires para mediar en el conflicto entre la
confederación y la ciudad porteña. Cuando emprende el regreso en el vapor “Tacuarí” la
armada inglesa con el almirante Lushington a cargo, le dispara con sus cañones y anuncia
que sus barcos atacaran al Paraguay.
Es interesante conocer como se resuelve el conflicto a través de una carta que le escribe
Carlos Calvo a Mitre el 24 de Abril de 1865.
"...el altivo Lord Russell -escribe-, después de estar decidido a mandar una escuadra a
bombardear la Asunción; después que pretendía un millón de duros de indemnización
antes de tratar con el Paraguay, no solo le ha reconocido su derecho perfecto,
procediendo como procedió, sino que ha dado por el Art. 2 de la convención de abril, la
satisfacción más espléndida que se conoce en los anales de la diplomacia británica, sobre
el ataque y violación del territorio fluvial argentino por la marina de S. M."
Este hecho y su resolución seria totalmente llamativo si no se conociera el desenlace
final de los hechos, a continuación con una excelente síntesis y clara explicación León
Pomer que merece ser citada.
“Paraguay había triunfado, no tanto por la razón que le asistía sino porque Inglaterra
lo había dispuesto todo para arreglar cuentas con el pequeño Estado sin declararle la
guerra, ni agredirlo ni mostrarle hostilidad alguna. Ciertos hechos surgidos en el Plata
-que más adelante veremos- habían mostrado a lord John Russell que era posible
prescindir de enviar la escuadra. Y que Inglaterra quería propinar una lección al
Paraguay lo dice bien a las claras el asunto Canstatt, problema artificial, inventado
para dar pretextos a una intervención. Esa lección, como es comprensible, versaría
sobre las ventajas del libre cambio y la libre introducción de sujetos y mercancías

14
británicas en la tierra guaraní. Pero Inglaterra la daría por medio de terceros,
escondiendo la mano.” (Pomer;2015:p53)
Estos hechos demuestran que la suerte del Paraguay estaba echada, la insolencia de una
pequeña nación que pretende, ser reconocida en su soberanía económica y política,
poniendo así en riesgo los intereses del imperio y sus representantes cipayos en la región,
sellaban el destino que le esperaba. El Paraguay debía ser destruido.

15
3-Las causas de la guerra. La obstaculización del libre comercio como argumento
principal.
3.1 -La formación de la triple alianza y los vínculos con Inglaterra.
El tratado de la triple alianza se define en junio de 1964 en Puntas del Rosario, republica
oriental. Allí acuden Saraiva representante del imperio del Brasil, Elizalde canciller
argentino, Flores caudillo liberal de la banda oriental y Edward Thornton el embajador
británico. A pesar de la buena predisposición para llegar a un acuerdo entre las partes por
el conflicto entre el imperio del Brasil y la Republica Oriental, Thornton pudo imponer la
planificación que tenia estipulada para la región, la cual respondía mejor a los intereses
británicos.

“Aparece ahora el verdadero autor del drama; el hombre que desde bastidores
empujará la guerra detenida por la gallarda actitud de López y la prudente de Saraiva.
Es el ministro inglés en Buenos Aires, Edward Thornton. Como todos los diplomáticos
ingleses es enemigo del Paraguay, que cierra sus ríos a la libre navegación británica, se
permite tener hornos de fundición, no consume los tejidos de Manchester ni necesita del
capital o del apoyo inglés. A fin de cuentas acaba de humillar al gobierno de la reina en
la malhadada cuestión Canstatt en la que Thornton debió prosternarse en nombre de S.
M. ante el viejo López.” (Rosa;1985:p104)

Treinta años más tarde el representante del imperio del Brasil confirmara los hechos:

“En 1894, Saraiva dirá —para quien quiera leerlo— en la mencionada carta a Nabuco
que la Triple Alianza «no surgió después» de la «agresión» paraguaya a la Argentina en
abril del 65, sino en las Puntas del Rosario en junio del 64. Su carta dice bien claro que
«dichas alianzas [Argentina, Brasil y Flores contra el Paraguay] empezaron el día en
que el ministro argentino y el brasileño conferenciaron con Flores en las Puntas del
Rosario (18 de junio de 1864) y no el día en que Octaviano y yo, como Ministros de
Estado, firmamos el pacto [1 de mayo de 1865].”(Rosa;1985:p102)

Una vez que se realiza el acuerdo solo resta que el imperio avance con sus tropas a sobre
la Republica oriental apoyando al caudillo Venancio Flores, con el argumento de haber
sido perjudicado por el gobierno de Berro. La argentina formalmente había tomado una
posición neutral frente al conflicto pero se conocieron acciones a favor del partido

16
colorado de Venancio Flores y la ayuda al Imperio de Brasil en el bombardeo a
Paysandú.
El escenario estaba armado Francisco Solano López solicita permiso para navegar a
través de los ríos del litoral en defensa del gobierno del partido blanco en la Republica
Oriental del Uruguay. El imperio de Brasil había violado el tratado de no intervención en
el país vecino y ponía en riesgo el equilibrio en la región del Río de la Plata. Al estar
ocupada la banda oriental por el imperio, representaba para el Paraguay el peligro de
perder su salida al atlántico. El gobierno de Mitre le niega el Permiso de navegación a la
flota paraguaya, por tal motivo el Paraguay le declara la guerra a la Argentina. Dicha
notificación nunca es dada a conocer por el gobierno de Mitre. Quedaba claro que, si para
algo tenia habilidad Mitre (no era su pericia militar), era para montar escenas con el fin
de contar su propia historia, esto fue, lo que por mucho tiempo sucedió.
Escribe Don Pastor obligado en el periódico La tribuna el 16 de abril de 1868 en
referencia a una carta que adjudica a Rufino de Elizalde, ministro de Relaciones
Exteriores argentino, “López pisó en la celada, nos llevó los vapores de Corrientes.
Nada de reclamaciones, la bofetada que esperaba Rawson ya está dada, tendremos
guerra. Cambiamos dos cascos viejos por medio Paraguay. El oro del Brasil
derramaráse a raudales en su tránsito por nuestro territorio”. (Pomer;2015:p231)
La misiva hace referencia a los dos vapores que fueron capturados por la armada
Paraguaya en su paso hacia la defensa de la banda oriental. Siendo el pretexto para la
intervención Argentina en el conflicto con Paraguay.
El 1º de mayo de 1865, se firma el tratado de la Triple Alianza, el Imperio de Brasil, la
Republica Oriental del Uruguay y la Republica Argentina, a través de sus representantes,
Francisco Octaviano de Almeida Rosa -integrante del partido liberal brasileño-, Carlos de
Castro -canciller del gobierno de Venancio Flores- y Rufino de Elizalde -canciller del
gobierno de Mitre- con el objetivo de formar una alianza ofensiva y defensiva, en la
guerra promovida por el Gobierno del Paraguay. De las tropas terrestres, el mando en jefe
y dirección de los ejércitos aliados queda a cargo del General Bartolomé Mitre y las
fuerzas marítimas de estarán bajo el mando del Vicealmirante Vizconde de Tamandaré,
comandante en jefe de la escuadra de Su Majestad el Emperador del Brasil.
(SAIJ.GOB.AR)

17
Vale hacer unas aclaraciones sobre el mismo, un dato importante es que el mismo
permanecería secreto debido a sus comprometedoras cláusulas, según el articulo 6, “Los
aliados se comprometen solemnemente, a no deponer las armas sino de común acuerdo, y
hasta que no hayan derrocado la autoridad del actual Gobierno del Paraguay.” En el
artículo 14 establece. “Los aliados exigirán de ese Gobierno el pago de los gastos de la
guerra que se han visto obligados a aceptar…” resulta evidente que el costo de la guerra
quedará a cago de la nación paraguaya, no de su gobierno que será depuesto.
Articulo 16. - Para evitar las discusiones y guerra que traen consigo las cuestiones de
límites, queda establecido que los aliados exigirán del Gobierno del Paraguay que celebre
con los respectivos gobiernos, tratados definitivos de límites”.
Aun así algunas de ellas tampoco se cumplieron: según el articulo 7 “No siendo la guerra
contra el pueblo del Paraguay, sino contra su gobierno…”, en el octavo “Los aliados se
obligan a respetar la independencia, soberanía e integridad territorial de la República del
Paraguay.”, al tratado, se sumo un protocolo que estipulaba para sostener la paz el
desarme del Paraguay distribuyendo las armas en partes iguales entre los aliados, y los
botines de guerra de se pudieran obtener serian repartidos según los ejércitos que hayan
realizado la captura. (Como mas adelante se verá, al saqueo en las viviendas de asunción
lo habrán considerado un botín de guerra).
3.2- La economía y la ideología del invasor. El libre mercado y la construcción del
“Salvaje Guaraní”.
Ante las afirmaciones expuestas queda claro que los principales motivos de la guerra
fueron económicos, pero como se puede sostener a partir de argumentos racionales, la
formación de una alianza de un imperio esclavista, un caudillo que toma el poder a través
de las armas y una republica pretendida liberal que su gobierno se instituía a través del
fraude, con el discurso de la liberación del paraguay de una tiranía. Si la nación
paraguaya era salvaje por seguir a un tirano, como se deberían autodefinir los miembros
de la alianza. Y solo con ese argumento aniquilar al 99% de sus hombres, y dos tercios de
la población total. El fundamento discursivo que emanaba del imperio creaba una
relación causal entre dos conceptos, por un lado el libre comercio como forma de acceder
a la civilización, la asociación entre el desarrollo tecnológico a la evolución del hombre,
que iba a liberarnos de la condena al

18
A partir de que el pueblo comienza a rebelarse y crece el número de desertores, se hace
evidente que se estaba peleando una guerra que no estaba legitimada por la población. Es
una preocupación real del gobierno de Mitre como las montoneras se fortalecen con las
deserciones de muchos de los soldados al ser convocados. El principal motivo de las las
mismas es que los convocados la consideran una guerra que no es justa, ven al Paraguay
como un aliado y no así al Imperio de Brasil. Es una guerra del gobierno porteño. Este
tema lo continuare en el siguiente punto.
“los pretextos serán varios, la mentira será usada y prevalece en nuestros días. Las
causas fundamentales para la destrucción del Paraguay, es bueno resaltar, son
nítidamente económicas. Lo que no impide que surjan otros motivos paralelos que
determinaran la guerra de exterminio de la republica guaraní como: cuestiones de
limites, accidentes políticos y diplomáticos inventados, calumnias manipuladas dentro de
las embajadas y hasta la grotesca cruzada de civilización para “libertar” al Paraguay
de sus tiranos.” Chiavenatto pag 40.
Sarmiento
“Estamos por dudar de que exista el Paraguay. Descendientes de razas guaraníes,
indios salvajes y esclavos que obran por instinto o falta de razón. En ellos, se perpetúa
la barbarie primitiva y colonial... Son unos perros ignorantes... Al frenético, idiota, bruto
y feroz borracho Solano López lo acompañan miles de animales que obedecen y mueren
de miedo. Es providencial que un tirano haya hecho morir a todo ese pueblo guaraní.
Era necesario purgar la tierra de toda esa excrecencia humana, raza perdida de cuyo
contagio hay que librarse”. (Carta Mitre. 1872. Artículo de "El Nacional", 12.12.1877
Habíamos aniquilado —o contribuido a aniquilar— a un pueblo hermano, para
enseñarle las ventajas que en economía política tiene el libre cambio. Hacíamos una
guerra aniquiladora para quitarle lo que ganaba una tejedora de ñanduty, y dárselo a
las hilanderías de Manchester o Birmingham.(Rosa; 1985:p195)

3.3- El contexto rioplatense. La guerra a las montoneras. La traición de Urquiza.

Entre los federales la Guerra al paraguay era mayoritariamente impopular, sentían más
empatia por el país atacado que por el mitrismo y los aliados. Allí también estaba en
riesgo su suerte, a pesar de que el mitrismo intentara presentar la invasión como una

19
causa nacional. A Mitre ya lo conocían en el interior y sabían con quien se enfrentaban.
Algunos federales todavía tenían la esperanza puesta en Urquiza, quien podía ponerse al
frente del ejército del litoral y equilibrar la balanza. Después del bombardeo a Paysandú
confirmo su posición, ya había acordado con Mitre.

López Jordán le escribe a Urquiza:

Usted nos llama para combatir al Paraguay, —le escribe López Jordán—. Nunca,
general; ése es nuestro amigo. Llámenos para pelear a porteños y brasileros. Estamos
prontos. Ésos son nuestros enemigos. Oímos todavía los cañones de Paysandú. Estoy
seguro del verdadero sentimiento del pueblo entrerriano». (Rosa;1985:151)

Aunque fue con la campaña contra Paraguay, muy impopular entre los federales, cuando
cayó el prestigio de Urquiza. Tal vez, en su palacio a principios de año, en los festejos
por el triunfo de la Triple Alianza, con el principal enemigo de los federales y ultimador
del Chacho Peñaloza, el presidente Domingo Sarmiento, lo que convenció a los
insurrectos de que Urquiza era el principal obstáculo para la causa federal. Ese mismo
año una montonera, se cree que enviada por López Jordán, es la que pone fin a la vida de
Urquiza.

20
4-El genocidio a la nación paraguaya, una forma de disciplinar a la región.
4.1- De la guerra al genocidio
En septiembre de 1866, Bartolomé Mitre, general en jefe del ejército aliado, ordena el
ataque a la fortificación paraguaya de Curupaytí, con 9.000 soldados argentinos y 8.000
brasileños, el apoyo de la armada imperial y la cooperación de las fuerzas de Venancio
Flores. De toda la guerra del Paraguay ésta es la primera batalla planeada por Mitre y
también la primera y única dirigida por él. Buscando un triunfo para demostrar su
prestigio militar. Mitre decide tomar Curupaytí, una vez más quedaría expuesta su
incapacidad militar. Los resultados fueron desastrosos, murieron más de 10.000 soldados
aliados y apenas 92 paraguayos (Rosa; 1985:171), los aliados nunca llegaron a acercarse
a la fortificación.
El emperador de Brasil invita a Mitre a retornar a su cargo de presidente, ya que, se
estaban produciendo levantamientos en las provincias del oeste: Las montoneras volvían
a recobrar fuerzas, sumando los desertores de la guerra que consideraban mas justo llevar
como bandera una alianza con Paraguay para combatir a Mitre.

No hay certezas si fue motivada por la derrota o por los levantamientos, quizás hayan
sido ambos, que le llega a Mitre la insinuación de su retiro. El mando quedara a cargo del
duque de Caxias. Más de un año se necesitara para recuperarse de la derrota sufrida en
Curupayti. A la vuelta de Mitre y puesto al frente de un ejercito fortalecido
principalmente por el aporte del Imperio (se calculaba aprox. 50.000 soldados), es
derrotado nuevamente por un avance paraguayo mucho mas reducido en numero (aprox.
8.000 soldados), frente a esta denigrante derrota y a su vez muerto el vicepresidente
Marcos Paz, Mitre esta vez por imposición pasa a retiro definitivamente. De ahora en
adelante la guerra quedara completamente a cargo del Imperio.

El imperio va a proseguir la guerra donde tiene ventaja, esto es, por el Río. Va a forzar el
paso por Curupayti y Humaita. Cercado desde el río, a López se le hace imposible
defender las posiciones y comienza su retroceso hacia el norte.

El avance de Brasil se hace cada vez mas violento, dos naves logran remontar el rio hasta
Asunción y bombardean la ciudad.

21
En esa última etapa de la guerra nacerá la versión del tirano sanguinario Mariscal López,
del cual hará uso la historia liberal del paraguay. Se le han imputado hechos espantosos y
muchas de aquellas anécdotas han sido ciertas. Después de tanto sufrimiento de un
pueblo solo quedaba la dignidad de defender una causa justa, la soberanía del pueblo
paraguayo. Así lo hicieron no solo López sino la mayoría de los que aun podían luchar.

En diciembre las tropas avanzan sobre Lomas Valentinas, la ultima defensa ante
Asunción. Reúne un ejercito de heridos, ancianos y niños, que no tiene ninguna
posibilidad frente al ejercito aliado. Asi lo relata el general Mac Mahon, ministro de los
Estados Unidos presente en el lugar.
«Seis mil heridos, hombres y chiquillos, llegaron a ese campo de batalla el 21 de
diciembre y lucharon como ningún otro pueblo ha luchado jamás por preservar a su país
de la invasión y la conquista. También otros muchos se han fugado de las pocilgas que
utilizaban los invasores como prisión y en cuyas manos habían caído. Y a la faz de todo
esto, hay hombres aún aquí, en los Estados Unidos, que con toda seriedad nos dicen que
los paraguayos hacen todo eso porque su jefe es un bárbaro y un monstruo de cuyas
garras tratan de escapar y cuyo gobierno es un baldón para los tiempos que vivimos, y
que esos benignos civilizadores de las naciones aliadas, con filantropía sin precedentes,
gastan incontables millones para redimirnos de aquel baldón. Al pensar en esas cosas,
tentados nos sentimos, a veces de perder la paciencia por ese insulto al sentido común de
la humanidad»

«El cuartel empezó a llenarse de heridos, pero ninguno se retiró de las líneas, a excepción
de aquellos incapacitados positivamente para seguir la lucha. Niños de tiernos años
llegaban arrastrándose, las piernas deshechas a pedazos o con horribles heridas de balas
en sus cuerpos semidesnudos. No lloraban ni gemían ni imploraban auxilios médicos.
Cuando sentían el contacto de la mano misericordiosa de la muerte, se echaban al suelo
para morir en silencio como habían sufrido»

Aun teniendo la posibilidad de terminar la guerra apresando o dando muerte a López, se


lo deja escapar con unos cien hombres. No están claros los motivos por que el imperio
decide continuar la guerra.

22
López no fue perseguido; solamente intimado a rendirse. Responderá altivamente:
«Defenderé mi patria hasta el último extremo». Esperó la muerte esa noche en Cerro
León, dispuesto a venderla cara, pero ningún aliado vino a cobrarle ese último extremo
exigido por el mariscal. (Rosa, José Maria, Pág. 199)

El 5 de enero de 1869 los vencedores entran en Asunción, aprovechan la ciudad


abandonada y la saquean. Se establece un triunvirato de gobierno, Cirilo Rivarola, Carlos
Lóizaga y José Díaz de Bedoya, inmediatamente reconocido como un gobierno legal por
la alianza triunfante.

En Agosto mediante un decreto el triunvirato establece que Francisco Solano López,


queda fuera de la ley y arrojado para siempre del suelo paraguayo como asesino de su
patria y enemigo del género humano. Se autoriza la cacería brasilera. El comandante
Caixas es reemplazado por el sanguinario Conde D Eu, Gastón María de Orleáns, yerno
del emperador.

El 12 de agosto en Piribebuy, el pueblo paraguayo termina cargando los cañones con


piedras, arena o vidrio porque no tienen balas; las mujeres combaten junto a los hombres
y si no tienen armas, tiran tierra a los ojos del oponente. En otro combate, en Acosta-Ñú,
Bernardino Caballero manda un pelotón de niños disfrazados con barbas postizas para
engañar al enemigo, los tome por mayores y les presente batalla; luego de horas de
resistir el ejército brasilero, que por venganza termina incendiando los campos junto con
los niños. Asesinan los niños y ancianos que quedan, queman archivo histórico y un
hospital con heridos y enfermos dentro.

Es difícil asumir tanta crueldad, se desfiguran los argumentos económicos que


prefiguraban la guerra, y comienzan a cobrar relevancia el exterminio del paraguay como
nación. En una carta el Conde escribe al Emperador

"Cuánto tiempo, cuántos hombres, cuántas vidas y cuántos elementos y recursos


necesitaremos para terminar la guerra, es decir, para convertir en humo y polvo a toda
la población paraguaya, para matar hasta el feto en el vientre de la mujer?”

Es por ello que se puede hablar de genocidio, el paraguay no era solamente un obstáculo
económico sino un pueblo que representaba la dignidad de hacer valer su soberanía, sin

23
doblegarse al capital extranjero, con el orgullo de conformar la identidad guaraní. Por
ello también la preocupación del imperio ingles y de la oligarquía servil en la región, en
borrar las huellas del Paraguay de la historia, que no quede un rastro de la posibilidad de
vivir en una nación que tenga un proyecto colectivo donde toda la población este incluida
y no dependa de un minoría ilustrada que postule los criterios de “civilización” y se
adjudique la tarea de difundir dichos criterios.

El pueblo, o lo que queda del pueblo paraguayo, sigue a López porque personifica a la
patria en esa residenta heroica.[7] Está dispuesto a morir con él. No es por la voluntad
del mariscal que ocurre esa trágica caravana más allá de las cordilleras; no una vez,
sino muchas, López ha pedido a las mujeres y niños paraguayos que se queden en sus
casas. Como no le obedecen, lo ordena. Es inútil. En las iglesias de los pueblos donde
pasaba la diezmada comitiva, los sacerdotes repiten desde el púlpito los pedidos de
López. En Villa Curuguaty por última vez, se transmite la orden a la población civil de
no seguir «al ejército». Nadie quiso separarse de esa caravana de agonizantes, como la
llama Bray. «Todos anhelan compartir la suerte del ejército y llegar hasta donde llegue
el mariscal —dice este escritor paraguayo—. Mientras su voz siga tronando por montes
y laderas, la patria existe, y en pie queda la obligación de luchar por ella». (Rosa; 1985:
204)

4.2-Los resultados del genocidio y su repercusión en el continente.


La consecuencia mas grave de la guerra fue el Paraguay la masacre de su población, y el
daño a los que la sobrevivieron. Hay una enorme diferencia en los datos entre diferentes
autores basados en dos diferentes censos preguerra uno realizado en 1846 y otro dato que
incluye el historiador belga Du Gratti en su libro La Republica del Paraguay que incluye
un cesno de 1857, tomando uno u otro dato los porcentajes de la población total se reduce
a un 50% en los datos mas reducidos y hasta un 70% si contamos con este ultimo censo.
Habría que diferenciar también entre las muertes que fueron directamente por manos de
los aliados, de las indirectas, por desnutrición o enfermedades.
Sea de una forma u otra, y mas allá, de la desigualdad en la fuerzas aliadas de tres países
que atacaban a uno cuya capacidad de defensa era mucho menor, del contenido de las
cartas de los altos mandos de la triple alianza que también serian una prueba de ello, la

24
cantidad de población aniquilada, indica que hubo exterminio sistemático y deliberado de
la nación paraguaya que seria mas adecuado encuadrar dentro del concepto de genocidio.
Al finalizar la guerra con la captura y el asesinato de Francisco Solano López en Cerro
Corá el 1 de marzo de 1870, si se entiende por final el ultimo combate, va a dar inicio a
una ocupación por parte del Imperio de brasil hasta 1876 donde se firma el tratado
Irigoyen-Machain el 22 de junio, y los Brasileños desocupan Asunción.
El asesinato del Mariscal López provoco la solidaridad de otros países de la región que
también consideraron una injusticia y un atropello a la hermandad latinoamericana lo que
habían realizado con el Paraguay, cita José Maria Rosa un decreto del Congreso de
Colombia en 1870.
«Art. 1.º: El Congreso de Colombia admira la resistencia patriótica y heroica opuesta
por el pueblo de Paraguay a los aliados que combinaron sus fuerzas y recursos
poderosos para avasallar a esa república, débil por el número de sus ciudadanos y por
la extensión de sus elementos materiales, pero tan respetable por el vigor de su
sentimiento y acción, que todo lo que hay de noble en el mundo contempla su grandeza,
lamenta su desgracia y le ofrenda vivas simpatías.

«Art. 2.º: El Congreso de Colombia participa del dolor de los paraguayos amigos de su
patria por la muerte del mariscal Francisco Solano López, cuyo valor y perseverancia
indomables, puestos al servicio de la independencia del Paraguay, le han dado lugar
distinguido entre los héroes, y hacen su memoria digna de ser recomendada a las
generaciones futuras». (Rosa;1985:p213)

Mientras tanto los países miembros de la triple alianza habían hipotecado su economía,.
El gran acreedor de las deudas contraídas era el imperio británico.

En este periodo comienzan una serie de conflictos por la definición de los limites en el
territorio, una tensión entre el Imperio de Brasil y Argentina con riesgo real de entrar en
una guerra entre lo dos países, donde el primero va a tener la ventaja al contar con un
ejercito de ocupación y la supervisión del gobierno de turno. Al intentar alejarse de las
sugerencias que comunicaba el imperio corría riesgo la vida de presidente de turno. Tal
es así, que dos de ellos, Rivarola y Gill, fueron asesinados luego de intentar llegar a algún
acuerdo por la cuestión limítrofe con los enviados de Argentina. Es interesante el análisis

25
que hace Pomer sobre las tierras, que más allá de la cuestión limítrofe y de la disputa
sobre la correspondiente soberanía. La cuestión fundamental estuvo en la propiedad de
las mismas, si antes de la guerra un 83% de las mismas, estaban en manos del Estado, al
poco tiempo de finalizada en 1870, 25 millones de hectáreas serán vendidas, regaladas
dilapidadas pasando a manos privadas. (Pomer; 2015:p246)
Por ultimo, otro hecho para tener en cuenta, fue el ensañamiento que hubo con el
progreso material y tecnológico alcanzado por Paraguay, pueden mencionarse la
incineración de muchos de sus archivos históricos y documentación, y el caso
paradigmático fue la destrucción de la fundición de Ibicuy que fue destruido en una
primera oportunidad, no contento con ello, al quedar maquinas todavía utilizables, se
desarmaron, se prendió fuego a las fabricas y al estar ubicadas en un valle, se desvió un
curso de agua y se lo inundo. Era necesario borrar toda huella del progreso de los
“salvajes” y dejar en claro hasta que extremos podía llegar la cultura “civilizadora”.

4.3-El revisionismo, una nueva historia para la emancipación.

Si bien entre los contemporáneos a la guerra, se pueden hallar importantes figuras


políticas con críticas certeras sobre la intervención en el Paraguay. Se destacan entre ellos
Guido Spano, Juan Bautista Alberdi desde Francia, José Hernández cuyo hermano estuvo
bajo el bombardeo a Paysandú, Felipe Varela y López Jordán en Entre Ríos.
Es necesario revalorizar la historia Latinoamericana desde una perspectiva nacional y
popular, que reivindique los autores que fueron silenciados por la versión oficial. Es
importante reconocer la cantidad de pensadores que han reflexionado sobre esta temática,
que resulta tan actual al día de hoy, quizás con otros conceptos y complejidades, pero no
tan lejanos. Por ello traer al presente la crudeza de este conflicto, poder ponerle nombre a
lo sucedido, se cometió un genocidio contra el pueblo paraguayo, el trabajo de identificar
verdaderas causas y los actores responsables, que siguen siendo nombrados como
próceres de la nación, puede ayudar a fortalecer nuestra identidad latinoamericana y ver
con claridad hasta donde un interés económico y una ideología difundida, que no son
propias ya que responden a intereses extranjeros pueden influir y dejar una huella, una
herida abierta en la historia de los pueblos.

26
Para tomar un ejemplo que me pareció ilustrativo, en un editorial de La Nación, el
tataranieto de Bartolomé Mitre, fundador del periódico sostiene en 2007 el mismo
discurso que sostenía su antepasado 140 años atrás para manifestar su molestia con la ex
presidenta Cristina Kirchner por ponerle nombre a una unidad del ejercito “Mariscal
Francisco Solano López”. Hoy más que nunca la batalla por la emancipación
latinoamericana tiene a la cultura como un eje central. Tuvimos y tenemos excelentes
intelectuales y políticos que estudiaron el tema, la tarea para nosotros seria investigar a
partir de trabajos realizados, traerlos al presente y difundirlos. Que necesariamente se
hagan visibles, que se revelen las huellas de la barbarie liberal.

“En nombre de la democracia, habéis atentado contra ella, pretendiendo imponer a otro
pueblo nuestros principios, aunque ellos hablasen en nombre de los beneficios de una
civilización que se anuncia con la muerte y la destrucción; en nombre de la
independencia habéis conspirado contra la independencia de un pueblo... Decir que
hemos ido a regenerar al Paraguay es decir que nos hemos despojado de la justicia y del
derecho para cometer un atentado sin nombre... En presencia de los hechos que se han ido
produciendo desde hace cuatro años, cómo se atreven todavía a sostener que el pueblo
paraguayo es susceptible de ser regenerado si por regeneración se entiende aceptar
dócilmente la dominación extranjera? Cómo puede llamarse guerra de regeneración para
el Paraguay la que estamos sus-tentando arrebatando palmo a palmo el territorio y
pasando adelante sólo sobre los cadáveres de sus defensores”
José Hernández, en El Río de la Plata, agosto de 1869
(Galasso; 2012)

27
Bibliografía:
-Chiavenato, Julio José – Genocidio Americano. La guerra del Paraguay. Carlos
Schauman Editor, Asunción, 1984.
-Du Gratti; Alfred Marbais; La Republica del Paraguay, Bezanson Imprenta de José
Jaqcuin, 1862. Trad. Carlos Calvo.
-Pomer, León. La Guerra del Paraguay. Estado, política y negocios, Ediciones Colihue,
Buenos Aires, 2015.
-Rosa, José María; La Guerra del Paraguay y las Montoneras Argentinas, Hyspamérica
Ediciones, Buenos Aires, 1985
-Chaves, Julio Cesar. El supremo dictador: biografía de José Gaspar de Francia
-White, Richard Alan. La primera Revolución Popular en América. Paraguay 1810-1840.
Buenos Aires, Punto de Encuentro, 1989.
- SAIJ.GOB.AR - http://www.saij.gob.ar/127-nacional-tratado-triple-alianza-lnt0002527-
1865-05-24/123456789-0abc-defg-g72-52000tcanyel
- Galazo Norberto e Ibáñez German; Galasso: La guerra de la Triple Infamia; 2012,
http://www.agenciapacourondo.com.ar/especiales/galasso-la-guerra-de-la-triple-infamia

28